Bueno, después de pensarlo bien, subiré este cap y otro más y me esperare a ver si Enton la reescribira.

Ahora, estamos subiendo mucho en follower's. Eso es loco. Pero si llegamos a 1000 antes de que termine la semana, me comprometere a subir otro cap ante de que la semana finalice.

¡DISFRUTAR!

Todos los dioses veían intensamente el brillo que había en el medio de la sala. Pero cuando se disipo dejo ver una figura:

5'7 De altura, cabello rojo como la sangre, ojos ambar, piel bronceada. Unos grandes pechos de copa F, una linda cadera con grandes curvas y un trasero en forma de burbuja.

"¡Hestia!"- La mayoría grito al ver ha la Hija mayor de Cronos y Rhea.

La susodicha, solo veía hacía todos lados confundida.

"¿Heh?"- Hestia pregunto viendo hacía todos lados hasta que se centro en sus Familiares.

"¿Por que no pude acceder al Olimpo?"- Ella pregunta mientras veía a todos.

"Por algunos... Problemas"- Poseidón dijo de manera algo tranquila.

"¿Así? ¿Y que clase de problemas?"- Ella pregunto con la cabeza ladeada.

N/A: Tras una explicación aburrida volvamos:

"Ohh"- Hestia asintió" Eso es interesante, muy interesante"- Ella dijo con una mano en la barbilla." ¿Este es el libro?"- Ella pregunto mientras hacía el libro aparecer en sus manos.

"Si, ese es..."-Athena dijo.

"Bueno, leeré yo"- Hestia dijo.

Arena.

Los dioses menores estaban ubicados en los asientos del enorme coliseo, era de color blanco puro.

"Esos solo estorban"- Poseidon dijo con un bufido al ver a los dioses menores sin importancia.

Zeus y Ares estuvieron de acuerdo con el.

Arriba de los asientos habían doce salas especialmente construidas para albergar a los doce atletas olímpicos.

"Esos si somos importantes"- Zeus dijo con una sonrisa arrogante.

Ares asintió de acuerdo a su padre. Pero Hestia solo los observo de manera seria.

"Callense, dejen de interrumpir"- Ella hablo de manera seria, cosa que hizo sonreír nerviosos a los otros dos dioses.

"Bueno.. Como digas"- Zeus dijo nervioso.

Como era esperado el único atleta que faltaba era Hades ya que siempre le habían disgustado este tipo de fiestas.

"Hmpm, soy muy aburridas"- El dios de los muertos dijo con los brazos cruzados.

"¡Regresame a mi hija!"- De manera ramdon Demeter le grito a Hades que solo suspiro y se tapó los oídos con sus dedos.

"Por... Favor"- Hestia dijo con una vena palpitante" ¡Callense y dejen de interrumpir!"- La hermosa mujer les grito de manera enojada y un ambiente caliente se hizo presente en el olimpo.

Todos sonrieron de manera nerviosa.

Las Moiras estaban esperando a los cuatro dioses que se presentarían ante esta esfera para saber que representaba su presencia.

-DESDE LAS PROFUNDIDADES DE LOS SANGRIENTOS MARES DE LA GUERRA, AQUI SE PRESENTAN LOS DIOSES QUE NUNCA HAN ABANDONADO A ARES EN UNA BATALLA DESDE QUE NACIERON, ELLOS SON DEIMOS Y FOBOS-Habló el centauro fuertemente para que todos oyeran.

Ares sonrió al escuchar eso, eran dignos hijos suyos... Y de la zorra de Afrodita.

Era más que nada tradición que los introdujeran a la arena, debido a que ningún atleta tuvo este tipo de ceremonia ellos permitieron esto en los tiempos de paz.

La tierras comenzó a temblar, más de un dios menor se estremeció cuando un miedo y terror inundaron el área.

"Ven... Solo son un estorbo"- Poseidon dijo con una mirada aburrida, pero abrió sus ojos cuando una pequeña estaca de madera envuelta en llamas roso su rostro.

La causante, Hestia. La diosa estaba con una mirada iracunda.

"Habla... Cuando sea necesario... No cuando te plazca"- La peli roja le entrecerro los ojos a Poseidon que solo tragó.

Anfítrite solo sonrió con diversión al ver cómo la hija mayor de Cronos y Rhea ponía en su lugar a su irrespetuoso marido.

*Ares desde su trono sonrió al ver a todas esas basuras temerosas de sus hijos, habían echo un buen trabajó y el los recompensaria dejano violar a una virgen o que masacraran alguna aldea.

"Eres un imbecil"- Afrodita señaló a Ares que solo se rascaba la oreja.

"¿Dijiste algo mujer?"- El Dios de la 'Guerra' le pregunto a Afrodita, la cual solo le entrecerro los ojos.

Afrodita y Artemisa le clavaron la mirada en la frente. Si las miradas mataran, pues Ares estaría revolcándose en su sangre.

Flush.

Un torbellino de llamas se formó en el centro de la arena, más de uno se tapó la vista para que no fuera lastimada.

*Hefesto gruño enojado al ver que los hijos bastardo de su esposa osaran a meterse con una de sus representaciones piadosas*

Ares solo le sonrió a Hefesto.

"¿Celoso feo?"- Ares se jactó pero de inmediato cayó de bruces al suelo por la liberación del poder de Hefesto.

