Scarlet luchaba contra el agarre de Twinkle con todas sus fuerzas, pero no importaba lo que hiciera, la Princesa de las Estrellas se negaba a soltarla o incluso a quitarle su mordaza improvisada.

Twinkle no entendía, Haruka no estaba en su mejor juicio, no había duda en la mente de Towa que Haruka podría atacar a su hermano, sin importarle que Twinkle o Mermaid pensaran lo contrario.

Twinkle y Mermaid no ha visto con sus propios ojos el control que la oscuridad tenia en una persona, por lo que podía perdonarles su ignorancia e ingenuidad en la citación.

Pero Towa no podía permitirse eso.

Ella sabia como la oscuridad podía corromper la mente de alguien, incluso al punto de atacar a tus propios seres queridos.

Tal como ella hizo cuando era Twilght.

Ella jamás se podría perdonar el como casi quema vivo a su hermano, la persona con la que estaba más cerca en todo el mundo. En todo el universo.

Ella nunca en su sano juicio hubiera hecho lo que hizo como Twilight, nunca hubiera hecho nada de lo que Twilight hizo si no hubiera estado controlado por la oscuridad.

Por eso debería detener a Haruka antes de que lastimara a su hermano. Debía evitar que cometiera el mismo horror que cometió ella.

Ya despues se aseguraría de que Haruka no se culpara por sus acciones, no estaba consciente de lo que hacía por lo que no podía culparla, estuvo en el mismo barco que ella por lo que podía entender el sentimiento de impotencia que la castaña debería al recuperar el control.

Incluso si muy en el fondo estaba decepcionada de que Haruka se hubiera dejado caer en la oscuridad…

Pero no, Haruka tampoco tenia la culpa de verse tentada por ver el lado del mal. Si ella, una Princesa de la Esperanza cayo ante tales fuerzas oscuros, esas fuerzas malvadas y corruptas, ¿Cómo podía esperar que alguien como Haruka pudiera soportarlo?

No había forma de excusar tal descaro en su mente, por lo que solo podía esforzarse en que Haruka no se traumatizara al despertar del control y ver la destrucción que había ocurrido.

Pero Twinkle seguía manteniendo un agarre de hierro sobre ella y Mermaid se mantenía cerca, Buble en su Princess Rod, con la clara intención de atraparla en una burbuja si lograba escapar.

Towa debía felicitar a sus amigas por el pensamiento rápido para atraparla, pero no entendían la situación, por lo que ahora no podía centrarse en tales pensamientos de orgullo hacia sus amigas.

Towa claramente no saldría con fuerza bruta, debía esperar alguna distracción, no, debía causar una distracción en sus compañeras para separar a Kuroi de su hermano.

Los pelos en la parte posterior de su nuca se erizaron al ver que Kuroi se estaba agachando sobre su hermano y se movió mas erráticamente en el agarre de Twinkle. ¡Kuroi planeaba lastimar a su hermano! ¡¿No podían verlo?! ¡Debian detenerla antes de que fuerza demasiado tarde!

Pero sus gritos fueron amortiguados por la mordaza improvisada y todas ignoraron sus movimientos y sus patadas para salir del agarra de Twinkle.

- ¡¿Por qué no he podido soltarme ya?! -Towa pensó frustrada al haber intentado patear a Twinkle pata liberarse de su agarre, pero no hacia surtido efecto-

Towa no noto como Twinkle no la tenia agarrada de una forma simple, la Princesa de las Estrellas estaba usando una técnica para inmovilizarla que había aprendido de su madre, pero en la mente de Towa, este conocimiento no existía, por lo que solo puedo estar confundida al respecto.

Towa solo pudo volverse más errática a cada segundo que Kuroi se acercaba a su hermano ¡Y nadie hacia nada!

¡Ni siquiera la estaban dejando salvarlo!

Mientras seguía luchando en el agarre de su compañera princesa, noto como el paraguas de Kuroi empezó a soltar un liquido espeso de color purpura repugnante y este empezaba a deslizarse rápidamente por el suelo de metal, burbujas explotando silenciosamente dentro del liquido mientras se expandía por el suelo.

