Pasate editando horas solo para que el traductor del celular te cambie mil palabras al publicar resubido, las disculpas del caso.

...

Luego de mil años me anime a escribir algo, en si son 3 fics cortitos pero no sé cuando limpiare otro.

Estoy más que fuera del fandom de Beastars luego de lo que Paru le hizo a nuestra pareja ... No puedo explicar el dolor que sentí y la frustración por la falta de sentido, ya ni presión había para la elección de Louis. No estoy enojada con él con los muchos infiernos que paso y lo buen amigo que es, pero si lo estoy con Paru, de por si el manga había bajado de cálida en los últimos meses y quedaron tantas cosas abiertas.

Aviso de Ooc.

Beastars es propiedad de Paru Itagaki, solo la historia me pertenece.

.

.

.

"SUEGROS"

LADO A:

El respirar era una actividad tan complicada en este momento, como si mover el más pequeño músculo requería de un sobre esfuerzo máximo, tenía que admitir que varias veces se asfixió.

—Asrr.

El ciervo rojo dejo escapar otro quejido más directo a la colección que hoy almacenó Juno, cada expresión de su imposible amor se atesoraba en su memoria.

—Me tientas, senpai.

Le susurro en un tono seductor lamiendo la herida recién hecha en el cuello. Muy irónico como podía lamer con amor una parte que cualquiera diría la carnívora estaba preparándose para degollar.

Su cola se movía tanto manteniendo todo su peso en el herbívoro agotado, la habitación del individuo derrotado era un caos, Juno quiso darle una sorpresa así que haciendo todo tipo de maromas logró esquivar la seguridad y entrar por la ventana con ayuda de sus garras ( claro que después debe pagar el haberla roto, aparte que por estar el cuarto a oscuras por las altas horas rompió una lámpara fina).

—Nunca podré cansarme de tu sabor.

Su lengua termino de probar esa sangre tan adictiva que la hacía ver borroso ya su vez más atractiva a su presa que con todos los encantos Juno logró dominar.

Los besos recorrieron ese cuello junto al roce de sus garras anhelantes del pelaje suave y para su tacto delicado, tenía que sentirlo una y otra vez.

—¡Ahm!.

Ni una, ni dos, no existía un número que fuera suficiente para callar esa hambre y...

—¿Louis?.

Lo llamo levantando su bello rostro del pecho donde a nueva cuenta dejaba otra mordida, notando hasta ese momento que el mencionado no estaba descansando, ni siquiera durmiendo... El pobre ciervo estaba noqueado.

—Quizás se me fue un poquito la mano...

Cosa que era cierto, ¡Culpa de la persecución para entrar a esa mansión! Tanta adrenalina mueve muchas cosas.

Juno se aterró al borde de un paro cardíaco creyendo Louis pudo haber estirado su pata restante en pleno acto.

—¡No no no!.

Decía dándole palmaditas en la cara sudando frío.

—¡Ah!.

Regresandole el alma al cuerpo al comprobar si respiraba.

—... ¡Senpai no me asuste!.

Louis estaba muy lejos de oírla probablemente en el quinto sueño.

—Jaja se ve tan lindo.

Suspiro calmándose.

—¿Dormir juntos?.

Pregunto para si con un brillo ilusionado.

—Oh...

Ese brillo cambio a uno de malicia con travesura pura.

—Y si mejor me retiro misteriosa mientras duerme sin despedirme, ¡Así Louis senpai pensaría en mí todo el día!.

Río con emoción poniendo en proceso lo dicho.

...

Juno hizo de todo por aguantar su risa. Se sintió tan traviesa, como una ladrona que había entrado a robar y ahora salía campante con su tesoro, porque claro que una noche de comer tan bien lo era.

—¿Es usted invitada de Louis?.

Su cola que se balanceaba en alegría se erizó arisca.

Mierda.

