Draco gustaba de consentir a su hombre,gastar su dinero en Harry es la mejor inversión que puedo haber pensado.

Harry, bueno,lo deja ser.

Su relación había empezado de forma bastante curiosa,algunos dirían con pocas prioridades ordenadas,llevaba tal vez semanas o meses mirándose de forma bastante intensa,siempre a la distancia,los esmeraldas y los grises contrastando de un sentimiento poderoso,desgarrador,ira tal vez,o la típica sospecha de "se que quieres hacer algo que me puede perjudicar",pero aquellas miradas se transformaron en largos ratos apreciando el rostro de Malfoy,sus labios finos y que culminaban algo carnosos en la parte del centro ahora que había madurado un poco,pestañas rubias que dirigían toda su atención a sus metálico enfoque,que brillaban con un leve azulado rodeando sus pupilas dilatadas,bajando de nuevo a su nariz,un poco levantada justo en la punta pero por lo demás muy recta,perfecta como siempre,oh y su cabello,era lo único que no podía ignorar de el,brillaba como una snitch,ahora que no tenía toda esa gomina bailaba libremente,acariciado por las onda del viento.

Suspiro aterrorizado mirando hacia otro lado,sin poder soportar lo abrumador de sus pensamientos,sintiéndose hasta sucio,un ser guiado por sus hormonas,siempre le pareció un niño lindo y muy creído,que aprovechaba no tener ningún defecto físico del cual burlarse para aprovechar a pisotear a los demás,pero recientemente se habia dado cuenta de verdad de que podía provocar en su cuerpo adolescente,burbujeaba su estómago,su pecho se sentía cálido,tenía el instinto de cerrar los ojos para no soñar despierto con tocarlo si quiera.

¿Cuando fue que las mejillas de Malfoy se ponían rojas sólo por mirarlo unos cinco segundos? ¡podían pasar horas mirándose,retandose,odiandose!

Le molestaba la sola sensación de que no le prestara atención suficiente,viendolo cuchichear con el estupido raro de Theodore Nott,detuvo sus pensamientos algo avergonzado escuchando la voz de Hermione en su cabeza,solo por leer libros a todo momento no era raro,ni estupido si quiera,solo le tenía una rabia inexplicable,por que cada vez que el rubio desviaba su atención era para prestarsela deliberadamente al Slytherin de segunda.

Mientras que el rubio en cuestión,era un mar de nervios,hacia mucho que se sentia hostigado verdaderamente con las miradas del cara rajada,antes era una competencia real,quien bajaba la mirada más rápido ganaba y se iba sonriente mientras que el otro lo maldecia,en voz alta o no,depende de la situación, pero últimamente era tan intenso,enviaba una señal directa que le hacía sentir que debía bajar la cabeza y juntar sus rodillas,ya que por alguna razón le provocaba tal nivel de sumisión, que era impresionante,ni su padre le provocaba ese miedo,era diferente claro,Potter no podía castigarlo con crucios o encerrandolo en un armario oscuro si no se portaba bien(o bueno,podría,pero no es el estilo Potter),pero podía mirarlo de esa forma tan solo eso era suficiente,y debía admitir que en parte le gustaba.

Maldición,le gustaba y demasiado,sentía su cara caliente,incómodo como si manos estuvieran sobre su cuerpo,pero solo eran iris color maldición asesina examinandolo.

Puede que Potter le atraiga un poco,admitió.Nunca le gustaron mucho las chicas,pero pensó que era una etapa,a comienzos de ese año,empezó con reacciones raras en sus pantalones cuando veía a los chicos después de las practicas de Quidditch y tuvo que resignarse a que era maricon,punto final.

Su pasatiempo favorito en esos momentos de tensión era mirar que hacia el retraído y serio Theodore Nott,era interesante como el chico pasaba por alto que le hablara tan de repente y le contestaba a sus preguntas sin cuestionamientos ni resentimientos,por lo menos para simular que conversan normalmente y no quedar hablando con una pared,lo agradecia demasiado.

Eso mantendría su mente alejada de los labios mojados de Potter,de su cabello negro azabache desordenado y tan rebelde,sus cejas fruncidas en un ceño dirigido a el,dándole un aspecto realmente arollador,esos horribles lentes tan característicos que solo podían quedarle bien a él,no suavizaban sus rasgos.

— ¿Que estás leyendo ahora,Theodore? — Indagó para parecer algo más interesado,el chico a su lado no despegaba su mirada de las páginas letradas a excepción que tenga una buena razón,Draco parecía ser una buena razón.