Towa no se hubiera alarmado mucho por esto, hasta que noto con alarma como el suelo comenzaba abrirse despues de que el liquido estuvo por unos segundos en el metal.

Towa se movía mas frenéticamente en su agarre de ser posible.

¡Esa cosa podía derretir el metal!

¡Si ese liquido tocaba a su hermano podría realmente matarlo!

Sus movimientos llamaron la atención de sus amigas, pues se estaba moviendo más erráticamente que al principio.

-Escarlata, calma. No quiero tener que dejarte inconsciente en esta-situaciónTwinkle amenazó a su amiga, no queriendo lastimarla, pero tampoco queriendo que dicha amiga de cabeza dura, causara más problemas que bien por actuar sin pensar-

-Escarlata, por favor calmarte. Kuroi no le hará nada a Kanata. Si hubiera querido lastimarlo, ya lo hubiera hecho -Mermaid miro a la Princesa de las Llamas, recordando como actuaba Flora cada vez que veía algo que no le gustaba-

Pero Scarlet las ignoro y siguió luchando contra el agarre de Twinkle. Sin quitar la mirada de la pareja a unos metros de ellos.

- ¿Qué le pasa? Esta actuando muy extraño -Gelato comento bruscamente, cansada de ver la actitud de la princesa de nacimiento-

-Esta muy preocupada por su hermano. Ella tiene una… historia con una situación similar, por lo que reacciona así debido a eso -Mermaid suspira, algo avergonzada de la actitud poco profesional de Scarlet-

-Puedo comprender que este preocupada por su hermano, pero no veo porque no debería tener confianza en su líder -Rouge pregunto enarcando una ceja escéptica-

- ¿Tiene que ver con la situación que mencionaron? -Mint pregunto-

-Bien… Lo de Flora es difícil de explicar. Por lo que lo resumiremos en la, situación que tampoco podemos decir por que es bastante personal para Scarlet -Twinkle explico sin soltar ni un poco el agarre sobre Scarlet-

- ¿Personal o porque tiene que ver con el tiempo? -pregunto Rouge-

-Ambas -respondieron las Princess Precure a excepción de Scarlet, la cual no hacia dejar de forzarse ni un segundo-

-Bueno, no es -Rouge se interrumpio a si misma al captar algo, sus compañeros se dieron cuenta inmediatamente del cambio-

-Rouge ¿Que sucede? -Aqua pregunto, su pose tensa al estar esperando un ataque de algún lado-

-Este olor… -Rouge murmuro, su nariz moviéndose un poco mientras cerraba los ojos- ¿Por qué de repente huele a hortencias?

Fue así cuando finalmente Rouge miro hacia donde estaba la Princesa de las Flores envenedas y ensancho sus ojos ante el liquido purpura que estaba abriendo un agujero bastante grande en el piso de metal.

Estaba derritiendo un agujero en el piso de metal .

-Oh mier… ¡Todos miran hacia allá! -hablo alto, pero no muy fuerte para evitar llamar la atención de Kuroi, ahora más que nunca-

Confundidos, pero confiando en el juicio de la Segunda al Mando mas antigua, las Precure miraron hacia la dirección, y abrieron sus ojos como platos.

- ¡E-El veneno t-tiene a-acido! -Gustard chillo, los pelos de su cola erizándose al ver como el metal se derretía ante el líquido purpura-

-Si esa cosa nos toca estamos muertas -Gelato maldijo poniéndose en frente de Gustard-

-No hay de que preocuparse, nuestros poderes nos protegerán del ácido -Milky Rose dijo con confianza apuntando a su traje otorgado por la transformación-

-Nuestras "armaduras mágicas" tienen un límite. Y yo no quisiera arriesgarme a saber cuál es ese límite -Chocolat miro con aprensión el veneno con acido que derretía el piso de metal-

Milky Rose abrió la boca para objetar, pero Aqua la interrumpio.

-Chocolat tiene razón, nuestros poderes solo pueden aguantar tanto un ataque. ¿Recuerdas nuestras heridas de cuando luchamos contra el Director de Eternal? -Milky Rose se estremeció- Entonces, será mejor que todas tengamos cuidado.

