¡Juguemos al béisbol!

Primer fic de Tamayomi y esta vez veremos a las protagonistas de este anime que me gustó mucho ya que me recuerda al de Hachigatsu no Cinderella Nine, anime también de béisbol.

Bueno, creo que no tengo más que decir que… sin más, comencemos…

.

.

.

Academia Shin Koshigaya.

Esta academia posee muchas cualidades en cuanto a clubes y calificaciones entre el alumnado. Aunque por el momento, lo que estaba causando sensación en eShin Koshigaya era uno de los clubes deportivos, el cual era el Club de béisbol.

Shin Koshigaya era una academia femenina, por lo que el club por obvias razones era femenino. Las chicas pasaron por el torneo femenino, el cual era muy popular en todo el país.

El club de béisbol de Shin Koshigaya había logrado una de las hazañas más grande del torneo, el cual fue eliminar al club más popular y el favorito para quedar campeón, la Academia Ryoyukan.

El esfuerzo y la dedicación de las chicas de Shin Koshigaya llegaron a ser la mejor promesa del torneo y eliminar a las favoritas con mucho empeño y sacrificio.

Aunque lograron llegar lejos, no fue nada fácil y lastimosamente, cayeron eliminadas en semifinales, pero su llegada tan lejos hizo que rápidamente se ganaran mucha admiración de parte de todas las chicas de la Academia y les hicieron un gran eco en toda la comunidad beisbolistica.

De eso, han pasado 3 meses y todo marchaba a la perfección, todas entrenaban bastante duro ya que nunca se sabía cuándo iba a ver un juego de práctica ahora que faltaba tiempo para jugar de nuevo el torneo.

Cuando finalizó ese día, Yomi Takeda iba caminando por las calles de la ciudad mientras por iba pensando en todas las cosas que sucedieron en cuanto al torneo y las amigas que hizo durante todo el proceso. Pensar que volvería a emplear su lanzamiento estrella la llenaba de orgullo y la daba valor para seguir jugando como siempre había querido.

Justo cuando iba pasando por un parque, escuchó un grito.

- ¡Cuidado! – gritó un chico alertando a Yomi la cual solo miró hacia arriba y notó como una pelota de futbol y una de béisbol iban hacia ella y por su agilidad, logró esquivarlas.

- ¿Qué fue eso?

- ¿Estás bien? – se acercó un chico de cabello azul oscuro y ojos morados, piel blanca y complexión trabajada, aunque no exagerada – lamento si te intenté golpearte, pero es que estábamos jugando y como no había nadie… lo lamento.

- N-No te preocupes, fue un accidente – dijo la castaña – miro que jugaban béisbol y… este otro deporte que he visto muchas veces.

- ¿Esta pelota? – el chico señaló una bola de futbol – jugábamos futbol con los chicos y con otros chicos practicaban béisbol.

- ¡¿Béisbol?! – los ojos de Yomi sobresaltaron muy felices por escuchar el deporte que más amaba.

- S-Sí, ¿pasa algo?

- No, no es nada, bueno, me tengo que ir a mi casa.

- Bien, lamento haberte asustado.

- No importa – la chica río un poco – por cierto, soy Yomi Takeda.

- Un gusto Takeda-san, soy Kenji Takamura.

- Bueno, espero que nos veamos pronto Takamura-kun.

- Lo mismo digo.

Sin más, ambos se despidieron y el chico solo regresó con sus amigos los cuales estaban esperando a que él volviera.

- ¿Qué pasó Kenji? ¿Perdiste la pelota?

- No, aquí está – dijo el chico entregando el balón – sigamos jugando.

- ¿Con quién hablabas que estabas tan ido? – preguntó otro joven.

- Solo una chica a la que casi golpeas idiota.

- Jeje, lo siento, es que si este idiota no la hubiera lanzando muy fuerte – señaló a otro joven.

- Ya paremos esto, no llegaremos a nada si peleamos, vamos a jugar otro rato.

- Bien – por extraño que pareciera, los jóvenes entrenaban jugando futbol y béisbol al mismo tiempo.

.

Al día siguiente…

La práctica del Club de Béisbol siguió con normalidad y cuando estaban por terminar, las chicas de segundo año estaban terminando su entrenamiento mientras que las de primer año hacían lo mismo, pero estas caían más cansadas.