El castaño pareció vacilar un poco ante su interés repentino por su persona,mirando rápidamente la razón por la que el rubio le hablaba,Nott era todo menos idiota,sabía que había estado haciendo su compañero las últimas semanas,pero era muy divertida la situación como para hacer algo,aún así,comenzaba a desesperarle la posibilidad de ser blanco de un león celoso,son peligrosos e impulsivos.

— Algo de Marqués de Sade,¿quieres asomarte? — Le propuso con voz tenue,pero no susurrante,deslizando el libro hacia el para indicarle que eche un vistazo.

— No me suena,¿es un autor muggle? — dijo con cierto aire despectivo.

El serio muchacho asintió sin un ápice de vergüenza,el rubio lo miraba como si le hubiera salido una tercera cabeza,aún así,Theodore decidió leerle en voz alta su parte favorita.

— "Vamos a darnos indiscriminadamente a todo lo que sugieren nuestras pasiones,y siempre seremos felices,la conciencia no es la voz de la naturaleza,sino la voz del prejuicio..."

Terminó el párrafo solemnemente, y el rubio solo pudo sonrojarse furiosamente por lo fuertemente vinculado que estaba esa parte del texto en especial,¿Nott leía la mente?No lo creía,tenía muy buenos escudos mentales,lo sabria.O tal vez sólo era una casualidad,lo cierto es que le había sorprendido enormemente la pasión y fuerza que tenían las palabras suaves del muchacho a su derecha,siempre tan callado y centrado,¿Quien diría que leía ese tipo de cosas? Podría llevar a malentendidos. Levantó su mirada y observó un brillo pícaro que poseia,además de una sonrisa en los labios del contrario,alterandolo un poco.

Siempre creyó que Nott era un tipo de Hermione Granger menos patético y sin necesidad de atención,nunca había profundizado demasiado con el,incluso cuando convivían en la mansión Malfoy por órdenes de su padre,leían al costado del otro y conversaban de cosas triviales de Hogwarts,pero veía que el chico era bastante calculador digno de un Slytherin,no de mala forma,no parecía un mal tipo como el lo era hasta ahora,pero era de esos que daban miedo por como sabían cosas que ni tú podrías saber,ese tipo de miedo estaba hablando,el ser leído como todos esos libros que devoraba a diario.

— "No te enfades como de costumbre,cuando transgreden tus malditos ves a donde te han llevado. Convencete de que es cien veces mejor ser desvergonzado y feliz,que bueno e infortuno." — Concluyó con un aire enigmático,cerrando su libro para luego levantarse.

El aire se quedó atrapado en los pulmones del rubio,todo lo qu pasaba por su cabeza eran imágenes de Potter por su mente,los prejuicios lo habían alejado de él en primer año,prejuicios que ya ni si quiera quería creer realmente,Nott al parecer siempre fue indiferente ante el estatus de sangre,no apoyaba ni defendía nada,era un fantasma,y ahora podía ver sus verdaderos pensamientos,a Nott eso de la sangre pura realmente no podría importarle menos,y se daba cuenta,¿esa era una invitación a que haga lo mismo para darse con sus placeres junto al azabache? Era ridículo pensarlo.

— Fue interesante,si quieres te puedo prestar algunos de mis libros,te veo muy curioso últimamente por lo que leo durante las comidas,¿erotismo,sadismo,asesinato? Aún me pregunto qué tema te atrae de mis preferencias de entretenimiento. — habló tan culto como sabía solo él hacerlo.— La próxima vez deberías acercarte a tu amante en vez de ponerlo loco de celos,no me gusta ser un objetivo. — Le susurró al rubio casualmente,palmeando su hombro amistoso, alejándose de él,dejando el rostro antes pálido como una cereza madura,queriendo decirle con la mirada un "¡No es mi amante!" O algo,pero su dignidad ya estaba muy pisoteada.

Sentia cuchillos en su nuca,pero no quería voltear por alguna razón,temiendo las consecuencias o lo que fuera a encontrar,así que solo se hundió en su vergüenza mirando a la pared,esperando que nadie lo viera,se sentia desnudo del alma,como si esos ojos opacos de su compañero slytherin vieran atraves de su alma.

Fue cuando vió un papel,parecía arrancado irregularmente de una página,que decía lo siguiente:

— "La verdadera sabiduría, mi querida Juliette, no consiste en reprimir los vicios,por que siendo los vicios casi la única felicidad de nuestra vida..."— murmuró hasta que decidió que,era mejor no continuar leyendo eso a voces.

(...)sería un verdugo de si mismo el que quisiéramos reprimirlos.

Alto,¿que le estaba tratando de decir Nott? Era una pregunta,envuelto en un misterio,dentro de un enigma.

