Amor o legado

Capitulo 2 "primer día y verdades"

Al llegar al aula, como era costumbre para Rin, lo regañaría el profesor por llegar tarde, pero al explicarse Rin que era nuevo en la ciudad y en la escuela estuvo pidiendo indicaciones para llegar y al saber esto el profesor, le pidió que ya no volviera a pasar esto, adicionado solicitó que permaneciera afuera solo un momento y que al hacer la señal entrara al salón.

Rin acepto para esperar tranquilo y diciéndose a sí mismo.

Qué bueno que se la creyó, y debo agradecerle a Mephisto por el mapa para llegar a la nueva escuela desde los departamentos. solo lamento que no dejen traer animales aquí, estoy seguro que a Kuro le encantaría pasear por la escuela.

Muy bien chicas y chicos, hoy habrá un nuevo alumno, fue transferido desde la ciudad academia Vera Cruz, por favor adelante. Le hace a Rin la seña de que entre

Mucho gusto, mi nombre es Rin Okumura, fui transferido aquí por ser el mejor en mi escuela. Alardea mintiendo un poco para impresionar a las chicas, lo cual logra, pero no por eso.

Kyaaa...es muy kawaii, tiene lindas orejas de elfo. Fueron los gritos de casi todas las chicas excepto por dos, la primera era una bella chica de 17 años que poseía una figura casi divina de grandes pechos y cintura acentuada, cabello negro que llegaba a sus glúteos, atado en coleta con una cinta naranja y unos ojos violetas que mostraban inocencia y perversión.

La otra chica al verlo quedó sorprendida no por su belleza ni por sus orejas y grito atónita al ver de quien se trataba y tras dejarlo decir su presentación.

RIIIN, ERES TÚ. Dijo una belleza pelirroja que al verla Rin también se impresiono pero estese quedó mudo al ver la mirada de muerte que le daban sus compañeros.

El profesor interrumpió el momento solicitándole a Rin que se sentará para disgusto de los hombres en la butaca que estaba justo entre Rias y la pelinegra de nombre aún desconocido. Así daría comienzo la nueva vida estudiantil de Rin y tras un largo rato que para Rin fue una eternidad, se escucharía el timbre del receso

Ara ara, quien diría que buchou conociera a tan lindo chico, verdad que luego me lo prestaras. Comenta la pelinegra con voz pícara.

Akeno...qué cosas dices, no es como que me perteneciera. Responde Rias sonrojada. Esto no paso desapercibido para Rin quien no sabía cómo actuar y lo único que se le ocurrió fue tomar su bento para sacar su almuerzo que fue preparado por Ukobach y todos sin excepción alguna e quedaron maravillados del aroma que salía del almuerzo de Rin, y este lo empezó a comer pero se detuvo en seco, solo para levantarse, dejar su almuerzo apenas tocado, ver una nota caer de la tapa del bento para posteriormente agarrarla, tomar su espada y su celular, salió del salón y abrió la nota

"Esperamos te guste, entre Ukobach y yo lo cocinamos, gracias a Mephisto, Ukobach aprendió una habilidad que es imitar sazón, creímos que te gustaría probar el sazón de tu mamá a pesar que nunca la conociste. FELIZ DÍA 1 EN LA ESCUELA.

Kuro y Ukobach"

Rin lloraría y con su celular mandaría a Yukio un mensaje diciéndole que cuando pueda venga a visitarlo, que quiere que pruebe algo nuevo. Al término de esto volvió al salón aún llorando y retomando el almuerzo, sin dejar de llorar en cada bocado, Rias y Akeno verían esto intrigadas y al terminar el almuerzo y el segundo periodo, Rias se le acercó a Rin.

Oye Rin, puedo hablar contigo. Preguntaría Rias dulcemente generando envidia sobre Rin de parte de los demás compañeros.

Ah...cla...claro, de por sí, eres a la única que conozco, me sentiría solo si no. Responde Rin algo triste y con un par de lagrimas en su rostro y Rias se las quitaría

Vamos a mi club. Dice Rias amable y Rin acepta, en el camino a diferencia de Rin, Rias siente un poder único en Rin, y al llegar al club le invita a pasar.

Luego de sentarse y ponerse a platicar un poco llega una pregunta que dejaría en shock a Rin.

