BUENO, LO SIENTO. QUIERO ACLARAR ALGO POR ACÁ ANTES DE QUE PASEN A EL CAPITULO.

Me demore en actualizar porque no había planteado bien la historia y edite el primer capitulo. Fueron pocos cambios, y siendo honesto cuando la subí casi no había revisado ese capitulo, así que, sorry people. Si quieren la tediosa tarea de releer mi primer capitulo para ver cambios, lo pueden hacer, y se los aconsejo antes de que lean este capitulo.

También me entraron dudadas sobre escribir fanfiction, debates mentales que todos tenemos, pero estoy aca y voy a ver si actualizo mas seguido esta historia.


"Así que, el potencial económico de los Belphegor es el sector agrícola", dijo Naruto mientras se acomodaba. Estaba sentado junto a Aria dentro de un carruaje que los conducía rumbo al territorio Belphegor. Él había pedido que viniera Aria como su acompañante para este asunto importante, ella era su secretaria y guardaespaldas este día.

Ambos estaban vestidos para la ocasión, ella se puso un vestido de negocios formal. Mientras que Naruto estaba vestido, con su saco abierto que va hasta sus rodillas, una camisa azul oscura elegante complementándolo con unos finos pantalones negros y unos zapatos negros.

Ciertamente no podían utilizar círculos mágicos y teletransportarse directamente al castillo de los Belphegor. Los demonios tenían ciertas reglas en cuanto a la magia que utilizaban, incluyendo que no podían teletransportarse con círculos mágicos a otro territorio directamente sin permiso, porque sería una falta de respeto, así que lo más común era tomar un transporte físico.

"El clan Belphegor, es uno de los principales productores de comida del inframundo, su economía está afectada y la calidad de sus productos a decaído, ya que muchas de sus tierras se vieron afectadas por la Gran guerra" hablo Aria. Ella había sido informada y asignada como acompañante y escolta del heredero del clan agares.

'Podría sacar provecho de la situación, para traerlos a nuestro lado' pensó Naruto mientras miraba la carpeta en sus manos.

Una de las grandes cosas que aprendió Naruto, fue que el inframundo es que además de que era igual de grande que la tierra su mundo natal, estaba dividida en dos; una parte la gobernaban los demonios y la otra los ángeles caídos. Otro rasgo importante era que la mayoría de la tierra era árida, no había océanos, solo pequeños mares y pequeños bosques.

Los demonios eran una sociedad autosuficiente, como cualquier otra raza de seres sobrenaturales, nunca dependían una de la otra para subsistir. Los clanes principales tenían cada uno un sector comercial que potenciaba su riqueza y en el proceso hacia funcionar el inframundo.

Como los Belphegor en este caso, es uno de los clanes que tiene su economía enfocada en los cultivos de diferentes alimentos, también tenían muchas granjas de animales. Este clan era muy importante para la subsistencia del inframundo. Claro que no era el único clan que se concentraba en ese sector, hay otros clanes que también estaban encargados de cultivar alimentos como lo eran los Belphegor.

Según el historial de la tierra del inframundo, demostró que se podía cultivar en un principio, pero con la gran guerra, muchas zonas quedaron estériles por residuos mágicos luminosos u oscuros que quedaban en la misma. Esto dejó un problema grande, había muchas de estas zonas estériles en clanes que producían la comida para el inframundo, esto llevo a que algunos clanes decayeran económicamente, dejando afectada la economía del inframundo aún más.

"Hay muchas tierras de clanes extintos que son estériles para cultivos, esas zonas fueron donde se produjeron batallas en la última guerra" informo Aria, también estaba sosteniendo una carpeta con información sobre el inframundo "No sirven para cultivar, pero pueden servir para otras cosas con el tiempo"

"Así es Aria, creo que esa sería la única forma de sacarles provecho y generar dinero, pero lo ideal es que el clan Belphegor se mantenga en su negocio, podríamos utilizar esto de mejor manera, darles tierras que sean viables para cultivo y que saquen provecho en lo que son buenos, para que sean más productivos"

"Así que… ¿Esta va a ser tu oferta?" pregunto Ana mientras miraba a Naruto.

"Lo ideal sería que esto ayude a la recuperación de su clan, mientras ayuda a la recuperación de la economía del inframundo. Los herederos nos dieron muchas tierras al azar, podríamos escoger las que nunca fueron afectadas por batallas y dárselas"

"Pero...Si los herederos de los Maou ya les están ofreciendo muchas tierras ¿Cuál va a ser tu forma de persuadirlos para que se nos unan?"

Naruto respondió con una simple sonrisa mientras levantaba su dedo índice "Extinción inminente"

Aria levanto una ceja ante la respuesta de Naruto. "¿Extinción inminente?"

Naruto asintió, "Mi padre sugirió que les ofreciera tierras, pero creo que eso no es suficiente, tengo una idea que asegurara su participación en la guerra a nuestro lado"

"Y, ¿Cuál sería?"

"Está claro que si nuestra raza inicia una guerra nuestra extinción es inminente, ese va a ser uno de los puntos importantes que tratare y otros cuantos, espera y veras" Naruto solo le guiño un ojo y le daba una sonrisa juguetona.

Aria solo suspiro, en los años que había visto crecer al heredero del clan Agares, había aprendido que era impredecible y a veces bromista, aunque este comportamiento se lo había mostrado a ella y algunos sirvientes que los trataba como amigos.

Una cosa que Naruto lleva tratando todos estos años y que aprendió de mala manera, era que los demonios eran extremadamente codiciosos, su lado humano siempre se vio afectado en esta nueva vida por ese hecho. Los humanos ciertamente eran codiciosos, eran ambiciosos en algunos aspectos, aunque en algunos momentos eso fue bueno, porque los llevo a hacer cosas increíbles en sus vidas. Él también fue muy ambicioso en su antigua vida, él quería ser el Hokage y lo logro y con ese hecho él pudo cambiar su mundo para lo que él creía mejor.

Pero si compara la codicia de un demonio con la de un humano, sería que este sentimiento estaba multiplicado por cien, de mala manera lo aprendió. Pero todavía tenía muy arraigadas sus costumbres ninja, y podía sacar provecho de esos sentimientos que emanaban los demonios. El plan era utilizar esos sentimientos para sacar provecho de los jefes de estas casas.

"Estamos llegando Naruto" dijo Aria mientras se inclinaba hacia la ventana, ella podía mirar a lo lejos el castillo principal del clan Belphegor.

Naruto fue sacado de sus pensamientos, él se inclinó hacia el lado donde estaba su ventana, pudo mirar a lo lejos invernaderos y otras edificaciones industriales, dedujo que eran propiedad de este clan demoniaco.

Pronto el carruaje se detuvo, Naruto y Aria salieron de su transporte, para luego mirar el castillo del clan Belphegor.

A Naruto siempre le impresiono los castillos en los que vivían los demonios. Los castillos demoniacos eran grandes, muy grandes, y el castillo principal del clan Belphegor era grande. No tan grande como el de su familia, pero este castillo no se quedaba atrás.

Tenía un diseño en piedra con una estructura imponente, parecía una fortaleza, pero de lujo. Sus torres sobresalían y si se pudiera ver desde el cielo, tendría una figura de un rombo, y una gran estructura se levantaba en el centro, además estaba rodeada de muchas otras estructuras dándole una apariencia imponente.

