Hola chicos, soy Yuzu otra vez

Nuevamente les traigo otro Nicomaki, esta vez de otro AU donde la situación es la siguiente: Una Nico que ahora se pasó de lanza con ser una idol muy popular y la pobre Maki casi se convierte en un arma de destrucción, seamos sinceros, nadie quiere ver a una loli con muchas mujeres, ni mucho menos una tachi quier que alguien se quede con su elfa.

Espero que lo disfruten, si no como les dije en el pasado, esta chica con Asperger les comunicará el sitio público y claro el linchamiento apropiado para la chica que escribe esta madre

Yuzu y fuera

.

.

.

Maki estaba en un kiosco de la ciudad donde estaba planeando tomarse una bebida refrescante aparte de que tenía la tarea de relajarse como en escribir una canción. Su vista en menos de nada se clavó a una fanaticada de chicas que usaban uniformes de diferentes estilos y colores dando a entender que eran de otras escuelas posiblemente de secundaria o preparatoria.

Gritos de fangirls por todas partes como también un sequito de locas alzando carteles y posters del grupo de Muse, lo típico, unas mojabragas queriendo algo del grupo de school idols, posiblemente irían tras Umi, quizás Eli o hasta Rin… A la pelirroja no le importaba la fanaticada, solo le importaba terminar la canción y de paso ir a una cita con Nico.

-Oye, oye, Maki-chan. ¡Oye! -llamó una voz conocida tocándole la espalda para le diera atención

En menos de nada la pelirroja se volteó, era su amada Nico la cual por extraña razón estaba con su sueter rosa desajustado, besos de maquillaje en su mejilla y cuello y su cabello suelto como si de pronto hubiese caído en una tribu amazónica y hubiese tenido una brutal batalla de la salió victoriosa con dificultad.

Quizás suponía que esa horda de chicas fuesen fans y que venían tras el rastro de una pero nunca creía que Nico, su Nico, su sempai, su loli, su perra, su macho en la cama, su pretendiente, su gran amor, la mujer que la mantenía y que le daba de tragar estaba siendo el foco de un ejercito de zorras entregadas por motivos desconocidos… No se lo creía, de acuerdo, Nico tenía sus encantos y sus talentos pero nunca pensó que otras mujeres fueran tras ella.

Dada la pésima sensación del panorama, su sonrisa se borró dando a un gesto de completo disgusto

-¿Qué quieres? -Dijo con un tono de muy malhumor.

-¿Crees que yo soy linda? –dijo la pequeña idol sonriendo entre dientes mientras una chica de cabellera rubia, ojitos azules y cinta roja la estaba abrazando como si fuera un hermoso animal de peluche

-¿Qué? No preguntes estupideces- Si las circunstancias hubieran sido otras quizás se hubiera sincerado pero estaban un montón de rameras y esas rameras le arruinaron la buena impresión que tenía de su pequeña musa

-¡Vamos, amorcito! Solo contéstame. ¿Soy linda?- Otra chica bajita de cabellera azul y ojitos verdes se sostenía de su espalda oliéndole el cabello y caer rendida ante el hermoso olor del acondicionador

-¿Por qué demonios me preguntas eso?- Una vena estaba brotando en su sien, el celómetro estaba funcionando

- ¡No jodas Maki-chan! Solo contéstame, ¿Crees que soy linda?- Ahora una pelirrosa de coletas casi de su misma estatura estaba abrazando su firme pecho sintiendo el aroma exquisito del perfume que se echó para Maki… No para echarse a un montón de chicas cual Hugh Hafner tiene conejitas

-… -La pelirroja dado las horribles circunstancias no le iba a responder. La miraba sin expresión… Era nostálgico, por qué de esa manera fue que conoció por primera vez a Nico

-¡Oh ya sé! Te sientes muy mal por la pregunta, ya que no eres popular como la gran idol número uno del universo 7- En ocasiones se burlaba de buena manera, lástima que la pelirroja estaba hasta las nubes de tanta fangirl, no ahora era una maldita pandemia que afectaba su relación, por Nico sería una genocida más grande que Adolf Hitler e Itachi Uchiha juntos

-Bueno, no importa Maki-chan, por algo te elegí como mi pareja y mi corazoncito por el resto de mi vida –Alardeaba- Pero yo creo que soy linda. ¿Viste cómo me miraban esas chicas? ¡Jajaja! Debo serlo ¿No?

Alzó las manos y en menos de nada un aura de luz comenzó a bañar su cuerpo como si despertado su cosmos

-Oh soy muy adorable, me enorgullezco de ser como soy, como dijo Mauricio Garcés, las traigo muertas- En menos de nada varias chicas se aproximaron alrededor de la pequeña loli la cual ignoraba que un sequito de féminas estaba alrededor suyo como si de alguna manera lograra reunir un harén perfecto

Maldito Ramón Valdez… Espera… ¿Mauricio qué…?... Mierda, como siempre, no lo entendía

-Nico-chan…- Hubiera podido ser todas esas chicas a su alrededor pero ya estaba a varios pasos de perder los estribos y por alguna razón recordó haber escuchado una canción de una película mexicana que sonó cuando desayunó esta mañana

- ¿Y sabes una cosa? Una chica linda llamada Madoka me dijo que tengo carita de ángel. ¿A qué de verdad soy linda? Y mis ojos, que son de tono extraño, pero les gustan. Jajaja… Debe ser horrible tenertm y después perderme

Y aparte esa última frase la escuchó de dicha película

-Pero, no te preocupes Maki-chan, yo la gran idol Nico Nii jamás te sería infiel, solo soy tuya y de nadie. ¿Crees que soy más linda que ese monstruo tetón de Nozomi?

