DIALOGOS—

"PENSAMIENTOS"

LOS PERSONAJES NO ME PERTENECEN SIN EMBARGO LA ADAPTACION ES MIA Y NO PERMITO SU USO SIN MI PREVIA AUTORIZACION

CAPITULO FINAL

Ya habían pasado dos años.

Dos años desde la última batalla que dejaría una huella enorme en la historia. No solo porque fue el día en que una ciudad se destruyó por completo.

Ese día fue el día en el concepto de héroes cambio por completo. Porque ser un héroe no es de color blanco como siembre lo habían vendido. Ni ser un villano de color negro, en la vida hay grises y matices.

Al final una ciudad tuvo que ser destruida para que se marcara el inicio de una nueva era.

Y también… en un par de días se cumplirían dos años desde que Sakura había tomado la decisión de regresar al país del fuego sin mirar atrás.

"Sakura"

Otra vez… otra vez estaba en sus pensamientos.

Bakugo sobo el puente de su nariz con frustración. No había pasado ni un maldito día en el que no pensara en ella, en que no la extrañara y que no deseara verla.

Joder.

¿Estas listo Bakugo? — cuestiono Kirishima a su lado sacándolo de sus pensamientos. Quien al igual que el portaba su traje de héroe.

Hoy era la ceremonia de graduación de la U.A. Por fin su formación académica había llegado a su fin. Hoy se recibirían como héroes formalmente, aunque ellos se habían convertido en héroes desde hace mucho tiempo, un papel no cambiaría nada

Bakugo solo chasqueo la lengua con molestia antes de pasar de largo de el. Por su puesto que estaba listo, era el día que más habia esperado con ansias.

Vayaaa, si que hay prensa— murmuro Ashido con los ojos brillosos al ver que no había ni un solo hueco libre. El lugar estaba completamente abarrotado de gente, familiares, amigos, prensa. Todo mundo estaba ahí.

Me parece algo exagerado la cantidad de camarógrafos y cadenas de noticieros que hay, ¿no les parece? — murmuro Momo llevándose una mano al pecho mordiendo su labio inferior por los nervios.

¡Hace dos años cuando solo éramos estudiantes luchamos como todos unos profesionales! ¡Debe ser por eso! — grito Hagakure —nuestra generación no la tuvo nada fácil

Ochaco solo miro a la gente con nervios. Hoy era un día muy especial para ella, había logrado sus objetivos. Todo sería perfecto si su vieja amiga estuviera aquí, graduándose con ellos, como muchas veces en el pasado lo prometió.

Ya habían pasado dos años desde que Sakura se había ido y la extrañaba mucho. Pero al final supo que fue la mejor decisión que pudo haber tomado, estar aquí la hubiera afectado mas de lo que la hubiera beneficiado y al final del día era lo único que importaba. Que Sakura estuviera bien

Felicidades jóvenes— murmuro All Might en su forma escuálida antes de indicarles a todos los lugares que debían tomar para que la ceremonia diera inicio.

Lo logramos All Might— siseo un entusiasmado Midoriya

All Might le sonrió de la misma forma. Estaba tan orgulloso del héroe en el que se había convertido Izuku, no pudo escoger a un mejor sucesor —Joven Midoriya muchas felicidades— agrego con su pulgar arriba antes de ir a tomar asiento a su lugar correspondiente.

Kacchan, ¿no estas feliz? — pregunto el peliverde a lado de Bakugo

Katsuki en respuesta solo bufo, una parte de el estaba feliz, pero no era tanta su emoción como pensó que lo seria. Era como si algo le faltará o... alguien

Finalmente todos tomaron asiento en sus respectivos lugares.

Hoy — la voz del director comenzó a escucharse, terminándolo por sacar de sus pensamientos. Ya no importaba lo que sintiera, a estas alturas lo único que podía hacer era disfrutar de la ceremonia y eso era lo que haría

No solo le damos la despedida a un grupo de jóvenes que serán los que se encargan de proteger esta sociedad, esta nueva sociedad— remarco de forma entusiasta — Le damos la bienvenida a nuestros próximos héroes, tuvieron un camino difícil y complicado. Hace dos años esta generación fue la que se encargo de poner los nuevos cimientos de esta nueva sociedad que juntos estamos creando. Pero no fui yo quien lo vivió en carne propia, demos una bienvenida a la chica que se encargara de dar el discurso de despedida. Alguien que formo parte de esta generación y alguien que fue un pieza clave en los momentos cruciales… Sakura Haruno

Los gemidos de exclamación por parte de los estudiantes de la clase A no se hicieron esperar. Al igual que el de la multitud. Ese nombre venia retumbando desde hace años y muy pocos habían olvidado a esa mata rosada, ese héroe rosado que los había salvado.

Pronto los flashazos de los noticieros comenzaron a estallar uno tras otro

Bakugo sentía como se le iba el aire del cuerpo, no, no solo el aire. Toda su alma en si. La gente a su alrededor parecía hacer mucho ruido, pero el único sonido que el escuchaba, era el de unos tacones acercándose. Observo el suelo en un intento de tranquilizarse. Aunque en balde fue. Se sentía completamente fuera de si. como si su alma hubiera escapado de su cuerpo.

Este día… — Bakugo dejo escapar el aire de sus labios al reconocer esa voz. Ladeo su rostro hacia Midoriya que estaba a su lado, incluso el nerd a su lado estaba emocionado. En verdad tenia que ser ella.

Finalmente levanto la mirada y efectivamente se trataba de Sakura, su Sakura. Ni siquiera le importaba el discurso que estaba dando, su cabello rosado había crecido otra vez, llegándole hasta la cintura, los mechones que siempre tenia en su rostro habían desaparecido, sus facciones se habían estilizado y lucia mucho mas bonita de lo que el la recordaba, el plano pecho del que ella se quejaba continuamente se habia desarrollado, su cuerpo lucia mucho mas ejercitado o al menos eso era lo que dejaba ver su traje formal blanco, con una blusa negra ceñida a su cuerpo de forma ajustado y un escote bastante pronunciado. Lucia genuinamente como toda una diosa… y sus ojos jades… esos que eran protagonistas de sus sueños estaban llenos de vida. Esta era su Sakura… la mujer de la que el se había enamorado.

Finalmente los aplausos estallaron, el discurso había terminado y Bakugo no escucho ni una palabra de el

Sakura sonrió e hizo una pequeña reverencia y antes de quitarse del podio su mirada bajo hacia sus antiguos ex compañeros. Su mirada se encontró con la de Bakugo. Y fue como si el tiempo jamás hubiera pasado. Sakura le dedico una tímida sonrisa antes de que sus mejillas tomaran un ligero tono rosáceo y ella bajara del escenario

Bakugo observo esa mata rosada hasta que se perdió entre la gente.

Kacchan Sakura esta aquí— murmuro emocionado el peliverde y por primera vez en mucho tiempo Bakugo sonrió sinceramente. Su chicle había vuelto

.

.

.

¡Sakura! — grito Uraraka apenas vio a su amiga.

La ceremonia había terminado, pero al parecer nadie de la clase A puso atención después de ver a su amiga. La idea de volver a tenerla aquí era una que emocionaba a absolutamente todos

Hola chicos— Sakura les dedico una muy radiante sonrisa. Que si de alguna manera pensaban reclamarle o decirle algo ya no lo harían. Lo único que querían era abrazarla y nunca… pero nunca jamás soltarla.

¿Qué estas haciendo aquí? — cuestiono Ochaco emocionada con sus ojos castaños llenos de lagrimas, separándose ligeramente de Sakura para ver su rostro pero sin romper el abrazo.

Sakura suspiro antes de reposar una de sus manos sobre su cadera —bueno… muchas cosas han estado pasando en estos años y hay asuntos que resolver además Eri esta creciendo. Pronto tendrá que recibir educación especial—

¿Eri estudiara en Japón? —

Ese es el plan— añadió la pelirosa guiñándole un ojo. —ella quiere estudiar aquí, porque en unos años planea estudiar en la U.A y convertirse en una heroína, bueno… algo asi— añadió de forma divertida.

¿pero eso que significa?, ¿Qué cosa?, ¿te quedaras o te iras? —

Sakura solo sonrió antes de negar —no puedo decirles mucho aun, pero en esta tarde se revelara el secreto—

¿es muy importante? — cuestiono Yaomomo con los ojos brillosos —¿Qué es? —

Sakura solo les guiño el ojo —lo siento Momo, en verdad no puedo adelantarles nada, es un secreto—

¡pero es tan bueno verte! — grito esta esta vez Ashido, completamente emocionada por tener a Sakura de nuevo cerca —¿Qué es eso que te hiciste en el cabello?, ¿y esa ropa?, ¡kya te envidio tanto ahora!—

Sakur solo rio antes de negar —no me visto así siempre, solo hoy porque es especial—

¿Cuándo llegaste?, ¿Por qué no nos avisaste? — siguió preguntando. Esta vez con tono de reproche

Pensé que llegarías hasta la tarde — hablo esta vez Shinso mientras llegaba caminando casualmente. Desprendiendo su aura misteriosa que siempre parecía rodearlo

Aunque una ligera y no común sonrisa estaba en sus labios

Era el plan, pero decidimos adelantarnos— hablo Sakura antes de extenderle el puño para que el pelimorado lo golpeara en una especie de saludo

Shinso solo enarco una ceja al ver el saludo tan primitivo con el que Sakura planeaba recibirlo —no esperaras saludarme de esa forma—

Sakura entonces se sonrojo ligeramente —¿Qué? —

Y fue Shinso quien acorto la distancia que habia entre ellos dos para abrazarla con fuerza —te he extrañado mucho — susurro con sinceridad mientras que cerraba los ojos con fuerza. Puede que ahora considerara a la clase A sus amigos, pero con ningún otro tendría el mismo nivel de amistad que habia conseguido con Sakura

La frase de hay amigos que parecen familia le parecía absurda hasta el día en que conoció a Sakura

Sakura abrió los ojos con ligera sorpresa antes de que su mirada se suavizara y sus brazos se envolvieran alrededor del torso del lava cerebros —también te he extrañado—

¿Cómo sabias que Sakura llegaría? — cuestiono Ashido cruzándose de brazos enarcando una ceja ligeramente celosa de lo íntimos que parecían ser.

me lo dijo en una carta hace meses — contesto el como si nada separándose del abrazo

¿¡QUEEEE!?, ¿¡llevas meses escribiéndote con Sakura y jamás nos dijiste nada!? —

Shinso solo sobo su cuello. Esta chica muchas veces podía ser muy gritona y sacar de quicio a cualquiera. —¿meses? — cuestiono en un susurro —yo jamás deje de escribirme con ella—

¿¡QUEE!? —

Sakura-chan— hablo esta vez Togata acercándose a ella

¡Mirio! — Deku grito feliz al verlo —¿Tu también has vuelto?

El rubio asintió —¡Dame 5 Midoriya! — grito y Midoriya hizo lo pedido. Pero sus manos jamás llegaron a tocarse. Fue entonces que abrió los ojos y una sonrisa enorme apareció en sus labios al ver que el brazo de Mirio habia traspasado el suyo —¡Mirio! —

Togata sonrió —Lemilion ha vuelto—

—¿eso significa que ahora te quedaras? — pregunto igual de emocionado.

El rubio sonrió poniéndose a lado de Sakura —bueno… eso es algo que aun estamos viendo. Por el momento estoy aquí porque dentro de dos meses me voy a casar— dijo mientras se sonreía con Sakura y la abrazaba

Un silencio se formó en ese momento. Todos parecían estar procesando lo que Mirio acaba de decir

.

¡Ven Bakugo! — Kirishima junto a Kaminari tomaron a Bakugo cada uno de un brazo diferente para jalarlo —¡saludemos a Sakura! —

¡Ya dile que la extrañaste y bésense! — agrego Kaminari igual de burlón que siempre

¿¡De que mierda estan hablando!? — gruño Bakugo aun resistiéndose. Si quería saludar al chicle pero se resistía a que esos dos fueran quien lo obligaran

Sero también sonrió antes de usar sus cintas para coger a Bakugo de la cintura y comenzar a arrastrarlo —Hay si… ahora finge que no la has estado extrañando estos dos años—

¡Jodanse yo nunca he dicho eso! —

La ultima vez que te envenenaron y que sentías que ibas a morir… comenzaste a delirar y lo único que salía de tus labios era su nombre—

Bakugo sintió su rostro ponerse caliente al verse tan patéticamente descubierto. No podía creer que el hizo esa cosa. Golpeo la cinta de Sero para librarse de su agarre y zafo cada uno de sus brazos antes de suspirar resignado —no soy un maldito juguete, puedo ir por mi cuenta—añadió altanero antes de comenzar a caminar y adelantársele a ellos.

Finalmente giro por una de las esquinas y… la vio. Sakura lucia hermosa. Aun mantenía esa sonrisa encantadora que lo habia cautivado. El estaba completamente embobado viendo a la mujer a solo unos metros de el.

¿Sakura va a casarse? — pregunto Kaminari al reparar en lo que acababa de escuchar de Togata.

Fue cuando Bakugo salió de su ensoñación y reparo en la forma en que ambos se veían.

Espera… — murmuro Ashido atreviéndose a romper el momento tan tenso y lleno de sorpresa que se habia formado —¿de que nos perdimos?, ¿en que momento ustedes se enamoraron? —

¿Nosotros? — pregunto Sakura antes de mirar a Ashido y después mirar a Togata. Ambos se miraron por un par de segundos antes de estallar en risas

Ashido enarco una ceja antes de cruzarse de brazos —¿Qué es tan gracioso? —

Sakura no es mi prometida, solo es su mejor amiga y la dama de honor principal. Mi prometida se llama Ten Ten y es la mujer mas hermosa que jamás haya visto— añadió en un suspiro. Dejando en claro que la única mujer a la que el podía ver con ojos de amor era y seria únicamente la castaña.

Sakura mordió su labio inferior antes de sonreír. Cuando se fueron a Konoha nadie hubiera imaginado que la maestra de armas y Togata se enamorarían. Fue tan extraño y repentino, pero sucedió. Y ella no podía estar mas feliz por eso. Con la muerte de Neji siempre hubo especulaciones de los sentimientos de lo que Tenten sentía con respecto al prodigio Hyuga, aunque la castaña jamás confirmo nada.

En ella quedarían sus sentimientos. Pero le alegraba en demasía de su compromiso con Togata

Basta— Sakura le golpeo el hombro ligeramente en señal de compañerismo —no derrames la miel ahora. Espera a la boda—

Mirio suspiro —ojala el tiempo pasara de prisa —

dos meses es un buen tiempo—

¿En dos meses será tu boda? — pregunto Midoriya emocionado como siempre

El rubio asintió emocionado –esperen la invitación dentro de estos días- añadió sonriente

Fiu— Kaminari suspiro pasando su mano por su frente, limpiando el sudor que habia en ella. Por unos segundos temió por su propia vida. Bakugo a su lado pareció relajarse cuando Mirio aclaro que se casaría con otra mujer.

El rubio podría negar cuanto quisiera sus sentimientos por Sakura, pero estaba claro que de ella jamás habia logrado olvidarse.

¡hey Sakura! — grito en modo de saludo y fue entonces que la pelirosa miro en su dirección

Fue cuando Bakugo dejo escapar el aire de sus labios. Su mirada se encontró con la de Sakura y se sintió como si el tiempo jamás hubiera avanzado. Como si fueran los mismos adolescentes que se querían hace dos años.

Sakura solo trago ligeramente nerviosa mientras sentía como su corazón comenzaba a palpitar con fuerza. Bakugo... seguía incluso mas atractivo de lo que ella recordaba, su cabello rubio seguía igual que antes pero sus músculos lucían ahora mas grandes, y su altura habia cambiado, habia crecido un par de centímetros. Antes el rostro de ella le llegaba a la nariz, ahora fácilmente le sacaba una cabeza y hasta un par de centímetros mas... y su rostro... sus facciones se habían estilizado. Definitivamente los años no habían pasado de en balde y la madurez le habia llegado.

Abrió la boca para decirle algo. Pero ninguna palabra salió de sus labios

Shinso solo enarco una ceja viendo de reojo como Sakura reaccionaba al ver a Bakugo. En sus cartas el evitaba hablar de Bakugo, por muchas cuestiones. Una de ellas era que el aun creía que el rubio no era digno de ella.

Pero de solo ver como Sakura estaba reaccionando sabía que sus sentimientos aun seguían latentes por el. Parecía toda una colegiala enamorada.

Sakura pego un pequeño respingo al sentir como Shinso pellizcaba ligeramente su brazo.

quita esa cara de tonta, o comenzare a creer que en realidad lo eres— solito en un susurro lo suficientemente bajo para que solo ella lo escuchara.

Sakura negó con la cabeza antes de volver a mirar a Kaminari y dedicarle una radiante sonrisa –chicos- saludo

Fue entonces que Sero cubrió su propia boca para evitar que su risa saliera de sus labios. Pero es que no podía evitarlo, la cara de Bakugo era todo un poema.

Sus cintas terminaron por envolver el torso de Bakugo y antes de que el rubio pudiera reaccionar lo empujo hasta que se abriera paso entre todos y quedara frente a Sakura. Justo a escasos centímetros de ella.

Sakura solo parpadeo y acomodo su cabello que se meció por esa ráfaga de viento que ese movimiento causo.

Pet... Katsuki — corrigió rápidamente mientras su rostro comenzar a calentarse por la cercanía. Pero no podía ocultar la felicidad borboteante que ahora mismo sentía —Hola— saludo mientras una sonrisa sincera se formaba en su rostro.

Bakugo solo trago. Esto era real, no era un sueño como tantas veces lo pensó. Era real, completamente real —Sa.. —

¡Sakura-chan! — Sakura entonces ladeo su rostro y observo como Naruto venia corriendo hacia ella

Naruto se puso frente a ella hasta cogerla de la mano. Bakugo entonces observo como el Uzumaki tocaba la mano de Sakura con mucha familiaridad un movimiento demasiado cercano para el.

Naruto— dijo ella mientras parpadeaba

come esto Sakura-chan— menciono el Uzumaki dándole uno de los dangos que traía con el

Sakura solo mastico. No sabia si agradecer o no a la interrupción del Uzumaki. Temía que su cuerpo la traicionara y delatara los nervios que sentia al ver a Katsuki de nuevo.

¿verdad que es rico? — pregunto el Uzumaki igual de sonriente como siempre

Si... pero, ¿te lavaste las manos? —

El rostro del Uzumaki entonces comenzó a palidecer —bueno,… es que fui al baño pero veras—Naruto solo trago al ver como el ceño de la pelirosa comenzaba a fruncirse —¡Sakura-chan es verdad habia mucha gente!, ¡deberás! —

Sakura le pego un coscorrón al Uzumaki —¿Cómo puedes ser tan cochino? — lo regaño.

¡iteeee! — se quejo al mismo tiempo que comenzaba a sobar su cabeza —no seas tan mala Sakura-chan, yo solo quería darte de comer! —

¡pero no te lavaste las manos! — grito cruzándose de brazos –ya con recordarte lo de los boxers diarios tenia que ser suficiente—

Naruto sintió sus mejillas enrojecer —no tenias que decir que no me cambio los calzones diario—

yo no dije eso! — replico y el rostro del rubio casi se pone morado al darse cuenta que el mismo lo habia admitido y que no conforme con eso todos los compañeros de Sakura lo habían escuchado

asi que eres un cochinon eh— acuso Kaminari señalando con su índice entre risas

¿de que presumes? A ti también hay que recordarte que la ropa interior se cambia— señalo Jirou pegándolo con su earphone

—¡No, no es cierto! — comenzó a hablar el rubio tartamudeante moviendo las manos de un lado a otro a modo de negación —¡nada de lo que escucharon es cierto! —

Sakura solo se cruzo de brazos mientras negaba con la cabeza. —déjalo ya Naruto, tenemos que irnos—

Ashido quien tenia las manos en la boca para evitar reírse retiro sus manos —¿irte?, ¿tan pronto?, ¿A dónde vas? —

Sakura suspiro recargando su mano en la cadera —hay algo muy importante que tengo que hacer—

¿importante?, ¿Qué puede ser mas importante que ponerlos al día? — cuestiono Hagakure con un ligero reproche

La razón por la que regrese— menciono guiñándoles un ojo. —Esta tarde se revelara todo. —

¿todo? — cuestiono Momo —¿a que te refieres con todo?

todo en lo que e estado trabajando estos años, ustedes no pensaran que solo estuve descansando, ¿verdad? — pregunto con una sonrisa

¿Pero donde?, ¿Cómo lo veremos? — cuestiono Ochaco

Sakura suspiro –estará en la televisión-

¿en que canal? —

en todos— añadió ella guiñándoles un ojo.

.

.

.

¿Cómo te sientes? — cuestiono Naruto tomándola de la mano

Sakura ladeo ligeramente su rostro hasta recargar su frente en el vidrio del automóvil —nostálgica—añadido en un susurro cerrando los ojos con fuerza

Sakura-chan— añadió el rubio ligeramente preocupado

tranquilo— añadió dedicándole una sonrisa tranquilizadora –estoy bien, cuando vine hasta aquí sabia lo que podía pasar—

yo estaré contigo en todo momento Sakura-chan— añadió el Uzumaki sujetándola de la mano con fuerza

Gracias— respondió ella dándole un apretón con la misma fuerza.

El auto se detuvo y Sakura solo dejo escapar el aire de sus labios. El momento habia llegado. Salió del coche y apenas puso un pie afuera cientos de flashazos comenzaron a estallar uno tras otro.

Sakura tomo una fuerte bocanada antes de salir del auto por completo y que las noticieros comenzaran a retratar su figura.

—¡señorita Sakura por aquí! —

¡Haruno por aquí! — cientos de voces se escuchaban llamándola. Pero ella no estaba aquí para dar entrevistas. Paso de largo de ellos mientras Naruto se aseguraba de que nadie se interpusiera en su camino.

Finalmente ambos entraron en el edificio que los mantendría en resguardo de toda la gente que quería una entrevista.

están impacientes— murmuro Naruto al ver como los guardias apenas podían contener al tumulto de gente que habia.

Así es este mundo Naruto, todo mundo quiere tener la primicia de las cosas para generar mayor dinero—r contesto con desinterés estirando sus brazos

Pero mira lo mucho que has crecido —una voz áspera femenina se escucho detrás de ella y Sakura volteo casi de inmediato

Sakura sintió sus ojos picar de felicidad al reconocer esa voz —¡Recovery! — grito con emoción corriendo hasta abrazar a la pequeña anciana.

Y tu fuerza aumento— dijo al separarse del fuerte abrazo que la pelirosa le estaba dando

Sakura solo rio nervioso —lo siento— se disculpo

Recovery estiro su espalda —no tienes nada de que disculparte, me da gusto ver que… luces feliz—

Sakura le dedico una sonrisa. Diario sentía la ausencia de los que perdió, pero ya no se sentía morir como antes.

definitivamente te convertiste en una bella mujer— agrego Aizawa cojeando con ayuda de su muleta.

—¡Aizawa-sensei! — grito emocionada antes de abrazar al azabache

cuidado Haruno— añadió al casi perder el equilibrio

definitivamente tenemos que hacer algo con esa pierna— añadió Sakura observando la prótesis que el azabache estaba usando. Que aunque no era mala, no era mejor que tener una pierna real.

