Las Últimas Luces

Descargo de Responsabilidad: No soy dueño ni creador de las marcas de Naruto o Green Lanter, este fic esta hecho solo con el propósito de entretener.

Capitulo 1: La Última Luz

En un universo moribundo, una solitaria figura envuelta en luz volaba a toda velocidad a través del vacío espacial, al ver más de cerca se podía vislumbrar que era un humano adulto de cabello castaño vestido con un uniforme de cuerpo completo de color blanco, en su rostro se podía ver la el miedo y al furia luchando por abrumar sus sentidos pero su férrea voluntad los mantuvo a raya, en sus manos sujetaba una linterna de color blanco así como un anillo del mismo color colocado en el dedo corazón de su mano derecha.

- Parece que por fin decidieron unirse a la fiesta – Dijo mas para sí mismo, intentando mantener su humor ante aquella situación, detrás de él se podía ver una enorme marejada de color negro la cual cubría el resplandor de las estrellas, un ejército de no-muertos que arrasó todo el universo conocido en su afán por extinguir hasta la última chispa de vida, a la cabeza de los resucitados estaba Black Hand, el portador de la luz negra de la muerte, pronto la marea oscura rodeo al portador de la luz blanca.

- Hal Jordan, parece que nunca sabes cuándo rendirte – Dijo con una voz burlona, enseñando sus dientes putrefactos – Pero ya deberías saber que se acabó, tu mundo ha caído, todos los corps fueron arrasados y solo quedas tu en el universo – Rió ampliamente dejando que una sustancia negra se filtrara por sus labios – Acepta tu destino con dignidad, entrega la linterna blanca junto a las entidades y te dare una muerte pacifica – Dijo extendiendo su mano.

- Tentadora oferta – Sonrió burlonamente - Pero creo que paso – Dijo mientras apuntaba al líder con su anillo.

- O vamos, no hay necesidad de esta resistencia fútil – Miro divertido al Lanter – Además estoy seguro de que tus amigos estarán más que deseosos de verte otra vez – Dijo mientras se apartaba mostrando tras de sí a 7 figuras muy familiares.

- Chicos… - Dijo en un susurro casi inaudible mientras veía a los recién llegados, su corazón se lleno de emociones al ver a sus antiguos compañeros, sus amigos, transformados en aquellas abominaciones antinaturales.

- Hola Hal – Dijo Superman tranquilamente, su voz desprovista de su antiguo tono alegre y optimista, su otrora uniforme rojo y azul ahora remplazado en uno negro con el símbolo de los Black Lanters en su pecho – Te hemos estado buscando.

- As sido muy difícil encontrarte Jordan, te concedo eso – Dijo la figura encapuchada de Batman, su cuerpo putrefacto y demacrado se ponía al lado del criptoniano resucitado – Pero ahora es momento de terminar con todo esto – Se acerco lentamente extendiendo su mano.

- ¡No! – Grito el Lanter haciéndose para atrás pero otras dos figuras le cortaron el paso.

- No hay necesidad de seguir Hal – Dijo Flash, el velocista escarlata, aunque ahora su traje y aspecto le hacían lucir más como el Black Racer – Todo término, no tienes a donde correr.

- Luchaste contra todo y perdiste – Dijo estoicamente Martian Manhunter – Incluso si lograras vencernos a todos no hay nada que puedas hacer para revertir lo que ocurrió, el universo esta acabado.

- Solo ríndete – Dijo Wonder Woman descendiendo a su lado – No necesito el lazo de la verdad para decirte que no queda esperanza en este universo, solo paz.

Los dos últimos miembros, Aquaman junto a su esposa Mera y el Capitan Atom no dijeron nada, solo miraban expectantes a su respuesta, Hal veía a su alrededor en busca de una salida, el mas mínimo atisbo de esperanza para salir de esa situación con vida, pero incluso él sabía que aquello era un esfuerzo inútil, ellos tenían razón, no había esperanza para este universo.

- Tienes razón Diana – Dijo mientras daba un profundo respiro, lentamente se quito el anillo blanco, mientras lo sujetaba con fuerza aun mantenía su aura protectora junto a él para salvaguardarlo del vacío espacial – Este universo está condenado, les falle… le falle a la tierra, a mi Corps y a todo el universo… - Todo el ejercito de los Black Lanters sonrieron al unisonó cuando, contra toda lógica, vieron a Hal jordan sonreír – Sin embargó, aun hay esperanza… - Dijo con una sonrisa triunfante.

Antes de que cualquiera de los muertos vivientes pudieran reaccionar, el ultimo ser vivo libero todo el poder contenido en su interior, creando un gigantesco destello blanco el cual eclipso momentáneamente a las lejanas estrellas, aquella luz destruyo a los Black Lanters más cercanos a él, entre ellos toda la Justice League junto a varios miles de resucitados, al finalizar aquel resplandor cegador solo quedo el cuerpo de Jordan flotando en el espacio.

- ¿Qué ha pasado? ¿Dónde esta la linterna? – Por más que busco con su vista, Black Hand no pudo encontrar aquel artefacto, ni siquiera podía sentir las energías provenientes ni de la linterna ni de las entidades emocionales que tanto buscaba – Ese tonto debió haber liberado todo su poder en un último intento suicida por destruirme y destruyendo a las entidades en el proceso… je – Sonrió para sí mismo mientras veía el cuerpo sin vida de Hal Jordan flotando hacia la negrura del espacio – Descansa en paz Jordan, ahora el universo por fin volverá a su estado original – Dijo el líder de los Black Lanters antes de retirarse junto a sus tropas.

Lo que ninguno de los portadores de anillos negros pudo ver fue una ligera sonrisa en los labios de Hal Jordan, sonrisa que perduraría mientras su cuerpo se perdía mas y mas en el vacio cósmico, pues en sus últimos momentos el no solo había liberado su poder sino que abrió una ligera brecha dimensional en donde arrojo tanto la White Lanter como el anillo lo más lejos que pudo para salvaguardarlos, la linterna atravesó las dimensiones y todos los 52 universos hasta llegar más allá, atravesó las barreras multiversales y se abrió paso hacia la infinidad, donde mundos mas allá de los 52 universos existían, a través de estos mundos la linterna y el anillo chocaron contra un universo cuyas paredes lograron atravesar, vagaron por el vacio cósmico en un universo aun rebosante de vida y, casi guiados por un instinto primario, se dirigieron a un sector familiar del espacio, uno donde la vida había comenzado en su propio universo, así la linterna y el anillo llegaron a una versión de la Tierra, una versión conocida por sus habitantes como el mundo shinobi.

Bueno este es el primer fic que escribo y subo para la pagina, no sé qué tal me ira pero espero sea un buen inicio, ojala a los que lo lean les parezca interesante, saludos.