Sé que me he tardado mucho en actualizar, pero como comenté en un inicio, al igual que Elaine, también soy psicóloga y estudio la maestría en terapia familiar, y pareciera que entre más cerca estoy de graduarme más cansado y pesado es el trabajo, más ahora que es en línea, la gran noticia es que ya presenté la tesis así que eso significa MÁS TIEMPO PARA FIC. No pienso dejarlos y dejarlas, leo cada uno de sus comentarios, y se los agradezco. Espero les guste este capítulo como a mí.

MANDO SALUDOS A:

HwangJinie59170545

Error_human_221B

Blueanduglytrash

Dahnnyela99

LopezAzul

Ashe_Giovanna

Cotton_CandyXVIII

Xxlost_on_you

Muichiro-Tokito

MintCream26

Mery07231

Parece ser que me quede dormida, suele pasarme cuando me subo a un carro. Según me contó mi abuelo, mis padres me paseaban en carro porque al parecer las vibraciones me tranquilizaban. Recordaba el rostro de mi madre cantándome una canción de cuna. Quería seguir dormida para soñar con mis padres, pero una conversación con mis compañeros de viaje me hizo ponerles atención.

-me gustas tú- dijo Shaun, wow wow wow, ¿eso era una confesión?.

- ¿y a quien no?, soy adorable.- respondió Lea, al parecer solo hablaban de gustos. – ahora, quiero saber, ¿por qué no te gusta la música?, yo recuerdo los mejores momentos por la música que escucho.

-yo recuerdo aromas, como, nuestro estacionamiento huele a suavizante, y cuando murió mi hermano, olía a comida quemada- me pregunto si Shaun realmente esta consiente de sus sentimientos, lo dijo tan normal, creo que nunca se olvida el sentimiento de la pérdida de algún familiar importante, yo no he olvidado la presión sofocante que sentí cuando mis padres murieron.

-Lo lamento tanto- Dijo Lea y se quedaron un momento en silencio.

-yo recuerdo todo lo que tenga que ver con el tacto, presiones o liberaciones, así les digo- Quise compartir, ya que estamos en este momento para conocernos.

-¿presiones y liberaciones?, ¿a qué te refieres?- Preguntó Lea asomándose por el retrovisor.

- Cuando mis padres murieron sentí una presión sofocante en mi pecho. - escuche un suspiro profundo de Lea- cuando estoy en un elevador siento como si tuviera una camisa de fuerza, cuando tomo un café, siento el calor recorrer mi cuerpo, cuando veo un arcoíris siento un hormigueo en mi cuerpo, como cuando estas nerviosa y emocionada a la vez y es agradable.

-¿y cuando te dan un abrazo?- preguntó de nuevo Lea.

-yo no abrazo, ni dejo que lo hagan. No me gusta que me presionen, es como cuando uso el elevador- respondo, era verdad, odio que mi tacto sea tan delicado.

- entonces, no abrazas, ¿ni a tu pareja?- es curiosa, ¿quiere indagar más en mi vida?, veo que Shaun también está interesado porque mira tras el retrovisor.

-No he tenido pareja, no es algo que me interese- elevo los hombros sin darle importancia.

-y aquí va la pregunta de oro, si no te gusta la presión, y no has tenido pareja, ¿nunca has tenido o tendrías sexo?- sabía que preguntaría eso, es demasiado verborreica y curiosa, no tiene límites entre lo que piensa y lo que dice.

-Nunca lo he tenido, y no me lo he planteado, como dije, no es algo en lo cual esté interesada- "o trato de", pensé para mí- entiendo que el contacto es importante en mi profesión, la cercanía, supongo que por eso estudié psicología, para aprender a acercarme a la gente sin tener que tocarlos con mis manos, si no, con mis palabras.

-¿es alguna fobia o tienes alguna enfermedad cutánea?- me reí por sus suposiciones.

-No, simplemente soy así, es parte de mí- les regresé una sonrisa simple, me sigo preguntando, ¿por qué después de todo este tiempo no les he dicho lo que tengo?. La doctora Lim me trata como una persona normal, ¿por qué no decirle a los demás, por qué no decirle a Shaun?

-Sí sabes tocar- escuché a Shaun- has tocado mi mano, me has ayudado, me siento acompañado por ti.

Eso fue lindo.

-Entonces hago un buen trabajo- recargué mi frente en el respaldo del asiento de Shaun, sentí cómo se removía en su lugar.

Después, de largas horas de tortura con música alta, la presión interna del carro, las conversaciones demasiado personales que sacaba Lea, estaba harta.

-¡¿ya merito?!- ahora entiendo cómo se sentía burro en Shrek, ¿qué tan difícil era llegar a un lugar tranquilo para Shaun?, tengo una mejor pregunta, ¿Por qué acepté en venir?.

