Capítulo 6

"El dilema del Erizo por competencia"

Kaji salió del apartamento en búsqueda de Misato. Se subió a su coche y emprendió la marcha. Su apartamento queda a pocas calles de los Comfort que reside ella con sus tutelados. Cuando perfila por la carretera que conduce al túnel de acceso al Geo-front ve el Alpine estacionado frente al mirador.

«Con que aquí estás»

El agente detiene el coche a la par. Desciende y observa que dentro no hay nadie. Camina unos pasos hasta encontrarse a Misato observando la vista, pensativa y seria. Ella notó que alguien se le sumó. Miró por sobre su hombro y un poco de asombró le generó de que se trataba de Kaji.

Él notó que la Capitana se encuentra un poco melancólica y no estaba de humor.

–Buen día. ¿Sabes que te están buscando? –le saluda él con amabilidad.

–Buen día. Si lo sé. Escuché el teléfono celular sonar desde el coche.

El agente se acerca y se pone a la par vislumbrando el amanecer y apoyándose en la baranda.

–¿Sucede algo?

El estado anímico de la capitana no era bueno. –No sé. Creo que la falta de alcohol me ha quitado felicidad.

–Bienvenida al mundo de la abstemia.

–¡No te burles de mí! –le recrimina ella.

–No me burlo de tí. Solo digo algo sensato del mundo que te rodea Misato. ¿Te parecía normal vivir ebria?

–¡No vivo ebria todo el tiempo! Solo ingería alcohol para sentirme en confianza conmigo misma. Pero hace dos días que no bebo.

–Bien ¿Lo hiciste por Asuka o por tí?

Misato se apoya en el borde de la baranda del mirador observando el paisaje del lago Ashi frente a ella.

–Creo que ambas.

–Supongo que el convivir con Shinji, un chico que jamás tuvo determinación en molestarse en cuidarte, te hacía vivir una vida despreocupada. Pero ahora que se ha sumado Asuka, todo cambió.

–Esa malcriada. No la entiendo. Parece que ella ha crecido de golpe. Recuerdo cuando era una niña molesta que deseaba ser mejor en todo.

–¿No estarás celosa de que te lo "hayan" quitado?

–No seas estúpido Kaji-san. Shinji es un niño.

–Me refiero al sentido de que ella opacó su atención sobre él. Entonces ahora has pasado a segundo plano.

–Puede ser –le responde con desánimo. –A veces pienso que intento ser mejor persona con Shinji pero a la vez, siento que él no me tiene en cuenta. Creo que jamás lo tuvo. Y ahora como que en menos de dos días, Asuka se ha ganado su confianza. Hoy me desperté temprano y los ví durmiendo en la sala de estar acurrucados. Se que Shinji no tuvo la iniciativa. Asuka fue directo a él...

–Pero se llevan bien, es lo que importa. ¿No crees? Te dió "celos de madre". Eran ustedes dos solos conviviendo además de Pen-Pen. Es lógico que se te despierte incomodidad y sumado a que te han recomendado de que no bebas alcohol. Un cóctel peligroso que puede causar un efecto depresivo.

–Basta Kaji. No me malinterpretes.

–Tranquila. Sólo estamos hablando. –culmina el agente manteniendo la vista al lago y en silencio.

Misato ve el reloj de pulsera de su mano derecha. Los números indican que son las 7 de la mañana.

–¿Quieres desayunar?

–Claro. Pero antes por favor avísale a los chicos de que estás bien. Shinji llamó a Ritsuko y ella a mí y aquí te encontré. Deben estar preocupados.

–Esta bien. Necesito un buen café.

–Igual.


Asuka y Shinji esperan novedades mientras desayunaban. Rei todavía no despertó, pero le habían preparado el desayuno.

En silencio desayunaban en la cocina, sentados en la mesa. –¿Dónde se habrá metido? –pregunta Shinji preocupado.

El teléfono celular del joven suena y éste lo toma inmediatamente y atiende.

–¿¡Hola!?