Naruto pudo ver a dos demonios en la entrada, un hombre y una mujer, seguramente salían para recibirlo, y no eran nada menos que los líderes actuales del clan Belphegor.

El hombre tenía el cabello corto rojo claro, ojos azules. Estaba arreglado con un saco negro abierto que dejaba ver una camisa blanca, pantalones negros a juego con un par de zapatos negros. Un simple traje de negocios. Al parecer lord Belphegor no parecía contento, o eso era lo que imagino, parecía una persona demasiado seria solo juzgándolo por la cara que estaba poniendo.

En cambio, la mujer a su lado, tenía una sonrisa suave y era una mujer muy atractiva. El color de su cabello era rosa cereza, de alguna forma le recordó a su ex-compañera de equipo Sakura, aunque el de la mujer era un poco más oscuro. Sus ojos eran de color amarillo claro, su cabello estaba suelto y era ondulado que le llegaba un poco más debajo de los hombros. Llevaba un vestido que abrazaba su hermosa figura, sus mangas iban hasta sus codos y en la parte inferior llegaba hasta debajo de sus rodillas, que no dejaba ver casi nada de su cuerpo, aun así, a primera vista se podía ver que tenía un gran cuerpo.

Naruto y Aria se acercaron a la pareja.

"Buenos días Lord y Lady Belphegor, me presento como heredero del Clan Agares, Naruto Agares, la que está a mi lado es Aria una criada de mi familia y es mi guardaespaldas y secretaria, vengo a discutir asuntos negocios que involucran al inframundo" Naruto se presentó de ante los líderes de clan mientras se inclinaba con Aria en señal de respeto. Esperaba que su apertura fuera buena, duro mucho tiempo como Hokage y en ese tiempo había discutido con muchos políticos importantes de su mundo, esperaba que no haya perdido su toque cuando se trataba de ser formal. Además, lo habían adoctrinado para ser formal cuando se debía según su posición.

Lord Belphegor dejo su cara fruncida para esbozar una sonrisa, no conocía al joven heredero y era una sorpresa que su visita fuera el heredero. No lo esperaba, tal vez esperaba al señor Agares en persona o su esposa para esta conversación tan importante. Al menos por su forma de pararse parecía un gran joven. Estaba con muchas expectativas sobre su vista importante a su territorio por orden de los herederos de los Maou. Esta visita podía significar una cosa, malas o buenas noticias para su clan. El solo respondió el saludo con su esposa de forma respetuosa también.

"Es un honor tenerte aquí joven Naruto-San, también Aria-San. Les doy la bienvenida al territorio de mi familia" Lord Belphegor saludo de forma respetuosa mientras se inclinaba, su esposa también se presentó.

"Es un gusto conocer al heredero del clan Agares y su criada" esbozo una sonrisa Lady Belphegor, ella también se inclinó de forma respetuosa. Ella se presentó y luego dijo "Debo decir que eres joven para que atiendas este tipo de asuntos, ¿Porque no está alguno de tus padres aquí?"

Naruto y Aria se sorprendieron un poco ante la pregunta de Lady Belphegor, "Mi padre quería que adquiriera experiencia para conocer a los líderes de los demás clanes y entablar relaciones, deben saber de mi posición como heredero del clan Agares" explico Naruto un poco incómodo, esta mujer lo había tomo un poco con la guardia baja con su pregunta. Además, ¡Creía que su padre había explicado a los lideres de los clanes de antemano, sobre su llegada!

"Por supuesto que sabemos la posición en la que te encuentras Naruto-San, es muy bueno que aprendas a relacionarte con los demás líderes de los clanes, entonces si gustas debería seguirnos, hablemos en nuestra sala" lord Belphegor dijo mientras mandaba seguir a sus invitados, pero Naruto los detuvo con sus palabras.

"Claro, pero lord Belphegor, me gustaría que nuestra charla sea lo más privada posible" era algo muy necesario si tenían que charlar sobre un golpe de estado contra los herederos de los Maou y muchos otros conflictos más.

Lady Belphegor levanto una ceja, esto de alguna forma la estaba preocupando más "¿Es tan importante?"

"Si, realmente es importante" afirmo Naruto de forma seria.

"Está bien entonces, vamos a mi oficina" dijo lord Belphegor, su fachada parecía seria por fuera, pero por dentro estaba muy preocupado con todo este asunto, ya que cada vez que se mencionaba a los herederos de los Maou eran problemas.

-Cambio de escena-

Naruto y Aria siguieron a los líderes de la casa Belphegor por su lujoso castillo, muchos sirvientes se inclinaron antes su presencia. Posteriormente llegaron a una gran oficina, donde se podía ver un gran escritorio, había grandes sillas donde todos se podían sentar cómodamente.

Lord y Lady Belphegor se acomodaron detrás del escritorio cada uno en un gran sillón mientras Naruto y Aria se acomodaron al frente de estos donde se encontraban sillones para sentarse.

"Así que, ¿Cuál es el asunto tan importante que nos involucra Naruto-San?" Pregunto Lady Belphegor acomodándose en su sillón, mientras ponía una pierna sobre la otra y acomodaba sus manos sobre sus piernas.

Naruto contuvo un suspiro y sonrió, "Son muchas razones por las que vengo hoy aquí, pero primero me gustaría saber ¿Cómo está su negocio y la economía que maneja actualmente el clan Belphegor? Y me gustaría que respondiera con mucha sinceridad" Debía de iniciar por algún lado, y su opción más optima, era preguntar por el estado del clan Belphegor en general, obviamente sabía que estaba mal, pero no que tan mal.

Lord Belphegor frunció la ceño un poco ante la pregunta, pero no se podía evitar. El chico solo era el mensajero de los Maou, "Me gustaría decir que bien, pero nuestras cosechas en muchos sectores están muy afectadas. Además, debes saber la inflación que tiene el inframundo en estos momentos y muchos de los fertilizantes que se utilizan para los cultivos están caros y muchos otros productos que solemos comprar en masa también lo están. Nuestra economía no está bien y no estamos produciendo lo que solíamos producir cuando la guerra había llegado a estos extremos" era una realidad cruda, pero eso era algo que no podía ocultar si era una solicitud de los Maou.

Claro que no esperaba una respuesta positiva, pero tendría que abordar el tema, "Los herederos de los Maou al parecer están conscientes de eso lord Belphegor, y por eso estoy aquí, las familias de los Maou quieren proporcionarles tierras a ustedes para que sigan produciendo sus productos o para cualquier forma que las encuentren productivas " explico Naruto mientras miraba Aria y con un movimiento de cabeza en señal, ordenó a Aria que entregara una carpeta con información sobre tierras que habían preparado ellos de ante mano, eran buenas en su opinión.

Lady Belphegor recibía la carpeta, mientras ambos procesaban la información que les decía Naruto, ambos miraron la carpeta. Ciertamente era una propuesta interesante de parte de los herederos, aunque esto no solucionaba el problema del todo en el que estaba su clan y el inframundo. Muchas tierras pertenecían a clanes ya extintos, y muchas de ellas no habían sido tocadas por la gran guerra que se libró en el pasado. Pero esto le dejaba muchas dudas de todos modos, era demasiado bueno en algunos aspectos para ser verdad.