"Manten tu asquerosa boca cerrada"- Hefesto dijo de manera tranquila" Yo no soy ni Artemisa ni Apolo para que juegues de grande con ellos. Vuelveme a faltar al respeto y te hundire en el Tartaro"- El dios de la forja recostó su cabeza sobre su mano y dejó de liberar su poder, cosa que hizo a Ares centrarse de manera enojada en su trono.

Los demás dioses solo desviaron la mirada nerviosos.

Zeus solo suspiro ante eso, sabía que en algún momento Hefesto se cansará de Ares. Y no dudaba que su hijo menos atractivo hundiera a el idiota de Ares en el Tartaro.

Hestia solo negó y volvió a la lectura.

En un mar de llamas salieron dos muchachos.

Uno era un rubio, ojos turquesa, su cuerpo era musculosos y portaba una espada así como un escudo.

El otro era un pelinegro, ojos grises y de cuerpo musculoso, portaba una lanza.

Lo que distinguía a los dos eran sus sonrisas sanguinarias y llenas de locura y sed de sangre.

"Si... Salieron como tu.. Igual de idiotas"- Afrodita dijo sin sentirse afectada por el anterior estallido de su esposo.

Ares solo resoplo y se recostó en su trono.

Los dos dioses se pudieron de lado en posición militar, el centauro asintió mientras seguía.

-ELLA ES LA PERSONIFICACIÓN DE UNA HERMOSA FLOR, SU NATURALEZA HACE QUE TODOS SE ENAMOREN DE SU PRESENCIA, ELLA ES SARIEL HIJA DE AFRODITA-Gritó el centauro y los hombres comenzaron a levantarse.

El estadio se sacudió de emoción ante la mención de Afrodita, muchos ya habían pasado por su cama pero no fueron dignos de una segunda vez.

"Me das asco"- Artemisa dijo mientras veía a Afrodita que solo le sonrió.

"Como digas cariño"- Ella la despidió.

Flush.

Plumas comenzaron a caer y un sentimiento de euforia comenzó a ser sentido por los hombre y casi todas las diosas.

El cielo se iluminó y de el bajo como un ser celestial Sariel, quien llevaba una toga blanca.

"Sindo sincero... Esa niña deja a muchas de las mujeres aquí... En cero"- Hermes dijo mientras tocía en su mano al ganar de inmediato las miradas de las mujeres.

"¡¿Sii?! ¡¿Y quiénes son esas que quedan en cero ante esa mocosa?!"- Hera pregunto, cosa que hizo a todos abrir sus ojos ante eso.. No lo querían de nuevo, no querían que eso ocurriera de nuevo. Y más al ver cómo Anfítrite, Afrodita y Athena le enviaban miradas intensas.

Hermes comenzó a sudar con fuerza. El su vocota, nadie lo mandaba hablar.

"En... La lengua se me trabó.. Quise decir que esas chica queda en cero ante las mujeres de aquí"- El dijo con una sonrisa, sabiendo que no fallaría con esa labia.

Las mujeres enterraron sus ojos pero al final asintieron.

Más de uno babeo al ver los pechos de Sariel rebotar eroticamente.

*Zeus vio con lujuria a Sariel pero la mirada de Hera lo detuvo de hacer algo mas*

Hera no le importó, es más. Comenzó a jugar con su toga.

Sariel se posicionó a la par de sus hermanos, chasqueo su lengua al ver los ojos lujuriosos de sus hermanos en ella.

Nadie se metía ni intentaba nada debido a que era la hija favorita de Afrodita y nadie en el Olimpo quería ver a la Diosa de la lujuria y el sexo enojada.

-Hola hermanita-Habló Deimos bajando su mano.

Sariel sonrió mientras sostenía la mano de Deimos y la comenzaban a estrujar.

"Que bueno que alguien ponga en su lugar a esos monos"- La diosa dijo con una sonrisa.

Deimos comenzó a sudar frío sintiendo que los huesos de su muñeca comenzaban a ceder.

-Hola Deimos, Fobos veo que estan llenos de energía, pero si vuelven a hacer eso les arrancare las pelotas y hacer que los Cíclopes los violen-Habló en un susurro Sariel y un crujido sonó.

Muchos de los hombres de la sala sudaron ante eso, incluso se llevaron sus manos a los huevos.

-S-Si-Habló Deimos con una mueca al sentir que su muñeca estaba quebrada en miles de partes.

-*Sólo Menma podrá tocarme*-Pensó Sariel con un sonrojo en sus mejillas.

"Hay no"- Anfítrite y sus hijas dijeron con un ceño bien fruncido.

"Esto no me gusta.. Afrodita y sus hijas son como las 7 plagas..."- Artemisa dijo con un ceño.

Cosa que gano una risita de Afrodita.

Ares solo frunció levemente el ceño. Quería que esa chica en su cama... Pero era su hija y sabía que si le ponía una mano encima, Afrodita lo haría tragarse sus huevos... Gracias a Caos que esto era solo Ficcion que la mocosa no existía.

"Jaja, pobre ilusa, tadavia cree que Naruto se llama Menma"- Hera se burló de la hija de Afrodita.

Algunos sí sintieron pena por la niña... Todavía no sabía la verdad.

*Afrodita sonrió al ver a su pequeña imponerse ante esos brutos, no sabía cómo de su útero pudo haber nacido esos feos dioses*

Afrodita asintió de acuerdo con su otro yo.

Los espectadores no se dieron cuenta, solo los Atletas olímpicos y pocos dioses.