- ¿Como se supone que lucharemos contra alguien que expulsa acido que derrite metales? -Lemoneda miro nerviosamente el piso derretido, que ya tenía un agujero de dos metros o más que mostraba un aparente segundo piso subterráneo debajo de ellas-

Antes de que Rouge, Mermaid o cualquiera de ellas para variar, pudiera responder, fueron interrumpidas por un grito ahogado a un lado de ellas.

- ¡Scarlet, espera!

Todas las Precure se dieron vuelta para ver con horror como la Princesa de las llamas hacia honor a su nombre y soltaba un torrente de llamas hacia la figura oscura de su amiga de espaldas a ella.

Solo hubo un pensamiento colectivo en la mente de todas.

" Estamos tan jodidas ".

...

Kuroi miro atónita como el cuerpo del Príncipe de Hope Kingdom caía después de recibir una llamarada de llamas por ella.

Una jodida ráfaga de llamas que le hubiera dejado quemaduras de tercer grado si no fuera por que su gabardina actuaba como una armadura mágica.

Eso, obviamente, no significa que no hubiera tenido herida debajo de la gabardina, hay un límite para las "armaduras mágicas de tela". Kuroi misma era una prueba muy real de eso.

Diablos, incluso con una armadura mágica, no había manera de no que sintieras el dolor del fuego lamiendo tu espalda y quemando tu piel.

Pero el príncipe no le había importado eso, él se lanzó sabiendo que sentiría todo el dolor. Solo para evitar que Kuroi lo sintiera.

Kuroi sabía que el príncipe estaba al tanto de los límites de su armadura de tela que era su gabardina, ella lo había visto en su encuentro con Twilight, el mismo se lo había admitido despues de recuperar sus recuerdos.

Pero aun así, se lanzó para protegerla a ELLA de todas las persona en ese jodida pasillo

" Quiero abrazarte, quiero matarte.

Te voy a regañar hasta que nunca puedas escuchar el final, te mimare hasta que te sientas un niño de nuevo.

Quiero golpearte, ¿ Puedo besarte ? "

La cabeza de Kuroi se volvió peor de ser posible, si antes era un dolor de cabeza ahora era un caos.

" Por supuesto que sí, solo tú causas que sea un desastre de esta manera. Te odio. Te amo ".

Kuroi podía sentir que el mundo se tambaleaba a su alrededor, los bordes de su visión se veían borrosos, sintió que estaba parada sobre un colchón. No podía mantener el equilibrio a pesar de estar sentada.

Kuroi solo quería poder pensar con claridad.

Pero no podía, su mirada seguía clavada en el príncipe herido frente a ella y por cada segundo que no apartaba la mirada más caótica se volvía su cabeza.

Una de sus sienes exploto en dolor y ella se llevó una mano a la sien, un ojo cerrándose por el dolor masivo que venía de un lado de su cabeza.

Oh por dios, morir ahora sonaba más pacífico que esto.

Unos gritos sonaban a su lado y ella volteo para ver quienes eran los causantes de la migraña que estaba segura que era su cabeza ahora mismo.

- ¡Oni-sama! -Scarlet grito intentando ir hacia su hermano, pero Twinkle la detenía using sus brazos para inmovilizarla nuevamente, pero parada esta vez- ¡Suéltame Twinkle! ¡Tengo que ver si Oni-sama está bien!

- ¡Ahora no es el momento de eso! ¡Te dijimos que no atacaras a Kuroi! -Twinkle grito hacia la errática Scarlet, furiosa con la princesa por haber atacado a su amiga cuando le he dicho explícitamente que no lo hiciera-

- ¡Ella iba a lastimar a mi hermano! ¡Tenía que hacerlo!

- ¡¿Y que tan bien resulto eso ?!

- ¡No se suponía que el la protegería!

- ¡Es Kanata, abnegado de su propio bienestar y amor insufrible por Flora! ¡¿Cómo diablos no iba a protegerla si podía ?!

- ¡LLAMADA!

