Wind Fox.

Si otra historia de naruto que puedo decir, me gusta hacerlas y a ustedes leerlas.

Lean los comentarios el final.

Texto.

Lecturas y kyubi.

Diálogos.

Capítulo 1: la decisión más difícil.

Habían sido las doce horas más largas y difíciles en la vida del joven hokage de 26 años, minato namikaze, gran héroe de la tercera guerra shinobi a favor de konoha, el hokage más joven en asumir el cargo y también uno de los ninjas más temidos del mundo, pero sobre todo él era.

Un padre soltero.

Viudo era una mejor palabra.

Su esposa kushina se sacrificó para salvar la vida de su hijo naruto.

Naruto en estos momentos estaba acostado en su cuna, su hijo tenía un cabello rubio con las puntas rojas, era muy parecido a él, salvo unas marcas en su rostro, pero la forma de sus pequeños ojos ya le recordaba al padre su dolor.

Su esposa murió y todo por culpa de ese enmascarado que intento liberar al zorro, el zorro que ahora naruto carga.

El rubio mayor no sabía qué hacer, su aldea dañada, su familia rota y ahora informes de que iwa y kumo se acercaban con intenciones de conquistar en momentos de esta debilidad.

Naruto inicio a llorar, en búsqueda de atención.

Minato no sabía que es lo que su bebe quería, comida, bebida, el simple calor materno.

No minato estaba totalmente perdido sin su brújala emocional, rota por la muerte de su esposa.

Naruto. Minato tomo a su hijo. Yo. No sabía qué hacer en este momento, lo único que le importaba era proteger a su hijo, pero como hacerlo si todo el mundo está en tu contra.

Solo. Minato lo vio. Si no supieran que existes. Comento.

Él bebe le sujeto la mano y rio.

Naruto. Minato lo abrazo. Perdóname. Fue lo único que dijo.

…..

Cuatro años después.

No vuelvas hasta el anochecer fenómeno. Grito una mujer mayor cerrándole la puerta a la cara a un joven rubio, de puntas de cabello rojas.

El joven a sus casi cinco años, que serían dentro de tres días, tenía una mirada que asustaría a un ninja veterano, el niño no tenía como tal una cara que expresara alguna emoción.

Su mirada casi siempre estaba perdida, solo reaccionado cuando algo le llama la atención, apenas habla y cuando lo hace siempre es para amenazar a sus otros compañeros.

El niño era uno de los múltiples huérfanos de la noche que el kyubi ataco y como todos ellos eran mantenidos para un día entrar a las reservas de la aldea, como futuros shinobis, de hecho, su orfanato era dirigido por un grupo de shinobis y kunoichis contratados por el grupo de civiles encargados de esa área.

Pero el niño no solo era un caso especial por su mirada, sino por su peculiaridad.

Esa mañana, mientras desayunada, un niño le había querido robar el desayuno y cuando no lo logro lo tiro al piso, el niño y muchos huérfanos menores o mayores se rieron.

Solo dejaron de hacerlo, cuando naruto rompió la cuchara de metal y con esta apuñalo al niño que tiro su comida en el cuello.

El niño fue llevado de emergencia con los medinin.

Mientras naruto fue castigado, con golpes con una barra de metal, por lo que había hecho, sin embargo, su peculiaridad, se manifestó, sanando cara herida, hueso roto y moretón hecho, si dolía los encargados no lo sabrían porque en ese rostro no se reflejaban emociones.

Por eso la encargada en ese momento, lo castigo dejándolo fuera.

El niño solo parpadeo y suspiro caminando por la aldea.

El niño era consciente de su entorno y al caminar naruto solo veía a todos y como ellos lo evitaban.

Cuando camino llegando a un lugar tranquilo, naruto se sentó a esperar algo.

No sabía que.

Se acostó un momento. Y cerro los ojos.

Se despertó solo al escuchar el sonido de un bastón.

Naruto abrió sus ojos y vio a un hombre este tenía un lado de su rostro vendado, junto con su cuerpo y un brazo el cual estaba bajo unas telas negras de su yukata, su otro brazo era el que sostenía el bastón, el hombre caminaba lento, pero algo no se sentía bien en el hombre, como si fingiera ser un anciano débil.

Buenas tardes niño. El anciano lo saludo.

Desde ahí naruto supo que algo estaba mal todos los adultos lo evitaban.

Si uno se acercaba era señal de alarma.

Me he enterado que eres huérfano. Comento el anciano. Sin embargo, ese orfanato no tiene las mejores opciones si quieres convertirte en un gran shinobi. Le explico.

Yo no quiero ser ninja. Dijo el niño aun acostado.

¿entonces qué serias? Le comento. Y donde vivirías los orfanatos son solo para la futura fuerza militar de la aldea. Explico. ¿A donde iras? al bosque, los animales te matarían sin dudarlo, la naturaleza es cruel. Explico el anciano.

Naruto pensó.

Había escuchado eso antes, en la voz de sus pesadillas.