Shinji-kun

–¡Misato-san! ¿¡Dónde estabas!? Estábamos preocupados por tí.

Tranquilos tuve una urgencia y me fuí. ¿Qué hacían?

–Desayunando.

–¿Cómo está Rei?

–Aún durmiendo. Pero pronto despertará.

Bien. Ella no irá con ustedes por orden médica de Ritsuko hasta que se le cure su esguince. Cuando terminen con el desayuno, vayan a NERV para las pruebas de sincronización. Estoy desayunado con Kaji-kun.

–Ah. ¿Kaji-san? Que extraño...

¡Oye! No hicimos nada. Sólo nos encontramos y estamos desayunado.

–¡Hai! lo siento. No dije nada.

Esta bien –le responde ella con un tono agradable. –Cuando terminen el desayuno, vayan a NERV. No nos hagan esperar.

–Hai. No te preocupes.

El llamado finalizó. Con su mejor predisposición, Asuka culmina de masticar algo del desayuno y se limpia su boca. –¿Era ella?

–Si. Supongo que está bien –le responde el joven aliviado.

–Bueno mejor. ¿Cómo te sientes? –le pregunta ella extendiendo su mano y apoyándosela por sobre la de él.

–Mejor.

–¿Ves? Ya está. Todo está bien –le responde ella con un tono angelical seguido de una ligera sonrisa. Se escuchó un sonido desde la habitación de Shinji. Como si alguien se hubiera levantado.

–Iré a chequear. Seguro es Rei. –le dice la pelirroja.

Sale de la cocina y fue a la habitación. El fusuma está parcialmente abierto y observa a Rei cambiándose de ropa con dificultad.

–Ayanami. Buen día.

–Buen día.

–¿Quieres que te ayude?

–Por favor. Solo con el sostén.

La joven se arrodilla y le coloca el sostén. –Listo.

–Gracias.

La pelirroja le alcanza las muletas para que se reincorpore. Le ayuda a pararse. –¿Cómo te encuentras?

–Mejor gracias. Aún me duele un poco el tobillo. La doctora Akagi me recomendó que disponga de las muletas por lo menos un día más.

–Desde luego. Eres una parte fundamental del equipo. Aunque pudiéramos nosotros dos solos contra un emisario, necesitaríamos de tu ayuda.

Rei se sonrojó al escuchar aquellas palabras salidas de la boca de su flamante compañera de pilotaje. Sentía que valía algo más. –Gracias por el halago Shikinami-san.

–Oh, no hay de que. Ven te ayudaré ir al baño.

–Solo ábreme el fusuma e iré sola.

–Claro.

Asuka le abre el fusuma de la habitación totalmente para que la joven piloto de la unidad 00 pudiera salir sin dificultades. No le costó acostumbrarse al uso de las muletas. Llegó a la puerta del baño y Shinji la divisó. Se sale de la silla y se acerca inmediatamente a su lado.

–¡Ayanami-san!

–Ikari-kun. –le saluda ella –Buenos días.

–Bue...buenos días –le devuelve el saludo sonrojado. Ya que Rei llevaba puesto una camisola corta y el joven piloto podía vislumbrar su físico atlético bajo él además de sus pezones sobresaliendo por debajo.

Asuka se aparece justo en el instante que la joven ingresa al cuarto de baño cerrando la puerta por detrás.

–¡Si necesitas algo, sólo pídemelo Ayanami-san! –le exclama Asuka.

–Estoy bien. Gracias.

Ambos jóvenes cruzan miradas entre ellos. Asuka notó la preocupación de Shinji por sobre Rei. –Mejor lavaré las vajillas. Le calentaré el desayuno.

–Me quedaré esperando en la puerta del baño hasta que ella termine. –le responde su compañera.

