Año 2015 de nuestra era

"El regreso al punto de quiebre"


Descargo de responsabilidad: NGE, ROE además de todos los personajes referentes al universo, no son de mi propiedad sino de Gainax, Khara, Hideaki Anno y de Yoshiyuki Sadamoto

Un día como cualquier otro en el instituto municipal de Tokio-3.

El joven Shinji Ikari, piloto de la Unidad Evangelion 01, fue forzado a pilotear la unidad llamado por su padre, en la búsqueda de otro plan.

Su hijo se encuentra sentado en su respectivo pupitre en el aula 2-A. Un ejercicio de matemáticas le está causando malestares y le costaba resolverlo. Toji su amigo, le interrumpió la concentración dándole un leve toque en su espalda.

–Ah –le exclama el joven piloto por el exabrupto

–¿Te asusté Shinji? Oye, Kensuke nos pidió ir al distrito comercial cuando finalicen las clases e inicien "las vacaciones de verano" y después podríamos ir al arcade. ¿Qué te parece?

–Si claro. ¿Por qué no? –le responde el joven.

–Chicos. –les interrumpe Kensuke sumándose a la charla.

–Ya explícale a Shinji tus cosas de Otaku militar–le indica el del conjunto deportivo.

–Bueno la idea es ir a un local en el distrito comercial. Adquirí un nuevo accesorio para mi cámara de video y debo buscarlo hoy por la tarde.

–¿Es seguro Kensuke? –le pregunta Shinji desconfiando de él. Debido a que una vez, cuando fueron a un sitio casi les roban.

–¡Claro! Esta vez lo he chequeado. No suelo ir a sitios que no esten recomendados por la organización de Otakus Militares. –le responde el de lentes convencido.

–Entonces Shinji, ¿Quieres venir? –le dice Toji.

–Esta bien.

–¡Genial! –exclama Kensuke.


2046, 31 años después de nuestra era

Ex Complejo de EuroNerv. París, Francia.

La base que alguna vez perteneció a EuroNerv, ahora es la nueva sede WILLE. El complejo posee la más avanzada tecnología conocida hasta ésa época. Asuka Langley Shikinami de 46 años de edad y biológicamente de 30 años, se encuentra dentro de una especie de contenedor. Por fuera de él, sobresalen un monton de cables conectados hacia una especie de cráneo de aspecto humano del tamaño de una Unidad Evangelion de antaño con varios implantes cyberneticos.

–Asuka. ¿Estás lista? –le indica Mari desde el otro lado desde una sala de control de 56 años de edad.

–Si.

–Bien. Recuerda que cuando despiertes en el "Rainbow", tienes que inyectarte el olasium (un químico que permite estabilizar el "ego") Tienes tan solo 5 minutos o de lo contrario, "morirás" Será enviado junto contigo en la cámara del temporatix. Ingresas al baño del camarote y lo bebes.

–Desde luego. Sólo tenemos una oportunidad.

–Confío en ti princesa. –le indica su compañera dándole todo el apoyo posible.

–Bien comencémos. –le exclama la pelirroja.

Asuka estaba lista para emprender un "viaje" a lo desconocido.

Presente. Finalización de clases, inicio de las vacaciones de "verano", si se puede

decir.


Los jóvenes llegan al centro comercial y se encuentran frente al local a retirar la supuesta compra del Otaku militar.

–Es aquí. –les indica Kensuke.

–¿Estás seguro? –le menciona Toji un poco desconfiando de él. El local por fuera parecía tener toda su vidriera tapada con un contact de color azul.

–Bueno es la dirección que me indicaron –les menciona el de lentes.

–Nos robarán. ¿Qué opinas Shinji? –le pregunta Toji.

–Entremos, además hay bastante movimiento por aquí. –les dice el morocho con un poco de seguridad.

–¡Genial!

–¡Ahhh! No me hagas defenderte de ladrones y embusteros. –le dice Toji molesto.

Kensuke toca la puerta del local. La puerta es de hierro y posee un visor angosto en la parte media. Éste se corre y un hombre les saluda de forma intimidante.

–Hola..¿Quién te envío? –les pregunta el hombre con una voz temible.