El centauro cerró los ojos y la información del siguiente Dios llegó a su mente, el centauro abrió los ojos tragando.

"Se viene se viene ¡Eh, Eh!"- Apolo grito y alzo sus brazos en jubilo, cosa que hizo a Artemsia avergonzarse.

Poseidón, Anfitrite y sus hijos sonrieron. Ya sabían quién aparecería.

Hera solo se sentó bien en su trono... No mentira.. Este dios le llamaba mucho la atención... Mucho diría Zeus.

-DESDE LAS PROFUNDIDADES DEL MAR, LLEGA UN DIOS QUE FUE LLAMADO TIRANO, SU MADRE ANFÍTRITE Y SU PADRE POSEIDÓN SEÑOR DE LOS MARES, ANTE USTEDES EL PRINCIPE DEL MAR ASI COMO LLAMADO EL [TIRANO DEL MAR, DÉMOSLE UN APLAUSO A NARUTO TIRANO DEL MAR-Gritó el centauro y Sariel inclinó su cabeza.

Flush.

Agua comenzó a salir de unos tubos, la arena comenzó a inundarse rápidamente.

"¡Epico!"

Más de uno tragó viendo la entrada a la arena donde sentían que un depredador peligroso estaba caminando.

La arena rápidamente se lleno de agua sólo dejando una sección de suelo firme.

"¡Muy épico!"

Las Moiras sonrieron al ver eso, pasos se oían provenientes del tunel.

"¡Un fuck boy total!"

Flush.

El agua dejo un camino donde estaban las gradas.

La presión se hacía cada vez más fuerte hasta que la figura de un adolescente.

"¡Demaciado épico!"- Apolo y Hermes gritaron al ver la entrada de Naruto.

El par de Hermanos se vieron seriamente entre sí. Pero sonrieron enormemente.

"¡El primo es Epico!"- Los dos gritaron y chocaron los cinco.

Algunos negaron. Pero otros como Afrodita solo se sonrojo al ver al joven dios. Hera entorno su vista en el hijo de su hermano.

Sariel jadeo al ver a Menma diferente a como se vestía, esa vestimenta sin duda era de realeza.

"El es atractivo"- Hestia pensó al ver a lo que vendría hacer su sobrino. Sin duda superaba a Adonis, que cuando estaba vivo fue el inmortal más atractivo en existir.

Naruto camino tranquilamente por las escaleras, cada paso que daba lleno de poder y autoridad, como si todo el mar se tuviera que doblegar ante el.

"Digno de un hijo mío"- Poseidon sonrió enormemente al igual que Anfitire.

Bentecisime, Etna y Oiolica solo desviaron levemente la mirada de su hermano menor.

*Poseidón y Anfítrite sonrieron con orgullo al ver a su hijo dar semejante imagen, el [Príncipe cobarde] había quedado en el pasado, ahora Naruto se veía como un dios en toda regla*

El centauro dio dos pasos para atrás al ver que los ojos desinteresados de Naruto caían sobre el.

-Quiron no debes porque alarmarte, solo iba a decir que continuarán-Habló Naruto tranquilamente.

"Incluso Quiron le teme.. Eso es muy bárbaro"- Apolo dijo con una sonrisa.

"Si... Es raro.. Pero como se dijo... En el mundo marino le temen, en algún momento de la lectura debe de decir que fue lo que hizo para ganar ese nombre y el miedo en el"- Athena dijo de manera tranquila.

Todos asistieron de acuerdo con ella.

Naruto se metió entre Deimos y Sariel quién sentía su cuerpo temblar.

"Pobre chiquilla"- Dionisio dijo mientras le daba una ojeada a la pantalla en donde se mostraba a la hija de Afrodita. Pero sin importancia volvió a su revista de vino.

"Si, pobre de la mocosa... Todo el tiempo estuvo siendo engañada"- Triton dijo con algo de empatía por la hija de Afrodita.

Sariel no le quería dar gusto a los dioses de ver sus lagrimas, su amor secreto la había engañado todo este tiempo, el Menma que ella había conocido era sólo la fachada del Príncipe del Mar.

-*Sariel ven a los jardines de las ninfas, ahí podremos hablar y te explicaré por lo que mantuve mi mentira*-La voz de Naruto sonó en la cabeza de Sariel quién abrió los ojos.

"Mala idea"- Hefesto dijo" Eso acabará mal... Y todos aquí lo sabemos"- El dijo mientras se colocaba mejor en su trono.

Algunos asintieron.

"Si, pero siento que lo está exagerando mucho... Es decir, solo le mintió en su nombre y le ocultó su estatus como príncipe del mar... Nada muy loco"- Hermes dijo mientra ese rascaba la cabeza.

"Lo dices por que nunca te has enamorado"- Afrodita se cruzo de brazos.

"Puede ser"- Hermes dijo sin importancia y alzando sus hombros.

Sariel volteo a ver a Naruto quien le veía con el rabillo del ojo.

Más de uno tragaba ante la presencia que desprendía Naruto incluso los dioses hijos de Ares estaban moviéndose incómodos al tener a la par a Naruto.

"Era obvio, ningún otro hijo de ustdes se podrá comparar con el"- Poseidon se jactó de su hijo, cosa que gano un ceño de Zeus.

"Cuando Hera y yo tengamos otro hijo no di...

"No volveré a tener otro hijo... no contigo"- Esto ultimo Hera lo susurró. Zeus abrió sus ojos y volteo su mirada de inmediato hacía ella.