Shinji volvió a la cocina y se propuso a ordenar la mesada de la cocina, lavar las vajillas y preparar el desayuno a Rei. Mientras, la pelirroja lo observa desde su posición. Nota que él tiene mas confianza. De a poco se quitaba de encima su inseguridad. Eso le agrada a la teutona. «Sigue así Shinji-kun. Te volverás un gran hombre y piloto. Y de seguro cuando llegue el momento, venceremos juntos y salvaremos a la humanidad. Confío en tí»


En NERV en inmediaciones del centro de visitantes de la base, Misato junto a Kaji desayunaban café con bocadillos. Ritsuko no se les sumó, porque estaba cumpliendo funciones.

Ella bebé un poco de café y deja la taza apoyada en la mesa –Que buen café. Lo necesitaba.

–Me alegro que estés mejor Misato. Ahora que estamos a solas y en paz. Cuéntame. ¿Cómo se siente convivir con un adolescente despreocupado?

–No es gran cosa. Casi siempre ninguno de los dos tenemos tiempo de pasar tiempo juntos. Antes de la llegada de Asuka, nuestro tiempo a solas era la cena. Cocina muy bien y lo admiro por eso. Se desenvuelve bastante bien con las tareas domésticas. Muy bien criado por su antiguo Senpai. ¿Y tú? ¿Cómo lograste que Asuka madurara?

–Hmmm, de éso quería hablarte –bebe un sorbo de café y luego continúa la charla –Ha cambiado mucho repentinamente en estás últimas horas. Desde que llegó aquí, no ha dejado de prestarle atención a Shinji. Siento como que no es ella. Y eso que le conté sobre él.

–Tal vez –Misato se encoje de hombros –le gusta definitivamente. Bien por ellos. Aunque supongo que a Shinji-kun le costará abrirse a ella.

–Yo no creo eso. Han congeniado bastante bien. Mi mayor temor era que a ella se le subieran sus aires de grandeza. Todo el tiempo antes de llegar a Japón, me preguntaba constantemente cómo era Shinji. Si piloteaba bien el Eva, si era un gran calculador y si podía sincronizar perfectamente con su unidad. Se había puesto muy insoportable. Pero desde que se enfrentó al primer emisario en el páramo de la antigua Tokio y lo rescató junto a sus amigos, cambió repentinamente.

–Amor a primera vista –le responde Misato apoyada en la mesa seriamente y bebiendo otro sorbo de café –cielos creo que me haré adicta al café.

–Cambias un vicio por otro.

–Tú fumas.

–Tú también. Digamos que aquí no puedo fumar, pero de poder encender un cigarrillo ahora, lo haría. Pero lo puedo controlar –le responde el agente.

–Kaji-kun. ¿Tienes algo que hacer hoy a la noche?

–Tengo cosas que hacer. ¿Y tú?

–Podriamos ir a cenar algún día. ¿No?

–¿Con los chicos?

–Tal vez. No estaría mal. Si, podríamos ir con ellos. ¿Qué me dices?

–Por mí estaría perfecto.

–Entonces hecho. Podría ser mañana . ¿Qué te parece?

Esta bien –le responde ella un poco mas animada –Espero que Asuka me deje beber.

–¿Te prohíben ahora? ¿Dejarás que una mocosa te diga lo que tienes que hacer?

–No seas así Kaji-kun. Asuka se preocupó por mí. Le haré caso.

Kaji se ríe a carcajadas disfrutando el momento. Misato también le acompaña con algunas más.


Terminando el desayuno los chicos fueron a NERV. Al llegar a los vestuarios, Shinji se ponía su Plug Suit al igual que su flamante compañera. Él podía ver su figura por medio de una medianera esmeralizada. El joven se sonroja pero la pelirroja sabía perfectamente que él la está observando.

–¿Estas mirando fisgón?

–¡Ehhh! ¡No!

Ella se ajusta su Plug Suit apretando el botón de su muñequera. Se acomoda su cabello colocándose sus clips nerviosos A-10. Ordena sus efectos personales en su casillero. –Vamos no seas tímido. De seguro lo hacías. No me molesta por si acaso.

El joven se sonroja y ajusta su Plug Suit. Cuando la teutona escuchó ése típico sonido, se acerca a la posición del joven. Cuando lo vió con el Plug Suit puesto, le agarró un sentimiento de nostalgia. –Te queda bien ese traje.

