CAPITULO 17.

Vacío.

Su casa estaba vacía, su cama estaba vacía, su vida estaba vacía.

Kakashi pensó que conocía la soledad, desde que era un niño hizo un trato con ella para convivir juntos, pero no había comparación con la soledad que sentía cada segundo desde que despertó de esa visita a un futuro posible.

Porque ese futuro realmente no era posible. Era inalcanzable.

Nunca hubiese pensado que siete días lo cambiarían tan profunda e irrevocablemente. Ahora quería ser un padre, nunca tendría un sueño mayor a este. Pero no solo ser un padre, quería ser el padre de Kenta y Sayuri. Nunca podría tener unos hijos que no fueran también los hijos de Sakura. Sin embargo, no quería ser el padre de esos niños a expensas de la felicidad de ella.

Kakashi había vivido cosas terribles, había perdido a todos sus seres queridos, había perdido buenos amigos, había experimentado eventos traumáticos…pero nada se podría comparar con perder a sus hijos, nunca se recuperaría de eso.

Esa mañana que despertaron de vuelta en el pasado, lloraron abrazados en el piso de lo que un día sería la habitación de la bebé, Kakashi envolvió a Sakura en su capa de invierno, la posicionó sobre su espalda y corriendo sobre los techos la llevó de vuelta a su departamento. Sakura estaba devastada, apenas y habló, apenas y se movió, solo entendió que él la cargaría y se acomodó en su espalda donde lloró sobre su hombro en silencio, todo el camino. Al llegar al departamento la acostó sobre la cama, donde ella se enrolló abrazándose a sí misma en silencio. El instinto de Kakashi le gritaba ir y acostarse con ella, envolverla en un abrazo y atravesar este mal momento juntos. Pero no podía hacerlo, porque si la sostenía en sus brazos una vez más, no la dejaría ir más nunca. Y ella merecía más, más que él.

Estar en casa era dificil, ese lugar donde vivió siete días con Sakura y sus hijos. Así que comenzó a buscar donde mudarse. Entre las opciones que le fueron presentadas, le llamó mucho la atención la dirección donde él y Sakura en el futuro habían construido el hogar de su familia. Había una pequeña casa construida ahí. Así que en un impulso la compró. Esa noche que Sakura lo encontró ahí fue el día que había cerrado el trató, después del festival. Aún no se había mudado, no tenía muchas cosas que mover, pero la pequeña casa necesitaba algunos arreglos. Por unos días más seguía en la tortura de ir a la mansión del Hokage cada noche.

.

.

Aquella mañana luego de volver del futuro, tan pronto estuvo en su oficina, envió un halcón a Sasuke, pidiéndole volver a la aldea. Y ahí estaba ahora, entrando en su oficina, el hombre al que entregaría todo lo que un día tendría.

"¿Tal vez deberías visitar la aldea con más frecuencia? Porque te tomó casi dos horas venir de la entrada hasta aquí" tan pronto Sasuke cruzó la caseta de la entrada, Kakashi había sido notificado. Sasuke lo miró con indiferencia antes de responder.

"Nada que tú no harías"

"Naruto está en la aldea, seguro te encontraste con él y te hizo comer en Ichiraku" pensó Kakashi en voz alta.

"Fue Sakura" respondió el otro hombre por lo bajó y la espalda de Kakashi se tensó. Lo que era ridículo, porque fue él mismo quien llamó a Sasuke justamente para que pase tiempo con Sakura "¿Cuál es la emergencia? ¿Para qué me hiciste venir?"

"Nunca dije nada sobre una emergencia. Pero sí creo que debes pasar un tiempo aquí, con la gente que te ama" Sasuke frunció el ceño "No digo que te quedes para siempre, pero solo dos semanas o tres"

"¿Es una orden del Hokage o es una sugerencia de mi sensei?"

"Ambas cosas" respondió Kakashi mirándolo fijamente.

"Hm…¿Algo más?" preguntó el Uchiha aún irritado.

