N / A: ¡Hola, cora! por el momento Bianchi está en la cuerda floja como pareja de Harry, y Mammon a entrado a la votación. Que dicen gente ¿podría ser Mammon la futura pareja romántica de Harry?, en cuanto a Nana, Sigue sin una pareja clara.

¡Nunca pensé que esta historia pudiese recibir tanto apoyo, me quedé sorprendida por la gran cantidad de opiniones, favoritos y seguidores que tiene! ¡De verdad muchas gracias!

¡Me hacen muy feliz sus votos y opiniones, todos están siendo tomados muy en cuenta para la historia, cora!

Vamos con sus Maravillosos Reviews.

SNEAKYKAYE: Thank you very much, I hope you like this new chapter!

:D

Katastrophal-Rot: De hecho, si quiero que Nana tenga un papel más desarrollado, me parece algo irritante que en el anime fuese tan agena a su entorno. Aquí ella será más consiente y tendrá más importancia como personaje. Te agradezco por tu review. ¡Aquí tienes un nuevo capítulo!

yoruichi14: Tu propuesta es bastante interesante y me hizo pensar mucho... pero mucho todo. Cambiaría todo lo que tenía planeado, aunque no de mala forma, al contrario lo haría más interesante.

¡Te lo agradezco mucho y tu opinión será tomada muy en serio.

Me gusta escribir: Curioso nombre… :) Sí, es antes del sello.

Aquí está otro cap.

Paola: Domo arigato! Ok,, será tomada muy en cuenta tu opinión.

:)

Aquí hay un nuevo chapy.

DandelionBlue: Se agradece mucho tus opiniones :) Yo también pienso que Tsuyoshi y Nana harían una pareja muy interesante, en cuanto a Bianchi, ya tiene dos votos en contra jeje.

Espero que disfrutes este cap.

alexatp: Por supuesto y muchas gracias. Espero que te guste este capítulo.

Disclaimer: Nada con respecto a Harry Potter me pertenece, todo crédito a J.K. Rowling, lo mismo con Katekyo Hitman Reborn!, todo crédito a la mangaka Akira Amano.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Capítulo 1.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

"¡Oh Harry, cuídate mucho, y no olvides escribir!" Dijo Hermione abrazando fuertemente a su hermano en todo menos en la sangre mientras ella y el resto de los Weasley, Luna y Neville se despedían del joven azabache el cual estaba apunto de abordar su vuelo a Japón.

"Lo haré Mione, descuida, tú también cuídate mucho y visiten cuando quieran". Dijo Harry devolviéndole torpemente el abrazo a la castaña.

"Harry querido, recuerda que siempre tendrás un hogar al cual regresar en la Madriguera. Te deseo lo mejor". Dijo Molly con voz llorosa abrazando maternalmente al ojiesmeralda después de que Hermione soltó al antes mencionado.

Harry se sintió tocado por las cálidas palabras de la mujer que siempre lo trató como a uno más de sus hijos y le devolvió el abrazo agradeciéndole a la pelirroja por todo, a lo que esta negó con la cabeza diciéndole que no tenía nada que agradecer.

"Harry, cualquier cosa que necesites, allí estaremos, cuenta siempre con nuestro apoyo incondicional". Dijo Arthur Weasley mirando cálidamente al joven que había hecho tanto por su familia y por el mundo mágico desde hace años.

"Gracias, señor Weasley, realmente gracias". Dijo Harry mirando al hombre pelirrojo.

"Gracias a ti, hijo". Respondió éste con una sonrisa.

"Harry, se te extrañará en la fuerza de Aurores, aunque en mi opinión, ya luchaste suficiente por nuestro mundo, amigo. Disfruta tu tiempo en Japón y vive tranquilo. Cualquier cosa, te mantendré informado". Dijo Ron palmeando la espalda del Azabache. "Ah, por cierto, también encuentra ya a una bonita chica, no querrás terminar como el único soltero en el grupo, ¿verdad?" Terminó éste con una sonrisa divertida al ver como Harry se sonrojaba.

"¡Ron!" Exclamó Hermione comenzando una pequeña discusión con el pelirrojo Weasley bajo las miradas de todos los cuales negaron con la cabeza acostumbrados a dicha escena entre ambos.