Shinji y Toji demostraron cara de terror a espaldas de Kensuke. Pero el de lentes, se mantuvo tranquilo y sereno. –F-35 Lighting II.

El hombre cierra el visor violentamente y abre la puerta. De contextura corpulenta les indica que pasen.

Cierra la puerta por detrás y los lleva al mostrador. –Disculpen mi trato, es que aquí tengo muchas armas.

–Ni lo diga. –le menciona Toji observando unos rifles colgados en la pared.

–¿Tú eres Aida no?

–Si señor.

–Bien. Tu pedido está aquí. Entrégame tu cámara para mostrarte el funcionamiento y de paso instalarte el dispositivo de visión nocturna y termal.

Toji y Shinji cruzan miradas –¿Dispositivo de visión nocturna?

–¡Así es! –les exclama su amigo.

–Es lo último en tecnología militar. Lo que sucede es que en el distrito de Tokai esta tecnología está prohibida. –le responde el hombre ya con un tono un poco más amable.

Le instala el dispositivo en la cámara de video del Otaku con un set de herramientas.

Ajustó unos tornillos y le mostró el trabajo final. –Bien. Listo. ¿Te explico cómo funciona?

–Por supuesto.

El hombre baja el switch de la luz. Todo se volvió a oscuras. El vendedor le activa el dispositivo y la imagen termal se mostró a través de la lente.

–¡Increíble! Se ve todo lo que necesito.

–¿Para qué es éste tipo de tecnología Kensuke? –le pregunta Shinji perplejo.

–¡Es lo último en tecnología militar de campo abierto! Un sistema de detección por temperatura. Permite identificar la imagen calórica a distancia.

–Bueno "Terminator" –le dice Toji en broma. –¿No vamos?

–Si. Ya hemos terminado señor.

–Bien. –le responde el vendedor, subiendo el switch de la luz y encendiendo las luces del local.

Kensuke pagó el accesorio y se retiraron del local rumbo a una confitería en inmediaciones del centro comercial.

–Vaya que tecnología. Estoy embobado con esto.

–Te van a atrapar Kensuke. Me da la impresión de que lo que adquiriste, es robado.

–¡Tonterías! Es una tecnología en desuso. Son prototipos descartados por fuerzas armadas. Generalmente a varias empresas de tecnología, se las llama a licitación para fabricar accesorios. Se prueban y si no llegan a fase de producción son destinados al mercado de segunda mano.

Toji le abraza por el cuello. –Diría al mercado negro señor de la guerra.

Shinji se ríe a carcajadas.

–Bien ¿A dónde vamos? –pregunta Toji.

–Vayamos a la nueva confitería que se encuentra a cercanías de la estación. Dicen que es muy buena y se merienda bien.

–Esta bien. –le responde Shinji.

Los tres jóvenes fueron al lugar. Solo les tomó unos minutos llegar. Se metieron allí y buscaron una mesa en dónde sentarse.

Ubicados en sus lugares, esperan a ser atendidos por una camarera.

Se acerca a la mesa a tomar los pedidos. Todos pidieron malteada de frutos rojos, que supuestamente es la especialidad del lugar. Una vez tomados los pedidos, los jóvenes charlaban de todo un poco.

–Oye Shinji, ¿Es cierto los rumores de que otro piloto más se les sumará a tí y a Ayanami? –pregunta Kensuke con curiosidad.

–Aún es secreto y no se si es chica o chico. Misato-san algo me contó.

–¡Ayyyy! Ojalá sea una hermosura de chica. –exclama Toji embobado.


Over the Rainbow.


En su camarote, Asuka vomitaba en el baño. Siguió las indicaciones de Mari y pudo mantener la conciencia en su cuerpo. Con dificultad intentaba ponerse de pie. Sentía mareos y trataba de fijar la vista en el espejo.

–Dios, que asco que es esta cosa.

Se reincorporó y se lavo los dientes. Intentaba recordar los eventos. –Bien, ahora si mal no recuerdo, aparecerá el séptimo emisario. Tengo que estar lista para despegar de aquí. Espero recordar todo lo que hice para derrotarlo.

Se escucha unas alarmas de emergencia en la cubierta del barco.

–¡Pero qué! ¿Ya ahora? Bien, debo prepararme.

Alguien tocaba la puerta del camarote.