- ¡Terminamos! – anunció Rei Okada la cual solo exhaló un poco.

- Por fin – Ryo Kawasaki solo cayó al suelo súper fatigada – ya no siento mis brazos ni mis piernas.

- Bueno, es parte del entrenamiento que quedamos así – dijo Yomi al lado – aunque aún me siento excluida de que no me dejen batear seguido.

- Yomi-chan, es que hay que aceptar que no eres buena en eso – dijo Tamaki con su típico tono de voz – además…

- ¿Además?

- Es mejor que te concentres en perfeccionar más el lanzamiento.

- ¿P-Por qué siento que me están insultando?

- No es nada Yomi-chan – dijo Yoshino calmando las cosas – pero por el momento terminamos el entrenamiento por hoy.

- ¡Es viernes! – dijo Sumire con emoción.

- Es cierto, hoy es el viernes de salida – dijo Ibuki recordando ese detalle. Cabe mencionar que cada viernes, el club entero salía a algún lugar, lastimosamente Fujii no podía acompañarlas por el trabajo.

- ¿A dónde iremos hoy?

- Ni idea, hay muchas opciones que me es difícil decir cual – dijo la pitcher estrella.

- Bueno, si me dan a escoger, creo que sería al nuevo campo que inauguraron en un parque – opinó Lisa – bueno, creo que es buena opción.

- No lo miro tan mal – dijo Rei – es buena opción.

- Bueno, votemos, ¿Quién apoya que vayamos al nuevo campo? – al final, la votación fue unánime – creo que no hay discusión.

- Bien, solo cambiemos y vamos.

- ¡Sí!

Sin más, los 10 miembros del club se vistieron con sus uniformes normales y solo procedieron a irse de la escuela y fueron guiadas por Lisa, aunque Yomi comenzó a sentirse extrañada ya que sentía que ya venido aquí.

- ¿Pasa algo Yomi? – Shiragiku miró que la castaña estaba muy distraída y eso llamó la atención de más de alguna.

- N-No es nada, solo que recuerdo que este parque tuviera una nueva cancha de deporte.

- No es raro, es que lo construyeron en poco tiempo.

- Eso explica porque el parque estuvo cerrado.

- Miren, ya casi llegamos – Lisa señaló a un lugar en el que efectivamente se poseía apreciar lo que parecían ser tres mini canchas de deportes. Una de futbol, una de basquetbol y la otra de…

- ¡¿Una cancha de béisbol?! – todas quedaron impresionadas por eso, la cancha de béisbol, estaba alambrada, esto para cuando dispararan la pelota no fue a salir volando y golpeara a alguien.

- Es increíble, incluso tienen una de basquetbol y una de futbol.

- Aunque la de béisbol es más para prácticas pequeñas, aun así, es impresionante – opinó Rei.

- Pero veo que la de béisbol está ocupada – Ryo miró como la cancha de béisbol estaba ocupada por un equipo, aunque se veía que el equipo ocupante eran de puros hombres.

- ¿Es un equipo masculino?

- Sí, lo mejor será irnos – dijo Yoshino – normalmente no son amables con uno.

- ¿Por qué lo dices?

- Recuerdo que una vez quise saludar a un miembro de un equipo masculino, pero ellos solo me ignoraban.

- Ese chico… - Yomi miró a uno de los chicos que estaban practicando - ¿será él?

- ¿Qué pasa Yomi-chan? – preguntó Tamaki.

- Esperen, ya vuelvo – la castaña fue a ver el juego de cerca y cuando llegó, se fijó en cierto peli azul - ¡Takamura-kun!

- ¿Eh? – el chico volteó al llamado y cuando miró a la causante - ¿Takeda-san?

- Hola.

- ¡Cuidado Kenji! – gritó alguien y antes de que pudiera reaccionar, la pelota le dio en la cabeza tumbándolo al suelo.

- ¡Kenji! – los demás compañeros del chico fueron a atenderlo ya que él chico cayó inconsciente, incluso Yomi se metió a ayudarlo.

- ¡Takamura-kun! – Yomi ingresó al sitio y fue con los demás compañeros del chico y no solo eso, sus compañeras de equipo también vinieron.

- ¿Qué pasó Yomi? – dijo Sumire llegando con las demás.