"Ciertamente es interesante la propuesta de los herederos, pero ¿Por qué ahora?" lord Belphegor lleva mucho tiempo como líder del clan, había luchado en la gran guerra, había visto los horrores de la guerra, pero también sabía cómo funciona la naturaleza de su raza y más si se trataba de las familias de los Maou, esto podía ser una propuesta de doble filo.

"Las familias de los Maou solo los quieren ayudar, ese es el único mensaje que les envía" dijo Naruto con una cara amistosa, de una forma u otra tenía que cumplir con su deber dándoles ese mensaje. Ahora mismo su familia actuaba como agentes dobles para en beneficio del lado de la revolución. Su padre estaba haciéndoles creer a la familia de los Maou que eran leales a ellos, pero ellos no sabían que su padre era uno de los que lideraba este golpe de estado. Era hora de hacer su parte.

Lord y Lady Belphegor fruncieron el señor ante la respuesta del intermediario, pero de algún modo se alegraron por eso. Esto era muy bueno ciertamente.

Aria fue la que hablo en seguida "Como pueden mirar en la carpeta, hay cinco secciones de tierra que son muy fértiles y que no han sido tocadas por la gran guerra, estas fueron asignadas por la casa Agares, espero sean de su provecho"

"Así que, ¿Había más tierras además de estas?" pregunto Lady Belphegor con curiosidad, los sectores que se les asignaron eran buenos si lo decía ella misma, tierras que nunca fueron tocadas por la guerra eran ideales para sus empresas de alimentos.

"Eso es algo que si puedo responder Lady, los Maou asigno a nuestro clan como encargado de repartir las tierras que nos dieron para que las repartiera entre distintas familias de clanes extra, además hay muchas zonas que fueron tocadas por las batallas serán asignadas a otros clanes que no dependan del sector agrícola, si no más al sector industrial, espero sean de su agrado" respondió Naruto, una verdad a medias, ya que los Maou nunca dijeron nada sobre eso, ellos solo les pidieron a su clan que recogiera información sobre las tierras que habían sido abandonadas por lo clanes extintos y conforme a eso se le asignaran tierras a cada clan extra sin pensar en sus necesidades.

"¡Esa es una muy buena noticia!" Lady Belphegor dijo de forma alegre y levantando la voz un poco, "Debo dar las gracias por pensar en nuestro clan, Naruto-San"

Lord Belphegor no pudo evitar sonreír, esto podría cambiar el rumbo del negocio de su clan, lentamente, pero esto los ayudaría a recuperarse de su economía rota. Pero sentía que había algo más en todo esto.

"Que irrespetuoso de nuestra parte, voy a mandar que traigan bocadillos" dijo Lady Belphegor mientras activaba un círculo de comunicación en su oído y se comunicaba con alguna de las sirvientas de su clan.

Lord Belphegor quería saber más, su visita parecía muy atenta si lo juzgaba con su mirada, parecía un joven bastante serio, parecía que tuviera una mirada más madura de la que aparentaba. Había visto esos ojos en otros demonios de mayor edad, y eso no era algo común. Por lo general los herederos en su juventud eran bastante enérgicos para demostrar su poder ante los demás, y más si eran de un clan de gran rango como lo era la casa Agares. Quería saber… ¿Quién era este joven? No es normal, podría engañar a su esposa, pero no a él.

"Entonces… Naruto-San" Comenzó a hablar lord Belphegor atrayendo la atención de sus invitados mientras se acomodaba en su sillón y dejaba que sus brazos descansaran en el reposa brazos. "Que me puedes decir Naruto-San, acerca de ser el heredero del clan Agares…"

Naruto levanto una ceja ante las palabras de su anfitrión, al parecer esto era algo que iba a suceder con frecuencia. Los demonios también por naturaleza eran muy astutos conforme pasaba el tiempo, y jefes de clanes que pelearon en una guerra apocalíptica lo eran aún más. Pero él tampoco era estúpido, y esto le abrió una ventana de oportunidad para tratar de abrir el tema delicado por el que venía explícitamente. Solo respondió con una sonrisa "Ciertamente es interesante, pero debo decir que el papeleo en un futuro va a ser muy molesto, además tratar todos los días con los muchos líderes de las demás casas va a hacer aún más molesto. Si pudiera dejar que mi padre se encargara de todo por siempre, lo haría" Era una respuesta simple y directa.

Lady Belphegor se sorprendió por la franqueza del heredero, estaba muy sorprendida, ya que ser el Gran Archi Duque era un puesto que cualquier demonio de 72 pilares querría tener, básicamente era un puesto tenía mucha más influencia que las demás casas por un gran margen, además de estar en pleno contacto con los familias de los Maou y muchas veces ganarse sus favores y ciertos privilegios que venían con el puesto.

Aria sonrió unte la respuesta de su joven amo, era bien sabido por los integrantes del clan Agares y sirvientes que Naruto no quería el puesto de Archi Duque. Él decía que el puesto era muy importante para su casa y los otros clanes, pero las responsabilidades que venían con eso, eran muy molestas para el que estuviera a cargo de tal puesto. Pero aun así él no se podía negar al cargo y ese era un hecho que su amo tuvo que aceptar.

Lord Belphegor solo sonrió genuinamente, este chico era más de lo que aparentaba, por lo general los herederos siempre estaban ansiosos para que llegara el día en el que asumieran el cargo del líder de clan, ya que eso le daba un control sobre los demonios que vivían en sus territorios. Pero tenía una verdad que era innegable para cualquier líder, el papeleo siempre fue molesto.

"Entonces no estás muy entusiasmado con el puesto" dijo lord Belphegor.

Naruto solo soltó una peque risa "No mucho por ahora, pero en un futuro lejano tendré que asumirlo y cumplir con mis obligaciones"

"Me alegra que pienses así. Es importante que tengas en cuenta tu posición así no quieras el cargo como debería quererlo un heredero de una casa tan prominente como la tuya" dijo Lady Belphegor.

En ese momento una criada toco la puerta de la oficina y entro con un carrito que llevaba meriendas para todos, ella rápidamente como una profesional les sirvió té y galletas a todos y después se retiró, sin querer interrumpir más la reunión.

Todos consumieron sus alimentos lentamente, Naruto sostuvo la taza de té por su pequeña manija mientras sorbía suavemente sorbía la bebida mientras su otra mano sostenía un pequeño platillo. Era hora de tocar los demás asuntos.

"Lord Belphegor, ¿No ha escuchado rumores últimamente?" Pregunto Naruto dejando descansar la taza de en el platillo.

Lord Belphegor levanto una ceja ante la pregunta, esto era, ¿Acaso esto es un presentimiento? El fingió un poco de ignorancia "¿Qué tipo de rumores Naruto-San?"

Estos juegos de palabras entre políticos eran molestos, "Ya sabes" Comenzó Naruto, "Rumores que involucran al inframundo a reiniciar una guerra contra el cielo, ese tipo de rumores" Quería entrar en el tema importante aquí.

Lady Belphegor dejo que su marido llevara el rumbo de la conversación desde aquí, si podía juzgar el lenguaje corporal de su invitado, podía decir que este era el tema importante que venía a tratar con ellos.

Aria también dejo que su joven amo se encargar desde acá, ella sabía todo lo relacionado sobre el golpe de estado del clan Agares y el clan Bael, ella era una criada de confianza cuando su joven amo le contó el plan a ella, al parecer su joven amo había arreglado eso con lord Agares, para que ella fuera encargada de ayudar a Naruto en su misión.