Ese tono de voz tan frío que muchas veces escuchó en las noticias, esos pasos seguros y pesados, esa presencia que al girar levemente la cabeza le provocó un escalofrío grande con esa mirada penetrante.

—Papá...

Balbuceo la loba gris impactada con el padre de Louis el gran Oguma que levantaba una ceja por lo dicho.

—¡Es decir! Papi bello.

La expresión del hombre empeoró mostrando que estaba a nada de llamar a seguridad.

—¡No, no, espere!.

Grito sonrojada por la cosa vergonzosa que acababa de salir de sus labios. Tener a prácticamente su suegro tan cerca sin estar preparada y el pensamiento que en un futuro cercano Louis estará así de guapo la tomo sin previo aviso.

La futura Beastar intento acomodar sus ideas... Así como la falda de su uniforme que hasta en ese instante se percató de lo descolocada que como el resto de su ropa estaba, aparte del pelaje despeinado.

¡Rayos!.

Esto si es una pésima primer impresión, pensó preocupada la color chocolate.

—Mi nombre es Juno.

Aclaro la garganta y extendió su brazo en un saludo, lo cual quedo ignorado debido que en su lugar Oguma solo le dio una rápida mirada de arriba a bajo acomodando su propia corbata.

Esa frialdad que sin palabras criticaba más que su aspecto le confirmaba a Juno que la había jodido en grande con el futuro abuelo de sus hijos.

—"Señorita" entiendo que si ya se retira acabo su servicio así que no la interrumpo más.

Termino de decir el adulto de gafas.

¡¿EH?!.

La expresión de Juno no tenía precio, ¡Diablos! Entre todas las cosas tenía que confundirla con una mujer de vida exótica.

—¡NO SEÑOR OGUMA!.

El ciervo rojo se mantuvo con su aspecto neutral intentando ocultar que semejante grito dejando ver colmillos y levantándose garras filosas lo asustó.

Debía tener cuidado o esa prostituta loca podría golpearlo y robarle más que unas tarjetas de crédito, ya había oído rumores que algunos les han robado los zapatos, oh los han drogado y después les toman fotos desnudos encadenados con las que los chantajeaban.

—Disculpe.

Bajo el tono de voz y acomodo su ropa viendo con mirada seria, debia conservar la compostura si quería remediar esto.

—Mi nombre es Juno y estudio en la escuela Sherryton.

Así que no es una de esas chicas que usan ropa de roles en la profesión más antigua, razono el mayor.

—Su hijo Louis es mi senpai del club de teatro.

Ese muchacho mantiene "actividad" con sus compañeras, bueno al menos si le interesan las hembras, por lo que Azuki dijo ya lo tenía tan en duda. Seguía razonando el papito suegro escuchando a la loba.

—Él y yo ...

Si niña, ya me di cuenta por tus fachas que no estaban estudiando, decía la mirada del CEO de cuernos.

—¡Estamos enamorados!.

De acuerdo eso si descompuso al herbívoro abriendo ampliamente sus ojos una milésima de segundo.

—¡Lo amo locamente y nos casaremos en algún momento!.

Su cola se agitó emocionada, su sonrojo le hizo arder la cara, apretó fuerte sus puños, pasando a pisar con la misma fuerza para mostrarle seguridad al dueño de la casa, el cual por fuera se mantenía serio y por dentro estaba como "¡Que mi ... Miserias!" entre todos los fetiches "carnívoros", ese Louis si estaba perdido.

¿Que faltaba ?, ¿Que su mejor amigo con gran tensión sexual sea un lobo idiota suicida ?, ¿Ser líder de un grupo de leones mafiosos? (Aunque de eso ultimo si había investigado un poco, lo primero es muy bizarro para ser cierto).

—En serio lo amo, señor Oguma.

Su mirada a pesar de tantas emociones se mantuvo captando la del herbívoro más alto, el mencionado como todo hombre de negocios sabia reconocer la trampa en un trato así como la transparencia del mismo.