–Uhmm, gracias –le agradece él temeroso.

Ella lo toma de la quijada delicadamente y emite un leve sonido. –De nada. Será nuestra primera prueba de sincronización juntos. Éxitos.

–¿Tú ya tuviste éste tipo de pruebas en Alemania?

–Ja.

–¿Y que hay de tus niveles?

Ella se encoje de hombros despreocupada –No lo sé. Supongo que eran buenas. –Ella se acerca y lo abraza por el cuello –Ahora veremos qué tal nos va desde que estamos juntos. Tal vez sean mejores que antes Shinji-kun.

–Ahhhhh. ¡Creo que sí! –le responde él con una tonada nerviosa y a la vez tierna y con modestia.

–Ven, ya es hora o de lo contrario Akagi-san puede enojarse.

–Hai.

Ambos jóvenes caminaban por los pasillos rumbo a las cámaras de sincronización. Debían tomar un elevador y subir 4 niveles. Cuando se abrieron las puertas del elevador, fue de asombro tanto de Shinji como el de Asuka encontrarse con Gendo.

El joven se entumeció con tan solo verlo.

–Ot...Otosān.

–Buenos días Shinji. Y estamos en servicio. Así que te pido que me llames por Comandante Ikari para.

–Buenos días Comandante. Permiso –le saluda Asuka amablemente.

–Tomen el próximo –les responde él poco amable –Tengo prisa.

–Pues nosotros también Comandante. No se olvide quién está bajo la línea de fuego mientras usted y Fuyutsuki juegan a la guerra.

–¡Asuka-san! –le exclama Shinji temeroso y tirándole del brazo –¡No le hables así! ¡Es la máxima autoridad de NERV!

–Lo se perfectamente. Pero no me dejaré intimidar tan fácilmente. Siga –le responde la pelirroja fríamente.

Gendo emitió un leve sonido de malestar. Las puertas se cerraron y elevador continúo su curso.

Shinji está realmente nervioso y agacha la cabeza hacia abajo. Asuka lo toma de la nuca levantándolo delicadamente –¿Qué te sucede? ¡No te rebajes así! ¡Vales mucho mas de lo que piensas y yo estaré contigo para lo que necesites! ¡Hazte respetar maldita sea!

–Asuka...-san –le responde él entrecortado

Ella lo ve con firmeza y emite una leve sonrisa. –Shinji-kun, él es tu padre. Pero si ves algo que no te gusta, sólo simplemente responde. Siempre responde bien, jamás te dejes intimidar. Por nadie. Te enseñaré lo que es tener respeto y valerse.

El elevador volvió y se abrieron las compuertas.

Ella ingresa dentro y Shinji se le queda observando desde el otro lado. –Vamos mocoso. ¡Entra!

–¡Hai!

Él ingresa dentro junto a su lado. Las puertas se cierran y el elevador inicia el ascenso. Durante el trayecto hubo un silencio incómodo ya que Shinji se sentía un poco consternado por la situación vivió hace minutos. –Asuka-san, yo...yo no sé que haría...sin tí. Me siento mal por lo que te diré.

–¿Ahhh? ¿Y por qué te sientes mal?

–Creo que tú conducta no fue la mejor. No te enojes.

La teutona lo ve de reojo y nuevamente mira al frente apoyada sobre un costado del elevador con los brazos cruzados. –Escucha bien lo que te diré. Aquí somos tú y yo contra el enemigo. Ni tu padre, ni Fuyutsuki, ni Ritsuko y menos Misato nos pueden ayudar. Tan solo darnos instrucciones. Si crees que no estás preparado para lo que viene, pues no tengo otra cosa que decirte que lo lamento. Pero es lo que nos tocó. No dejaré que ni tú y Rei salgan lastimados. Somos un equipo y ahora en este instante he tomado la responsabilidad sobre tí. Soy capitana no lo olvides y seré tu líder de equipo. Así que a partir de ahora, esperarás instrucciones de Misato y luego de mí. Me caes bien mocoso, pero necesito que te concentres. ¿Entendido?