Dime rin, porque siempre cargas esa espada, en los departamentos no hay robos, así que la puedes dejar allí. Comenta Rias sin esperarse la respuesta con tono agresivo de parte de Rin.

En serio...este es el único recuerdo del viejo, si quieres que me aleje de esto entonces te cortare las manos. Dijo Rin molesto y apunto de desenvainar su espada pero recordando lo que pensaban de él se detuvo y se acerco a la puerta para retirarse.

rin, espera...no era mi intención, es que en la escuela está prohibido portar armas...te meterás en problemas. Comento Rias para que entendiera.

Cuando pierdas a quien te crío como suyo sin serlo y sin poder hacer nada para impedir que muriera frente a ti, dejándote su posesión más valiosa para que la uses como es debido, hablaremos. Responde fríamente Rin saliendo del club y dejando a una triste Rias, sin embargo se da cuenta que Rin dejo caer algo y se impacta al ver que era una licencia de exorcismo, decide guardarla y no decir nada para saber qué hacer. Su clan llega y hacen todo como si nada.

Tras haber pasado ya una semana Rin se empieza a adaptar a su nueva vida en Kuoh y gracias a Kuro y Ukobach ya no llegaba tarde y hasta podía hacer almuerzos para el mismo con raciones extra para compartir con los demás que al probar una vez la comida de Rin en la clase de cocina todos querían probar ese sazón único, incluso Rias y Akeno hacían fila para comer lo que preparaba Rin.

En eso Rin se encontró con un chico de pelo castaño al comprar comida, este chico se presenta como Hyudou Issei, al poco tiempo se hicieron amigos, este le empezó a enseñar a Issei como cocinar pero un día en una de sus lecciones a ya 3 semanas de la llegada de Rin a Kuoh, se topan con una chica de otra escuela y dice que quiere hablar con Issei a solas.

Luego de un rato se declara a Issei y se presenta con el nombre de Yuuma, a Rin le brillan los ojos de la chica tan bonita que consiguió Issei, al pasar los días Issei la presumió con sus pervertidos amigos y a la semana se definió la fecha de su primera cita.

A solo un día de la cita Rin e Issei deciden comprar ropa para Issei pero la suerte traería otros planes ya que un camión se descarrilaría e impactaría con ambos, pero por azares del destino Rin cayó hacia atrás y quedó inconsciente pero Issei por otra parte no logro librarse del impacto de lleno del camión muriendo al momento junto con el conductor y 5 pasajeros.

Luego de ese incidente 3 días para ser exactos y ya pasando el velorio del castaño alguien vuelve a hablarle a Rin por esperarle a salir juntos de los departamentos, y esa era Rias.

Hola rin, tiempo sin conversar como amigos, espero te encuentres bien, mi pésame por la muerte de issei, se que eran amigos. Dice Rias tratando de consolar a su amigo pero este la ignora y decide jugar una carta arriesgada, que era la única que a estas alturas podía jugar.

Se tu secreto rin...y si quieres que siga así entonces deberás acompañarme a clases y estar conmigo el día completo. Dijo Rias con voz autoritaria y sonrisa victoriosa dejando a un Rin sin habla y este solo asintió para seguir a Rias pero alguien los detuvo con un zarpazo.

Kuro quien había llevado el almuerzo de Rin porque lo había dejado escucho todo y dando un salto que dejaría el almuerzo de Rin sobre su cabeza y saltando hacia Rias para darle un zarpazo que daría de lleno en su brazo ya que alcanzó a verlo y cubrirse, luego Kuro bufó corriendo a la pierna derecha de Rias mordiéndola sacando sangre de esta y Rin saliendo de su shock guarda el almuerzo en su mochila y decide ayudar a Kuro empujando a Rias sacándola de los departamentos y alejándola unas cuadras para llegar a un callejón y este lanzar de nuevo a Kuro contra Rias pero esta lo golpea y deja en el suelo y empieza a correr pero Rin habla.

No sé como lo descubriste o porque te interesa saberlo, pero lastimaste a Kuro y eso no lo perdono a nadie, te hare pagar. Furioso Rin plena luz de día desenvaina su espada y una columna de fuego azul se alza para desvanecerse rápido y dejar ver a Rin cubierto por ellas sin quemarlo y de igual manera su espada, además de su cola.