-ya casi- me responde Lea.

-una eternidad más tarde- susurré al estilo bob esponja, solo me dejé caer de lado en el asiento de atrás en posición fetal.

Al fin habíamos llegado a un lugar a descansar y comprar unas cosas en una pequeña tienda, yo corrí a buscar Starbucks en botella. Estaba pagando cuando escucho como Lea convencía a Shaun para manejar.

-Esto va a salir mal, pero quiero ver- corrí con mi café- ¡yo grabo!

Estábamos en el carro, iba Shaun, muy lento, en serio, ¡MUY LENTO!.

-¿quieres que salga a la calle?- preguntó Shaun a Lea.

-Es a donde quiere ir el auto- respondió ella

-¡písale Shaun!- Exigí poniéndome los dos cinturones de cada lado mientras me sentaba en medio.

-A sí no se ponen los cinturones Elaine, tienes que sentarte en….

-¡Me vale madres!- Lo interrumpí con una expresión muy mexicana y agarrándome de los cinturones como si estuviera en una montaña rusa- ¿Vas a manejar o tendré que tomar tu lugar?

- ¡Manejaré!

-¡Eso!- Levanté el puño y Lea se reía de nosotros, o con nosotros… realmente da igual.

después de 20 minutos, creo que solo avanzamos un kilómetro, hasta que Lea le propuso quemar llanta a Shaun.

-¡Sale humo!

-De eso se trata, quemar caucho.

- ¿se supone que eso aumenta la adrenalina?, porque está surgiendo efecto, ¡HAZLO OTRA VEZ!

Shaun me miró por el retrovisor y le sonreí mientras brincaba en mi lugar. Si este día muero, lo haré en el momento más feliz de mi vida.

No hables o pienses algo de lo cual no estás seguro, no sabes qué se te puede cumplir. ¿han visto la película de Aladdin 2019?, recuerden lo que dice el genio, especifica lo que deseas porque puede haber una línea gris entre lo que se te cumple y lo que realmente deseas.

-¡Shaun, FRENA!- Gritamos Lea y yo.

-Madre santísima de su misericordia, juro no volver a guiarme por mi lujuria ante nuevas aventuras- rezaba en español persignarme por cada letra dicha y lágrimas en los ojos.

-¿Estas bien Shaun?, ¿Elaine?- abrí un ojo.

-¡Estoy viva!- levante ambas manos e iba a darle un sorbo a mi café cuando lo veo tirado en el piso del carro- ¿Shaun, puedes estrellarte de nuevo?

Cuando veo a Shaun estaba en uno de sus ataques y Lea no podía tranquilizarlo, así que hago lo de siempre, me quito los cinturones y le pongo mis audífonos y los gritos de Lea eran como agujas en mis oídos.

-Shaun, todo está bien, esto suele pasar, estamos bien, siente mi mano y mide mi ritmo cardiaco que creo que me dará un paro- agarré su mano derecha para que apretara la mía y es cuando veo que él mira a la nada y empieza a contar-

-175 pulsaciones por minuto, estarás bien, es un ataque de adrenalina-

-Menos mal, Lea, ¿todo bien afuera? - me separó de Shaun para salir del carro.

-Solo se ponchó una llanta, tendremos que regresar al pueblo.

-El doctor Glassman tiene razón, no debería manejar- estaba entrando otra vez en un ataque a Shaun.

-No sin más práctica, cuando yo aprendí a manejar choqué con una pick up con heno, todo el heno calló sobre mi carro, duré horas para sacarlo de ahí.

-¿y la pick up?- estaba interesado ahora.

-no sé, hui en cuanto saqué mi carro debajo del heno- Shaun me miraba, sentía que dentro de él me reprochaba- ¿qué?, no iba quedarme y preguntar cuanto era del choque, a las pick up no les pasa nada, son como Transformers, un pequeño golpe y los minutos no les ves nada.

_ pasa el tiempo_

Narraré rápidamente lo que pasó, Lea convence a Shaun de beber tequila, enloquecen, yo estaba obviamente grabando todo, suben al estrado y empiezan a cantar, obviamente yo a 15 metros de ellos, mucho ruido. En eso viene corriendo Shaun a mi para que brinque-baile con él. Lo cual acepte, pero en mi lugar, no iba a arriesgar a mis pobres oídos y ojos a ese estrepitoso volumen y luces cegadoras, aunque tuviera mis siempre fieles lentes. después de unas cervezas por parte de Lea y como dos de Shaun... nota mental, no dejarlo tomar más de una cerveza… yo me adelanté al cuarto, necesitaba atender mis necesidades primarias. Decidí esperar ahí, pero ellos tardaban, así que me acosté, creo que no pasó más de diez minutos cuando los escuchaba fuera la puerta y luego pasó lo impensable.