Shinji se asombra de la determinación, la sensatez y el léxico de su flamante compañera. Si bien mantenía un cierto grado de tenacidad, le habla de forma tranquila transmitiendo paz y armonía. El joven se sentía bien a su lado y cada vez le tiene mas confianza.

–Gracias Asuka-san.

Ella le masajea su cabello. –Vamos niño. Siempre firme.

El elevador llega al piso indicado. Los jóvenes salen de él y caminan por un corredor rumbo a las cápsulas de pruebas. Al llegar al sitio, ven a Ritsuko con planilla en mano y dos operadores. Maya y Makoto.

–Oh. Buenos días.

–Buenos días doctora Akagi –le saluda Asuka.

–¿Cómo están?

–Oh...buenos... días.

–Antes que inicien las pruebas de sincronización, les digo que Misato está bien. Está desayunando con Kaji-san.

–Nos alegramos por eso Ritsuko-san –le responde el joven relajado.

–Bien. Es momento de ingresar a las cápsulas para iniciar con la prueba de hoy. Asuka, debemos calibrar tu Plug antes de iniciar la prueba.

–Hai.


Los jóvenes ingresaron dentro de las mismas. Makoto y Maya procedían a calibrar el Test Plug de Asuka. Según los registros de Euro NERV, en la última prueba de la joven piloto de la 02, arrojó una tasa del 71,4 %. La última prueba anterior de Shinji dió 62,2%. Iniciaron los procedimientos y empezó la prueba. Se le solicitó a los pilotos que mantengan concentración.

Ritsuko observa los índices. En sí hubo cambios significativos. Maya notó el incremento de las tasas de ambos pilotos. Ella le notificó a su superiora directa, la mejora.

–Vaya miren eso. Shinji se encuentra en el 74% y Asuka en el 84%. Esto es asombroso –dice la falsa rubia acomodándose sus lentes y tomando notas.

Dentro se la sala hizo su aparición Misato con Kaji luego del desayuno. La científica la vió ingresar.

–Hola Misato-san ¿Cómo fue ese desayuno?

–Estuvo bien, gracias.

–De verdad preocupaste a los dos críos. Shinji estaba muy preocupado –dijo el agente observando a Ritsuko con una mirada sensual –Hola linda, "tanto tiempo" sin vernos

Misato expresó incomodidad y enojo en su rostro –¡Oye! ¡Deja de coquetear en un momento como éste casanova barato de telenovela! –le tira de la oreja a lo que el agente emitió un leve ronquido por el dolor.

Ritsuko se ríe –Parecen adolescentes. Vengan aquí y vean esto.

Misato observa los monitores y se asombra de las tasas de sincronización obtenidas por los pilotos –Vaya, no me esperaba de Shinji una mejora así.

–¿No le tenías fe?

–No es eso. Es que ya sabes. Shinji no llegó a niveles tan altos.

Kaji la abraza por detrás –Pueden ser las hormonas ¿No lo crees? –le habla el agente con una tonada sensual a su oreja

–¡Suéltame!

–Tal vez sea eso Akagi-san –le dice Maya viendo unos índices que medían aspectos morfológicos de los pilotos –Nótese las palpitaciones. Estan por debajo de las 70 y los patrones hormonales elevados.

–Mmmm. Significa que en presencia del otro se sienten bien –dice la científica –Tomaré nota de eso.

–¿Y para qué tomás nota? –le pregunta Misato molesta

–Es importante para la investigación. Si existe empatía entre los pilotos, es mejor para sus funciones. ¿Qué tan bien se llevan?

–Hmmm. Es un amor adolescente. Ya se dieron su primer beso ayer. Este Shinji si que es rápido para las damiselas y yo que lo creí modesto.

–Celos –responde el agente a tono de burla.

–Si. Celos. ¿Y cuál es el problema? –le pregunta Misato enojada.

–No puedes estar celosa de un crío de 14 años.