El azabache solo sonrió acariciando esa cabellera rosada —se te vienen demasiadas cosas encima como para que te preocupes por la pierna de tu viejo maestro—

usted…

All Might me conto de tu proyecto—

espero que no le moleste joven Sakura— murmuro el rubio saliendo de quien sabe donde. Incluso Naruto se asusto por su interrupción. —pero necesitaremos de la aprobación de grandes exponentes para que todo se lleve acabo

Sakura solo le sonrió. A diferencia de los otros dos a quienes no habia visto en mucho tiempo. Al rubio lo habia visto recién hace un mes en Estados Unidos.

no se preocupe, creo que fue lo mejor y gracias por… por coordinar todo esto

All Might sonrió —es un buen proyecto joven Sakura, es la cereza del pastel que se necesita para que esta sociedad cambie. —

Sakura sonrió ligeramente. Ese era el plan.

All Might— uno de los chicos que se encargaba del audio lo llamo —estamos listos—

Joven Sakura— siseo el rubio volteando hacia la pelirosa

Si, es momento—

Era momento de enfrentar el pasado y vencerlo. Para esta vez asegurarse que el futuro seria mejor.

.

Bakugo llego a casa y ahora se encontraba en la sala de estar de su hogar debatiéndose entre que hacer. Sakura estaba aquí, aquí de verdad. Y el... maldita sea, el se sentía molesto. El maldito zombi siempre estuvo en contacto con ella y el... el que fue su novio ni una maldita carta pudo enviarle.

"tu tampoco lo hiciste" le recordó su subconsciente.

Apretó sus puños hasta el punto de dejarlos en blanco. Estaba muy confundido, hoy era un mar de emociones. Nunca creyó que su corazón podría latir de esta forma nuevamente. Y la curiosidad... maldita sea, la curiosidad y las ganas de ver lo que Sakura estuvo haciendo en estos años fue mas grande que el. Cogió el control del televisor y finalmente lo encendió.

ara… Tu nunca ves la tele Katsuki… ¿paso algo? — murmuro la señora Bakugo antes de tomar asiento junto a su hijo

¿¡EH!? ¿esa es Sakura ha vuelto? — cuestiono con los ojos brillosos observando como All Might parecia estar dando un discurso y Sakura se encontraba a un lado de el—¡Cariño la novia de Katsuki esta en televisión!

Bakugo chasqueo la lengua —no es mi novia—

¿eh Sakura? — cuestiono su padre antes de sentarse a su lado dejando al rubio en medio —llama a la tía, ella también querrá ver a Sakura—

Bakugo solo bufo subiéndole el volumen para no escuchar nada mas de lo que sus padres estaban diciendo.

.

.

.

—Y es por eso que el día de hoy se encuentra la señorita Sakura con nosotros— aplausos comenzaron a escucharse y Sakura apretó su dedo índice en un intento de disipar sus nervios.

El rubio se retiro del podio para poder darle espacio a Sakura y ella solo dejo escapar el aire de sus labios antes de ponerse en el y que cientos de flashazos comenzaran a estallar uno tras otro.

Habia un gran tumulto de gente frente a ella. Héroes importantes, gobernadores, senadores, los noticieros mas importantes de todo el mundo.

Finalmente respiro hondo antes de comenzar a hablar

Como se a especulado desde hace dos años existe otro parte de nuestro mundo que a sido desconocida para muchos. Duramos años así, hasta que hace dos años. cuando ocurrió la tragedia de Musutafu ellos vinieron a apoyarnos y su existencia salió a la luz publica junto con la del país del fuego. Hace unas semanas se firmo un tratado en donde se ha decidido integrarlo como un nuevo continente y yo, Sakura Haruno me encargare de ser la embajadora de el—

Mitsuki comenzó aplaudirle como loca a la habitación —¡SI!, ¡ESA ES MI NUERA! —

Aplausos comenzaron a estallar mientras que los representantes de los noticieros comenzaban a alzar la mano para hacer preguntas

Sakura suspiro. Esto no era una rueda de prensa como tal, pero quería aclarar todos los puntos de este tema antes de pasar al siguiente tema. Que era… el que realmente le importaba.

¿si? —

Gracias por darme la palabra señorita Haruno, ¿usted será representante de todo el nuevo continente?

Si. fue una decisión que tomaron los señores feudales por mi estadía en este lugar y mi edad—

¿no es muy joven para tener un puesto como ese?

debido a mis logros de guerra decidieron que era una persona capaz—

¿guerra?, ¿podría hablarnos mas de eso? —

fuegp—No quiero entrar en detalles. Como ya ustedes lo saben, en el país del g se libro una cuarta guerra ninja, en la que ustedes también se vieron involucrados por la luna roja que apareció—

¿puede hablarnos de sus hazañas? —

fui la segunda a cargo del equipo medico y en un punto de la batalla yo me hizo cargo de sanar a todas las divisiones sola, al igual que contribuí en el sellado de Kaguya—

¿puede hablarnos de Keigo Takami? —

Apenas ese nombre se escucho pequeño abucheos comenzaron a escucharse entre la multitud y Sakura se sintió temblar

Keigo Takami fue un gran héroe— añadió Sakura apretando el podio con dureza hasta el punto de fracturar la madera de los costados. Podía sentir como la sangre comenzaba a hervirle de solo escuchar como la gente se expresaba mal de el

Sakura— murmuro Naruto en voz baja intentando tranquilizarla

Sakura aclaro su garganta. No podía perder los estribos aquí y ahora. No cuando habia llegado tan lejos.

Por el momento me gustaría tocar otro tema. — añadió antes de tomar una gran bocanada de aire. —El motivo por el que me estoy presentando el dia de hoy. es porque desde hace dos años comencé a desarrollar un proyecto. Su primera fase fue crear un ala especializada en los niños que perdieron a su familia en la guerra, cuidando su salud mental para que esto no trajera consecuencias a un futuro y que se evitara mas sufrimiento. Esa fase fue completada con total éxito, abriéndole las puertas a la segunda fase del proyecto "Jitoke" el cual consistirá en que desde su nacimiento hasta la edad de 6 años deberán de usar esta pulsera— Sakura entonces mostro el artefacto. Una pulsera parecida a la que habia creado hace dos años para Eri —de esta forma su Kosei se mantendrá inactivo, evitando accidentes. Asi lograremos que los niños reciban una capacitación de su kosei y el uso correcto de este, para evitar futuros daños físicos tanto a su persona como a terceros. —

De nuevo aplausos comenzaron a escucharse y Sakura se sintio mas tranquila.

¿Por qué el nombre? —

Sakura dejo escapar el aire de sus labios — el Ji es por Jin bubaigawara mejor conocido como Twice — jadeos de exclamación comenzaron a escucharse por parte de la multitud al recordar el nombre de ese villano —To es por Tomura Shigaraki y ke es por Keigo Takami — menciono con dureza —cree este proyecto en honor a ellos—

Abucheos comenzaron a escucharse pero Sakura jamás agacho la vista ni se intimido por ellos

¿Por qué crear este proyecto?, ¿de que servirá? —

Porque lo que paso hace dos años se pudo haber evitado— declaro y el abucheo de la gente seso —Jin…— Sakura negó con la cabeza —Twice fue una persona que por su kosei se vio apartado de la sociedad. Nunca nadie le enseño a controlarlo y las únicas personas que no le temieron fueron las que vieron que podían utilizarlo para su beneficio. Tomura era un niño que soñaba con ser un héroe, a la edad de 5 años su kosei que consistía en la desintegración se manifestó y asesino a toda su familia en una misma noche. el en ese momento no se dio cuenta de que el era el causante de que eso sucediera, nadie acudió en su auxilio, vago por las calles hasta que All for one lo encontró y el resto de la historia ya lo saben. Y por ultimo…. — paro por un par de segundos —Keigo Takami mejor conocido como Hawks. La historia de el es distinta pero el final es el mismo. Cuando tenia 5 años Hawks salvo a mucha gente con ayuda de sus plumas, algo que por supuesto llamo la atención de la asociación de héroes de ese momento… desde ese día Keigo fue entrenado por años.. no— Sakura negó con la cabeza —Hawks fue explotado hasta convertirlo en una arma de la asociación de héroes y así como sucedió con ellos puedo seguir con mas historias como la de Himiko Toga o Spinner quienes también formaban parte de la liga de villanos— dijo hablando con fuerza —en la liga antes de unirse a destro eran seis, cinco de ellos con un historia parecida, historias que pudieron evitarse. ¿Qué nos dice eso?, ¿fueron ellos quienes decidieron convertirse en villanos o fue la sociedad que los orillo a convertirse en eso? —

Un silencio sepulcral se formo en toda el área.

Sakura dejo escapar el aire de sus antes de retirarse del podía hasta ponerse a un lado de el —Así que— hizo una reverencia al publico —¡ayúdenme por favor a cumplir con esta meta! — añadió sin despegar la vista del suelo.

Poco a poco aplausos comenzaron a escucharse hasta que toda la multitud se le unió

¡Esa es mi Sakura-chan! — grito el Uzumaki pegando saltos de felicidad.

Sakura solo sonrió mientras alzaba la mirada y su corazón se regocijaba de felicidad. Nuevamente camino hasta el podio para responder un par mas de preguntas hasta dar por finalizado este anuncio

¿Cuándo se llevara acabo este proyecto señorita Haruno? —

A partir del día de mañana todos los niños nacidos se integraran a ese programa. Usaran la pulsera hasta la edad de seis años, despues de su sexto cumpleaños se les hara una evaluación de su Kosei ya que la mayoría de la población comienza a despertarlo a la edad de cinco años. Posteriormente y en base al tipo de Kosei se les asignara a un programa donde se le enseñara al infante a controlarlo para no lastimarse el ni a terceros—

¿cree que el destino de Touya Todoroki pudo haber cambiado con este programa?

—sicontesto Sakura mirando con seriedad a Endeavor —por favor no hagan preguntas de el. No contestare nada mas sobre el—

El reportero asintió —¿podría hablarnos de su relación de Keigo Takami? Se especula que ambos tuvieron una relación amorosa—

Sakura dio un largo suspiro, sabia que esa pregunta llegaría tarde o temprano —La respuesta de esa pregunta me la guardo para mi misma. Pero aprovechando que tocaron el tema de Keigo quiero aclarar un punto. Lo que paso hace dos años fue un hecho lamentable e inevitable. En esa batalla de Musutafu ganamos, pero para mi fue una derrota. La asociación de héroes me escogió a mi junto a mi compañero Keigo Takami mejor conocido como Hawks el héroe numero dos en ese momento para infiltrarnos en a liga de villanos y así frustrar sus planes. No fue una batalla fácil, llego un punto en el que ya nos enfrentábamos a villanos como ustedes los hacían llamar. Nos enfrentábamos a personas reales. Personas que se vieron obligadas a convertirse en lo que ustedes llaman villanos- dijo con dureza mientras el resto de la audiencia callaba, algunos se avergonzaban y agachaban la mirada y otros simplemente decidían no decir nada –a mi me llaman heroína mientras que a Hawks lo abuchean, cuando si no hubiera sido por el. Esa victoria hubiera sido inalcanzable— Sakura sintio un nudo formarse en su garganta —¡No permito ni permitiré que se expresen de Hawks de esa forma! Si hay alguien a quien hay ameritarle esta victoria es a el. El se sacrifico por nosotros, por todos nosotros

Hawks es el mejor héroe que a podido tocar este país, ¡Viva Keigo Takami!, ¡viva Hawks! — grito mientras todo mundo se quedaba en silencio

—¡Viva Keigo! — se escucho la voz de una persona entre la multitud. Sin una pierna pero seguía igual que como ella le recordaba. Mirko se levanto de su lugar antes de alzar su puño —¡viva Keigo! — repitió completamente segura

¡Viva Hawks! — esta vez el que se levanto fue Kouga, el excompañero de agencia del rubio.

Héroes como Endeavor y All Might también gritaron en nombre del rubio

Poco a poco la gente fue aclamando ese nombre hasta que finalmente todos lo hicieron

Pronto las lagrimas inundaron por completo sus orbes jades. Observo el cielo y se dio cuenta de que habia un halcón sobre volando el área.

Hawks— murmuro mirando el cielo mientras sus dedos se apretaban con fuerza a los costados del podio, finalmente sus lagrimas sucumbieron al llanto. Lo mas importante de haber regresado aquí era limpiar el nombre de Hawks. Era algo que le debía. Hawks sacrifico todo por el bien de esta sociedad y lo mínimo que merecía era reconocerlo.

¿estarás viendo esto… Hawks?

.

.

.

Después de la ovación y la presentación de los nuevos proyectos Sakura por fin tenia un par de minutos estar a solas.

Koga, Mirko— saludo al verles entrar a la sala donde solo ella y Naruto se encontraban—me alegra mucho verlos— agrego con sinceridad poniéndose de pie

—¡Hey mocosa! — saludo la peliblanca levantando su brazo —pero mírate sigues igual de enana

Sakura sintio la vena de su frente palpitar. La peliblanca no habia cambiado en nada

Mirko— regaño Koga a su lado antes de que sus ojos zafiros se posaran en los jades de Sakura —te haz puesto mas preciosa como si eso fuera posible— acoto el moreno

¡Hey! — le regaño Mirko —lo siento lobo, pon tu colmillo en otra presa, esta chica es demasiado joven para ti

Kouga solo movió su mano de un lado a otro importándole poco el comentario de la peliplateada. En cambio, camino directo hasta Sakura hasta extenderle unas llaves y depositarlas en sus manos

¿Qué es esto? — cuestiono la pelirosa observando las llaves que el moreno le habia dado

Las llaves de la agencia de Hawks. La agencia te pertenece Sakura, el la dejo para ti—

¿¡EH!? No no no — comenzó a negar efusivamente —yo no hice nada para merecerla. Es tuya Kouga—

No señorita. Cumple su ultimo deseo al menos —

Tu eres el que se a sacrificado todo este tiempo, el que a tenido que lidiar con el rechazo, no hay nadie mas que tu que la merezca—

Nunca lo hice con el propósito de salir beneficiado Sakura. Hawks fue un buen amigo y nada me haría mas feliz que cumplir con su deseo

Kouga

Y odio el papeleo — agrego antes de cruzarse de brazos y mirar en otra dirección

Sakura solo lo miro antes de que sus labios en una sonrisa y una pequeña risa escapara de sus labios —debí imaginarlo —

Kouga también rio —entonces… — dijo divertido mirándola

esta bien, esta bien, me hare cargo de la parte administrativa.—

Kouga sonrio —eso quería escuchar, mujer—

Sakura solo rio negando con la cabeza. Levanto la vista y se dio cuenta de que Mirko la veía de una forma extraña.

¿Qué pasa? —

¿crees que el este viendo? —

con los chismoso que era— Kouga se cruzo de brazos —tengan por seguro que si— dijo mientras cerraba los ojos y asentía dándose la razón.

Mirko solo sonrió abrazando por el cuello al moreno. —por esta vez te daré la razón estúpido lobo—

Kouga sonrió con superioridad —te recuerdo que los lobos se comen a los conejos y mas si son cojos— añadió enseñándole sus colmillos

Mirko solo gruño enseñándole los dientes y Sakura rio

Kouga tiene razón, deberíamos de hacer algo con esa pierna, ¿te gustaría? —

¿hablas en serio? —

¿no te gustaría? —

claro que si, así podre patearle el trasero de una vez a este imbécil— dijo con sorna antes de darle un ligero golpe en la mejilla con la parte externa de su mano y sentarse en su silla de ruedas.

eso lo quiero ver — añadió el moreno y Sakura solo negó con la cabeza mientras comenzaba a empujar la silla y sacar del cuadro a la peliblanca.

Kouga solo sonrió al ver como ambas femeninas se retiraban. Las cosas mejorarían a partir de ahora y su amigo tendría el reconocimiento que siempre debió tener.

Observo el reloj en su mano izquierda. Ginta y Hakkaku ya debían estar esperándolo.

El viento soplo su larga cabellera negra. Cerro los ojos por unos segundos, recordando su guarida, los tiempos en que los demonios dominaban este mundo y eran libres.

ya no vale la pena pensar en el pasado— se dijo así mismo antes de darse media vuelta y retirarse.

.

.

.

¡estuviste excelente Sakura-chan! — animo el rubio abrazándola

Sakura sonrió hundiendo su rostro en el cuello —esto tan bien es por ti Naruto— murmuro sin voltear a verlo —siento no haber podido hacer nada por ti en el pasado — añadió

Naruto abrió ligeramente los ojos antes de separarse —Sakura-chan... —

Este proyecto comenzó por ti y Sasuke— agrego refiriéndose a los hospitales —siento no haberlos ayudado en su momento—

¡no debes culparte! — agrego el rubio cogiéndolas de las manos –solo eras una niña. Hiciste lo que tenias que hacer

Sakura solo le sonrió —¿vendrás conmigo? —

Creo que es algo que tienes que hacer tu sola Sakura-chan y yo mientras aprovechare para comer ramen, la ultima vez que estuvimos aquí no pude hacerlo y desempolvare el apartamento, ni siquiera lo hemos visto y debe de tener hasta telarañas en los muebles. —

¿Y tienes dinero para el ramen? —

Naruto solo la miro antes de comenzar a pestañearle los ojos y hacer una cara de ternura extendiéndole la mano para que le diera dinero.

Sakura solo negó con la cabeza antes de sacar un par de billetes —te veo en casa Naruto— menciono antes de girar sobre su talón parar irse.

La prisión la estaba esperando.

.

.

.

Touya solo pego un pequeño respingo al escuchar como el garrote del guardia golpeaba el acero de su celda —que mierda— gruño molesto al ver interrumpida su siesta

Alístate que vas a salir— le dijo el guardia regordete a través de la pequeña ventana que habia como único canal de comunicación

Touya solo resoplo sentándose sobre su diminuta cama hasta que su mente carburo lo que el guardia acaba de decir —¿Cómo que voy a salir? — pregunto. Pero ya nadie le contesto.

¿era parte de su imaginación? Es verdad que desde que estaba encerrado en este lugar muchas cosas habían cambiado. Pero su mente aun no le jugaba ese tipo de redadas, que bien podrían ser alucinaciones.

¿ya estas listo? —

Touya solo sonrió no era como si pudiera hacer mucho por su aspecto mas que echarse agua en el rostro y lavarse los dientes. —claro— agrego de forma acida y finalmente la puerta de acero se abrió.

La persona que estaba detrás de ella, era una mujer. Una mujer que el conoció hace mucho tiempo. Su aspecto podía haber madurado pero aun era la misma chica que hace dos años le habia gritado que lo odiaba.

Sakura — dijo y la pelirosa sintió un escalofrió en su cuerpo al escucharlo llamándola. Su voz habia cambiado. Ya no era la misma llena de burla y su aspecto… los dos años que habían pasado no pasaron de en balde para el.

Su cabello se encontraba completamente blanco, sin ni un rastro de hollín negro como antes y las cicatrices en su rostro eran inexistentes ya. Aunque las de sus brazos aún permanecían presentes, bueno, por lo menos la piel que quedaba expuesta.

Touya — dijo ella y para sorpresa del peliblanco le sonrió. Sakura Haruno estaba frente a el sonriéndole —me da gusto ver que estas bien— añadió con sinceridad.

Al principio estaba muy nerviosa de verlo. La ultima vez que estuvo con el no intercambiaron palabras amables el uno con el otro. Este escenario habia cambiado . Touya… solo era una victima y Hawks estaría muy avergonzado de ella por odiar al Todoroki y… ella sentía que su corazón al fin habia sanado

—¿estas listo?, tenemos una comida— añadió ella

¿tenemos una comida? — respondió el confundido —¿aquí? —

Sakura negó con la cabeza —vas a salir—

.

.

.

Una comida para conmemorar la graduación de Shoto— dijo Fuyumi con emoción mientras que tanto el como Natsuo y ella hacían explotar las cornetas que habían traído consigo para que el confeti se esparciera por la habitación

Shoto solo suspiro mientras que una sonrisa se le formaba en su rostro

¡Shoto al fin lo logro! — dijo Rei con alegría antes de abrazar a su hijo. Su antes cabello largo habia sido cortado hasta las orejas y las arrugas alrededor de sus ojos ahora si eran notorias anunciando el paso de los años.

por supuesto— agrego cantarín Natsuo golpeando ligeramente el hombro de Shoto —mi hermanito menor es alguien asombroso— añadió el peliblanco con centímetros mas de altura y sus facciones mas maduras.

Fuyu limpio con un pañuelo remojo su lagrimal limpiando las lagrimas que se habían acumulado y esperaban resbalar por sus mejillas —crece tan rápido— agrego nostálgica

Endeavor solo negó con la cabeza cruzado de brazos con su pierna derecha moviéndose de forma nerviosa.

¿Qué haces en la puerta viejo? — gruño Natsuo al ver como Endeavor estaba parado frente a ella como si estuviera esperando algo —¿acaso ya te vas?, pues nos harías un favor— gruño molesto

¡Natsuo! — regaño Fuyumi —dijiste que no pelearías hoy, es la celebración de Shoto—

El peliblanco solo chasqueo la lengua molesto antes de desviar la mirada

Natsuo…— susurro contrariada la chica de lentes.

Pese a los años Natsuo era el único que se negaba a perdonar a su padre, incluso Shoto y su madre ya lo habían hecho. Pero el aun se negaba a hacerlo.

Nat… — Fuyu tenia planeado seguir regañándolo pero la mano de Todoroki cerniéndose sobre su brazo derecho le decía con la mirada que es momento de parar —Shoto— exclamó y el de cabello bicolor solo le negó con la cabeza.

El desde aquella ocasión en el que vio a su padre llorar en el hospital al ver en lo que Touya se habia transformado lo habia perdonado de forma silenciosa. Habia visto el arrepentimiento en el… no olvidaba lo que habia hecho, pero lo perdonaba. Eso habia sido en el caso de el, pero el perdón… quería que Natsuo lo decidiera por su cuenta, sin forzarlo ni obligarlo, incluso si decidía nunca perdonarlo estaba bien.

Fuyu solo asintió en silencio acomodando sus gafas

Endeavor solo los miro avergonzado por el rabillo de su ojo hasta que finalmente se escucho el ruido de un auto aparcándose en la acera —Ha llegado — dijo antes de abrir la puerta

Vaya…. ¿acaso estaba esperando en la puerta?

Natsuo volteo rápidamente mientras una sonrisa sincera comenzaba a formarse en su rostro al reconocer esa voz femenina.

tenemos un invitado especial — agrego Endeavor antes de hacerse a un lado para que la chica pudiera entrar

—¿eh? — cuestionaron al unísono Fuyumi y Natsuo con el corazón latiéndoles al mil por hora de alegría.

Finalmente, esa mota rosada entro en la casa y apenas dio un par de pasos Natsuo se le abalanzo en un abrazo.

Sakura solo rio —vaya que has crecido grandulón— exclamo entre risas antes de apretar la cintura del peliblanco en un abrazo

Natsuo rompió el abrazo pero sujeto de los hombros a la pelirosa —¿Por qué no dijiste que vendrías? — exigió saber sin borrar la sonrisa de su rostro

¡Quítate Natsuo! — grito Fuyumi empujando hacia un lado a su hermano menor para que fuera ella ahora quien abrazara a Sakura

Yo también los extrañe— añadió la pelirosa dedicándoles una sonrisa sincera a ambos hermanos.