Lord Belphegor sabia a que se estaba refiriendo con esos 'rumores', era un tema sabido por muchos líderes de los clanes del inframundo sobre la posibilidad de que los herederos de los Maou quisieran reiniciar la guerra contra los ángeles y los ángeles caídos.

"¿Qué quieres que te diga Naruto-San?" Pregunto lord Belphegor de forma seria.

Naruto gimió internamente ante la pregunta de nuevo, mientras involuntariamente apretaba la pequeña manija de la taza te. Ciertamente tendría que llevar el flujo de la conversación él y ser lo más franco posible. "¿Qué opina, sobre que los herederos de los Maou nos lleven a una guerra que posiblemente nos lleve a la extinción cuando el inframundo esta fracturado?, me gustaría saber sus pensamientos lord Belphegor…" tomo un sorbo de su té y espero a que contestara su anfitrión.

Lord Belphegor suspiro, ¡él lo sabía! ¡de alguna forma que esto era un mal presagio! "Siendo sincero y como líder de mi clan, se por las dificultades que actualmente pasa el inframundo, nuestras empresas no están bien y hay otros clanes que tampoco lo están. Además, no estamos en posición para iniciar una guerra contra las otras dos facciones, pero si es la orden de las familias de los Maou no tenemos ninguna forma de decir que no, el sistema de clases lo demanda" tenía que responder ante la pregunta del heredero, así no le gustara la idea de ir a una guerra de nuevo, si era una orden por las familias de los Maou era su deber obedecer, y más aún si era un clan extra demoniaco que no pertenecía a ninguno de los 72 pilares.

"Ya veo" fue lo que respondió Naruto.

"Así que, ¿a eso es lo que viniste? ¿A decirnos que nos preparemos para la guerra?" pregunto Lady Belphegor con preocupación en su voz, su alegría anterior había desaparecido por completo.

Naruto negó con la cabeza "No de ninguna manera, no me malinterpreten solo quería saber sus pensamientos sobre una futura guerra con las demás facciones, es solo que hay muchos rumores acerca de ello y todavía no se sabe si ellos al final van a tomar tal decisión. Ni siquiera mi padre lo sabe ya que él está en contacto directo con ellos, pero no se puede descartar que sea muy posible que se reinicie la Gran Guerra tampoco" termino Naruto, suavemente dejo su taza de tea en el escritorio de lord Belphegor.

Por lo que dijo lord Belphegor se podía ver a simple vista que este clan es leal a las familias de los Maou, aquí era donde va a comenzar su estratagema.

"No creen que sería lamentable que nos extinguiremos solo por la codicia de unos pocos demonios" murmuro Naruto.

"Si es lamentable, pero es algo en lo que no tenemos elección Naruto-San, nosotros desde que nacimos estábamos destinados a obedecer a las familias de los Maou. Si eso implica reiniciar una guerra que nos destruya, es solo cuestión de asimilar ese futuro inminente " dijo lord Belphegor, era una gran norma de su sociedad, los demonios que no tuvieron la oportunidad de nacer en las familias de los Maou, tenían el deber innato de obedecer a esas familias. Él lo sabía más que cualquier otro demonio, el lidera una casa extra demoniaca que no pertenecía a los 72 pilares, sabía perfectamente como funcionaban las clases sociales.

"Y qué pasa si le dijera que, si se iniciara una guerra contra las familias de los Maou por la supervivencia de nuestra especie" dijo Naruto, era un tema muy delicado y no va a revelar nombres ni nada por el estilo, solo quería saber las opiniones de estos demonios nobles.

Lord Belphegor se tensiono ante las palabras de Naruto, esto era una charla peligrosa, muy peligrosa y el que la estaba sugiriendo era el heredero de la casa Agares. No sabían dónde iba a todo esto, pero concluyo que estaba buscando traidores con estas palabras. Tendría que actuar de forma leal, ¡él no era ningún traidor! Y, ¡no iba a condenar a su casa por traición!

"Sería desastroso para nuestra especie, nos estaríamos matando entre nosotros por supervivencia y fracturaría más el inframundo de lo que está en estos momentos" concluyo lord Belphegor con una sonrisa nerviosa.

"Pero estarían luchando por nuestra especie, no por lo que piensen y dicten unos pocos demonios Lord Belphegor, sería una batalla que valdría la pena lucha, ¿no cree?" dijo Naruto, pensó en las palabras correctas si él lo decía el mismo, y aquí se decidiría su conversación.

"¿Cuál es tu punto?" pregunto lord Belphegor, esto lo estaba llenando de curiosidad.

Para enfatizar las cosas Naruto propuso un escenario imaginario "Digamos," comenzó Naruto, mientras se acomodaba hacia adelante y ponía los brazos en el escritorio "Que surge una guerra civil donde dos bandos se enfrentaran, la facción de las familias de los Maou contra la facción que se levanta en nombre de la supervivencia de la raza demoniaca, si la facción que se levanta gana, no habrá gran guerra contra los ángeles y los ángeles caídos, ¿sabe a dónde quiero llegar lord Belphegor?"

¡Claro que sabe a dónde quiere llegar! y se estaba imaginando cosas en estos momentos, cosas peligrosas, muy peligrosas, donde podía dar un paso en falso y condenar a su clan, pero tendría que seguirle la corriente a este joven heredero, "¿Qué es lo que propones Naruto-San?"

"Solo rumores que he escuchado, como heredero clan Agares estoy enterado de muchas cosas, y entre ellas hay un posible levantamiento en contra de las familias de los Maou así que comprenderá la situación" dijo Naruto, tendría que tratar de llegar al tema requerido sutilmente si quería ganarse el favor del clan Belphegor.

"Y podríamos saber, ¿Cueles son esos clanes que están cometiendo traición?" Pregunto he intervino Lady Belphegor.

Esto era un paso en falso de parte de él, tendría algunas consecuencias si los Belphegor no se les unían con su futura propuesta, Pero era necesario para seguir a donde quería llegar "Sí, claro que pueden saber, hay rumores de que el clan Bael está dando la iniciativa hacia un levantamiento encontrar de las familias de los Maou, hay otras familias que también están involucradas, pero no sabemos sus nombres"

De alguna manera no era extraño para ellos dos, lord Belphegor podía pensar claramente que el clan Bael estaba involucrado. Una de las grandes casas cerca de la jerarquía política de los Maou, debería de estar involucrada en todo este embrollo y no era extraño de ninguna manera que fuera la que tomara la iniciativa en contra de las familias de los Maou, era claro su objetivo, como casa del gran rey quería gobernar el inframundo.

"Así que, ¿lord Zekram Bael está involucrado en este golpe de estado?" Lady Belphegor fue la que hizo la pregunta ovia como si tratara de afirmar más el hecho.

"Los rumores dicen que si, y es uno de los líderes que lidera la facción que se levanta" afirmo Naruto.

"Entonces que va después" inquirió lord Belphegor, quería seguir el juego de todo esto en este punto, "Que pasa si la facción del gran rey gana esta lucha, Acaso les prometió a sus seguidores que, si ganaban, no iba a ver gran guerra..."

