Coop está acostado en su cuarto de la clínica el cual es blanco, al igual que su cama, al igual que su ropa...

Coop: Esto es tan injusto. Ese gato entra a mi vida, la da vuelta por completo pero se supone que yo soy el loco... Brillante, Señor Gato.

El chico nota que hay una cámara en su cuarto.

Coop: ¡Genial! ¡Simplemente genial! Ahora creerán que estoy más loco por estar hablando solo...

De pronto tocan su puerta...

Portero: ¿Llamada para Coop Burtonberger?

Coop: ¡En seguida!

El joven sale y el portero se lo queda mirando de forma extraña mientras sostiene el teléfono fijo...

Portero: ¿No eres muy joven para estar en una clínica?

Coop: Pregúnteselo a mi papá y a mi hermana... ¿Puedo?

Portero: (le da el teléfono) Ah... Seguro, tienes diez minutos.

El portero se va y Coop se queda afuera con el teléfono para saber quién lo llama...

Coop: ¿Hola?

Abuelo: ¿Coopster?

Abuela: ¡Hola Coop!

Coop: ¡Abuelo! ¡Abuela! ¿Cómo están?

Los abuelos están en unas cordilleras hermosas, viviendo una vida de jóvenes aventureros sin importar sus edades...

Abuela: Ohhh estamos en las cordilleras Torngats

Abuelo: No preguntes cómo conseguimos señal

Coop: Me alegra tanto escucharlos...

Abuela: Y a nosotros escucharte a ti, te extrañamos mucho mucho

Abuelo: ¿Cómo estás, querido nieto?

Coop: Bueno, para decir verdad...

Abuelo: No tienes que decirlo, sabemos todo...

Abuela: O al menos la mayor parte, hablamos con Burt y nos contó en donde estás

Coop: Es algo difícil de explicar per-

Abuelo: No tienes por qué explicarnos nada, estamos para ayudarte

Abuela: Escucha, estamos algo lejos pero podríamos llegar a Bootsville

Coop: ¿Para qué?

Abuelo: Para sacarte, Coopster, tú y nosotros sabemos que no debes estar allí

Coop: ¿Qué? No, no puedo

Abuela: Pero es muy injusto, ¿Todo por ese gato?

Abuelo: ¿Quién se encargará de él?

Coop: Dennis y... Dennis se encargará de él... Y me mantendré en contacto con él. Pero no puedo escapar de aquí, solo traería más problemas, y ustedes lo saben

Abuela: Lo sabemos... Pero realmente no queremos que estés allí

Abuelo: Te queremos, Coopster, tú no mereces esto

Coop: (se percata de algo) Abuela, abuelo, no se preocupen. Tarde o temprano tendrán que sacarme de aquí, no estoy loco, seguro me harán evaluaciones y todo eso, se darán cuenta de que todo esto es un error.

Abuela: Hmmmm...

Abuelo: Es un buen punto la verdad

Coop: (optimista) ¡Sí! En serio, no se preocupen

Abuela: Está bien...

Abuelo: Pero si en algún momento la situación se complica llámanos, ¿Okay?

Coop: Ténganlo asegurado, ¡Los quiero!

Abuela y Abuelo: ¡Nosotros a ti!

Luego de la despedida el joven Burtonberger cuelga, pero cambia su cara al ver que su evaluación está en su puerta hace rato, la cual ya reveló que tiene niveles muy altos de estrés, por lo que sabe que tendrá que quedarse por quién sabe cuánto tiempo... Solo les mintió a sus abuelos porque sabe que de no ser así ellos vendrían a buscarlo aunque fueran a romper la ley, y lo que menos desea es condenarlos a un asilo solo por ayudarlo a escapar. Solo traería más problemas...

Coop se queda pensando pero se ve interrumpido porque el teléfono suena nuevamente lo cual lo hace fruncir el ceño en confusión, pero al contestar la llamada abre los ojos en grande.

Fiona: ¡Coop! ¿Estás bien?

Coop: ¡¿Fiona?! ¿Cómo estás tú?

Fiona: Estoy bien, lamento no haber podido comunicarme por estas dos semanas. Hubo un corte de internet y señal aquí en la ciudad... Apenas regresaron ambas cosas intenté contactarme contigo pero no estabas, hablé con Dennis y me dio este número, ¡¿Por qué estás en terapia?!

Coop: Creo que finalmente cansé a todos por pelear siempre con Señor Gato... (suspira) No han sido buenas estas dos semanas, pero sabes que es bueno escuchar tu voz...

Fiona: Bueno, sabes que también es bueno escuchar la tuya... Pero estoy preocupada por ti, ¿Qué va a pasar ahora?