"Nada más"

"¿Entonces no hago nada durante dos semanas, mientras esté encerrado en la aldea?" preguntó Sasuke con el ceño fruncido.

"No es un castigo…Pasa tiempo con Naruto, seguro él encontrará cosas para hacer contigo…y Sakura también" sugerir a Sakura tuvo casi que obligarse hacerlo. Pero para eso lo llamó, tenía que arreglar el futuro de esos dos. Y destruir el propio.

Sasuke no lucía muy contento con el arreglo, pero acepto quedarse dos semanas. Kakashi estaba seguro que sería suficiente. No quería pensar en que pasaba sí ellos dos no solucionaban sus problemas. No quería imaginar ese escenario, darse esperanzas a sí mismo sería muy cruel.

Lo siguiente en su lista era hablar con Arai Maki, lo había pospuesto. Pero la sugerencia de Sakura le hizo ponerlo de primero en su lista. Tomando en cuenta que la chica era una genin de otra aldea, no podía simplemente llamarla a su oficina, no sin su sensei o tal vez la esposa de Shikamaru, pero no estaba seguro de querer involucrar a más personas. Lo que había vivido con Sakura era muy personal e importante para él. Así que decidió seguir su segunda opción, encontrarla en algún lugar de improviso y hablar con la chica. Lo que fue muy fácil de conseguir, tomando en cuenta que era una chica solitaria.

Maki caminaba sola en las adyacencias del parque Senjuu cuando Kakashi la abordó

"Hokage sama" dijo la chica sorprendida de encontrarlo frente a ella, con las manos en los bolsillos y una expresión aburrida en el rostro.

"Disculpa si te sorprendí. Pero tenemos que hablar ¿Podemos hacerlo ahora?" preguntó y la chica asintió. Kakashi sugirió entrar al parque y se sentaron en la primera banqueta libre que consiguió "Necesito entender bien que fue lo que Sakura y yo experimentamos ¿Podrías explicarme?"

"Lo siento mucho, Hokage sama. Solo quise hacerles un regalo…Solo eché todo a perder" dijo la chica mirando el piso con tristeza. Kakashi suspiró y miró al frente.

"Sí fue un regalo, Maki-chan. Me diste algo imposible, algo que nunca hubiese soñado tener. Aunque fue por un periodo de tiempo muy corto, no preferiría otra cosa" admitió Kakashi, su mente le presentó los rostros de sus hijos "Quiero saber exactamente cómo funciona"

"Nuestras vidas no tienen un camino escrito, nadie nace y tiene la vida decidida. La historia de nuestras vidas está conformada por todas las decisiones que tomamos cada día. Con mi jutsu pudo mostrarle a las personas el resultado de algunas decisiones" explicó la chica.

"¿Qué pasaría sí…?" dijo Kakashi para sí mismo.

"Es más complicado que eso. Yo no puedo simplemente presentar un futuro sin fundamento. Por ejemplo, no podría mostrarle que pasaría si mañana hay una nevada. Porque no la habrá, no hay una forma posible en la que eso ocurra porque no es invierno…puedo mostrar algo que sea una opción"

"Sakura era una opción" murmuró Kakashi.

"Sakura sensei todavía es una opción" dijo la chica mirándolo fijamente. Kakashi desvió la mirada y se dijo a sí mismo en su mente 'no, no lo es'.

"¿Cómo puedes saber si alguien es una opción para otra persona?"

"Puedo verlo cuando dos personas están cerca, puedo ver algo que los une"

"¿A qué te refieres?"

"Es sutil, es como una especie de hilo o luz dorada que va de una persona a la otra. No puedo verlo siempre, solo cuando están físicamente cerca. Como ese día que almorzamos. Y ese destello venía de usted, Hokage sama" explicó la chica dejando a Kakashi frío de la impresión.

"Yo nunca…nunca vi a Sakura de esa forma. Nunca…" Kakashi comenzó a pensar frenéticamente si alguna vez tuvo ese tipo de pensamientos por su ex alumna. Y nada venía a su recuerdo.