Naruto solo asintió, "Si, nuestros informantes lo han confirmado, ya que, si no se levantan, se presume que nuestra raza será exterminada y no habrá que gobernar"

Lord Belphegor concluyo una cosa, con toda esta información nueva. Y era algo peligroso, pero que podía dar frutos a largo tiempo por el bien de su clan, tendría que poner en jaque a su invitado para que le diera el punto final a esta conversación "¿Entonces, que es lo que buscas dándonos a conocer todo esto Naruto-San? Y solo puedo concluir dos cosas, está buscando traidores o estas del lado de los traidores, ¿Cuál es tu lado?" y con eso esa pregunta se refería a su clan.

Este era el punto clave y era hora de hacer su propuesta, "Sería fatal que estuviera buscando traidores en casas de demonios extra, pero debo decirte que nuestra casa está alineada con la casa Bael, así que sabes por qué estoy acá lord y Lady Belphegor quiero que se nos una en nuestra lucha contra la extinción inminente que traen las familias de Maou"

Lady y lord Belphegor se quedaron callados ante las palabras del heredero Agares.

Lord Belphegor era el que tenía muchos pensamientos con todo esto, primero que nada, esto involucraba a su clan de forma severa y las decisiones que tome acá seria lo que marcara el futuro de su clan. Pero había una cosa que era aún más importante en todo esto y era el futuro del inframundo, involucraba a todos los demonios. Los clanes estaban obligados a tomar un bando, la neutralidad no funcionaba acá, ya que si no eliges apoyar el lado que quiere el golpe de estado estabas obligado a luchar del lado de las familias de los Maou lógicamente.

Así que, como demonio y líder de su clan, era su deber salvaguardar los intereses de su clan. Por eso tendría que escuchar más afondo la propuesta del heredero de la casa Agares, si los favorecía o no aliares en su lucha, tendría que haber algún tipo de beneficio en todo esto para ellos ¿Cierto? "Y… ¿que nos propone este nuevo gobierno del que hablas Naruto-San? ¿Cuál sería el futuro de mi clan en todo esto y que beneficio nos traería? pregunto lord Belphegor.

'La quisquillosa pregunta' pensó Naruto, Claro que tendría que haber beneficios para los que decidiera aliarse con ellos… "Además de que queda revocada la idea de entrar en guerra con las demás facciones por el bien de nuestra supervivencia, proponemos darles aún más tierras de clanes extintos… Podemos llegar a un arreglo para darles tierras que sean fértiles para sus empresas y en el proceso ayuden a la restauración del inframundo. También estos territorios que fueron dados por las familias de los Maou son completamente suyos desde este momento y de ninguna forma se les arrebata." esto para Naruto solo era el primer sebo.

"Una oferta prometedora…" murmuro Lady Belphegor. No estaba nada mal de hecho, si esto pudiera darle a su clan una razón para pelear además de no ir de nuevo a la gran guerra era una oferta muy prometedora.

Lord Belphegor pensó la oferta del joven heredero y como dijo su esposa, no estaba del todo mal. Si se pusieran del lado del golpe de estado podrían asegurar de algún modo su supervivencia y terminar con una buena ganancia para su clan.

Pero los pensamientos de los pensamientos de los líderes de los clanes fueron interrumpidos de nuevo por Naruto.

"Y otra cosa que les propone este nuevo gobierno, para que su lealtad este completamente con nosotros y nos apoyen en esta lucha" dijo Naruto, esta era la propuesta que había planeado, a los demonios les gustaba todo tipo de poder sea político o individual, y él podría hacer esto sin afectar a las demás casas.

Lord y Lady Belphegor pusieron atención ante las palabras del joven heredero, y el que pregunto fue Lord Belphegor, "¿y qué propuesta seria esa?"

"Que les parece que como clan extra se vinculen a los 72 pilares después de que esto acabe, su familia tendría un puesto en el nuevo consejo del inframundo y podrán votar sobre futuras leyes. No remplazarán a ningún clan original de los 72 pilares, solo serán añadidos a la lista como clan Belphegor. Serán llamados como Clan de los pilares demoniacos, tendrán el mismo estatus que cualquier casa noble principal" Explico Naruto, ese era su plan, simple y sencillo desde su punto de vista, era su mejor oferta.

La sociedad demoniaca se rige por clases sociales como cualquier sociedad de seres vivos. Pero por lo general los demonios son extremistas cuando se refiere a linaje, un ejemplo claro eran las familias de los Maou que en algunas veces llegaban a repudiar hasta las mismas casas nobles de los 72 pilares considerándolas indignas. Los demonios extra que pertenecían a una rama social más baja, su trato era aun peor que el de los 72 pilares, que en algunas veces ni siquiera los consideraban a los clanes extra 'demonios puros'.

Por esa estúpida razón de discriminación él podría ganarse a las casas extra, prometiéndoles que se reintegraran más a fondo en la sociedad demoniaca y era una oferta que él creía que no podrían negar.

Naruto solo sonrió ante la evidente reacción de sus anfitriones, había dado en un punto fundamental. Pudo ver a lord Belphegor abrir un poco sus ojos, mientras que Lady Belphegor fue más evidente llevándose una mano a la boca en forma de sorpresa.

'Demasiado tentador y demasiado bueno' pensó lord Belphegor, esa propuesta que le estaban proponiendo era demasiado buena como para dejarla pasar. En toda su vida nunca pensó en esa posibilidad, el solo se resignó a ser el líder de su clan extra y nada más. Pero esto les podría traer más poder político a su familia y su clan. Pero, aun así, tenía dudas con todo esto, le parecía irreal. "¿Realmente esto es posible?, el clan Bael… ¿de verdad ha hecho tal propuesta?" Pregunto lord Belphegor con emoción.

'Lógicamente no' Pensó Naruto, esto era un hueco en su plan de su parte, porque él fue el de la idea, que ni siquiera le ha contado a su padre sobre esta idea. No sabe tampoco como reaccionen los idiotas del clan Bael, pero el trataría de solucionar esto lo más pronto posible cuando hablara con su padre de nuevo. Podría sacar cualquier excusa para que lo apoye en esta causa, además él no le veía nada de malo darles un título a los clanes extra y reintegrarlos a la sociedad, así que respondió lo más lógico.

"¡Por supuesto que si lord Belphegor!" respondió Naruto de forma animada, "Y yo no veo ¿El por qué no?"

"No voy a negar que la propuesta es muy beneficiosa para nuestro clan, pero antes de todo esto, me gustaría saber más sobre cómo nos vamos a enfrentar a las familias de los Maou, ¿Si tenemos posibilidad de ganar?, ¿Quiénes serían nuestros aliados en esta futura batalla? ¿Cómo sería el futuro del inframundo con este nuevo gobierno? ¿quién sería el líder o los líderes?" lord Belphegor hizo una serie de preguntas importantes.

Naruto analizo las preguntas por un momento, pero tenía que asegurarse de una cosa primero, luego respondió con mucha perspicacia que haría sentir orgulloso Shikamuru "Puedo responder algunas de sus preguntas, pero primero yo le pregunto, ¿Está de acuerdo con esto Lord y Lady Belphegor? ¿Estarían dispuesto a ayudarnos en esto?, no he escuchado un sí de su parte y le he dejado saber información confidencial que las familias de los Maou no saben, necesito primero su respuesta. Sus respuestas vendrán después"

Claramente sabe negociar… Fue un pensamiento que se les cruzo por la cabeza por un momento a los líderes Belphegor.