Coop: Probablemente intenten hacerme creer que Señor Gato no es un alienígena, no sé cuánto tiempo estaré aquí...

Fiona: Iré estos próximos fines de semana de visita para ayudar a Dennis a ocuparme de él, pero será extraño no verte...

Coop: Trataré de salir lo antes posible, pero no puedo escaparme...

Fiona: Dennis dijo que deberían hacerte evaluaciones antes que nada, ¿Ya te las hicieron?

Coop: Uhhhh...

Fiona: ¿Coop?

Coop: Sí, me las hicieron... Al parecer tengo altos niveles de estrés...

Fiona: Hmmm... Lamento mucho eso...

Coop: No es tu culpa

Fiona: Debí haberte enviado al menos una carta

Coop: Fiona, está bien, no es como si hubiera cambiado el resultado... Trataré de cooperar aquí y salir cuanto antes...

Fiona: (suspira) Okay...

Coop: Y Fiona...

La llamada se ve interrumpida por el portero quien desconecta la línea.

Portero: Lo siento, no permitimos más de diez minutos de llamada

Coop: Pero-

Portero: Y la primera sesión grupal está por comenzar.

Coop: Hmmm...

Al chico parece no salirle nada bien, pero no le queda de otra que resignarse y seguir al portero hasta la primera reunión grupal de terapia. Al llegar se sienta en su silla en donde hay otros 5 pacientes con los que evita siquiera hacer contacto visual, hay 6 lugares ocupados contando la silla en donde se sienta Coop, pero hay un séptimo espacio vacío. Más temprano que tarde llega el Doctor que los atenderá... Este viene caminando portando una camisa azul y una corbata roja, envueltas y cubiertas por una bata blanca. El hombre tiene pelo castaño con algunas canas pero se ve joven, es como si experiencias del pasado lo hubieran hecho envejecer un poco, como el estrés, porta lentes y algunas cicatrices blancas y pequeñas de arañones en la cara.

Doctor: (se sienta enfrentado a Coop) Buenas tardes, muchachos

Pacientes: Buenas tardes

Coop: Buenas... Tardes...

Doctor: Hmph, hoy tenemos a alguien nuevo, saluden a Coop

Pacientes: Hoooola Coop

Coop: Hola, supongo...

Doctor: Así que, Coop, leí algo sobre tú teniendo un gato alienígena-

Coop: (suspira) Escuche, sé lo que es esto y sé lo que está pensando, estoy loco, necesito ayuda. Pero no lo soy, no soy como los demás aquí, sin ofender...

Doctor: ¿Qué te hace creer eso?

Coop: ¿Que no soy como los demás aquí?

Doctor: Que yo pienso que estás loco y que necesitas ayuda. Para empezar, Coop, yo no creo que estés loco.

Coop: (se cruza de brazos) Sí, claro. Todos me han dicho eso desde que ese gato entró a mi vida.

Doctor: Bueno, se equivocan. Yo creo que lo que ves y sientes es tan real como lo que todos los demás ven y sienten, aunque eso no signifique que sea necesariamente saludable...

Coop se extraña al ver que finalmente alguien le dé la razón al menos parcialmente en cuánto a la forma en la que se siente gracias al gato alienígena...

Coop: ¿Nos hemos visto antes?

Doctor: No exactamente... ¿Deseas hablar de lo que te perturba?

Coop: No realmente...

Doctor: Está bien, todo es a su tiempo, (mira a los otros pacientes) el proceso de curación viene de adentro y se proyecta hacia afuera.

Los pacientes comienzan a hablar de sus problemas mientras el Doctor toma notas, pero a la vez mira con atención a cada uno de ellos mientras hablan, pero de vez en cuando el radillo de su ojo se concentra en Coop quien pasa de hablar de sus asuntos...

En Bootsville...

Sr. Gato: (feliz) ¡MEOWWWWHAHAHAAAAAAAA!

El gato salta de la alegría al tener la casa para sí solo luego de haber estado tanto tiempo lidiando con el mocoso...

Sr. Gato pasa estos días durmiendo, comiendo Frisky Bits de pescado mientras recibe caricias y cariño de su dueña, durmiendo aún más y riéndose de Dennis cada vez que lo ve por la ventana yendo a la escuela por el hecho de que su mejor amigo no esté cerca. Sr. Gato está de vacaciones...

En la noche...

Coop está en su habitación en la clínica, mirando a la nada de forma pensativa hasta que comienza a escuchar ruidos de gritos afuera, hay pánico en el lugar...

Coop: ¿Hola?

Todos los pacientes están corriendo y se escuchan disparos láser...

Coop: (golpea la puerta) ¡Oigan! ¡Déjenme salir de aquí!

