Los derechos de las obras originales pertenecen a Kugane Maruyama y Hasbro respectivamente, esta es una obra con el fin de entretener y de ser posible sacar una sonrisa.

Agradezco infinitamente a 'the hat man' que me permitió incluir un guiño de su historia de fimfiction 'the iron horse', aunque he modificado el tiempo en que transcurre y otras cosillas, realmente no voy a contar su historia, solo hacer referencias, pero se las recomiendo es una historia bastante buena.

NOTAS

EEA = Eight Edge Assassins, (abreviare porque es un gorro escribirlo cada vez Xd)

DK = Death Knight

SD = Shadow Demon

SE = Supresor emocional de no muerto.

CDN = Cumbre De las Naciones


Capitulo 1

Un Bicho en la Casa

Caminando por los pasillos del noveno piso de la gran tumba de Nazarick, aun con la vergüenza de su debilidad y el haberse hincado frente al gobernante de esta, pesando en su lamentable orgullo destrozado, la ex reina de los changeling permanecía en silencio absoluto, no quería aceptar la humillación que acababa de sufrir, por lo que trato de distraerse haciendo conversación con quien caminaba a su lado.

*Glup* "E-entonces, en q-que consiste lo que voy a hacer, Demiurge-sama."

"¿Mhn?, ah, no te preocupes, ya llegamos."

El Archidemonio abrió la puerta a la derecha del pasillo haciendo una indicación con la mano a la ex reina para que entrara, esta, con muchos nervios y un ligero temblor en sus pasos, entro a la habitación y nuevamente se quedo sin palabras, la habitación era mucho mas lujosa que cualquier otra que jamás hubiese visitado, tal era su maravilla que sin darse cuenta se detuvo tras algunos pasos dentro, pero su estado no duro mucho, el sonido de la puerta cerrándose le regreso a la realidad.

*Clack click*

"Ponte cómoda en el sofá, esta parte tomara algo de tiempo."

Al escuchar la voz a su espalda, se movió rápidamente a un lado y tras un momento siguió el ejemplo del trajeado cuando este tomo asiento.

Wow, este sofá es MUY cómodo. -pensó la Changeling-

"Bien, entonces comencemos por lo básico, ¿Cuáles son los inicios de tu raza?"

"¿Eh?... ¡ha! si, este, ahem, hasta donde yo sé, nuestra raza no existe más atrás de poco mas de mil años, una o dos centenas más, no nacimos de manera natural exactamente."

"¿Quieres decir que tu raza fue creada?"

"Errr, algo así, la verdad no estoy del todo segura, lo que si se es que surgimos de un tronco muerto en un pantano extraño."

"Mmmh, ya veo, y ¿quién fue su primer líder?"

"Desde nuestra aparición en este mundo yo siempre fui y he sido la única líder de los changelings… por lo menos hasta hace poco." -dijo la última parte con desdén la ex reina-

"¿Oh?, entonces eso significa que tu raza es bastante longeva, ¿no?"

"La verdad no, mis drones pasaron por al menos siete generaciones, cuando menos los mas viejos, pero yo no he cambiado un ápice desde mi nacimiento."

"Interesante, eso significa que habrá que investigar mas a fondo tus orígenes para evitar que algún dato se nos pase, ¿recuerdas algo mas del lugar en que naciste?"

"Si, había un letrero que daba una advertencia, para que nadie se acercara al tronco, si mal no recuerdo estaba firmado por Starswirl el Barbado."

"Eso es bueno, entonces ahora que el ha regresado tenemos oportunidad de averiguar mucho mas de lo que esperábamos."

"¡¿Regreso?!, ¿pero que no debería estar muerto?!, ¡él era solo un unicornio, jamás podría haber superado los 200 años!"

"Al parecer se encerró a si mismo, junto con los primeros portadores de los elementos para atrapar a un adversario que no pudieron derrotar, algo patético la verdad, tras todo lo que habíamos averiguado sobre el esperábamos más de su enemigo."

"¿Eh, cómo?"

"Así es, la princesa Twilight se topo con un diario que enunciaba su última hazaña y se las ingenió para liberar a todos los pilares de nuevo, pero el villano que encerraron fue liberado al mismo tiempo, al final resulto que solo se trataba de un demonio paracito y con el doble de portadores lo expulsaron fácilmente del huésped."

"¿Como que 'un simple demonio parasito'?, eso para mi no suena tan simple, jamás había escuchado antes de demonios en nuestro mundo."

"Eso tiene una respuesta sencilla, la mayoría de los demonios de un nivel decente son capaces de tomar al menos una apariencia diferente, pero dejemos ese tema para otra ocasión, ahora, dime todo lo que sepas sobre Equestria y todas las naciones aledañas, quiero hasta la más mínima información."

