ACLARACIÓN: Los personajes (o al menos la mayoría de ellos) no me pertenecen. Salieron de la mente de la reina J.K Rowling. Sin más, disfruten la lectura, espero les guste.

Estaba empezando a abrir los ojos, parpadeando ligeramente, viendo todo como un blanco borroso, se fue levantando de a poco.

Aquel lugar que al principio veía borroso estaba comenzando a adquirir sentido. Severus Snape sabía perfectamente en dónde se encontraba, sonrió con nostalgia, dándose cuenta de que se encontraba en una versión puramente blanca del lugar en el que conoció a Lily.

La única diferencia era que frente a él se encontraba una puerta de gran tamaño, también blanca.

Estaba preparándose para cruzar aquella puerta, pero en el último segundo detuvo ese pensamiento. Antes quería saber porqué sentía que lo estaban observando.

Miró hacia atrás y su corazón dio un vuelco ante lo que vio.

Lily... tan hermosa como siempre, con su largo cabello rojo y sus ojos. Lo único que lo desconcertó, fue su expresión. Completa y totalmente fría. No había otra forma de describirla.

Pero antes de poder preguntarse qué era lo que la afligía, miró hacia un lado de ella y se percató del hombre que la acompañaba. Severus lo fulminó con la mirada al tiempo que este le levantó una ceja aumentando la apariencia de frialdad que tenía, así como Lily. La única diferencia era que la de él era aún más fuerte.

James Potter...

El hombre que le robó al amor de su vida, el que le hizo la vida imposible, el que Severus más odiaba, odia y odiará.

De repente, el idiota de Potter se dio vuelta hacia la peliroja "Los dejaré a solas para que puedan hablar más tranquilamente, pero antes... ¿Puedo?" ella lo miró y le dio un asentimiento.

El estúpido se dirigió a Severus "Te estoy agradecido de que hayas cuidado a mi hijo, no me malinterpretes, pero..." hizo una pausa antes de retomar sus palabras "Eso no significa que lo perdonaré todo tan fácil"

No podía creer el atrevimiento de este hombre. El ojinegro había cuidado al mocoso arrogante que él llamaba hijo, había tolerado sus aires de grandeza y más, solo para que este inútil viniera a criticarlo. ¿Cómo podía ser tan imbécil al respecto? Abrió la boca para ponerlo en su lugar por lo malagradecido que estaba siendo.

Y el hombre lo golpeó en la cara...

"Todo lo que has hecho es imperdonable, no me importa si eres un don nadie o el mismísimo Merlín, no te escaparás de las consecuencias tus actos" y con eso pasó de largo al otro, que se sostenía la nariz con gran dolor, y salió de allí.

'Maldito Potter, ya te la devolveré' pensó haciendo una mueca.

Pero enseguida se recompuso lo mejor que pudo al recordar que la mujer que amaba se encontraba allí, parada frente a él, aunque ahora había decidido darle la espalda.

"Lily, yo... me alegra verte, he estado esperando tanto este momento" el hombre ya tenía un indicio de lágrimas felices en los ojos "y por fin ha llega..." pero no pudo decir mucho más, ya que Lily levantó la mano, aún de espaldas, en señal de que se detuviera.

"¿Esperas que lo olvide todo de repente, Snape?" el uso de su apellido le dolió inmensamente. ¿Acaso no era más 'Sev'?

Sin embargo estos pensamientos se vieron rápidamente eclipsados por una gran confusión "¿De qué hablas?" soltó increíblemente nervioso. Se suponía que ella lo perdonaría y le daría las gracias.

Un brillo peligroso apareció en los ojos de Lily de tal manera que se sintió en verdad atravesado por ellos.

"¿Que de qué hablo? ¿Tienes el descaro de preguntarlo?"

Severus se estaba enojando "Protegí a tu hijo a pesar de que lo odio. Y no solo a él, también al cerdo de su padre"

"No insultes a James, Snape. No insultes al hombre que dio su vida para intentar salvarme a mí y a mi hijo. El que sí tuvo la valentía de quedarse en el lado de la luz aún sabiendo lo fácil que sería recurrir a la oscuridad. Porque sinceramente no puedo decir lo mismo de ti. No te quedaste en el lado de bien, elegiste lo fácil" habló, en sus palabras se notaba su dolor.

"Cambié, ¿no es eso suficiente? Al final me puse del lado bueno" no entendía. ¿Cómo es que Lily no podía ver todo lo que hizo por ella?

"No, no es suficiente. No con tu historia y doblemente no con lo que pasamos. Porque si yo no hubiera muerto, habrías seguido en ese camino. Seguirías matando, torturando y quién sabe qué más" no sabía que decir, era verdad lo que estaba diciendo "¿Cómo podría perdonarte sabiendo que casi le cuestas la vida a mi hijo al contar la profecía?"

