¡Otro fic de Hachigatsu no Cinderella Nine!

Esta vez, será corto, aunque no significa que no será entretenido, será de mucha comedia, aunque honestamente meteré romance a más no poder.

Solo advertir varias cosas.

Los personajes femeninos de Hachigatsu no Cinderella Nine no me pertenecen. Los derechos a Kadogawa.

Los personajes masculinos tampoco me pertenecen. Los derechos son en mayor parte de mi gran amigo el autor El Redentor 777 y también de RinMakoto.

Titanic tampoco me pertenece… y tampoco le pertenece a nadie, solo que Estados Unidos y Reino Unido defienden su pecio y se creen los dueños, aunque legalmente pertenece a Inglaterra, no sé para que los estadounidenses se meten.

Por cierto, ¿Qué tal les parece la imagen de Kurashiki en traje de baño? XD

Bueno, sin más, comencemos…

.

.

.

Habían pasado 6 meses desde el Torneo de Verano en el que las chicas del club de béisbol de Satogahama llegarían hasta los cuartos de final y caerían.

Pero esto no impidió que el club creciera mucho. Muchas chicas se unieron al club y no solo eso, también varios chicos se unieron al club formando un club mixto, algo raro de ver en algunas Preparatorias.

Por el momento, 10 chicos se habían unido al club de béisbol y estos habían logrado formar un equipo de béisbol, aunque de sus miembros, 2 de ellos eran extranjeros.

Joan Fábregas y Ramón Maldonado, de nacionalidad mexicana y hondureña, se unieron junto a Kudo Miyamoto, Hibiki Inoue, Daisuke Yasmina, Akira Kushida, Souta y Shinzuke Haraguchi, Shinji Jinguji y Yukio Murakami.

La mejor amiga del mexicano, una española de nombre Esperanza Cortés del Rio, se unió al club de béisbol femenino, esto más por petición de su amigo.

Aunque el club aún tenía algunas variantes como que había casi el triple de chicas que, de chicos en el club, pero al menos eso no parecía importar mucho.

El torneo de invierno se postergó para dentro de 1 mes más, por lo que los del club de béisbol se quedaron casi sin hacer nada debido a que lo que hacían más era entrenar.

- ¡Estoy aburrida! – exclamó Iwaki tirándose al piso.

- Igual yo – dijo Amakusa lanzándose al mismo tiempo que la peli mostaza – quisiera hacer algo más.

- ¿A poco quieres algo entretenido? – preguntó Iroha.

- Algo así.

- ¿Qué hacemos entonces?

- Tsubasa-san, ¿no hay algo que se te ocurra? – preguntó Waka.

- Veamos – la castaña lo pensó un poco – no se me ocurre nada.

- Por cierto, ¿y los chicos? – preguntó Honjou no mirando a los miembros masculinos del club.

- Es cierto, no los he visto.

- Kana, ¿no sabes dónde está Joan? – preguntó Iwaki a la peli negra.

- No, no me dijo si iba a algún lugar.

- ¿Qué clase de novio es? – dijo Yui algo molesta – un buen novio debe informarle a su pareja a donde irá.

- Pues qué clase de novios se consiguieron todas ¿verdad?

- Ni yo lo sé – dijo Shinonome - ¡y no son nuestros novios!

- Pero Ryo-chan, tú y Maldonado-san han estado muy cercanos estos días.

- ¡N-No es eso! – reclamó la peli azul.

- Bueno, sin más, creo que Miyamoto ha estado muy indiferente con Arihara – dijo Tsukahara sonrojando a la capitana.

- ¡N-No es así Senpai! K-Kudo-kun y yo solo somos amigos, nada más.

- Eso decían Jack y Rose en Titanic y mira lo que pasó.

- Inoue-san está siendo también indiferente con Kawakita-san – dijo Senba ahora sonrojando a la peli negra.

- Y-Yo… - la chica de cabello negro solo atinó a ponerse toda roja mientras balbuceaba.

- Vaya Tomocchi, te pones igual que Waka-san cuando Jinguji-kun está cerca de ella – lo dicho por Tsubasa puso roja a Suzuki.

- ¡T-Tsubasa-san, eso no es cierto!

- Vamos, no sean así – dijo Shiina – se ponen igual que Kurashiki-Senpai cuando está cerca de Murakami-Senpai.

- ¿Q-Que? – la cara de la peli roja adquirió el mismo color de su cabello – n-no es cierto, solo dicen blasfemias.

- Blasfemia es decir que alguien tan pura y linda como Aoi-Senpai se fue a fijar en alguien pervertido como Yasmina-san.