–Son celos de madre. Éso es todo. ¡No me hagan burla!

–Misato nadie te hace burla. ¿No te parece que Asuka sea una gran candidata para él? –le pregunta Ritsuko intentando ser razonable –Vamos, madura de una buena vez.

–Me iré a completar unos informes.

La Capitana se retira de allí a la vista de todos. Kaji cruza miradas con Ritsuko encogiéndose de hombros –Tiene un complejo bastante notorio. Jamás la había visto así en mi vida.

–Hablaré con ella. Ibuki, te dejo a cargo

–Si doctora.

Ritsuko salió de la sala. Vió a Misato caminar por el pasillo. –Misato.

Ella detiene la marcha y observa a su par.

–Oye ¿Te has enojado?

–No. Estoy un poco malhumorada eso es todo.

–Oye si es porque iniciaste una etapa de abstemia, te digo que puede generar cambios en tu humor. Es lógico que te sientas así. El alcohol reprime sentimientos.

–¿Y entonces?

–Entonces cuéntame lo que te sucede ¿Qué fue aquella escena de recién? Anda cuéntame.

Misato se tomó el tiempo para responder –Tiene lógica lo que dices. El no beber alcohol me acomoda las ideas. Creo que tengo celos de Shinji-kun, pero no porque esté con Asuka. Envidio su situación.

–¿Y crees que no puedes estar igual que ellos? ¿Con alguien con quién disfrutar una compañía?

–Bueno, el repentino regreso de Ryoji-kun me generó sentimientos encontrados.

–¿Te sigue agradando?

–Un poco.

–Tal vez debas darle una segunda oportunidad. ¿No lo crees?


Maya y Makoto continúan monitoreando el ejercicio. Los chicos estaban concentrados en su mundo.

Flashback de Asuka.


Año 2037...


Gran parte de Europa quedó devastada. La ciudad de París a duras penas volvía a la normalidad. WILLE conformó un Geo-Front artificial sobre toda la ciudad, utilizando tecnología antigua de NERV.

Asuka con sus 37 años camina a lo largo de la Rue de la cité cruzando el puente. Enfrente puede divisar lo que queda de la catedral de Notre Dame. No podía ingresar a ningún templo por normas preestablecidas por la Sociedad Eclesiástica de París. Guardias de seguridad seguían sus pasos y ella los ve de mala gana.

–¡Estúpidos! ¿Se creen que ingresaré a una iglesia?

–Lo sentimos señorita Shikinami. Pero es nuestro deber vigilarla. De acercarse a una iglesia...

–¡Siii! Ya lo sé. Puedo despertar a la "fiera" en mi interior. Está todo controlado estúpidos. ¿Para qué siguen creyendo en Dios par de ingratos? ¡Si ya saben bien que nos crearon unos extraterrestres de mierda!

Los guardias se ponían nerviosos. –¡Lo sentimos! Tenemos órdenes y debemos seguirla.

–Hmmm.

Ella se acerca a ellos y los observa con una mirada desafiante –¿Quieren conocer la "cara de Dios"? –les dice ella levantándose lentamente el parche que le cubría su ojo izquierdo

–¡Ahhhh! ¡No haga eso por favor!

–Bien. Entonces ¡Déjenme en paz! –les exclama ella.

–¡Bien! Pero por favor, no cometa locuras.

–No lo haré.

Ella continuaba su caminata y los guardias se alejaron de ella pero manteniendo distancia. Las calles de por si estaban casi desiertas. Algunos coches de antaño estan aparcados a los costados mostrando signos de abandono. Vehículos militares circulaban por la ciudad. Pocos vehículos civiles circulan y algunos transeúntes se limitaban a caminar un poco y luego volver a sus hogares.

Luego de la última batalla contra SEELE y NERV, la vida había cambiado muchísimo en todo el mundo. El día estaba nublado pero los rayos del sol se hicieron hueco entre un manto de nubes que no cubrían la totalidad del cielo celeste. Pero, esa franja roja que se había transformado en un sello característico del planeta Tierra, flotando alrededor del planeta, hacía que los rayos del sol contrastaran de tal forma, formando haz de luces rojizos. Asuka ve al cielo –Hmm. El estigma –susurra ella misma.