"Estos es repentino" murmuro Lady Belphegor, había muchas implicaciones y muchas aristas en todo este problema. Ella pensó lo más lógico, no podían tomar una decisión tan repentina, ella hablo una vez más atrayendo la atención de todos, "Cariño que me dices si discutimos esto primero en privado, serias tan amable Naruto-San y Aria-San de retirarse mientras discuto esto con mi marido, nos tomara un momento"

Lord Belphegor tenía pensamientos similares respecto a todo esto, tendrían que discutirlo primero antes de tomar cualquier decisión.

"Claro, no hay ningún problema, sería lo ideal antes de precipitarse a cualquier decisión, esperaremos en el pasillo" dijo Naruto mientras se paraba de su silla mientras Aria seguía su acción, Ambos salieron de la oficina dejando sola a la pareja que está procesando toda la información para tomar su decisión. "

-Cambio de escena, con Naruto y Aria en el pasillo-

Naruto y Aria se pararon al lado de una de las ventanas que tiene el pasillo, se podía ver un gran patio afuera. Y muchas puertas en el pasillo que daban a diferentes habitaciones que tenía el castillo. Naruto se recargo al lado de la ventana con los brazos cruzados mientras que Aria se paró en frente de la venta para mirar el pasaje.

"¿Crees que acepten esta propuesta, Naruto-sama?" Pregunto Aria.

"Lo más probable es que si, o eso es lo que pienso, debe de haber una baja posibilidad de que declinen ante esto"

"Estoy un poco sorprendida con tu idea, jamás había imaginado que harías tal cosa" Aria no era ninguna idiota, claramente estaba cuidando sus palabras cuando estaba hablando con su joven amo. Estaban hablando en el castillo de otro clan, estaba vacío el pasillo, pero eso no aseguraba que alguien los estuviera escuchando.

"Aunque no lo creas, por años he estado estudiando la sociedad demoniaca, y me gustaría hallar una mejor forma en que viven los demonios. Si te soy sincero nunca me gusto este sistema de clases en la que se basa nuestra especie"

Aria sonrió genuinamente y respondió, "¿Por qué no debería creerte? Se cómo eres Naruto-sama, no me extraña que pienses así, eres un ser bondadoso y único"

Naruto estaba un poco sorprendido por las palabras de su criada, el respondió con una sonrisa juguetona. "Me tienes en muy alta estima Aria como yo a ti, creo que debería comenzar a llamarte Onee-chan"

Aria no pudo evitar sonrojarse ante las palabras de su joven amo, ¡Ella nunca había pensado así de él! ¡Bueno tal vez sí! Cuando su joven amo era un niño y ella jugaba con él. Aun así, ella podría jugar este juego también. "Y a mí no me importaría llamarte Otōto"

"Como quieras Onee-chan, ¿Crees que se demoren?"

"No lo sé Otōto, es una charla muy importante, aunque con tus propuestas no debería ser difícil decidir, son cosas muy favorables para su clan" Ella solo puso un brazo debajo de su pecho mientras que su otra mano la ponía en su fina barbilla, ella se acercó a la ventana para admirar el paisaje.

"Espero que sea así Aria, no quiero provocar un incómodo momento a continuación por la terquedad de estos líderes, espero tomen la decisión correcta"

"A pesar de ser tu primera vez charlando con líderes de otros clanes, se te da bien todo esto Otōto" dijo Aria con una sonrisa en su cara, ella solo seguía mirando el paisaje.

Claro que se le daba bien y se alegraba de no perder su toque cuando se trataba de política. Fue como en los viejos tiempos. Duro en el cargo de Hokage 80 años, casi hasta el día de su muerte. En todo ese tiempo tuvo muchas reuniones con muchas personas importantes, como los Daimyō o los demás Hokage.

Naruto la miro y respondió con una sonrisa juguetona, "Podría decir que si, aunque no me interesa mucho la parte de ser heredero y toda esa basura, soy muy consciente que con ese título puedo ayudar a provocar un cambio en la forma que viven los demonios"

Aria siempre se conmovía cuando su joven amo hablaba así, era un demonio desinteresado que trataba de ayudar a los demás sin esperar nada a cambio. Era tan extraño que existiera alguien con un corazón así y menos que fuera un demonio noble con ese tipo de actitud. Además de su obligación y deber como criada en el clan Agares, tuvo el sentimiento personal de ayudar a su joven amo a cumplir sus metas, y ella trataría de ayudarlo en todo lo que pudiera. Ella lo miro y después respondido "Espero logres traer ese cambio, Naruto…"

Naruto sonrió ante la respuesta de su criada. Aria y Él, desviaron la mirada ante el ruido de una puerta abriéndose. Pensó por un momento que era los líderes del clan Belphegor que habían terminado de discutir su propuesta, pero se equivocó. Era una puerta del pasillo y luego miro salir a una joven que podría tener su misma edad. Naruto y Aria la miraron, mientras ella también los volteo a mirar como si sintiera su mirada sobre ella.

Si lo decía el mismo las jóvenes demonio eran hermosas por derecho propio, pero la chica que estaba mirando tenía cierta peculiaridad que no había visto en otro demonio femenino del inframundo.

¿Acaso eso son cuernos? Fue lo que pensó Naruto un poco sorprendido, era muy hermosa y ese era un hecho, demasiado hermosa si lo decía el mismo. Pero esta joven demonio era indudablemente la más hermosa que había encontrado hasta ahora en lo que llevaba viviendo en el inframundo.

Dedujo rápidamente que era un demonio de clase alta por la forma en que estaba vestida. Ella tenía dos cuernos saliendo de su cabeza que se doblaban levemente ellos mismos y apuntaban hacia arriba. Su cabello era ondulado y de color rosa cerezo, tenía su cabello suelto que caía por su espalda, mientras que dejaba dos mechones de su cabello enmarcar su hermosa cara. Ojos de color amarillo y una cara en forma de corazón aumentado más su atractivo. Y una piel blanca y suave solo aumento su hermosa apariencia de forma exponencial. Estaba vestida con un vestido azul modesto y moderno que llegaba hasta sus codos y hasta sus rodillas, dándole la forma como si fuera una princesa. Él podría describir a esta joven como belleza sobrenatural. por sus peculiares cuernos en su cabeza y su suave sonrisa.

Ella se quedó un momento mirándolos y se acercó a ellos con una sonrisa amable y luego le hablo.

"Buenos días, ustedes deben ser las visitas de mis padres, ¿Cierto?" les pregunto la joven.

Naruto se sorprendió un poco ante las palabras de la joven "¿Padres? ¿Acaso eres la heredera de la casa Belphegor? No sabía que el clan Belphegor tenia una heredera…"

Aria sonrió ante la reacción de su joven amo, ella había visto en los documentos y sabían quién era ella y respondió la pregunta "Lo siento Naruto-Sama, no mire la necesidad de decirte que hay un heredero del clan Belphegor, porque estabas demasiado ocupado con el tema de la reunión. Ella es Roygun Belphegor-sama, heredera de la casa Belphegor"

"O… Ya veo, debí deducirlo al mirar el color de tu cabello, es un poco más claro que el de tu madre." Naruto solo le devolvió la sonrisa a la heredera. El solo distinguía a 8 herederos nada más, ya que por lo general todo su tiempo se la paso en el castillo entrenado su físico y energías, también ayudando a su madre en lo que ella le pedía. De esos pocos herederos que conoció le dejaron mucho que desear con sus actitudes. Ni siquiera había conocido a las dichosas cartas de triunfo de Zekram Bael.