Luna y Giny fueron las siguientes en despedirse del joven Potter. Ambas chicas abrazaron llorosas al igual que Hermione a Harry, por su parte, Neville y el resto de los Weasley también le dieron palmadas en la espalda y abrazos al azabache. Los más alegres fueron los gemelos Weasley los cuales le alborotaron el ya desordenado cabello a Harry quien se quejó de la acción a la vez que reprimía una sonrisa.

"También los voy a extrañar chicos. Estaré en contacto y siempre que pueda vendré a visitarlos, tengo planeado traer conmigo a Nana y a Tsuna en una de esas visitas". Dijo el ojiesmeralda.

"¡Oh, eso será maravilloso, querido!, estaremos encantados de tenerlos aquí" Dijo Molly alegremente con todos asintiendo de acuerdo con la mujer pelirroja.

Harry amplió su sonrisa, con lo agradable y amable que era Nana y la ternura de Tsuna, estaba seguro que ambos se ganarían el afecto de todos aquí en poco tiempo.

Finalmente, el vuelo fue anunciado y se dieron las últimas despedidas. Harry respiró profundamente para tranquilizarse y abordó el vuelo bajo las miradas de todos, los cuales se quedaron en el aeropuerto hasta que vieron con leve tristeza el gran avión partir y perderse poco a poco en la distancia.

Harry tomó su asiento, y en cuestión de minutos observó con nostalgia como el avión se alejaba cada vez más de Londres. Sacó su nuevo reproductor de música y se colocó los audiculares que venían con el, y se relajó. El vuelo duraría doce horas, y a penas eran las 10:20 am, llegaría a Namimori a las 6:00 am, justo a las primeras horas de la mañana en Japón.

De seguro Nana haría un abundante y delicioso desayuno. La cocina de su prima era celestial y se le hacía agua la boca de solo imaginar saborearla nuevamente. ¿Será que el cocinar delicioso era de familia?, ya que debía admitir (por más que le disgustara la mujer) que la tía Petunia era una buena cocinera.

"Mmm..." Posiblemente, pensó para si mismo. Él igual era un excelente cocinero (palabras de sus amigos) y en sí, era uno de los pocos deberes que disfrutó hacer cuando vivía con los Dursley, dicha actividad lo relajaba de gran manera.

A medida de que el largo viaje continuaba, Harry se iba relajando más y más, hasta que éste cayó en un agradable sueño que le vino muy bien tras no haber podido dormir mucho la noche anterior. Solo se despertó nuevamente para ir al baño y comer algo. La siguiente vez que se despertó, vio la hora y notó que solo faltaba media hora para llegar a su destino. Con calma verificó que todas sus cosas estuviesen en orden, y ansioso esperó que anunciaran el momento de aterrizaje.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

"Tsu-kun... Despierta cariño". Llamaba suavemente una bonita mujer castaña a su pequeño hijo el cual dormía profundamente negándose a responder a los llamados de su madre.

"Tsu-kun, tu tío Harry está por llegar a Namimori, ¿no que querías venir conmigo a recibirlo al aeropuerto?" Dijo Nana, viendo con una risita como el pequeño ambarino despertó rápidamente tallándose los ojos suavemente tratando de quitarse toda la soñolencia de encima.

Con una gran sonrisa posada en su tierna carita, el pequeño castaño hizo su rutina de la mañana, y tomó un ligero desayuno con su madre, luego ambos subieron para arreglarse, y en pocos minutos madre e hijo salían de su casa rumbo al aeropuerto.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

"Kaa-chan, ¿Harī-oji-san ya viene?" Le preguntó bastante impaciente el pequeño Tsuna a su madre, mientras los dos esperaban en el aeropuerto sentados a que llegara el vuelo del azabache.

"Hai, Tsu-kun. Solo hay que esperar un par de minutos más". Le respondió sonriente la bonita castaña a su inquieto hijo.

Tal y como dijo Nana, un par de minutos después, el vuelo de Harry iba llegando al aeropuerto Namimori. Ambos Sawada buscaban entre la multitud de pasajeros al ojiesmeralda, hasta que Tsuna lo vio llevando su equipaje. El pequeño castaño se soltó de la mano de Nana, y corrió hacia el joven mago, quien lo recibió con una gran sonrisa.

"Tsunayoshi, si vuelves a irte así, estarás en problemas". Reprendió Nana suave pero firmemente a su hijo al llegar a donde se encontraba éste siendo cargado por Harry. Le dio un buen susto a la mujer cuando su pequeño niño se soltó de su agarre para irse corriendo hacia el grupo de pasajeros, siendo un alivio para ella cuando dislumbró a su primo levantando a su Tsu-kun en brazos y no algún extraño.

