HISTORIA ES UN UNIVERSO ALTERNO TOMANDO EN CUENTA A LOS PERSONAJES DE RANMA ½, QUE LE PERTENECEN A RUMIKO TAKAHASHI

Aquí les traigo una nueva historia, con una temática completamente diferente, espero que sea de su agrado.

Cabe mencionar que las personalidades de los personajes han variado al ser justamente una historia de universo alterno.

- Los personajes hablan: aaaa

Disculpen si se me pasa algún error…

Sin más disfruten…

.

.

.

CAPÍTULO XII

.

.

.

Ya son un año y siete meses desde que estamos acá en plena guerra. Milagrosamente sigo con vida contra todo pronóstico.

En parte siento que ya hasta estar con vida me da igual, pues aunque prometí cosas, ya no sé si quiero cumplirlas, pero como tengo palabra, sea como sea debo de hacerlas realidad, pese a que algunas de ellas me duelan como fierro caliente atravesándome la piel.

Por otro lado, según nos comentaron, lo bueno es que parece que la guerra está por acabar.

Todo eso no quita de que hace un mes me enteré de algo terrible.

Debería estar muy feliz, pero no, no es así, no puedo estarlo, al menos no del todo, pues el volver a ver mi madre me alegra bastante, pero no como quisiera en realidad, pues estar con ella significa que pueda cruzarme a alguien más, alguien que en un principio me encantaba volver a ver, pero ahora, ahora ya no es así, lastimosamente.

Me enteré que el asesino de mi familia, es el padre de mi a… de Akane…

Realmente debo de decir que jamás me esperé algo así.

JAMÁS.

Sé que Akane no tiene la culpa… pero no puedo dejar de verla como la hija del asesino de mi tía e indirectamente de más miembros de mi familia, desde que me enteré que es la descendencia del asesino de mi familia.

Esto cambia las cosas.

Mucho.

Demasiado.

Y lo peor, es que todo me afecta más de lo que quisiera admitir.

De verdad, pues me quema en el alma todo este dolor que siento y que no puedo simplemente evitarlo, pues me enamoré realmente de ella, pero todo esto cambia las cosas.

Estoy casi seguro que ella ignora las cosas, pero no puedo evitar sentir un poco de hasta rechazo ya por ella. Realmente todo es muy doloroso para mí, ahora de que me enteré de algo que por tanto tiempo quise enterarme.

Todo esto me ha trastocado muy fuerte.

En este tiempo, dejé de escribirle, aunque esas cartas jamás llegarían, pues a la fecha no hay mensajero tampoco.

Lástima que tampoco puedo comunicarme con mi madre. Aunque no sé qué podría decirle, pues no soy bueno mintiendo. Sin embargo, eso no quita que le escriba aun sin enviarle nada, algo que con Akane ya no hago, pues me siento muy afectado, aunque mi mente me dice que ella no tiene la culpa, pero otra parte de mi mente me dice que ella tiene relación con el asesino de mis familiares.

Es como si tuviera una lucha interna constante dentro de mi cabeza sobre todo ese tema. Y lo que más me duele es que no dejo de amarla, pese a todo.

Incluso pese a no escribirle, la dibujo. Primero en mi cabeza, en sueños, y luego plasmo mis ideas en mis hojas.

¡Maldita sea mi suerte!

A mis compañeros, tuve que contarles cuando me enteré, pues como he dicho soy malo mintiendo y mi cambio de comportamiento fue realmente notorio. Se sorprendieron bastante cuando se enteraron de todo.

Hasta yo mismo dentro de mi alteración, estaba y estoy que no me creo nada.

Trataron de calmarme, sobre todo mi mejor amigo Ryoga. Pero no lo consiguieron. Sumándole que días después de ese día, asesinaron en el campo de batalla a Picolet. Sí, justo por quien me enteré de todo.

Lo asesinaron cuando por que le "dio comezón en la cabeza" decidió un segundo quitarse el casco. Error. Grave error. Eso le costó la vida y por eso entendí en la insistencia de dormir si es posible hasta con el casco puesto.

Lo asesinaron delante de mí. Cayó con los ojos abiertos, los cuales cerré, luego de asesinar a su verdugo.

Creo que en este tiempo he cambiado, dejando de lado al sensible y hasta temeroso Ranma. Espero no volverme loco y perder la poca cordura que me queda aún.

Como dicen, la guerra cambia a las personas y creo que no fui la excepción.

De nuestro grupo, solo quedamos, Ryoga, Sentaro, Gosunkugi, yo y nuestro capitán Kumon.

.

.

Solo ha pasado una semana y por fin la guerra acabó.