Roygun Belphegor le habían avisado que sus padres tenían invitados del clan Agares el día de hoy. Pensó por un momento que vendría lord Agares o Lady Agares. La sorprendió un poco el notar al joven y una mujer en el pasillo, cuando salió de sus clases matutinas de heredera. Por la reacción de la mujer dedujo por defecto que este joven era el próximo líder del clan Agares, el próximo Archí Duque del inframundo.

Era un poco peculiar para Roygun el joven demonio, lo primero le miro fue esas singulares marcas simétricas en sus mejillas que no había visto en ningún otro demonio masculino, haciéndolo parecer a un zorro. Ella no iba a preguntar sobre eso, ella había sido de los pocos demonios que habían nacido con cuernos en su cabeza y había casos en que nacían demonios con distintas singularidades físicas como las suyas. Con color de cabello rubio puntiagudo, ojos azules claro. Esto le dio al joven una apariencia exótica, con una vestimenta bastante formal digan de un demonio de clase alta. El joven se paró en frente suyo y al lado su criada.

"Déjame presentarme formalmente. Soy Roygun Belphegor heredera de la casa Belphegor" ella se presentó con un pequeño arco.

"Creo que también debería hacerlo." Se dijo Naruto en voz alta "Mucho gusto, soy Naruto Agares ella es Aria mi secretaria y guardaespaldas"

"¿Porque están aquí en el pasillo esperando?, ¿Acaso nadie los ha atendido?" Cuestiono Roygun con curiosidad.

"Si, lo que pasa es que hay un asunto importante que tus padres están discutiendo en su oficina, no creo que demoren." Respondió Naruto sutilmente.

"Oh, Claro, si quieren pueden acompañarme a tomar una bebida mientras esperan." Sugirió la heredera a sus anfitriones amablemente. Quería conocer un poco a este heredero, parecía bastante maduro. No tan físicamente, sino por la mirada que le estaba dando. Él no había aparta de mirar su cara desde que cruzaron miradas y parecía que estuviera pensando muchas cosas, ¿tal vez era su imaginación?

"Creo que no se va a poder" dijo Naruto. Pero como había deducido, la charla fue corta entre los lideres de la casa Belphegor. Escucho otra puerta abrirse y esta fue la de la oficina. Lady Belphegor estaba parada mirándolos a los tres.

"Veo que conocieron a mi hija" dijo Lady Belphegor. Pero luego pregunto, "Cariño que haces aquí, ¿no deberías estar estudiando?"

Roygun negó con la cabeza "Solo me estaba tomando un pequeño descanso madre, nada de qué preocuparse."

Lady Belphegor asintió y luego dirigió su mirada a Naruto, "Deberíamos terminar nuestra charla Naruto-san"

"Por supuesto que sí" Respondió Naruto y luego miro a la heredera, "Deberíamos dejar para otra ocasión la bebida señorita Roygun. Hoy estoy un poco ocupado"

"Puedes venir cuando quieras Naruto-san, sé que desde este momento tendrás que venir a mi casa más a menudo" fue la respuesta de Lady Belphegor.

Naruto sonrió ante las implícitas palabras de Lady Belphegor. No tenía nada de qué preocuparse, había completado su tarea exitosamente. Despidiéndose de la hermosa heredera Naruto y Aria ingresaron de nuevo a la oficina, para terminar su charla. Ambos se volvieron a sentar donde estaban antes.

"¿Entonces es un sí?" Naruto pregunto, aunque no había mucha necesidad de responder por la cara que tenía lord Belphegor.

"Por supuesto que es un sí, ¡muchacho!" dijo lord Belphegor y a lo largo de toda la reunió por fin dejo escapar una sonrisa sincera. "Ahora me gustaría mis respuestas"

"Solo puedo responder unas por ahora lord Belphegor y quiero explicarle algunas cosas" respondido Naruto, mientras se recarga con un poco de mas confianza en el sillón. El miro como sus anfitriones asintieron con la cabeza en señal de respuesta

"¡Pero esperen!, ¿Cuáles eran las preguntas Aria?" Dijo Naruto, haciendo que los demás lo miran con una gota de sudor en sus cabezas.

Aria suspiro, ella en toda la reunión llevaba una agenda donde anotaba los puntos importantes que se habían dicho de parte de ambos lados. Las preguntas las tenías escritas en su agenda. "Naruto-sama, la primera era, ¿Tenemos la posibilidad de ganar? ¿Quiénes son nuestros aliados? ¿Cómo sería el futuro del inframundo con este nuevo gobierno? ¿Quién sería el líder o los líderes?"

Naruto dejo que el cuestionario entra en su cabeza y lo proceso por un momento para dar una respuesta "Ok, la primera, podemos ganar, Si. Y esto me lleva a la segunda pregunta, tenemos pocos aliados por ahora, solo estamos colectivamente tratando de llevar el mayor número de casas a nuestro lado cuando todo esto suceda, la prioridad es que no extingamos más casas en el proceso y no se pierdan más líneas de sangre. Y eso incluye como prioridad también a las casas extra. Por ahora hay nueve clanes de los 72 pilares de nuestro lado y contando. No puedo darle nombres de esos clanes por cuestiones de seguridad por ahora, así que por favor tenga paciencia y comprenda la situación"

Lord Belphegor asintió en comprensión ante la respuesta del joven, eso descartaba muchas dudas que tenia al respecto con el golpe de estado. Su invitado siguió hablando.

"Con respecto al futuro de nuestra facción, debe quedar claro que debe quedar una figura de poder que nos guié después del golpe de estado, todavía no sea discutido sobre eso, pero lo más probable es que el clan Bael sea una de las casas con mayor político en el inframundo con nuestra casa. El clan Agares se encarga de mediar relación entre ellos y las demás casas como se venía haciendo con las familias de los Maou" con eso Naruto respondido las otras dos preguntas. Claramente su destino. El no creía mucho en el destino, pero no podía descartar que en un futuro seria uno de los demonios con mayor poder en el inframundo como Archi Duque si seguía vivo para ese entonces.

Lord Belphegor lo golpeo una verdad, ahora tenia un poco de mas sentido de que lord Agares enviara a su hijo a negociar, este joven era el próximo Archi Duque y seria uno de los demonios con mayor influencia del inframundo. Se alegraba que el joven personalmente viniera a pedirles su apoyo. El miro a su esposa que también tenia una mirada de realización, ella también comprendía la situación.

"Entonces espero les haya dejado claro lo que va a pasar…" dijo Naruto sacando de sus pensamientos a sus anfitriones.

"Si, quedo muy claro, pero, ¿Qué va a pasar con las familias de los Maou?" Pregunto lord Belphegor. No se menciono que va a pasar con las figuras que los gobernaron por muchos, pero muchos años.

Naruto suspiro, esto le recordaba esas largas jornadas de discusiones en Konoha sobre proyectos, "Posiblemente sean exterminadas" una respuesta contundente.