-O-

Varias horas mas tarde, cuando ya se encontraba entrada la noche, una Changeling mentalmente agotada, siguiendo las indicaciones de su guía, puso uno de sus cascos apenas tocando el borde del saco de este y de pronto la escena cambio ante sus ojos, de una lujosa habitación que lo tenia todo, a estar en un espacio de tierra suelta, al girar la vista se percato de inmediato que se encontraba en medio de un gigantesco coliseo o arena, en las gradas podía ver una multitud de figuras inmóviles y al frente de su posición un gran palco que sin duda era para individuos muy importantes, mientras la mente de la ex reina intentaba procesar todo lo que veía, una voz familiar sonó repentinamente a su lado, haciéndole brincar del susto.

"¡YOSU!"

"¡GHAAAAA!"

Viendo a la changeling caer de rostro al suelo, Aura inicio la conversación con los recién llegados, ignorando el estado de esta.

"¿Qué hay Demiurge?, ¿tan pronto terminaron con la entrevista?" -pregunto inclinando la cabeza y poniendo su mano sobre su barbilla mientras levantaba una ceja-

"Cuando menos por el día de hoy, en realidad ella tiene mucha más información de la que esperaba, por lo que, tal como ordeno Ainz-sama, la he traído para que le ayudes a instalarse en tu piso de manera temporal, entonces la dejo en tus manos, volveré por ella al amanecer." -dijo el demonio haciendo una ligera reverencia antes de dar media vuelta y retirarse-

"Ok, yo me encargo, bye bye."

Tras despedirse del guardián del séptimo piso, Aura volvió su vista a la ex reina.

"Bueno, antes que nada, demos una vuelta por el piso para que sepas a que áreas no debes acercarte si te quieres mantener con vida."

¿Es enserio que esta diciendo algo tan tétrico con una sonrisa como esa en la cara? -pensó la changeling mientras asentía con la cabeza y comenzaba a seguir a la cría-

Después de conocer una buena parte del sexto piso y toparse con varias criaturas que se comerían una Osa mayor para el desayuno, había varias preguntas que seguían rondando en la cabeza de Chrysalis y armándose de valor decidió hacer algunas para probar su suerte.

"Esteee… ¿Aura-sama?"

"¿Mhn?"

"¿Me permitiría hacerle algunas preguntas?"

"No me importa, pero no responderé nada sobre temas delicados."

"Le agradezco, esas bestias que nos topamos anteriormente, ¿son originarias de la tumba?"

"Claro que no, todas esas criaturas son mis mascotas."

"Ya veo, ¿y de dónde vienen?"

"Todas son de diferentes mundos, son un regalo de mi creadora Bukubukuchagama-sama; ese de ahí es el gran agujero, ahí es donde vive Gashokukochuuou," -dijo temblando ligeramente- "y sus hijos, personalmente te recomiendo no te acerques ahí a menos que estés haciendo un encargo, digo, su personalidad no es desagradable, pero, por tu salud mental, no te acerques."

Mientras escuchaba atentamente las palabras de la cría trago saliva pensando en que horrores habría ahí dentro que aun la poderosa criatura que le acompaña le tenga miedo.

*Glup* Espera, dijo otros mundos, ¡o sea que estos seres supremos son perfectamente capaces de viajar entre mundos!, ¡Imposible!

Respirando profundamente un par de veces para recuperar la calma, la ex reina hizo su siguiente pregunta.

"Ya veo… si me permite preguntar, ¿Por qué tanto usted como Demiurge-sama llaman a este lugar el sexto piso, aun cuando estamos al aire libre y el cielo es visible?"

"!HAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA¡" -en lugar de una respuesta, lo que obtuvo a su pregunta fue una fuerte carcajada-

"¿A caso he preguntado algo indebido?, si es así me disculpo profundamente." -Termino postrándose de inmediato en sumisión-

¿Pero de que rayos se ríe esta criatura?, ¿en que me equivoque?

Mientras que mentalmente estaba furiosa, Chrysalis mantenía las apariencias, seria tonto enojarse con alguien capaz de aplastar su caparazón con una sola zarpa, pero la respuesta que recibió cuando la cría se calmó, fue tan ridícula, que hubiera preferido que solo se burlara de ella por ignorante.

"¡Pero qué buena broma!, es obvio que lo llamamos el sexto piso por que estamos bajo tierra y es precisamente el sexto."

¿He?, ¿QUUUEEEEEEEE? "P-pero la luna y el viento."

"Este piso es una creación de los seres supremos, es de esperarse que sea sorprendente; mmmmhhn, ¡Ah!, cierto, vuela en esa dirección y comprobaras mis palabras rápidamente."

¡Esta renacuaja está tratando de burlarse de mí!, eso, o tal vez piensa atacarme mientras esté descuidada… pero, ¿eso será necesario? *shigh*, no, estoy segura de que no necesita distraerme para acabar conmigo, por ahora le seguiré el juego para ver cuáles son sus intenciones, solo espero no duela demasiado.

Los pensamientos de la ex reina circulaban a toda velocidad por su mente mientras miraba a Aura con un rostro neutral, mientras esta le sonreía desinteresadamente y tras unos segundos se resignó y siguió las instrucciones.