–Asuka, tenemos una emergencia...

–Ya voy Kaji-san.

Se prepara poniéndose su Plug Suit. Se mira al espejo y su sentimiento era de ánimo y a la vez placentero. –Que linda que estoy. Olvidé lo horrible de ese parche y hacía años que no me veía así. Ha pasado tanto. –se decía así misma con sentimiento de nostalgia.

Sale del camarote junto a su tutor. –¿Cuál es la situación?

–Tendrás tu bautismo de fuego. Detectaron a un ángel cerca del páramo de la antigua Tokio. Se esta dirigiendo hacia Tokio-3.

–Bien, lo enfrentaré.


Centro comercial, una hora antes.


En el centro comercial todo estaba tranquilo. Los jóvenes se divertían despreocupados.

La alarma del teléfono de Shinji sonó. Vió el teléfono y por una razón inexplicable, le notificó el recordatorio del aniversario del fallecimiento de su madre

«No puede ser ¿Era hoy? ¡Maldita sea!»

–Oye Shinji. ¿Qué sucede?

–Ah, no es nada. Un error. –dice él apenado.

–Oye amigo –Toji le abraza por el cuello

–Tranquilo dinos, ¿Qué sucede?

–Creí configurar bien el recordatorio en el horario correcto. Hoy tenía que ir a la tumba de mi madre. Es su aniversario de fallecimiento. –les dice el joven apenado

Toji y Kensuke se veían entre ellos. –Ahhh, lo sentimos Shinji. ¿Quieres que te acompañemos?

–Es lejos de aquí. Tendríamos que tomar un tren que nos deja cerca. Pero es muy lejos, el viaje tomará como una hora.

–Bueno –Kensuke ve su reloj de pulsera y eran las 4 de la tarde –Si quieres te acompañamos.

–¿En serio? Perdón si les arruiné la tarde.

–¡No arruinas nada Shinji! Somos tus amigos, te acompañaremos.

–Gracias chicos. –le responde el joven con timidez.

Terminadas las malteadas, pagaron y se fueron de allí rumbo a la estación de tren que los dejaría en cercanías del páramo donde se encuentra la tumba de Yui Ikari, madre de Shinji.

Cuando llegaron al andén, justo un tren está a punto de salir. Lo abordan y este emprende la marcha. Tendrían que bajarse en tres estaciones, siendo la tercera en la que se encuentra el sitio cercano al páramo, sobre el antiguo lago Asahi.


La majestuosa unidad 02, perteneciente a Asuka Langley Shikinami, fue montada en un Airbone Warfare, rumbo a la posición del emisario, siendo custodiada por unos SU-27.

En el Entry Plug, ella consciente de lo vivido hace 15 años, analizaba cómo vencerlo. Recordaba cómo debía hacer, para descender del aire e ir tomando el equipamiento. Faltaban 20 minutos para el encuentro.

Sentada en su butaca, tocaba las mancuernas concentrándose entre la nostalgia y la ansiedad. Habían pasado 10 años desde que piloteó por última vez una Unidad Evangelion.

«Nos reencontramos de vuelta bebé. Como andar en bicicleta. No me decepciones. Muter se que estás ahí, no sé si me escuchas pero estás conmigo». Asuka en su afán de nostalgia, nombra a su madre Kyoko. Ella supo mas tarde con los años, que su Unidad la 02 albergó el alma de su madre.


Luego de unos 50 minutos de viaje, el tren llegó a la estación. Los chicos descienden y tomaban un camino rumbo a un sitio cercano al páramo, en el que se encuentra la tumba de Yui. Cuando estaban llegando luego de recorrer unos metros, los tres escuchan un sonido parecido a un jet de combate.

Se detuvieron a escuchar.

–¿Oyeron eso? –dice Kensuke observando al cielo.

Pájaros que estan sobre las ramas de los árboles volaban alejándose. Es una mala señal. Shinji camina descendiendo por sobre un barranco con árboles y escucha unos sonidos como si fuera vidrio rompiéndose.

–¿Qué es ése sonido? –pregunta el joven piloto.

Cuando se acercó lo suficiente sobre la orilla del lago Ashi, observa al emisario caminado sobre el agua. Era una criatura realmente extraña. Poseía una estructura de cristal negro y parecía flexible. Hacía un sonido peculiar mientras caminaba sobre el agua.