Esta joven frente suyo parecía transmitir confianza, cosa que internamente lo hizo sonreír que entre todas las hembras capaces de partirle los huesos a Louis al menos se interesó por una chica entregada, y viéndola bien estaba bonita.

Ay Louis si que estás loco, pensó suspirando.

—Siento que esta sea la primera impresión pero creame que me visto correcto a diario y que estoy perdida por su hijo.

Se inclinó en reverencia.

—Solo quiero que sea feliz y si es conmigo anhelo con el corazón lamer las heridas de las que nunca habla pero que mi ser siente están presentes.

La loba gris levanto la mirada topándose con una distinta en el macho mayor, como si Oguma por más que un segundo de debilidad mostró emociones conmovidas, asiendo que Juno levantara su cola.

Se veía tan graciosa con su rostro extrañado bañado de sorpresa y su cola erizada, en serio el CEO hizo mucho para no reír.

Esa chica era muy expresiva y tierna, de seguro esas cosas hicieron que Louis se interesara en ella.

Eso y que acaba de descubrir a su hijo adoptivo le gustaba que lo arrollará un autor ... Ya que el individuo venía a como le era posible corriendo entre cojeando por el pasillo.

—JUNO¡

Si a Oguma el aspecto de la chica le había llamado la atención, el de su heredero lo hizo apoyarse a la pared tres segundos con ojos abiertos.

Esas marcas tan escandalosas en lo que dejaba ver la bata blanca y el olor a sangre asustaba, lo peor era que el brillo en los ojos de su unigénito legal al ver a la chica confirmaba que sentia algo por ella.

Esta juventud está jodida.

Fue el razonamiento más filosófico de Oguma en la noche.

—Padre, ¿Se puede saber de que hablaban?.

El ciervo de gafas logro captar el veneno en las palabras de su heredero, así como no pasaba desapercibido para su ojo analítico el como Louis coloco a la hembra detrás de él, amenazando con esas acciones que si dijo algo que la lastimo lo pagaría caro.

De acuerdo debía admitir que aunque estaba preocupado por su hijo a su vez se sintió algo orgulloso por tanta muestra de valentía y caballerosidad.

Pero tampoco dejaba de ser extraña la escena ante él de una presa lastimada "protegiendo" a su cazadora de su propia familia con tanta devoción.

—Yo solo me presentaba, senpai.

Intento calmar las cosas la hembra poniéndose entre ambos, Oguma ya había vuelto en si pero Louis lo fulminaba con la mirada, lo que menos quería Juno era una pelea entre padre e hijo.

—Como dijo la señorita Juno.

El CEO le coloco una mano en el hombro a su hijo mientras se retiraba.

—Nos presentamos.

El contacto le dio cierto escalofrío a Louis así como calidez, una mezcla muy extraña y a su vez común viniendo de su padre adoptivo.

—Ya es muy tarde así que puede quedarse en la habitación de huéspedes e irse luego del desayuno.

Los dos estudiantes de Sherryton se sorprendieron con eso, observando la espalda del señor de la casa.

—Vayan a dormir.

Fue lo último que escucharon de Oguma ya a cierta distancia.

Louis se sintió despertar del trance que dejo su padre con el abrazo alocado de su compañía.

—¡Louis senpai tu padre me acepta!.

La cola no dejaba de agitarse y Louis sonrió con eso, aunque aún se encontraba extrañado por todo.

Nah, su padre acaba de decirle que la loba que ama puede quedarse esta noche, apagaría por unas horas su mente calculadora para disfrutar como pocas veces esto.

—Hablaremos mañana.

Le sonrió dándole un corto beso que aumento la alegría de Juno así como la sonrisa de Louis.

—Ahora.

Se apoyó con su brazo en su compañía.

—Podrías por favor ayudarme a volver a mis aposentos.

Louis había hecho un esfuerzo sobre bestial para no desplomarse frente a Oguma, pero que le dolía hasta el alma era cierto, así como era cierto el hecho que no se arrepentía de lo mucho que disfruto el proceso.

