Disclaimer: Nada con respecto a Harry Potter me pertenece, todo crédito a J.K. Rowling.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Prólogo.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

En un hermoso y amplio bosque abundante de verde vegetación, cristalinas cascadas, lagos, y ríos los cuales mantenían hidratada la fértil tierra del lugar, vivían criaturas mágicas de diversos tipos como fénix, unicornios, pequeñas hadas brillantes, alegres elfos, majestuosos Hipogrifos, sirenas, etc. Y justo en el centro de tanta belleza, un hermoso ser semejante a un alto elfo de largos cabellos dorados como el oro más puro, piel tan blanca de la cual emanaba un brillo etéreo, rasgos faciales finos e hipnóticos ojos los cuales cambiaban de color a cada segundo tal y como un caleidoscopio, no dejando saber con esto su verdadero color entre tan amplia variedad de tonos diferentes, observaba disgustado sobre la superficie de un ornamentado espejo diversas escenas que lo hacían fruncir el ceño cada vez más, hecho que preocupaba a los seres y criaturas mágicas que hace unos segundos atrás jugaban felizmente entre ellas por todo el lugar.

Tomando valor, una pequeña hada se acercó lentamente al ente delante suyo y preguntó nerviosa: "¿Algo le está molestando, mi señor?" Casi al instante de hacer la pregunta la pequeña hada quiso reprenderse por su estupidez. Obviamente le sucedía algo a su creador, si no, ¿por qué se encontraría tan molesto y más al continuar viendo las imágenes que se proyectaban en el espejo mágico?

El poderoso ente con un gesto de su mano, detuvo la cadena de imágenes que se mostraban en el espejo, y suspirando con cansancio posó su ahora triste mirada sobre la preocupada hada.

Suspirando nuevamente éste le respondió al pequeño ser.

"Me siento muy molesto y decepcionado por lo que los humanos hacen con el don que les e otorgado. Cada vez que observo el mundo mágico a través de mi espejo con el fin de velar por su bienestar, me disgusta ver la corrupción que va creciendo en ellos y como usan el don de la magia para ganar más poder provocando guerras entre ellos mismos o contra los no mágicos los cuales al desconocer la magia no tienen como defenderse y muchas veces caen víctima de magos maliciosos a los que solo les gusta causar daño al sentirse superiores a los no mágicos , situación que también se suele extender hacia los niños a los que les doy mi bendición al otorgarles el don de la magia, aunque a este punto de como está el mundo mágico, sobretodo el inglés, no se si es una bendición o una maldición la que pongo sobre esos pobres niños por el como son tratados por la gente que debería recibirlos con los brazos abiertos al ser personas mágicas como ellos que vienen a fortalecer la magia en el mundo. Otra situación que me disgusta mucho es la que viven los seres y las criaturas mágicas como ustedes, querida. Tanta discriminación, tanta crueldad hacia ellos por parte de los magos, la poca falta de respeto que le tienen al mundo que según ellos aman y procuran siendo estos los que más daño le hacen tras el daño que le infringen a todos mis hijos".

"He tolerado por demasiado tiempo este atroz comportamiento por parte de los magos, pero ya no más, con sus resientes acciones han rebasado el límite de mi paciencia". Dijo el ente mágico fijando su mirada nuevamente sobre el espejo que comenzaba a proyectar horribles escenas de magos vestidos con capas negras y máscaras de calavera atacando un pueblo de gente no mágica, torturando y asesinando personas sin importarles que estas fuesen mujeres embarazadas, bebés o niños pequeños, quemando también sus casas con sus familias dentro sin mostrar ni una pizca de piedad.

Los seres mágicos allí presentes miraban las escenas con horror, asco y tristeza ante tanta maldad y falta de humanidad. ¿Cómo podían existir personas tan crueles? Realmente los magos no merecían tener el don otorgado por su creador.

Una tras otra, el espejo fue mostrando más escenas semejantes a esa en donde otros pueblos o casas eran atacadas con saña por los mismos encapuchados, hasta que una escena en específico llamó la atención de todos los presentes en la cual una hermosa mujer de cabello rojo y ojos color verde esmeralda, era asesinada por un ser de rasgos serpentinos y piel extremadamente pálida. Con creciente horror, todos observaron como dicho ser después de asesinar a la mujer pelirroja, lanzaba otra maldición color verde hacia el niño .

"MI SEÑOR, DEBEMOS HACER ALGO PARA DETENER TODOS ESTOS ATAQUES!" Exclamó al borde de las lágrimas la pequeña hada que levitaba junto al ente rubio.

"Mi pequeña hija, me temo que ya no podemos hacer nada por estas personas,, esto ocurrió hace unos días". Respondió éste con pesar.

La pequeña hada y muchos otros seres mágicos comenzaron a sollozar por tantas vidas de inocentes perdidas. El ente mágico, sintió un terrible dolor en su alma al ver a sus amados hijos tan tristes por todo lo pasado. Con seriedad, regresó su mirada al espejo, el cual ahora mostraba al pequeño bebé siendo llevado por un semigigante al hogar de los parientes no mágicos del niño, lo cual presentía el ente que no era una buena idea. El espejo proyectó una escena que dejó mucho más disgustado al rubio, por si eso fuese posible, en donde lo que parecía una nube negra con ojos rojos serpentinos, volaba sobre un bosque oscuro y tenebroso. Él sabía perfectamente quien era ese ser, y hasta que punto había llegado para lograr aquello, pero el saberlo no dejaba de asquearlo al confirmar con sus propios ojos la terrible verdad.

Con frialdad y justa furia controlada vio como la gran mayoría de los magos seguidores del mago oscuro fueron perdonados sin problema después de todos los espantosos crímenes cometidos con solo decir que lo hicieron contra su voluntad sin más investigaciones por ser ricos sangre pura y con estos felices de salir indemnes viviendo sus vidas sin preocupaciones burlándose con ello de los magos que perdieron familiares y amigos bajo sus manos. Así mismo, poniendo más atención se enteró en su totalidad de los planes del llamado líder del lado de la luz, Albus Dumbledore sobre el pequeño bebé de ojos verdes en el que había rebotado la oscura maldición. Él cerró los ojos y respiró profundamente para continuar manteniendo la calma, solo para que al abrirlos tuviese que repetir la acción de nueva cuenta al ver el atroz tratamiento que el adorable bebé sufrió durante casi una semana bajo el tierno cuidado (nótese el sarcasmo) de sus parientes. ¡Que gente tan vil y miserable! ¡Cómo fueron capaces de dejar a ese tierno bebé a merced de estos monstruos con piel humana! Suficiente de observar, ya era hora de actuar. Había tanto que hacer, no dejaría pasar más todo esto.

"Volveré en unos días, hijos míos. Espero que todo se mantenga en orden durante mi ausencia". Dijo el rubio pasando su mirada sobre cada ser mágico allí presente los cuales asintieron obedientemente .

"Todo se mantendrá en perfecto orden, mi señor". Respondió la pequeña hada por todos sus hermanos y hermanas.

"Perfecto. Nos veremos pronto". Se despidió éste cálidamente.

"Sí mi señor. Deseamos que todo salga a su favor". Se despidieron también estos solemnemente mientras observaban a su creador desaparecer del mágico bosque.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

N / A: ¡Hola, cora! aquí les traigo esta pequeña historia para su disfrute mientras que me vuelvo a inspirar para crear más one shots para mi otra historia. No me e sentido con mucho humor últimamente, pero espero que leyendo unos cuantos fics cómicos el humor y la imaginación me regresen.

Fin de N / A.

¡Hasta pronto, cora!