"Riverso."

Por B.B. Asmodeus.

[+][+][+]


Fandom: How to Train Your Dragon, 1, 2 & 3. Novelas de Cressida Cowell.

Parejas principales: Hiccup/Toothless. Menciones de Hiccup II/Furious. Insinuaciones de Hiccup III/Furious sin corresponder.

Rating: General.

Sinopsis: AU. Hiccup conoció a Furious en vez de a Toothless en HTTYD 1 y posteriormente enfrentaron a Drago juntos en HTTYD 2. Sin embargo, porque algunas cosas ya están destinadas lo quiera Furious o no, llega el día donde Hiccup rescata dragones de las prisiones de Grimmel, ¿y adivinen quién lo sigue a Berk, sospechoso de sus intenciones?

Nota especial: Respuesta #3 al Mini Reto "Amor Dragonezco En Tiempos de Pandemia."

Wordcount: 517. Me pasé otra vez D:


[+]+[+]

iii

[+]+[+]


Hiccup se levantó hasta permanecer sentado, sus piernas flexionándose sobre el pasto. Una brisa acarició su rostro, con ella trayendo el aroma a sal de mar. Hiccup achicó sus ojos, buscando por cualquier rastro…

"Hueles Alfa."

El gorgoreo apareció a sus espaldas. Hiccup se inmovilizó de nueva cuenta.

La aspiración, profunda, casi meditativa, se repitió. Hiccup se estremeció con el revoloteo causado a los cabellos de su nuca. Sintió la respiración del nuevo ser sobre su piel.

"¿T-Te refieres a Furious?" Aclaró su garganta. "Que no te sorprenda, pasamos mucho tiempo juntos. Soy su jinete, después de todo. ¿Lo conoces? ¡Es el Alfa de la manada en Berk! Es único en su clase, un Seadragonus Giganticus Max—"

"Gigante Lagartija, más bien."

Esta vez, Hiccup resopló escandalosamente. "Es de… mediano tamaño, todavía. ¡Crece cada año! Sé que algún día será de un tamaño que superará la Isla misma… Pero, por ahora, me permite volar con él, y siempre me sentiré honrado por la oportunidad."

"Furious, nunca Domesticado por da-wingless."

Hiccup tragó saliva. "¿Qué? ¡No! No es, para nada mi intención domesticarlo. Furious y yo somos-"

"Es lo que Dice. En Susurros. Planea Libertad. Furious nunca Domesticado, dicen Susurros."

Algo vital se estaba perdiendo en la traducción de dragonesse al nórdico. ¿Susurros? ¿A qué se refería el dragón con eso? "Furious es mi amigo. Nunca lo consideraría una mascota. Hemos peleado juntos contra un sinnúmero de adversarios en los últimos cinco años. ¡Como iguales! ¡Créeme, él sabe que daría mi vida por él, sin pensarlo dos veces!"

Su nuca fue empujada con suavidad, como una discriminación a sus palabras.

"Oh, vamos." Hiccup giró su cuerpo entero, harto del misterio. "Basta de tanto suspenso. ¿Acaso eres alérgico al contacto…"

Oh.

Oh, Dioses.

"…visual?"

El mentón de Hiccup, colgó del asombro.

Una planicie de escamas negras, inundó su visión. Hiccup no supo qué mirar primero—Si la gruesa textura de cicatrices, o las marcas de batalla decorándola. Marcas que debían esconder historias no muy agradables.

Dos grandes ojos verdes, adelgazándose a dos líneas agudas, chocaron contra su mirada. Una quijada, abriéndose en preludio, le reveló la anchura de ésta.

Hiccup tragó saliva, muy tarde, percatándose de lo que estaba por suceder. "Whoa, no. ¡Espera!"

El rugido fue un estruendo más poderoso que la peor tormenta que alguna vez había golpeado a Berk. Pasmado, Hiccup cubrió sus oídos, sintiendo las vibraciones hasta el último dedo de su pie.

Dioses, oh Dioses! ¡Estoy por convertirme en comida de un Nightfury!

Un Nightfury.

La Descendencia Impía del Rayo y la Muerte Misma.

Sus tímpanos no apreciaron el maltrato. Cuando silencio reinó por Raven Point, Hiccup no estuvo seguro si se debió a que ya no estaba en el plano de los mortales, o porque simplemente había perdido el sentido.

Lentamente, Hiccup destapó sus orejas. Levantó su rostro, su corazón latiendo como oveja siendo arrojada al aire durante los torneos.

Se encontró a solas.

De acuerdo.

Seguía vivo. Genial.

Hiccup se levantó en rodillas temblorosas, dispuesto a irse directo con Valka.

Dio su primero paso.

Y cayó en picada, directamente de regreso al suelo.