¡Sakura-san! — grito Rei antes de ahora ella abrazarla. Casi haciéndole perder el equilibrio por la efusividad del abrazarla

Sakura sonrió —Rei-san— dijo contenta alejándose ligeramente para poderle ver el rostro a la mujer. A pesar de que los años habían pasado, para ella Rei incluso lucia mas joven, verla asi de feliz hacia que su alma irradiara una especie de atmosfera de paz

ha pasado mucho tiempo— susurro Rei sonriéndole cogiendo sus manos con fuerza

Mucho— dijo Sakura cogiendo con la misma intensidad sus manos —y veo que cada día, esta mejor— añadió con una gran sonrisa

Rei asintió antes de volver a abrazar a Sakura y restregar su mejilla con la de ella —pero mira lo bonita que te has puesto—

Sakura solo rio —puedo decir lo mismo —

Natsuo sonrió —ahora si luces como una mujer decente y el puesto que ahora tienes— silbo impresionado —no hay nada que atraiga mas que una mujer de poder, ¿verdad Shoto? — le cuestiono su hermano a Shoto mirándolo abrazándolo por el cuello.

Shoto sonrió negando con la cabeza —me da gusto verte Sakur, hace rato no pude saludarte correctamente porque todos querían hablar contigo, en especial Bakugo—

¿otra vez el cabello puntiagudo? — pregunto Natsuo rodando los ojos —¡no te dejes ganar Shoto, tu eres mejor hombre que el! —

Fuyu solo rio mientras negaba con la cabeza. Aunque ya habían pasado los años, parecía que a Natsuo no se le habia quitado la idea de que Sakura y Shoto se convirtieran en novios

nos da tanto gusto que vinieras Sakura, ¡pongámonos a festejar entonces! — añadió entusiasmada Fuyumi

Esperen— murmuro la pelirosa mirando por encima de su hombro —aun falta alguien— dijo observando como Touya aun parecía estático en su lugar.

¿eh? — Rei, quien habia estado abrazándola observo por encima del hombro de Sakura, justo en la misma dirección en la que ella estaba viendo — ¿Quie…? — las palabras de Rei quedaron en el aire al reconocer a la persona que estaba un par de metros mas alejado

Su cabello negro y ese aspecto lleno de cicatrices habia desaparecido. La melancolía inundo su cuerpo. Por un momento le pareció que era su hijo de tan solo 5 años frente a ella.

Sus orbes grises se llenaron de lagrimas al verlo ahí, frente a ella —Touya...- soltó en un susurro soltando a Sakura provocando que tanto Fuyumi como Natsuo voltearan en la misma dirección que ella y observaron a su hermano ahí. Frente a la casa.

Dabi retrocedió un paso con miedo al ver la mirada de los integrantes de la familia Todoroki en el. Cuando Sakura le dijo que saldrían, creyó que irían a un nuevo centro de rehabilitación. Nunca, ni en sus mas sueños mas locos creyó que volvería a estar en este lugar.

Ni mucho menos volvería a ver... a su familia.

Es verdad que cada semana iban a visitarlo. Pero desde que estaba encerrado no les habia dicho mas de dos palabras a la vez, ellos solían contarle su día pero el solo se limitaba a contestar con un si o no cuando le preguntaban algo. Se sentía… tan ajeno a ellos.

¡Touya! — grito Rei corriendo hacia el hasta que finalmente sus brazos se envolvieron en el torso de su hijo.

Dabi sintió la incomodidad en su cuerpo e instintivamente retrocedió pero su madre no cedió el agarre en el, todo lo contrario en realidad.

se… — sus palabras quedaron en el aire al sentir como la ropa que traía comenzaba a humedecerse. Miro hacia abajo con sorpresa. El cuerpo de su madre temblaba, ella… ella estaba llorando.

"¿Por qué? "

¡Touya! — El peliblanco levanto la mirada y observo como sus dos hermanos corrían hacia el con lagrimas en los ojos hasta abrazarse a su cuerpo

¡estas aquí! — dijo Natsuo intentando evitar llorar

¡no puedo creerlo! — dijo Fuyumi llorando a moco tendido —¡soy tan feliz!, ¡bienvenido a casa hermanito! —

Los ojos zafiros solo se abrieron con sorpresa al escuchar como esas personas que el se esforzó en creer eran tan ajenas a su vida se ponían felices con su presencia.

Su corazón comenzó a calentarse y sus ojos zafiros comenzaron a picar, sensaciones que el no conocía comenzaron a hacerse presentes.

Levanto la mirada y observo como Shoto también caminaba hacia el con una sonrisa en su rostro y… una sonrisa también comenzó a hacerse presente en su rostro

¿Acaso… esto era felicidad?

Sakura abrazo sus propios brazos mientras miraba la escena y una sonrisa se formaba en sus labios.

Endeavor a su lado parecía completamente paralizado. Cuando Sakura le dijo que aceptaba la invitación a comer jamás menciono nada de esto. El habia hecho de todo para sacar a su hijo, para al menos lograr verlo sin rejas, ni policías, ni restricciones de por medio pero no lo habia conseguido—Pero… ¿Cómo? — cuestiono antes de mirar completamente incrédulo a la pelirosa

Sakura rasco su nunca —la asociación de héroes me debe mucho Endeavor, supongo que se sintieron culpables en todo lo que paso, asi puedo cobrarme cierto tipo de favores, pero no se lo digas a nadie—

¿El… el puede estar aquí afuera? —

tiene restricciones, pero… — una sonrisa se formo en su rostro al ver una mirada diferente en Dabi —ya no es el mismo hombre de hace dos años. E seguido su progreso —

¿te han mandado informes mensuales? —

Informes semanales— corrigió ella —a mejorado mucho—

Endeavor sonrió y a Sakura casi le da un infarto al verlo genuinamente feliz por primera vez.

Que su hijo… estuviera mejorando le alegraba.

el anuncio que hiciste en la televisión, ¿eso significa que aceptas? — cuestionosin dejar de mirar a su familia a un par de metros de el

Los orbes jades de ella se posaron en el por breves segundos antes de regresar su vista a un apenado Touya —no hagas que me arrepienta —

El asintió con una sonrisa

Tu juicio comenzara pronto, ¿se los has dicho? — cuestiono mirando como ni Rei ni Fuyumi dejaban de llorar y seguían abrazando con fuerza a Touya.

Endeavor negó. Apenas hace unas semanas el mismo se habia denunciado por todo lo que habia hecho. Si planeaban construir una sociedad nueva el mismo tendría que ser el ejemplo.

Salvo muchas vidas, pero también arruino las importantes para el, las de su propia familia, no solo habia sido Touya y Rei, habían sido todos.

No se lo que me espera… pero lo que sea lo tomare con todo gusto

Sakura solo sonrió dejando que el viento meciera la cabellera de ambos —no será algo fácil—

eso lo se… pero… no me voy a retractar— aseguro el pelirrojo completamente decidido.

.

.

.

Sakura observo como a pesar de que ya eran personas mas "maduras" ni Natsuo ni Fuyumi habían cambiado, seguían teniendo la misma clase de peleas infantiles mientras Shoto solo negaba con la cabeza.

Endeavor suspiro dejando el cuenco de su plato vacío sobre la mesa —Me alegra saber que todos podemos estar aquí ahora, hay algo que debo decirles—

¿Algo que decirnos?, ¿es importante papa? —

Endeavor asintió cerrando los ojos en un intento de tranquilizarse—hace... unos días decidí imponer una denuncia—

Natsuo resoplo molesto apretando con fuerza los palillos con los que anteriormente estaba comiendo —¿ahora a quien planeas arruinarle la vida?

A mi— añadió haciendo que todos callaran —Me denuncie a mi mismo por todo lo que hice en el pasado. Por haberlos echo sufrir, por haberlos lastimado. Por haberlos usado para mis propósitos egoístas. Se que es muy probable que no reciba el castigo que realmente me merezco, pero el castigo que se me de lo aceptare. Siento mucho haberlos lastimado pero lamento mas el no poder compensarlos. —

Un silencio se formo en la sala e incluso Touya dejo caer los palillo con granos de arroz en el suelo. Esa noticia los habia dejado helados a todos

¿¡como que te denunciaste!? — cuestiono Natsuo sujetando la playera de su padre en un solo movimiento.

La expresión del rostro sereno de Endeavor se mantuvo —si…—

¡Natsuo!

¿¡como!?, ¿¡piensas que con hacer eso todo se va a arreglar y ya!? — pregunto con furia apretando los dientes con tanta fuerza que amenazaban con romperse

No… pero, aunque entregara mi vida— el rostro de Endeavor comenzó a descomponerse —nada compensaría lo que les hice a ustedes, al menos quiero pagar con lo que se pueda— añadió y Natsuo pareció entrar en shock al ver al hombre que presumía ser el héroe mas duro de todos descomponerse

Estúpido padre— murmuro Natsuo apretando los dientes mientras que pequeñas lagrimas comenzaban a escapar de sus orbes grises

Los ojos zafiros de Endeavor se abrieron con sorpresa al escuchar a Natsuo. Era la primera vez que Natsuo lo llamaba padre —¿padre?

también te dije estúpido— añadió el peliblanco limpiando con el antebrazo de su sudadera las lagrimas que amenazaban con salir

pero me llamaste padre— dijo aun sorprendido por lo que Natsuo habia dicho.

Natsuo solo negó antes de abrazarlo —estoy…. Orgulloso de ti— añadió antes de abrazarlo. Por primera vez.

.

.

.

Sakura estiro ligeramente las puntas de sus dedos. Hace unos minutos el oficial de Touya se habia encargado de llevárselo. Pese a la insistencia de Rei, Touya tenia que regresar, ya bastante habían hecho con dejarlos salir aunque fuera por un par de horas.

bueno, despideme del resto, ¿si Todoroki?, ellos— una sonrisa se formo en su rostro al ver como los Todoroki parecían una familia real ahora —bueno— una pequeña risa escapo de sus labios —ellos parecen estar muy ocupados ahora—

Shoto miro por encima de su hombro y una sonrisa se formo en su rostro —te acompaño a casa—

no es necesario— agrego rápidamente la pelirosa comenzando a negar con las manos

insisto— murmuro Shoto y a Sakura no le quedo de otra mas que aceptar. Ambos emprendieron camino hasta tomar un taxi.

apenas vuelves y otra vez me ayudas con mis problemas familiares—

Sakura sonrió recargando su cabeza en el vidrio del auto —esto no tiene nada que ver conmigo. Endeavor me lo dijo hace meses cuando nos vimos en Estados Unidos—

¿Estados Unidos?, ¿Qué hacia mi padre en estados unidos? —

¿Quién crees que se encargo de financiar mi proyecto? —

Shoto dejo escapar el aire de sus labios sorprendido —¿Mi… padre? —

Sakura asintió —no quise decir nada antes, porque no quería que mis palabras interfirieran en la relación que ustedes tienen con el — dijo en un suspiro —pero… Endeavor es un nuevo hombre Todoroki, un hombre al que yo podría confiarle mi vida—

Una sonrisa se formo en el rostro de Shoto en tanto su mirada se desviaba al suelo. Era verdad que su padre… aquel hombre al que solía tenerle tanto miedo habia cambiado por completo.

Sobre Touya, Sakura… —

Sakura entonces poso su mirada en el y Todoroki se animo a seguir hablando —¿Qué pasara con el? —

No lo se— admitió —hay muchas cosas que deben evaluarse para decidir que pasara con el—

¿Saldrá libre? —

No lo se—

¿tu que crees? —

dependerá del juicio Endeavor. Touya… esta muy relacionado a todo ese asunto—

Todoroki asintió. Ni su madre, ni el fueron los mas afectados por Endeavor, Touya fue la verdadera victima de lo que habia pasado.

¿Y tu… — Todoroki entonces poso sus ojos heterocromaticos completamente serios —¿tu que sientes con respecto a Touya? — cuestiono refiriéndose a todo. Shoto sabia que su hermano mayor no era precisamente la persona favorita de la pelirosa.

Sakura suspiro recargando su cabeza en el respaldo del asiento —siento muchas por el Todoroki— se sincero —pero… el odio ha desaparecido por completo—

Todoroki arqueo ligeramente las cejas hacia arriba, a sorpresa esta impresa en su rostro —¿hablas en serio?

¿temes que afecte la sentencia de tu hermano? —

—no dijo rápidamente —se que eres lo suficientemente madura para separar tus problemas personales de Touya, pero lo que el hizo… Hawks—

Ya… ya paso Shoto— dijo y sonrió sinceramente —cuando te dicen que el tiempo es la mejor forma de sanar las cosas no mienten— susurro nostálgica volteando hacia la ventana. La ciudad era hermosa y debido a que fue destruida en su mayoría todos los edificios habían cambiado —no digo que lo e olvidado, pero aprendí a perdonar… además… Hawks no… el no querría que yo cargara con odio en mi corazón— dijo y Todoroki reconoció como la voz de Sakura se quebraba con esa ultima frase —a pesar de todo lo que vivió el odio nunca tuvo cupo en su corazón, siempre trato de vivir relajado, incluso cuando las cosas parecían salirse de control el se mantenía tranquilo, me gustaría vivir de esa forma— añadió mientras una sonrisa se formaba en su rostro

Sakura—

La pelirosa negó con la cabeza —no tienes de que preocuparte Shoto, me asegurare de que el juicio de tu padre sea justo e interferiré a favor de Touya, el solo fue una victima de… todo esto— murmuro

Todoroki sujeto la mano de Sakura mientras una pequeña sonrisa se formaba en sus labios —me alegra que hayas vuelto—

Sakura apretó el agarre de Todoroki —a mi también… me alegra volver—

.

.

.

Apenas llego a casa retiro sus tacones y se dejo caer en el sofá que pronto levanto una capa de polvo y mancho toda su ropa.

Bufo molesta antes de sentarse y sacudirse. Se suponía que Naruto se habia adelantado a limpiar, pero ya quedaba claro que no habia hecho nada. Hace dos años se habia quedado un vaso sobre la mesa de desayuno y aun seguía en ese lugar.

Pero sus zapatos estaban en la entrada así que estaba aquí. La pregunta era, ¿Dónde?

Y Como si fuera una respuesta a su pregunta un ruido provino del que antes era cuarto de Sasuke

¿Por qué tienes un traje puesto? — cuestiono la pelirosa enarcando una ceja curioso al ver a su amigo arreglándose un corbatín mientras ella se recargaba en el marco de su puerta.

Naruto solo la miro antes de dedicarle una sonrisa de oreja a oreja —Iré contigo a tu fiesta— agrego sin dejar de sonreír

¿Qué?-

El asintió efusivamente dándose la razón —tus amigas— llevo un dedo a su barbilla intentando recordar el nombre de esas chicas —Uraraka y la chica rosa con cuernos vinieron hace rato a buscarte, pero no estabas y fuimos de compras, ¡te compramos un vestido para que lo uses Sakura-chan!—

¿Fiesta? — pregunto cruzándose de brazos. A ella no le habían mencionado nada de eso

Naruto asintió cual niño pequeño —dijeron que por la emoción se les olvido decirte, pero tienes una fiesta por tu graduación hoy por la noche—

Sakura suspiro estirando sus brazos —Yo no me estoy graduando—

Ya Sakura-chan era tu generación, además, ¡será muy divertido! —

Sakura se cruzo de brazos y enarco una de sus cejas rosadas —¿y tu porque estas tan emocionado?, creí que mis compañeros te caían mal porque según tu ellos intentaron robarme de tu lado—

Naruto sintió sus mejillas enrojecer ligeramente. Era verdad que habia dicho eso, pero eso habia sido hace dos años. Cuando estaba celoso de que Sakura ya no pasara tanto tiempo con el —No soy una persona rencorosa— dijo el rubio extendiéndole la bolsa de papel que antes habia estado en su cama —cámbiate ya —

Aja—contesto la pelirosa sujetándola contra su pecho —Uraraka y Ashido te invitaron el ramen, ¿verdad? —

Naruto entonces se helo y Sakura solo rio negando con la cabeza. Conocía a la perfección a sus dos amigas, seguro habían intentando sacarle información de todo lo que ella estuvo haciendo en estos dos años ausente.

N-no claro que no— negó de forma rápida y efusiva —¡y ya no me hagas preguntas! —

Sakura solo rio negando con la cabeza antes de abandonar la habitación. Naruto, era Naruto.

.

.

.

Solo iremos a un lugar Naruto, no te emociones mucho, será una fiesta pequeña— añadió Sakura al ver que el rubio lucia mas hiperactivo y ruidoso de lo normal

Claro, para ti es fácil decirlo porque estuviste viviendo mucho tiempo en este lugar, pero para mi Sakura-chan, es nuevo, ¡todo es nuevo!, amo la comida de aquí y estoy seguro de que no e probado ni una cuarta parta de todo lo que hay.

Sakura solo le sonrió antes de mecer su cabello. —Esta bien Naruto, pero por lo que mas quieras no hagas el jutsu sexy, hay un par de pervertidos que no te dejarían en paz— murmuro recordando lo sucio que era Mineta. Ojala que ahora que se graduaran cambiara su forma de ser.

Finalmente ambos llegaron al lugar donde Mina dijo seria su fiesta. Un club en el centro de la ciudad con estilo rustico.

El hombre que se encargada de cuidar la entrada los dejo pasar sin problemas.

El lugar era grande y sorprendentemente tenia buena iluminación. Esperaba algo oscuro, como normalmente eran los cubes y la mayoría de los bares en Estados unidos, pero no, definitivamente habia grandes contrastes de culturas en ellos dos.

y la música por ahora se encontraba en un tono ameno que les permitía charlar

¡Saku-chan! — murmuro una feliz Ochaco apenas la pelirosa entro. Su cabello castaño habia cambiado ligeramente, su flequillo habia desaparecido y a su cabello se le habían sumado un par de centímetros. Vestía un vestido rojo de coctel corto y entallado que la hacia lucir mucho mas hermosa de la que yo era —me alegra tanto verte — contesto con sinceridad.

—a mi también y el vestido… pásame la factura luego, ¿quieres? — cuestiono sonriendo y Ochaco solo le negó con la cabeza

¡tómalo como un regalo! —

¿un regalo? —

por tu proyecto… es… es asombroso lo que estuviste haciendo en estos años — añadió sonriente

El resto de los que habían llegado también se le acercaron al reparar en que la pelirosa ya habia llegado

pero mira lo mucho que has crecido— murmuro un sonriente Ojiro

Basta, basta— agrego una ilusionado Yaoyorozu, no quería que nadie acaparara a la Haruno. Quería que Sakura supiera del gran avance que habia tenido medicamente hablando. Sakura habia sido su inspiración en muchos aspectos y el saber lo que estuvo haciendo estos dos años solo la alimentaba más —tengo tantas cosas que contarte Sakura, y me gustaría tu opinión de algunos proyectos que tengo en mente—

¡espera Yaoyorozu! — grita Aoyama moviendo sus brazos de un lado a otro —no la acapares, además estamos aquí para festejar no para hablar de trabajo — dijo antes de que su mirada se encontrara con la de Sakura —el traje que usabas hoy era de parís, del diseñador Luistan ¿verdad?

Sakura solo dejo escapar una pequeña risilla. Los años podían pasar pero los chicos seguían igual que siempre

Ahora que te vistes mejor podemos intercambiar consejos—

Sakura solo sintió su tic aflorar en su ojo derecho "¿acaso me vestía feo antes?"

.

.

.

Bakugo vestía un simple pantalón negro junto con una playera vino usándola ligeramente abierta del pecho. Caminaba por las calles de Musutafu con aire despreocupado y las manos en los bolsillos.

Vamos Bakugo— animo Kaminari golpeándolo por su hombro —veras que será una noche divertida. —

El rubio solo se encogió de hombros antes de chasquear la lengua con molestia y hundir sus manos en sus bolsillos. Sentía que la cabeza le iba a explotar, no habia sabido nada de Sakura en estos dos años y ahora aparecía aquí como si nada. Tenia un proyecto muy fuerte en camino y aunque sentía admiración por ella no podía dejar de pensar que ella sabia que vendría y no quiso comunicarse con el.

En lugar de estar en esta puta fiesta el lo que quería era buscarla. Joder, si pensaba que la estaba superando esa idea se fue al mismo caño apenas la vio.

Kirishima golpeo su hombro sacándolo de su ensoñación. Sabia en lo que estaba pensando e rubio, no por nada habían sido amigos todos estos años. —es aquí— agrego con su sonrisa tiburonesca

Sht— murmuro el rubio antes de adentrarse en ese lugar. Estaría un rato y apenas los dos imbéciles se descuidaran se iría. Tenia cosas mas importantes que estar haciendo.

¡venga es nuestra graduación y mañana te vas, ¡embriaguémonos! - agrego Kaminari abrazándolo por el cuello. Pero sorprendentemente Bakugo no se aparto ni siquiera le grito como usualmente lo haría. Parecida ensimismado con algo, tenía la vista fija en un punto en especifico.

El no habia reparado en nada ni en nadie. Ahí estaba la persona que albergaba sus pensamientos siempre.

Su cabello corto como lo tenia antes de irse habia desaparecido por completo, ya no era tan largo como cuando recién eran novios. Pero aun lo era. Apenas si le llegaba a media espalda y se encontraba perfectamente alisado y ese vestido se ceñía a la perfección a su cuerpo delgado y perfectamente proporcionado.

¡llegaste Kirishima! — grito Ashido quien estaba a un lado de Sakura mirando hacia la puerta, viendo al grupo de chicos que acababan de llegar.

Sakura por inercia miro en la misma dirección y si, tal y como Ashido lo habia dicho Kirishima habia llegado, pero no lo habia hecho solo. Kaminari venia con el y también… Bakugo también venia con ellos.

De nuevo sus miradas se encontraron y Sakura aparto la vista de inmediato al sentir sus mejillas comenzar a arder.

Rápidamente le dio un trago a la copa que antes estaba en sus manos. Necesitaba alcohol en su cuerpo para relajarse o sus nervios quedarían expuestos.

Aunque tarde fue pues Ashido rápidamente se dio cuenta de como el semblante de Sakura cambiaba con la presencia de Bakugo.

¡Oi Sakura-chan! — grito Kaminari antes de correr hacia ella —¡te ves muy bien! — añadió el enseñándole el pulgar y sonriéndole

Sakura le dedico una sonrisa mas relajada tranquilizándose —gracias Kaminari, ¿no vas a decirle nada a Jirou? — cuestiono antes de comenzar a codearlo de forma divertida

El rubio solo miro por encima de su hombro como en la barra del bar se encontraba la azabache hablando con Koda y Hagakure animadamente. Al igual que Sakura vestía un vestido negro, pero el de ella era mas corto y con un escote mayormente pronunciado.

Sus mejillas se tiñeron de rojo antes de regresar su vista al frente y mirar el suelo, lucia hermosa.

Sakura solo rio con complicidad al ver como el rubio se ponía nervioso y desvió ligeramente su mirada hacia Bakugo quien no dejaba de verla de forma insistente.

Sakura regreso su mirada hacia Kaminari mientras mordía ligeramente su labio inferior. ¿Qué tanto le estaba viendo?

¿viste eso? — cuestiono Mina a Kirishima en voz baja codeándolo.

¿eso? — pregunto en un susurro

la forma en la que Bakugo mira a Sakura— contesto la pelirosa como si fuera lo mas obvio del mundo

Kirishima entonces entorno sus ojos rubís en el rubio a su lado. Sus ojos fueron de Bakugo a Sakura una y otra vez. Dándose cuenta que lo que Mina decía tenia razón. Bakugo no le quitaba la mirada de encima.

¿piensas lo mismo que yo? — cuestiono divertida Mina

¿operación Bakusaku? — cuestiono con complicidad

operación Bakusaku— añadió la pelirosa.

.

.

.

.

Operación Bakusaku es un fracaso— añadió Mina desganada dejándose caer de hombros

Oi, ¡no te rindas! — grito Kisihima poniéndose de pie para masajearle los hombros a su cansada novia —¡la noche aun es muy larga! —

Bakugo no se atreve a decirle nada, es mas, míralo, parece un loco — dijo con reproche al ver como el rubio estaba alejado del resto en una de las esquinas aun viendo a Sakura —nunca se atreverá a decirle nada—

Kirishima solo frunció ligeramente su labio. Mina tenia razón, con lo orgulloso que era Bakugo no le diría nada, ni siquiera un te extrañe.