El grito de Kuroi silencio todas las discusiones que estaban concentrándose en la Princesa de las llamas y Kuroi obtuvo más de una docena de ojos en su persona.

Su cabeza seguía palpitando, pero ella aún se las arregló para pararse con ayuda de su paraguas.

Si las demás Precure notaron su dificultad para pararse o lo ignoraron muy bien o necesitaban un serio entrenamiento sobre análisis corporal.

De cualquier forma, a Kuroi no le importaba, ella solo tenia ojos para la Princesa de las Llamas.

No sabe como se las arreglo para que su voz sonara dulcemente almibarada, pero lo hizo.

-Se puede saber, ¿Por qué lanzaste un torrente de llamas con tu hermano cerca? -Kuroi pregunto lentamente, sus ojos buscando los de la Princesa de las Llamas-

La pelirroja en realidad tuvo la audacia de mirarla duramente con sus ojos rojos.

Kuroi sintió una contracción en uno de sus ojos.

- ¡Ibas a atacar a Oni sama! ¡No podía permitir eso!

- ¿Eso justifica el torrente de llamas? Pudiste literalmente haber usado cualquier otro poder menos letal, como Hanabi o pedirle ayuda a las otras Precure con poderes más útiles y menos letales que un maldito torrente de llamas.

- ¡No se suponía que él se lanzaría para protegerte! ¡No entiendo por qué lo hizo!

- ¡¿Eres estúpida o te haces?!

Scarlet cerro la boca al escuchar el cambio en la voz de Kuroi. La voz de la peliblanca paso de sonar dulce a llena de rencor en un segundo.

- ¡¿Como puedes decir que no entiendes por que se lanzo y luego decir que lo conoces ?! ¡Se supone que eres su maldita hermana! ¡Deberías conocerlo mejor que nadie! ¡Pero aquí me decepcionas nuevamente al ver que ni siquiera entiendes a este idiota abnegado por el bien de dios! -Kuroi hizo un gesto brusco hacia el peli lila inconsciente en el suelo- Has estado diciendo "Oh extraño a mi oni-sama" "Oni-sama estaría feliz por tal cosa" "Oni-sama bla blaa" ¡Y un cuerno! -la pose de Kuroi se relajó despues de gritar eso ultimo- Ni siquiera sabes lo que le gusta realmente a Kanata ¿Verdad?

- ¡Por supuesto que lo se! ¡Es mi hermano! ¡Lo conozco mejor que nadie!

-Fuera de las cosas que hace contigo.

Scarlet abrió la boca, pero no salió ningún sonido.

-Me lo imagino. Ahora, te hare una sola pregunta, y esta pregunta puede salvarte de que te la paliza de tu vida si la responde bien -Kuroi ignoro como su sien palpito dolosamente a favor de hacer la pregunta- Con quien esta mas cerca Kanata, ¿Su madre o su padre?

Detrás de ellos, Elentari se atraganto con su saliva, pero fue debidamente ignorada.

Towa miro confundida a la peli blanca frente a ella, e ignorando el apretón que una pálida Twinkle le hizo detrás de ella, respondió con una mirada de confianza.

-De mis padres, mi hermano esta mas cerca de mi padre. Siempre los he visto pasar tiempo juntos en privado como padre e hijo.

Detrás de ellos, Elentari se puso la mano en la cara.

Hubo unos momentos de silencio, Towa, que mantuvo la mirada de confianza, comenzó a volverse cada vez más incómoda cuando unas risitas vinieron de Kuroi.

Las risitas pasaron a risas mas fuertes y luego carcajadas espeluznantes en unos segundos.

-WUAHAHAHAHA Oh dios, realmente no conoces a tu llamado a "hermano" -Kuroi siguió riéndose, agarrándose los costados mientas se inclinaba hacia adelante- Oh dios, casi siento pena por tu ingenuidad, honestamente, tanto para el título de "Princesa de la Esperanza ", ¿verdad? -ella dijo con burla-

Scarlet se llenó de indignación al escuchar la burla hacia su legado, e ignorando el apretón de advertencia cada vez más fuerte de Twinkle, ella exclamo.