Suspiró profundamente,Potter,si,era evidente lo que le pasaba con el Griffindor por su ,Nott siempre había sido perceptivo, eso si no le pasó desapercibido, pero igualmente era escalofriante,¿como lo adivinó? Todos parecían pensar en cualquier cosa antes de involucrar sentimentalmente a dos hombres,sobretodo los hijos de muggles,se les hacía totalmente erróneo a la mayoría,aunque en el mundo mágico sea algo más discreto,existían parejas del mismo sexo,por todos lados.

Nott siendo tan sutil y útil,ahora pensaba el porqué no se habían hecho amigos antes,tal vez habría necesitado esos versos liberales antes,pero tal vez antes se habría reído o perturbado con estos.

Estaba perdido,se había quedado prendado de un idiota que lo odiaba,y que su padre odiaba,y que los amigos de su padre odiaban,que se rodeaba de hijos de muggles y traidores a la sangre por doquier,sin una pizca de decencia,o elegancia,toda esa esencia de salvaje que le atraía de una forma casi animal,no era normal,adoraba lo que estaba fuera de su alcance,¿verdad? Se rió amargo y se levantó por fin del comedor,para irse rápido,¿a donde? No sabía,compartía habitación con Theodore y otros más,no quería mirarle la cara ahora mismo,necesitaba más tiempo para asimilar que su callado compañero era un libertino de mente amplia y no un ratón de biblioteca.

Y asimilar que le gustaba Potter,nimiedades.

Decir que Harry James Potter estaba enojado,era poco,a decir verdad,estaba echando humo de la ira,había escuchado perfectamente la labia vacía que le había soltado el imbecil Slytherin a Malfoy,tan descarado,¿por que trataba al rubio como una chica y porque el otro se dejaba tratar así? Era absurdo,le daba ganas de patearlo,lo peor había sido la expresión en el rostro confundido,ruborizado y aturdido del blondo chico,absolutamente indefenso frente a otro.

Se sentía indignado de que con el no fuera de esa forma,que no tuviera una mínima idea de que pasa por esa cabecita rubia.

— ¿Y ese que se cree? ¿Que es muy guapo?¿Que tiene mucha clase? — Lanzó de tono bastante despectivo apuñalando el pan en su plato,atrayendo la atención de su distraído amigo pelirrojo.

— Bueno,en realidad si es algo guapo.— Exclamó el Weasley mientras daba una mordida a la pierna de pollo que había en su plato,recibiendo una mirada extraña de algunos compañeros a su lado.— ¿Qué?

— Y bueno,si tiene mucha clase.— Intervino tímidamente Hermione,con ojos algo brillantes al haber escuchado al muchacho citar con tal propiedad un libro,algo indecoroso que ella leyó un par de veces en secreto. — Lo suficiente para poner rojo a Malfoy,nunca pensé que fuera tan seguro,siempre se le vio retraído.

— La verdad es bastante atractivo— Dijo una pelirroja con sonrisa boba mientras veía por donde se había ido Nott,Harry la miró exasperado,como un "apoyame en esto,Ginny" — ¿Que?

Parecían todos y todas tan encantados con el pretencioso Slytherin.

— Están locos.— Se levantó de la mesa,dejando su plato a medio comer,no podía digerir nada por la rabia,estaba más que claro ahora que,mínimamente le gustaba el rubio de forma física,pero también estaba claro que no quería que Nott se le acerque,bajo ninguna circunstancia,era vomitivo pensarlo.

Al día siguiente fue la misma rutina,antes de acabar la cena fue de inmediato a su cuarto,faltaban unos quince minutos para que todos regresaran a sus habitaciones,tomó su capa y el mapa,listo para acosar a un chico que lo había estado evitando los último días descaradamente cuando tenían una clara relación de odio que no debía ser desatendida.

Olvidenlo, hasta Harry se sintió ridículo intentando excusarse en su cabeza sobre la razón de su molestia,simple y llanamente estaba obsesionado con Malfoy, quería someterlo y ponerlo de rodillas,quería que se le borre la sonrisa arrogante o el gesto de incomodidad que tenía últimamente con él, quería poseerlo y desarmarlo entre sus manos para cuestionar sus era lo más escalofriante que había pensado,estaba seguro que no era muy saludable.

Malfoy,Malfoy,Malfoy...

Su cabeza sólo repetía eso mientras buscaba la ubicación del joven pálido en el mapa del merodeador,estaba muy cerca de el,doblando el pasillo solamente,no estaba con nadie,eso lo puso inesperadamente contento,Nott estaba muy lejos de la ubicación del rubio,sonrió sin contenerse para seguir caminando bajo la capa hacia su objetivo de observación,el único espécimen que pasaría horas,y horas viendo,estudiando,aprendiendo sus debilidades para tenerlo contra las riendas.