Continúa con su caminata diaria de regreso a la base de operaciones de WILLE cerca del Palacio del Elíseo. Debajo de él, se encuentra la base subterránea donde se mantienen congeladas en baquelita, varias unidades Evangelion. Entre ellas la de Asuka, Mari y la que perteneció a Shinji.

En líneas generales las unidades pasaron casi a desuso. Se les hacían mantenimiento para mantenerlas en funcionamiento parcial y en caso de disponerse de ellas, se podía efectuar un procedimiento de recupero que solo Mari y Ritsuko conocían.

Al ingresar dentro del palacio, se quita un colgante del bolsillo de su vestido y lo acerca a un sensor. Éste emite un pitido y las enormes compuertas se abren en par permitiéndole la entrada.

Dentro hay personal de WILLE realizando sus tareas cotidianas. Al ver ingresar a la flamante Comandante suprema de WILLE, todo el mundo la saludó con respeto.

–¡Comandante Shikinami! Bienvenida.

–Gracias. Descansen.

Luego del saludo continuaron con sus labores. Alguien se le acercó.

–Comandante.

–¿Si Suzuhara? –le saluda cordialmente a Sakura, la hermana de Toji Suzuhara.

–Tenemos comunicación directa desde el báltico. Es el capitán Aida señora.

–Acompáñeme Suzuhara-san.

–Si señora.

Ambas mujeres fueron a la sala de situación ubicada en inmediaciones de la base. Al llegar allí, varios subordinados la esperaban, entre ellos Ritsuko.

–Comandante.

–Vicecomandante Akagi. Informe.

–Tenemos en línea al Capitán Kensuke Aida señora.

–Inicien transmisión.

–Entendido.

A lo largo de una mesa larga, un proyector holográfico mostró una imagen tridimensional de muy buena calidad de torso completo, del Capitán de la seccional del báltico perteneciente a WILLE. Un viejo conocido de Asuka. Kensuke Aida.

El proyector lo mostró sentado en una silla. –Saludos Comandante Shikinami.

–Saludos Capitán. Dígame.

–Señora tenemos una situación en Oslo. Un grupo de pobladores no quieren unirse a nuestra confederación. Les resulta difícil creernos que no estamos con NERV o SEELE, más allá de que ya no existan. Temen que seamos lo mismo. Intenté todo lo posible en convencerlos, pero aún les cuesta comprender su nueva realidad.

–¿Cuánto tiempo necesitas?

–No lo sé. Podría estimarle 7 días mas aunque sea. Estoy utilizando toda la diplomacia posible señora.

–Bien. Si en 7 días no obtengo resultados, lamentablemente debemos utilizar la fuerza.

–Me temo que sí. Pero deme hasta siete días y los convenceré.

–Mas le valga Capitán Aida. ¿Cómo está el tiempo allí?

–Demasiado frío.

–Supongo. Bien le deseo éxitos en su misión.

–Gracias.

Terminada la comunicación, la teutona se masajea sus sienes –Qué difícil que es convencer a los Noruegos.

Alguien irrumpió en la sala inmediatamente. Se trataba de un miembro de WILLE. –¡Comandante! Siento interrumpir.


Fueron a una sala de control de similares características al del Dogma Central. Por unos monitores, se observa a un ser de un tamaño descomunal a cercanías de la ciudad. –No puede ser. ¿Qué es eso?

–Comandante. No hay patrón azul. No parece ser un emisario.

–Comuniquense con Makinami.

–Si señora.

Un operador entabló comunicación con Mari. La científica y ahora principal aliada de Asuka –Hola. ¿Qué sucede? –le pregunta su compañera totalmente despreocupada

–¡Ven aquí! Tenemos una situación.

–Enseguida princesa.