"No sabía que se trataba de tu hijo, sino no lo habría dicho" la interrumpió.

"Aún así, estuviste dispuesto a que un bebé inocente y toda su familia sufrieran por ¿qué? ¿Caerle mejor a un asesino supremacista?" empezó a aplaudirle con suavidad "Bravo, bravo"

Severus abrió la boca, solo para cerrarla inmediatamente, dándose cuenta de que no tenía idea de qué decirle. Le dolía que, después de haber hecho un sacrificio tan grande, ella simplemente le echara en la cara las cosas que hizo mal. Pero aún así habló.

"Pero cambié, ya no soy la misma persona"

La peliroja le miró con asombro y disgusto "¿En serio? Me dices que cambiaste, pero yo sé que no lo has hecho" parecía hechar fuego por los ojos y de repente le gritó "¡Si hubieras cambiado de verdad, sabrías ponerte en el lugar de los que te rodean! ¡No habrías hecho todas las maldades que hiciste!"

Él estaba aún más confundido que antes. ¿Qué había hecho tan mal como para costarle su relación con Lily? Pero antes de que pudiera formular la pregunta en voz alta, ella ya tenía una respuesta.

"Entre todo lo que hiciste" le dijo con dificultad, debido al llanto "se encuentra por ejemplo tu maltrato hacia mi hijo. Mi hijo inocente que condenaste por un rencor de la adolescencia. James maduró, él sí dejó de lado sus rencores y cambió, y por eso me casé con él. De hecho, recuerdo una vez en la que a pesar de su odio por ti, corrió a salvarte, aún con su propia vida en peligro"

El pelinegro estaba que hervía de rabia "¡El mocoso se lo merecía, siempre pavoneandose por todo el castillo como el niño arrogante y malcriado que es! ¡Y con respecto al supuesto rescate de tu héroe Potter" el hombre no estaba pensando con claridad y sin darse cuenta, estaba enterrándose a sí mismo aún más profundo "él fue el que me puso en peligro en primer lugar! ¡Hablas de ese malnacido como si fuese una especie de dios, cuando hace tan solo unos minutos me golpeó en la cara!"

Para este punto la ojiverde estaba fuera de sí "¡Y bien merecido lo tienes! ¿Esperabas que él te recibiera como a un viejo amigo? ¿¡A quién quieres engañar, pedazo de idiota!? Tú solo molestabas a mi hijo porque veías a su padre en él, aunque James cambió para bien mientras tú matabas y torturabas a personas inocentes, ¡personas como yo! Y si solo hubieras hecho a un lado tus malditos prejuicios, te habrías dado cuenta de que se parece más a mi de lo que yo misma desearía" su ceño se suavizó al pensar en su hijo "mi hijo consiguió lo mejor de mí y de su padre. ¿Tiene defectos? Por supuesto, pero, ¿quién no?" luego volvió a su expresión de furia "Y sí, mi esposo es un héroe, un héroe humano. Comete errores a veces, pero siempre se encarga de enmendarlos, y para tu información, él no planeó nada de eso, de hecho, fue Sirius solamente, el hombre al que, aprovecho a decir, por cierto, tú incriminaste sabiendo que era inocente, condenándolo a un destino peor que la muerte, pero cómo sea, él ya fue castigado por sus errores hace años"

"¿Y cuándo terminará mi castigo? He hecho de todo buscando tu perdón. Entiéndeme, es el hijo de Potter" dijo ignorando deliberadamente el asunto de Black, se le hacía que decir en voz alta sus opiniones sobre él solo empeoraría todo.

Lily lo fulminó con la mirada, no solo por lo que dijo, tampoco había pasado por alto cómo ignoro aquel asunto "Es tan hijo de él como mío, y eso hasta cierto punto, lo entiendo, entiendo porqué lo trataste de esa manera, no te justifica pero lo entiendo. En realidad, saber por qué hiciste lo que hiciste me da aún más asco, pero lo sé. Lo que no entiendo es qué te hicieron todos los demás alumnos que torturaste, como Neville, Hermione, los Weasley, y básicamente, todo estudiante que no fuera un Slytherin"

Severus no sabía cómo responder, solo dijo lo primero que se le vino a la cabeza "¿Acaso no hizo eso tú marido? Solo que fue al revés, él torturó a cualquier estudiante de Slytherin"

"¿Tan obsesionado estás con James? ¿Lo odias tanto como para mencionarlo cada vez que intento hacerte ver tus errores? ¿Qué diablos pasa por tu cabeza? Empieza a dejarlo fuera de esto, porque mi esposo no tiene que ver con las razones por las que no te perdono. James fue, es y será la persona que yo más amo junto con mi hijo, él lo es todo para mí, y habría dado mi vida por él sin pensarlo. Entiéndelo, metiéndote con él solo logras enterrarte todavía más en ese pozo que tú mismo estás cavando" Lily estaba enfurecida "Y además te sugiero que recuerdes a tus queridísimos amigos de Slytherin, porque la gran mayoría se convirtieron en mortífagos, y a los que James consideró lo suficientemente decentes, los trató como a los demás, a veces se pasara con sus bromas, pero trató a los demás como iguales. Dejando esto de lado, no es lo mismo ser un adolescente que ser un profesor, tú eras el ejemplo de los chicos a los que les enseñabas" frunció el entrecejo como recordando algo.