En la sala de menesteres, no fue difícil entrar luego de Malfoy,lo cual lo extrañó,sólo en una sala poco conocida,Umbrigde rondando por todos lados,parecía que Malfoy simpatizaba mucho con ella,¿por que entraría a un aula no reconocida cuando estaba a punto de darse el toque de queda? La habitación tenía una cama matrimonial, con detalles rojos y dorados,demasiado Griffyndor para él que se hacía llamar príncipe de Slytherin,¿esto había pedido Malfoy?

Cada vez se ponía más extraño,pero no quería salir de ahí,la curiosidad le tan distraído buscando más detalles en la habitación para descubrir el propósito de esta, cuando de repente algo captó su atención,un sonido bajo.

Y entonces escuchó un gemido agudo.

Era el rubio,con pantalones abajo, abierto de piernas,metia sus finos dedos llenos de un líquido que identificó como aceite de algún tipo,olía florar como a lavanda o violetas,sintió su pantalón apretar sin aviso a medida que el rostro del muchacho enrojecia y los dedos profundizaban en su carne,el sonido era obsceno,pero no tanto como la boquita colorada lanzando gemidos y balbuceos incomprensibles,a veces se quedaba callado,aguantando la respiración para no soltar ningún sonido,pero la rápida penetración con sus dedos a si mismo era suficiente para que Harry lo considerara su tonada favorita.

Estaba mirándolo como un perverso,con la mandíbula hasta el suelo ante el show sexual que presenciaba en contra de la voluntad del rubio,pero no podía parar de verlo,su mente se desconectó al completo,su raciocinio, su moral se fue po la borda dejándose llevar por sus humanos impulsos para adorarlo.

Sintió la boca seca y el corazón palpitar muy fuerte,nunca había tenido un deseo tan fuerte,una lujuria que lo llevaría a los límites de la ética si la desataba.

Ahora el rubio de blanco trasero estaba inclinado en la cama,alzando sus caderas tan sumisamente frente a el,dándole un espectáculo sin quererlo,el pelinegro estaba justamente a los pies de la cama,y el rubio se servía en bandeja de plata inocente de su sensualidad desbordante, metía más sus dedos,más profundo,temblando,con su cara de ángel contra el colchón,agitando sin querer su blanca voluptuosidad,separando sus piernas para darle una vista de su lindo miembro viril,era rosado en la punta y de un tamaño aceptable,con poco vello en la base del pene,hasta ahora el contrario no se había tocado directamente pero se frotaba con la sábana violentamente,ansioso de alcanzar un clímax.

Una danza erótica de una criatura hermosa en busca del placer más crudo,gritó un nombre al eyacular en las sábanas carmesí,ahora manchadas de la semilla del rubio.

— ¡Harry!

Gimió necesitado,murmurando suavemente su nombre un par de veces más,con aceite y semen escurriendo entre sus suaves muslos,eso nubló al de ojos verdes,había gritado su nombre,su nombre,no el de Nott,no el de algún otro fulano que haya interrumpido en la vida del rubio,solo 'Harry' con extraordinaria desesperación.

— Mm...— Se quejó aparentemente insatisfecho, sacando sus dedos de su interior,dando a entender a su publico(Harry era el único público y desconocía de su presencia pero bueno) que no estaba totalmente complacido con solo usar sus dedos.

Hasta que unas fuertes manos lo tomaron de las caderas para voltearlo,al principio sintió un terrible pánico,pavor absoluto de que alguien lo haya descubierto en su soledad,sucumbiendo a sus instintos más carcanales,pero a penas intentó coger su varita fue tomado por las muñecas,sometiéndolo contra el colchón ni más,ni menos,que el mismísimo Harry James Potter,el niño que vivió,estaba sobre el mientras se encontraba sin pantalones luego de masturbarse.

¿Potter lo vio?o peor,¿lo escuchó? Ya era muy humillante que te descubrieran sintiendo placer con estimulación anal siendo un chico,el rubio temblaba de miedo y sus ojos se pusieron llorosos,dejando de luchar contra el azabache,nunca se había sentido tan mal en toda su vida,culparia a Nott,¿pero quien iba a pensar que Potter lo seguiría?

— ¿Me viste?...— murmuró aterrado,el moreno tenía una mirada intensa que no supo descifrar,como si tuviera ganas de golpearlo,como si lo hubiera ofendido.

El silencio lo agobiaba, le hacía sentir claustrofóbico.

— ...¿Me escuchaste?..no le digas a nadie,por favor,yo sólo...