¿y si probamos con Sakura? — pregunto no queriendo perder la emoción de volver a juntar a ese par.

Mina soltó una risa seca —con ella es mas difícil, al menos Bakugo es impulsivo pero mírala a ella. su mejor amigo casi no se le separa y el resto tampoco en especial Momo— acuso con reproche al ver como la azabache parecía estar hablando muy animada con ella.

¿y si organizamos algo para que esos dos se junten? —

¿algo? — pregunto curiosa levantando el rostro —¿Cómo que algo?

Kirishima le dedico una sonrisa tiburonesca —creo que es momento de que la fiesta de verdad empiece— menciono cogiendo de la mano a Mina para que se pusiera de pie

Pronto el ambiente sereno y tranquilo en el que el club se encontraba dio un vuelco de 180 grados. La luz desapareció casi por completo, ahora solo habia pequeñas luces tintineantes de colores y la música subió a un volumen tan alto que no le permitiría a nadie seguir hablando.

Ashido se acercó a Sakura quitándosela de las manos a Momo para que ambas comenzaran a bailar.

Mina…— la llamo en voz lo suficientemente alto. Pero la pelirosa no le presto ni una pizca de atención. Ella solo siguió moviendo sus caderas al son de la música alta.

Sakura solo sonrió antes de darle un último trago a su vaso hasta dejarlo vacía y dejarse llevar por la música. Necesitaba despejar su mente de todo lo que está pasando

Mina comenzó a empujar disimuladamente a Sakura para que lentamente se fuera acercando hacia la esquina donde estaba el rubio.

¡ven Bakugo! — grito Sero intentando que su voz llegara hasta Bakugo

Si Bakugo lo escucho pretendió no hacerlo pues su semblante no cambio pero esas palabras si llegaron a los oídos de Sakura. Ella volteo y vio al rubio en la misma esquina de hace horas con su trago en la mano.

Una sonrisa se formo en sus labios al ver que las cosas no parecían haber cambiado mucho. El rubio seguía con el mismo carácter y Kirishima, Kaminari y Sero seguían intentando que el rubio se divirtiera sin amargarse.

Una risa escapo de los labios de Sakura y como si lo que hubiera salido fuera el nombre de Bakugo y no una risa el volteo instintivamente —el no baila porque tiene dos pies izquierdos — acuso la pelirosa con burla. Mirando directamente a esos ojos rojos

Sero se tapo la boca para evitar que una risilla escapara de sus labios y Bakugo lo golpeara.

Lamentablemente Kaminari no fue igual de inteligente que el y si comenzó a reír descaradamente

¡DE QUE MIERDA TE RIES! — grito el rubio sujetándole el rostro al rubio con la mano humeándole

Kaminari comenzó a negar efusivamente con la cabeza y Bakugo chasqueo la lengua antes de lastimarlo, solo poquito para que aprendiera a no burlarse de el.

Chasqueo la lengua molesto y lo soltó. Volteo a ver a Sakura pero ella ya parecía sumida en su propio mundo pues movía sus caderas al son de la música con los ojos cerrados.

Sero fue quien decidió tomar las riendas y aunque seguro le costaría un golpe más tarde le estaba cansando que Bakugo fuera tan lento así que decidió ayudarlo empujándolo hacia Sakura

Auch— se quejo la pelirosa mirándolo y frunciéndole su entrecejo — los demás no tenemos que pagar por tus dos pies izquierdos Bakugo — siseo con burla

Bakugo entonces chasqueo la lengua y antes de que Sakura se diera media vuelta para darle la espalda la cogió de la mano hasta pegarla completamente a su pecho.

Sakura sintió sus mejillas enrojecer y el corazón martillarle al mil por hora. Intento alejarse pero el agarre de Bakugo lo único que hizo fue afianzarse en su cintura no permitiéndole escapar de el.

Fue entonces que el cuerpo de Bakugo comenzó a moverse, el, Bakugo Katsuki estaba bailando. Sakura levanto la mirada para verlo sorprendida y Bakugo solo le sonrió —¿Qué?, ¿ahora eres tu quien tiene dos pies izquierdos? — dijo con superioridad burlándose.

Sakura solo le sonrió negando con la cabeza mientras sus manos se cernían en sus hombros y ambos comenzaban a bailar juntos.

Sus cuerpos se fueron pegando mas hasta que llego un punto en el que se sentía como si ambos estuvieran fusionándose.

Levanto la mirada y se encontró con esos orbes escarlatas con los que tantas veces soñó mirándola directamente.

Mierda.

Y-yo — tartamudeo nerviosa al darse cuenta que ni su cuerpo, ni sus emociones eran ajenas al rubio. Sentía que estaba asfixiándose de tantas —necesito aire— logro articular dándose media vuelta y abriéndose paso entre la gente para salir de aquel lugar.

Bakugo se quedo por un par de segundos tratando de regular su respiración. Incluso con tanta gente a su alrededor el aroma a cerezos que despedía la pelirosa seguía presente en sus fosas nasales.

Sus ojos observaron como la puerta de emergencia que dirigia hacia callejón se abría. Estaba seguro que Sakura habia salido por ahí.

Sakura apoyo una de sus manos sobre la pared de ladrillo mientras tomaba bocanadas de aire. estar tan cerca del rubio hizo que su corazón latiera con una fuerza increíble. Incluso podía sentir como su cuerpo por completo palpitaba.

Era un mar de emociones hoy. Uno en el que se estaba ahogando

Sabia que no estaba lista para esto— murmuro para si misma recargando su cabeza en el frio concreto. El solo tener la presencia del rubio cerca la mareaba y sonaba ridículo pero sentía como si el aire de pronto fuera mas denso e hiciera que respirar fuera mas difícil.

¿No estabas lista para que gatita? — cuestiono un hombre de aspecto robusto con una cicatriz en el ojo

Sakura solo le miro enarcando una ceja

mira que mujer tan hermosa eres, ven conmigo— exigió tomándola del brazo con fuerza.

Sakura soltó un pequeño alarido. Estaba preparando su puño para golpearlo. Pero una explosión en el brazo izquierdo del chico se le adelanto.

¡MIERDA! — grito ese hombre antes de soltarla y llevar su mano a su brazo lastimado —¿Quién mierda te crees? — estaba dispuesto a atacar al imbécil que lo habia herido. Pero apenas vio ese melena rubia y esos ojos rojos. Sintió como el alma se le iba del cuerpo

Dy…dynamight — dijo con miedo y Bakugo solo levanto la mirada

1….

El hombre robusto no necesito escuchar nada mas antes de salir corriendo despavorido del lugar

Los ojos rojos de Bakugo entonces miraron a Sakura. Y el rostro de ella era todo un poema.

Bakugo Acorto la distancia que habia entre ellos hasta coger el brazo que anteriormente ese hombre habia tomado y de forma minuciosa lo observo, asegurándose de que Sakura no estuviera lastimada.

estoy bien— dijo antes de librarse de su agarre

dime si imbécil te lastimo… porque de ser así lo buscare hasta el fin del mundo— añadió el rubio completamente serio

Sakura solo sonrió ligeramente —¿Dynamight?, ¿ese es tu nombre de héroe? Me gustaba mas petardo— agrego con burla

Bakugo solo chasqueo lengua antes de desviar la vista —¿no vas a decir gracias? —

No necesitabas defenderme, yo sola podía con el—

pero no lo hiciste—

estaba analizando la situación—

¿no puedes dar solo las gracias?—

Gracias pero no te necesitaba— añadió Sakura antes de acariciar sus brazos desnudos. La cabeza le daba vueltas por todas las emociones de hoy. En lo único que pensaba era en hundirse en sus sabanas y dormir una larga siesta

Acomodo su bolso antes de pasar de largo del rubio

¿A dónde vas? — pregunto el

A casa, despídeme del resto, ¿quieres? — pregunto mirándolo por encima de su hombro antes de dedicarle una sonrisa y seguir con su andar

Bakugo frunció ligeramente su ceño antes de correr hasta igualar el paso de la pelirosa—Te acompañare a casa — anuncio poniéndose a su lado

No necesito que lo hagas, esta solo a unas cuadras—

que tal si ese imbécil regresa—

yo sola puedo lidiar con el— añadió Sakura aumentando la velocidad de su andar

No— respondió el rubio de nuevo igualando su velocidad.

que si—

que no—

¡que si! — grito Sakura antes detenerse. El sonido de las olas fue lo que llamo su atención. Iba tan entretenida peleando con Bakugo que apenas noto que estaban en la playa de Musutafu. Aquella en la que conoció a Midoriya y también… aquella donde ella y Bakugo habían peleado por primera vez.

La nostalgia se apodero de su cuerpo, no habia estado cerca del mar desde el día en que habia abandonado Musutafu.

Bakugo entonces observo como Sakura se quitaba los tacones en una patada dejándolos ahí varados en la acera y caminaba por la arena directo hacia la orilla del mar.

Sakura estaba concentrada dejando que las olas cubrieran la planta de sus pies. Dios, esta sensación era fantástica. Incluso sentía que todo el estrés que sentía se iba con las olas

¿Qué haces? — cuestiono poniéndose a su lado

Es obvio— contesto Sakura dejando que las olas mojaran la planta de sus pies.

La sensacion que la espuma le causaba era una especie tranquilizadora para ella.

En Konoha no hay playa. Y estar aquí me trae muchos recuerdos— dijo ella sin mirarlo

Su rostro intranquilo que antes tenia se habia tranquilizado. La luz de la luna alumbraba su rostro y… lucia hermosa.

Comenzó a mover la cabeza de un lado a otro intentado disipar esos absurdos pensamientos que tenia.

¿Qué pasa? — cuestiono Sakura ladeando ligeramente su rostro para verlo —¿es que acaso te has vuelto loco? — pregunto divertida al ver los gestos tan extraños que hacia el rubio.

Bakugo solo rio —cállate chicle

Sakura también sonrió —¿o que petardo?, ¿acaso quieres pelear? — cuestiono alzando los puños ligeramente en señal de pelea.

E mejorado lo bastante— dijo el rubio encogiéndose de hombros

—¿De verdad? ¿Por qué no lo ponemos a prueba?

¿Quieres pelear chicle?

Eso tenlo por seguro petardo— añadió Sakura dando un par de pasos habia atrás para ganar distancia entre ellos dos.

Bakugo sonrió dejando los tacones de Sakura en la arena y arremangado sus mangas —no sabes ni en lo que te estas metiendo— añadió el seguro de si mismo

tu eres el que no sabe en lo que se esta metiendo— aseguro la pelirosa tronando sus nudillos —siempre te patee el trasero y eso no tiene porque cambiar— dijo tronándose el cuello

Bakugo solo sonrió —tan molesta como siempre—

Y tu sigues igual de egocéntrico— gruño Sakura mostrándole los dientes gesto que Bakugo imito.

No usaremos kosei— dijo el rubio —todo lo que haremos será cuerpo a cuerpo—

¿tanto miedo tienes de que te lastime? —

soy yo el que no quiere hacerlo, tu cuerpo enclenque no aguantaría una de mis explosiones— advirtió el rubio con soberbia cruzándose de brazos y asintiendo con la cabeza con los ojos cerrados. Dándose la razón el mismo.

Pues ven acá— siseo la pelirosa antes de tirar un puñetazo que Bakugo apenas alcanzo a detener. Sakura incluso sin su fuerza monstruosa era mucho mas fuerte que la mujer promedio.

Bakugo tiro un puñetazo provocando que ella se agachara para esquivarlo. Aprovechando ese momento de desconcierto para patear una de las piernas de Bakugo logrando que el rubio perdiera el equilibrio. Sakura se puso encima de el amenazándolo con su puño y sonrió victoriosa —perdiste—

Bakugo entonces sonrió y con su palma derecha cogió suavemente su puño —Sabes— murmuro con su voz aterciopelada y Sakura aflojo su agarre sintiéndose vibrar por el rubio.

nunca debes confiarte— murmuro antes de hacer una llave en un rápido movimiento para no darle tiempo a Sakura de reaccionar.

Sakura gimoteo al sentir como Bakugo terminaba arriba de ella

Deja vu

Ganaste— murmuro al fin mientras sus orbes jades se encontraban con los rubís

Bakugo solo sonrió con superioridad antes de quitarse de encima de ella y tirarse a su lado

Sakura solo parpadeo ligeramente sentándose mientras que un silencio se formaba entre ellos dos.

Estuviste entrenando mucho — agrego Sakura desviando su vista a los nudillos de Bakugo, los cuales estaban llenos de cicatrices y ampollas

Bakugo solo chasqueo la lengua antes de cruzar sus brazos tras su nuca —por supuesto, despues de todo tengo que convertirme en el héroe numero uno —

Sakura solo lo miro antes de que una suave sonrisa se formara en sus labios y volviera su vista al cielo, dos años despues y se sentía como si el tiempo jamás hubiese pasado, como si el tiempo jamás hubiera avanzando entre ellos dos. incluso su corazón aun latía de forma presurosa

Bakugo observo a Sakura por el rabillo de su ojo antes de dejar caer sus brazos hacia atrás y recargar su peso en ellos. Imitando la forma en que Sakura veía el cielo

A mi también me gusta la playa— susurro el rubio con voz tranquila regresando la vista al frente, justo donde una ola de gran tamaño comenzaba a formarse —cuando intento calmarme siempre vengo aquí y recuerdo por que hago las cosas— dijo mientras su mirada se posaba en el horizonte

¿Por qué las haces? — cuestiono Sakura mirándolo por el rabillo

porque siempre a sido mi sueño y... porque renuncie a lo que mas quería en el mundo por eso— agrego mientras ladeaba su rostro y sus miradas se encontraban.

Sakura sintió un ligera punzada en su pecho, lo miro por segundos que parecieron horas.

Negó con la cabeza intentando disipar cualquier idea que parecía formarse en ella antes de ponerse de pie y sacudir los granos de arena que le habían quedado en el vestido

Es tarde, deberíamos irnos— añadió con las mejillas sonrojadas. Lo que habia dicho Bakugo la tenia intranquila, con el corazón latiéndole al mil por hora.

El rubio se puso de pie en silencio mientras sus ojos recorrían el delicado rostro de Sakura, estaba sonrojada.

-Sak..-

-¡es tarde! - repitió una vez mas en voz alta dándole la espalda –tengo... — balbuceo — mañana tengo cosas que hacer desde temprano- menciono comenzando a caminar lento.

Mierda.

.

.

.

Bakugo observo una vez mas el lugar. Ver este lugar lo hacia sentir aun mas nostálgico que haber estado en la playa.

El edificio del apartamento de Sakura era un lugar que evitaba ver. Prefería caminar dos o tres cuadras mas con tal de no pasar por este lugar, precisamente para evitar sentir lo que ahora estaba sintiendo.

Me gusto verte Bakugo— añadió Sakura recargándose en el marco de la puerta de la entrada de su apartamento. Las luces estaban apagadas y no se escuchaba ruido.

Seguramente Naruto aun permanecía en la fiesta.

A mi también.. Haruno— pronuncio el con seriedad mirándola

Sakura soltó una suave risa —es extraño que seamos tan formales—

Bakugo le dedico una de esas sonrisas prepotentes antes de acercarse y acariciar el brazo desnudo de Sakura con sus nudillos y ella se sintió helar por tan osada acción –tienes frio- dijo el en una declaración, aunque el casi de inmediato retiro su mano por un par de segundos, lo habia hecho en un acto impulsivo por tocar su piel. Pero al ver que Sakura no se alejo volvió a acariciarlo.

¿Estarás un tiempo aquí? — cuestiono recargándose sobre el marco de la puerta sin romper el contacto físico, solo volviéndolo mas lento. Incluso sintiéndola, tocándola, sentía que esto aun era un sueño, un hermoso del que no quería despertar. Tenerla aquí frente a el parecía irreal, pero estar aquí uno frente al otro hablando parecía aun mas parte de su imaginación

Sakura solo sonrió, el toque de Bakugo en su brazo le erizaba la piel y la ponía ligeramente nerviosa.

Ella asintió ssaliendo del ensueño que esta escena le causaba — Ya que presente a Mirio y Tenten ambos me escogieron como la dama de honor principal, una boda los espera— comento con sinceridad antes de recargar su cabeza suavemente sobre el marco de la puerta —además hay muchas cosas que debo de hacer—

¿te quedaras a vivir en esta ciudad? —

Aun no lo se, pero lo mas probable es que si. Establecere las oficinas aquí, me gusta el clima y me gusta la ciudad— contesto suavemente —Tu partes mañana, ¿no es así?- cuestiono y sus mejillas se tiñeron de rosado, no quería que el rubio pensara que sabia sobre sus asuntos -Jeanist dijo algo—

El rubio asintió. Era algo que habían planeado desde hace meses. En cuanto terminara la escuela el comenzaría a trabajar de inmediato para permanecer ocupado y cumplir las aspiraciones que el siempre habia deseado

Sakura le dedico una sonrisa melancólica. Bakugo se iría a una ciudad lejana, ya no lo tendría mas cerca y ya no habría excusas para verlo mas

Supongo que este es el adiós entonces—

El rubio asintió, si, esta era el adiós.

Sakura le miro antes de cerrar los ojos y sonreírle sinceramente —Adiós Bakugo estoy segura de que encontraras… lo que sea que estas buscando—

Bakugo asintió —Adiós Sakura, estoy seguro que— el rio negando con la cabeza —tu siempre logras lo que te propones—

Ambos se miraron por largos segundos. Ya no habia mas que agregar. Finalmente Bakugo sacudió su cabellera de un lado a otro en una especie de despedida antes de irse.

Sakura observo en silencio como la silueta del rubio iba alejándose cada vez mas y con el su corazón

.

.

.

Bakugo solo llego a casa y cerro la puerta de portazo. En todo el camino hacia aquí no pudo dejar de sentir una presión en su pecho. Tenia demasiadas cosas en su cabeza, y para su infortunio todas se relacionaban con una mata de cabello rosado.

¿Katsuki? — cuestiono su madre al verlo entrar, lucia preocupado. Ni siquiera habia reparado en la presencia de ella —pensé que llegarías mas temprano, aun no has terminado de empacar y mañana te vas a primera hora— regaño ligeramente la rubia acostada en el sofá de la sala. Estaba viendo justo la repetición de la presentación de Sakura.

Pensaba hacerle una visita una vez que Bakugo se fuera. Ya que no quería que el rubio se enterara y la acusara de estarse metiendo en su vida.

Los ojos rojos de Katsuki solo la miraron antes de agachar de nueva cuenta la vista e intentar seguir con el camino a su habitación

Mitsuki que se encontraba tejiendo suspiro antes de dejar de lado lo que estaba haciendo, —¿quieres contarme? —

Bakugo analizo sus opciones y pese a que su madre podía ser muy pesada, era la persona que siempre le aconsejaba mejor que nadie. Era su madre despues de todo

Vi… vi a Sakura— suelto en un murmullo

Mitsuki asintió. En cuanto le vio esa mirada desanimada lo presintió —¿y? —

Estoy confundido — acepto antes de llevarse ambas manos a su cabello y restregarlo con dureza.

¿Estas confundido? — pregunto enarcando una ceja —Dijiste que la habías superado

El rubio chasqueo la lengua.—pues mentí—

Una sonrisa se formo en los labios de la rubia —eso lo sabia Bakugo— dijo provocando que el rubia la mirara — no estuviste nueve meses en mi estomago como para que no supiera como piensas—

¿Entonces aun la quieres? —

El asintió

¿y porque no se lo dices? —

-no se lo que sienta ella-

Mitsuki solo sonrió divertida por lo bajo -¿te da miedo que te rechace?, ¿que no se supone que tu eres el confiado de la familia?

Bakugo apretó los dientes desviando la mirada. Podría ser lo confiado que su madre quisiera en otros aspectos, pero cuando se trataba de Sakura siempre se sentía vulnerable, completamente expuesto a ella. En pocas palabras a su merced.

¿Por qué no decirlo? Porque si, tenia miedo de que ella no se sintiera de la misma forma y lo rechazara. De solo pensar en esa situación su estomago se revolvio.

-si- contesto Bakugo y Mitsuki abrió los ojos con sorpresa. Su hijo jamás se habia abierto tanto con ella. Una sonrisa se formo en los labios de la rubia y su mirada se suavizo

-Tanto que presumes de ser alguien indestructible y apenas te nombran a Sakura pareces un perrito faldero-

Bakugo abrió los ojos y levanto la mirada.

-no eres alguien débil Katsuki, yo no crie a alguien así, ¡así que coge tus pantalones y recupera a la mujer que quieres!-

¿recupe-rarla?

.

.

.

Bakugo bufo una vez mas antes de al fin decidirse y marcar el número.

¿Bakugo? — cuestiono extrañado Kirishima al ver que el rubio era quien lo llamaba. Incluso tuvo que tallar sus ojos al ver el nombre que aparecía en pantalla. Creyendo que era un error

Necesito un favor— contesto la voz del rubio desde el otro lado de la línea.

¿Bakugo pidiendo un favor?

¿Qué pasa? —

dile a tu novia que organice una salida—

—¿A Mina? — pregunto extrañado — recién fue la fiesta de nuestra graduación Bakugo y a diferencia de ti nosotros tenemos que buscar trabajo. Además no se supone que tu ya debías de estar con Jeanist?, ¿aun estas en Musutafu? —

¡Que te importa pelo de mierda!, ¡solo has lo que te pido! —

Bakugo… — siseo Kirishima en voz baja

Por favor— dijo antes de tallarse el puente de su nariz frustrado.

Kirishima solo observo su teléfono móvil como si hubiera escuchado algo imposible en el. ¿habia escuchado bien? Bakugo habia dicho por favor?

¿estas bien? — pregunto en un murmullo sin ocultar la sorpresa que habia en su voz.

si— murmuro y el pelirrojo solo trago

Esta bien. Le diré que nos reunamos a cenar y que le avise a Sakura. Supongo que todo esto lo estas haciendo por ella, de seguro te movió el tapete otra vez, ¿¡verdad!? — cuestiono con emoción

Kirishima solo escucho el chasqueo de Bakugo antes de que colgara y una sonrisa se formó en los labios del pelirrojo.

Por su puesto que era por Sakura que estaba haciendo todo esto. Bakugo no cambiaria todo sus planes y pondría su futuro en riesgo por nada.

Nada que no le importara.

.

.

.

Sakura vestía una falda de lápiz gris junto con unos estiletos blancos y una blusa blanca abotonada del mismo color. Su cabello lo llevaba suelto perfectamente alisado y el maquillaje apenas si adornaba su rostro. Estaba cansada, los días se estaban haciendo cada vez mas pesados con todo el trabajo que tenia.

Una cena de chicas con Mina era lo que necesitaba. Además necesitaba distraerse. El solo estar en esta ciudad hacia que no dejara de pensar en el rubio. Hace unas horas atrás estuvo debatiéndose entre llamarle a Jeanist y averiguar como le estaba yendo al rubio en su nuevo trabajo.

Estúpido si. Pero era una estupidez que estuvo a nada de cometer.

Finalmente dio con el lugar. Un pequeño restaurante estilo italiano de concepto abierto que le recordaba a la toscana. El lugar no tenia techo así que en los días lluviosos se mantenía cerrado; luces pequeñas pendían de los árboles para adornar el lugar. Luces que eran tan pequeñas que usando un poco mas la imaginación podías imaginar que eran luciérnagas.