—¡Juno te dije que no había porque hacerle caso exacto a Bill con eso del salto del tigre!.

—¡Lo siento, senpai!.

Logro alcanza a oírlos Oguma apuntó de entrar a su cuarto, no agradeciendo la imagen mental que vino a su mente.

Bien esto de su hijo con una loba sea pasajero o serio no iba a ser común de tratar, no solo para él sino los medios de comunicación.

—Mañana debo mandar a comprarle un yate a este chico.

Hizo nota mental el CEO.

Con eso que cuando se sentia orgulloso y molesto le daba regalos caros a su hijo, justo ahora que le pareció verlo enamorado y con el valor en su mirada de mandar a la mierda al mundo por ese amor y a su vez molesto que se la había dejado difícil a él con el conglomerado y el siguiente heredero.

Un yate que diga Juno en letras doradas seria lo mejor.

Una pequeña sonrisa se posó en ese bello y frío rostro.

Louis siempre divirtiendo con sus travesuras.

...

LADO B:

—¡NO LO ACEPTO!, ¡CLARO QUE ME OPONGO!.

El señor lobo prácticamente arrojo las cosas de la elegante mesa del comedor, decir que se salió de sus estribos era poco, con semejante noticia les vino a salir su hija.

—¡PERO PAPÁ YO LO AMO!.

Juno se jalaba el pelaje con las garras en su cabeza, temía tanto esta reacción y término siendo peor que lo pensado.

—¡NO PUEDES AMARLO! ... ¡ES INSANO!.

Esa expresión viniendo de su adorado padre hirió el corazón de la hembra más joven.

¿Insano?.

El amor por el ciervo rojo sería visto siempre así por el otro hombre que ama tanto su corazón.

—Papá ¡Por favor no digas eso!.

Los brazos de su madre la rodearon dándole calidez al llanto que comienza a poseer sus hermosos ojos morados.

—Pero Juno, linda.

Tembló con la caricia en su pelaje maltratado por ella misma, esto era una pesadilla.

—Tu padre tiene razón.

El lobo gris camino pesadamente intentando calmarse, mientras su esposa continuaba.

—Siempre has sido una niña muy inteligente.

La bella loba gris sonrió con cariño a la que considera aún pequeña y hoy lloraba como muchas veces en su regazo.

—Tan talentosa y obediente.

Tomo sus hombros asiendo que la mirara y se pusieran de pie abandonando las sillas del comedor.

—Una loba y un ciervo no puede ser.

Le sonrió intentando ser la calma en esa casa con tensión alta, su esposo prácticamente ya había hecho un hoyo en el piso por tantas veces que daba vueltas en el mismo lugar y no se disipaba su mal animo.

—Lo mejor es que dejes eso por la paz y sigas estudiando, ya veras luego viene el lobo indicado y...

La bella hembra, excelente madre y devota esposa no pudo terminar debido que su amada e inocente niña dijo.

—Estoy embarazada.

—...

Dos segundos de silencio.

Para luego.

—¡HIJA!, ¡¿QUE MIERDAS HICISTE?!.

Esta vez fue su madre la del grito con su cara deformada, su esposo estaba tan molesto y fuera de si que parecía que estaba atragantado con su propio grito y por eso no salía de sus cuerdas vocales.

—Mamá ... No pude evitarlo.

Juno medio sonrió viendo a otro lado abrazándose sola, un leve recuerdo le hizo sacudir la cola.

—Él es muy suave, como una almohada cálida que puedes morder y también puedes ...

—¡JUNO CALLATE AHORA MISMO!.

La mencionada se sacudió la cabeza, ¿Que rayos iba a decir frente a sus padres?, ¡Malditas hormonas alborotadas por el embarazo! Aunque aun sin eso pudo decir ese dialogo sin darse cuenta, cielos ¿Por qué debía ser tan expresiva?.