"Tal vez sí…yo no soy una experta en relaciones amorosas. Solo tengo quince años. Solo puedo decirle lo que yo vi. Por lo que Sakura sensei me contó, no estaba equivocada, ustedes dos podrían tener una vida muy feliz juntos"

"Creo que sí, Sakura podría tener una vida satisfactoria conmigo. Pero ella puede ser realmente feliz si toma otro camino. Si cumple sus sueños"

"Pero sus sueños son con usted" dijo la chica interrumpiéndolo. Alguien a la distancia gritó el nombre de la chica y se puso de pie "Tengo que llegar a clases…Solo quiero que sepa Hokage sama, que la felicidad es una opción"

"Hm…En la otra vida supe lo peligroso que puede ser para ti poseer este Kekkei Genkai, deberías confiar en el Kazekage, estoy seguro que asegurará tu protección"

"Creo que tiene razón" la chica asintió con una linda sonrisa, hizo una pequeña reverencia y corrió hacia el amigo que la esperaba.

Kakashi se quedó sentado analizando todo lo que Maki chan le había dicho. Tal vez sí, alguna vez platónicamente pensó que la única forma en la que un día tendría una familia, sería con una mujer como Sakura. Alguien fuerte, inteligente, capaz, talentosa, en quién podía confiar completamente. Pero solo hasta ahí habían llegado sus pensamientos. Nunca había pensado o imaginado una relación física con ella. Pero no importaba, sus deseos no importaban. El hecho es que Sakura no era quien aspiraba un futuro con él. Su futuro debería ser con Sasuke ¿no?

.

.

.

Otra semana se había ido, y probablemente una de las más productivas en su carrera como Hokage, porque no paraba de trabajar. Leer no lo distraía de su tristeza, no podía salir y caminar porque temía encontrarse a Sasuke y Sakura juntos. Así que trabajaba, todo el día y cuando no podía dormir, volvía a su oficina y seguía trabajando. Cuando Shizune lo obligaba a ir a casa a descansar, llevaba trabajo a casa con él. La reunión que tenía esta mañana no era una que había estado esperando con especial interés. Ya que recibiría el reporte semanal de uno de los dos guardias Anbu que hacían sombra a Sasuke mientras estaba en la aldea, un requisito del Consejo. Se preparó mentalmente para escuchar cosas que no quería escuchar, como todo el tiempo que Sasuke y Sakura estaban pasando juntos.

Así que mirando por la ventana, dando la espalda al guardia Anbu, escuchó el reporte.

"Uchiha pasa mucho de su tiempo en su habitación. Uzumaki Naruto lo busca a veces para ir a comer o entrenar" Kakashi frunció el ceño.

"¿No ha interactuado con nadie más en la aldea?"

"Hace dos noches Uzumaki lo llevó a comer a Ichiraku ramen, y allí se encontraron con Haruno Sakura. Pero Uchiha no interactuó con nadie más que con Uzumaki, señor" respondió el hombre enmascarado.

Kakashi esperaba escuchar otra cosa. Pero por lo visto tendría que intervenir de alguna manera. Sakura y Sasuke tenían que darse otra oportunidad. Porque Kakashi no iba a evitar a Sakura para siempre.

Y lo que más temía ahora era ver irse a Sasuke en unos días, porque tomaría lo que Sakura le ofrecía, incluso cuando en cinco años le sería arrancado de las manos, y justo eso era lo que quería evitar.

.

.

La puerta de su oficina se abrió y sin subir la mirada del papel que estaba firmando supo quién había entrado, todavía había algunos rastros de hematomas en su pecho de su último encuentro con esta mujer. El aroma de su perfume se esparció por todo el espacio haciéndole sentir un leve mareo, era mucho y demasiado poco al mismo tiempo.

"¿Me llamaste?" preguntó Sakura con frialdad. Kakashi subió la mirada y le dolió el pecho, era tan hermosa que dolía. Nunca en su vida había extrañado tanto a alguien.