- ¡No te atrevas a insultar mi legado de nacimiento! ¡Yo conozco a mi hermano mejor que nadie! ¡Es la persona con la que más cerca estoy! ¡No tengo por qué escuchar a una niña que solo juega a ser una princesa e ignora todo el trabajo detrás del título!

Kuroi se encogió de hombros y sonrió ladinamente.

-Me lo han dicho peor.

Las mejillas de Scarlet se sonrojaron de furia.

-Mi hermano debería haberse alejado de ti desde el momento en que entraste a escena.

-Se lo dije la primera vez que nos vimos en persona -Kuroi se apoyo en su paraguas, su postura aparentaba aburrimiento, pero solo el mas observador podria notar la tensión en sus hombros y la posición preparada de sus pies. Su dolor de cabeza estaba aumentando y los gritos de Scarlet no estaban mejorándolo-

- ¡La familia Haruno es una vergüenza para la sociedad si crían a alguien como tú!

El paraguas se levanto de golpe y los ojos de Kuroi brillaron con furia.

-Nunca -su voz sonaba muerte y todos se congelaron al escucharla- Solo te lo diré una vez. Nunca. Jamás. En tu vida, vuelvas a insultar a mi familia de nuevo -Kuroi gruño, sus colmillos mostrándose ante todos- Una cosa es insultarme a mi y otra muy diferente a mi familia. Hazlo de nuevo y no volverás a tener la calidad de hablar.

Scarlet parecía ser muy audaz o muy estúpida para todos los presentes, por que volvió a abrir la boca.

-Mi hermano estaba equivocado al llamarte una princesa.

Se escucho un crujido, que todos supusieron que fue la paciencia de Kuroi, por que todo su cuerpo, junto con su paraguas, comenzaron a expulsar un aura rosa fuerte mezclada con purpura. Su sombra moviéndose errática alrededor de ella.

-Suficiente, he tenido suficiente -cerro sus ojos con fuerza y aprete el mango de su paraguas- Ya no puedo escuchar más esta tontería. Ya no quiero jugar más este juego. Solo vete. Vete. Vete. ¡VETE! -movió su paraguas en un arco y sus flores, junto con una ráfaga de ese veneno purpura se lanzaron a todos los presentes en forma de una ola del tamaño de todo el pasillo, sin darles tiempo a reaccionar-

Todos gritaron cuando el veneno y las flores los agarraron, algunos desaparecieron por el pasillo y otros tuvieron la desgracia de ser arrastrados hacia al agujero del piso.

Pero a Kuroi no le importaba, ella solo se agacho llevandose las manos a la cabeza, su cabeza palpita furiosamente despues del enfrentamiento de palabras con Scarlet.

Ella ignoro como sus flores también se habían llevado el cuerpo de Kanata lejos de ella.

Ella sin duda tampoco se dio cuenta como el aparato plateado con luz azul soltaba chispas a un lado de su sien, parcialmente oculto por su cabello y sus moños rosas.

Ella solo quería que su cabeza se calmara.

Ella solo quería paz.

Quería una mente en blanco.

Pensar con claridad, sin querer explotar a los segundos

¿Era tanto pedir?

Mientras seguían caminado entre los interminables pasillos grises. Honoka no pudo evitar comparar el gris como la unión perfecta entre el blanco y el negro.

Pero al mismo tiempo, el gris era un color tan muerto comparado con el Blanco o el Negro, dos colores tan diferentes entre sí, pero tan vivos e independientes a pesar de todo.

Honoka no era como Nagisa. Y eso era algo de lo que estaba dolorosamente consiente.

Cuando descubrieron como hacer que Mipple y Mepple durmieran en la escuela, Nagisa aprovecho cada minuto para decirle de sus inseguridades con respecto a la situación de las Precure.

No es que Nagisa no quisiera ayudar, pero la forma egocéntrica en la que hablaban los seres del Jardín de la Luz sobre ellas, a pesar de que literalmente no hacían nada más que estar ahí, y ellas hacían todo el trabajo duro (no es que Honoka se quejara, apreciaba que alguien esté ahí con ellas) y básicamente parecían criticarlas solo por ser humanas del Jardín del Arcoiris, de la Tierra.

