Este es un one-shot de un reto que jamás terminé.

:-:-:-:-:-:-:-:-:-:-:-:-:-:-:-:-:

Cuando tu grupo de amigos tiene mucha variedad, incluso una simple salida puede volverse toda una travesía. Un ejemplo es el que les voy a contar a continuación.

Era un día como cualquier otro en la pequeña ciudad de Berk cuando un grupo de amigos bastante reconocido iba de camino al cine para ver una película que dos de ellos habían estado esperando durante mucho tiempo, para evitar spoilers que para este punto no son tan importantes, no haremos mención de la película ni la trama; después de todo, lo que importa es nuestro grupo de amigos favoritos. Este grupo era conformado por Hiccup Haddock, Snotlout Jorgenson, Astrid Hofferson, Fishlegs Ingerman y los gemelos Thorston, Ruffnut y Tuffnut. Eran un grupo bastante peculiar, puesto que sus personalidades eran muy diferentes y tendian mucho a chocar entre ellos.

Por petición de los gemelos estaban viendo una película de acción para todos los estuvieran al borde de los asientos, todo normal hasta ese momento, excepto cuando llegó la hora de entrar en acción.

1.- Comprar dulces

En particular, todos sabían que iban a pedir desde mucho antes pero exactamente ese día Snotlout específicamente quería hacer un cambio.

–Por última vez, no puedes cambiar conmigo tu combo solo para compartir con Astrid.

–Oh vamos, todos sabemos que ella no puede estar lejos de mí.

Astrid fingió vomitar en su boca.

–Repite eso hasta que te lo creas.

–Cállate cara de pez.

–La fila se está alargando– avisó a Tuffnut viendo a todas las personas que hace un segundo no estaban ahí.

–Sólo compren lo de siempre, no hay discusión.

Snotlout bufó, pero comenzó a "consolar" a cierta rubia diciendo que igual podría sentarse juntos, a lo que ella sólo rodó los ojos y camino más cerca de Hipo, después de todo el pelirrojo era su novio.

2.- Los lugares

Después de una exhaustiva discusión acerca de porqué Snotlout no se podría sentar en medio ni de la pareja ni de los gemelos, si no podía con una rubia tenía que poder con la otra ¿no?, terminaron sentados en la última fila en este orden: Hiccup en la orilla, Astrid, Fishlegs, Snotlout, Ruffnut y Tuffnut. Por lo menos eso no fue tan mal, pero ojo, lo importante aquí ahora es el tipo de personas que hay en la sala de cine.

El que no se calla

Tuffnut miró la película con gesto aburrido, era peor de lo que esperaba, miró a su hermana esperando verla dormida pero ella intentaba sacar su celular del pequeño morral que tenía.

–Hermana ...– dijo y al segundo hubo múltiples "shh".

-¿Qué?

–Esto es aburrido.

–Y que lo digas.

–¿Planeamos una broma para alguno de estos tontos?

–¡Seguro hermano!

La gente a su alrededor los comenzó a mirar mal pero eran ignorados por el par de gemelos que solo analizaban quién podría ser una posible víctima en esos momentos.

El que se duerme

Aburrido era la única palabra con la que Fishlegs podría describir ese día. Pasó casi toda la noche en vela queriendo terminar un libro en el que estaba atrapado y ahora estaba en el cine en una película que ni los mismos organizadores estaban viendo. ¡Por los Dioses! Él estaba seguro que su cama y su almohada contaban un cuento más entretenido que la trama de la película.

Su cama, de un colchón terriblemente cómodo cubierta con las sábanas más suaves que hayas sentido jamás, su almohada del tamaño ideal para su cabeza y para ser apretujada cuando extrañaba a su cachorra, ¡oh! y sin olvidar sus calientes cobijas con las que se cubría en las noches más frías de Berk para poder dormir.

Dormir Un sueño no le haría daño a nadie, ¿verdad?, todos estaban distraídos y él no roncaba, ni notarían la diferencia cuando cerrara los ojos lentamente para sumirse en la oscuridad.