Esas llamas...imposible...Rin, que eres...que te pasó. Dice Rias atónita al ver el nuevo aspecto de Rin.

Eh...este es mi secreto, soy el hijo de Satán, no veo porque te sorprendes, listo Kuro, ataquemos juntos. Dice Rin extrañado pero dejándolo de lado y pidiéndole a Kuro ayuda quien se levanta y con una sonrisa pasa a su forma demoniaca, 10 veces más grande que antes, sus ojos amarillos eran bordeados de color negro, ahora poseía dos colas y el pelaje dorado en su cabeza creció como si de cuernos se tratara y ambos arremeten contra Rias pero esta habla

Me refería a que eres un exorcista, cuando fuiste a mi club se Te cayó la credencial que indica que eres un exorcista...jeje...nunca imaginé que fueras el hijo de SATÁN. Dice Rias asustada ya que no sabía si podría ganarle a ambos pero estos se caen al suelo estilo anime y Kuro recupera su forma normal.

Rin, como que perdiste tu credencial, creí que ya no eras tan descuidado. Dice Kuro molesto y Rias lo escucha, más bien o difícil para ella era ignorar su tono tierno de voz.

Que fácil te zafas, también tienes culpa, que no revisabas mi mochila para evitar que me traiga algo de más u olvide algo. Replica Rin provocando que Rias se ría.

Hahahaha...yo ya sabía que ambos eran demonios, les explico en mi departamento, a cambio, quiero que Rin me cocine algo solo a mi...sin la ayuda de Ukobach.

Ambos se quedan impactados y sin poder decir algo siguen a la pelirroja a su departamento faltando ambos a la escuela y esa explicando que desde que llego se dio cuenta de que era semi demonio y que cuando lo conoció se dio cuenta de Kuro que la veía como si fuera de "esta no es para Rin" y cuando dijo "le diré a Rin de Rias cuando se ubique bien en la ciudad" me derretí por el tono tan tierno que tiene. Pasados un rato incomodo para Rin y Kuro, Rias toma a Kuro y lo acaricia un poco para mimarlo un poco y habla.

Rin...porque dices ser hijo de Satán, el murió en la gran guerra hace años, y antes de que preguntes...soy un demonio, y una pregunta más, si eres como dices el hijo de Satán, como es que eres un exorcista, deberías de haber muerto en tus clases no. Dice Rias curiosa e intrigada.

Eso es porque Rin es muy fuerte, justo como Shiro o inclusive más. Dice Kuro orgulloso de Rin mientras este prepara la cocina para preparar la comida de Rias.

En ese momento a Rias le entra un escalofrió ya que conocía ese nombre a la perfección, de los libros de historia demoniacos en la secundaria, el gran exorcista japonés Shiro Okumura. Rias apenas se podía creer que fuera hijo de tal señor, luego recordó lo que dijo y que lo crio sin ser de él entiende.

Rin, perdón por todo lo que dije antes, podrías perdonarme. Dice Rias poniéndose de rodillas ya que había comprendido el dolor de Rin cuando ella le pidió separarse de esa espada.

Está bien, te perdono...extrañaba estar contigo de todos modos, bueno...quiero superar al viejo y a mi hermano...por cierto debo hacerte una pregunta muy importante. Dice Rin poniendo un rostro serio que incluso Kuro se asustó al punto de ocultarse atrás de las piernas de Rias.

Qué ocurre Rin. Dice Rias asustada y poniéndose a la defensiva y recordando los relatos del viejo Satán sobre las llamas azules y las técnicas descritas en los libros de historia del humano Shiro.

Porque tienes tanta comida chatarra, mira esto ramen instantáneo, papas fritas, incluso fruta frita, nada útil para cocinar, ah pero eso si un libro de recetas pero sin ingredientes...Kuro, llama a Ukobach, ustedes dos acompañaran a Ukobach a comprar a comprar los víveres...y necesito que traigan esto específicamente con todo y medidas, un error y no comerá ninguno de los dos. Dice Rin de manera autoritaria y con un aura que impone miedo y respeto haciendo que Rias y Kuro casi se hagan del miedo tomando la lista de Rin y llamando a Ukobach para que los acompañe.

Fin capitulo 2