A los pocos segundos, Toji y Kensuke se acercaron al joven. –Miren eso. Probaré la nueva cámara.

–¡Oye estúpido! A ver si nos ve. –le exclama Toji.

Tal como dijo el morocho, el emisario los detectó. Y se estaba aproximando a ellos.

–¡AHHHH! Viene hacía aquí.

–¡Corramos! –exclama Shinji.

La criatura se aproxima a los jóvenes y empieza a arrojar rayos de intensidad. Éstos rebotan sobre el suelo formando una cruz y deforestando parte de la zona arbolada.


En el Airbone, por medio de un protocolo TASK 02, Asuka es notificada del ataque del emisario.

–¡Tenemos inconvenientes! El emisario está atacando a unos chicos sobre la orilla de un sitio del páramo. –le indica un operador.

–¿¡Qué cosa!? –pregunta Asuka perpleja.

En el monitor observa al enemigo. Éste ataca sin cesar a la posición indicada. La joven por medio de sistema de monitoreo aéreo, observa la situación mas en detalle.

Fue de su asombro ver a los "tres chiflados" intentando escapar.

–¡PERO ME LLEVA EL VIENTO MALDITA SEA! –Exclama preocupada y asombrada por el reencuentro.

La pelirroja vira a la aeronave de transporte a cercanías de la posición del emisario para descender con su Eva.


Los tres jóvenes escapan como pueden. Eludiendo los ataques de la criatura.

–¡AHHHHHHH! ¡ESTO ESTA MAL! ¡VAMOS A MORIR! –Exclama Toji con desesperación corriendo por encima del barranco.

Se metían entre las tumbas del páramo. Shinji tropieza con una de ellas y cae al suelo. Frente a él, casualmente se encuentra la de su madre, Yui.

–Okāsan. Finalmente me reuniré contigo. –se decía apenado y ya sin fuerzas esperando la muerte y esperanzado de reencontrarse con ella en la "otra vida".

Kensuke se acerca a su lado e intenta levantarlo. –¡SHINJI! ¿¡QUÉ DEMONIOS!? ¡LEVÁNTATE!

–¡Ya está Kensuke! No podremos escapar. –le exclama el morocho resignado y sin fuerzas.

Un estruendo seguido de un temblor sacudió el sitio. Una capa de polvo envolvió a los dos jóvenes sin poder ver a su alrededor.

Cuando se disipó la humareda, su asombro los encegueció, sobre todo al Otaku militar.

Una majestuosa Unidad Evangelion de color carmín con tonalidades naranja se hacía presente allí a tan solo unos metros de los jóvenes. Un de los pies estaba a tan solo metros de los dos.

–¡¿Pero qué?! –exclama Shinji. –¿Una unidad Evangelion roja?

Se escuchó una voz femenina procedente de un sistema de parlantes.

–¡Oigan Mocosos! ¡Subanse ahora! ¡No me hagan perder el tiempo!

–¡Ahh! ¡Ahí vamos!

El sistema retráctil del Entry Plug se abrió ligeramente para permitirles subir dentro de la cabina. Un sistema de escalinatas se activó permitiendo su ascenso por medio del brazo derecho de la unidad.

–¡Suban mocosos! ¡Ahora! –les exclama Asuka.

–¡Ahí vamos! ¡Toji apresúrate!

–¡Oh no! ¿¡Otra vez!? –exclama el rudo recordando la mala experiencia de la última vez cuando se subió a la 01, cuando fue rescatado por Shinji.

Ingresaron en el Entry Plug y la cabina estaba a oscuras.

–¡Puaj! ¡Enciendan la luz! –exclama Toji asqueado por probar nuevamente el LCL.

Las luces de la cabina se encienden y todo se volvió transparente. Kensuke y Toji estaban detrás de la butaca, pero el joven piloto de la 01, de casualidad cayo por sobre la joven piloto. Sin querer, apoyo ambas manos sobre sus pechos. La vió fijamente y estaban a centímetros de sus rostros. –¡Ehhhh! –se ruborizó Shinji.

–Me estorbas Shinji. Apartate. –le responde la alemana con una voz serena y ruborizada.