¡Shaun dio su primer beso! Y a Lea, wow.

Aunque

-espero no se maree Shaun- en eso entra corriendo Shaun al baño- soy como Bonnie en Vampire Diaries, ¿si deseo que el doctor Melendez me bese, sucederá?

Susurraba mientras escuchaba a Shaun vomitar, en eso entra Lea.

-perdón, te despertamos-

-naa, descuida, los esperaba, me alegra saber que estan bien- me senté en mi cama.

-¿escuchaste lo del…?-

-¿beso?, sí.

- ¿no dirás nada?- Se sentó frente a mí.

- ¿quieres que diga algo?- empecé a acomodar mejor mi almohada, estaba algo dura.

- no, realmente no me interesa lo que diga la gente. Pero tu eres psicóloga y…- ¿Acaso me ve en el consultorio?, estoy en día de descanso, no descanso activo.

- entonces no te interesa lo que diga la gente, pero sí una psicóloga, te estas contradiciendo, porque yo soy una persona y si estas insistiendo es porque quieres saber mi opinión, sea o no psicóloga- destendí mi cama para acomodarme mejor- porque en ti a nacido la culpa de haberle hecho algo mal a Shaun.

- no, no eso…..- La voltee a ver con una ceja levantada diciendo "segura?"- ok, sí, tengo miedo de que se enamore de mí, yo no podría.

-Entonces la próxima vez, piensa antes de incitarlo a besarte o al revés. O vivirás siempre con la culpa de si hiciste lo correcto o no, aunque la pregunta es ¿qué es lo que realmente quieres en tu vida?

-yo…- se levantó de la cama.

-No- la pare- no me respondas, Buenas noches Lea. ¡Shaun, buenas noches!

-Buenas Noc…..agh- y él también se lamentará haber tomado.

-Día siguiente-

Desperté temprano, se seguía viendo oscuro, sin embargo, faltaba alguien, mi buen compañero y reciente amigo Shaun. Me levanto, me lavo el rostro y salgo a buscarlo. No estaba lejos.

-¿sabes cual es el remedio Mexicano para la cruda?- me senté a su lado.

-¿tomar suero?- se giró a verme sin verme, ¿me entiendo?

-no, es volver a tomar otra cerveza, pero sabiendo cómo te pones con 100 mililitros, no lo intentes- me reí, pero él como siempre no parece entender el buen humor.

-de hecho, fueron dos botellas de 350 mililitros- me corrigió.

-Peor tantito, pero, podemos ir a desayunar, hot cakes suena bien ¿no?- choqué mi hombro con el de él.

-los hot cakes me gustan mucho- se ve emocionado.

-Sí, suenan bien- Lea llega a donde estábamos.

-No se diga más, a alimentarnos, que el desayuno es la comida más importante- salté hacia el restaurante-

-de hecho, todos los alimentos lo son- informó Shaun caminando rápido y animado.

-sí, pero ¿en cuál puedes comer Hot cakes?- me paré en seco frente a él-

-El desayuno- asiente- ¡por eso es...importante!

Corrimos-saltamos hacia nuestro deseado desayuno, el cual no pude disfrutar en su totalidad, ya que a Lea se le ocurrió decirle a Shaun que se iría.

-creo que debo especificar cuándo debes informarle de cosas importantes a Shaun, y definitivamente no es en el desayuno. – me levante de la mesa con mis hotcakes en una servilleta, no los iba a desperdiciar- por cierto, tu invitas.

Corrí con medio pan en la boca buscando a Shaun cuando lo veo en la parada de camión y me siento a su lado.

-Escucha Shaun, las personas vienen y van según lo que necesite uno, en este caso, necesitabas aventura y hacer cosas que nunca habías hecho- agarré su mano y él se giró a verme- Lea cumplió esa necesidad tuya, se va porque es tu turno de poner en práctica lo que ella te enseñó y puedas mejorar en tu vida.

-entonces, ¿ella regresará?- apretó mi mano, el único apretón que no siento que me sofoca.

-es probable y si no, la gran ventaja es que podrás hacer más amigos-

-no quiero más amigos- negó con su cabeza con rapidez.

-¿Entonces no quieres ser mi amigo?- empecé a alejar mi mano cuando él la agarra con fuerza.

-sí quiero- en eso se va acercando a mí, específicamente a mi rostro, ahora a mis labios.

.

.

.

-Shaun, cuando dije que practiques lo que ella te enseñó, me refería a la cualidad de hacer cosas que antes no te atrevías a hacer- le puse una mano en su boca mientras lo alejaba porque seguía acercándose- ¿o es acaso que solo aprendiste a besar?

Dios mío Shaun, tenía esperanza en ti.