"Tengo una misión para ti" dijo con seriedad, poniendo una mascara de indiferencia en su rostro. En ese momento Sasuke entró en la oficina. Sakura miró al Uchiha y luego miró a Kakashi con el ceño fruncido.

"¿Qué hace él aquí?" preguntó ignorando a Sasuke, quién solo miró hacia un lado ignorando a Sakura.

"Tengo una misión para ustedes" dijo mientras colocaba dos pergaminos frente a él en el escritorio "Hay una aldea varios kilómetros al norte que tiene un brote de lo que parece ser un virus aunque algunas personas sospechan que es un envenenamiento. Necesito que vayas hasta allá y averigües que está causando esta enfermedad" Sakura lo miraba con incredulidad "necesito mi mejor ninja médico, no queremos que lo que sea que esté ocurriendo se expanda por la región. Su hora de salida es a las 600 horas, mañana" Sasuke tomó su pergamino asintió y dejó la oficina sin decir una sola palabra.

"Entiendo porque necesitas que yo vaya ¿Pero por qué Sasuke?" preguntó la mujer.

"Necesitas una escolta. Te estoy ofreciendo lo mejor que la aldea tiene para ofrecer en este momento" respondió volviendo su mirada a unos papales que tenía que firmar. No era fácil enviarla con Sasuke de viaje, pero tenía que hacerlo, tenía que forzarlos a pasar tiempo juntos. Había exagerado la misión un poco, aunque si había un brote de una enfermedad desconocida en ese pueblo, no temía que se extendiera por la región, al parecer algo estaba intoxicando a la gente, Sakura era la mejor candidata para descubrirlo y crear un antídoto.

"Envía a otra persona. Sai está en la aldea, lo vi hace un momento"

"Sasuke irá contigo, fin de la discusión" dijo Kakashi con un tono severo mirándola finalmente a los ojos.

"Sé lo que estás haciendo. Tú lo hiciste volver, él me lo dijo. Ahora seguro que alguien te dijo que no he estado pasando tiempo con él, así que nos vas a obligar ¿Qué piensas que va a ocurrir? Me va a mirar y voy a enamorarme de él otra vez. No va a funcionar, porque yo amo a otra persona" el corazón de Kakashi comenzó a latir con fuerza en su pecho "te amo a ti" dijo la mujer con el ceño fruncido y determinación en la voz. Lo que sintió Kakashi al escuchar esas palabras no fue nada parecido a lo que tal vez ella esperaba, porque se llenó de ira. Golpeó con ambas manos el escritorio, haciendo a Sakura dar un brinquito de sorpresa. Se puso de pie y rodeó el escritorio parándose frente a ella.

"Dime ¿Qué es lo que amas?" preguntó con un tono de voz amenazante. Sakura lucía nerviosa, aunque al mismo tiempo se notaba que trataba de esconderlo.

"Tu…tu…" Kakashi esperó pero nada más salió de la boca de Sakura y muy en el fondo estaba decepcionado.

"El asunto es, Sakura…que amas los hijos que te puedo dar. Eso no es suficiente para mí, porque literalmente cualquier hombre puede darte hijos para amar" Kakashi esperó nuevamente varios segundos, de verdad quería que ella le dijera que estaba equivocado, pero no lo hizo "Por favor cierra la puerta al salir" dijo antes de darse la vuelta y pararse frente a la ventana, dándole la espalda.

Para este momento Kakashi sentía que Sakura solo quería manipularlo con esas palabras, que cruel y que triste que llegasen a ese punto. Su corazón se partió, por todo lo que no merecía tener, todo lo que nunca tendría, todo lo que nunca le perteneció. No podía decir que Sakura estaba siendo cruel, sabía que esa no era su intención, pero lo estaba siendo y eso le hizo explotar en ira.

.

.

