Flippy.

Ma'Mas Fuerte Flippy por favor... - El Oso de fuerte carácter escucho eso con una sonrisa egocéntrica, casi deforme debido al placer que sentía el escuchar eso proviniendo del pequeño erizo que en esos momentos estaba bajo su cuerpo, tenia sus manos alrededor de su cuello apretando fuerte sintiendo satisfacción al ver sus ojos vidriosos y soltando lagrimas por la asfixia que le estaba propinando, sentía su miembro palpitar deseoso de penetrarla una y otra vez sin cansancio donde el placer de la fémina bajo su poder era importante pero no mas que el del, quito ambas manos del cuello de la hembra y con ellas abrió de forma brusca sus piernas llevando ambas por encima de su hombro dejando estas reposando en ese lugar.

La escucho gritar un tanto asustada y eso le lleno su ego, mantener ese pequeño cuerpo del erizo le hacia sentir grande, imponente con un placer que le llenaba el corazón y ya no solo un deseo fugaz de querer descargar su semilla dentro de una hembra cualquiera, si no de esa pequeña dama que le miraba con ojos de suplica para que le entregara solo mas dolor, mas dolor que para ella era placer, un placer que solo podía entregarle el.

Pídelo Flaky... - Ya había llevado esas piernas regordetas sobre sus hombros así que eso le dio pase a que sus manos estuvieran libres así que llevo ambas manos dentro de sus muslos enterrando sus afiladas uñas en esos suaves pliegues de piel, Flaky era una hembra algo regordeta pero eso no le impedía ser una de las hembras con mejores curvas dentro de ese infierno de ciudad, escucho a la erizo suspirar y soltar un sonoro gemido que para sus oídos fue como escuchar una canción desde el mismo infierno de la perdición que lo invitaba a perderse una y otra vez en aquel inhibido placer que le ofrecía.

Coloco la punta de su miembro entre aquellos pliegues de piel y solo dejo entrar la punta dentro de la feminidad de la hembra, el lloro un poco al sentir que el pedazo de miembro mas sensible era bien recibido por aquella zona de su hembra que palpitaba y le apretaba la punta de una forma magnifica, una forma casi angelical, una forma angelical pero pecaminosa.

- Házmelo muy fuerte Flippy, desquitate conmigo...

Tic Tac, Tic Tac...RIIIIIIING

Despertó.

... - Se sentó abruptamente en aquella cama que le rodeaba sus antiguas cosas de soldado, miro hacia todos lados buscando alguna señal del erizo con el que estaba soñando. Nada, levanto aquellas sabanas y frazadas para ver su bóxer con un pequeño bulto mas que levantado y con ganas de ser atendido debido al sueño que nuevamente había tenido, volteo su mirar a ese reloj que seguía sonando una y otra vez para tomar este y lanzarlo contra la pared de forma violenta y nada agraciada, sus ojos estaban un poco dorados pero no lo suficiente como para perder el control de su conciencia y dejarse llevar por el deseo que dominaba su interior en esos momentos, Flippy se negaba el sentir algo por Flaky, era algo imposible para el, Flaky era solamente una ex amiga el cual el había apreciado mucho pero el estaba enamorado ahora de Giggles y nadie mas, una de las hembras mas hermosas de toda esa ciudad infernal, de su sonrisa, de su rostro bello, de su delgado y estilizado cuerpo, de su feminidad...de sus púas que el buscaba que lo lastimaran de forma intencional, de esa forma en la que lloraba cada vez que se perdía o su rostro que demostraba temor cada que estaban solos, de esa pasividad que demostraba que ella seria totalmente sumisa si alguien la sometía - Dios no...

Removió su cabeza de un lado a otro, ¿De verdad sus pensamientos se habían ido en pensar nuevamente en Flaky? Flaky para el ya no era nada mas que historia antigua de una amiga que dijo que estaría con el en las buenas y en las malas, una que había prometido que aun si salia con Giggles ellos se juntarían como los buenos amigos que eran pero no fue así, cada vez que el quería verla o salir nuevamente con ella para contarle como iban sus cosas con Giggles ella rehuía, decía que tenia que trabajar o alguna otra que hacer, esas excusas terminaron haciendo que el la odiara un poco pues le era mas fácil recibir un "Es que ya no quiero ser tu amiga..." que esas excusas baratas que ella le daba cada vez mas, suspiro.