Agitando sus alas membranosas, Chrysalis se elevó y comenzó a ganar velocidad, mientras avanzaba, miraba de reojo hacia atrás y para su sorpresa la cría bípeda estaba inmóvil, por lo que volteo hacia adelante para verificar si había una trampa, pero en cuanto su rostro estuvo al frente se estrello con algo bastante sólido, provocando que saliera algo de sangre por su nariz a causa del golpe.

*PLAF* "¡OOOUCH!"

Tras el impacto, rápidamente agito la cabeza para recuperar el control antes de caer al suelo; si bien la altura a la que volaba no era fatal, no quería perder de vista aquello con lo que choco cayendo por debajo de las copas de los arboles; tras recuperar la altura perdida, regreso al mismo punto en que acababa de chocar y para su sorpresa encontró una mancha de su sangre verde flotando en el aire, con curiosidad comenzó a tocar el área y podía fácilmente identificar que lo que sus cascos registraban era una superficie rocosa y bastante lisa.

Espera, ¡¿Qué?!, ¡esto es imposible!, claramente puedo ver el bosque que se extiende más allá de este punto, al igual que los valles y montañas que se observan a lo lejos, ¿Por qué mis cascos dicen que aquí hay un muro solido?

Mientras la changeling intentaba procesar lo que sentía, bajo sus cascos y lo que implicaba esto, una leve brisa paso sobre ella, deteniendo en seco sus pensamientos.

"Viento."

Los engranes de su mente comenzaban a atascarse por la sobrecarga y empezó a balbucear en voz alta.

"Pero… ¿Cómo?... puedo ser los arboles moverse a lo lejos con el viento… no hay… nada extraño… el viento viene de más allá del muro…"

Aun no conforme, comenzó a subir sin despegar los cascos del muro, siguiendo los contornos y detalles, mientras sus ojos veían una noche hermosa que dejaba ver una cantidad abrumadora de estrellas; al alcanzar algunos cientos de metros de altura, el muro cambio, parecía seguir la línea de una especie de domo, ligeramente curvado y se alejaba del muro, a esta altura podía ver una gran parte del sexto piso, la vista era impensable, si se consideraba que estaban bajo tierra, siguiendo la línea que debería tener el techo con la mirada, sus ojos se encontraron con la prueba irrefutable de que lo que decía la pequeña era verdad.

En el horizonte se podía ver ascender la Luna, pero no lo hacia como siempre, subía lentamente, con una velocidad casi imperceptible, y tras algunos minutos era completamente visible.

"Es diferente."

Ver una luna de apariencia diferente a la habitual le arrojo un balde de agua fría que la regreso al momento, entonces otra cosa cruzo por su mente que cementó el hecho.

"El sol… el sol no se puso por el mismo lugar del horizonte… lo hizo por el lado contrario."

Aturdida por la revelación, comenzó a perder altura lentamente y cuando toco tierra, lo hizo frente a Aura nuevamente.

"Entonces… ¿estamos afuera?" -pregunto la elfa oscura con una sonrisa presumida de 'te lo dije' en el rostro-

Chrysalis aun aturdida solo respondió negando con la cabeza, olvidando completamente el resto de sus preguntas por el momento.

Después del ligero desvío, continuaron su camino hasta llegar a una pequeña cabaña que le habían preparado entre el bosque, el resto de la noche, la ex reina la paso intentando comprender el alcance del poder de su nuevo amo, hasta que fue vencida por el sueño, teniendo constantes pesadillas sobre los castigos que le podrían esperar si le fallaba.

-O-

A la mañana siguiente, Chrysalis se levanto mas fatigada que descansada a causa de las constantes pesadillas que le despertaban constantemente, tras unos momentos para orientarse, se acercó a una esquina, donde había un valde con agua, así como una pequeña toalla, tras limpiarse rápidamente para estar presentable, se dispuso a salir con dirección al coliseo, donde le dijeron que esperara por quien le llevaría de nuevo al noveno piso, pero un aroma llego a su nariz que le hizo detenerse al llegar a la puerta, se giró hacia el origen y vio sobre la pequeña mesa de centro una especie de gema que se encontraba sobre un plato, de esta emanaba un delicioso aroma.

"¿Eso es, lo que creo que es?"

Acercándose con precaución comprobó sus sospechas, sobre el plato se encontraba una gema de amor cristalizado, exactamente igual a las que usaban en su colmena para almacenar su sustento por largo tiempo.

"¿Cómo llego esto aquí?, no, antes que eso, ¿Cómo entro alguien sin que me diera cuenta?" Espera, esa es una pregunta estúpida, ¿no?, más bien debería preguntarme ¿Qué en este lugar no es capaz de entrar sin que me dé cuenta? *shigh* "tal vez deba preguntarlo luego, por ahora no hay que desperdiciar un desayuno tan sustancial."