Habían pasado casi dos semanas cuando Sakura y Sasuke volvieron a la aldea. Dos semanas que Kakashi pasó con el peor humor posible. Cada vez que cerraba los ojos podía ver a Sakura sosteniendo la mano de Sasuke, besándolo y cosas peores que no quería siquiera ponerles nombre. Dos semanas que esas dos palabras que Sakura había dicho lo atormentaron cada minuto de cada día…"te amo a tí"

¿Cómo podía creerle? Él había visto a Sakura decir esas mismas palabras a Naruto hace muchos años para tratar de manipularlo ¿Cómo podía confiar que no estaba haciendo lo mismo con él?

La pareja entró en su oficina, aunque Kakashi intentó y hubiese preferido ignorar a Sakura un poco, no mirarla directamente, era imposible. Esta mujer se apoderaba de todos sus sentidos cuando estaba frente a él. Y para su sorpresa Sasuke fue el primero en hablar.

"Mi misión fue completada. Escolté a Sakura y la devolví a salvo" Sakura miró a su compañero y pareció divertida con sus palabras. Kakashi no pudo evitar la oleada de celos que recorrió todo su cuerpo "Estoy seguro que no me necesitan aquí para escuchar los asuntos médicos que Sakura tiene que describir" Sasuke no esperó respuesta y salió de la habitación. Sakura volvió su atención de nuevo hacia él.

"Era un envenenamiento. Alguien trajo consigo de un viaje una planta toxica, sin saber que lo era. Esa persona sembró esa planta y proliferó en la zona. Fue cuando todos comenzaron a enfermar, la situación fue controlada con éxito. Las plantas fueron eliminadas y el antídoto distribuido."

"¿Eso es todo?"

"Te daré más detalles en el reporte escrito, pero básicamente es todo. Cualquier ninja médico hubiese podido llevar a cabo esta misión" dijo la kunoichi, pero Kakashi ignoró ese último comentario.

"Muy bien, puedes retirarte" dijo poniendo su atención en un reporte que no tenía ningún interés en leer. Pero Sakura no dejó su oficina "¿Necesitas algo más?" preguntó levantando una ceja

"Sasuke expresó su interés de retomar su relación conmigo" dijo la mujer y Kakashi respiró profunda y lentamente para controlar su reacción "Yo lo rechacé" la dualidad en sus sentimientos lo abrumó un poco. Por una parte estaba aliviado de escuchar eso, por otra frustrado que Sakura fuera tan terca.

"Sakura, esto es algo que has querido toda tu vida"

"Lo que he querido toda mi vida no me lo puede dar Sasuke. Pero decidí que no voy a rogarte más ¿Quieres que vaya y me acueste con otros hombres? Está bien, tal vez lo haga" la mujer ahora lucía pensativa "Iré al bar esta misma noche y conseguiré con quien acostarme y no será Sasuke" dijo como si hablaba de ir y comer un helado. Kakashi la miraba con horror. Sakura dio media vuelta y salió de la oficina, dejando a Kakashi pasmado, con el impulso de seguirla y… ¿Hacer qué?

Por un par de horas estuvo intranquilo, sin poder concentrarse en nada. Y de pronto, en un impulso. Cuando Genma había pasado por su oficina a dejar unos papeles, le sugirió ir por unos tragos al bar. Y todos sabían cuál bar frecuentaban los ninja de Konoha. Genma se alegró con la idea diciendo que invitaría otras personas. Cuando Genma dejo la oficina, Kakashi se sintió estúpido por haber hecho esos planes. Pero no hizo nada para cancelarlos.

Cuando la noche llegó y la hora de ir al bar se acercó, Kakashi se había convencido de no ir. Sakura era una mujer adulta, y estaba haciendo lo que él le había pedido. Lo que realmente lo hizo salir de su casa fue el hecho de que no, Sakura no estaba saliendo con Sasuke, Sakura iba a cometer un error solo para probar un punto y tenía que evitarlo.

"Hatake, es muy extraño verte llegar a tiempo a un lugar" exclamó Genma desde la puerta del bar, donde estaba de pie junto a la silla de Gai.