Señorita— el hombre encargado de las reservaciones la reconocía al instante. Un hombre fortachón de tez apiñonada con barba cerrada. —la estábamos esperando, por favor siga por aquí.

El mesero la acompaño a la mesa y…. mierda.

No esperaba ver a Kisihima en este lugar y mucho menos a Bakugo, ¿no se supone se habia ido hace días?

Sus labios se curvaron en una sonrisa al verlo. Era una tonta, cualquiera notaria lo feliz que ella estaba por ver a Bakugo aquí.

Hola— saludo tímidamente antes de sentarse a un lado de Bakugo. El único lugar libre que habia.

Mina llevo un pedazo de pan con mantequilla a sus labios —llegaste muy tarde Sakura, ¿Qué paso con tu puntualidad?

Sakura solo suspiro antes de estirar sus dedos —lo siento. El trabajo me tiene demasiado agobiada. Pero ustedes que hacen aquí, ¿no deberían estar en sus agencias ya? —

Kirishima solo suspiro. —la agencia que me contrato esta del otro lado del país. No queremos separarnos. Por eso decidimos esperar una semana, aun tenemos la esperanza de que alguno de los dos consiga un trabajo mas cerca del otro —

Sakura sonrió. Era algo de esperarse que pasara en una relación entre ellos dos, eran muy maduros y el amor siempre pudo mas en ellos

¿y... que tipo de agencia te gustaría? — pregunto antes de llamar al mesero para ordenar

¿para que le llamas? — cuestiono Bakugo sujetando su mano para que le bajara

¿para ordenar? — cuestiono sarcásticamente por la obviedad de esa pregunta.

ya e ordenado por ti— añadió antes de que ambos se miraran — pasta a la amatriciana es lo que mas te gusta, ¿no? además conociéndote seguro que no has comido en todo el día por trabajar—

Sakura entonces se dio cuenta del toque de bakugo sobre su piel y su corazón comenzó a latir de prisa. No solo por el toque del rubio, también por… el como recordaba pequeños detalles de ella.

es-estará bien — añadió antes de librar su mano del agarre de Bakugo y agachar la mirada para que su sonrojo se ocultara con ayuda de los mechones que colgaban de su rostro.

¿Por qué aun tenia que tener ese efecto en ella?

Kirishima pellizco ligeramente la pierna de Mina en una especie de mensaje y la pelirosa solo rio mientras negaba con la cabeza, algunas cosas no cambiaban y también… habia personas que eran demasiadas necias como para darse cuenta de lo que tenían frente.

pues estas de suerte Kirishima— dijo mirándolo, disolviendo la burbuja en la que ella y Bakugo estaban. —bueno, necesito un curriculum tuyo antes— soltó en un murmuro mas para si misma

¿eh? —

Sakura se cruzo de brazos antes de comenzar a jugar con sus pies —herede la agencia de Hawks y bueno… estamos buscando levantarla. Estoy buscando héroes que contratar y podría hacerte una oferta. Ese es el trabajo que me tiene tan agobiada—

La sonrisa de Kirishima comenzó a formarse en su rostro —¿h-hablas en serio? — cuestiono emocionado con los ojos brillantes.

bueno... solo si tu quieres. Tokoyami también forma parte de la agencia —

¿no tienes mucha demanda? — cuestiono Ashido. Y es que para nadie era un secreto que después de la entrevista de Sakura la mayoría de los héroes querían trabajar en esa agencia.

Claro, después de toda la popularidad que esta recibiendo todos la veía como un trampolín en su carrera. De ser una agencia repudiada y olvidada habia pasado a ser la mas querida.

si... — soltó en un suspiro Sakura pasando su dedo índice por la copa —checar tantos curriculums es agotador, pero a ti te conozco, vi tu desempeño en el pasado y estoy segura que si cambiaste es para mejor —

Una gran sonrisa comenzó a formarse en sus labios —¿hablas en serio?

Sakura asintió —cerraremos la agencia y venderemos el edificio de Osawa; hoy en la mañana compramos uno nuevo aquí todavía tienen que hacerse muchísimas modificaciones en el, pero pronto comenzaremos a trabajar aquí, en Musutafu—

pero Hawks te dejo la agencia, ¿significa que serás un héroe oficial?, ¿aunque no te graduaras? — cuestiono

Sakura bostezo dejándose caer sobre el respaldo de la silla –desde que me dieron la misión de hacerme pasar por Akashi tengo el registro de héroe formal —

¿¡Queeeee!?, ¿hablas en serio? —cuestiono Kirishima ligeramente sorprendido

Sakura asintió. Para ella no era tan emocionante, después de todo lo que habia pasado no planeaba ejercer nunca.

Finalmente todos guardaron silencio mientras que el mesero encargado les servía sus platos correspondientes.

Bakugo sonrió con autosuficiencia. Podían pasar los años, pero su Sakura seguía siendo la misma.

¿y tu?, ¿Qué haces aun aquí? — Kirishima y Ashido no podían ser mas obvios. Pues apenas Sakura hizo esa pregunta ambos comenzaron a comer mas lento y no siguieron haciendo sus chistes que mantenían siempre en la mesa —¿no se supone que ya deberías de estar al otro lado del país? — cuestiono mirando ligeramente al rubio a su lado

Bakugo suspiro —Quería verte, ¿hay algún problema con eso?

Sakura sintió su rostro enrojecer y el rubio entonces rio

ya veo que lo ingenua no se te quita— agrego el rubio sonriendo con superioridad —solo pedí un par de días mas para encargarme de mi mudanza. Aun no consigo apartamento y ni de broma voy a vivir en un puto diminuto cuarto.

Sakura enarco una ceja curiosa. Eso sonaba como algo muy típico de el. Pero esta vez sonaba como una excusa bien planeada.

no cambias— susurro divertida antes de coger sus cubiertos y dedicarse a ingerir sus alimentos.

.

.

.

Mañana me presentare a primera hora, ¿no hay problema? — pregunto el pelirrojo y Sakura negó con la cabeza

Perfecto, Koga o Tokoyami se encargaran de hacerte tu entrevista. Como mera formalidad, no tienes de que preocuparte—

Kirishima asintió de forma eufórica y Sakura se despidió de la feliz pareja. Kirisihima y Mina eran algo… ¿obvio?, no sabia como no lo habia visto venir antes.

-¿y tu no te vas? — cuestiono arreglando su abrigo y mirando por el rabillo de su ojo al rubio. quien a un permanecía a su lado a las afueras del restaurante.

te acompaño a casa— dijo Bakugo encogiéndose de hombros y metiendo las manos a sus bolsillos —no vaya a ser que otra vez intenten hacerte algo—

¿te preocupas por mi, petardo? — pregunto divertida mientras comenzaba a caminar y Bakugo hacia lo mismo a su lado

claro que si, eres muy débil y podrían hacerte algo—

¿a quien estas llamando débil? — pregunto Sakura poniéndose frente a el, golpeando su índice contra su pecho

El rubio solo rio y Sakura le mostró los dientes antes de rodar los ojos con molestia

¿no deberías estar con tu novia? — cuestiono encogiéndose de hombros

Bakugo suspiro —las novias son una perdida de mi tiempo— murmuro con indiferencia comenzando a caminar —y a mi no me interesan las mujeres— gruño. Y en parte era cierto. No le interesaban las mujeres . Al menos no las que no fueran ella.

Sakura suspiro negando con la cabeza regresando la vista al frente caminando uno al lado del otro.

¿y tu novio? — no quería preguntar eso, pero esas palabras salieron de el como vomito verbal y no pudo controlarlas.

Sakura solo le sonrió encogiéndose de hombros —quien sabe, por ahí debe de estar—

¿Qué?, ¿tienes novio? — pregunto el mirándola desconcertado

Sakura solo rio —quien sabe— dijo antes de acelerar su paso

dime— exigió saber igualando la velocidad con la que caminaba

¿Por qué?, ¿te interesa? — cuestiono divertida al ver las reacciones que el rubio tenia.

si— respondió y Sakura se detuvo en seco a su lado

lo siento por el tonto que tenga que aguantarte— respondió antes de que fuera el turno de el para que comenzara a reír. Observo como la vena de la frente de Sakura comenzaba a palpitar por la molestia y supo que era momento de correr o atravesaría un edificio por la fuerza del golpe que seguro le daría.

Sakura sintió sus mejillas enrojecer de molestia —¡ven acá petardo! — grito comenzando a correr detrás de el

¡Alcánzame!, ¡lentaaaaaa! — grito importándole poco si llamaba la atención de la gente

¡esta me la pagas! —

.

.

.

.

Otra vez aquí. Era increíble como de una u otra forma siempre terminaban regresando a este lugar.

Te has vuelto muy lenta— agrego el rubio cruzándose de brazos mientras Sakura tomaba una bocanada de aire en un intento de regular su respiración

Quiero verte correr en tacones y sin meses de haber entrenado— gruño Sakura recomponiéndose

ahora eres débil, ayer lo comprobé— se siguió burlando

¡ayer no pelee en serio contigo! Si lo hiciéramos ten por seguro que no ganarías. No tendrías ni un mínimo de chance — menciono cruzándose de brazos

lo que digas chicle— dijo abrazando sus brazos tras su nuca.

Ugh— Sakura entonces se quito los tacones —peleemos entonces, pero una batalla real— murmuro antes de romper el dobladillo de a falda para que pudiera moverse con mayor libertad.

¿usaras tus trucos sucios? — pregunto el rubio divertido por haberle pegado en el ego a Sakura. Comenzó a arremangarse las mangas mientras que sus manos comenzaban a hormiguear ansiosas.

no son trucos sucios, son habilidades— dijo acomodándose sus guantes —es como si yo te pidiera que no usaras tus explosiones—

Bakugo sonrió negando con la cabeza —¿empezamos? — cuestiono con ese toque de superioridad que siempre parecía tener.

Además… estaba realmente emocionado, no solo por estar con ella, si no por pelear como antes siempre lo hacían. Era como si el tiempo jamás hubiera avanzado entre los dos y la conexión jamás se hubiera roto.

Sakura trono sus nudillo y su mirada jade desafiante se poso en el —Oh petardo yo ya empecé— dijo antes de desaparecer de la vista de Bakugo

Que mier…. — el rubio no alcanzo a terminar esa oración pues el golpe en su barbilla termino interrumpiéndole elevándolo por los cielos

Bakugo sintió un cosquilleo recorrerse desde su barbilla hasta la boca de su estomago. Joder, dolía como los mil demonios. No pegaba como antes, ahora, era mucho mas fuerte y cuando decía mucho mas no exageraba.

Hizo una explosión en su brazo derecha para alcanzar a desviar su cuerpo en el aire. una tras otra pues Sakura no dejaba de lanzar golpes y patadas esperando impactarlo. Y no ansiaba que otro golpe de ella se estrellara en su cuerpo. Con solo sentir las ráfagas de aire que dejaban sus golpes era mas que suficiente

¡Stun! —

"ahora" pensó Sakura haciendo sellos con las manos a una velocidad a la que Bakugo no pudo haberla visto.

¡Granade! — grito antes de que una explosión se estrellara de lleno contra Sakura y que esta desapareciera al instante

"no" pensó y se sintió estúpidamente ridículo al ver que Sakura nuevamente lo había engañado con la técnica de los clones. Observo sobre su hombro y como lo pensó ella estaba detrás de el sonriéndole victoriosa. Con una de sus piernas en el aire y Bakugo sabia lo que esperaba

Sakura finalmente termino pateándolo en las costillas con una fuerza sobre humana hundiéndolo en el océano.

Bakugo salió a tomar una bocanada de aire y cuando salió Sakura estaba parada en el viéndolo con una sonrisa de superioridad sobre el mar de pie, tan campante como siempre —perdiste— dijo llevando su mano a su cintura.

¡esto no me ha acabado! —

si estas mojado, el sudor de tus manos se perderá y tu kosei disminuirá, ya perdiste, ¿o quieres que lo hagamos oficial hasta que rompa un par de costillas mas? —

Bakugo bufo y desvió la mirada. Pese a estos dos años de entrenar arduamente ese chicle seguía siendo mas fuerte que el.

Sakura tenía razón, había perdido.

seguiré entrenando— murmuro con un chasqueo de lengua.

Seguro que si— dijo mientras su sonrisa se suavizaba y le extendía la mano para sacarlo del oleaje

Bakugo sonrió y Sakura no supo como no lo vio venir antes. La maldad brillaba en esos ojos rubís, pero cuando se dio cuenta ya estaba en el agua con el rubio riéndose descaradamente

¡Ugh! — grito Sakura saliendo del mar y comenzando a chapotearlo —¿¡porque hiciste eso!? —

¿no sabes nadar o que? — cuestiono el de forma sarcástica

Sakura inflo sus mejillas con molestia —no es eso—

O… — Bakugo entonces la cogió de la cintura —¿te pone nerviosa estar cerca de mi? — pregunto en apenas un susurro mientras su mirada rubí se encontraba con la jade de ella y las olas golpeaban levemente el rostro de ambos

Sakura sintió un pitido instalándose en su cabeza. Bakugo se estaba burlando de ella y lo peor es que ella se lo estaba permitiendo

Eres un…—

¿un que? — pregunto soltándola y Sakura entonces se hundio en el mar. Bakugo enarco una ceja extrañado por la actitud de la pelirosa hasta que ladeo ligeramente su rostro y una ola de un tamaño considerable se estrello contra su rostro haciéndolo hundir. Logro salir y tomo una bocanada de aire

Sakura solo rio por la sensacion que la espuma le provocaba

no es gracioso— acuso el rubio retirándose un pedazo de alga que se había quedado en melena rubia.

a que si— susurro Sakura mordiendo la punta de su lengua

Bakugo apretó los dientes. Ella lo estaba haciendo quedar en ridículo una y otra vez

te reto— bramo pegándole una palma en el agua

¿me retas? — pregunto limpiando la lagrima que habia escapado de sus ojos por la risa

veamos quien llega primero nadando hasta la orilla— dijo el, seguro de que esta vez no perdería en algo como eso.

Sakura sonrió comenzando a patalear —ya perdiste petardo— dijo comenzando una ardua competencia entre ellos dos. Una brazada fue lo único que hizo la diferencia, la planta de los pies de Sakura tocaron la arena y ella aprovecho para trotar y tomar ventaja. Comenzó a correr por la orilla y Bakugo corrió detrás de ella hasta tropezarse torpemente y ocasionar que ambos cayeran y rodaran por la arena.

eres tan tonto— murmuro la pelirosa entre risas con los ojos cerrados, pasándose las manos por el rostro para quitarse todos los granos de arena que habían en el.

Bakugo quien se encontraba encima de ella sonrió al verla, cubierta de arena y riéndose… no podía evitar pensar en aquella ocasión en la que ambos fueron a la playa. Cuando recién comenzaba su relación. Cuando los problemas aun no comenzaban. Cuando su única preocupación era ser felices.

¿Qué? — Sakura sonrió al ver la forma en la que el rubio la miraba. Su mirada lucia melancólica y llena de añoranza —¿acaso quieres besarme petardo? — dijo para molestar al rubio pero la expresión en el rostro de Bakugo no cambio en lo absoluto.

¿Pet… — sus palabras quedaron en el aire al sentir como los labios del rubio acariciaban lentamente su labio inferior.

Un pitido se instalo en su cabeza y su corazón comenzó a latir al mil por hora. Bakugo Katsuki… la estaba besando

Bakugo entonces se separo al darse cuenta de lo que había hecho. Ambos se quedaron viendo por largos segundos hasta que el se le quito de encima y desvió la vista avergonzado antes de que su expresión de dolor se asomara en su rostro

mierda— siseo antes sentándose y llevando una de sus manos al lugar que Sakura había golpeado.

Sakura también se reincorporo. Podía sentir como su labio quemo apenas con ese sencillo roce.

oye petardo— llamo queriendo preguntarle… que era lo que acababa de pasar… pero antes de que pudiera hacer una pregunta reparo en la forma en la que Bakugo sujetaba el lugar que ella misma había golpeado.

Mordió su labio inferior sintiéndose culpable; lo había golpeado con la suficiente fuerza como para romperle una costilla, quizás dos.

¿Huh? — Bakugo ladeo su rostro para verla y pronto la luz verde que irradiaba el chakra de ella termino por iluminar el rostro de ambos

estas lastimado — susurro Sakura incrementado el flujo de chakra, acariciando con apenas la yema de sus dedos la ropa húmeda del rubio —si te quitaras la camisa seria mas fácil de examinar tu herida— dijo y aunque en otras ocasiones eso no debería ser un problema ahora se encontraba muy distraída. El beso de Bakugo la tenia aturdida, no sabia si lo había hecho por un mero impulso o si había algo mas… y… de solo pensar en esto ultimo su mente se agitaba y su corazón se estremecía

Solo reacciono cuando el torso de Bakugo quedo al desnudo y dejo expuestos sus perfectos abdominales.

Sakura trago antes de negar con la cabeza y concentrarse en lo único que ahora importaba que solo era curarlo.

El rubio dejo escapar un suspiro de alivio. El dolor comenzaba a ceder de forma rápida. Había olvidado por completo la sensación que se sentía el chakra de Sakura en su cuerpo.

siento haberte lastimado— susurro Sakura con sinceridad mientras que sus miradas se encontraban

Bakugo solo le sonrió —necesitas mas que una de tus golpes monstruosos para destruirme—

no quiero destruirte Bakugo y… tampoco deberías de exponerte tanto en peleas. No siempre voy a estar para curarte— regaño

Eso lo se— murmuro Bakugo —no estuviste mucho tiempo ahí— dijo y Sakura desvió la vista. Por alguna razón se sentía culpable

Bakugo también desvió la vista al frente, justo a las olas del mar y una sonrisa nostálgica se formo en sus labios —Siempre que despertaba en el hospital esperaba que estuvieras ahí, a un lado de mi cama esperando que despertara, me dijeras lo imbécil que eras y me curaras— añadió apretando ligeramente la arena debajo de el. Sakura retiro sus manos y el supo que estaba curado.

Bakugo…— susurro con tono frágil ella. El rubio volteo y su rostro fue recibido por un puño de arena

quita esa cara de seriedad— bromeo Sakura poniéndose de pie y comenzando a correr

El rubio se quedo pasmado por un par de segundos procesando lo que Sakura acababa de hacer. Volteo a verla pero incluso con la ropa mojada ya le había sacado un tramo de ventaja —¡ven acá!, ¡esta me la pagas! — gruño mientras corría detrás de ella y el sonido de la risa de Sakura hacia eco en el lugar y una sonrisa también se formaba en sus labios.

Si, su chicle había vuelto.

.

.

.

Después de ese casi beso no podía alejarse de ella así sin mas. Sus sentimientos por ella seguían igual de presentes que siempre y ella... aun no sabia lo que Sakura sentía, pero si acaso se había olvidado de el se aseguraría de recuperarla, de volver a enamorarla. La enamoraría a diario de ser necesario

Porque valía la pena.

Su corazón se aceleraba con solo tenerla cerca. Estos dos años siempre había sentido que algo faltaba en su vida y ahora con ella de nuevo en la ciudad por fin se sentía pleno.

Observo el paquete llevaba con el. Y una sonrisa se formó en su rostro de solo pensar en la cara de felicidad que Sakura le pondría al darse cuenta que le llevaba anmitsu.

hasta que te encuentro— murmuro Jeanist poniéndose frente a el interrumpiendo cualquiera de sus fantasías—tenemos que hablar Bakugo — dijo con dureza.

Jeanist— siseo al levantar la mirada y encontrarse con el héroe —¿Qué hace aquí?

El rubio dejo escapar una sonrisa de sus labios antes de cruzarse de brazos —tenemos que hablar muy seriamente Bakugo—

¿de que?

Aquí no Bakugo. — señalo el rubio al ver como la gente reparaba en ellos y un pequeño circulo parecía formarse alrededor de los dos

El rubio solo se limito a chasquear la lengua con molestia y comenzar a seguir al rubio quien caminaba delante de el. Hasta que llegaron a uno de los parques de la ciudad, de esos que parecían estar ocultos y que siempre estaban solos.

Jeanist suspiro de forma cansada sentándose en una de las bancas y Bakugo siguió su ejemplo sentándose a un lado de el.

¿Qué crees que estas haciendo? — pregunto mientras sus zafiros lo veían con dureza —desde hace semanas que tenias que presentarte en la agencia —

Bakugo agacho la cabeza. Desde el momento que vio al rubio sabia a lo que habia venido —E… estado ocupado—

por supuesto que se que estabas ocupado— gruño el rubio antes de sacar un periódico y extenderlo sobre la mesa. En una de las secciones había fotos de el y Sakura juntos almorzando dos días antes

Bakugo abrió ligeramente los ojos al ver la imagen de ambos retratados —¿de donde mierda sacaron esto? — gruño molesto apretando aquel pedazo de papel

Jeanist soltó una risa seca —¿te sorprendes? Sakura ahora es una de las mujeres mas importantes de Japon, cuando estés con ella acostúmbrate a la publicidad—

Bakugo tenso su mandíbula

Jeanist suspiro —Escucha Bakugo— Jeanist comenzó a sobarse las sienes con cansancio —Yo se que quieres a Sakura, muchas veces estuviste al borde de la muerte y lo único que decías era su nombre— menciono mientras su mirada azulina llena de dureza se posaba en la de el – pero ahora tienes responsabilidades, no puedo darte un trato preferencial por sobre los demás Bakugo. Asi que arregla tus asuntos de una vez, ya no puedo esperarte mas. Tienes hasta mañana para darme una respuesta. Elige a la agencia o elígela a ella— advirtió antes de ponerse de pie para retirarse.

Bakugo solo agacho la mirada y observo una vez mas el periódico arrugado que tenia entre sus manos. Ya sabia que algo así podía pasar en cualquier momento. Antes, Jeanist había venido personalmente a avisarle y no le había mandado un mensaje de advertencia

Suspiro antes de dejar caer su cabeza hacia atrás y observar las ramas de los arboles mecerse. El verde y el rosado reinaba en ellos ya que aun era verano y sus hojas estaban llenas de vida.

Rosa y verde...

Bakugo cerro los ojos con fuerza. En el fondo el sabia lo que tenia que hacer.

Ya… lo había decidido. Hace años se había quedado aquí por su sueño de ser héroe.

.

.

.

Sakura— llamo Karin con voz cantarina entrando a su oficina

te he dicho que toques Karin— repuso la pelirosa en un bufido.

Ahora la Uzumaki era su asistente personal y prácticamente su mano derecha. Si, quería dejar su pasado atrás y eso incluía el ser una kunoichi. Además le gustaba mas este lado del mundo, había mas cosas que hacer y también le gustaba el proyecto de Sakura y aunque nunca jamás lo admitiría en voz alta le gustaba estar cerca de la pelirosa, su primer y única amiga. Al fin sentía que estaba creando su propio legado.

lo siento frentona— añadio moviendo su mano de un lado a otro al mismo tiempo que arreglaba sus gafas —¿estabas viendo algo indebido o porque te molestas? — cuestiono con picardía

¿Qué mierda quieres? — cuestiono la pelirosa cruzándose de brazos

Bakugo esta fuera buscándote— dijo con sorna, reteniendo la risita que quería escapar de sus labios

¿ah si? — cuestiono fingiendo desinterés. Aunque segura estaba que Karin no se tragaría esa pues apenas escucho ese nombre una sonrisa estúpida se plasmó en su rostro.

