Los Guardianes del Universo…

.

El Redentor 777. Pues sí, Raito y Shiragiku tenían algo pasado, pero con el tiempo se revelará eso y sí, Yomi y Kenji ya se besaron y la amiga de este no estará nada feliz, veremos la cosa con Tamaki y sí, Efraín va con todo XD. ¡Saludos!

.

RinMakoto. El pasado de Shiragiku y Raito es basto, pero algo malo debió pasar para que la relación entre ellos se arruinará. Veremos más cosas en el transcurso de esto. ¡Saludos!

.

Sin más, comencemos…

.

.

.

Aunque la verdad muchas cosas pasaron por la mente de ambos chicos, no se podía negar que el momento entre ambos era muy hermoso, realmente las cosas se produjeron porque sí.

Yomi se separó de los labios del peli azul el cual solo quedó mirándola, pero no se separó de ella, la tenía abrazada de la cintura, a pesar de estar en un lugar como el centro de bateo, no favorecía nada, pero de igual forma, estaban expuestos, por lo que Kenji se dio cuenta de esto y soltó a la castaña.

Yomi por su lado estaba muy confundida ya que no entendía ese reflejo de ella, nunca había hecho eso, es más, nunca se había interesado en el romance.

El béisbol fue su pasión desde que tenía memoria, solo se enfocó mucho en el deporte que amaba y en mejorar su lanzamiento que era considerado algo genial y genuino, pero ahora estaba ante algo que no comprendía.

- ¿Takeda-san? – la voz de Kenji la hizo sacar de sus pensamientos y solo lo miró con un gran sonrojo.

- S-Sí.

- E-Este… creo que deberíamos irnos, necesitamos irnos a otro sitio – el peli azul se notaba algo nervioso, aunque ella también lo comprendía, estaban en una posición difícil.

- S-Sí – sin más, la castaña y el peli azul se fueron del centro de bateo y aunque no sabían a donde agarrar, finalmente decidieron ir a un parque, aunque les llegó bien ya que se notaba que estaban solas.

Aunque en el camino, Kenji por alguna razón tocó la mano de Yomi, cosa que la hizo ponerse roja, así que también correspondió el gesto, aunque llegó el momento en el que ambos volvieron a tocarse las manos.

- ¿Pasa algo Takamura-kun? - preguntó la castaña mientras solo iba caminando junto con su amigo de cabello azul.

- S-Sí, digo, es que luego de lo que pasó… - Kenji no sabía cómo seguir la conversación, realmente estaban muy incomodos por el momento vivido en la cabina de béisbol.

- Lo sé – Yomi no hallaba palabras para continuar la conversación, pero después de pensarlo un poco, sabía que tenía que aclarar algo – escucha Takamura-kun, lo que pasó en la cabina… la verdad no sé porque me salió hacer eso, pero la verdad no me molestó, no sé tú.

- A mí tampoco me disgustó – dijo con sinceridad Kenji – la verdad es que desde que te conocí… realmente nunca sentí esto por ninguna mujer ni siquiera por Mari.

- ¿Mari? – la castaña lo pensó - ¿Endou-san?

- Sí, ella misma – respondió el peli azul.

- ¿Cómo es que se conocen?

- Bueno, es una historia larga, pero te puedo decir que somos amigos de la infancia, crecimos bastante juntos, pero hubo un tiempo en el que por un problema que tuvimos nos separamos un tiempo y bueno… para no hacerte largo el cuento, al parecer está interesada en que vuelva al béisbol, pero la verdad es que no tengo planes de volver, además, por el momento estoy feliz jugando futbol, mis amigos hemos estado felices jugando como un equipo, como siempre fuimos.

- Todos los chicos que fueron… ¿son todo el equipo de futbol?

- No, en total somos 12 jugadores, aunque en el futbol se juega con 11, pero tenemos un suplente, así que estamos bien por el momento.

- Solo conozco a Romero-kun, Vázquez-kun, Yamamoto-kun y Takami-kun, aunque el de cabello rojizo no pude saber el nombre.

- ¿Te refieres a Raito?

- Creo que sí, él que se fue con Shiragiku-chan.

- Raito Yamazaki, juega como defensa central y es un buen chico, aunque a veces se le sale lo mal humorado, cuando está de buenas es un buen tipo.

- Me pregunto que se traen con Shiragiku-chan.

- Ni idea, pero la verdad es que los otros chicos estaban en otro sitio cuando pasó lo del partido, así que no los han visto.

- No importa Takamura-kun, al final de todo los conoceremos con el tiempo – dijo la castaña riendo un poco – pero creo que debemos hablar sobre lo nuestro.

- ¿Lo nuestro? – Kenji no entendió esa parte, pero luego de que miró como Yomi tomó su mano, se sonrojó un poco y entendió un poco a lo que se refería – Takeda-san.

- Takamura-kun, la verdad es que siento que eres la persona que me hace sentir algo extraña, pero la verdad es que no me molesta.

- Takeda-san – el chico sonrió y correspondió el apretón de manos – hagamos algo, quiero que tengamos algo, pero pienso que tenemos poco tiempo de conocernos.