"Me alegró mucho que sugirieras pasar un rato en el bar, debemos expresar nuestra juventud cada vez que sea posible, el camino de la juventud más pronto que tarde llegara a su fin…" Gai comenzó a expresar con emoción y Kakashi lo bloqueó más interesado en mirar dentro del bar. Genma sugirió entrar y empujó la silla de Gai.

Encontrar a Sakura en el bar repleto de gente no fue difícil, todos sus sentidos se concentraban en ella cuando estaban en la misma habitación y el cabello color rosa ayudaba bastante.

Sakura estaba en una mesa rodeada sentada junto a Ino, frente a ellas estaba Tenten y Choji. Aunque si parecía estar bebiendo más de lo que algunas vez había visto beber a Sakura. Kakashi comenzaba a relajarse cuando Rock Lee se acercó a la mesa y luego de saludar, Sakura apunto el asiento junto a ella. Kakashi recordó a Rock Lee del futuro, el mismo que había estado con Sakura, que había gritado en su oficina que era el padre del bebé de Sakura…El horror se apoderó de Kakashi.

Faltaba un mes para la fecha en que debían concebir a Kenta, y según lo que Shikamaru del futuro le dijo, Rock Lee había estado con Sakura un mes antes de eso. Nunca se fijó realmente en la fecha de lo que sería su boda con Sakura, pero era en algún momento entre este momento y dentro de un mes. Probablemente Kenta fue concebido en la luna de miel…

"Querido amigo ¿algo te preocupa?" preguntó Gai sacándolo de sus pensamientos.

"Eh…sí, estaba pensando si había firmado un registro importante" respondió rascándose la cabeza con una mano y una sonrisa que solo a Gai le podría resultar sincera.

"Sí era importante estoy seguro que lo hiciste" respondió Gai, alguien se acercó al hombre y comenzó a hablar con él. Kakashi se tomó de un solo trago toda su copa y se sirvió otra. Miro nuevamente a Sakura, la mujer estaba hablando con Rock Lee, totalmente concentrada en todo lo que decía, de pronto soltó una risa y colocó una de sus manos en el antebrazo del hombre, obviamente flirteando con él. Kakashi se tomó otra copa de un tirón y se sirvió otra.

"Estas tomando un poco rápido ¿no?" Genma preguntó, Kakashi miró al otro hombre y vio como con la quijada señalaba hacia donde estaba Sakura "¿Problemas de mujeres?" Kakashi casi se ahoga con el trago que estaba tomando, comenzó a toser el alcohol que ahora le quemaba las fosas nasales "Está bien, yo no juzgo. Dos personas adultas y todo eso…mientras sea consensual ¿no?" Kakashi no respondió nada, no había nada que pudiese decir que estuviese bien.

Kakashi siguió bebiendo, y trató de ser parte de las conversaciones que se llevaban a cabo a su alrededor, no pudiendo concentrarse totalmente en ninguna. El interés de Rock Lee ya era evidente, Sakura estaba haciendo algo muy peligroso. Rock Lee no era una mala persona, pero era tan intenso como Gai. Estas eran personas con las que no podías jugar. Y Kakashi había visto el resultado de ese jugueteo por sí mismo. En el futuro.

No podía detenerlo aquí y ahora, pero definitivamente no dejaría a Sakura irse con nadie. Apenas toleraba la idea de Sasuke…

La noche comenzó a volverse borrosa, la gente comenzaba dar vueltas, todo menos Sakura. Para cuando Kakashi decidió dejar de tomar, era tal vez demasiado tarde. Él no bebía mucho y cuando lo hacía lo hacía con cuidado, unas pocas copas. Ahora no solo había bebido con abandono, apenas y dormía cada día, apenas y comía…Su cuerpo no estaba preparado para tanto sake.