A pesar de que los ítems las eligieron independientemente de los deseos del jardín de la Luz.

Honoka era inteligente, eso era algo que ella sabía muy bien. Siempre había notado como las situaciones afectaban a las persones. Hechos y reacciones. Causa y efecto. Sencillo.

Pero las emociones no eran simples.

Honoka nunca tuvo amigas realmente. No era exactamente la persona más social. Capaz de vincularse con cualquiera con el que hablara como Nagisa.

Simplemente no era tan simple. No era Blanco y Negro como decían los textos. Las emociones eran complicadas.

Y eso solo podía explicar el por qué decidió guardarse sus inseguridades de las declaraciones de sus aliados del Jardín de la Luz e intentar razonar con Nagisa para no hacer un gran problema al respecto. Podría ser un malentendido, despues de todo. Un choque cultural, nada realmente grave. Nada que justifique juzgar a sus aliados de otro mundo con tanta dureza como Nagisa quería hacer.

… Hasta que vio con sus propios ojos como Mepple no comprendía el poder de Black.

Cuando el Jardín de la Luz dijo que estaban luchando contra la "oscuridad" y querían "derrotarla". Ella pensó que se referían a la Influencia de la Voluntad del King Haaku. Sus malas intenciones hacia toda la vida en general.

No literalmente el poder oscuro. La energía oscura.

Honoka nunca había comprendido porque muchos decían que la oscuridad y las sombras eran malvadas. Siempre vistas como mal augurio, mientras que la luz como una santa salvadora.

Ella solo podía pensar en cómo la luz quemaba los ojos de alguien y solo la oscuridad podía sanarlos.

El cómo el sol te quemaba la piel y la sombra te mantenía fresco y tranquilo.

Asia mismo. Tampoco tenía en un pedestal a la oscuridad. La gente se perdida en lugares oscuros y solo un poco de luz los ayudaba a ver mejor.

Y muchos otros ejemplos.

Solo eran energías que se complementaban. Ni buenas ni malas. Solo estaban ahí para equilibrar la Causa y Efecto. Siempre fue así para Honoka.

Y la Magia Precure pensar lo mismo. La existencia del poder de White y Black como Emisarias de la Esperanza era la prueba fe digna de ello.

Black siempre tuvo poder oscuro en ella. Ni siquiera era algo que intentaran ocultar. Literalmente, su poder era un rayo negro. Un rayo oscuro.

No había mucho que pensar sobre eso.

Los enemigos luchaban con el poder de la oscuridad, el mismo poder que Black, la única diferencia era voluntad de quienes los usaban y la intención de lo que querían hacer con ella.

Por eso White siempre pensó que Mepple y Mipple querían destruir la voluntad del Rey Haaku quien usaba el poder oscuro para el mal.

No que literalmente querían "borrar" la oscuridad.

A veces se pregunta, si por eso las Piedras Prisma se permitieron tomar tan fácilmente por el Rey Haaku y sus subordinados.

Desde que Illkubo pudo hacer que las Piedras volaran a sus manos, siempre pensó que era por que las Piedras veían más peligro en estar en el Jardín de la Luz que en el Reino Oscuro.

Como Nagisa se sintió cuando fueron.

Ella y Nagisa sabían que las Piedras eran ítems Precure. Ítems con bastante poder. No tenían voluntad propia como sus transformadores, pero parecían actuar acorde a las voluntades de quienes los poseían. Las intenciones en general. Sus razones.

Y las piedras se dejaron atraer hacia el subordinado oscuro.

Antes se preguntaba por eso, se rompía la cabeza intentando comprender por qué las Piedras veían que los seres que querían destruir su mundo y el Jardín de la Luz tenían buenas razones para hacerlo.

Pero luego conoció a Kiriya.

Y todo su mundo se volteó. No no. Sería más correcto decir que finalmente comprendió porque las piedras fueron tan fácilmente hacia ellos.

Lo hacían para sobrevivir.