"¿Que?"- Zeus dijo atónito al igual que los demás.

"Lo que escuchaste... Y no quiero que me reclames"- Ella dijo viendo como Zeus abria su boca para reclamar.

El dios del Rayo cerro su boca pero le envió una sutil mirada a Hera que solo la ignoró.

Hestia solo le envió una sonrisa a Hera que se la devolvió.

Sariel sentía como si todo el mar la protegiera de los peligros, como si altura de Naruto fuera más grande mientras cuidaba que nada le sucediera.

-*Menma, porque me mentiste tan cruelmente*-Pensó Sariel con tristeza.

Sariel agarro el guante de Naruto quien no hizo por donde zafarse de ese pequeño agarre.

Esa acción no fue pasada desapercibida por una Eva, Anfítrite, Poseidón, Zeus quien suspiró sabiendo que ya le habían ganado, Bentesicime, Artemisa y por Afrodita.

"¿Yo?"- Artemisa se señalo.

"¡¿Ella?!"- Apolo la señaló.

"¡Yo también!"- Afrodita jubilo.

"Si"- Hermes dijo con una mirada plana." Resumiendo, Naruto se puede hacer ganadero... Es decir, ya tiene a la Hija de Afrodita atrás de sus pelotas.. A la misma Afrodita, sorpresivamente Artemisa.. Y Bentesicime.. #NoIncesto... Tiene ganado por montones y más que vendrán"- El dijo, cosa que sonrojo a las susodicha... Incluso a Artemisa.. Bueno esta solo tomo un cuchillo y lo comenzó a menear.

"¿Que tonterías estás diciendo?"- Apolo dijo de brazos cruzados" Arty jamás se fijaría en un hombre... ¿Verdad?"- Apolo le envió una mirada suplicante a su gemela.

"Lo que el dijo... Yo no me fijaría en un cerdo"- Ella dijo con un ceño.

Pero esa fachada dura fue la que gano la atención de Anfitire que solo frunció el ceño.

*Afrodita sonrió con arrogancia a la diosa de la caza quien tenía los nudillos apretados en su arco*

*Artemisa no podía creer que el bebé que ella le había enseñado valores y el único que podía llamar un hombre sin sentir asco hubiera caído en las garras de esa arpía hija de Afrodita*

Artemisa frunció su ceño. Como iba Naruto a fijarse en una hija de Afrodita... Eso era inaudito, de tantas mujere que habían en el mundo se tenía que fijar en una zorra en crecimiento...

*Anfítrite sonrió al ver que su pequeño había ya elegido su doncella por el restó de la eternidad, solo esperaba que no fuera como Afrodita o ella misma decargaria su furia en esa tal Sariel*

-Muy bien, pasarán al frente de las Moiras y pondrán su mano en la esfera, vas tu Deimos-Habló Quiron y el dios asintió.

Naruto tenía una mirada tranquila, sentía los ojos de Artemisa perforarle el cráneo.

Deimos camino a la esfera y puso su mano, un símbolo apareció arriba de la cabeza del dios.

-Desde ahora serás conocido como el Dios del terror y del pánico-Habló Cloto tranquilo.

-Tú, el hermano de este bruto pasa-Habló Átropos tranquilamente a Fobos quien asintió.

Fobos vio con burla a su hermano por ser llamado bruto.

-Desde ahora seras conocido como el dios del miedo, el pánico, el vuelo y la ruta-Habló Láquesis y Fobos asintió con orgullo.

-Ahora tu la hija de Afrodita-Habló Cloto tranquilamente y Sariel asintió.

Sariel tenía miedo de pasar debido a que eran las mismas Moiras las que iba tener al frente, incluso Zeus era temeroso de su furia.

-Ven pequeña no te haremos nada-Habló Láquesis y Sariel asintió insegura.

-Ve, son odiosas pero no te atacaran o maldeciran sin justa razón-Habló Naruto tranquilamente y Sariel asintió.

Sariel pasó al frente de las Moiras y puso su mano en la esfera.

-Desde este momento serás conocida como la diosa de verdad, la felicidad, la fidelidad y la seguridad-Habló Átropos y Sariel sonrió.

"¿Una hija de Afrodita fiel? ¡Que se hunda Athenas ante esa afirmación!"- Athena grito. Cosa que hizo reir a algunos.

"No tientes tu suerte... Esa chica te puede sorprender"- Anfitire le dijo a Athena la cual solo se acomodó en su trono.

"Me sorprenderá cuando no se folle a cualquier dios que se encuentre"- Ella dijo

Los varones del estudio estallaron el alegría, después de todo si la enamoraban les sería fiel por toda la eternidad.

-Ahora tu tirano-Habló Cloto y Naruto paso tranquilamente.

"Ya espero ver que dominios le tocará"- Anfitrite dijo con una sonrisa de antelación al igual que sus hijos y Poseidon

Naruto toco la esfera que se iluminó, varios símbolos aparecieron arriba de la cabeza del dios.

-Seras conocido como el dios de Mar tormentoso, la guerra marina, la oscuridad marina, el viento, los tsunamis y los tornados-Habló Cloto y Naruto asintió.

"Eso... Son muchos dominios... Puede quedar loco, sobre todo por el domino de la Guerra Marina"- Athena dijo con los ojos abiertos al igual que los demás.