—¡LO SIENTO MAMÁ, LO SIENTO PAPÁ !.

Se sonrojó tapando sus labios, sus progenitores si estaban enojados.

—¿Que haremos ahora, Estela?.

El lobo logro hablar apoyándose en buscar la mirada de su esposa.

—No lo sé Antonio...

La señora lobo se apartó de su hija escuchando como tocaban la puerta.

—Por ahora una pausa por favor.

Camino a la sala seguida de su familia.

—Veré quien llama y luego seguimos acomodan nuestras ideas.

Sus pasos fueron a puntos de tropezarse debido que su única hija corrió a una enorme velocidad tapando la puerta de entrada, con un nerviosismo más exagerado que cuando inició la conversación en esta noche de domingo siete.

—Papás.

La sonrisa de Juno era bella aunque angustiada, aún faltaba la fresa en el pastel.

—Invite a Louis a convivir con ustedes esta noche.

De acuerdo ... Los señores lobo gris estaban a punto de moler a cacerolas y varios articulos del hogar a su única hija por tantos baldes de agua fría sin avisar.

—¡JUNO!.

Gritaron al unísono.

—¡De verdad lo siento pero Louis tiene clases en la universidad en las mañanas y trabaja en el conglomerado en las tardes!, ¡Cuando nos logramos ver es de noche! ... Por eso no pudimos aguantar la tentación.

Por un segundo Juno se sobó el vientre soñadora, para luego temblar en aumento con la cara poseída de sus amados papis.

—¡AHORRA LOS DETALLES, NIÑA!.

Grito su madre con pelaje erizado.

—¡Le diré a ese chico irresponsable que profano y perdió a mi santa niñita que se largue!.

Exclamó su padre.

El timbre no dejaba de sonar como si fuera una música de muerte para Juno, tenía tanto miedo de apartarse de la puerta y que su padre literal se comiera por la rabia a su amado ciervo rojo.

Pero.

—¿Espera?.

El macho se detuvo en algo a punto de retirar a su hija de la puerta.

—¿Trabaja en un conglomerado?.

Su pareja también agito una de sus orejas y levanto la cola analizando eso.

—¿Como un joven de tu edad tuvo acceso a eso?, ¿Es un pasante?, ¿Mensajero?.

La aspirante a Beastar sintió que sus orejas descansaron un segundo, dándose cuenta que no alcanzo a mencionar un pequeño detalle.

—Es el dueño, bueno es el heredero del Conglomerado de Cuernos, su padre es el señor Oguma, él asido muy amable conmigo.

Juno se extrañó notando como sus progenitores se peinaban sus pelajes de la cabeza con unas amplias sonrisas y corrían arreglar el desorden del comedor.

¿Que sucede? Se preguntó la joven hembra.

—¡Juno deja de estorbar en la puerta y haberle al joven Louis!.

Le dijo emocionado ese mismo padre que minutos antes quiso matarla y al individuo detrás de la puerta que no dejaba de tocar el timbre.

—¡No querrás que el padre de mi nieto se congele!.

Acompaño la señora de la casa.

Juno abrió la puerta prácticamente en automático sin entender todavía que pasaba.

—Hola Juno.

Louis sonrió tranquilo quitándose los audífonos que evitaron oyera tantos gritos.

—Creó tu timbre está defectuoso, llevo un rato tocando.

Ahora era Juno la que casi pierde el equilibrio con las siluetas que corrieron a una velocidad mayor a la suya y rodearon al ciervo en un abrazo halándolo a pasar a la casa.

—¡Bienvenido hijo !, ¡Por favor ponte cómodo!.

Ambos lobos agitaban su cola con un descolocado Louis que intento sonreír cordial.

—Claro, gracias señores.

Miro a su compañera alzando una ceja.

—Juno tus padres si que son amables.

La mencionada abrió sus ojos y apretó sus puños terminando de captar todo el asunto.