Si— contesto sonriendo con complicidad –¿te sorprende? Diario esta aquí, creo que ya seria buena idea conseguirle un trabajo— dijo divertida llevándose su índice a su labio —como tu próximo esposo— rápidamente negó con la cabeza —mejor no, pobre de el. Seguro que seras una esposa gruñona, tu esclavo sexual suena mejor —

¡zanahoria! — gruño la pelirosa con las mejillas completamente sonrojadas

Karin rio —ya enserio, Bakugo viene viniendo diario aquí, ¿Qué esta pasando?

Sakura rodo los ojos volviendo su atención a su ordenador —Nada Karin—

La pelirroja solo rio y negó con la cabeza —¿quieres que lo haga pasar? -

Sakura observo el reloj del computador –creo que tengo tiempo así que si— añadió fingiendo desinterés

Karin solo le sonrió mientras negaba con la cabeza—parece que el pasado ha vuelto— dijo antes de abrir la puerta y sonreírle al rubio

Pasa Katsuki— añadió y le dedico una mirada divertida a la pelirosa por encima de su hombro

Sakura de inmediato comenzó a repasarse las manos en el cabello una y otra vez asegurándose que su cabello no estuviera fuera de lugar y una vez que estaba lista ladeo su rostro para ver al rubio

¿vienes a almorzar?, ¿ a que retorcido lugar planeas llevarme hoy? — pregunto con una gran sonrisa. el rubio llevaba semanas llevándola a almorzar siempre ha lugares diferentes, todos y casa uno de ellos fuera de lo común. Pero esta vez parecía diferente. El no se encontraba tan entusiasmado como otros días, hasta lucia serio. —¿Qué pasa? — pregunto preocupada al ver el semblante que ponía.

Bakugo solo negó con la cabeza dejando la bolsa que anteriormente traía consigo en la mesa

¿Qué es? — pregunto Sakura poniéndose de pie atrayendo la bolsa hacia ella —¿anmitsu? — cuestiono con los ojos brillosos mirándolo

Bakugo vislumbro una pequeña sonrisa antes de asentir

¿Qué pasa? — cuestiono dejando de lado el paquete. Bakugo estaba muy callado y hasta parecía serio... algo que por supuesto no era nada común en el.

Vengo a despedirme— dijo el metiendo las manos en sus bolsillos

Sakura mordió su labio inferior —¿despedirte? — pregunto mas preocupada de lo que en realidad quería sonar.

Yo… — Bakugo agacho la vista —mañana me voy con Jeanist— dijo con su mirada seria encontrándose con la preocupada de ella —Estuve aplazando el tiempo, pero creo que ya no tiene caso. No hay nada que me retenga en este lugar.

Sakura en ese instante quería tirarse a llorar. ¿nada en este lugar?, ¿eso que significaba?, ¿Por qué tuvo que entonces buscarla?

Hubiera dejado las cosas como estaban

Bakugo apretó sus puños. Era un imbécil había usado las palabras incorrectas. Ahora Sakura pensaría que no le importaba cuando en realidad era todo lo contrario. Cuando solo bastaban un par de palabras de ella para hacerlo a su voluntad.

Pues adiós— contesto tomando su bolsa. No lloraría, no frente a el. Y tampoco se quedaría escuchando lo que sea que pudiera decirle. Con ellos… siempre era lo mismo, no sabia porque se había ilusionado.

Sakura paso de largo y Bakugo solo cerro los ojos con fuerza una vez que Sakura salió. Era un idiota… por mas que intentara cambiar parecía seguir cometiendo los mismos errores una y otra vez.

Apenas salió de las oficinas, los rayos de luz solar comenzaron a calentar su rostro. El cielo estaba radiante… el día pintaba a que seria un buen día… y ojala hubiera sido así.

Iría a su apartamento y se encerraría en el. Lloraría todo lo que tuviera que llorar hoy y mañana… mañana fingiría estar como si nada, un amor… el amor no podía destrozarla.

.

.

A medida que daba un paso podía sentir como alguien caminaba imitando su andar y no habría que ser un genio para saber de quien se trataba. En este punto ya no sabia que era lo que estaba buscando.

Así había sido todo el camino

—¿Qué haces? — pregunto Sakura mirándolo —¿Por qué insistes en seguirme?, querías despedirte y ya lo hiciste, ¿Por qué sigues queriendo permanecer en mi vida?,¡vete de una vez! — grito encarándolo y con la voz temblorosa justo a fuera de su apartamento

Es que yo… mierda — Bakugo apretó los puños ligeramente. Era un imbécil, las palabras ni siquiera le salían de la boca

siempre estamos en lo mismo Bakugo, con nosotros siempre ha sido— susurro Sakura al fin abriéndose a lo que sentía — nunca podemos permanecer mucho tiempo juntos felices... porque... siempre sucede algo. Tal vez es el destino el que nos dice que no debemos de intentarlo, que tu no eres para mi y que yo no soy para ti. Pero ambos somos necios y decidimos aferrarnos a esto

Bakugo solo agacho la mirada de forma impotente. Sus dientes se apretaron con fuerza al igual que sus puños —Yo aun... —

Sakura negó con la cabeza –no lo digas, porque si lo haces... — su voz de a poco fue quebrándose —porque si tu lo haces yo no me considerare capaz de dejarte ir— añadió antes de desviar la vista al suelo – y tengo que hacerlo, cuando nos separamos hace dos años fue porque yo no era feliz aquí, yo necesitaba hacer mis cosas, cumplir mis proyectos y lo hice, quiero lo mismo para ti Bakugo —

-Sakura...- murmuro Bakugo mirándola directamente

Tranquilo, siempre seremos amigos— añadió sonriendo intentando contener las lagrimas que comenzaban a arremolinársele en los ojos

El recuerdo del festival deportivo, cuando Sakura lo llamo por primera vez amigo vino a su mente y una sonrisa se formo en su rostro al recordar la rivalidad que ellos dos tenían en el pasado y lo mucho que las cosas habían cambiado desde entonces.

Ya vete— susurro Sakura, segura de que sus lagrimas comenzarían a descender en cualquier momento –tienes que patearle el trasero a todos— añadió con una radiante sonrisa mostrándole el pulgar en señal de aprobación

Bakugo solo sonrio por lo bajo antes de chasquear la lengua y negar con la cabeza –eso no tienes ni que decirlo chicle, mas te vale que tu tampoco falles—

apuesta que no— añadió Sakura mirándolo con superioridad. Bakugo le dedico una ultima sonrisa con sus orbes rojos mirándola de una forma intensa antes de que se diera media vuelta y comenzara a irse.

Ya todo estaba dicho.

Sakura observo como Bakugo se iba y un nudo comenzaba a formarse en la boca de su estómago mientras las compuertas del elevador se cerraban y la figura del rubio se perdía en ellas.

Sus puños se apretaron y se sintió… completamente impotente.

Otra vez, otra vez, otra vez, otra vez, ¿Cuántas veces más tenía que perderlo? Ya no podría soportar ni una mas.

Lo que es para ti de una u otra forma siempre termina volviendo.

Sakura abrió los ojos ante el recuerdo de las palabras de Mitsuki.

¡Ugh no!, ya no se esperaría más a que volviera. No dejaría que la felicidad se le volviera a escapar de las manos. No perdería otra vez a Bakugo.

Relajo sus puños y comenzó a correr por las escaleras de servicio. Esta vez… esta vez escogería su propio camino.

.

Poco a poco la sonrisa de Bakugo fue desapareciendo de su rostro a medida que los segundos pasaban. Sus puños se apretaron hasta el punto de casi dejarlos blancos.

Otra vez... la vida le estaba diciendo que no podía tenerla a ella y otra vez el era incapaz de hacer nada

Quiero ser héroe, pero no quiero perderte a ti en el camino para lograrlo – menciono en un murmullo recordando las palabras que habia dicho la vez que pasaron la noche en la residencia de los Todoroki

Mierda. No, ya no la perdería nunca mas.

Con fuerza apretó todos los botones del elevador. Si perdía su dignidad poco le importaba, prefería perder eso a perderla a ella otra vez.

Las compuertas se abrieron y Bakugo levanto la mirada, estaba en el primer piso que era la recepción y Sakura se encontraba frente a las fueras del elevador con las mejillas teñidas de rosado y respirando de forma entrecortada, como si estuviera agitada.

¿Qué haces aquí? —

Petardo.. — dio un paso — es que yo.. —

Joder— murmuro por lo bajo Bakugo acercándose a ella para sujetarla por la cintura y finalmente abrazarla colocando su barbilla sobre su cabeza —Yo no puedo…—

Sakura levanto su rostro y la mirada de ambos se encontraron ¿no podia?, ¿Qué no podia?

¿no puedes? — pregunto con un hilo de voz temiendo lo que el rubio pudiera decirle

No puedo alejarme de ti… —susurro el rubio — … se que tengo el peor carácter y que soy grosero, pero mi cuerpo mi alma… todo yo… te pertenece a ti— dijo elevando una de sus manos hasta su mejilla —ya no quiero estar lejos de ti. Hazme a tu voluntad… soy tuyo— solto en un pequeño susuro.

Pet… Katsuki— susurro apretando la mano que estaba acariciando su mejilla. Poco a poco comenzó a acortar la distancia que se había entre sus rostros

Sus labios no tardaron en encontrarse en un beso necesitado y sediento de ellos. Un beso que desde el primer día en el que se reencontraron deseaban darse. Un beso que añoraron por años.

Esto... — murmuro Sakura apenas separándose de sus labios.

Shhhh— musito el rubio pegando su frente a la de ella —no digas nada chicle— dijo en voz baja antes de comenzar a besarla de nueva cuenta —yo no necesito escuchar nada mas — aseguro arrastrándola al ascensor. Y era verdad… la forma en la que Sakura le sorprendió ese beso era lo único que necesitaba.

La espalda de Sakura choco contra el ascensor y ella se sintió temblar. Ni siquiera lo frio del acero lograba sacarlo de su ensueño, ¿esto era real?, se parecía a muchos de los sueños que había tenido en el pasado.

Pero el toque insistente de la mano de Bakugo sobre su cintura se lo confirmo.

Bak… — susurro y el rubio solo negó con la cabeza mientras sus narices se rozaban de forma torpe. El rubio golpeo con su mano todos los botones del ascensor sin atreverse a si quiera mirar por breves segundos a que piso se dirigían.

E soñado mucho tiempo con este momento — acepto el rubio con su aliento golpeando entre el hueco de su hombro y de su cuello. —pero esta vez… no planeo despertar— agrego antes de plantarle un beso sobre la piel de su cuello.

Bak…— Sakura cerro los ojos al sentir como pequeños besos comenzaban a plantarse en la piel de su cuello. Sus manos se apretaron sobre los hombros del rubio y por un momento incluso se sintió volar.

Bakugo se dedico a besar el cuello de Sakura y con ayuda de su mano izquierda presiono el botón de frenado manual.

Sakura abrió los ojos y observo al rubio —¿Q-que haces? — pregunto tragando nerviosa sintiendo como el la arrinconaba pegando su cuerpo al de ella hasta que no existiera espacio entre ellos. Un gemido escapo de los labios de la pelirosa al sentir como la mano del rubio se escondía entre su falda y acariciaba sus bragas.

Una pequeña risa escapo de sus labios al ver que algunas cosas no cambiaban —aquí nos descubrirán— susurro completamente excitada por la idea de hacerlo ahora y en lugar como ese.

es temprano, no hay nadie que viva aquí en estas horas y tampoco habia nadie en recepción— solto un ligero tono de burla

Pe… — pero las palabras de Sakura fueron calladas por los besos del rubio.

No pasara nada— aseguro con su voz ronca elevando sus piernas enredandolas en su cadera mientras deslizaba una de sus manos debajo de su blusa buscando acariciar la suavidad de sus senos.

Sakura solto un gemido al sentir como la mano del rubio le sacaba la vuelta al sostén y acariciaba uno de sus ya erectos pezones.

Si estaba bien o no, ya poco le importaba. Su mente se había visto nublada por la excitación y la cordura habida desaparecido por completo en ella.

Estas loco—

por ti— aseguro levantando su blusa dejando sus senos expuestos, solo cubiertos pero el pedazo de tela negra llamada sostén. Una sonrisa se formo en sus labios al comprobar que toda su piel se había erizado producto de sus besos y caricias

Bakugo empujo ligeramente hacia ella y su masculinidad ya dura cubierta por pantalón deportivo comenzó a restregarse contra las bragas de ella humedeciendo su ropa. Sus labios comenzaron a moverse de forma rápida, casi fundiéndose una con la otra mientras que el rubio amasaba con fuerza la cremosidad de las piernas enredadas en su cadera ganándose suspiros por parte de ella

Bakugo suspiro separándose de sus labios. Tomo un poco de distancia y observo a Sakura completamente sonrojada y expuesta ante el, casi desnuda. Descendió hasta su pecho y con ayuda de sus dedos removió la molesta tela negra que cubría ese par de melocotones que moría por probar. Paso su lengua por el pezón derecho que ya se encontraba erecto sin romper el contacto visual con Sakura de forma lujuriosa.

Sakura hecho a su cabeza hacia atrás mientras que sus dedos se enredaban en la cabellera rubia

Bakugo esbozo una pequeña sonrisa. Mientras dos de sus dedos recorrían las bragas ya húmedas y comenzaban a restregarse en la entrada de Sakura. Ya estaba lista

Por mucho que quisiera deleitarse probando a Sakura no tenia el tiempo ahora, no aquí. Es verdad que el guardia estaba fuera pero no tardaría mucho tiempo en volver y darse cuenta que el elevador estaba detenido.

Nuevamente subió y su boca se fundió con la de Sakura al mismo tiempo que liberaba su erección y comenzaba a dirigirla a su húmeda y tibia entrada para hundirse de una sola estocada en ella.

Sakura apretó con fuerza los hombros del rubio y el solo un gemido seco al sentir como las paredes de la pelirosa apretaban deliciosamente su erección.

estas tan… apretada— soltó un gemido controlando su deseo de hundirse en ella una y otra vez. Sakura tenia cara de dolor, le preocupaba haberla lastimado

Beso suavemente la punta de su nariz —¿te lastime? — pregunto en un susurro y Sakura llevo su mano derecha para sujetar su mejilla

No— aclaro antes de fundir nuevamente sus labios con los de el y hacer pequeños movimientos con la cadera que indicaban que estaba lista para seguir.

Sakura grito levemente al sentir como el rubio solo salía de ella para segundos después hundirse nuevamente en ella con fuerza. oculto su rostro en el hueco del pecho de el para evitar que sus gritos fueran audibles a medida que el rubio la penetraba.

Agh— gimió roncamente Bakugo cuando su cuerpo fue recorrido por una electrizante sensación al estar de nuevo en ella.

Dios— Sakura apretó con fuerza los brazos del rubio al sentir las estocadas del rubio.

Sakura… voy a….- dijo de forma entrecortada mientras que sus estocadas cobraban fuerza

Sakura cogió el rostro del rubio mientras que su mirada jade completamente oscurecida por el deseo se posaba en el y le asentía. Dándole el permiso para que Bakugo terminara

Joder nena…— gruño cogiendo con fuerza sus nalgas. Un par mas de penetradas y finalmente termino por derramar toda su semilla dentro de ella

Sus frentes se pegaron pegadas por un par de segundos y Bakugo le sonrió negándole con la cabeza —esto no era vida— repuso el saliendo de su interior y bajando a Sakura

¿no era vida? — pregunto ella acomodando su blusa y presionando de nueva cuenta el botón para que el elevador se pusiera en macha

estar sin ti— contesto antes de abrazarla y apretarla contra su pecho.

Bak… — el corazón de Sakura comenzó a latir de prisa con tan solo escucharle decir esas palabras

te amo Sakura— susurro sobre su cuello antes de plantarle pequeños besos en el

Sakura abrió los ojos ligeramente al sentir como la erección del rubio comenzaba a hacerse presente y golpeando contra su pierna.

Bakugo— murmuro sorprendida al ver lo rápido que se reponía el rubio

El rubio solo sonrió pasando su lengua por su labio inferior —Estuve dos años en abstinencia y… te deseo como un loco—

Sakura solo trago grueso. En este día las cosas no habían salido como pensó lo harían

.

.

.

¿A dónde vas? — cuestiono el rubio abriendo solo un ojo al sentir como el cuerpo de Sakura se enderezaba en la cama

¿A dónde voy? Llevamos una semana aquí encerrados. No se donde se a estado quedando el pobre de Naruto y tengo mucho trabajo Bakugo —

Aun no es suficiente — murmuro entre adormilado cogiendo la sabana que con la que Sakura se estaba cubriendo para evitar que ella se fuera

Sakura sonrió antes de coger una almohada y estrellársela en el rostro —estas loco—

Por ti— agrego el sonriendo antes de jalarla de las piernas para ponerla debajo de el

Aunque quisiéramos no podemos pasarnos el resto de nuestra vida encerrados teniendo sexo a todas horas—

Para mi suena como una magnifica vida—

Tonto— murmuro antes de morder su labio inferior —¿Qué pasara con la agencia de Jeanist? —

Bakugo suspiro acostándose a un lado de ella y cruzandose de brazos —no iré— aclaro con decisión —buscare algo mas cerca. De todos modos ya pasaron días desde que tenia que darle una respuesta—

¿Estas seguro?, no haces esto por mi, ¿verdad? —

Esta vez fue Bakugo quien le estrello una almohada en el rostro —por supuesto que lo hago por ti, por nosotros—aclaro

Nosotros? —

Bakugo sonrió antes de comenzar a gatear en la cama y sujetarla ambas manos y con la otra trazar círculos en su cadera —Una vez te dije que no podrías librarte de mi así como así, las circunstancias nos separaron pero jamás volverá a pasar

Sakura solo le soltó una pequeña risa —¿Cómo puedes estar tan seguro de eso? —

porque te lo juro, te doy mi palabra de que no volverá a ser así, tu eres mía y yo soy tuyo— añadió cogiendo su mano derecha para besar la palma de su mano –aprendí de mis errores -

no eres el único que hizo las cosas mal— murmuro Sakura recorriendo con su mirada lentamente el rostro de Bakugo –muchas veces no actué bien

Bakugo sonrió –el pasado ya no me importa—

¿estas seguro de esto?, ¿de... nosotros? —

Jamás he dudado—

-peleamos mucho-

-y seguro que pelearemos mas- añadió el rubio –no somos una pareja de película Sakura, que simplemente se besan y acaban con todo. Somos una pareja real, que seguro tendrá muchos desacuerdos pero que se que siempre sabremos superarlos

Sakura rio suavemente —¿Cómo puedes estar tan seguro? —

porque a pesar de las circunstancias los dos seguimos aquí y yo… no planeo dejarte ir— aseguro el rubio cogiéndola del rostro para poder besarla —esta vez… es para siempre— aseguro

.

.

.

Sabia que cuando prendiera su celular le esperarían muchos mensajes pero no espero que fueran tantos, el pobre tardo una hora en reaccionar. Apenas era el segundo día en el que salía después de su "burbuja" estallara. El día anterior decidió dedicárselo entero al trabajo y apenas hoy, después de los cientos de regaños de Karin había podido tomar un breve descanso.

Al parecer Naruto se había quedado con Midoriya y Ochaco, porque si, en este tiempo que ella estuvo fuera del país ellos se hicieron novios y apenas se graduaron se fueron a vivir juntos.

¿sorprendente? No. Era algo que se veía venir desde el día en que se conocieron

Se alegraba mucho por ellos, los sentimientos de ambos fueron genuinos desde el principio.

La habían citado en un café cerca del apartamento de concepto abierto. Donde las mesas estaban al aire libre en las aceras. Sonrió al reconocerlos

Hola— saludo la pelirosa con las mejillas ligeramente coloradas por la carrera que tuvo que tomar para llegar a tiempo. Bakugo parecía incontrolable, apenas la vio vestida sus ganas de verla desnuda aumentaron.

Dios, eran unos pervertidos ambos.

Uraraka sonrió al ver a su amiga al igual que Midoriya. en la mesa también se encontraban un Naruto muy serio que la veía con reproche, Momo, Todoroki Kirishima y Ashido

Vayaaaaa— murmuro Ashido con una sonrisa socarrona —¿Dónde te metiste? No te hemos visto en mucho tiempo y apenas apareces vuelves y ya estas desapareciendo- rio enseñándole la cuchara -¿Qué estabas haciendo Sakura Haruno? -

Estuve muy ocupada — contesto como si nada mientras arreglaba los mechones que se le habían quedado en el rostro

¿Ah si? ¿y esa es la razón por la que tu pelo luce tan enmarañado?, ¿Qué estuviste haciendo antes de venir aquí —

Nadaaaaa— cantarruneo la pelirosa acomodando sus cubiertos para prepararse a pedir —¿Cómo han estado? —

Ashido suspiro sin que su sonrisa desapareciera de sus labios, algo le decía que su plan había funcionado a la perfecciona. Le lanzo una sonrisa de complicidad a Kirishima quien se la devolvió con la misma felicidad

Bien— contesto finalmente Uraraka no queriendo incomodar a su amiga, no era necesario que dijera nada, por la cara de felicidad en su rostro era muy fácil imaginar lo que estuvo haciendo. Tenia la misma expresión de su rostro a la que hace años tenia siempre cuando estuvo con Bakugo -Naruto se ha estado quedando con nosotros-

-¿Ah si?, ¿Por qué no fuiste a casa Naruto? Tienes tu habitación en casa no tienes que andar molestando gente.

Haces mucho ruido Sakura-chan- añadió en reproche el Uzumaki –quiero seguir conservando mis oídos virginales y quiero poder ir por un vaso de agua sin temer ver algo... desagradable- añadió agachando la mirada con las mejillas completamente sonrojadas

Sakura entonces si sintió como su rostro comenzaba a ponerse caliente ¿acaso Naruto... los había visto?

No se de que hablas Naruto— menciono cruzándose de brazos y mirando en otra dirección

El Uzumaki solo negó con la cabeza y Sakura suspiro –bueno ya, dejemos de hablar de mi, ¿Cómo están ustedes?, ¿Cómo te va con Kouga?, ¿no te harta? - pregunto divertida al recordar como Kouga era como maestro.

Kirishima negó rápidamente con la cabeza -¡es muy difícil seguirle el paso! - añadió emocionado –además que me gusta mucho su espíritu-

-¿no te molesta que en cada esquina? — pregunto curiosa enarcando una ceja.

¿en cada esquina?, ¿a que te refieres? —

Sakura recargo su codo sobre la mesa y puso su barbilla en la palma de su mano —ya sabes… a Kouga le da por alardear mucho con las mujeres—

¿Eh?, no lo sabia, el hace poco parece que encontró a una persona muy importante para el. Es una mujer de cabello azabache y parece que se conocían desde hace mucho años.

¿de verdad?. No lo sabia, me alegro por el— agregó sonriendo

¿Qué hay de Bakugo? — cuestiono Mina —debe ser difícil para el encontrar una buena agencia por aquí cerca. Ninguna tiene el prestigio como la tenia el que tenia la de Jeanist y ni hablar del salario, no creo que ninguna pueda pagarle ni la cuarta parte de lo que iba a ganar.

Sakura parpadeo. Eso ella… no lo sabia. Bakugo ayer había salido a buscar trabajo pero cuando regreso no menciono nada. Hizo la cena y se porto como siempre lo hacia.

Ah si— Kirishima rasco su nuca —ayer me lo encontré y menciono algo—

Naruto observo como el semblante de Sakura cambiaba. Parecía que esa noticia le había caído de peso.

.

.

.

Bakugo bufo una vez mas sacudiéndose el agua que había empapado su cabello. en el camino una pequeña llovizna lo había alcanzado. Otro día pasaba y el seguía sin conseguir trabajo. Pero al menos hoy no había sido un día perdido. Había comprado algo en la tarde. Algo que se ocultaba en una pequeña caja en su abrigo.