- V-Verán… - las mejillas de la Senpai peli lila se tornaron rojas – s-solo hemos estado cercanos, pero él es así, no es tan malo cuando lo conocen de cerca.

- Aunque hablando de cerca, el ver como Nozaki-san ve fijamente a Haraguchi-kun es algo tierno – dijo Kondo sonrojando a la rubia.

- E-Es que… el me atrajo un poco y… es lindo verlo tan cerca.

- No solo eso, imaginen la otra cara de la moneda, Haraguchi-Senpai es el objetivo de Ukita-chan – dijo Hanayama sonrojando de gran manera a la castaña.

- E-Este… - Akane solo se dedicó a tapar su rostro con su capucha.

- Hablando de grandes, pensar que alguien tan atemorizante como Kushida-Senpai terminaría con alguien como Iwaki-Senpai.

- Vamos, no lo miro tan malo – dijo la peli mostaza – es lindo verlo nervioso cuando estoy con él, realmente lo quiero.

- Al menos alguien es honesta – dijo Taketomi – al menos la que se consiguió el premio mayor fue Tsukumo-Senpai.

- Sí, tienes razón – dijo Nakano – Tsukumo-Senpai consiguió un buen chico.

- Puede que tengan razón – dijo Kana.

- No imaginé que fueras alguien que le interesara las relaciones Tsukumo-san – dijo Tsukahara.

- Nunca pensé que alguien me fuera a enamorar como lo hizo él – dijo la Senpai peli negra – pero realmente lo amo y quiero que él esté conmigo siempre.

- Awwwwww – dijeron varias por la tierna escena.

- Bueno, creo que ambos están hechos el uno para el otro.

- Ahora lo que falta saber es… ¿Dónde están los chicos?

- Ni idea.

- ¿Y si se fueron de parranda? – preguntó la inglesa alarmando a más de alguna.

- ¿P-Parranda?

- Sí, ya saben, en los que los demás van a conocer chicas, bailar con ellas, beben juntos, se conocen más a fondo y luego terminan en la cama teniendo se…

- ¡Ya entendimos! – gritó Ryo.

- N-No creo que Kudo-kun me haga eso ¿verdad? – Tsubasa buscó en los ojos de sus amigas la respuesta.

- Eso no lo sabemos – dijo Nitta – los demás deben andar juntos.

- No creo que los chicos hagan eso – dijo Iwaki – si hacen eso, les cortaré la que pobló el mundo.

- N-No creo que debamos llegar a esos extremos Senpai – dijo Kanako.

- Es cierto, apuesto que los chicos son fieles a como dé lugar – dijo Tayu.

- Aunque conociendo a cierto peli rosa, no lo creo – dijo Ryo.

- No te preocupes Shinonome, si me es infiel… – en eso Asada sacó un par de tijeras grandes – me aseguraré que no tenga descendencia.

- Que miedo – dijeron muchas mientras sus caras se ponían azules.

- Escóndete en mi hombro Lou-chan – dijo Komugi escondiendo a su ardilla mascota.

Mientras las demás discutían, los chicos ya venían de regreso…

- ¿Qué haremos entonces? – preguntó Joan a los demás.

- Creo que debemos aceptar, podemos irnos de vacaciones por el mundo mientras dan las vacaciones.

- Bueno, no será mucho como las vacaciones de verano, creo que sería más como un tour mundial.

- Es que será un tour mundial Yasmina.

- ¿Lo hacemos sí o no? – preguntó Kudo a los demás.

- Digo que sí – Joan habló y todos estuvieron de acuerdo.

- Bien, entonces aceptaremos el viaje.

- ¿Chicos? – las demás llamaron la atención de los jóvenes.

- ¿Qué pasa?

- ¿Dónde estaban? – preguntó Tsukumo, pero luego enfocándose más en Joan.

- Fuimos a dar una vuelta al distrito comercial y no van a creer lo que pasó.

- ¿Qué pasó? – dijeron todas.

- Mejor entrenemos, más tarde les contamos.

- ¡No, dígannos ahora! – reclamó Nitta muriéndose de la curiosidad.

- Lo siento, pero es que no vamos a contarles que Joan estaba con una chica muy guapa.

El silencio reinó en el lugar, más cuando todas miraron a Tsukumo la cual solo se enfocó más en el mexicano y lo miraba con algo de enojo, cosa que solo él, Asada e Iwaki notaron.

- ¡Es broma mujeres! – dijo el mexicano – no se la crean, solo es algo que tenemos en secreto.

- Ya habla Carlos – dijo Esperanza que se había mantenido callada todo el rato – ya me ganó la curiosidad.

