Pain estaba como poseído.

Nada más salir de la celda empezó a masacrar a los que tenía en su camino marines y guardias del noble mundial, ninguno escapaba a su ira.

Fisher Tiger seguía al niño también sembrando el caos pero hasta el estaba sorprendido por el nivel de brutalidad del joven y sus habilidades eran extrañas y perturbadoras.

No fue hasta que se toparon con el noble y su séquito que Pain sonrió de forma siniestra.

El noble un hombre joven pero de ojos hundidos y pequeños que dejaban entrever su crueldad los miró con interés y aburrido viendo toda la carnicería cometida por los fugitivos.

—Atrapad a los esclavos me gusta cuando pelean así son más difíciles de romper—

El hombre pez estaba furioso ¿acaso los veía como juguetes?

Pero en un borrón Pain se abalanzó sombre los guardias que no pudieron hacer nada el niño alzó la mano y salieron disparados atravesando las paredes luego a otro lo atravesó con su katana, un guardia acorazado se aproximó a él pero el otro recubrió sus puños y brazos con haki y destrozó su arma.

A continuación de un golpe también dejó inservible el yelmo y no dejó de golpear hasta que dejo la cabeza del guardia destrozada matándolo.

Todos miraban al niño congelados el noble que hasta ahora era indiferente se llenó de temor pero aún así estaba confiado no se atrevería a tocarle. Pero sus pensamientos se detuvieron al ver la hoja de la espada de ese niño atravesándole el costado y el niño susurrándole mientras agarraba firmemente su cabeza con una mano.

—¿Que decías que no me atrevería a hacerte nada gusano?—

A continuación puso su mano sobre la cabeza del dragón celestial y sus dedos brillaron de un extraño azul Fisher no tenía ni idea de lo que hacía pero Pain después se apartó con disgusto como si el noble mundial tuviera una plaga.

—Tu mente está totalmente corrompida ¿y vosotros gobernáis el mundo?—a continuación puso la palma de su mano frente al rostro sudoroso y aterrado del noble—¡SHIRA TENSEI!—

—¡NO!—Akainu junto a otros intentaron impedirlo pero el noble salió disparado hasta chocar contra una viga y caer muerto.

Hubo un silencio conmocionado de horror incluso Tiger estaba en shock, nadie jamás había herido a un dragón celestial y solo golpearlo sería enviar a un almirante de la marina y su ejército y este niño había matado a uno sin pestañear.

Akainu se adelantó hacia el mocoso era un peligro enorme y debía ser eliminado cuanto antes, lanzó un perro de magma contra el pero el niño se movió a una velocidad cegadora y golpeó al almirante rozándole la mejilla.

Los marines estaban asustados ese niño había conseguido rozar al almirante.

La pelea entre ambos estaba destrozando el barco y venían más refuerzos así que Pain agarró al hombre pez y antes de que parpadearan habían desaparecido en realidad Nagato había empleado un truco ninja de su padre viajar con la energía del haki imbuida en un cuchillo que previamente puso en otro sitio.

—Vamos es nuestra oportunidad de ir a Mariejois—

—Pero después de lo que has echo estarán en guardia—dijo el hombre pez.

—Precisamente nos estarán buscando aquí no se imaginarán que hayamos ido a la ciudad y estarán enviando a todos sus efectivos tras nosotros abajo—Pain hizo una pausa—Siento meterte en este lío no estaba en mis planes matar a ese noble pero este mundo está mejor sin él—

Pero el hombre pez negó con la cabeza.

—Me metí en esto sabiendo lo que sucedería muchacho, no voy a negar que no me esperaba esto pero ahora esta echo—

Ambos entonces se pusieron a escalar el gran muro rojo mientras Fisher sabía que Pain causaría un gran impacto en el mundo.