Solo sobrevive el más fuerte. Termino la oración del hombre naruto.

El anciano pareció abrir su ojo complacido.

¿entonces dime? El anciano se sentó. Cuál es tu meta, tu objetivo, tu sueño. Le cuestiono el hombre.

Naruto lo pareció pensar, en realidad no tenía ninguna de esas cosas, solo vivía por vivir, pero eso se sentía vacío, Naruto sintió un ligero dolor de cabeza, se sacudió molesto.

Naruto alcanzo a notar por un momento que el hombre se ponía molesto por eso.

Pero solo por un momento, para el siguiente su rostro cambiar a uno sin emociones.

Muchos quieren ser grandes shinobis, otros quieren ser líderes de clanes, algunos aspiran a ser hokage. Le comento. ese es mi sueño ser hokage. Dijo el anciano.

Naruto lo vio.

Todos tenemos un sueño y a veces no se cumple si uno no lo hace, uno debe hacer todo lo necesario para cumplir su sueño. Le explico.

Naruto pensó las palabras del hombre.

Un objetivo. Pensó naruto. Solo el fuerte sobrevive. Murmuro. Quiero ser fuerte y sobrevivir. Le explico naruto al anciano.

Este se puso de pie.

Si es así, quizás ese orfanato en el que estas no sea el mejor. Comento el hombre mirándolo. El mío sí. le explico.

¿Cuál es tu nombre? Comento naruto.

Soy Danzo shimura. Dijo el hombre.

Soy danzo shimura, esas fueron las palabras que naruto recordaba en este momento, habían pasado tres largos años desde ese encuentro.

Las cosas cambiaron muy rápidamente, primero varios niños, entre ellos naruto fueron cambiados de orfanato a otro en la aldea, quizás con mejores recursos, instalaciones y mayor personal, pero también más vigilados y restringidos.

Tenían los horarios bien programados y casi ninguna salida del edificio a menos que pasaran dos cosas, una que uno de los encargados te sacara y la otra era que te escaparas.

Cuando te sacaban había dos opciones volvías como una persona diferente o simplemente no volvías.

Y cuando te escapabas, simplemente no volvías.

Salvo una excepción, naruto rápidamente aprendió a moverse en el edificio, sabia las ubicaciones de las cámaras, los puntos ciegos, los pasajes, el número de puertas y ventanas, sabia el número de personas dentro y los horarios.

Cuando se escapó la primera vez fue perseguido por los encargados, pero naruto pudo escapar de ellos aun cuando casi lo atrapan muchas veces, al final aburrido regreso.

Mejoraron la seguridad y volvió a escapar, eso fue una constante, tanto que, en lugar de intentar detenerlo, los encargados crearon un tipo de concurso entre ellos para ver quien lo podían detener y nadie lo había logrado.

Otra cosa era que las habitaciones no estaban divididas por edades o género.

Sino por sus capacidades.

Había habitaciones para los que eran buenos con armas, habitaciones para los que tenían chacra elevado, habitaciones para los que eran diferentes (personas con características como manos extras o esas cosas) y las habitaciones donde estaban los que tenían una naturaleza elemental.

Naruto estaba en este último grupo, en el cuarto piso, su habitación era compartida como todos, con una niña algo hermosa y que era amable con él.

Se llamaba Sauri y tenía naturalezas muy elevadas en doton y katon.

Naruto por su parte, tenía elevadas las naturalezas Futon, Raiton, Suiton y katon.

Esto era lo que lo ponía dentro del esquema del orfanato como alguien de notar.

Durante los horarios, están las clases muy pesadas de información de todo el mundo y si fallabas en dar una respuesta te castigaban, estaban las de lanzamiento de armas, combate cuerpo a cuerpo, combate con armas y sobretodo ninjutsu.

Era todo muy avanzado, pero naruto estaba entre los puestos más altos.

Se podía decir que naruto no tenía amigos, pero eso era porque en este orfanato solo te dejaban ser amigo de la persona con quien compartías cuarto, cualquier intento de relacionarse con otro más allá de un entrenamiento o en clase era castigado.

A naruto no le importaba mucho eso, este lugar tenía una mejor cama, tenía libros que podía leer siempre que quiera, tenía comida todos los días, agua caliente y si se escapaba podía volver, era su lugar.

Fue cerca dela fecha de su cumpleaños, cuando Sauri y el fueron seleccionados para la prueba.

La prueba se hacía con los niños de ocho años en adelante, si pasabas la prueba te dejaban salir del orfanato y te daban un departamento en la aldea y un pago del tesoro mensual.

Naruto y Sauri fueron escogidos y se les dio una misión simple.

Había que recuperar dos pergaminos en el bosque de la muerte, dejados con indicaciones una vez encuentren los dos pergaminos deben abrirlos y cumplir las indicaciones.

Es muy bonito el bosque no naruto-kuna. Dijo Sauri mientras saltaban entre los árboles.