El moreno aún estaba sobre el,sosteniendo sus muñecas sin medir su fuerza,cuando este empujó su cadera contra él,haciendo notar su erección en el sensible culo del ojos del más pálido se abrieron desmesuradamente, mirando a un punto fijo en el techo,pupilas dilatadas y un temblor un poco diferente en sus piernas,aún con espasmos por el reciente orgasmo.

No podía ser,esto no podía estar pasando,se quedaron las palabras atoradas en su garganta.

— Di mi nombre de nuevo. — Habló con dureza, sin un poco de tacto,como lo imaginaba,pero los finos labios del rubio parecían sellados por magia.— ¿Fingir demencia te parece buena idea? — alzó una ceja,soltando sus muñecas,pero aún así,el rubio no se movió demasiado,solo se frotó la enrojecida zona,retraído en su lugar,a más pequeño era el otro más grande se sentía él mismo— Bien,te sacaré la verdad a gritos,tu solo aprendes cuando te tratan mal.

No veía razones ahora,el moreno actuaba por impulso y sus deseos desenfrenados,violentos,bajando una de sus manos a la entrada ya algo dilatada del rubio, metiendo sus dedos fácilmente,deslizándose en el sedoso interior,cálido,apretando su índice y medio ante la intromisión repentina,empezando a empujar con rudeza,sacando gritos y gemidos a la víctima de sus anhelos obsesivos,le parecía tan bello de esa forma,tan correcto que sea tan malo lo que hacía.

El cuerpo cálido se retorcía debajo de él,totalmente a su merced,y se sentía en el cielo,esas cálidas manos,que de inmediato intentaron apartarlo por la sorpresa,ahora agarraban su muñeca sin aplicar fuerza real,estremeciendose por el tacto a su próstata tan violento y delicioso,no decían nada,Harry solo podía quedarse viendo sus dedos en la cavidad rosada y rugosa,para luego subir al rostro,que estaba siendo cubierto inútilmente por el rubio,tan pudoroso mientras lloraba, nada quedaba del soberbio chico que lo amedrentaba años atrás con una sonrisa autosuficiente,Harry tenia el control sobre el,le encantaba tenerlo,y ahora se daba cuenta que no renunciaría a eso por nada que le pudieran ofrecer.

— Harry...

Ante el llamado,lo miró a los ojos directamente,acercándose a sus labios entreabiertos para robarle un hambriento beso,suspirando de placer al tomar el néctar de los dioses,sabía a jugo de frutas,tan refrescante como podía ser sólo él, su némesis que tenía ahora aplastado contra una cama de colores Griffyndor,la situación tan irónica,estaba claro ahora,todo era por él.

— ¿Ahora soy Harry? Que confianzas te tomas,pensaba que era 'Potter' — Le dedicó una sonrisa con el rostro oscurecido,llevando su mano libre de fluidos al cabello claro,jalandolo hacia atrás,asegurándose de que esos ojos grises solo lo miraran a el mientras seguía estimulandolo. — Querias esto,¿no? Aclamas mi nombre con esa voz,moviéndote de la forma más macabra,más obscena en un cuarto con los colores de mi casa,estas obsesionado conmigo,¿verdad,Draco?

Había burla en su voz,pero era mucho más oscura,estaba humillandole mientras le provocaba un gran placer,el rubio parecía lloriquear avergonzado,sus mejillas empapadas de agua salada,pero no dejaba de elevar sus caderas y apretar la tela de la camisa del moreno,con esa mirada de conejito herido,le daban ganas de apretar su cara y lastimarlo, para su disfrute,Draco despertaba en él sus más oscuros deseos reprimidos,sus ambiciones enfermas de romperlo.

— Dime,Draco,¿me amas verdad? Me adoras realmente,siempre intentando llamar mi atención, pero huyes como cobarde,ahora hablandole a Nott,¿te es suficiente ese idiota?,¿podría hacer esto contigo? — Le hablo fuerte al oído,enterrandose en su cuello para aspirar su aroma profundamente,colonia suave floral y una pizca del olor corporal natural que tenía el ojigris,quien jadeó complacido cuando empezó a besar su cuello.— Estas tan enamorado de mi,es increíble,¿harías cualquier cosa por mi,cierto?. — Quiso presionar su suerte,dejar de Malfoy a penas nada,dominarlo por completo,que solo pensará en el. — ¿Desde primer año tal vez?

— Si... si,te adoro,desde el primer momento... — Murmuró agudamente,con los ojos cerrados,perdido en el placer y sus sentimientos,cerrando sus piernas levemente para atrapar al moreno entre ellas,como una aceptación física de sus sentimientos. — Te daría todo lo que quieras,todo de mi.