Y esa era una buena razón, por mucho que sea difícil de aceptar. Era la verdad.

Intentar sobrevivir nunca era algo malo.

Ella desconocía la cosa exacta del porque debían sobrevivir, pero parecía ser algo genuino y muy peligroso para que las piedras reaccionaran.

Entonces… Eso dejaba en duda las razones de Mepple y Mipple. Literalmente, no les gustaba estar escondidos en ellos.

Cuando las Piedras se escondían fácilmente en ellas mismas. Sus bolsos o esa vez en la que literalmente entraron en sus cuerpos (Fue raro y ambas acordaron no decirles a sus aliados, no es que el Hechizo de Silencio les haya dejado inclusolo)

Así que… Las Piedras no veían buenas razones para quedarse con Mepple y Mipple o el Jardín de la Luz en general.

Pero… Ella aun debía salvar su mundo. Y una pelea con sus aliados no era beneficioso para ese objetivo. No importa cuánto Nagisa haya intentado disuadirla de lo contrario. Al final, Nagisa misma aceptaba que no les convenia pelear por eso, cuando llegaron a esa conclusión, simplemente estaba ese presentimiento de que no era el momento.

Y como líder, Nagisa estaba muy vinculada con ese tipo de instintos. Ya sea Precure o no.

Fuera lo que fuera, los subordinados y Kiriya querían sobrevivir, pero el Rey Haaku claramente no tenía una razón muy noble, si las Piedras solo se acercaron a sus subordinados y no a el mismo, era algo por lo que decir.

Entonces, tuvo que terminar con la batalla, ignorando sus inseguridades al respecto, como de costumbre.

Al final, fue solo una batalla para ver quien sobrevivía.

… Luego llegan aquí. Mepple le dice que la oscuridad es malvada y que las Precure nunca la tuvieron.

Honoka ahora entiende por qué las Piedras no querían estar con Mepple y Mipple.

Ella no las culpaba en absoluto.

Una voz a su costado la saco de sus pensamientos.

-White, ¿Por qué no intentas usar tu electricidad para apagar la energía del laboratorio? ¿No sería más rápido que buscar la caja de fusibles? -Luminiose pregunto, las hadas en sus brazos mientras caminaban-

-Es por que los cables principales están en la Caja de fusibles, si lanzo mi electricidad aquí solo ocasionaría que se quemaran las luces, no la energía de los computadores, que es lo que estamos buscando.

-O siempre podríamos encontrar un puerto de salida al azar y hacerlo desde ahí -Hime comentado desde su lado al haber escuchado la conversación-

-O eso -White sudo ante la sugerencia de la Precure azul, no la había tomado por una causante del caos, al menos no de ese nivel- Pero no hemos encontrado un puerto de salida por el momento, por lo que deberemos seguir buscando la caja de fusibles. En mi experiencia, debería estar en alguna sala de mantenimiento, los laboratorios dependen de una sala aparta para instalaciones como estas.

-Sin embargo, podrían tener un generador de emergencia, ¿Que hacemos si ese resulta ser el caso? -Iona pregunto mientras caminaba, su expresión manteniéndose en su semblante usual-

White aplaudía el acto que estaban creando. En verdad, ya había discutido el plan mientras estaban en el bosque, pero muchas estaban seguras de que cámaras escondidas, por lo que pensaron en hacer creer a los científicos que apenas estaban entiendo un plan, al hablar dentro del laboratorio sabiendo que habría cámaras en algún lado observandolas.

Honoka había estado en laboratorios antes, sabía que estaba lleno de pasillos, por lo que no fue una sorpresa el escenario en el que estaban.

Ni lo era para nadie cuando explico lo que seguramente encontrarían al entrar al laboratorio. Su zona de guerra actual.

White era una fuerte creyente del refrán "La mejor mentira es la que esta mezclada con la verdad" e iba a poner en práctica cada lección de actuación que había tenido desde la obra de Romeo y Julieta con Nagisa.