"Gomen Kaa-chan. Prometo que no lo haré de nuevo". Dijo Tsuna bajando la cabeza levemente sintiéndose triste por haber asustado a su madre.

"No te pongas triste, Tsu-kun. Lo bueno que no pasó nada grave". Dijo Nana de forma reconfortante a su pequeño acariciando su cabeza.

"¡Harry-kun, me alegro que estés aquí de vuelta!" Dijo la castaña volviendo a su jovial actitud.

"Me da gusto estar de vuelta, Nana". Dijo éste con una sonrisa. "¿Y como han estado las cosas por aquí?" Preguntó Harry caminando junto a Nana fuera del aeropuerto llevando cargado en un brazo a Tsuna quien miraba feliz todo desde la nueva altura.

"Todo a estado tranquilo aquí en Namimori, la única novedad es que hay una nueva pastelería ubicada a unas cuadras de Nami-chu". Dijo Nana.

"Ya veo". Respondió éste a la vez que entraba con Tsuna en un taxi que había parado la castaña.

Ambos continuaron charlando de varios temas de poca importancia hasta que llegaron a el hogar Sawada.

"Por cierto, Nana. ¿Has pensado en la propuesta que te hice antes de irme a Inglaterra?" Dijo Harry al regresar de su habitación asignada en el segundo piso en donde dejó su maleta. El joven mago observaba desde la mesa del comedor junto a Tsuna como la habilidosa mujer preparaba el desayuno.

"Hai, me parece una idea excelente el abrir un restaurante. Tsu-kun pronto entrará a la primaria y yo estaré en casa sin nada que hacer durante la mitad del día. También, será bueno tener un segundo ingreso económico y no solo depender únicamente de lo que manda mi esposo". Dijo ésta poniendo un gran plato lleno de esponjosos pancakes en la mesa del comedor.

"Entonces... ¿eso es un sí?" Dijo Harry fijando su mirada en el desayuno, empezando a salivar al igual que Tsuna por el maravilloso aroma que venía de los pancakes, el delicioso arroz al vapor, y demás alimentos que habían delante de ellos.

"Por supuesto que sí, Harry-kun". Dijo Nana feliz, ya pensando en la decoración que tendría e restaurante y en que platillos se podrían servir en el lugar. Amaba cocinar, y disfrutaba más el que la gente se deleitara con su cocina, de igual forma, sería muy refrescante el salir de la rutina diaria la cual tendía a llegar a ser muy aburrida y agobiante para una persona tan activa como ella. "Además, se que contigo apoyándome todo saldrá muy bien, Harry-kun". Era reconfortante saber que había alguien más allí con el cual poder contar, dado lo difícil que a veces era poder contactar a su esposo y más en caso de alguna emergencia.

"Gracias por el voto de confianza, prima. Te aseguro que siempre puedes contar conmigo". Dijo éste sintiéndose algo abrumado por la gran confianza que con esas simples palabras la mujer depositó en él.

"No Harry-kun, gracias a ti". Dijo Nana terminando de preparar el abundante desayuno. Manteniendo su cálida sonrisa en su lindo rostro, la ojimiel tomó asiento y preparando sus palillos dijo un alegre "¡itadakimasu!" acción imitada por Harry y Tsuna, y juntos, la pequeña familia comenzó a desayunar.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

En Italia, desde su cómoda oficina en el CEDEF, Iemitsu Sawada, no tenía ni la más mínima idea de como todas las cosas en su familia estaban apunto de cambiar (y para nada a su favor) todo gracias a la intervención del joven Harry Potter.

El rubio maldeciría en unos años su falta de comunicación y sus muy prolongadas ausencias en casa viviendo en la dulce ignorancia de los nuevos sucesos acontecidos en las vidas de su esposa e hijo.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

N / A: Aviso que en esta historia como ya se pudieron dar cuenta, Fred Weasley efectivamente está vivo. Giny está saliendo con Dean Thomas, Ron con Amanda Rosebell (una linda enfermera peliazabache que conoció en St. Mungo, por un accidente que tuvo en su trabajo como Auror) y en cuanto a Hermione, estoy igual pensando con quien emparejarla.

¡Hasta pronto, cora!