–¡Lo siento!. Él se sale por sobre ella y se pone a un costado.

Los índices de sincronización daban error. –Maldición. Esto no está bien.

–¿Qué sucede? –pregunta Shinji.

–¡Somos cuatro en éste sitio! Claramente hay errores de sincronización. Ellos dos no cuentan porque no poseen experiencia en pilotaje, pero tú si. ¡Ven! Siéntate en la butaca. –le indica ella levantándose ligeramente para que se ubique el morocho junto a ella.

–¿¡Qué!? Pero...

–¡Oye Mocoso! ¡Ven aquí! –le solicita Asuka con determinación pero sin tratarlo mal.

Ella le toma de la camisa y le indica que se ubique en la butaca. Eso reduciría drásticamente los errores de sincronización, ya que los otros dos no poseen entrenamiento alguno como lo indicó ella. La joven dejó que Shinji se ubique en la butaca y luego se sentó sobre él Shinji.

El Morocho pudo sentir el trasero firme de aquella chica que él no conoce ocasionado un sonido de rebote. Se ruborizó.

–No se te ocurra excitarte. –le dice ella hablándole de reojo observando por sobre su hombro.

–¿¡Cómo puedo excitarme en un momento como este!? –le exclama el morocho nervioso.

–Tranquilo, todo saldrá bien. –le responde la alemana con un tono sereno y sonriéndole ligeramente.

«Volviste Anta Baka. Jamás me imaginé que nos volveríamos a encontrar así. Siempre hay segundas oportunidades, mocoso» pensaba ella con su corazón latiendo rápidamente.

–¡Ahí viene! –exclama Kensuke por sobre al costado de la butaca, al igual que Toji a la par de él.

La alemana saca una serie de pistolas de un compartimiento de carga que cayó desde el transporte aéreo y emprende la marcha con el objetivo de vencer al enemigo.

–Lo sé. –le responde ella concentrada.

Se acerca lo suficiente para empezar a dispararle. Le dá a la base de la carabela, pero ella sabía perfectamente que se trataba de un señuelo.

–Je je. Ahora muéstrame tu cara fea.

–¿Qué rayos? –pregunta Shinji sosteniéndose de las palancas indebidamente.

–Tómame de las caderas, no de las palancas mocoso. Sino no puedo disparar.

–¡Ahhhh! Ok ok ok.–le dice él apoyando sus manos en la menuda cadera de la pelirroja.

Ella se meneaba por cada movimiento que hacía con su unidad, justo sobre la base del bulto del morocho. Podía sentirlo y ella se ruboriza.

«Demonios. No te culpo mocoso, si que eres dotado allí»

–¡Lo lo siento mucho!

–No te preocupes. ¡Daremos el golpe de gracia! ¡Sujetense! Voy a saltar.

–¡Ayy! Esta bien. –dicen los otros dos tomándose de la butaca como podían.

–¡Ahora!

Asuka emprende un movimiento seguido de un gran salto, saca el cuchillo progresivo de uno de los alerones y con ambas manos, clava el puñal sobre el núcleo.

Este se desintegra en una forma de liquido rojo cayendo por sobre las tumbas de los difuntos.

–Emisario destruído.

–Buen...trabajo. –le dice él.

–Gracias. –le agradece Asuka. Ella se reincorpora por arriba de la butaca y gira sobre si misma viendo mejor al joven piloto. Acerca su rostro al de él y con una de sus manos aprieta la parte media de sus mejillas abriendo su boca como un pez.

–"Ooyhsee" –le intenta decir "oye" recriminándole .

Ella lo analiza observándolo bien. Sonríe ligeramente. –"Lange nicht gesehen" –(tanto tiempo sin verte).

Claramente el joven confundido no entendió nada de lo que dijo.

–Ehhhh. ¿Nos conocemos? Ya que me llamaste por mi nombre. –le pregunta Shinji.

En ese instante la unidad 02 se queda sin energía y las luces de emergencia dentro del Entry Plug se encendieron.

Como estaban casi a oscuras, la alemana ganada por la emoción aprovechó y abrazó al joven recostándose sobre él. Shinji podía sentir sus latidos. La alemana le susurra a la oreja, sin que Toji y Kensuke escucharán.