-Mi electricidad y la de Black no es como los poderes eléctricos normales -ella levanto su mano mirándola- Nosotras podemos sentir a donde va nuestra electricidad y también podemos sentir otras fuentes de energía cercanas a ella. Pero solo podemos sentir otras fuentes de electricidad, ya que es nuestra base energía. Si tuvieras una base de viento, por ejemplo, podríamos haber sentido cuando se abrió el portal, pero como los portales se basan en energía espacio-tiempo….

-No tenían forma de sentir los portales, comprendo -Iona asintió- Los poderes Precure son más complicados de lo que pensé originalmente.

Todas las Precure experimentadas suspiraron colectivamente, dándole la razón a la Precure morada.

Se quedaron en silencio otros momentos y siguieron caminando. Mientras seguían avanzando el pasillo no había cambiado, había tenido que tomar otros cruces, pero fuera de eso realmente no había nada digno que mencionar.

Algunos de ellos estaban casi seguros de que ya deberían haber llegado a por lo menos una habitación.

Algunos juraban que ya han pasado algunos caminos, pero como todos se veían iguales realmente no tenían nada para confirmarlo.

Solo basto otros segundos para que alguien hablara sus quejas.

-Oh por el amor de… ¡¿Cuándo va a pasar algo interesante ?! -Regina se quejó alzando sus brazos con frustración-

Sus suplicas fueron respondidas por el Lovely Pad, el Diary Precure, el Splash Star Commune comenzando a brillar en frente de las Segundas al Mando.

Solo hizo falta una lectura para que todas jadearan y comenzaran a sacar sus ítems de transformación.

-Encontraron la ubicación de las líderes, la ubicación está en los ítems de información, solo tenemos que seguir el punto que el mapa señala -White hizo una pausa, parpadeando al darse cuenta de que, de alguna manera, ahora tenían un mapa del laboratorio que antes no estaba ahí, pero negó con la cabeza a favor de seguir con las órdenes- Recomendaría que usemos el Lovely Pad para una mejor dirección.

-Entendido -Diamond asintió seriamente pasándole la tableta a la líder principal-

-Los aliados se quedan aquí, en caso de que pase algo, les dejaremos un ítem de información para que se sepan dónde estamos -White le tendió el Diary Precure a Michiru- El Diary Precure puede parecer un cuaderno normal si no se mira detenidamente, por lo que creo que es mejor dejárselos a ustedes.

Michiru miro sorprendida como se lo daban tan fácilmente, pero asintió seriamente, tomando el cuaderno con determinación.

-Haremos nuestro mejor esfuerzo por si algo sale mal. Pero espero que no. Buena suerte.

Asintió blanco hacia la peli roja y miro al resto de los aliados.

-Confió en que si algo paso, puedan ayudarnos. Confió en ustedes, por favor no me defrauden.

Todos los aliados asintieron seriamente. Regina bombeo su puño con determinación.

-Salven a Mana y denle una patada en el trasero a esos idiotas científicos.

White casi se rio de la declaración de la rubia, pero la seriedad de la situación le gano por lo que solo pudo asentir agradecida por el apoyo.

-Gracias. ¡Todas andando! -se dio la vuelta comenzando a correr por el pasillo-

- ¡Entendido!

Las Precure salieron corriendo por el pasillo, dejando atrás a sus aliados que rezaban porque todo saliera bien.

...

El hombre sonrió al ver como las Precure corrían hacia el mismo punto desde diferentes direcciones. Sus lentes reflejaban los monitores ocultando cualquier emoción de sus ojos, una sonrisa pintándose en su rostro.

-Ha llegado el momento.

...

Un guante se ajustó en la muñeca pálida. Detrás de la persona, la mujer dentro de la capsula hacia presencia en la habitación de forma silenciosa. La persona cerro los ojos por un momento, concentrándose en la presencia de la persona detrás de ella, luego volvió a abrirlos, brillando determinados.

-Bien… Es el ShowTime.


La hortensia (Hydrangea) es muy popular por sus hermosas flores azules, violetas o rojas. ... Sus hermosas flores blancas o rosas llaman a engaño: son sumamente venenosas , como también sus hojas, tallos, ramas y semillas. O sea, toda la planta es un peligro.