Harry Potter pertenece a JK Rowling.

DC y Marvel, pertenecen a sus respectivos fundadores.

Harén de Harry Potter.

Brujas: Hermione Granger, Daphne Greengrass, Padma Patil, Pansy Parkinson, Susan Bones y Nymphadora Tonks.

DC: Koriand'r AKA Kori Anders AKA Starfire y Komand'r AKA Koral Anders AKA Blackfire. Eva Doe AKA Hawkgirl.

Marvel: Jean Grey AKA Fénix. Anna Marie D'Ancanto AKA Rogue. Sue Storm AKA Invisible Girl.

Una de sus muchas abuelas, le había contado que tenía un poder muy especial, que podría ver más allá de todo cuanto existía: Planos, Aspectos y Reyes.

Los Planos eran quienes conformaban la existencia, eran la muerte, la vida, el destino, entre otros, pero estas criaturas carecían de un cuerpo físico, aunque sí tenían consciencia. Que, si un solo Plano hiciera falta, toda la existencia sería borrada. Ejemplo: Si quienes llegar al Plano de la muerte, debes de entrar solo como un alma.

Los Aspectos son los encargados de los Planos en cada universo, cada Aspecto encargándose de una esfera, cada esfera representaría un universo diferente como el de Marvel o DC.

Los Aspectos son sirvientes, elegidos o enviados de los Planos, cada uno sirve a algún Plano, el Aspecto cuida que se cumplan las reglas, el Aspecto de la muerte recoge las almas de los muertos y los lleva al Plano de la muerte.

Los Reyes eran criaturas de tamaño descomunal: existen muchos Dragones, pero entre ellos existía uno en específico, uno de un tamaño descomunal y con un elemento extremadamente poderoso, que es el Rey Dragón.

Su abuelo, Harrison, era uno de estos Reyes, gracias a ese Rey, su abuelo y sus abuelas, eran potencias en cuanto a magia, su abuelo era algo así como el sucesor de la Reina Zorra del Plasma.

Su abuelo y las esposas de su abuelo, habían habitado el Mundo Mágico Ingles, por un tiempo. Pero ahora vivían en los Estados Unidos, actualmente tenían una vida más calmada, pero sí que pasaron su adolescencia y adultez en medio de la lucha. Primero contra un Mago Oscuro y luego, como un poder neutral, entre héroes y villanos, entre los Vengadores y La Camarilla, entre La Liga de la Justicia y la Liga de la Injusticia.

Y ahora, ella, acababa de estacionarse en una casa de campo muy bien mantenida, bajó de su automóvil último modelo, entró por la puerta, saludó a dos de las esposas de su abuelo: Susan y Pansy. Su abuela Hermione, había salido con su tía Erika, para hacer unas compras, el resto de sus abuelas podía estar en cualquier parte de la enorme mansión agrandada mágicamente.

Luego de saludar, se internó en la biblioteca, le dio una sonrisa al hombre que estaba leyendo un libro, levanto sus ojos esmeralda para verla y ella solo pudo sonreír, adoraba a su abuelo.

01

El hombre de cabello negro, masajeó suavemente el tabique de su nariz. Estaba vestido con una camisa de color blanca y un pantalón de mezclilla.

Frente a él se encontraba una mujer de unos 26 años. Esta mujer, era su nieta, y parte del periódico Neo Daily Planet, ella quería hacer un reportaje sobre él, uno de los supervivientes de la llamada "Era del Superhombre". Pero la mujer, le pidió contárselo todo, desde el inicio.

El inicio.

Eso sería muy difícil.

―Supongo que todo inicia mucho antes de que yo nazca, mucho antes de que existiera la vida como la conocemos en estos momentos ―suspiró y se reclino en el sofá ―antes de que nosotros aparezcamos, o estemos en planes de existir, ya había criaturas que dominaban el universo, criaturas que se peleaban por el universo.

― ¿Los Reyes? ―cuestiono la hermosa mujer de 26 años de cabello tan negro como el de su abuelo.

― No solo los Reyes ―corrigió Harrison con una sonrisa ―las gemas, aunque no lo creas se podrían considerar primas de los Reyes, aunque de manera diferente y con circunstancias diferentes, incluso cuando las piedras solo se crearon en un numero limitados de universos, los Reyes siempre están allí, en algunos universos solo hay uno o dos, y en otro hay cientos de ellos.

―Todos repartidos por el universo, obteniendo sus territorios ¿cierto?

Harrison se rio suavemente ―Por lo general los buenos de nosotros solo consideramos nuestro territorio al planeta en el que nacimos, pero sí, muchos otros quieren mas y se crean peleas de proporciones cósmicas gracias a ello.