En ese momento pasan caminando varios felinos alienígenas armados, algunos que no hemos visto nunca y otros que sí, entre ellos el Agente 19A con un nuevo tridente, Sr. Gatito está saltando por allí divirtiéndose por el caos... Pero el que está al frente de todo es Señor Gato vistiendo una capa de realeza azul y su collar, este mira a su costado y se acerca a la puerta para ver al chico encerrado, los gatos que están detrás de él hacen lo mismo...

Sr. Gato: (sonriendo) Meowww meowwww

El joven da un grito el cual termina haciendo que se despierte...

Coop: ¡Agh!

El chico se despierta del susto, bastante hiperventilado, recordando en dónde está pero pensando mucho en lo que puede pasar...

Coop: Tengo que salir de aquí...

El joven ve que se les abren las puertas a todos los pacientes incluyéndolo a él, estos comen, van a asearse y se preparan para ir a una nueva reunión con el Doctor...

Doctor: Ahora que todos estamos aquí, lo cual debe suceder al menos una vez al día, tenemos que entender algo. Los problemas son reales, a veces... Muchas otras veces tienen que ver sobre la forma en la que los percibimos, a veces necesitamos una nueva perspectiva, una perspectiva más real que quizás nos muestre que lo que nos agobia realmente no es tan grande o que... Incluso... Eso que nos agobia ni siquiera es real... Así que antes de pedirles a cada uno que hable quisiera que se tomaran un momento para pensar en lo que dirán y en cómo esto se relaciona con la realidad...

Todos se quedan reflexivos ante lo dicho...

Doctor: ¿Qué piensas tú, Coop?

Coop: Uhhh... Emmm... ¿Puedo ir al baño?

Doctor: (suspira) Seguro, muchacho...

El Doctor le indica al portero que acompañe al chico y que lo ayude a saber en dónde está el baño. Coop sigue al hombre pero intenta evitar que este entre con él al lugar…

Coop: Wow, wow, wow, tengo doce años, ¿No puedo tener algo de privacidad?

Portero: (suspira) Tienes 5 minutos, niño...

El chico entra al baño y se encierra en uno de los retretes mostrando que realmente tenía ganas de ir, pero Burtonberger termina saliendo asqueado de este para poder meterse en otro en donde finalmente puede suspirar en alivio...

Coop sale y comienza a lavarse las manos mientras mira a su alrededor, en ese preciso momento ve que el baño tiene una ventana en una posición muy conveniente para que él se trepe...

Coop: Bingo...

El joven pone un balde dado vuelta y salta hasta trepar, allí se esfuerza bastante para subir y para pasar su cabeza, pero el esfuerzo lo vale ya que lo logra. Nomás salir comienza a correr para fugarse...

Coop: (empieza a correr) Eso fue fácil, prepárate Señor Gato porque vas a pagar por esto muuuuy caro jajaj- ¡Ay!

Burtonberger se ve interrumpido al chocarse con un hombre de bata blanca y caer al suelo...

Coop: (levanta la mirada) Hnnggh... ¿Pero qué...

Doctor: No te preocupes, no eres el primero ni el último de mis pacientes que ha intentado eso. Y no, no estás en problemas realmente...

El Doctor está junto al portero, esperaron al chico desde afuera sabiendo que iba a intentar algo así...

Coop: No voy a hablar en tus reuniones, no es nada personal, pero no debo estar aquí. Esto es un gravísimo error.

Doctor: No necesitas hablar en las mismas, pero tienes que estar allí, Burtonberger. Pero solo abriéndote podrás comenzar a ver un cambio en la forma en que te sientes...

Coop: Vaya forma de analizar lo que siento, ¡Ni siquiera los conozco! ¿Por qué tengo que abrirme con ustedes? Ponte en mi lugar, ¿Quieres?

Doctor: Lo que sientes es real, Coop, pero no lo que ves. Y quiero ayudarte a que te sientas mejor

Coop: ¿De qué estás hablando? ¡Agh! ¡Solo quiero volver a mi casa!

Doctor: Hagamos un trato. Si logras un progreso rápido te daré de alta.

Coop: (lo mira sospechosamente) ¿De veras?

Doctor: Solo si aceptas, claro...

El chico no entiende qué es lo que el adulto lleva entre manos y para colmo lo sigue viendo con una cierta y peculiar familiaridad...

Coop: Solo si eso me permite salir antes de aquí...

Doctor: (sonríe) Entonces es un trato. Ahora ven conmigo, hay que volver a la reunión...

El Doctor se pone a caminar hacia la entrada de la clínica junto al portero, y Coop, sin otra opción, lo sigue...

Doctor: Y entiendo tu desconfianza hacia mí, al principio los pacientes nunca están felices de verme pero luego nos hacemos buenos amigos...