Alemania perdió y bueno, ahora nos toca regresar de donde vinimos. Debería estar sumamente contento y feliz como algunos aquí, pero no siento nada de eso.

Es hora de volver a mi realidad.

Mi dolorosa realidad.

.

.

Luego de dos días llego a mi casa.

El recibimiento de mi madre no tuvo precio. Me abrazó fuertemente, lloró y luego cenamos, pues sí llegué de noche.

Yo también la abracé muy fuerte, lloré con ella de alegría, pues pese a todo se encuentra muy bien.

Lástima que esa felicidad es momentánea, pues sé lo que tengo que hacer y lástima que aún no pueda decirle nada.

Lo que no sé cómo tuve que fingir es que me preguntara por mi… por Akane. A lo que solo le dije que mañana nos veríamos.

Solo asintió mi madre con la cabeza y no me dijo más. Fue extraño.

Mañana.

.

.

Me he levantado temprano hoy para ir a la casa de Akane. Le tiraré piedritas a la altura de su habitación.

Ya estando frente a su casa, comienzo a tirarle piedritas, pero no logro respuesta alguna. Insisto un poco más, hasta que ella dudosa saca la cabeza.

Ni bien me ve, noto como abre enormemente los ojos y cierra la ventada conjuntamente con la cortina. Me imagino que bajará para vernos en la cabaña de siempre, pues estando acá nos pueden ver.

Mi corazón late como un loco. Siento que se me saldrá del pecho. Pero es algo que no debo de sentir, no ya no más. sin embargo, es algo que no puedo evitar.

¡Maldita sea!

¡Me tiene comiendo de su mano pese a todo este tiempo!

Me retiro renegando de ahí hasta la cabaña. Tengo que pensar en cómo es que puedo dejar de amarla como lo hago. Creo que tendré que recurrir a esos lugares de mala muerte en busca de compañía femenina, pues creo que no me queda de otra.

.

.

Llego a la cabaña y a los pocos minutos llega Akane.

Ingresa totalmente, cierra la puerta y nos quedamos viendo fijamente.

Se ve tan hermosa como siempre.

¡Maldita sea!

Me quedo observándola como un tonto. Ella sonríe y comienza a acercárseme. Soy débil con ella, pero debo dejar de serlo. Debo hablar con ella seriamente y dejar lo que sea que hayamos tenido o tengamos de lado.

Aunque bueno, no puedo decirle directamente mis planes, pues de lo contrario se me irían por la borda.

- Ranma…. ¡Cumpliste tu promesa! Cuanto tiempo…. No pensé verte, no al menos aún…, tenía mucho miedo por ti… te extrañé demasiado mi amor…. – mi amor… esa palabra que antes me sabía a gloria y ahora me sabe a todo lo desagradable de este mundo menos a lo que realmente debería de ser.

- ¿Ranma? ¿Estás bien? No nos vemos hace mucho tiempo…. ¿No me dirás nada? Te extrañe muchísimo… - dice sacándome de mis cavilaciones. Y ahora lo dice algo seria.

Actúa natural, Ranma… por medio de ella… tú… tienes que…

- Ehh si… yo… yo también te extrañe… - le respondo algo ¿Serio?, pues no lo sé ya. Me siento extraño con todo esto.

- ¿Estás bien? Ven… debiste haber pasado momentos difíciles. – dice acercándoseme más y ahora me abraza.

¡Maldita sea mi suerte!

- ¿Ahora te sientes mejor? Se te nota tenso, pero creo que no es para menos… te amo… en serio en todo este tiempo te he amado y te amo como siempre…nunca dejé de pensar en ti… quiero hablar contigo…es sobre algo importante… en serio muy importante… pero antes… – y me aprieta más a ella, para luego acomodar su cabeza en mi pecho.

En contra de mis pensamientos y cabeza, pero con aprobación de mis acciones y corazón, le devuelvo el abrazo.

Estoy por decir algo más, cuando sus labios me detienen las ideas.

Nuevamente contra mi cabeza, le devuelvo el beso, el cual cada vez se va tornando más hambriento, pues sí, tengo hambre de ella pese a lo que he venido planeando.

Me recuesto con ella encima sobre nuestro sillón… nuestro… eso suena tan lejano. Seguimos inmersos en nuestro beso.

Creo que estoy comenzando a excitarme y al parecer ella lo ha notado, pues ha comenzado a frotarse contra mí, lo que ocasiona que ella emita gemidos y yo gruñidos.

¡Maldita sea!

¡La deseo como un loco!