Entro al apartamento y el olor a estofado inundo por completo sus fosas nasales y una sonrisa se formo en su rostro. Este era su hogar… todo era felicidad hasta que se adentro en el lugar y se encontró con Sakura en el comedor con una cara muy seria.

¿paso algo?

¿Por qué no me dijiste que ninguna aquí cerca te ofrece un buen sueldo? Ni siquiera la mitad de lo que ibas a ganar con Jeanist y ninguna tiene ni una parte del prestigio de esa

Bakugo solo chasqueo la lengua. Maldijo por lo bajo a Kirishima. Al muy maldito ya no se le podía contar nada sin que el fuera a decírselo a su novia —por que eso no importa—

claro que importa. A este paso tu carrera se puede estancar. Llamare a Jeanist y le diré que estarás ahí mañana mismo— dijo con seriedad poniéndose de pie para tomar el teléfono que estaba sobre la barra de cocina

No tu no harás eso— gruño el rubio

Claro que si. Estamos hablando de tu carrera, de tu sueño de toda la vida—

No voy a moverme de esta ciudad sin ti—

Pues traspasare mis oficinas, o viajare diario. Yo que se, pero esto no va a ser un impedimento para que llegues lejos en tu carrera—

estas loca, son 6 horas de camino en el tren bala—

lo haremos funcionar de alguna forma—

la forma de que funcione es que yo me quede aquí. Que consiga algún trabajo cerca… aceptare lo que sea—

entonces trabaja en la agencia de Hawks— susurro Sakura cogiéndolo de los hombros —necesitamos a alguien como tu en ella—

Bakugo soltó una risa seca —bromeas, ¿cierto? — cuestiono con un tono de ironía —entiende que no puedes irme resolviendo la vida siempre—

yo no… yo no quiero hacer eso Bakugo—

¿no?, quieres que trabaje para ti y seguro me darás un buen sueldo en la agencia que te dejo el hombre… que estaba enamorado de ti—

¿Por qué ahora me dices esto? —

por que es la verdad, siempre quieres resolverme la vida — corto serio el rubio alejándose de ella. Caminando directo hacia la puerta —no eres mi mama Sakura— añadió antes de salir del apartamento y cerrar la puerta de golpe.

Sakura llevo una mano por su cabellera pero antes de que pudiera pensar en nada mas observo como el fax comenzaba a funcionar y un mensaje se imprimía en la hoja en blanco.

Ya que el kosei que se encargaba de separar el mundo shinobi de este había desaparecido ahora podían comunicarse un poco mejor. Claro que la tecnología tan avanzaba aun no llegaba pero este método era mil veces mas rápido que invocar a Katsuyu.

Sakura cogió el pedazo de papel una vez que la maquina termino y se sorprendió al leerlo. Esta vez no era una carta de Eri diciendo lo mucho que la extrañaba y quejándose de su padre sobreprotector Kakashi. Por que si. al final no fue ella quien la adopto fue el peligris, incluso por la similitud de su cabello mucha gente pensaba que biológicamente el sexto si era su verdadero padre. Solo que era demasiado sobreprotector y sobre todo celoso con su hija.

Al final Kakashi consiguió la familia que el deseaba y tener el hogar que tantas veces en el pasado anhelo.

Sakura suspiro destruyendo el papel una vez que termino de leerlo. Tenia que ir a Konoha de emergencia para una cirugía para Shikamaru y Tsunade no estaba, era la única que podía ir.

Mordió su labio inferior. Era muy tonto pero no tenia el numero de Bakugo, no quería irse sin hablar con el para que no se prestara a malas interpretaciones.

Cogió un trozo de papel antes de escribir una nota y ponerla en un lugar visible

.

.

.

Bakugo llevaba toda la noche despierto. No podía dormir, no sin ella a su lado, era muy cursi pero ya no podía ni quería pasar sus noches sin ella. ya había tenido suficiente de la soledad.

Fue a la cocina tomar un poco de agua tal vez lo ayudaría a aliviarse. Bajo por las escaleras y para su sorpresa la luz de la cocina estaba encendida, su madre se encontraba en pijama sin una gota de maquillaje tranquila sentada en la barra con su taza de te humeante al frente

Déjame adivinar— murmuro la rubia mirándolo —peleaste con Sakura—

Bakugo solo chasqueo la lengua con molestia antes de tomar asiento frente a ella

Mitsuki solo suspiro antes de servirle una taza de humeante te —¿Puedo saber el motivo?

Bakugo permaneció en silencio de pronto mirando como ese liquido ambarino parecía lo mas interesante del mundo.

¿Acaso ya le pediste matrimonio? — cuestiono mientras sus ojos rojos se posaban en los de el

Bakugo trago. De todas las preguntas que podía esperar de su madre esa no la vio venir —¿Qué?, ¿Cómo es que tu? —

Mitsuki solo sonrió antes de desviar la vista hacia su taza humeante —Eres mi hijo Bakugo, te conozco mejor que a nadie, aunque tu a veces pienses que no. y el otro día te vi midiéndote mis anillos. Sakura tiene los dedos mas delgados, será una medida mas pequeña que yo, eso, y que tus ahorros desaparecieron misteriosamente —

Bakugo abrió la boca pero ninguna palabra salió de sus labios. Por primera vez en años no sabia que decir

Mitsuki solo sonrió —tomare eso como un no— contesto al ver el silencio de su hijo —entonces, ¿Por qué pelearon esta vez? —

Ella quiere que me vaya con Jeanist. — repuso el apretando sus puños ligeramente

La rubia suspiro —Es una gran oportunidad para ti hijo, claro que Sakura va a querer que lo hagas, quiero lo mejor para ti así a sido siempre—

Bakugo asintió mientras su mirada se suavizaba. Eso era cierto. Sakura siempre había buscado su bienestar incluso anteponiendo el suyo—Ella esta dispuesta a irse conmigo— soltó en un murmullo

¿De verdad? — cuestiono levantando su mirada parpadeando sorprendida — ¡eso es una gran noticia! — dijo con una sonrisa formándosele en los labios — entonces no veo el porque de su problema —

Bakugo solo sonrió secamente envolviendo sus manos a la taza humeante que tenia frente a el.

Hawks le dejo su agencia y las oficinas centrales de su fundación están aquí, si nos mudamos ella es capaz de viajar diario aquí, su trabajo ya es muy pesado y no quiero hacérselo mas. — contesto y la sonrisa de la rubia desapareció. Ahora entendía el dilema.

¿Qué hay de otra agencia de héroes? —

Ahora que la de Endeavor cerro la única que puede competir con la de Jeanist es la de Hawks, en todas cuestiones— su madre asintió entendiendo que se refería no solo a lo económico. Las mejores agencias siempre son las primeras que buscan en las grandes crisis y las pequeñas las dejan para pequeños accidentes.

Bueno, se que trabajar en la agencia de Hawks debe ser difícil, pero si aplicas seguro que lo logras—

Ella me a ofrecido trabajo en la agencia del numero Hawks incluso a superado la oferta que me hizo jeanist —

Bakugo no veo el problema— dijo Mitsuki cruzándose de brazos

Siento que lo hace porque soy su pareja y no porque en verdad me lo merezca y no quiero eso — soltó

Y Mitsuki sonrió negando con la cabeza. El orgullo d su hijo era demasiado grande y ella era la principal culpable de que su hijo fuera así —Te estas complicando la vida Bakugo, Sakura es una persona muy inteligente, me sorprende que con el tiempo que has pasado con ella no la conozcas lo suficiente. Ella no es el tipo de persona que te favorecería solo porque eres su pareja. Además e escuchado que esa agencia últimamente a contratado a muchos héroes de prestigio para apoyarla y para crecer. Tu saliste con buenas notas y lo tienes, eres algo que su agencia necesita— dijo y Bakugo agacho la mirada como si estuviera analizando sus palabras — Sabes lo importante que era su maestro para ella y lo importante que es limpiar su nombre. Si de verdad quieres apoyarla trabaja en la agencia con ella y minimiza su carga de trabajo —

tienes razón— acepto Bakugo y Mitsuki solo abrió los ojos con sorpresa mirando a su hijo

¿Qué? —

Mitsuki sonrió mientras negaba con la cabeza —nada…— susurro —si que estas cambiando Katsuki— añadió orgullosa la rubia. Su hijo estaba en el camino correcto para convertirse en un hombre.

.

.

.

Naruto bostezo observando como el día pintaba para ser soleado. Recién había llegado.

Sakura pudo haber tomado un avión y viajar solo por cuatro horas pero no, prefería a usarlo a el como transporte con ayuda de su Hiraishin. Shikamaru apenas si tenia un pequeño golpecito, esperar por un par mas de horas no le hubiera molestado. Al contrario, le hubieran servido para que Temari siguiera mimándolo.

.

.

.

Bakugo solo observo el apartamento de Sakura, los cajones con su ropa se encontraba vacíos. Ella… otra vez se había vuelto a ir.

Mierda no, Ya no. jamás en su vida volvería a perderla.

Y como si hubiera sido una respuesta a sus plegarias la puerta del apartamento se abrió y el Uzumaki entro

Oye tu— gruño antes de tomar al rubio por la camisa—tu eres Naruto, su mejor amigo, ¿no es así?

Naruto solo trago nervioso antes de asentir

Llévame— ordeno

¿Llevarte? — cuestiono dudoso el rubio una vez que Katsuki lo soltó —¿llevarte a donde?

A Konoha—

¿Por qué quieres que te lleve? —

porque ya no voy a perderla— agrego el rubio y Naruto parpadeo confundido. Recordó… que había una nota en la encimera de la cocina en donde decía que tenia que irse por una operación pero que volvería mañana mismo. Creyo que era una nota para el pero ahora se daba cuenta que se había equivocado, siempre fue una nota para Katsuki.

¿pelearon? —

No, fue una pequeña discusión, una pequeñez y ¡no hay tiempo para explicaciones!, vámonos de una vez que tres meses son muchísimo tiempo—

Naruto se dio cuenta que Bakugo no sabia de la existencia del fax y que tampoco sabia que el kosei que se encargaba de separar los países se había disuelto.

Tal vez habia dejado de ver a Sakura como mujer, pero ahora era peor porque la veía como una hermana. Una hermana a la que no quería que un idiota le rompiera el corazón.

Esta era la única oportunidad que tendría para asegurarse si Bakugo de verdad era un buen hombre para Sakura —esta bien, el camino será largo así que espero que estos listo— añadió el Uzumaki mostrándole el pulgar y sonriendo.

.

.

.

Sakura mordio una vez mas el lapicero con el que se encargaba de ir tachando todos los pendientes de la boda. Estaba nerviosa. Hoy era el día en el que la ceremonia se oficializaría la ceremonia que se encargaría de unir en matrimonio a TenTen y Mirio.

Hace dos días que había llegado la cerda y muchos otros de Konoha. Incluso Kakashi habia decidido venir.

Y también… Ya habían pasado tres semanas desde la última vez que había visto a Bakugo. Después de su pelea y que ella tuvo que regresar a Konoha temporalmente no lo había vuelto a ver. Sabia que en su casa no estaba y las llamadas no le entraban.

No sabia si la estaba ignorando, si seguía molesto o le había pasado algo. Con Jeanist tampoco estaba. Todo estaba muy raro. Naruto también actuaba de forma extraña, solía desaparecerse por muchas horas en el trayecto del día.

Cogio una fuerte bocanada de aire. Todos los arreglos estaban en su sitio, ya no habría de que preocuparse, ahora lo ultimo que le quedaba por hacer era apoyar a su amiga en todo.

Abrió la puerta del salón principal encontrándose con probablemente la novia mas bonita que había visto. Bueno, no es como si hubiera visto muchas por su estilo de vida. Pero TenTen lucia etérea e inalcanzable

Los habituales chongos que siempre adornaban su cabellera habían desaparecido. Su melena castaña había sido sujetada en una especie de coleta alta con el cabello ondeado, además de que un mechón travieso se había quedado por el frente. De maquillaje portaba poco, pero el suficiente para resaltar su belleza, su vestido era corte de sirena que le ayudaba a resaltar su cuerpo bien trabajado, la cola del vestido era corta, realmente a TenTen le importaba mas su comodidad como era de esperar que lo elegante que se podía llegar a ver.

TenTen se veía hermosa sin lugar a dudas.

La dama principal por fin llego— murmuro la castaña sonriendo al verla a través del espejo

vaya cerda, pensé que no terminarías nunca— agrego la Yamanaka dejándose caer sobre una de las sillas. Tomando entre sus manos el ramo de flores para darle los últimos toques.

Los ramos de novia siempre suelen tener un estilo. Pero TenTen había insistido en incluir tulipanes, al menos la castaña había cedido con el color a purpura o de lo contrario no habría quedado bien. Ajusto los últimos ramilletes de cristales a el antes de sonreír complacida. Sin duda era uno de los mejores trabajos que había hecho.

Falta media hora— murmuro la pelirosa mas para si misma, antes de cambiar esos sucios harapos que traía. Pronto seria medio día y ella llevaba despierta desde las 5.

Sakura desabrocho su blusa y se quito el pantalón quedando solo en ropa interior.

El color que Tenten había seleccionado para el vestido de las damas de honor era un color purpura pastel. El vestido de Nejire, Ino y Hinata era corto y de cuello alto; mientras que el de ella como dama de honor principal era largo, vaporoso y de escote recto.

Ya que la novia llevaba el cabello recogido el resto de las damas lo llevaba suelto con ligeras ondas en las puntas para sumarle volumen al cabello

Apúrate frente seguro Lee te espera ansioso— añadió con burla la rubia.

Para Lee las esperanzas de que Sakura aceptara ser su novia aun no habían muerto. Hoy en especial estaba muy entusiasmado, nadie sabía si era porque Ten Ten su mejor amiga se casaría o porque Sakura seria su cita. Pero de que estaba feliz, estaba muuuy feliz.

Cállate cerda— refunfuño la pelirosa no contenta de que Ino le hiciera burla con Rock Lee. Ya sabia que el azabache aun tenia esperanzas de que ambos salieran y no le gustaba que Ino se burlara de eso. Era como si se burlara de los sentimientos de Lee

Ino sonrió acomodando su cabello.

Las damas de honor en este caso serian ella junto con Hinata e Ino, aunque a petición de Mirio también se incluiría a Nejire.

Los padrino por otro lado serian, Tamaki, Midoriya, Naruto y finalmente Lee. Al principio su pareja inicial seria Tamaki, por ser el mejor amigo de Mirio. Pero seria muy extraño que el fuera con ella mientras que su novia también formaba parte de las damas, lo mismo pasaba con Naruto

Porque si, al final la Hyuga mayor había logrado ganarse el corazón del rubio. con ayuda de las clínicas ambos comenzaron a pasar tiempo juntos y la Hyuga finalmente venció su timidez.

Apuesto a que te pide de nuevo ser su novia— agrego la rubia con picardía

Sakura solo negó saliendo de sus pensamientos, si de alguna forma Lee comenzaba a hablar sobre ese tema ella le sacaría la vuelta, no quería tener que volver a rechazarlo como cuando tenían doce.

Hinata solo sonrió sujetando las tenazas para comenzar a peinar a Sakura.

Ino cogió el lápiz labial que había en la mesa. De un color suave que solo le sumaria pequeños toques de color durazno a sus labios -¿estas segura que no te gusta Lee? - pregunto pasándoselo por los labios —es lindo, tiene pinta de que será buen marido, y ni hablar de cuando estés embarazada. Ese hombre recorrería todo el país del fuego con tal de cumplirte un antojo. —

Sakura suspiro —¿puedes dejar de hablar de eso? —

Ino sonrió divertida al darse cuenta de que era un tema del que aun le molestaba hablar —¿Por qué?, es mi deber como mejor amiga decirte cuando tienes un buen hombre cerca —

Hinata solo sonrió sin decir nada. Ella también creía que Lee seria un buen marido. Pero a diferencia de Ino Hinata observaba constantemente a Sakura y… juraría que ella estaba enamorada de alguien mas.

pero a Sakura no le gusta Lee, ¿verdad? — pregunto la castaña divertida metiéndose en la conversación que ambas tenían sobre su mejor amigo.

Sakura-chan aun esta enamorada de Bakugo— murmuro Nejire mirando sus uñas. Aunque al sentir los ojos de todas quiso que la tierra la tragase en ese mismo instante —hay no… ¿lo dije o lo pensé? —

Ino miro a su amiga en busca de explicaciones pero al ver sus mejillas teñidas completamente de rosado supo que lo que había dicho Nejire tenía razón

Maldita frente…- murmuro Ino divertida - ¿Por qué no lo habías dicho? — cuestiono aunque ya algo podía imaginarse. Sakura no era de las chicas que se olvidara de los hombres fácilmente. De Sasuke duro años enamorada. A pesar de la persona en lo que el se convirtió ella no dejo de quererlo y con Bakugo había vivido muchas mas cosas, era obvio que no se olvidaría de el en dos años.

-N-Nejire, ¿Qué estas diciendo?- tartamudeo avergonzada. De cualquier momento en que podía decirlo había escogido el peor.

con razón has estado tan rara cuando Lee se te acerca en plan de cortejarte. ¿vendrá?, ¿ya le dijiste de tus sentimientos? — pregunto Ino dándole los últimos toques de rubor.

Por hoy… no hablemos de eso. es la boda de TenTen y lo único que debe de preocuparnos es que las cosas salgan bien—

Owww, gracias Sakura, no pudo haber escogido una mejor dama de honor— dijo sonriente antes de abrazarla.

Ni pidi iscigir ini dimi mijir— replico la Yamanaka rodando los ojos

No seas celosa cerda —le dijo Ino dándole un pequeño golpe en la frente —y ahora… comienza todo— dijo Sakura caminando hacia el espejo para asegurarse que su aspecto fuera el adecuado. Su cabello lucia bonito y perfectamente estilizado al igual que su rostro y el vestido que llevaba puesto. —¿estas lista? — pregunto mirando a Ten Ten

La castaña asintió con las mejillas sonrojadas y Nejire acomodo el velo que colgaría de su peinado.

Llego el momento — murmuro Hinata abriendo la puerta de la habitación en la que estaban. La mayor de los Hyuga fue la primera en salir fue ella, seguida de Nejire, después Ino, Sakura y finalmente TenTen.

La marcha nupcial comenzó y Sakura observo a los invitados. Casi todo la clase A estaba ahí al igual que los compañeros de Mirio. Incluso Shoto estaba ahí.

Hace una semana que había sido el juicio de Endeavor y el pelirrojo ahora se encontraba pagando condena por dos años. A Touya se le había borrado su kosei por completo. Ahora estaba en libertad condicional y le quedaba un largo camino para poder recuperarse emocional y físicamente.

Otro de los que estaba ahí era Nighteye. En la fila principal junto a All Might y con lagrimas en los ojos y al final del altar… estaba Mirio con los ojos llorosos y puestos en TenTen y por supuesto.. su radiante sonrisa asomándose por su rostro.

Mirio dejo escapar el aire de sus labios. TenTen siempre le pareció la mujer mas hermosa de todas y hoy… se sentía el hombre mas afortunado del mundo porque la mujer que el amaba lo aceptaba a un hombre común como el como esposo.

¿han escuchado hablar sobre el hilo rojo?. Bueno, si la leyenda era cierta sin lugar a dudas la castaña era el otro extremo lado de su hilo.

Desde el primer día en que la vio lo supo.

TenTen camino hasta el altar y se puso frente a el. Mirio cogió sus manos y beso ambas. La castaña sonrió y sintió sus ojos humedecerse. Nunca espero que un hombre tan bueno como lo era Togata estuviera esperándola.

La ceremonia comenzó y finalmente el momento de los votos llego

La vida es corta— dijo Mirio cuando su momento llego— desde hace años no tenia claro lo que iba a ser de mi. Pasaron muchas cosas… pero llegaste tu y lo supe. Supe que quería pasar contigo el resto de mi vida, quiero vivir cada dia que tenga amándote e incluso despues de la muerte mi alma seguirá buscando la tuya para estar juntos hasta que no exista nada mas

Sakura sintió sus ojos humedecerse. Esas palabras llegaron directamente a su corazón, eran preciosas y al igual que Mario ella sentía lo mismo.

Desvió su vista al publico y fue como si el aire hubiera abandonado el lugar. Sus orbes jades chocaron con los rubís de el. Ahí estaba a un par de metros. Luciendo un smoking negro con una camisa blanca abierta de los primeros botones. Su cabello rubio se encontraba desalineado y… amaba a ese hombre con cada parte de ella.

Bakugo dejo escapar el aire de sus pulmones. Era como si respirara por primera vez después de estas ultimas tres semanas. Ahí estaba ella, con ese vestido purpura . era jodidamente preciosa. Inconscientemente apretó el costado derecho de su pantalón. Completamente seguro de lo que quería.

Sakura salió de su ensoñación cuando los aplausos estallaron y TenTen y Mirio se besaban concretando su unión.

Los novios se cogieron de la mano y la marcha de salida comenzó. Sakura engancho su mano al brazo de Lee y… nuevamente su mirada se encontró con la de Bakugo antes de salir al salón donde se llevaría la fiesta.

.

.

.

Bakugo bufo ligeramente. Estaba en una de las esquinas del salón esperando el momento para hablar con Sakura pero ella parecía ocupada y no quería interrumpirla. Pero desde hace rato mas que estar ocupada parecía estarlo evitando.

Finalmente el baile principal de los novios comenzó con la canción de The thousand years de fondo. Bakugo observo como un minuto después de que la canción empezara las damas se unieron con respectivas parejas y supo que ahora era el momento. Sakura no podría seguir apartándose.

Sakura… luces muy bonita— susurro Lee apretándola ligeramente de la cintura, siempre lo haces pero hoy mi bella flor luces espectacular.

Sakura le sonrió en agradecimiento y dio una vuelta. Una vuelta que Bakugo aprovecho para cambiar de lugares con Lee y Sakura ya no pudo escapar mas. Al menos no sin armar un escandalo y ella jamás le haría eso a su amiga

Tenemos que hablar— murmuro Bakugo cogiendo su mano izquierda y llevando su otro mano a su cintura.

¿Hablar? Te fuiste… estábamos bien…— murmuro con dolor —y te fuiste así sin mas, Bakugo—

El rubio negó cogiendo de la mano para llevársela a un lugar. Justo a una de las terrazas que había en los balcones—Tu te fuiste y yo fui tras de ti— dijo soltándola. Poniéndose en la puerta cerrándola para que ella no pudiera irse

—¡Yo no me fui! —

Claro que si, tus cosas no estaban y tu habías desaparecido… y yo… ¡yo fui tras de ti!

Sakura solo callo esperando que el dijera mas

¡Estoy harto Sakura!, harto de que te alejes, harto de no poder tenerte siempre para mi…

¿Qué? — murmuro aun escéptica —no entiendo lo que dices

Aquella mañana que desapareciste sin decir nada. Sentí como si me faltara el aire, así es como me siento cada vez que te alejas y estoy jodidamente harto, decidí que esta vez no dejaria que eso volviera a pasar. Lo prometimos los dos Sakura -

pero, desapareciste por tres semanas—

eso tiene una explicación, Naruto no me dijo que te habías ido solo por un día y… ¡estuve tres semanas en un barco con el, eso es suficiente castigo! —

Sakura mordió ligeramente su labio inferior. No quería reírse pero no podía evitar hacerlo. incluso todo el enojo se le había pasado

No te rías— gruño ligeramente el rubio —apenas hoy en la mañana me confeso que en realidad el camino a Konoha no era tan largo, al menos ya no ahora. Y que solo me tuvo ahí para verificar que fuera un buen partido para ti y dijo que lo había comprobado por eso me trajo de regreso—

pero Naruto estuvo aquí

Bakugo chasqueo la lengua —el muy maldito me mintió diciendo que tenia problemas estomacales y que por eso tardaba tanto en el baño

Sakura entonces si comenzó a reír y Bakugo negó con la cabeza. No podía creer que había caído en las mentiras de ese idiota

Por supuesto que ya le metí una golpiza. Pero creo que solo quería asegurarse de que nosotros pudiéramos funcionar— susurro cogiéndola de la mano

¿y podemos hacerlo? — pregunto ella dejándose llevar por el toque del rubio. es verdad que estaba molesta y lo estaba evitando pero esto no fue mas que una trastada sin mala intención por parte del rubio. Era normal que se preocupara por ella. él siempre lo hacia.