El rubio no sabía porqué,estaba tan mal pero se sentía tan bien ser sobajado,nunca había visto a Harry intimidar a nadie con razones de humillarlo,normalmente era tan noble y desinteresado,un chico puro,un Griffyndor de primera clase,pero ahí estaba,masturbandolo y besandolo,haciéndole sentir una cosa insignificante pero segura entre sus brazos,era tan satisfactorio,como si fuera lo único que necesitaba en su vida,al elegido susurandole cosas sucias al oído.

— Entonces vas a recibirme sin quejarte.—Sentencio,el rubio se quejó cuando el moreno quitó sus dedos,pero fue reemplazado por un grito cuando fue penetrado de una sola vez,no había sido ni un poco como en su imaginación, nada se podía comparar a ese intruso en su cuerpo,abriéndose paso en su carne tan profundamente,tocando su sensible próstata,aferrándose fuerte al cuerpo delgado y definido de quien lo empotraba contra la cama,arremetiendo contra el una y otra vez,no le dolió, estaba bastante dilatado,estimulado por sus dedos y los de Harry un largo rato,solo podía sentir placer ante la intrusión, y a lo mejor una leve presión por el tamaño bastante generoso del ojiverde,el niño-que-vivió era grande. — Demuestrame tú amor obedeciendome...

Sus mejillas estaban rojas por el esfuerzo de recibir todo en sus entrañas, su pecho adquirió un color similar,estaba descubierto gracias a las manos que arrancaron los botones de la camisa sin miramientos,su túnica ni hablar,estaba tirada en algún lugar de la habitación,su ubicación era lo que menos le importaba.

— Tan desordenado ,sometido por un mestizo,siendo tú de sangre tan pura— Habló entre jadeos sin delicadeza,amedrentandolo,sosteniendo sus mejillas para besarlo y morder sus labios,tirando de ellos para escuchar el dolor en su voz. — ¿Tu padre se va a enterar también de esto?¿Que te encanta ser jodido por el niño-que-vivió?

— N-No... — A penas el rubio podía gesticular con los dedos apretando la suave piel de sus mejillas,mientras era embestido salvajemente por el moreno,no podía pensar claramente y Potter buscaba eso justamente . — Ah...Harry...

— No le gustaría,cierto,pero ahora el ya no es tú asunto,me haces caso a mi desde ahora,¿Estamos bien,mi amor?— Con su lengua,rozó la mejilla caliente de su Draco,se sentía infinitamente poderoso,verlo asentir con esa mirada perdida en sus preciosos orbes,tenía más poder sobre el de lo que tuvo su horrible padre,ni a sus ideales sobre la sangre,ni a su prejuicio,estaba siendo follado por un mestizo que tenía la tarea de matar al jefe de papá, y aún así estaba abriéndole las piernas con total condescendencia y entrega,no lo iba a dejar ir,no quería hacerlo y estaba seguro de que el heredero tampoco quería irse.

Por otro lado,el rubio sólo podía pensar en esas palabras, "mi amor".

— ...Si,si,si. — A penas pudo asentir conteniendo sus gemidos que amenazaban con no dejarle terminar su afirmación, embriagado de placer,gimió con fuerza llevando su mano a su propio pene para apretarlo,Harry dejaba mordidas por todas partes,en sus hombros,en su cuello,haciéndolo retorcerse por lo cerca que estaba de su yugular,esa sensación de peligro,Merlin bendito,le excitaba tremendamente,las partes más sensibles como sus pezones,estaban enrojecidos por la presión que causaban los dientes apretandolos,sin medirse demasiado,dejándolo indefenso.

Y lo sintió de sopetón,el orgasmo nublando su mente aún más si era posible,explotando entre ambos,manchando el rostro tostado y parte de las gafas caídas de este,Harry seguía descargando su cuerpo contra el,sosteniendo sus piernas,probando su flexibilidad y este parecía un muñequito,sediendo a la postura que se le ocurra a esa intensa mirada esmeralda, ahora tenía las rodillas casi chocando su pecho,sintiendo el último golpe como un chorro en su interior,llenando su vientre de un cálido líquido viscoso,estremeciendose.

Estaba tan cansado,no podía mantener los ojos abiertos y su cuerpo estaba tremendamente adormecido por el dolor de sus extremidades,su virgen trasero dolía como los mil infiernos,su cadera era otro asunto,y las piernas le temblaban con espanos post-orgasmo recorriendole gustoso,ni si quiera podía cerrar la boca por completo,con los labios entre abiertos se rindió contra la suave almohada,percibiendo como a su lado un cuerpo lo abrazaba obsesivamente contra el,como si se fuera a desvanecer,y Draco solo se dejó hacer,Potter,se sentia tan bien en sus brazos,¿era un sueño? Parecía aún sueño,desde luego,¿cuando despertaría entonces?