–Te protegeré y esta vez no te me escaparas, mocoso.

En un acto reflejo, él la abraza por la espalda sintiendo su calor como si le fuera familiar ese sentimiento. –Gra... gracias.


Cuando llegaron las fuerzas de seguridad de NERV al lugar, la Unidad 02 fue puesta recostada boca arriba sobre un transporte de orugas. Misato llegó junto a Ritsuko en su Alpine. Estaba Kaji también como soporte y los tres chicos junto a la nueva integrante, sobre la plataforma que transporta a la unidad carmesí.

Asuka cruzada de brazos y en su característica postura de júbilo y confianza observa seriamente el traslado, a su lado Shinji en silencio también. Kensuke y Toji todavía no salen de su asombro.

–¡Eyyyyy! ¡Chicos! –les llama Misato.

–Misato-san. –dice Shinji.

Asuka ligeramente sonrió y se sintió un poco emocionada. «Boba. Cuando llegue al apartamento, me aseguraré de tu nueva dieta. Cumpliré con tu promesa»

La tutora se acerca a ambos, en presencia de Ritsuko y Kaji.

–¿Se encuentran bien?

–¡Si! Gracias a esta preciosura. –le responde Toji.

–Hmmm. Oye mocoso. Mas respeto. ¿Quieres? –le responde la pelirroja acercándose a él y señalándole con su dedo índice al medio del pecho. Emitió una leve sonrisa.

Luego camina por delante de Kensuke. En un acto de osadía, le quita sus lentes y se los pone. Luego se los deja en su mano. –Son nuevos. ¿No?

–Ahhh, si.

–Pues cuídalos. Tal vez te hagan mucha falta. –le menciona Asuka sin ningún tipo de explicación que solo ella entiende.

Luego se pone frente a Shinji. Se acomoda su cabello con sensualidad y luego el de él –Hmmm. ¿Así que eres piloto de la 01?

–Ohhh, si. –le responde él con timidez.

–Bien. Pues hoy es tu día de suerte.

–Ah ella es... –quería presentarla Misato.

–Asuka Langley Shikinami. –se responde ella misma presentándose a Shinji con una leve sonrisa. –Y además de ser la piloto de la unidad 02, también seré compañera tuya y de Rei Ayanami. Así que manos a la obra, ya que seguro te falta práctica. –le dice ella demostrándole aprecio y cierto sentimiento de protección.


Llegada la noche la unidad 02 fue puesta en su respectiva jaula. La joven alemana le pidió a Shinji que la acompañe y la espere cuando termine de ducharse. Él aún le cuesta salir de su asombro por toda la situación que pasó.

Asuka se puso un lindo conjunto. Una pollera blanca con voladizos por arriba de la altura de las rodillas, unas chatas de color blancas, una musculosa de color amarilla y se acomodó su cabello. –Vaya no recordaba que era una "bomba". Tanto tiempo ha pasado, que me había descuidado y no me importaba mi aspecto. Ahora daré lo mejor de mí, para que el mocoso Shinji sea el mejor y no cometa los errores catastróficos que nos lleven a la perdición. Y de paso, recomponer la relación.

Al salir de allí, en una banca ve al joven dormido con su S-DAT en sus manos. Se pone enfrente con sensualidad, se inclina hacia él quitándole uno de los auriculares para despertarlo.

Despierta abruptamente

–Terminé. ¿Vamos?

El joven queda cautivado por su belleza. –Ahh, si si.

–Oye, no te incomodes. ¿Qué te parece? –le dice ella mostrándole toda su belleza frente a él

En ese momento apareció Rei. –Esto no es un salón de belleza, es una base militar. Ikari-kun no está para este tipo de cosas.

La joven la ve de reojo con seriedad. «Ah casi me olvido de la clonada»

–Oh hola. Tú eres Ayanami-san. Un gusto. –intenta Asuka presentarse apropiadamente.

–Hola. –le saluda ella con monotonía y con seriedad.

–Que seriedad. –le dice ella.

–Ikari-kun no necesita de tu belleza. Él no debe ser cautivado segunda piloto. Solo tiene que limitarse a pilotear eso es todo.