¡Mi cuerpo lo sabe, mi mente aunque se recrimine lo sabe, mi corazón lo sabe y mi cabeza también!

¡Sin embargo, todo esto está mal!

Actúo, solo actúo, ya.

La tomo de las caderas y comienzo a moverla sobre mí, pues se siente muy bien su cuerpo contra el mío.

De pronto, nos detenemos y comenzamos a desvestirnos mutuamente. Al poco tiempo terminamos completamente desnudos y retomamos nuestros besos y caricias.

Sigue siendo tan hermosa como la primera vez que hicimos el amor.

¡Necesito fundirme en ella como un animal!

¡La deseo y amo tanto que duele!

Toco su vagina, para verificar que está apta para mi intrusión, pues no creo poder esperar más. Tanto tiempo sin ella me ha esta pasando factura ahora que la tengo a mi merced.

La toco, ella gime de placer, su espalda se encorva y efectivamente esta tan excitada como yo, pues está completamente húmeda. Al notar eso mi pene está más dura cada segundo que pasa.

Ella de pronto de levanta y se acomoda sobre mi pene, el cual está sumamente endurecido y necesitado de atención, y baja lentamente, introduciéndome completamente en ella, por fin.

Emitidos ambos gemidos algo fuertes, pues la necesidad era demasiada.

Me siento con ella sobre mí, para comenzar a devorarle esos senos con pezones rosas que me llaman, pues están tan erectos que llaman a ser bebidos, cosa que gustosamente lo hago sin remordimiento alguno. Además que rebotan prácticamente en mi cara, por lo que no puedo ignorarlos.

¡La amo!

¡La amo tanto que odiarla es algo casi imposible!

Pero como dicen, del odio al amor hay un paso, me imagino que debe ser de igual forma cuando es a la viceversa.

Comenzamos con las embestidas simultáneas, pues tanto ella como yo nos movemos frenéticamente.

Ambos gemimos sin importarnos que alguien pueda pasar cerca de aquí.

Seguimos con el ritmo, el cual aumenta cada vez más, hasta que llegamos al orgasmo, pues siento como mi miembro es abrazado por sus paredes vaginales y ella pega un grito en mi oído. Yo sigo embistiéndola hasta que no aguanto más y me derramo dentro de ella. Primera vez que siento un orgasmo de tal magnitud, pues siento como mi miembro se mueve como con vida propia aun dentro de ella.

Ella cae sobre mi hombro. Ambos estamos agitados, sudorosos y al parecer gustosos por tal bienvenida.

Estoy por levantarla para salir de ella, cuando es ella la que saca a mi miembro de ella. Estoy por acomodarme, cuando ella coloca su rostro a la altura de mi pene, lo observa muy de cerca y lo engulle.

Nunca me había hecho eso, pero se siente fenomenal.

Es la escena más erótica de toda mi vida.

Consigue nuevamente despertarlo, y al poco tiempo vuelvo a penetrarla. En serio la he extrañado demasiado.

Llegamos nuevamente al clímax y caímos rendidos.

.

.

Estamos acá, ahora en el suelo, después de la tercera vez de hacer el amor… ¿Amor? Ya no sé ni qué pensar. Estamos cubiertos por esta manta que ha sido testigo de tantas entregas. Ella aun duerme a mi lado y yo me siento completamente mal, pues nada está saliendo como esperaba…

Aun así, debo de hacer lo que tengo que hacer… así me cause y cause mucho dolor…

Esta mujer me tiene en sus manos y yo, yo soy un maldito idiota, pero es que mi dolor y sed de venganza es más grande que todo.

.

.

.

¡Hola!

Disculpen la demora, pero es que estoy ajetreada con varias cosas y no quiero descuidarme por acá tampoco. Por eso como dicen… "más vale tarde que nunca" xD.

Espero que el capítulo haya valido la espera, aunque muchas veces desespera =P

¡Por fin regresó Ranma!

¿Qué planeará hacer?

¿Qué más pasará con nuestro protagonista? Bueno eso lo veremos en los siguientes capítulos… =P

Bueno esta historia ya está a la mitad…

Gracias a los que me dejaron su lindo review. =D

También gracias a los que solo leen y no me entero xD

Espero que me dejen más de sus reviews… no sean malitos xD es que quisiera saber qué tal le ha parecido…, además que me agrada mucho leerlos… y también de que me animan y motivan a seguir escribiendo :D

Les cuento que el día de ayer actualicé "Situaciones Incómodas" está muy gracioso ese Fic.

Probablemente estos días les traiga una sorpresita.

Cuídense mucho, sobre todo del Covid!

Saludos desde Perú!

Gracias por leer…

=)