"Riverso."

Por B.B. Asmodeus.

[+][+][+]


Fandom: How to Train Your Dragon, 1, 2 & 3. Novelas de Cressida Cowell.

Parejas principales: Hiccup/Toothless. Menciones de Hiccup II/Furious. Insinuaciones de Hiccup III/Furious sin corresponder.

Rating: General.

Sinopsis: AU. Hiccup conoció a Furious en vez de a Toothless en HTTYD 1 y posteriormente enfrentaron a Drago juntos en HTTYD 2. Sin embargo, porque algunas cosas ya están destinadas lo quiera Furious o no, llega el día donde Hiccup rescata dragones de las prisiones de Grimmel, ¿y adivinen quién lo sigue a Berk, sospechoso de sus intenciones?

Nota especial: Respuesta #1 al Mini Reto "Amor Dragonezco En Tiempos de Pandemia."

Wordcount: 485.


[+]+[+]

i

[+]+[+]


"¿Todos los dragones están fuera de las jaulas?"

Hiccup asintió ante la pregunta de Furious, en su mente contando el nuevo aproximado de nuevos dragones que recién habían liberado. Gobber pondría el grito en el cielo.

"No hay nada más que hacer aquí, entonces. Vamos." Furious inclinó su cabeza para dejarle treparlo.

Hiccup apagó a Inferno, preparándose para seguir la indicación.

Se detuvo. Justo a centímetros del Seadragonus.

Furious bufó, siempre el impaciente. "¡Hiccup!"

"Creí..." Hiccup era fiel a sus instintos. Y si los vellos de su nuca estaban erizándose en atención era porque alguien estaba definitivamente observándolo. No le compartió la sospecha a Furious. El dragón de por si era bastante paranoico. "Olvídalo. Estoy imaginándome cosas. Salgamos de aquí."

Al volver a Berk, no sólo Gobber le armó un capricho por los problemas de espacio de la Isla para hospedar a tanto refugiado. Valka fue firme en parar los rescates de momento, hasta que los problemas de capacidad fueran solucionados. Hiccup rodó sus ojos, alegó su argumento en contra, pero al final, acordó un trato que satisficiera de momento a la Jefa.

Furious, como siempre, fue fríamente razonable, al reencontrarse con él afuera del Gran Salón.

"Valka tiene razón. Sobre Berk las escamas han superado a las pieles de yak. La sobrepoblación tiene consecuencias para ambas razas, Hiccup. Debemos mantener los números controlados."

"Gracias por el apoyo incondicional. Como siempre, sé que puede contar contigo, trompudo."

"¿Prefieras qué mientas? Perfecto. Agobia tu pequeña isla de más hermanos y hermanas. En poco tiempo la comida no será suficiente para satisfacer a tantos estómagos y dragones grandes comenzaran a comer a los más pequeños—"

"Dioses, Furious. ¡No necesitaba la imagen mental!"

"Es una realidad."

"¿Cuál sería su solución, entonces, oh, gran Sabius Dragonus?"

Hubo una pausa. Furious nunca apreciaba sus bromas, por más brillantes que éstas fueran. Aguafiestas.

Hiccup caminó alrededor del montículo de piedra en el que Furious se había acomodado a reposar, sobando su mentón. Una larga cola negruzca que ya conocía muy bien, jugueteó con el torso del jinete, enredándose en ligeras caricias, que podrían creerse imaginaciones.

-"Ya sabes mi deseo. Mi solución." La voz, esta ocasión, fue compartido por telepatía.

Hiccup rodó sus ojos. "Ya lo hemos discutido."

-"Yo lo he discutido. Tu sólo ríes nervioso y cambias el tema… No desistiré, sin embargo. ¡Hiccup, podemos tejer nuestro propio futuro!"

"No puedo dejar Berk." Hiccup se soltó de la cola de Furious. "Irnos con los dragones a otra tierra no es la solución. Podemos convivir juntos. que podemos."

Furious guardó su silencio, aunque no su perpetuo desdén. Cuando Hiccup rehuyó de su compañía para dar una caminata en dirección de los bosques, no le siguió. Furious lo conocía bastante bien. Estaba consciente que para relajarse después de un mal día donde salía perdiendo en el Consejo, a Hiccup le ayudaba estar solo para re-organizar sus ideas.

Así que.

Hiccup caminó.