Anfitrite solo se mordió su labio en preocupación al igual que sus hijos y le envió una mirada a Poseidón que solo se mantenía tranquilo... Por algo debía ser.

Más de uno quedó perplejo ante lo dicho por la Moira.

"Pues normal"- Hermes dijo ganando un asentimiento de Apolo.

"Si, quien no se sorprendería ante eso...".- Apolo dijo.

Todos los atletas quedaron impresionados ante el historial de Naruto, como era que estaba cuerdo, ya que básicamente estaba emparejado con todo lo malo del mar"

-Debí suponerlo-Habló Naruto tranquilamente y las Moiras sonrieron.

-CON ESTO SE DA POR TERMINADO LA ELECCIÓN, POR ESTOS NUEVOS DIOSES EL OLIMPO CELEBRARÁ, DE FORMA RESPETUOSA LES DOY LA BIENVENIDA-La voz de Quiron sonó mientras se inclinaba.

El estadio estalló en aplausos y chiflidos mientras que los dioses se retiraban, su próxima parada era tomar vino hasta quedar borrachos.

Noche.

Sariel quería irse, sentía sus piernas fallarle y su corazón casi salirse de su pecho.

Estaba en los jardines de las ninfas quienes estaban en la fiesta del Olimpo.

-Veo que has venido, ven siéntate-Habló Naruto sentado en una piedra viendo la luna que brillaba hermosamente.

"Madre de Caos... ¡Que hombre!"- Afrodita grito con corazones en sus ojos." ¡Es una hermosura! ¡Es decir, mirenlo!"- Ella grito mientras saliva caía por las comisura de sus labios.

Algunas mujeres estuvieron de acuerdo con Ella. Sin duda, Naruto. Era un dios muy apuesto.

Sariel vio que Naruto tenía una botella de vino junto a una caja de chocolates.

"¡Awwwww! ¡El está enamorado!"- Afrodita grito cosa que gano ceños de las hermanas de Naruto.

"No lo creo..."- Etna dijo" El solo intenta ser amable para no destruirla más..."- Ella dijo cosa que gano asentimientos de Oiolica y Bentecesime.

"¿Si?, Pues creo que estas equivocada, se perfectamente lo que es el amor y se que Naruto lo tiene por mi pequeña Sariel"- Afrodia dijo con arrogancia cosa que gano un le puchero de Etna.

"Lo que tu digas.. Pero yo sé que mi Hermano no sentiría nada más que amistad por una de tus hijas..."- Etna dijo cruzada de brazos, cosa que hizo reir a Anfítrite y Afrodita entrecerrar sus ojos.

"¿Por qué estás tan convencida en ello? ¿Te molesta que tu hermano esté con otra mujer que no seas tú?"- Afrodita dijo con malicia cosa que puso tensa a Etna. Y más por la mirada de su madre y la divertida de su padre.. Pero las de sus hermanas no eran para nada buenas...

"N... No, jamás querría a mi hermano de esa forma... Solo no quiero que le pase lo que le ocurrió a Lord Hefesto"- Etna dijo ahora con una Ceño dirigido a Afrodita la cual solo resoplo.

"Lo que tu digas"- Afrodita termino la leve discusión.

-Po-Porque *Snif* me has metido Men...Naruto-Habló Sariel lagrimeando.

"Debería ser hija de Zeus en vez de Ares"- Hades dijo con aburrimiento.

"¿Así por qué?"- Zeus preguntó.

"Es igual de dramática que tu"- El dios del Infierno dijo mientras cerraba sus ojos.

Zeus solo bufo, no debía responder a eso.. No hacía falta.

Naruto vio con tristeza lo que había provocado, se sentía pésimo.

-Tenía miedo-Habló Naruto sinceramente ya que en este punto no podía mentir.

Nadie dijo nada y solo dejaron que Hestia continuara leyendo.

Esa respuesta hizo que Sariel quedará en shock, nunca había pensado en esas palabras.

Sariel se puso al frente de Naruto y le agarró las mejillas, vio la tristeza gravada en los ojos azules de Naruto.

Aún nadie habló.

-¿A que le tienes miedo?-Preguntó Sariel y Naruto le agarró las manos en sus mejillas para que no se fuera.

-Tantos años siendo alguien quien no soy, una persona importante para ti, tanto que comencé a temer que me rechazaras siendo Naruto hijo de Poseidón, tenía miedo que por mi engaño perdiera a una de las mujeres que amo-Habló Naruto y Sariel abrió los ojos en shock.

"Mierda"- Etna maldijo en un susurró, pero fue escuchado por Afrodtia que solo le envió una sonrisa arrogante.

"En realidad si la ama..."- Artemisa dijo con un leve ceño... Ningún hombre amaba, y que este chico dijera eso... No la dejaba pensar con claridad.

Esas palabras tomaron a Sariel por sorpresa, dio un paso para atrás.

Naruto observó con tristeza como Sariel comenzaba a correr y no le veía a la cara, lentamente destapó el vino y se sirvió una copa.

"F"- Hermes dijo mientras bajaba levemente la cabeza al igual que Apolo.

"Y en mayúscula"- Apolo dijo de igual manera que su Hermano.

Afrodita solo hizo un puchero al ver la tonta acción de su hija. Ahí mismo ella debía habérselo follado, no a ver salido corriendo como una niñita.

"Bueno... Ahora sabremos que ninguna hija de Afrodita estará con el... Tal vez quede virgen por siempre y pueda ser mi amigo... Tal vez"- Artemisa dijo con una leve sonrisa al ver cómo la Hija de Afrodita salía corriendo.