- Bien Esperanza, solo porque me lo dices.

- Que amistad la suya – dijo Honjou burlándose un poco, cosa que no le gustó mucho a Tsukumo, pero disimuló.

- Lo importante es que, si quieren saber, nos reunamos y les diremos.

- Bien.

Todas las chicas se reunieron alrededor de los chicos para escuchar lo que tenían que decir.

- ¿Qué nos dirán? – preguntó Iroha.

- Bien, por donde comienzo – dijo Kudo pensando un poco.

- Por el principio – dijo Asada chocando las manos con Iwaki.

- Chistositas – dijo Yasmina en voz baja para luego recibir la mirada profunda de la peli lila – p-pero muy buena Senpai.

- Ahora comenzaremos con la explicación final – Shinzuke calmó el ambiente – verán, fuimos a un concurso en el que se estaba rifando un viaje para 10 personas en un lujoso crucero alrededor del mundo.

- ¿Un viaje alrededor del mundo?

- Sí, entonces nos metimos para ver si obteníamos algo, al menos lo íbamos a intentar – dijo Ramón.

- ¿Y qué pasó? – preguntó Shinonome.

- No nos creerán – dijo Souta bajando la mirada.

- ¿Perdieron? – preguntó con algo de tristeza la rubia del grupo.

- No, ganamos – dijo Joan mostrando los boletos causando gran impresión en las chicas.

- ¡Increíble!

- Sí, gracias a Joan y Ramón ganamos los boletos e iremos por el mundo.

- ¡Son geniales chicos! – dijo Honjou acercándose a ellos y pegándolos a sus pechos – y díganme, ¿no me llevarán?

- ¿H-Honjou? – dijeron ambos latinos siendo pegados a los pechos de la inglesa.

- Honjou, déjalos ir, los estás incomodando – dijo Shinonome, aunque lo decía más porque la peli vino tinto tenía abrazada al hondureño.

- No creo Shinonome, se mira muy feliz, hasta levanta los brazos como Fábregas.

- Honjou-san, suelta a Joan, lo estás asfixiando, así como a Maldonado-san – Tsukumo habló firme y la inglesa se dio cuenta de su error y era cierto, ambos latinos estaban asfixiándose ya que tenían las narices tapadas por los pechos de la chica.

- I'm sorry guys – la chica finalmente los soltó.

- Volviendo al chisme – Nakano se acercó a los chicos con una libreta - ¿ganaron un viaje por todo el mundo?

- Sí, nosotros 10 iremos – dijo el hondureño para desgracia de las chicas.

- ¿Y nuestros boletos Maldonado? – dijo Iwaki.

- Lo lamento Iwaki-san, pero solo nos ganamos 10 boletos, además, ya tienen nuestros nombres.

- N-No puede ser – dijo Emi – y yo que quería viajar alrededor del mundo.

- Lo siento chicas, pero lastimosamente solo nos dieron para nosotros 10.

- Suertudos.

- ¿Habrá chicas en el crucero? – dijo Yasmina ganándose la mirada de todos - ¿Qué? Ahora fue una pregunta decente.

- Aunque conociéndote le darás doble sentido, pero en parte la pregunta tiene sentido – dijo Joan para el horror de su amada peli negra.

- A lo mejor si hay – dijo Kudo que no notó la mirada molesta de Tsubasa.

- No importa eso, solo hay que relajarnos – dijo Hibiki.

- ¿C-Cuando se van? – dijo Kanako.

- El viaje es en 1 semana, nos iremos a Shizuoka de donde partirá el barco.

- P-Pues que les vaya bien – dijo Tomoe con sonrisa fingida.

- Bueno, creo que hemos hablado mucho, vamos a jugar.

- Bien.

.

Las 11 beisbolistas titulares iban a caminando al día siguiente por la ciudad.

- ¿Pueden creerlo? – dijo la peli mostaza – los chicos realmente tienen suerte.

- Imaginar que ganarían un premio de esa magnitud, que suerte tienen – dijo Kurashiki.

- Aunque dejarlos ir solos, como que da cosa ¿no? – opinó Asada.

- A mí también me da cosa que vayan solos en ese crucero, a lo mejor ven algunas… chicas – Tsubasa dijo la última palabra con algo de enojo ya que le molestaba la idea de que su querido Kudo estuviera con otra chica.

- No quiero imaginar a Joan con otra mujer – dijo Tsukumo bajando un poco la mirada.

- No creo que los chicos vayan a estar con otras chicas.

- Sí Maldonado anda con otra chica, Ayaka y Ryo se pondrán a llorar – dijo Iwaki sonrojando a ambas chicas.