Pero en lo personal Naruto. El llego a matar y a ensuciarse un poco las manos cuando estaba en Konoha y era Hokage. Él había impuesto leyes de muerte contra personas que no se podrían recuperar y sean un peligro para la sociedad. Como violadores, pedófilos, asesinos que amenazaran contra los civiles, sea ninja o no, personas con enfermedades mentales. Cosas que aprendió de mala gana, pero que eran muy necesarias a la hora de ser un líder. En ese tiempo reflexión y de verdad había sido muy flexible con Sasuke. Pero al menos ese idiota merecía una segunda oportunidad por lo que había ayudado en la guerra y si alguien tiene la disposición de cambiar, esa persona se merecía una segunda oportunidad.

A Naruto no le importaba mucho si le tocara cortarle las cabezas a esos dictadores que tenían esta sociedad echa un desastre, sabía que era difícil cambiar la sociedad demoniaca por sus reglas sociales milenarias, pero él lo intentaría, o… ¿Fallaría en el proceso?

"Así que así es como van a hacer las cosas… pero, alguien tiene que ocupar el puesto o los puestos de los Maou del inframundo Naruto-san" dijo lord Belphegor con un notable nerviosismo en su voz ante la respuesta de Naruto. La verdad era difícil cree que esas figuras autoritarias fueran a ser derrocadas y eliminadas después de tanto tiempo gobernando el inframundo y que el ahora estuviera apoyando ese cambio era todavía un poco difícil de tragar.

"Cunado llegue ese momento se decidirá que va a ser con eso, por ahora deberíamos concentrarnos en prepararnos y esperar a que llegue ese día lord Belphegor" dijo Naruto mientras se levantaba de su silla, el miro a los demás que imitaron su acción. Había acabado con su cometido y le había salido bien. "Estaremos en contacto, nuestros clanes desde ahora estarán más cerca y nos pondremos en contacto para intercambiar información"

"¿Tienes más reuniones hoy, Naruto-San?" Pregunto Lady Belphegor.

Naruto sonrió y respondido "Tengo dos más." Luego dijo: "He acabado acá, y tengo un poco de afán, hay otros dos clanes esperándome para una reunión similar."

Los lideres de la casa Belphegor asintieron en comprensión ya sabiendo de que se trataba.

"Cariño, porque no los acompañas a la salida" dijo lord Belphegor, si el joven tenía afán era mejor no retenerlo más.

"Claro, vamos Naruto-san y Aria-san" dijo Lady Belphegor mientras hacía que la acompañaran sus invitados, dejando así a su esposo en su oficina pensando en todo lo que seguramente paso hoy.

Naruto y Aria fueron guiados por Lady Belphegor hasta la salida rápidamente, donde los estaba esperando su carruaje.

-Cambio de escena-

Los tres llegaron hasta en frente del castillo donde Naruto, Aria y Lady Belphegor se encontraban.

"Eso es todo, gracias por la compañía Lady Belphegor y por lo demás" dijo Naruto, mientras miraba al carruaje que estaba parqueado en frente del castillo y después la volteo a mirar.

"Debería ser yo la que te de las gracias Naruto-san, están haciendo algo por el inframundo y me alegra que nos involucren y ayuden de esta forma a nuestro clan" dijo Lady Belphegor con una sonrisa agradecida.

"Es por el bien de todos y espero disfruten las tierras que les proporcionaron los Maou también, en un futuro van hacer más" solo le devolvió la sonrisa, quería dejar ese punto remarcado en Lady Belphegor. Aun así, estos dos lideres resultaron bastante amables, también su hija. Podía ver una clara diferencia en tratar con demonios de los 72 pilares que con demonios de clase baja, media o nobles de casas extra. O al menos estos demonios eran decentes y razonables, esperaba que las otras dos casas fueran igual.

Lady Belphegor sonrió con complicidad ante las palabras del heredero, el joven era un muy buen negociador "Sé que lo haremos, espero que vuelvas pronto Naruto-san"

"¡Claro que volveré!" dijo poniéndose una mano en el cuello tratándose de hacerse un pequeño masaje. Estaba un poco oxidado cuando se trataba de charlar sobre asuntos políticos, no había perdido su toque, pero tendría que volver a acostumbrarse a entablar charlas pesadas de nuevo. "Además le dije a su hija que vendría a tomar té con ella, dale mis saludos Lady Belphegor"

Lady Belphegor pensó en algo con esas palabras, pero se lo guardo para ella misma. "Creo que no va a ser necesario" dijo ella y volteo a mirar a una de las ventanas del castillo. Su hija los estaba mirando.

Naruto y Aria siguieron la mirada de Lady Belphegor y vio a la joven heredera que los estaba mirando desde la ventana. Naruto sonrió he hizo un signo de paz con su mano derecha. Ella solo le levanto la mano en signo de despedida. El volvió su mirada a la señora Belphegor.

"Adiós y que pase un buen día" dijo Naruto, después se dirigió y entro al carruaje. Posteriormente Aria se despido de forma educada y lo siguió.

Naruto se sentó en la silla del carruaje con Aria a su lado, hay pudo sacar un suspiro que tenía guardado después de esta reunión.

"Buen trabajo" dijo Aria con una sonrisa, ella se comenzó a revisar su cabello y su maquillaje, tenia que estar elegante para su próxima reunión

Naruto sonrió satisfecho y se acomodó para tener una pequeña siesta hasta llegar hasta su próximo destino.


Si hay errores de ortografía lo siento, y si ponen comentarios sobre ello me ayudaría a mejorar mi ortografía.

Por lo que muchos están acá, hay esta la waifu y el futuro romance. Una chica que no ha sido utilizada en este fandom por lo que es relativamente nueva en las novelas ligereas de DxD.

Para los mamones y aclaraciones que se me van a pregunta si harem o no. Lo había pensado hacer un romance con solo Roygun belphegor, ya que me gustaba mucho su diseño que recientemente salio. Y si no lo han mirado busquen en google su nombre y hay la encuentran.

Inicialmente quería hacer algo diferente con solo una chica, ver tanto harem sin sentido me da fastidio, por eso iba a ser solo una chica. Pero cuando lo pensé así me desmotive después de un tiempo. Irónicamente ver my waifu suprema me motivo a seguir escribiendo y ella va a ser la otra pareja de Naruto.

En un futuro ella va a aparecer, no es de dxd, pero ella es una demonio para que tengan una aclaración. Es de otro universo y para mi es superior que cualquiera chica de dxd, esto es personal no. no se ofendan, todos tenemos nuestros gustos diferentes.

A ella la revelare en un futuro pero todavía no. la voy tratar de vincular lógicamente para que esto no pierda sentido, igual su historia es muy fácil de vincular y ya lo tengo pensado

DOS CHICAS NADA MAS VAN A SER EMPAREJAMIENTO; NARUTO X ROYGUN X PERSONAJE MISTERIOSO POR AHORA.

Otra cosa, DEJEN RESEÑAS, NO SEAN MALOS, AUNQUE NO LO CREAN ESO ME MOTIVA A SEGUIR ESCRIBIENDO. LES GUSTA COMO VA O ¿NO?

Tal vez valla lenta la historia, pero cual es el afán? tal vez tenga un ritmo lento, pero es que la quiero hacer así. Y si, Naruto va a patear culos, pero para eso hay que esperar para plantear esas escenas.

JA NE.