Mi primera historia, no es lo que yo esperaba pero mi musa no me dejaba en paz. Espero les guste y espero sus opiniones

Advertencia: Muerte de un personaje, levemente AU.

Resumen: En el Valle Godric, hay un cementerio famoso por las personas enterradas ahí, pero entre dos tumbas descansa una más pequeña que no estaría si no fuera por el Gran Albus Dumbledore.


R.I.P.

- "No se supone que terminara así" – Dijo una voz con pesar y lágrimas contenidas en sus ojos azules mientras miraba la pequeña tumba entre 2 más grandes.

- "Es muy tarde para lamentarse Albus" – Contestó otra voz con pesar en sus palabras pero con una nota de resignación en su tono; como aquel que sabe su destino y se resigna al mismo.

- "Eran su familia, la única que le quedaba" – Dijo Albus Dumbledore con incredulidad en su voz, mientras dejaba caer las lágrimas que tenía contenidas durante el entierro.

- "Tú y yo somos el testimonio vivo que la familia no es un campo de paz" – Contestó Aberforth Dumbledore mientras su mirada se perdía un poco más atrás del sitio donde estaban – "solo mira las tumbas de nuestros padres y nuestra hermana. Ninguna familia es perfecta, tienen fallas como todo en este mundo. Negar esa verdad es lo que te ha llevado hasta aquí."

- "Tal vez tengas razón… pero pensé…"

- "… ¿que podían aceptarse?" – Dijo con cansancio y molestia en su voz – "Mirame Albus" – Exigió Aberforth. Dos pares de ojos azules se conectaron, con pesar en unos y resignación en los otros – "Nosotras somos el ejemplo más claro que la familia no siempre es la mejor opción para perdonar o aceptar lo que ha acontecido en vida. ¿O es que lo sucedido en este pueblo no te enseñó nada?"

Albus apartó la mirada llena de lágrimas mientras recordaba su pasado.

A su padre, Percival Dumbledore, un hombre que amo, nutrió y siempre los protegió. En su dolor fue juez y verdugo por el daño hecho a su familia y al final murió solo en una isla rodeado de criminales y Dementores.

A su madre, Kendra Dumbledore, que perdió la vida por su familia. A pesar de las dificultades que sobrevinieron por las acciones de su marido y las apariencias que debía guardar hacia el público, dio todo por sus hijos y murió a manos de uno.

Ariana Dumbledore, su pequeña hermana, por la crueldad de unos pocos quedó marcada por la oscuridad de la vida y por las ansias de poder de dos amigos, murió joven.

En su hermano, de pie a su lado, que con tanto dolor, resentimiento, tristeza y abandono, nunca podrán tener la relación que grita su sangre. Todo por sus errores, su orgullo y sus ambiciones.

"Tienes razón" – Reconoció Albus con más dolor, pesar y arrepentimiento en sus voz de lo que sintió cuando le notificaron de la muerte del nuevo habitante del cementerio.

"Solo lo admites después de haber derramado la poción y ahora solo debes lidiar con lo que queda en el laboratorio" – Recalcó Aberforth con cansancio en su voz" - Despídete Albus – Dijo mientras dejaba unos lirios blancos en la nueva tumba hecha ese mismo día y se retiraba del lugar – "ya es tarde. Vuelve al colegio y yo a mi negocio."

"…" – Albus no pudo decir nada mientras seguía llorando, sus ojos fijos en las tres lapidas frente a él. Sus pensamientos estaban evocando imágenes de su pasado y sus interacciones con las diferentes personas enterradas en el campo santo.

"Hermano" – Llamó Aberforth sorprendiendo a Albus por ser reconocido por su relación consanguínea y tomando toda su atención mientras mirada a su única familia en vida.

Aberforth se había detenido a los pies de la tumba de sus familiares. Había limpiado la suciedad del tiempo con su varita y estaba terminando colocar unas flores y lámparas en honor a su lugar de descanso. Siguió hablando con los ojos fijos en la tumba de Ariana

"Si en verdad quieres cambiar algo, no ignores el grito de ayuda que escuchas. Aún puedes enmendar tus otros errores" – Las miradas azules se volvieron a encontrar con el reconocimiento negado durante tantos años de fría indiferencia por los errores y peleas cometidas en la juventud - "Si es que eres lo suficientemente valiente para reconocer tus verdades y mentiras." – Finalizó Aberforth alejándose lentamente del cementerio.

Albus vio la espalda de su hermano hasta que se apareció lejos del lugar. Después de tener la mirada perdida durante un buen rato volvió sus ojos a las tumbas a sus pies y pensó en las otros habitaban del castillo que al igual que toda la Inglaterra Mágica estaban de luto.

Sacando su varita, convoco una corona de flores y tres velas en lámparas que durarían hasta el amanecer. Acercándose a la pequeña lápida del medio, colocó su mano encima de ella y le dio una pequeña palmada mientras se retiraba.

"Hasta luego pequeño." – Dijo mirando el nombre del dueño de la losa y derramando sus últimas lagrimas – "Nos vemos en la próxima gran aventura… Lo lamento."

El director de Hogwarts se alejo lentamente mientras dejaba la pequeña tumba excavada antes de tiempo; último lugar de descanso de un pequeño mago el cual su grito de ayuda fue ignorado por muchos, pero en especial por aquel que debió estar al pendiente de su salud, bienestar y felicidad.

El pequeño Harry Potter solo logro conocer un poco de felicidad durante un año escolar, su historia, sus padres, sus amigos, su mundo; pero al igual que en el teatro, al acabar la función, los actores deben retornar a su vida. Aunque esta sea una de maltratos en donde tu propia familia sea la que acaba con la misma.

En el Valle Godric, hay un cementerio famoso por las personas enterradas ahí, pero entre dos tumbas cavadas hace diez años, descansa una más pequeña que no estaría si no fuera por el Gran Albus Dumbledore y su decisión de ignorar otro grito de ayuda de uno de los tantos estudiantes que ha recorrido los pasillos del único lugar que pueden llamar hogar después de tantas vicisitudes acontecidas en su lugar de crianza.

En el epitafio de la nueva piedra rezan las siguientes palabras:

"Aquí descansan los restos del pequeño Harry Potter,

hijo, amigo, alumno y héroe."

"Nunca desamparen a los más pequeños"

31 de Julio de 1980 al 31 de Julio de 1992


Publicado el 03 de Enero de 2021