"Solo tú esperas es"- Athena dijo con voz vacía, no importaba que fuese Naruto, ningún hombre soportaría las ganas de tener una noche con una mujer.. Ni aunque fuese mortal.

Artemisa se mantuvo en silencio, confiando sinceramente en Naruto.

Al otro lado. Tanto Etna como sus Hermanas sonrieron ante eso. Su hermanito no estaría con una arpía.

-El amor es tan difícil de digerir y más cuando te rechazan-Habló Naruto observando la luna.

-Dímelo a mí joven, varios cientos de miles de años viendo como mi mujer se acostaba con todo lo que tuviera pene-Habló una nueva voz, Naruto pudo oler la ceniza en el aire.

Todos, a excepción de Ares y Zeus le enviaron una mirada a la zorra del Olimpo. La cual ni importancia les tomo.

-Para su defensa, Hera la obligó a casarse contigo Hefesto-Habló Naruto tranquilamente oyendo una risa del hombre.

-Sin embargo la ame incondicionalmente, creo que el tonto termine siendo yo-Habló Hefesto y los labios de Naruto se curvaron para arriba.

La compostura de Afrodia falló levemente, pero no fue visible para nadie. Y le envió una leve Mirada a Hefesto el cual solo se mantenía ojeando unos planos.

Ella sólo suspiro levemente y invoco una loción y se comenzó a perfumar.

-¿Quieres?-Preguntó Naruto mientras extendía una copa vacía a Hefesto quien asintió.

-Las verdades dolorosas se vuelven menos con un buen vino, una vez un sabio me dijo eso-Habló Hefesto tranquilamente.

-He ahí tu mujer repitiendo el círculo-Habló Naruto observando desde el acantilado a Afrodita montar a un dios menor mientras le mamaba el pene de otro.

"¡Que asco que das!"-Artemisa le grito a Afrodita la cual solo continuó perfumadose.

"Sinceramente... Eso da asco"- Athena dijo con leve ceño, nunca había experimentado el sexo. Pero al ver lo que Afrodita estaba haciéndo, hacía su estómago se revolviera.

Nadie dijo nada más y Hestis con un leve ceño se brinco algo de la lectura.

-Es ahí, mis mayores dolores, joven nada es más doloroso que una herida echa por el amor, duele más incluso que te arrojen del Monté Olimpo y eso te lo dice alguien a quien le ha pasado-Habló Hefesto y Naruto sonrió.

-Las mujeres son como el mar, nunca sabes que pasará al minuto siguiente-Habló Naruto mientras tomaba un tragó.

Hefesto sonrió ante lo dicho por Naruto, vio con tristeza a su mujer siendo manchada por el semen de los dioses.26

Mil años después.

Apolo solo suspiro. Ya se estaba acostumbrado, ni en los animes que el veía habían tantos saltos en el Tiempo.

Naruto estaba sentado en su trono pensando en todo lo que había pasado.

El nacimiento de un hijo de Zeus de nombre Dionisio que debido a la estupidez del dios tuvo que ser gestado en el muslo del dios ganando divinidad de paso, era el dios de vino y la fiesta.

Dionisio sonrió levemente al escuchar eso.

Su padre Poseidón le había regalado la mitad del océano para que la manejará como quisiera.

Todos abrieron un poco sinceramente sorprendidos. El mismo Poseidón parecía un Búho parpadeando sorprendido.

"Eso... No me lo esperaba"- Poseidón dijo ya recompuesto.

"Yo tampoco lo hacía"- Anfitrite dijo con una leve sonrisa.

Su hermana debido a la estupidez de su padre había sido casada a la fuerza con un hecatonquiro, aunque según su hermana no se quejaba ya que su esposo le era fiel incondicionalmente, tenía muchos sobrinos aunque ninguno lo visitaba.

"Hay no..."- Las Hermanas de Naruto dijeron mientras de veían entre sí.

"Tu y tu infinita estupidez"- Anfitrite señaló a Poseidón que solo desvió la mirada nervioso.

"Esposa recuerda que es una lectura, realmente nunca hize eso"- El dios del Mar dijo con nervios.

Anfitrite solo bufo y se cruzo de brazos.

Anfítrite de vez en cuando lo visitaba, se aseguraba que estuviera comiendo bien, desde hace mucho tiempo no veía a sus hermanas.

Los dioses comenzaron a tener descendientes con humanos, no salían dioses pero tenían cierto nivel de divinidad en sus venas, Quiron había sido delegado para ayudarles debido a que su olor les hacían irresistibles ante los monstruos.

-Iré al mundo humano, Loto quedáis acargo, cualquier anomalía y envía un caballo para avisarme-Habló Naruto a la Oceanide quien asintió.

Naruto se levantó de su trono, el era odiado por casi todo los dioses debido a que su personalidad chocaba con todos los dioses.

"Pues si le creo... Pero a mi me caería bien"- Apolo sonrió al igual que Hermes.

"Si... A mi tampoco me caería mal... No es nada parecido a Poseidón eso es muy bueno"- Athena dijo cosa que gano una miradita del Dios Del Mar.

asintió mientras daba una ligera inclinación, sabía que debía tener todo perfecto o sería castigada.

Playa.

Varios hombres estaban en la playa tirando cuerdas tratando de pescar algo para la cena.