Los dos niños estaban con una ropa negra a juego de pantalón y camisa de manga larga, con una riñonera en sus espaldas, Sauri llevaba un katana y naruto no tenía nada visible.

Lo es. Naruto comento saltando y lanzando rápidamente kunais sobre un insecto gigante, los kuanis brillaban verdes cuando el animal fue atravesado por estos, así como el árbol y las rocas con una gran facilidad.

Todo gracias al chakra de viento de naruto.

Eres muy fuerte y genial naruto-kun. Dijo Sauri sonriéndole. Por eso eres mi mejor amigo. Le comento con orgullo.

Naruto solo asintió.

Llegaron a un punto donde se separaron y buscaron su respectivo pergamino.

Naruto tuvo que bajar a un rio, caminar sobre él y partir con su chakra de viento una cascada para llegar al pergamino.

Regreso con Sauri.

Tuve que sacarlo de un agujero con notas explosivas. Le dijo la niña. sabes si cuando tengamos nuestras casas cerca y somos vecinos, ¿te parece hacer una fiesta por tu cumpleaños? Comento la niña.

Me gustaría. Dijo naruto feliz por la idea de celebrar una vez su cumpleaños y con quien podía considerar su mejor amiga.

Los dos niños abrieron el pergamino al mismo tiempo.

Tu orden final.

Mata a tu compañero. Era todo lo que decía el pergamino.

Sauri vio a naruto y le sonrió.

Esto debe ser una artimaña. Dijo la niña viendo a todos lados. La voluntad del fuego dice que debes proteger a tu compañero. Explico la niña. tu que dices Naru-kun. Sauri dejo de hablar cuando un kunai atravesó su corazón.

Naruto lo sujetaba con las dos manos.

Había lágrimas en sus ojos, pero su mirada estaba seria.

La niña lo vio y con sus últimas fuerzas le sonrió.

Cerro los ojos y murió.

Naruto vio caer su cuerpo.

Vio sus manos machadas de sangre y tiro la kunai al piso.

El no, él no lo hizo, pero debía hacerlo, nadie se interpone en tu camino para ser más fuerte, si completas la misión, te dan más cosas, que te ayudaran a ser más fuerte, Sauri lo sabía, porque entonces se negó a cumplir la misión, ¿Por qué le sonrió? Porque no lucho.

El ruido de un bastón se escuchó.

Bien hecho, sin dudar, sin emociones, sin arrepentimientos. Danzo shimura y dos personas con máscaras y túnicas salieron de las sombras. Lo hiciese bien naruto, cumpliste la misión. Comento.

Naruto solo vio sus manos y la sangre en ellas, vio a su mejor amiga, no eso ya no era su amiga, era solo un cuerpo muerto, abono para el bosque, una huérfana que nadie extrañaría, una vida que acabo para ser más fuerte.

Naruto se dio media vuelta y dejo su cuerpo para que el bosque la tomara.

Danzo asintió y naruto y él se fueron en un tronado de viento.

…..

Al cumplir los diez años, naruto entro oficialmente a la academia.

Al acabar su prueba se graduó del orfanato y se le dio un apartamento, dinero y entrenamiento, entrenamiento, especial pues mientras sus compañeros siguieron con los ambus, él fue entrenado directamente por Danzo.

Y ene se tiempo naruto llego a odiar y respetar al hombre.

Los métodos de danzo eran crueles y pocos lo soportarían, pero naruto lo hizo, a danzo no le importaba que sus jutsus de viento le cortaran la piel, no le importaba dejarlo ser golpeado por varios ambus a la vez, no le importaba el estrés de aprender a hacer sellos mientras te lanzan notas explosivas.

No a danzo solo le importaba hacerlo más fuerte.

Y naruto acepto eso, él debía ser fuerte para sobrevivir, ese era su único objetivo, sobrevivir.

La naturaleza es sabia, solo sobreviven los más fuerte y el sería el más fuerte.

Fue así que tras aprender Jutsus futon, conocimiento en sellos, combate cuerpo a cuerpo y con armas.

Naruto de diez años entraría a las filas shinobi, como un aprendiz en la academia genin y saldría como genin a sus 14 años.

Cosa que naruto acepto.

Estaba listo para todo.

Mientras veía al cuarto hokage Minato Namikaze dar el discurso de bienvenida a la futura generación de genins, podía ver a los niños ser apoyados por sus padres, él estaba solo, pero por un momento capto una mirada rara del hokage, una como de orgullo y tristeza, siguió viendo y noto a danzo sentado junto con otros tres ancianos, el viejo hombre solo hizo un asentimiento y golpeo su bastón.

Naruto gruño, pero asintió.

Solo el niño de 10 años, cabello rubio con puntas rojas, ojos azules y marcas en sus meguillas solo se preguntaba.

Como serían sus días en la academia.

….

Fin del primer capitulo

Bueno ya saben.

Comente y si tiene

5 seguidores.

5 comentarios.

O 5 favoritos la sigo.

Nos vemos luego.