Mi Chica

Teana estaba por sentarse frente a una de las mesas redondeadas de la cafetería de la Central de la STAB para esperar a Subaru mientras planeaba terminar de leer el libro de texto clase novela que traía debajo del brazo pero cuando se sentó de pronto se sentó del otro lado de la mesa frente a ella un compañero de trabajo al que sólo conocía de cara.

– Disculpa, pero esta mesa ya está ocupada. Espero a una compañera.

– Querrás decir que esperas a tu pareja, Lanster-San.

– ¿Perdón...?

– Lo que oíste. Casi no me creo que una preciosidad como vos se haya juntado con otra mina (mujer). ¿Qué te atrae tanto de esa marimacho de Nakajima?

Teana ya estaba por levantarse de la silla cuando la mano del hombre la agarró del hombro.

– ¡Suéltame!

Teana se la apartó con brusquedad pero el tipo se puso frente a ella cortándole el camino.

– ¡Sos hermosa, Lanster-San! ¡Esa cara preciosa que posees y ese cabello tan lacio! ¡Ah, esas tetas y el culo maravilloso que tienes…!

– ¡Ey, ¿qué te pasa, tipejo!?

Exclamó Teana pero el sujeto parecía que perdía cada vez más sus cabales porque agarró a Teana de ambos hombros y empezaba a zarandearla.

– ¡Dame una oportunidad, Lanster-San! ¡Sal a citas conmigo, Lanster-San!

Pero en ese momento llegaba Subaru que presenció la escena y sin pensárselo dos veces agarró al sujeto por la nuca, hizo que soltara a Teana y lo arrojó a unos metros de distancia. El tipo cayó al piso de cerámica y se arrodilló cuanto antes pudo mirando con desprecio a Subaru.

– ¡Aleja tus sucias manos de mi chica!

Teana se sonrojó hasta las orejas por las palabras gritadas por Subaru mientras algunas otras gentes empezaban a rodear la escena que se estaba montando.

– Subaru, vámonos.

La increpó Teana a Subaru.

– Tienes razón. No vale la pena seguir prestándole atención a ese tipo...

Subaru entonces agarró de lado con un brazo la cintura de su novia y ambas se alejaron.

Más tarde Teana y Subaru se enteraron de que la comandante Hayate había presenciado el suceso y que como tal amonestó y degradó en un nivel a ese compañero clase hechicero de tres A a uno de dos A por "actitutdes y conductas sexistas".

FIN