- Creo que lo maté – al decir eso, todo el mundo quedó mirando a la chica la cual solo comenzó a llorar mientras se arrodillaba frente al joven de cabello azul - ¡lamento haberte distraído! ¡No era mi intención matarte! ¡Lo lamento mucho!

- Yomi.

- ¿Q-Que pasa Rei-Senpai? – la peli morada le dio un coscorrón fuerte en la cabeza - ¿Por qué me pegó?

- Para que dejes de ser tan dramática.

- ¡No soy dramática!

- ¿Está bien? – Nozomi miró al joven que estaba tirado en el suelo siendo atendido por sus compañeros de equipo.

- Sí, solo falta despertarlo – los chicos trajeron una botella de agua y se la rociaron en toda la cara al peli azul.

- Cof, cof – Kenji despertó y solo se encontró con sus amigos los cuales estaban aliviados de que el chico hubiera despertado, pero se sorprendió de ver a Yomi sentada a su lado - ¿Takeda-san?

- Takamura-kun – sin más, la chica se lanzó hacia el chico abrazarlo con fuerza - ¡Lo siento realmente!

- ¿Q-Que pasó Takeda-san?

- ¡Pensé que te había matado! Perdón por distraerte.

- N-No fue nada, en serio, pero ¿podrías separarte un poco por favor? N-Nos están viendo.

- ¿Eh? – la pitcher no se dio cuenta de que efectivamente lo que decía el chico era cierto. Notó la mirada de los amigos del peli azul y también la de sus compañeras, por lo que atinó a sonrojarse y a separarse del joven – l-lo siento.

- E-Está bien, no pasó nada – ambos solo quedaron algo sonrojados siendo observados por los demás.

- Oigan, no quiero interrumpir nada, pero como que el ambiente se está poniendo romántico – dijo un chico de cabello verde pálido y ojos azules de piel clara y con cuerpo algo trabajado - ¿no es así Kenji?

- P-Pues… solo cállate – dijo el peli azul levantándose ayudando también a Yomi – solo sigamos entrenando.

- ¿Podemos unirnos? – preguntó Yomi para sorpresa de todos.

- ¿Saben jugar béisbol? – preguntó un joven de cabello rubio y ojos verdes.

- Sí, al final somos…

- Un momento – interrumpió otro chico de cabello chocolate y ojos carmín – ustedes son las chicas de la Preparatoria Shin Koshigaya ¿verdad?

- S-Sí, ¿Cómo sabes eso? – preguntó Ryo.

- No hay nada que se le escape a Rentaro, él sabe de todo cuando se trata de béisbol.

- Creo que eso me recuerda a alguien – dijo Ibuki mirando de reojo a su gemela la cual se sonrojó.

- B-Bueno…

- Si saben de eso, pues ni modo, pero tengan cuidado.

- ¡Bien! – sin más, las chicas se pusieron a jugar con los chicos. Por alguna razón, Yoshino notó como los chicos jugaban, parecía que tenían experiencia en cuanto a juego, así que por el momento solo se dedicó a analizarlos.

Yomi y Kenji entrenaban juntos ya que la castaña se dio cuenta de algo.

- ¿Eres pitcher?

- Si – respondió el peli azul – aunque lo dejé por un tiempo, así que a lo mejor perdí un poco de mi habilidad.

- Creo que vivimos lo mismo – respondió la castaña – yo también dejé el béisbol por un tiempo, pero recuperé el espíritu gracias a mis amigas, les debo mucho.

- Eres fuerte Takeda-san, aunque por el momento estamos en las mismas condiciones, solo que yo lo dejé – eso impresionó a Yomi la cual no creyó lo que escuchaba.

- ¿Dejaste el béisbol?

- Sí, por eso es que ahora práctico futbol, pero siempre entreno algo de béisbol por los viejos tiempos.

- ¿Y tus amigos?

- Pasó lo mismo, dejamos el béisbol para enfocarnos en el futbol.

- ¿Por qué dejaron el béisbol? – preguntó la chica de cabello castaño – se mira que aún tienen fuerza para jugar.

- Créeme Takeda-san, lo que nos pasó nos hizo reflexionar sobre con quien jugábamos y decidimos dejar todo eso a un lado, pero por el momento el futbol nos ha traído de nuevo esa alegría del deporte.

- No entiendo, el béisbol es un deporte bello y muy prometedor, las cosas que uno hace con su equipo son inolvidables.