¿Que acababa de hacer?

A penas se derramó en el interior esa suave cavidad,sosteniendole de las nalgas blancas sin salir de su interior aun por puro capricho,pudo estar consciente de sus pésimas acciones,espiarlo mientras se masturbaba,arremeter contra el,decirle todas esas cosas vergonzosas,humillantes,tratándo como ramera a Draco Malfoy, el heredero de una fortuna ya formada para mantener como diez generaciones más de Malfoy's,lo había degradado como persona al decirle que ahora le pertenecía como un objeto,como su propiedad exclusiva,al penetrarlo con tanta vehemencia,al morderle para marcarlo,al obligarle a afirmar cada una de sus peticiones egoístas.

¿Saben lo peor? Que no se retracta.

Le había gustado cada parte de ese acto coital,no vendería ese recuerdo por más galeones que le dieran a cambio,y quería hacerlo cuantas veces el rubio se lo permitiera,lo convencería de alguna u otra forma.

Igualmente,el bello cátire parecía no negar que estaba totalmente enamorado de él,y lo hizo feliz,muy feliz,puede que no ame aún a quien e estaba a su lado,porque el amor era complejo y se desarrollaba lentamente,pero estaba seguro le gustaba,que daría todo por el,podría ser el comienzo de un amor más profundo y fuerte.

Se acostó junto al pálido chico, quien había quedado dormido como un lindo hurón,piel blanca y esa nariz adorable sonrosada,cabello casi albino,expresión tan relajada,a penas atinó a un limpiarse la cara con algo de papel higiénico que había en la cómoda junto a él,había manchado su cara y gafas con la semilla de su amante,por que eso eran ¿no? Sintió una repentina ira al pensar en que el áureo muchacho podría retractarse,un sentimiento de tristeza repentina lo llenó, abrazando contra su pecho,acariciando sus hombros que tenían uno que otro lunar rondando,besó aquellas marcas en su piel que pudiera encontrar,incluso una marca de nacimiento cerca del pecho,con tanta dedicación,apaciguando sus miedos.

Sin darse cuenta igual cayó dormido con una sonrisa en el rostro.

Cuando despertaron,las cosas fueron bastante distintas a lo que imaginó,el rubio se rehusaba a salir de la ducha que había cerrado con magia,completamente avergonzado de las cosas que había admitido y dicho,de la forma en la que había sido sometido, y como le había gustado,todo eso hizo que fuera digno el llorar en una ducha culpando a Harry Potter.

— Llevas como una hora ahí dentro,insisto en que debes salir. — Dijo Harry con voz cansina,a penas el rubio se había levantado,parecía aterrado con lo que había sucedido,y una punzada de culpa le impidió arrastrarlo a la cama antes de que se metiera en el baño,que casualmente también había hecho la sala de menesteres.

— No hay nada de mi interés afuera...no quiero salir nunca,de preferencia,hasta que me muera.— Si no fuera por la voz quebrada que tenía el otro,Harry pondría los ojos en blanco por su dramatismo.

— Entonces déjame entrar,¿no crees que debemos hablarlo? No podrás evitarme por siempre,sabes a donde te llevó eso.— dijo paciente, recostado en la puerta de vidrio que los separaba,casi sintió telepáticamente a Draco ponerse rojo como un tomate,sin embargo,este abrió ligeramente la puerta,apartándose de inmediato hacia un lado extremo de la ducha.— Buen chico.

Las cejas rubias se fruncieron pero no dijo nada ante eso,Harry podía jurar que había un brillo de gusto en su mirada,lo alentó a hacer lo siguiente,tomo el rostro del otro,apretando sus mofletes tan dulces,besando su boca una vez más.

— Estás desnudo desde hace una hora parado aquí,estás helado,vas a enfermarte. — Las pestañas rubias llamaron su atención,por que al cerrar los ojos era lo más llamativo de sus facciones seráficas,debía ser mitad Veela o algo por el estilo,estaba seguro,el agua tibia recorría el cuerpo tan deseable y bien formado,lleno de marcas rojas,moradas,una obra de arte,no se resistió a la tentación de abrazarlo bajo la lluvia agradable que brindaba la regadera,besando sus mejillas, sintiendo a su amante derretirse entre sus brazos,rindiéndose a su tacto.

No hicieron nada sexual esta vez, eran muestras de puro cariño,además estaban bastante cansados y Draco sentia su entrada bastante resentida por la rudeza a pesar de la preparación previ,el de ojos grises aún era cauteloso pero las muestras de afecto lo desconlocaban, como el moreno lo lavaba,lo cuidaba y secaba,ayudándolo ya que sus piernas aún estaban temblorosas y su cadera dolía muchísimo.