Quizás algo esta mal conmigo - Desvió su mirar rezongando y meditando el porque regañándose internamente el porque Flaky se había alejado nuevamente de el, quizás le había echo algo y el no sabia, quizás Fliqpy le hizo algo... - ¡No! - Grito con su mirar asustada y con sus ojos ya completamente negros, de forma normal, se levanto de aquella cama para ir a lavar su rostro y consumir un puñado de aquellas pastillas que le hacían dormir y estar normal.

Cada día tenia que consumir mas de lo usual para no perder el control frente a Giggles y nada de lo que pasara a su alrededor le empujara a matarla porque eso haría que ella se alejara del, le costo mucho llamar la atención de Giggles nuevamente y no quería arruinarlo nuevamente por culpa de ese monstruo que habitaba dentro del el que le decía una y otra vez que era un estúpido que cometía un error.

"Nuevamente estaba en el sueño ¿No?" - Escucho una voz viniendo dentro de su cabeza.

- E'Eso no te importa...

- "Claro que si importa, Flippy ¿Porque no aceptar y solo tomar lo que nos pertenece por derecho?"

- Cállate, ella no es un objeto

- "Es un objeto de deseo para ambos, idiota. Su rostro regordete listo para enterrar uñas en el, esos mulos y porque no mencionar ese traser-..."

- ¡Callate, Flaky es una hembra muy vergonzosa, ella jamas podría hacer algo como eso!

- "Pero podemos obligarla ¿No?" - Sonrió ante eso

Se miro asustado a si mismo en el espejo ¿Había sonreído por un momento? su palpitación se volvió errática y transpiro un poco, desvió su mirar y se alejo de aquel espejo caminando a su cuarto y colocando sus ropajes sobre su cuerpo, ver a Giggles le haría bien en esos momentos - Si - Sonrió con sus ojos algo dorados pero volviendo rápidamente a un color negro opaco que lo caracterizaban por ser apagados, casi sin alma.

Tomo aquella boina y la acomodo sobre su cabeza, se miro la ropa que estaba en perfecto estado, Flippy era un militar retirado pero fue explicitamente porque tuvo algunos malestares en la guerra que le impidieron seguir en servicio luego de una masacre donde literalmente aniquilo a todo su pelotón y al mismo general de guerra del país contrario quedo con serias secuelas post-traumaticas debido a eso mismo, lo que dio paso a que Fliqpy naciera dentro del como un mecanismo de defensa aunque de todas formas no era bueno para el pues solía perder el control de si mismo con mucha facilidad, a sus 30 años le dijeron que se mudara a un pueblo alejado de todo, donde se suponía que no debían existir las guerras un lugar encantado donde nadie podía morir, sabia que sus generales lo dejaron en ese pueblo para contenerlo, para disuadirlo de ir nuevamente a la guerra, un pueblo donde podía satisfacer su lado mas sanguinario si es que perdía el control nuevamente.

No se quejaba para nada de la situación pues así no se sentía tan culpable de las muertes de la que era responsable, aquellos chiquillos que eran 5 o de mas tiempo menor que el revivirían en cuanto el enterrara un cuchillo en sus sienes pero eso no impedía que el buscara controlarse para ser amigos de aquellos chiquillos de los cuales el disfrutaba de lastimar, 5 años menores a el, la mayoría era 5 años menor o incluso mas, cuando llego aquel pueblo el tenia ya cumplido recientemente sus 15 años y cuando llego se sintió maravillado pues vio la oportunidad de volver a disfrutar una infancia que le fue arrebatada de las manos, una infancia que el definitivamente no pudo disfrutar en su plenitud, nunca había experimentado lo que era levantarse tarde o si quiera un desayuno en la cama por su madre ya que el nunca había tenido padres, el solamente recuerda crecer en los confinamientos de un selecto grupo de niños donde ellos serian armas genocidas algún día, el fue torpe en su entrenamiento y nunca rindieron frutos así que solamente fue degradado a ser soldado raso a sus 13 años y luego fue llamado a ir como sargento a la W.A.R debido a su experiencia temprana en el campo, lo cual fue una muy mala idea pues finalmente el fue el único sobreviviente de su pelotón.