- ¡No digas esas cosas Iwaki! – reclamó la peli azul.

- Dejando eso a un lado, ¿Cómo le habrán hecho para ganar esos boletos?

- Ni idea.

Cuando iban pasando cerca de un centro comercial, se dieron cuenta de la gran cantidad de gente que había en el lugar.

- ¿Qué pasará? – dijo Tomoe mirando la gran cantidad de gente que había.

- Ni idea, pero creo que deberíamos ir a ver – sugirió Asada.

- A lo mejor vemos que pasa – dijo Waka.

- Vamos – las demás siguieron a las Senpais para ver qué pasaba.

Cuando llegaron…

- ¡Pasen! ¡Solo por hoy, tenemos un gran sorteo! – decía un hombre el cual estaba en un escenario con un gran escenario detrás – el sorteo de un viaje alrededor del mundo en un lujoso barco, vengan que aun nadie ha ganado los boletos.

- ¿Un viaje alrededor del mundo en un barco lujoso? – las chicas se miraron entre sí y cuando las piezas se unieron, se supo de que hablaban.

- Entonces…

- Los boletos que ganaron los chicos fue aquí.

- A lo mejor – Tsukumo miró hacia el escenario – oigan, si competimos y ganamos, tal vez podamos ir con los chicos.

- ¿Segura Kana?

- No quiero que Joan se quede solo en un barco en el que puede haber chicas que lo pretendan – dijo la peli negra.

- Realmente no quieres que Fábregas-san esté con otras chicas ¿verdad?

- Sí, lo mismo contigo cuando Inoue-san está con otra chica ¿verdad Kawakita-san? – Tsukumo contraatacó e hizo que la cara de la peli negra menor se tornara roja.

- ¡N-No es cierto Senpai!

- Bueno, las peleas vergonzosas dejémoslas para después, así que solo veamos de que trata el concurso.

- Está bien.

- ¡Ahora solo está permitido a las chicas la participación! – dijo el anfitrión del concurso – la meta es simple, simplemente hay que hacer tres home run y 3 strikes.

- ¿El concurso es de béisbol? – dijeron las chicas que luego mirarían a Tsubasa y Ryo.

- Se ve fácil – dijo la capitana.

- No es tan difícil.

- Veamos cómo les va – dijo Nakano.

Varias chicas estaban intentando darles a las pelotas que lanzaban unos chicos que la hacían de pitchers y otros de cátcheres.

Todas a pura suerte le daban a una pelota y eso que la mandaban a pocos metros de altura.

Al cabo de un rato, muchas chicas solo le daban a unas cuantas, pero nunca lograban el cometido de ganarse los boletos.

- ¡Parece que nadie es capaz de hacer los objetivos! – dijo el señor – que pacen las siguientes.

- ¿Quiénes van? – preguntó Nakano al resto del grupo.

- Hay que darle al César lo que es del César – dijo la peli mostaza – las más experimentadas son Ryo y Tsubasa, por lo que ellas irán.

- Seríamos para batear – dijo la peli azul de cabello largo – pero también dice que hay que ponchar tres veces a los bateadores.

- Nozaki y Kurashiki pueden hacerlo – dijo Aoi.

- Bueno, podemos intentarlo – dijo la peli roja - ¿Qué opinas Nozaki-san?

- Lo intentaré.

Las 4 chicas subieron al escenario en el que debían hacer las pruebas.

- ¡Comiencen!

- Aquí vamos.

Los pithcers del concurso eran buenos, pero Tsubasa y Shinonome se las vieron para lograr los tres home run con algo de facilidad.

Los del público se asombraron al ver como unas chicas tenían esa fuerza en los brazos, incluso pensaron que eran profesionales.

Nozaki y Kurashiki no iban muy lejos. Sus brazos eran más fuertes y lograron con mucho esfuerzo lograr ponchar a los dos bateadores del concurso.

Al cabo de un rato…

- ¡Tenemos ganadoras! – dijo el señor.

- Lo lograron – las demás del club de béisbol celebraron por lo alto ese triunfo.

- Y como lo prometido es deuda, aquí tienen los boletos para el viaje por el mundo en el crucero de lujo y no solo eso, por haberme impresionado, ganan el triple de los que les daría.

- ¿El triple?

- Originalmente eran 11 boletos, ahora como fueron las únicas que lo lograron, se les dará el triple de boletos, por lo que ahora tienen 33 boletos.

- ¡Increíble! – dijo Tsubasa que ahora tenía las entradas – podemos ir con todas las del club de béisbol.