- ¿Qué haremos?

- Seamos quedantes – al decir eso, Yomi no entendió a qué se refería – te lo explicaré, ser quedante es que seremos más que amigos, pero sin llegar al noviazgo.

- ¿Te refieres a que seremos casi como novios?

- Más o menos, pero es que aún no seremos novios, pero el trato será como si fuéramos novios, así podremos conocernos mejor y vamos a ver si podemos formalizar algo.

- Me gusta la idea – sonrió Yomi – así que cuida de mi a partir de ahora, Kenji-kun.

- Lo haré… Yomi – sin más, ambos volvieron a unir sus labios en un beso cálido, aunque esta vez duró menos que el anterior que se dieron.

Ambos finalmente se fueron del parque rumbo a la casa de Yomi. Aún era de día, así que no había problema en que el peli azul la acompañara hasta su hogar, tomados de la mano.

Llegando, se encontraron a Tamaki que estaba en la puerta como si fuera a tocar.

- ¿Tama-chan? – Yomi miró a su amiga de la infancia.

- ¿Yomi-chan? – la cátcher miró de reojo a su amiga castaña y esta solo observó el gesto de su mejor amiga castaña con el peli azul - ¿q-que hacen tomados de la mano Yomi-chan, Takamura-san?

- T-Tama-chan, verás, es muy largo de explicar y…

- Si quieres yo le explico Yomi.

- ¡¿Yomi?!

- Kenji-kun, si quieres yo le explico.

- ¿Kenji? – Tamaki estaba confundida por todo esto – Yomi-chan, ¿Qué ocurre aquí?

- V-Verás Tama-chan, si quieres pasemos a mi casa para que te pueda explicar – la castaña entró con el peli azul y su mejor amiga.

- Bien.

Los tres entraron y Yomi preparó algo de jugo a los dos y solo se reunieron en la sala a hablar sobre lo que pasaba.

- ¿Y bien? ¿Qué pasó entre ustedes Yomi-chan?

- V-Verá Tama-chan, Kenji-kun y yo… estamos, no sé cómo decirlo.

- Con la boca – Kenji río y Yomi solo lo miró con un puchero – lo siento Yomi.

- Malo.

- Déjenme ver si entiendo a donde van, ¿ustedes son novios? – la pregunta de la peli negra hizo poner algo rojo a ambos chicos, pero solo hizo sacar conclusiones a Tamaki – eso me confirma todo.

- No es eso Yamazaki-san, la verdad es que Yomi y yo… no hemos foralizado realcion todavía.

- ¿Y entonces? La verdad es que no entiendo nada, ¿salen o no?

- Más o menos – decía la castaña causando más confusión en su mejor amiga – verás Tama-chan, la verdad es que Kenji-kun y yo estamos en una relación de quedantes.

- ¿Quedantes? ¿Y eso que es?

- Nos comportamos como más que amigos, pero sin llegar a ser novios, lo hacemos más porque queremos conocernos aún más.

- Ya entiendo – dijo la peli negra – entonces son como una especie de pre noviazgo.

- Digámoslo así – Yomi río un poco nerviosa.

- Espero que no lastimes a Yomi-chan – Tamaki miró fijo al peli azul el cual río un poco nervioso por la mirada fría que le daba la cátcher, pero luego de un momento se calmó.

- No te preocupes Yamazaki-san, por eso estamos dándonos este tiempo, quiero que nos conozcamos mejor para ver si podemos tener algo más adelante.

- Comprendo – Tamaki solo suspiró – espero que esto no cause revuelo en el equipo.

- No te preocupes Tama-chan, ¿Qué es lo peor que puede pasar?

.

- ¿Por qué tuve que decir eso? – decía la castaña en su silla mientras que varias compañeras de su salón la estaban rodeando.

- ¿Cómo le hiciste Takeda-san? ¿Cómo conseguiste novio? ¿Está guapo?

- E-Este… no puedo responder mucho, la verdad es que aún no… - la pitcher no podía responder debido a que era bombardeada por miles de preguntas, pero la campana salvó a la castaña.

- Bien clase, vamos a la sesión de hoy y quiero que abran sus libros de Historia en la página 89.

Las clases se dieron con normalidad, aunque Yomi se preguntó cómo era que la información de su relación con el peli azul salió a la luz.

En el entrenamiento…

Yomi llegó al campo de béisbol y justo miró como las demás notaron su presencia y varias solo sonrieron.

- ¿Q-Que pasa? – la castaña sentía que algo malo iba a pasar.

- Yomi – Ryo fue la primera en acercarse - ¿Por qué no nos dijiste que ya tenías algo con Takamura-san?

- ¿Q-Que cosa? – la cara de la chica se puso roja.

- Yomi, no lo vi venir de ti – dijo Lisa – la verdad es que desde que se conocieron ya sabía que se atraían algo.

- ¿Cómo fue que se enteraron?

- Tamaki nos dijo – al decir, la pitcher miró a su mejor amiga la cual solo se sonrojó un poco.

- ¡Tama-chan!

- Lo siento Yomi-chan, pero es que se me escapó cuando hablamos con Yoshino.