Flush.

Todos cayeron de rodillas ante el ser que estaba elevándose del mar.

Cada paso generaba un pequeño temblor, Naruto caminaba mientras se convertía en agua.

"Que discreto"- Demeter dijo con diversión.

"Eso lo sacó de ti"- Anfitrite le dijo a Poseidón el cua solo inflo su pecho con orgullo.

"Lo se, y eso me gusta"- El Dios del Mar dijo con una sonrisa orgullosa.

"Pues a mi no... No entiendo por qué no salió como yo"- Anfitrite se quejó de su hijo.

Poseidón solo le sonrió.

Naruto ahora media la estatura promedio de un humano.

Los humanos seguían en shock al ver a Naruto caminar al bosque perdiéndose en el.

"¿Y quién no lo estaría?"- Apolo dijo" No todos los días vez a alguien emerger del Mar.."-El dijo.

Montaña.

Naruto caminaba tranquilamente a un río, sonrió al ver a la mujer frente a ella.

-¡SI VINISTE!-Gritó Eva sonriendo mientras saltaba a los brazos de Naruto.

"Bueno.. Ella es más aceptable que una hija de Afrodita"- Atheba dijo.

Anfitrite asintió de acuerdo con la sobrina de su esposo.

"¿Que tienen ustedes en contra de mis hijas?"- Afrodita dijo con un puchero.

"Son igual a ti.. Incluso peor"- Hera dijo aburrida.

Afrodita solo hinchó sus mejillas.

-Eva, debes tener cuidado ya que puedes lastimarte-Habló Naruto sonriendo y Eva dio una risita.

"¿Eh?"- Fue la pregunto de algunos.

Lo que más destacaba era una pancita redonda en el cuerpo se Eva dando a entender algo.

"Hay no..."- Bentecisime dijo con un gran ceño.

Artemisa solo negó. había confiado mucho en Naruto.

Por otra parte. Anfitrite sonreía enormemente..

"¡Sere! ¡¿Abuela?!"- Ella grito un poco confundida.

Eso parece Poseidón dijo con una sonrisa

Estaba embarazada.

Ambos juntaron sus labios, la luna era testigo de su romance.

"Mentira... Yo no estaría de acuerdo con ellos..."- Artemisa dijo con su ceño profundizarse.

Eva toco la mejilla de Naruto quien cerró los ojos ante el tacto.

"¿Y qué pasó con mi hija?"- Afrodita preguntó con un ceño.

"Posiblemente ante de vendida entre los dioses menores"- Athena dijo como si fuese lógico.

Afrodita se llevó su mano a su mentón.

"Si, es lo más seguro."

-Disculpame, eh estado demasiado ocupado para poder atenderte, has comido bien, debes hacerlo por nuestra bebé-Habló Naruto juntando su frente con la de Eva quien negó.

-Lo entiendo, sólo que me tenías preocupada, hace ya un mes que no viniste, he comido bien aunque he tenido ganas de comer muchas frutas-Habló Eva con confusión y Naruto la beso nuevamente.

-Sabes que no debes preocuparte, además pidele a Gere y Greg que te consigan carne si quieres-Habló Naruto tranquilamente y Eva sonrió.

Dos enormes lobos estaban descansando en las orillas del lago, ellos eran los monstruos que Naruto había criado para cuidar a su amada esposa.

"Son hermosos"- Artemisa dijo viendo a los gigantes lobos. A ella le encantaban los lobos y ver estos dos ejemplares hacían que se emocionará.

Ambos se metieron al lago tranquilamente, después de todo estar en el agua era estar en la casa.

Tiempo después.

Monte Olimpo.

Naruto estaba sentado al frente de una mesa, Athena estaba al frente de el.

El rostro de Athena era de concentración pura, pequeñas gotas de sudor estaban en su frente.

Estaban jugando un juego inventado por Athena, su nombre era "Ajedrez".

Athena sonrió con suficiencia mientras movía una pieza del juego de nombre "Reina"

-Jaque Mate-Habló Naruto sonriendo moviendo una pieza.

"¡¿QUEEEE?!"- Athena grito y de intento levantar de su trono pero no pudo" ¡¿El me gano en mi propio juego?!"- Ella grito enojada.

"Pues eso parece"- Hefesto dijo.

"¡Eso es imposible, yo lo creo, nadie debe de ser mejor que yo!"- Ella reclamó enojada.

Poseidón solo sonrió enormemente.

"Pues mi HIJO te acaba de apalizar"- El sonrío con arrogancia cosa que ganó una mirada enojada de Athena.

Athena abrió los ojos al ver que no tenía escapatoria.

-He perdido-Habló Athena con frustración.

-Inténtalo de nuevo-Habló Naruto tranquilamente y Athena le vio con frustración.

-Como es posible, soy la diosa de la sabiduría y la que invente este juego-Habló Athena y Naruto negó.

-Puedes ser todo eso, pero tienes que sacrificar piezas para llegar a un fin, en la guerra dejar morir a alguien para conseguir algo es sumamente sabio-Habló Naruto y Athena le vio negando.

Poseidón cerró sus ojos y asintió. Compartía esa opinión con su hijo, cosa que Anfitrite no. Ella no compartía esa ideología.

"El tiene razón"- Hermes dijo tranquilo..." Es mejor sacrificar algo o alguien sabiendo que lograrás tu cometido.. O no hacerlo saber que pudiste conseguirlo por no quisiste"- El dijo mientras cruzaba sus brazos y ganaba un asentamiento de muchos.