- ¡Lo logramos! – dijo Iwaki celebrando como loca.

Unos minutos después, los boletos fueron dados a las ganadoras que iban muy felices de la vida.

- ¡Ganamos los boletos!

- Sí, al menos podremos ir al viaje.

- Es increíble pensar que incluso Shinonome haya querido ir al viaje – dijo Asada sonrojando a la peli azul.

- ¡S-Solo lo hice porque me lo pidieron!

- No lo creo Shinonome-san – dijo la peli roja – te ofreciste voluntariamente a entrar al juego.

- S-Solo lo hice por una razón…

- Sí, no dejar que Maldonado se fuera con otra chica en el crucero, estás como Nakano – la peli lila se reía, pero sonrojó mucho a la periodista junto a la de cabello largo.

- P-Pero Maldonado-san y yo solo nos llevamos bien – dijo Nakano.

- No importa, al menos podemos ir con los chicos a esas vacaciones – dijo Tsubasa muy alegre.

- Lo dices porque sabes que podrás vigilar a Miyamoto-san – se burló Tomoe sonrojando a su mejor amiga.

- ¡Tomocchi no lo tenías que decir!

- Vamos Tsubasa, sabemos que solo tienes ojos para Miyamoto – dijo Iwaki.

- ¡Senpai!

- Vamos no es para tanto.

Luego de eso, se pusieron a hablar mientras se armaba un relajo ya que no se les entendía nada.

- Silencio – dijo Asada mirando como todas hablaban al mismo tiempo.

Seguían discutiendo.

- Silencio – volvió a decir la peli lila, pero estaba igual todo.

Todas seguían en la discusión grupal en la cual todas se decían de cosas, pero no se entendía.

- ¡Silencio! – gritó Asada callando a todas, pero como siempre tenía que haber una que gritara al final, aunque esta vez fueron dos…

- ¡Me masturbo pensando en Kudo-kun! – gritó Tsubasa.

- Tengo sueños húmedos con Joan – ahora fue Tsukumo la que habló.

Ambos se dieron cuenta de lo que dijeron y solo callaron sus bocas, aunque Tsubasa fue la que se cubrió la boca mientras se sonrojaba al extremo ya que un gran secreto se reveló, mientras que Tsukumo solo desvió la mirada algo avergonzada.

- ¿E-En serio haces eso Tsubasa? – preguntó Tomoe a su mejor amiga.

- S-Solo vámonos a decirles a las demás – Tsubasa se adelantó en el camino con la cara totalmente roja.

- ¿Y tú Tsukumo?

- Solo me adelantaré con Arihara-san – la peli negra mayor tomó el mismo camino de su Kouhai.

- Eso si fue inesperado – dijo Waka que estaba algo avergonzada.

- Creo que deberíamos seguirlas, debemos avisarles a las demás – dijo Nakano – además, quiero averiguar ese secreto de Arihara-san y de Tsukumo-Senpai.

- Diablos Nakano – dijo Shinonome.

.

En la residencia Fábregas…

- ¿Ya llegaste güero?

- Sí, ya estoy de vuelta – dijo Joan saludando a su padre – iré arriba a descansar.

- Buen, te aviso cuando esté la cena.

Joan subió a su cuarto y solo se decidió a hablar un rato con su amiga Esperanza.

- ¿Cómo estás Esperanza?

- Hay vamos, pensando en la suerte que tienen de ganar esos boletos.

- Ramón y yo somos muy afortunados.

- Espero que no veas otras chicas en ese viaje, sabes que Tsukumo-san se pondrá triste si haces una idiotez.

- ¿Cómo crees que le haría algo así a Kana? Yo le soy en las buenas y en las malas.

- Espero que así sea.

- ¡Joan! ¡La cena está lista!

- Lo lamento Esperanza, pero tengo que colgar.

- Vale, vale, te me cuidas chaval.

- Adiós.

.

Cuando Joan colgó la llamada, Esperanza recibió un mensaje de la capitana del equipo.

- ¿Qué querrá Arihara-san?

Cuando la española comenzó a leer el mensaje, su rostro cambió a sorpresa, cada vez más cuanto más leía.

- ¿Entonces iremos también? – la española sonrió – ni modo Carlos, tendré que acompañarte por el mundo.

.

.

Continuará…

.

.

Este es el inicio de otro fic.

Lo diré, este fic será corto, no sé cuánto dure, pero creo que de los 20 capítulos no pasa.

El romance nunca falta, aunque también se pondrá la comedia como uno de los géneros que más destacará.

Bueno, espero que puedan acompañarme en esta loca aventura.

Sin más, este ninja se despide.

Bye.