- Pero a la única que se lo conté fue a Ibuki-chan – la estratega miró a su gemela - ¿Qué hiciste Ibuki-chan?

- Bueno… se lo conté a Lisa-Senpai por error.

- Es cierto – dijo la Senpai – y a mí se me escapó cuando le conté a Rei.

- De hecho, ya me había enterado por Nozomi – la capitana miró a la rubia.

- A mí fue que me contó Shiragiku – se excusó la joven Nakamura.

- Y a mí me contó Sumire – la ex campeona de kendo miró a la mencionada.

- Ryo y yo nos enteramos al mismo tiempo – dijo Sumire junto a su amiga.

- Sí, y en una salida con unas amigas de mi clase se me escapó el tema – dijo la campocorto peli azul – al parecer ellas regaron el chisme en la escuela.

- ¿Los noviazgos no están prohibidos? – preguntó la castaña.

- Solo si es dentro del campus en horario de clases, pero si tu pareja es de afuera no hay problema – explicó Lisa.

- Menos mal.

- Bueno, por el momento no deberás preocuparte por tu novio Yomi – río Lisa – pero dinos, ¿Cómo fue que se te declaró?

- Es más, ¿no crees que llevan poco tiempo de conocerse?

- Es que no somos novios todavía – dijo – todo fue un malentendido.

- ¿Entonces no son novios?

- B-Bueno… sí y no.

- ¿Cómo así? – todo el equipo a excepción de Tamaki no entendieron lo que la castaña quiso decir, pero esta tuvo que explicarles todo y al final, comprendieron.

- Entonces están en un periodo de prueba ¿verdad?

- Sí, algo así.

- Pero, aun así, ¡felicidades!

-Solo falta Rei con Romero-san – exclamó Lisa sonrojando al extremo a la capitana del equipo.

- ¡Lisa, no tengo ese tipo de relación con Ángel!

- Pero te gustaría ¿no?

- L-La verdad es que sí… ¡digo, no es lo que creen! ¡S-Solo que me gusta mucho estar con él! ¡No es así como lo quise decir!

- Ya te la delataste.

- Dejando eso a un lado, ¿y Fujii-Sensei?

- Debe venir ya, pero la verdad es que está retardas.

- Ya lo sé, por algo nos pone entrenamientos duros – dijo Ryo junto a Sumire.

- Yo me refería a que se tarda – dijo Nozomi.

- Pero es que a veces es muy exagerada con los entrenamientos que hace, me duelen las piernas cuando terminamos, los brazos no los aguanto a veces.

- Y te termina sudando cada parte del cuerpo.

- Hasta la panocha.

- ¡Ryo! – gritaron todas sonrojadas porque el termino hacia referencia a la zona intima de las mujeres.

- Pero es que es cierto, me termina sudando mucho.

- Pues creo que ahora será sopa de panocha como tú dices Kawasaki-san, Fujita-san, porque los entrenamientos con ustedes serán más duros – la voz de la maestra se hizo presente en el sitio, es más, no sabían cómo es que Fujii había aparecido.

- ¿F-Fujii-Sensei? – ambas chicas estaban con la cara azul del miedo.

- Primero que nada, iniciaremos con calentamiento básico, pero Kawasaki-san y Fujita-san, necesito que ustedes me den 5 vueltas alrededor del campo.

- ¿Q-Que? – ambas jóvenes estamos con los ánimos bajos con solo escuchar eso, pero de ahí, solo se pusieron a hacer las vueltas alrededor del campo.

- Que bueno que no me toca hacerlas a mí – dijo Yomi, aunque luego de decir eso, sintió una mano tomando su hombro - ¿eh?

- Takeda-san, tú también lo harás.

- ¡P-Pero yo no le dije nada!

- Pero estás causando un escándalo en toda la escuela por el romance que tienes con ese chico que vino el otro día a ver el partido.

- P-Pero él no es mi novio todavía…

- Puede ser tu amigo con derecho con el que te acuestes toda una noche, pero por mientras quiero que hagas el mismo entrenamiento que ellas dos – la sonrisa muy tenebrosa hizo que al final Yomi solo hiciera caso y se fuera tras las dos chicas que seguían en lo suyo.

- S-Sí.

El entrenamiento seguiría, con las 3 chidas sufriendo mucho por el entrenamiento infernal de Fujii.

- ¿Y porque está tan feliz Sensei? – preguntó Yoshino.

- Bueno, quise salir con el chico que ha estado conmigo y realmente es alguien muy bueno.

- ¿Así?

- Sí, es buen hombre, bueno para los chistes, tiene buen cuerpo, es bueno en la cama.

- ¿Eh?

- Sigamos con el entrenamiento – Fujii se fue dejando a Yoshino con la duda

Aunque no todo era bueno, porque en Kasumigaoka se llegó el rumor de que el capitán del equipo de futbol tenía un romance con alguna chica que era beisbolista, aunque la verdad es que se decía que no era de la institución, pero cuando estos rumores llegaron a oídos de cierta castaña, esta solo quedó pensativa.

.

.

Continuará…