» Ese fue el comienzo, peleas entre los Reyes entre los insignificantes seres que se apoderaban de una o mas de las piedras o incluso de quienes se apoderaban de las Cajas Madre, universos desaparecieron, otros se crearon y otros cambiaron ―suspiró una vez más ―y por supuesto muchas vidas se perdieron.

La morena se reclino hacia delante en su asiento mirando con interés a su abuelo ― ¿los Reyes también?

―Sí, incluso con nuestro gran poder hay formas de matarnos, pero en esa época solo otro como nosotros podría hacerlo.

―O un Aspecto.

―cierto, o un Aspecto ― se rio ligeramente y negó con la cabeza ―de todos modos, los universos cabían como las personas, y la vida continua, y llegamos hasta el día de mi nacimiento, justo un par de semanas antes una mujer llamada Sybill Trelawney entrego una profecía verdadera, una profecía que marcaba a un niño como el igual del Lord Oscuro que en esa época aterraba a la comunidad mágica y que este niño tendría un poder que dicho Lord no conocía…

―Ninguno de ustedes podía morir mientras el otro aun estuviera vivo ― siguió la mujer asintiendo.

―Has estado hablando mucho con tu abuela Hermione ―se burló Harry, aunque sonreía con cariño, la profecía ya no era un dolor para él, era algo que había superado hace mucho ―Existían dos niños capaces de cumplir la profecía, por lo menos según los cálculos de Albus Dumbledore, la verdad eso no importaba porque el Lord Oscuro eligió bien, me persiguió a mi quien tenían dentro de el la Fuerza del Zorro, quien se convertiría en uno de los nuevos Reyes.

―Mato a mis bisabuelos y quedaste huérfano.

―Correcto ―asintió y suspiró un poco más, aun si ya no era una herida punzante en su corazón aun era algo… doloroso el haber perdido a sus padres ―Severus Snape escucho parte de la profecía y se lo dijo a su maestro, sucedió todo lo que ya has leído y releído en los periódicos mágicos, fui a Hogwarts un lugar al que considero mi segundo hogar, un lugar mágico en el cual comencé a comprender mis poderes y lo más importante conocí a mis amores.

Lanzó una carcajada recordando varios de los momentos que tuvo con sus esposas entre las paredes de ese castillo, cuando era bastante imprudente y hacia gala hasta la estupidez del legado de la Casa Gryffindor.

― ¿Entonces descubriste que eran un Rey en Hogwarts? ― preguntó la morena sonriendo la diversión de su abuelo era contagiosa.

― Sí, en mi segundo años, no tienes idea de lo difícil que fue tratar con eso en la época donde empezaba a notar a las chicas ―se estremeció al recordar mas de una vez en las que casi fue violado por una horda de chicas calientes y hormonales que tampoco entendían porque se sentían tan calientes y especialmente todo estaba dirigido hacia Harry ―Hogwarts no era la mejor escuela a la que pude haber asistido en esa época, especialmente porque Dumbledore quería controlarlo todo en las sombras y estaba perjudicando a ese mundo.

― ¿Él tenía mucho poder político en el mundo mágico cierto?

―Demasiado, pero para los magos que viven normalmente el doble que los Muggles, era normal que su cultura no evolucionara tan rápido como debería, el vivir con miedo a lo que podría ocurrir si se descubría ese mundo tampoco ayudaba, vivieron aislados sin contacto con los Muggles por casi trecientos años, Albus aprovecho eso y… bueno ya sabes las consecuencias.

―Aunque el mundo mágico ha mejorado mucho desde ese tiempo ―comentó la mujer suavemente, ciertamente el mundo mágico había dado un giro de 180 grados.

Harrison asintió acaricio el libro en sus piernas antes de mirar a su nieta ―A pesar de todo fueron buenos tiempos, y aunque fue el inicio de mis… desventuras fue bastante tranquilo comparado con lo que se venía ―miró hacia la ventana con aire ausente ―Cumplí los diecisiete años y luego… todo comenzó, comenzó con una sugerencia por parte de tu tío abuelo Sirius, la era de los héroe y villanos ―murmuró con una vos burlona, casi de desprecio.

―Los Vengadores, la Liga de la Justicia, la Liga Extraordinaria, la Camarilla, la Liga de la Injusticia, Iron Man, Batman, Hulk, Superman, S.H.I.L.D., H.Y.D.R.A.

―Ese fue el comienzo de la Fundación ―dijo Harrison, con una ligera sonrisa. Mientras daba paso a la narración.