—Aarg.

Dio un gruñido suave, viendo como prácticamente su padre cargaba a su novio y lo ponía en el sofá, a la vez que su madre le servía comida y té con amplia sonrisa.

—Y como no seríamos amables con el padre de nuestro adorado nieto.

Las risas de serie familiar antigua se hicieron oír de parte suyas, diablos Juno ahora si no podía tener su frente más fruncida por esto.

—Bueno queridos vamos a ir a hacer algo a la cocina así que se quedan solos un rato.

La señora Estela dijo tomando el brazo de su actual alegre esposo.

—Disfruten ese tiempo, tórtolos.

El macho mayor les guiño un ojo provocando Louis aunque sorprendido medio sonriera y Juno se sonroja más molesta.

Dejándolos los esposos no solo solos, sino que también bajando la luz de la sala y poniendo música de fondo desde uno de sus celulares para estar en ambiente la joven pareja.

—Tus padres se parecen a ti, Juno.

La mencionada puso su cola en alerta.

—¡Yo no soy interesada, senpai!.

Se defendió mostrando colmillos aún sonrojada.

—Me refería a expresivos y alocados.

La hembra suspiro hondo hundiéndose en el sofá.

—Louis ellos te estaban maldiciendo momentos antes que dijera tu posición económica.

Vio avergonzada con orejas bajas a su amado, ganando una caricia en esas orejas de parte suya agitando con debilidad la cola, notando como Louis analizaba que sus ojos lloraron recientemente.

—Jamás los había visto de esta forma interesada y de verdad lo siento mucho, senpai.

Una de sus orejas se levantó debido que su compañía río.

—Jajaja y mira este ambiente, es como si quisieran te embarazara doblemente por si las dudas.

El sonrojo en Juno aumento.

—¡LOUIS!.

El mencionado disfruto la expresión de querer matarlo, su Juno era tan bella con todas sus emociones a flor de piel.

—Lo siento, pero no me molesta.

La hembra inclino su cabeza.

—¿Eh?.

Sus garras fueron tomadas por el ciervo rojo que deposito en ellas un suave beso, el corazón de Juno casi explotó con tanta ternura transmitida.

—Mientras tenga la bendición de los padres de la chica que amo todo esta bien.

La mirada en su imposible amor que ya era una realidad en el ahora lleno de tantas sensaciones bellas a la loba gris, esos ojos la contemplaban con devoción y solo quería abrazarlo con cariño o aprovechar el permiso de sus padres en la sala en este momento. .. Pero no, tampoco llegaría a eso.

—Te amo Louis senpai.

Le susurro acercándose a sus labios.

—Y yo te amo Juno.

El beso no llego a concretarse ya que los interrumpió un "¡Y nosotros te amamos yerno!" que hizo a Louis reír con fuerzas y a Juno saltar a la cocina a regañar a sus padres.

Y de esas formas fueron las primeras impresiones con sus suegros, ahora solo es de imaginar las fechas festivas con todos ellos.

(Fin)

.

.

.

Juno merecía más en el final del manga, al menos que nos hablaran de éxitos en la escuela o algo ... En fin, agradezco mucho los comentarios en mis anteriores fics en las 2 plataformas, los últimos me animaron a hundirme a leer fics de la pareja y de ay viene esta inspiración.

Siempre quise ver a Juno convivir con el suegro, así como ver a los padres de Juno. Oh aclaro que eso de decir mucho lo bueno que esta Oguma es más de parte mía que otra cosa jajaja lo siento siempre tuve un gusto culposo con su guapura así como con Ibuki.

Jajaja y jotas estaba editando el fic para subirlo y se me ocurrió agregar ahorita eso de los padres de Juno, no pude evitarlo lol inicialmente terminaría en lo de Oguma jajaja no recuerdo que se mencionaran los nombres en el manga y nada de ellos, así que les coloque los nombres de los míos en las prisas.

Gracias por leer.