Ya no sabía cuántas horas habían pasado. Pero en algún punto vio a Sakura ponerse de pie y aparentemente despedirse de sus amigos, lo peor fue ver a Rock Lee hacer lo mismo y comenzar a caminar hacia la puerta del bar con ella. Kakashi intentó bajarse del banco donde estaba sentado y se tropezó, unos brazos lo sostuvieron y no lo dejaron caer, escuchó la voz de Genma murmurar "Mierda, estas pesado" Luego de enderezarlo el hombre colocó el brazo de Kakashi en su hombro apoyando el peso del Hokage y comenzó a caminar hacia la puerta con él "Vamos a ver si le importas a tu alumna tanto como ella a ti" murmuró. Kakashi sintió aire fresco chocar contra su rostro cuando salieron del bar "Sakura san" Genma llamó.

Kakashi no estaba seguro ya de que estaba ocurriendo, pero el aire fresco en vez de ayudarlo, le causo nauseas y se dobló tanto como Genma se lo permitió y soltó todo el contenido de su estómago. Ahora sentía escalofríos y no podía concentrarse en lo que ocurría a su alrededor. Escuchaba voces, una de las voces era de Genma, la otra no estaba seguro, lo último que escuchó antes de que todo se volviera negro fue "Mierda."

La siguiente vez que Kakashi abrió los ojos, tuvo que cerrarlos de nuevo, había luz y dolía. Lo intentó de nuevo y descubrió que era la luz del día que entraba por la ventana. Estaba en su habitación en la mansión del Hokage, lo primero que pensó fue que no había dormido en esta cama en por lo menos un mes. Desde que volvió del futuro estaba acampando en el sofá de la sala.

Un segundo después notó que había un peso en su estómago, pero eso no fue lo que más lo alarmó, el olor de Sakura lo envolvió. Estaba en su cama con Sakura. Abrió los ojos y junto a él estaba Sakura dormida con una de las manos sobre su estómago.

El primer instinto de Kakashi fue mirar hacia la mesita de noche del lado de Sakura, donde en el futuro tenía una foto de los niños, tal vez habían vuelto al futuro de alguna forma. Pero no había nada, no había teléfono y no había foto. Kenta y Sayuri no existían, el ya familiar pesar se formó en su pecho.

Kakashi se concentró en lo último que recordaba de la noche anterior. Estaban en el bar, había bebido en exceso, Sakura se había ido con Rock Lee, se cayó de su asiento…no, no se cayó, alguien evito que cayera…Genma, Genma lo llevó fuera del bar. No podía recordar más nada.

Pero había soñado con Sakura, había soñado que estaban juntos en la ducha, que se abrazaban bajo el agua y ella le decía "Baka". Había soñado que ella le hablaba pero no podía recordar que le decía, pero podía verla aún en su mente, bella, con una hermosa sonrisa que ahora podía admitir que solo había visto que le daba a él.

Kakashi volvió a abrir los ojos, y se preguntó si tal vez en su estado de ebriedad se había acostado con Sakura, lo lamentaría mucho porque no podía recordar nada. La mirada de Kakashi recorrió el cuerpo de la mujer, se sintió aliviado al verla aún vestida, aunque él solo estaba en ropa interior, no tenía camisa, ni mascara.

La mano de Sakura en su estómago se movió y él cerró los ojos. Quería alargar este momento lo más posible y si tenía que fingir que dormía para hacerlo, lo haría. Pero Sakura solo se abrazó aún más a su cuerpo, soltó un suspiro en sus sueños y siguió durmiendo. Él coloco una mano sobre la de la pelirosa, cerró los ojos y volvió a dormir.

.

.

.

.

Nota del Autor: Les hice esperar tanto que preferí no hacerles leer tonterías al principio del capitulo jaja. Así que voy aquí. El final del camino está cerca y por eso me estoy tomando mucho cuidado en todo lo que escribo, y espero esté dando resultado. De verdad espero hayan disfrutado este capítulo y sé que fui un poco malvada por donde les dejé. Pero el próximo capítulo tenemos que ver que estuvo haciendo Sakura ¿no?

Extraño a Kenta...