Al ver que nada le estaba funcionando bien, él decidió cambiar de enfoque "Lily, yo... hice todo por ti"

Ella arrugó la nariz con asco "Eso es lo que más detesto de todo este asunto, todo por mí, todo por un supuesto amor no correspondido"

Eso lo hizo enojar a él "¿Supuesto? Yo te amo enserio, eres todo pa..." Lily alzó una mano para detenerlo.

"Yo ya no sé qué creer, más que amor parece obsesión, podrías haberme dejado ir, pero no" en ese momento Lily recordó algo "Como cuando luego de decir esa estúpida profecía, les pediste a Voldemort y a Dumbledore protección para mí, pero no para James y Harry, lo de Voldemort lo entiendo, no le pedirías al señor oscuro que cambie sus planes por ti, pero a Dumbledore se lo podías pedir perfectamente" su cara estaba roja de ira.

"Pero se lo pedí..." otra vez resultó interrumpido por la pelirroja.

"Sí, luego de que él te dijera que le dabas asco" suspiró para calmarse "¿Tú qué creías? ¿Que luego de todo lo que has hecho yo me iría felizmente contigo? James y Harry lo son todo para mí, mi vida sin ellos no es nada, y sé que no importa lo que hagas, jamás estaría contigo por el simple hecho de que James es de quien estoy enamorada. Y lo lamento pero nunca podría llegar a sentir algo por ti. Porque está James" Severus tenía el corazón roto y estaba furioso, pero no quiso expresar lo último "Y si las cosas hubiesen resultado como tú querías y solo yo hubiese sobrevivido, me habría suicidado" esa declaración lo dejo helado. Tanto que no se dió cuenta de cómo Lily se acercaba a él levantando cada vez más la mano.

La bofetada que le dió a continuación le dolió física y emocionalmente. Cuando la miró, vio que sus hermosos ojos verdes estaban llenos de lágrimas, pero no reflejaban arrepentimiento, al contrario, mostraban gran rencor.

"Deja de fingir que cambiaste, porque nunca lo harás" Lily lo pensó mejor "Me retracto, tal vez sí lo hagas" Severus sonrió ligeramente, ilusionado "pero yo ya no estaré ahí para cuando lo hagas" eso le borró la sonrisa "Se acabó, Snape. No voy a seguir siendo tan estúpida como para pensar 'él cambiará, me quiere, no elegirá la magia oscura por sobre mí', eso pasó hace mucho tiempo. No me quedaré esperando un cambio que no sé siquiera si llegará" y con eso se marchó, dejándolo solo, sintiéndose triste y con ganas de gritar.

Cuando Lily salió de allí se encontró directamente con su esposo, quien la abrazó y la consoló mientras ella lloraba a lágrima viva, escondiendo la cabeza en su pecho.

"Sé que no es fácil tolerar la traición, menos viniendo de un amigo tan cercano, pero quiero que sepas que eres fuerte, puedes con esto, yo lo sé" besó tiernamente su cabeza. Ella cerró los ojos, dejándose llevar por su olor y su toque.

El agarró su mentón, la miró a los ojos y la besó. Y ella se permitió olvidar su dolor para concentrarse en lo bien que James la hacía sentir, porque esa era la principal diferencia entre ellos dos. Porque mientras Severus la hacía sufrir, James la hacía feliz, mientras Severus la hizo llorar, James la hizo reír, mientras con Severus sentía la muerte acechando, con James se sentía viva. Incluso sabiendo que estaba muerta.


Por fin, luego de un tiempo, logré terminar este capítulo tan largo. Está historia nace de mi odio por Snape, me preguntaba que pasaría luego de su muerte, cómo sería su reunión con Lily, pero no es una historia solo de él, trata de muchos más personajes, sólo este capítulo trata de él.

Sinceramente no veo mucha redención posible para Snape, no después de todo lo que hizo, no hay justificación para todo el sufrimiento que causó.

Este es el primer fanfic de Harry Potter que hago, acepto críticas siempre que sean constructivas y con respeto.

En fin, si es que alguien lee esto, espero que te haya gustado, en algún momento de mi vida actualizaré