Recordaba cuando bajo de aquel bus militar fuera de su casa...

Bueno Flippy, aquí es... - El sargento mayor que lo había acompañado a su nuevo hogar lo miro con tristeza, pues con Flippy se había encariñado bastante incluso el mismo había sido el de la idea de rehubicar a Flippy en aquel pueblo donde el mismo había crecido, ambos tenían la misma raza de animal, ambos eran osos cuando vio que sacaban a niños de orfanatos recién nacidos para criarlos y cultivarlos dentro de un duro entrenamiento militar desde que eran niños para que fueran resistentes soldados de élite le dolió, así que trato de darles una infancia mas o menos digna pero aun así le falto mucho por entregarles, Flippy había sido uno de los mas afectados de aquel entrenamientos debido a su torpeza siempre le fue exigido mas que los demás y eso desencadeno que tarde o temprano un trastorno de doble personalidad se diera en el como mecanismo de defensa contra la realidad.

Por eso fue que con el que mas se encariño fue con el y al que le tuvo mucho mas respeto y favoritismo

¿Vas a bajar? - Pregunto tenuemente para no asustar al adolescente a su lado quien veía por la ventana con el rostro perdido

No lo se, Frakie ¿Que voy hacer aquí?.. - Lo escucho decir preocupado y asustado.

Frakie miro al frente por unos momentos ¿Estaba bien hacerle esto a un chico que ya no tenia oportunidad de ser normal o de tener unos padres amorosos que se preocuparan por el? era mejor a que lo llevaran nuevamente a una guerra donde podría hacer cosas horribles o aun peor, hacerle cosas horribles a el.

Si, es lo mejor para ti Flippy - Replico de forma decidida y sin ningún temor - Es tu deber como soldado quedarte aquí

Flippy lo miro aun asustado y angustiado pero no rechisto, el desobedecía una orden de alguien superior a el, ambos bajaron de aquel bus y Frakie se coloco frente a el para hacer una despedida digno de un militar retirado y Flippy no pudo aguantar mas sus lagrimas, después de responder su saludo abrazo aquel general de mas rango que el soltando pequeños sollozos y débilmente diciendo "Por favor no me dejes solo..."

4 meses después...le fue notificado que Frakie murió en combate debido a la bala de un francotirador en su cabeza.

Ya sobre su vehículo táctico de acción removió de su cabeza aquellos dolorosos recuerdos, iba manejando y debía centrarse, una vez que Frakie murió el recibió toda la riqueza que el poseía y por lo tanto sus cosas y así había adornado ese pequeño hangar en el que solía vivir en esos momentos - Una vez que vea a Giggles estaré bien... - Se auto-convencía de eso pero internamente sabia que eso no seria así, si no mas bien seria un momento placentero donde el se descargaría y "olvidaría" todo de forma momentánea aunque eso era mentira, el jamas olvidaba las cosas, esos siempre estaba en su mente.

Bajo de aquel Jeep, ya que había llegado a su destino y de pronto perdió su conciencia, todo se puso negro, Fliqpy había tomado el control.

Sus ojos de color ámbar dieron un destello frívolo, con aura asesina solo dejo abandonado aquel vehículo de guerra para encaminarse a una conocida y tranquila biblioteca, vio por fuera de aquella ventana como es que Cuddles salia con una aura sombría, enojado y perdido, en cuanto el se fue.

Observo aquella puercoespin que le saludo campante quizás pensando en que era el conejo de color amarillo, la fuente de su deseo, aquel redondeado cuerpo que estaba en su mente cada noche y cada hora, aquel personaje que rondaba en su mente de tantas formas siendo sumisa y pasiva frente a el, Flaky, la hembra que el quería dominar en todo sentido.

¡Hola! la verdad es que los capítulos serán cortos, pero actualizare todos los martes, unos serán mas largos que otros depende de la inspiración que tenga y en donde quiera cortar. jojo