- Eso sí, disfrutamos muchas cosas jugando el béisbol, pero ahora estamos más enfocados en el futbol, así que solo por el momento jugaremos en esto.

- Bueno, creo que no se puede hacer nada.

- Sí, pero de igual forma, nos mantendremos en contacto Takeda-san.

- Me gustaría.

Ambos chicos intercambiaron números y se miraba que ambos tendrían mucha química, aunque eso no se sabe con sinceridad.

En cambio, había otros 5 chicos junto con Kenji los que jugaban béisbol un poco y las chicas entrenaron un poco con ellos.

Unos minutos después, todo el mundo terminó más cansado.

- ¡Ya no puedo más! – exclamó Ryo cayendo al suelo con las piernas algo temblorosas – me duele todo el cuerpo.

- Bueno, eso fue porque veníamos saliendo de una dura práctica en la escuela – dijo Nozomi.

- Por eso es que siento que las piernas me van a reventar – exclamó Sumire.

- No solo eso, mis brazos no dan para más – dijo Ibuki.

- Creo que son las consecuencias de estar fatigada – dijo Lisa riendo un poco.

- Bueno, creo que mañana despertaré con mucho dolor en todo mi cuerpo – sonrió Ryo – fue un gran entrenamiento.

- Sí, aunque creo que Fujii-Sensei nos va a matar el lunes cuando nos vea tan cansadas.

- ¿Y Yomi-chan?

- Pues… - Shiragiku señaló hacia atrás y pudieron notar como estaba la castaña hablando muy a gusto con Kenji, el cual se veía muy atento mientras platicaban con Yomi.

- Quien lo diría, nuestra Yomi está creciendo.

- Bueno, no creo que sea tan malo – exclamó Rei – al menos que no se desconcentre de la práctica, estaré bien.

- Quien te viera Rei, así que aceptas que Yomi-chan salga con alguien – la sonrisa de Lisa hizo que la peli morada de cabello corto se sonrojara fuerte.

- T-Tampoco soy una tirana para decirle con quien debe o no salir.

- No te preocupes capitana, ya te llegara un buen chico a tu vida – dijo Ryo sonrojando mucho a la chica de segundo año.

Unos minutos después, todos se despidieron y cada grupo tomó para distinta dirección.

Las de Shin Koshigaya iban hablando un poco sobre los chicos que se habían topado, aunque la más distraída era Yomi mientras iba pensando en aquel joven de cabello azul.

¿Por qué habrá dejado el béisbol? ¿Por qué lo habrán dejado sus amigos también? No entiendo nada.

- ¡Yomi! – la voz fuerte de Ryo la sacó de sus pensamientos.

- ¿Q-Que pasa?

- Es lo que queremos saber también, te llevamos rato hablando y no contestas.

- L-Lo siento, es que la cabeza la tenía en otro lado.

- Pues se notó – dijo Lisa - ¿a poco estabas pensando en ese chico?

- Un poco.

- Vaya, vaya, así que finalmente Yomi se interesó en otras cosas que no fuera béisbol – dijo Ibuki con maldad haciendo sonrojar a la pitcher.

- ¡N-No es así!

- Por favor Yomi-chan, todo el rato estuviste distraída con ese chico – dijo Tamaki haciendo caer más presión en la chica la cual no pudo evitar sonrojarse.

- N-No tenemos nada así, en serio.

Yomi fue molestada por sus compañeras durante un rato más mientras no se daban cuenta de que esto marcaria una historia que el equipo de Shin Koshigaya y esos chicos marcarían.

.

.

Continuará…

.

.

Descripción OC.

Nombre. Kenji Takamura.

Apariencia. Cabello azul oscuro y ojos color morado oscuro. Posee la piel clara y tiene una contextura bastante trabajada, así que tiene algo de músculo en sus brazos, piernas y abdomen. Mide 1.75 m.

Personalidad. Kenji es un chico sociable, bastante amante del deporte, siendo su favorito el béisbol, aunque actualmente juega futbol, todo por un hecho pasado que eso que él y sus amigos dejaran el béisbol y se dedicaran a otra cosa, aun así, él ayuda a quien sea que necesite ayuda.

.

Bueno gente bonita de Fanfiction, el fic lo estaré publicando por el momento cada 3 semanas debido a que no quiero cargarme de trabajo, así que ya saben.

Sin más, este ninja se despide.

Bye.