Jamás e dudado— murmuro arrodillándose y Sakura sintió que el corazón se le escaparía por la garganta al ver que el sacaba una caja de terciopelo de su bolsillo para mostrarle la sortija —Y es por eso que… — acoto sujetando su mano con cuidado deslizando la sortija en su dedo anular –quiero que seas mi esposa-

petardo... —susurro con el corazón latiéndole al mil por hora. De todas las cosas que pudo haber pensado que sucederían esta jamás fue una opción. Era verdad que amaba a Bakugo con cada parte de su corazón y que estaba segura que no podría amar a nadie mas de la misma forma. Pero también era verdad que ellos dos aun tenían un largo camino por recorrer antes de si quiera pensar en el matrimonio —No... — susurro

—¿Qué? — pregunto el desconcertado poniéndose de pie

Quiero estar contigo Bakugo— murmuro llevando ambas manos a su rostro — pero no quiero casarme ahora. Tu y yo tenemos tantas cosas por resolver antes de si quiera pensar en comprometernos a algo así —

Bakugo entonces agacho la vista y asintió. Era un estúpido por pensar que después de esto ella aceptaría casarse así sin mas.

Sakura llevo una de sus manos a su mejilla para obligarlo a que la mirara —el día que use la sortija en mi anular sabrás que estamos listo y… ya no tendrás que si quiera preguntarlo—

Bakugo sonrió antes de coger su mandíbula y atraerla hacia el hasta sellar sus labios. Esta vez seguro… de que no volverían a perderse.

.

.

.

2 años después

Sakura llego una vez mas ajetreada a la oficina. Tenia muchas cosas por hacer y Katsuki no la había dejado dormir.

La noche anterior había estado nervioso por un asunto que lo tenia dando vueltas. Un villano se le había escapado y el no paraba de replantarse lugares en los que podría estar.

Lo había ayudado a relajarse dándole un masaje y lo había ayudado con sus planes, como siempre lo hacia.

La carrera de Bakugo iba en ascenso de forma veloz y la de ella también. Su proyecto iba en viento a popa.

Además… hoy era un día muy importante… hoy serian los hero billboard chart JP que anunciarían al top 10 de héroes de esta temporada. Ella estaba segura de que Bakugo estaría dentro de los primeros al igual que el, pero no sabían en que lugar estaría exactamente

Sakura entro a su oficina y mordió su labio inferior ligeramente antes de coger el porta retratos que tenia encima de su mesa. Era un foto de ella donde estaban juntos el día en que TenTen se caso, ambos lucían felices y radiantes.

Ese día fue aquel en el que ambos hicieron un compromiso, Sakura sonrió acariciando con la yema de su dedo el cristal que cubría dicha foto.

Aquel día fue el que marco una nueva etapa en su relación. Pues al día siguiente ambos se mudaron juntos al apartamento de ella y desde entonces no se habían vuelto a separar mas.

Sakura sonrió y llevo la foto a su pecho haciendo que un tintineo se escuchara provocado por el sonido del anillo que Bakugo le había dado ese día y colgaba en una cadena contra el cristal.

El anillo…

Le hubiera gustado disfrutar mas de sus recuerdos. Pero la puerta de su oficina se abrió de golpe mostrando a la pelirroja que tenia como asistente con lagrimas en los ojos y el maquillaje corrido por sus mejillas.

Karin — murmuro la pelirosa dejando rápidamente las cosas en su escritorio para correr hacia ella —¿Qué es lo que sucede? —

Estoy embarazada— soltó así sin mas la pelirroja en medio del llanto —lo e arruinado todo— agrego antes de sujetar su rostro con sus manos y seguir llorando

¿Qué? — cuestiono con desconcierto la pelirosa. —¿estas embarazada? —

La pelirroja asintió y cubrió su rostro con ambas manos.

Un bebe es algo maravilloso Karin, estoy segura de que serás una buena y madre y si no quieres tenerlo sabes que hay otras opciones —

No es eso— agrego la pelirroja limpiando las lagrimas con su antebrazo —Es que no se si seré una buena madre Sakura, jamás e tenido un buen ejemplo—

pero tu, ¿lo quieres? —

La pelirroja asintió. Lo cierto es que cuando se entero sintió como el mundo se le venía encima pero también como la emoción se apoderaba de su cuerpo

Entonces no hay nada mas que pensar, serás una buena madre y yo seré su tía consentidora además… Estoy segura de que Suigetsu y tu serán buenos padres

Karin la miro —¿Cómo sabes que Suigetsu

Sakura soltó una carcajada —vamos… era obvio desde el primer dia que los vi y si no me equivoco— Sakura observo el reloj de su muñeca —el aparecerá en cualquier momento siempre viene a estas horas, ¿verdad? —

Karin asintió y paso su antebrazo por su rostro —Sakura…. ¿y si el no lo quiere?

La pelirosa suspiro —te abras librado de un hombre como el y… no tienes de que preocuparte Karin— añadió cogiéndola de los hombros —nosotras podremos darle una buena vida a ese bebe—

no me gustan las mujeres Sakura— bromeo la pelirroja aun sin dejar de llorar

Sakura le sonrió y la cogió para darle un gran abrazo —todo estará bien, eso te lo juro— prometió y Karin le devolvió el mismo abrazo. Si Sakura lo decía es porque debía tener razón.

Sakura se separo ligeramente de la pelirroja —arréglate y yo saldré… le diré a Suigetsu que te vea en mi oficina. Dile y no esperemos mas—

Karin asintió y ella le sonrió . antes de ponerse de pie y salir de la oficina. Justo a tiempo pues el peliazul ya se estaba colando en el ascensor

¡Eh cara de tiburón! — grito para llamar su atención —¡Karin te esta esperando en mi oficina! —

El rostro de Suigetsu se puso rojo como un tomate al verse descubierto por Sakura de una forma tan patética. Así que esta vez no hizo ninguna broma tonta, simplemente asintió adentrándose en aquel lugar.

Sakura espero por largos minutos cruzada de brazos. Estuvo muy tentada a pegarse a la puerta y escuchar pero decidió esperar pacientemente

¡seré el mejor papa del mundo te lo prometo! — el grito eufórico de Suigetsu se escucho por toda la oficina

Sakura solo sonrió. Por fin su apreciada amiga tendría un buen futuro esperándole.

Formaría una familia con un buen hombre que estaba segura se convertiría en un buen esposo.

Esposo…

Sakura apretó inconscientemente la sortija que colgaba de su cuello

Una sonrisa se formo en sus labios y salió directo a casa, hoy estaba segura que ni ella ni Karin trabajarían.

.

.

.

¿Cariño? — Bakugo levanto la mirada del periodico que tenia entre sus manos para ver a Sakura. Ya eran cerca de las 7 y la pelirosa normalmente llegaba siempre después de las 9

Aun no me acostumbro a que me llames de esa forma y no chicle como siempre solías hacerlo— se burlo ella. pero la verdad es que siempre que la llama con un apodo cariñoso su corazón late mas deprisa. Han pasado dos años desde que viven juntos, desde que lo ve todos los días antes de dormir y al despertar. Y cada día pasa se convence que de que esto es lo que quiere para toda su vida.

Bakugo sonrió negando con la cabeza dejando el periódico sobre el comedor. Sakura —¿ya volviste chicle? — cuestiono poniéndose de pie caminando hacia ella.

Sakura solo rio suavemente —claro que si petardo, ¿Qué no lo ves? — cuestiono siguiéndole el juego mientras se retiraba ese par de zapatos de tacón alto —¿hiciste de cenar? — pregunto mirándolo al reparar en el aroma tan delicioso que venia de la cocina —me tocaba cocinar a mi—

Bakugo suspiro ayudándole a quitarse su abrigo para colgarlo en el perchero que tenían en el recibidor —estoy nervioso—

No tienes de que estarlo— aseguro ella —un lugar no cambiara nada Bakugo, eres el mejor héroe de esta ciudad—

no quiero ser el mejor héroe de la ciudad, quiero serlo de todo el mundo—

Sakura solo rio —eres ambicioso, eso me gusta— añadió de forma seductora pegándosele al pecho

Oh si —murmuro el rubio llevando una de sus manos a sus glúteos —lo necesito—

Sakura solo rio —pero después de eso hay que bañarnos y alistarnos—

.

.

.

Sakura dejo escapar el aire de sus labios. Solo faltaban los últimos tres lugares del top y el nombre de Bakugo aun no había sido dicho.

Héroe número tres Shoto Todoroki.

Sakura aplaudió y Natsuo a su lado comenzó a pegar de saltos. Ella también estaba feliz y se pondría a saltar si no fuera porque la madre de Bakugo a un lado de ella la tenia completamente enganchada del brazo.

Estaba igual o mas nerviosa que ella

Héroe numero dos Izuku Midoriya

Sakura agacho la mirada y sonrió como una tonta quitándose el anillo que pendía de su collar para colocárselo en el anular. Ya no había que esperar. Ambos estaban seguros de lo que sentían y el sueño de Bakugo al fin se había materializado…

Héroe numero uno Katsuki Bakugo

Sakura se puso de pie junto al resto del mundo y comenzó a aplaudir de forma casi desquiciada y pegar de gritos.

Bakugo sonrió. Tenia la mirada gacha porque no podía creer que esto estuviera sucediendo, aun esperaba despertar en cualquier momento. Pero no, esto era real, los gritos y los aplausos alrededor lo comprobaban.

Cuando levanto la vista lo primero que hizo fue buscar a su novia. Sus padres estaban llorando mientras se abrazaban entre ellos y Sakura estaba a su lado con los ojos llorosos mientras que aplaudía. Pero algo estaba diferente en ella. Algo había cambiado. El la observo en casi todo el trayecto del camino aquí porque le gustaba mucho hacerlo.

Su cabello aun lucia perfectamente peinado en la coleta alta que se hizo. Aun portaba el vestido de lentejuela azul marino de cuello redondo y mangas largas, largo, con una abertura en su pierna… pero entonces… observo sus manos. De uno de sus delicados dedos brillaba algo plateado y… estaba colocado en su dedo anular.

Bakugo levanto la mirada para encontrarse con la de Sakura y ella parecía haberse dado cuenta de lo que el había visto porque le asintió con la cabeza y de su boca salió un acepto.

Algo para decir Dynamight— pregunto la reportera que se acerco a el

Bakugo solo negó y se hizo a un lado. Su mirada aun estaba puesta en Sakura y solo en ella. Bajo del escenario y camino hasta ponerse frente a la pelirosa.

¿petardo? — pregunto sonriendo nerviosa sintiendo la mirada de todos en ellos.

Pero Katsuki no dijo nada, únicamente le sonrió antes de abrazarla.

Siempre creyó que ganarle al nerd y el convertirse en el héroe numero uno lo haría la persona mas feliz del mundo, pero no. Lo que de verdad lo hacia feliz era tener a sus padres y amigos aquí. Pero por sobre todo tener a una persona que le festejaba sus logros como si fueran propios, alguien que lo apoyaba incondicionalmente y que siempre estaba ahí para el, en las buenas, en las malas, en la salud y en la enfermedad. Alguien que el amaba y que ella le amaba con la misma intensidad

Sakura abrazo al rubio del cuello. Se puso de puntillas y beso sus labios en un beso rapido —Lo lograste petardo—

Bakugo sonrió. Pero esta vez no era ninguna de sus sonrisas arrogantes que el solía dedicar. Esta vez era una sonrisa de completa felicidad. Este era el mejor día de su vida.

.

.

.

.

Sakura sonrió girando sobre su cuerpo para acomodar los pliegues de su vestido

woow frente— murmuro Ino agachada comenzando a estirar la cola del vestido –nunca creí que diría esto pero no creo que exista mujer mas hermosa que tu hoy. Hasta tu frente luce mas pequeña de lo normal-

Ja, ja— rio secamente Sakura secamente –muy graciosa Ino—

Ino solo sonrió –no es cierto frente, si luces bonita hoy—

ya cállate, no le quieras componer— agrego molesta rodando los ojos.

te ves hermosa Sakura-chan, eres la novia mas bonita de todas— agrego una Ochaco sonriente ayudándole a Ino con los últimos detalles de la cola de su vestido. Pues solo ella media dos metros de largo. El vestido de Sakura era exquisito, el escote era recto de mangas de encaje y la caída del vestido era lisa. Un regalo que por supuesto fue de parte de Rei Todoroki.

Ino solo rodo los ojos y Sakura no pudo aguantar mas la risa –parecen el policía bueno y el policía malo, solo que aquí no son policías, son la dama de honor buena y la dama de honor mala-

-li dimi di hinir biini- imito la rubia y Sakura solo rio. Ino aun se encontraba muy celosa de tener que compartir el puesto de dama de honor principal con Ochaco, pero no hubiera sobrevivido a Ino sola.

-no peleen hoy- agrego la castaña -es una día especial-

Ino se cruzo de brazos antes de enseñarle la lengua a Sakura

-¿están listas? - cuestiono Karin entrando en la habitación con su vientre de siete meses de embarazo abultado

-Ajamp- Sasuke entro a la habitación y su corazón comenzó a latir mas de prisa. Para el Sakura era la mujer mas hermosa del mundo. Pero su belleza el día de hoy era indescriptible, parecía una diosa etérea e inalcanzable y eso seria a partir de ahora, inalcanzable.

Creo que… deberíamos de darles espacio— agrego la pelirroja cogiendo a ambas chichas de la mano para sacarlas y dejarlos a ambos solos. Karin sintió lastima por Sasuke… el jamás lo diría pero de alguna forma necesitaba despedirse de ella.

Y así… ambos quedaron solos.

Hace años que había perdido a Sakura. Pero una parte de el siempre conservo la esperanza de que ella por cualquier razón, aunque fuera la mas absurda de ellas, regresara con el. Que sus sentimientos regresaran y que ellos pudieran estar juntos. Esta vez asegurándose de hacer las cosas bien para no perderla de nuevo. Pero no fue así. Incluso alejados de todo y de este lugar en especial Sakura nunca cedió ante su toque, ante una sonrisa. Ante nada, siempre se le resistió y fue cuando se dio cuenta.

Sakura era una mujer que amaba de verdad pero que había perdido desde hace mucho tiempo ya. Ella siempre seria la mujer a la que su diminuto corazón pertenecía pero… el de ella desde hace mucho tiempo ya le pertenecía a alguien mas. Alguien que aunque no fuera de su agrado si había sabido hacer las cosas bien y no había dejado que se le escapara de las manos.

Katsuki fue lo que el nunca fue.

Y con toda la rabia que sentía aceptaba que la merecía.

Sasuke-kun— dios, cuanto extrañaría escuchar la voz de Sakura llamándolo de esa forma. Porque si, después de que Sakura se casara planeaba alejarse… aunque solo fuera un par de años. Ver a Sakura formando su vida con otra persona es algo que por ahora no resistiría

solo… vine a darte esto— dijo extendiéndole el anillo que perteneció a su madre, el mismo que le dio en el festival cultural. Aquel que Sakura hace un par de años le había devuelto —era de mi madre— dijo cogiendo su mano para poner la sortija en la palma de su mano.

Sasuke… yo no puedo aceptar esto— dijo rápidamente intentando regresársela

la novia necesita de algo viejo y… quiero que tu lo tengas—

Sasuke-kun— Sakura sintió sus ojos picar

Sasuke sonrió y acaricio lentamente su mejilla —no llores, no volvamos a esos tiempos en los que yo te hacia llorar porque yo no quiero eso —

esto… tu tienes que dárselo a la mujer con la que te cases—

Sasuke sonrió nostálgico —la única mujer con la que podia casarme ya no esta disponible—

Sakura mordió levemente su labio inferior al saber que se refería a ella

Sasuke…

¿puedo? — pregunto pidiendo permiso para ponérselo como collar

Sakura asintió y se dio media vuelta para permitirle al Uchiha que lo abrochara

Sasuke acaricio con su índice la piel expuesta de Sakura lentamente sintiéndola por ultima vez. se permitió inhalar su aroma una vez mas. Esta seria la ultima vez que estaría tan cerca de ella como para olfatearlo y quería asegurarse de siempre recordarlo.

Sakura giro sobre su cuerpo y lo abrazo. Hacerle daño a Sasuke fue algo que nunca deseo que pasara —te deseo lo mejor y espero que… que encuentres lo que sea que estés buscando—

El Uchiha sonrió llevando su único brazo a la espalda de Sakura —así será—

.

.

.

no creí que llegaría este día— murmuro Mitsuki limpiando con un pañuelo las lagrimas que habían resbalado por sus mejillas

Bakugo chasqueo la lengua –no seas tan exagerada vieja- gruño pasando sus manos por su cabello puntiagudo en un intento estúpido de que luciera mayormente estético.

-es que de verdad no creí que llegaría este día, no creí que existiría alguien que te aguantara- añadió la rubia

Bakugo solo sintió un tic aflorar en su ojo derecho y Masaru sonrió

Estamos listos— dijo Jeanist irrumpiendo y Bakugo suspiro intentando ocultar la sonrisa que se comenzaba a formar en su rostro. Al fin el momento había llegado

Todos estaban aquí para celebrar este día tan especial. Endeavor quien apenas hace medio año había salido de prisión estaba sentado junto a Rei quien junto Fuyumi lloraban de felicidad. Natsuo se encontraba a lado de ellas junto a su novia Mirko. Si Mirko, se habían conocido en la fiesta de compromiso y de alguno forma ambos terminaron enamorados.

Shoto también estaba del lado de los padrinos con una radiante sonrisa en su rostro, el siempre supo que esos dos terminarían juntos. Incluso el que no tenia experiencia en el campo amoroso se había dado cuenta que esos dos se atraían como un par de imanes, destinados el uno al otro sin importar el que.

Midoriya se encontraba a lado de Shoto junto al resto de los padrinos que eran Kirishima, Kaminari y Sero.

Bakugo apretaba ligeramente sus dedos mientras que el aire acompañado de la brisa marina golpeaba su rostro.

Así es, habían decidido casarse en un jardín justo a lado de la playa. El lugar que era tan especial para ambos y donde todo había comenzado.

La música comenzó a sonar

¡ponte erguido! — le cuchicheo Sero y Bakugo entonces se enderezo.

La hija de un año y medio de Mirio y Ten Ten fue la niña de flores, su cabello era rubio como el de su padre pero de ahí en fuera parecia una replica de la castaña, apenas caminaba tambaleante por lo que era sujetada por su madre tirando pequeños pétalos de flores rojas. Su vestido era de un rojo pálido como el de todas las damas de honor.

Ellas fueran las primeras en pasar. Seguidas de Ino, Ochaco, Mina, Momo y Karin y… al final del pasillo ahí estaba Sakura siendo escoltada tanto por Naruto y Kakashi, uno a cada lado de ella mientras que Sai y Yamato caminaban detrás de ellos.

Dejando claro que Sakura era un miembro del equipo siete y siempre serian sus portectores.

Shinso no estaba por ningún lado. Le dijo a Sakura que la esperaría con el carro prendido en caso de que ella cambiara de opinión y quisiera huir y al parecer no estaba bromeando.

Bakugo observo a Sakura y una sonrisa se formo en sus labios al ver a la mujer con la que pasaría el resto de su vida.

Sakura dejo escapar el aire de sus labios. Creyó que los nervios se la comerían pero apenas vio a Bakugo todos ellos se disiparon.

Bakugo estaba ahí. Al final de altar esperándola con una sonrisa plasmada en su rostro.

5 años después de conocerse, y dos años después de estar juntos estaban aquí.

La vida no se las había puesto fácil, pero sin importar que siempre terminaron escogiéndose uno al otro… y siempre seria así.

Sakura se puso delante de el y Naruto a regañadientes le entrego su mano —¡mas te vale que la cuides!, o te la veras conmigo, ¡deberás! — aseguro y Sakura solo rio incluso para Bakugo el rubio en este momento no le parecía tan irritante como en el pasado lo hizo.

Después de todo lo que habían pasado. Al fin estaban aquí, seguros de que esta vez se unirían para siempre.

-si acepto- dijo Bakugo sujetándola de la mano con fuerza. Completamente seguro de que esta mujer frente a el era la mujer de su vida.

Sakura sonrió ligeramente –ni siquiera a comenzado la ceremonia-

no importa, no tienen que decirme nada. Yo se que tu... eres lo único que quiero—

Sakura se tiro sobre el cuello de Bakugo para abrazarlo y besarlo

¡esa es mi frentona! — grito la Yamanaka celebrándole el acto tan imprudente que había hecho.

Ambos solo sonrieron en medio del beso. Finalmente juntos, de ahora en adelante nada ni nadie los separaría.

Fin.

Omg al fin llegamos al final de esta historia. Lo único que queda por escribir es el epilogo que tendrá un salto el tiempo y nos mostrara que fue de los personajes.

Quiero agradecerles mucho por todo el apoyo que le dieron a esta historia. Hace dos años comencé con este proyecto y hoy por fin lo estoy cerrando. Gracias por sus votos, favoritos y comentarios. Sin ustedes probablemente no hubiera tenido la motivación para seguir escribiendo y finalizar esta historia 3

Y ahora… en héroe rosado cambiaron muchas cosas a como originalmente las tenia planeadas.

Por ejemplo en las primeras practicas profesionales Sakura no iría con Hawks. Ella iría con trece, pero decidí cambiarlo para darle mas trasfondo a la relación de Sakura y Hawks porque si. la muerte de Keigo la planee desde el principio. Originalmente Hawks aparecería en la historia en el mismo capitulo en el que apareció en el anime. Solo que aquí ya sabría todo lo que Sakura era y estuvo haciendo y si… para ese entonces sus sentimientos reales comenzarian a florecer.

Otra de las cosas que cambie fue que habia pensado en que Sakura fuera el primer beso de Todoroki pero Shoto se me hace de esos que se enculan con el primer beso JAJAJA y ya tiene muchos traumas como para generarle otro

La amistad de Shinso y Sakura tampoco estaba planeada y creo que es lo que mas me gusta de los cambios que hice.

Tamaki no iba a ser el interés amoroso de Sakura, en realidad iba a ser Kirishima el tercero y crearía una rivalidad entre el y Bakugo hasta el festival cultural donde Kirishima aceptaría que Sakura nunca lo iba a amar y le abriría los ojos a Katsuki para que no se rindiera con ella

El primer beso de Sakura y Bakugo seria hasta despues del arco de Eri

En el fic no iba a existir el lemon

Kouga el amigo que le puso a Hawks es Kouga de Inuyasha y su novia es Kagome JAJAJA, esa pareja es mi OTP

Sasuke y Naruto jamas iban a aparecer en la historia xd

Dabi iba a morir quemado y Endeavor moriría con el abrazándolo en una especie de redención

Kaminari iba a ser novio de Sakura por lo menos un mes

Shinso e Ino iban a ser pareja

Hay muchas cosas mas pero ya en el epilogo se los contare 3