.

.

.

Mientras tanto…

Eli Ayase salió del consejo estudiantil cargando con una ametralladora y usando anteojos negros que la hacían ver muy ruda y muy badass mientras Nozomi estaba cargando un lanzacohetes. Se veían muy temibles, más terribles que Billy the Kid y Rambo juntos.

-¿Sabes que hora es Elichi?

-Es hora de la cacería…

Ambas cargaron sus armas y se dirigieron a cazar a su objetivo…

.

.

.

-¡Apuesto a que sí! ¡Jajajaja! Ah~, me acuerdo que me dijeron que era algo cosquillosa… ¿Tú crees que soy cosquillosa, Maki-chan ?- Nico una mirada de niña curiosa a su amada tsundere la cual estaba con una cara completamente inexpresiva, ya estaba hasta la madre de tantas chicas sobre su chica

-Oye… Te veo extraño… ¿Estás enferma? o… ¿Enojada?

-…

-Por favor Maki-chan, tú tienes una belleza interior. Pero en fin, ¿Crees que soy lindo? Varias chicas me dijeron… Espera ¿No que era una? Da igual ¿No? Quizás yo…

De pronto un sonido de nudillos crujiendo se hizo escuchar en ese momento, una nueva horda de chicas ésta vez de manera multitudinaria solo a diferencia de la horda anterior casi todas ellas estaban con caras serias, con gestos fruncidos como si estuviesen siendo testigos de algo indignante. Algunas chicas pasaron al frente destacando varias jóvenes cuyos nombres por alguna razón daban de que hablar.

(Insertar Akatsuki Ritual del OST de Naruto Shippuden)

Hanazono Shizuna

Himemiya Chikane

Hiiragi Kagami

Akemi Homura

Sugiura Ayano

Diana Cavendish

Aihara Mei

Y entre otras famosas y temibles figuras que estaban conformando aquella turba.

-Hola, chicas- Sonreía grande la más pequeña- ¿Acaso vinieron por un autógrafo de la gran Nico Nii?

-¡Ya Cállate-desu! - Le gritó Suiseiseki que estaba usando como las demás líderes los mantos de los Akatsuki- Hablas muy fuerte y tu seiyuu tiene una voz horrible-desu

-¿Oigan qué está pasando?- Nico miró extrañada a esa extraña horda que la miraban como si ella les hubiese clavado un cuchillo y más aún…- ¿De dónde sacaron esos trajes? Naruto ya pasó de moda

-No todas las presentes estamos aquí para un autógrafo, Yazawa Nico- Homura Akemi estaba al frente de la comitiva usando el manto negro con nubes rojas

-Estamos aquí porque te metiste en nuestros territorios…- Ahora era Chikane que tenía encintada una katana lista para cercenar, también usaba ese manto

-Queremos una vida tranquila donde podemos estar con nuestras novias, amantes y esposas, en la cual todos los obstáculos y circunstancias que propician nuestros vínculos sean eliminados- Shizuma tomó la palabra mientras su mirada era amenazatoria, como todas usaba el manto negro

-Ahora debes morir, meme pasado del 2014- Dijo Mei Aihara mientras con una seña ordenó de inmediato que la turba avanzara lentamente como si estuvieran en plan de una persecución o en el peor de los casos un linchamiento

La joven idol no entendía como un día común en su vida probó el cielo y luego terminar siendo ejecutada por una horda de cosplays raras… No lo entendía pero sin dudarlo se echó a correr con tal de salvarse el trasero mientras una turba enfurecida la andaba persiguiendo con rastrillos, antorchas y katanas en alza mientras Maki estaba ahí, cruzada de brazos con su mirada inexpresiva y con su ira contenida. Solo espera que su loli sobreviviese a aquello para luego darle su merecido.

.

.

.

Al día siguiente

Para milagro de todos, Nico logró sobrevivir al linchamiento y nuevamente hablaba con su novia

-Maki-chan, ¿Crees que soy linda?- La pelinegra sonrió entre dientes y la respuesta que tuvo fue…

¡Cachetada!

La pelirroja había perdido la poca paciencia que tenía desde ayer, odiaba cuando en primer lugar su loli hablaba sin detenerse aparte de la horda de tipas que se cargó como la horda que casi la iba exterminar de la faz de la tierra… Sin duda eso la sacó de quicio.

-¡Maki-chan, eso me dolió!- Lloriqueó estilo mientras una mano suya estaba sobre su mejilla la cual ya estaba roja por el golpe

-¡Cállate enana! ¡Me desesperas! ¡No quiero oírte! -Y comenzó a encestarle una lluvia de patadones en el suelo