La parejita

Astrid estaba jodidamente aburrida, ni siquiera sabe porque dejó que los gemelos decidieran la película, claro que amaba la acción pero esto era tan extraño que hasta que daba sueño, pregúntenle a Fishlegs sino.

Suspiró y miró a Hiccup, él tampoco parecía muy entretenido en la película, ella no era ni de chiste del tipo cursi pero no le importaba que hubiera gente alrededor si quería besar a su novio. Le importaba la opinión de Hiccup, no la de los demás, y él nunca se quejaba de esos arreglos de cariño que le daba.

Con cuidado, tomó la bebida del portavasos y lo movió de lugar, levantó dicho objeto y se acercó a Hipo, el cual automáticamente la rodeó con un brazo y le dio un beso en el frente. Astrid sonrió ante el comportamiento del chico por lo que se estiró y le dió un pico en su mejilla, lo que hizo sonreír a Hiccup y que se ganara un pico en los labios de su parte y luego otro, y otro, y otro ...

Ambos se miraron en silencio sin saber qué decir pero no tomó importancia cuando el pelirrojo se inclinó y atrapó el labio inferior de la chica entre los propios, cosa que Astrid disfrutó, y comenzaron un lento baile con sus labios. Ojo, ellos siempre mantenían sus sesiones de besos para alguna de sus habitaciones pero ya tenían 18 años y mucho tiempo sin estar así, aparentemente nadie podía culparlos de querer ser cariñosos en un lugar público, ¿verdad?.

Que ventaja que estuvieran en los asientos del fondo.

El que si disfruta la película.

Benditos serían los gemelos.

La mejor película que había visto en toda su vida, la acción, la trama, los personajes, las explosiones, TODO. Snotlout ni siquiera sabía porque en un principio no estaba interesado en verla, hasta ya tenía un personaje favorito y todo. ¿Tendría una secuela? Eso esperaba porque una joya como esa no podría quedar en una sola película.

Sus pensamientos se vieron interrumpidos al ver que los gemelos se habían levantado e iban con sus palomitas y algo verde y viscoso en dirección con una pareja que estaba unas filas adelante.

–Mira eso Fishlegs, estos idiotas van a ...– un leve ronquido lo hizo ver a su amigo que dormía plácidamente sin ningún problema por el ruido.

Snotlout se estiró un poco para ver por encima del rubio.

–¿Pueden creer que este se ...? ¡Tienen que estar bromeando!

–¿Qué?— preguntó la pareja algo aturdida al verse interrumpidos y Snotlout les dió una mueca de asco.

¡Y con qué razón! Astrid estaba a horcadas de su primo, ambos con la cara roja, respirando pesado y con las manos en las mejillas, en el caso de Astrid, y espalda, en el caso de Hiccup (Snotlout alzó una ceja al notario que una de las manos del pelirrojo en realidad estaba en el trasero de Astrid), del otro.

–Es un cine, por los Dioses se supone que ustedes son los decentes.

La pareja se miró unos segundos sin saber que decir y Snotlout puso los ojos en blanco.

–¿Saben qué? No importa, hagan lo que quieran, no es mi problema, me largo.

Dicho y hecho, el pelinegro tomó sus cosas y se fue en dirección a la salida dejando atrás unos gemelos que ni se callaban ni dejaban en paz a una pareja, un holgazán que no sabía de las buenas películas y a un par de exhibicionistas que ya no conocían las palabras "público" y "privado". Ya tendría la oportunidad de ver la película solo, por ahora se conformó con decirle al encargado que había unos revoltosos, alguien tomando la siesta y dos adolescentes más calientes que una estufa en la sala 3.

Sí, ahora puede recordar porqué iba solo al cine o con una conquista de un día

:-:-:-:-:-:-:-:-:-:-:-:-:-:-:-:-:

Espero que les haya gustado, no olviden dejar un review y añadir a sus favoritos.

Hasta la próxima.