–Oh gracias por recordármelo "primera". –le responde Asuka manteniendo su postura. No iba a ponerse a su altura, había pasado por tanto y no perdería el tiempo con berrinches y sobretodo proveniendo de Rei, siendo un clon de la madre de Shinji –Así que si nos disculpas, tenemos cosas de que hablar con Shinji.

–Ayanami-san, no seas así con Shikinami-san. Ella me salvó.

–Hoy te olvidaste del aniversario de la muerte de tu madre. Tu padre se sintió mal. Debiste haberlo recordado.

–Siii, lo siento.

–Son cosas que pasan Ayanami-san. Él no puede con todo. –le responde Asuka intentando ser razonable y considerada con Shinji.

–Él le debe respeto a su padre. Tiene que ser mas considerado. –le dice Rei con monotonía.

«Eso explica por qué eres el clon de Yui. Pero si te lo digo, seguro que te suicidas y Shinji no podría soportarlo. » pensaba la teutona manteniendo la calma y no dejándose llevar por el tono de voz molesto de Rei.

–Se olvidó, o tal vez Shinji quería pasar el día junto a sus amigos. No lo hagas sentir miserable "primera". –le dice Asuka en tono de burla.

Rei no supo que responder. Asuka le extiende su mano a Shinji. –¿Nos vamos Shinji-kun? –le dice ella con una sonrisa.

–Ahh, si...

Pero no se esperó que Rei le diera una bofetada a la pelirroja, interponiendose entre ambos. El sonido se sintió en seco y eso asombró tanto a Shinji como a su flamante compañera.

–¡Das asco! –le reprende la peliazul.

«Vaya. Sus sentimientos de celos salieron a la luz. Como dijo Mari, el segundo clon manifesta los celos de la madre de Shinji. Es entendible.»

La teutona se masajea su mejilla. Se acerca a Rei. –¿Es correcta esa forma de actuar? Te contradices. Por un lado quieres que Shinji sea un ejemplo, pero por el otro actúas violentamente. Si tú das el ejemplo, entonces tu actitud hacia mi no lo vale. –le responde la pelirroja con serenidad. –Ve a descansar Ayanami. Lo necesitas. Vamos Shinji.

El joven se queda viendo la situación. Se pone de pie y se acerca a Rei. Molesto le recrimina. –¡Discúlpate con Shikinami-san! ¡Ella no hizo nada malo! –le responde el joven confrontando con la primer piloto.

Eso hizo que Rei se sintiera mal y se fuera esprintando de allí apenada.

–¡Ayanami-san espera...!

Asuka se quedó allí estática. Se acerca al joven y le toca el hombro. –Tranquilo, ya se le pasará. –le responde la pelirroja.

–Lamento mucho su actitud.

–¿Y por qué lo lamentas? ¿Qué eres su padre? –le pregunta la teutona razonando con él.

–Me...salvaste Shikinami-san. Gracias. No te merecías esta falta de consideración por parte de ella. Me asombró que haya actuado así.

–Son celos Shinji-kun. –le dice ella con una sonrisa. –Ven, iremos al apartamento. No sé si Misato te lo mencionó, pero me mudaré con ustedes.

–¿En serio?

–Claro. Soy su tutelada también. –le dice ella animada. –Además tendremos que trabajar mucho entre los dos porque somos un equipo.

–Creo que sí.

Caminaron por los corredores de la base y pasaron por la jaula de la unidad 01 sobre el puente umbilical. Asuka observa la unidad.

–Esta es mí unidad Shikinami-san.

–Si, la 01. «No la recordaba tan grande»

–Así es. Mi padre me dijo que tenía que pilotearla. Me necesita para eso. Me forzó a hacerlo y no pude negarme porque Rei estaba mal herida y si no lo hacía, ella debería cargar nuevamente con todo ese peso.

–Lamento que te hayan forzado, pero hiciste lo correcto. Esta en nuestras manos defender a la humanidad y pensaste en proteger a Ayanami. Yo también te protegeré. –culmina con una sonrisa y tomándolo del brazo demostrándole amistad, a lo que el joven se ruboriza.

–Uhmm bueno, eres amable Shikinami-san.

–Dime Asuka, dejemos los formalismos de lado por favor entre nosotros –le dice ella con amabilidad.