"Sus pensamientos dan asco"- Ella dijo.

"Cuando estés en una guerra contra un enemigo que no puedes derrotar, asco es la última palabra que te llegará a la mente cuando sacrifique a ese alguien"- Zeus dijo de manera sería.

Athena solo cerró sus ojo.

-Eso es sumamente sombrio-Habló Athena ya que sólo la idea de dejar morir a alguien le producía asco.

-Es estrategia, para alcanzar algo debes dejar ir otra cosa, los dioses son indiferentes, un dios es un ser perfecto desde el inicio, la vida de algo es irrelevante para nosotros-Habló Naruto y Athena suspiró.

Muchos abrieron sus ojos ante eso.

"El tiene clara la definición dios"- Hades dijo con tranquilidad.

"Si... Y eso es Bueno"- Poseidón dijo con una sonrisa.

-Temis te envía saludos-Habló Athena y Naruto negó.

Naruto le dio un pequeño piquete en la frente de Athena quien se sostuvo su parte golpeada.

"¿Eh?"- La diosa dijo confundida.

-No debes mentir, sabes que mi hija me odia-Habló Naruto tranquilamente.

"¿Hija? ¿El tiene otra hija?"- Anfitrite pregunto confundida.

"Eso parece"- Etna dijo con un ceño.

Temis diosa de la justicia y el equilibrio, hija de Naruto y Athena cuando está misma se lo pidió.

"¡¿EHHHHHH?!"- Todos gritaron en shock al escuchar eso y más Athena que se comenzaba a sonrojar locamente.

"E.. e.. El.. Y.. yo... ¿Tuvimos un..

Hijo?"- Athena pregunto con un tartamudeo.

Nadie dijo nada ya que aún se mantenían en shock, pero la que salió de todo fue Hestia que continuó leyendo.

Athena le abrazó sintiendo a Naruto devolverle su abrazó, la diosa inspiró la fragancia de Naruto.

Athena solo se sonrojo más pero no dijo nada.

-Sabes que ella no sabe lo que has echo, has sacrificado el amor de tu hija por su seguridad, estoy agradecida que no la hallas dejado desamparada-Habló Athena oyendo un bufido se Naruto.

-Que clase de padre dejaría a su hija abandonada, mi madre me mataría si lo hiciera-Habló Naruto y Athena asintió.

Anfitrite asintio pero aún aturdida.

Ambos se separaron y Athena sonrió mientras sacaba un libro de un librero.

-Te gustará esto, a Temis le fascina por lo que estoy seguro que te gustará-Habló Athena y Naruto suspiró.

Tenía había sacado la personalidad de Naruto y sus gustos.

Flush.

Naruto volteo a ver la entrada que había sido destruida.

Una pelinegra estaba presente, veía con rabia a Naruto quie volteo su mirada tranquila.

-¡TU MALDITO BASTARDO!-Bramo Artemisa y Naruto alzó su ceja ante eso.

"¿Eh?"- Artemisa preguntó después de a ver salido de la sorpresa anterior.

-Que sucede Artemisa, porque irrumpes en mi palacio-Habló Athena viendo a Artemisa quien veía con rabia a Naruto.

Los ojos de Naruto se enfocaron en otra, ambos chocaron sus miradas.

-Veo que te ha ido bien Sariel, oía rumores se te unirse a la caza espero que encuentres tu familia dentro de ahí-Habló Naruto tranquilamente.

"Vaya.. Al parecer no se anda revolcándo con cualquiera"- Artemisa dijo y ignoro la mirada enojada de Afrodita por tener a una de sus hijas en ese grupo de marimachas.

-Es bueno verte con salud tirano-Habló Sariel formalmente y Naruto asintió.

-¡COMO TE ATREVES A VENIR AL OLIMPO DESPUÉS DE HACER LO QUE HICISTE!-Bramo Artemisa y Naruto le vio.5

Naruto supo a que se refería, Eva había sido una doncella hasta hace unos doscientos años cuando el tomo su pureza.

-Soy un dios Artemisa y mi consorte es Eva, si te atreves a intentar algo espero que disfrutes el vacío-Habló Naruto entrecerrando los ojos.

"Lol"- Ares dijo con una sonrisa sádica que comenzaba a adornar su rostro.

Artemisa solo entrecerro sus ojos ante esa amenaza al igual que Zeus y Apolo.

Sariel sintió he su corazón se estrujaba al oír que Naruto tenía una consorte.

"Nahh, ahora no vengas con esas mierdas tu lo dejaste tirado"- Bentecisime dijo con enojo.

Artemisa preparó su arco y sus cazadoras la siguieron.

Naruto entrecerró los ojos mientras su tridente se formaba.

Athena vio que los dos dioses estaban a punto de iniciar una disputa, si algo sucedía ella no tendría parte.

-Artemisa un dios es humilde, un dios no juzga, un dios no odia, un dios no siente resentimiento-Habló Naruto viendo al techo.

Varias cazadoras tragaron al ver los ojos de Naruto, un aura dorada rodeo al dios.

Fin de Capítulo.

Como dije antes. Solo subiré este cap y otro más. Pero si llegamos a mil Seguidores antes de que la semana termine publicaré otro.. Y si llegamos a 1200 un tercero caerá.

Ahora sí:

Se despide su amigo el Vergudo.

Nahh el Nakano we.