Al cabo de unos minutos, ella se apareció allí con su Plug Suit colocado. –Aló aló –saluda ella con un tono despreocupado y transmitiendo tranquilidad.

–Mira ésto.

Mari observa la imagen del ser en el monitor. Se toma la quijada con su mano pensativa. Ritsuko también estaba allí esperando instrucciones. –Que raro. ¿No tiene patrón azul?

–No. Para nada –responde un operador allí presente.

Ritsuko se acerca a la Comandante –Sugiero que iniciemos un plan de resguardo para los pobladores de París.

–Buena idea Akagi-san. Te dejo a cargo de la operación de resguardo.

–Iré a las jaulas preciosura –le dice Mari a su par.

–Yo también. No me quedaré aquí. Sakura, te dejo a cargo aquí.

–¿¡Ehhhhhh!? ¡Pero! ¡Comandante Shikinami! No sé dirigir.

–Ibuki te ayudará. Ritsuko no podrá ya que ella se encargará de operaciones de resguardo. Sean nuestros ojos.

Maya Ibuki, siendo mas ruda que en el pasado, se acerca a la pequeña Sakura apoyando su mano en el hombro mostrándose determinante. –No te preocupes. Yo te ayudaré a comandar.

Las dos únicas pilotos disponibles en el distrito de París, se acercan a las jaulas. Allí científicas a cargo de operación de resguardo junto a las unidades parcialmente congeladas, procedían a ponerlas a punto para enfrentar la amenaza.

–Makinami –le saluda una colega

–Chizuru. Inicien el procedimiento de puesta a punto de las unidades ¡Rápido que "la princesa" se pondrá irritable!

–¡Entendido!

Las jaulas ubicadas bajo el Palacio de Elíseo, eran notoriamente diferentes a las del Geo-Front de la antigua Tokio-3. La unidad 13 y la 02 estaban a la par. A la izquierda y tapada por una manta de un tamaño considerable, se encuentra el "tesoro" que según en palabras de Mari era la única unidad 100% pura en manufactura y desarrollo. La famosísima 01 que fuera la de Shinji, antes de su "deceso". Lo irónico que habían pasado 7 años desde que ambas mujeres dejaron de pilotear.

Un sistema de escalinatas les permitieron a ambas mujeres ingresar a los Entry Plug. Asuka se puso el Plug Suit gracias a un sistema retráctil de avanzada, que la científica desarrolló hace tiempo. Ya ubicadas y listas para la acción, esperaron a que las unidades estuvieran listas para ser lanzadas a la superficie.

Dentro del Entry Plug de la 02, Asuka con firmeza agarra con sus manos las palancas. Se inicia la sincronización.

–Princesa. ¿Te sientes bien?

Mari le preguntó dado que ella podía escuchar sus respiraciones agitadas.

–Si. Estoy nostálgica.

La pelirroja observa a su costado la unidad 01 en desuso. Pensó en Shinji y en lo mucho que lo extrañaba. «Baka. Me abandonaste en un momento como este»

Antes de ser lanzada a la superficie, múltiples imágenes se le cruzaron por la cabeza. Desde sus épocas en NERV, hasta el peor de los recuerdos. La pérdida de su amado.

Fin del flashback

Luego del recuerdo, la joven abrió sus ojos dentro del test Plug. Movía sus manos confundida y todavía en un estado de transe.

–Shikinami-san. ¿Te sientes bien? –le pregunta Makoto desde la sala de control.

Ella ve sus manos y se toca su ojo izquierdo. –Si. Estoy...bien.

–Bien. Daremos finalizada la prueba. Pueden descansar. Finalizando prueba de sincronización.

–Desconenctando enlaces neurales –avisa Maya siguiendo el protocolo.


Cuando Shinji salió de su Test Plug, no se esperó que su flamante compañera de pilotaje se acercara a él con la intención de abrazarlo. Su reacción fue atípica tratándose de ella.

–Asuka..¿Qué...

Ella solloza. –Yo te cuidaré. No te dejaré ir.

–Pero no me iré a ningún lado –le exclama el joven confundido.