— Fue la primera vez que hago algo así...— Murmuró el rubio mientras era atendido y limpiado por el moreno,con sus piernas a los costados de el elegido para que este pusiera agua y jabón en sus manchados genitales,simplemente se resignó a que este lo bañe,no podía decirle un "no" a Potter,y eso le asustaba levemente.— Nunca estuve con un chico,Dios,ni con una chica,ni si quiera sabia que podía meterme unos dedos y que se sintiera tan bien,no podía imaginar aún un...

Se calló muy avergonzado,no podía mirar a su contrario por más de unos segundos,pero lo intentaba.

— ¿Me estabas siguiendo,verdad?— preguntó con cierto enfado,tratando de cambiar de tema.

Harry se mostró avergonzado.

— Si...lo siento,no debi haber irrumpido tu privacidad,yo simplemente...— El moreno tragó fuerte,mirando aún fijamente al rubio. — Tengo que admitir que también estoy obsesionado contigo...

Se formó un silencio que lo decía todo,irónicamente,el Malfoy lo aceptaba y perdonaba,por que si no lo hiciera,seguro lo estaría insultando y cruciandolo a penas tenga oportunidad,conocia el temperamento que podria llegar a tener.

—...¿Era real lo que me dijiste..?

— Si.

— Realmente,eres bastante salvaje,Potter.— Farulló con repentino pudor,llevando el dorso de su mano a cubrir su rostro ruborizado.

— Era real todo Draco,no me arrepiento de nada,quiero que sepas la verdad,me importa un carajo tu padre,ya te metiste conmigo,un mestizo,y no pienso dejarte ir,no me importa si te gusta Nott,se que te gusto más.— Afirmó,tomando los muslos blancos para presionarlos levemente,se le veía aún encendido con ese tema,y el rubio se vio en la necesidad de aclararlo,puso una mano en la rodilla ajena acariciando esta.

— Nott y yo no tenemos,ni tendremos nada nunca,¿está bien? No me gusta,y yo a el tampoco...él..— Sus mejillas se volvieron aún más coloradas,provocando un gruñido en el león.— Me dijo que me acercara a ti.

Eso descolocó bastante al niño-que-vivió-para-ser-idiota.

— Me dijo esas indirectas,para que me dejara llevar,me gustabas,desde hace mucho pero mi negación al parecer le frustró más a el que a mi...no se como fue tan perceptivo, pero me dijo que debería hablar con mi "amante celoso" para apaciguarlo,ya que este no dejaba de mirarlo mal...— le dió una mirada inquisitiva a un avergonzado ojiverde.

— ¿Soy el amante celoso?

— ¿Quien más es el que quiere tener más control sobre mi que mi padre?

— Entendí el punto.

Ambos revelaron una risa aliviada,estaban bastante cerca,bastante intimos.

— Me gustas,Harry,no quiero ser de esas que creen en cuentos de hadas,pero estoy seguro que no necesito una follamigo.— Aclaró las cosas desde ahora,no quería sufrir,y desde luego no quería arriesgar su reputación por algo temporal e insignificante,aunque siempre vaya a llevar el recuerdo de esa follada, tenía que pensar con la cabeza de arriba.

— Soy tu amante celoso ahora,tu novio si lo quieres...y te dije antes,que no pienso soltarte,Draco,me obsesionas,me gustas,me agrada adorarte sin tener que disfrazarme de un odio que en realidad era puro anhelo.— Rozó con sus nudillos el rostro de su ahora amante,viendo complacido una sonrisa en el rostro ajeno,quien se acercaba a su pecho para acomodarse cómodamente.

Nos lleva todo esto al presente,donde bajo un glamour, una feliz pareja,tomados de la mano viajando de tienda en tienda,la verdad,Harry no sabia como había comenzado a ser tan mimado por su novio,al principio de la relación habían pasado por mucho,discutiendo sobre si hacerlo público o no,al final habían decidido mantenerlo en secreto por ahora, pero Draco estaba muy disconforme con la idea de que para todo el mundo,Harry Potter estuviera soltero,así que,"anónimamente" había empezado a enviarle regalos vía lechuza en el comedor,al principio una vez cada semana,luego dos,luego tres,hasta que todos los días llegaba algo nuevo para impresionar al de ojos verdes,una pluma cara,un amuleto protector,alguna joya mágica,chocolates caros,o algo más sentimental como un poema,uno bueno,no como el de la Weasley hablando de sapos en escabeche.

Incluso cajas llenas de mariposas hechas con hojas de papel de volaban a su alrededor.

Todos ya habían formulado sus teorías,pero el elegido había sido claro en algo,si tenía pareja,no podía negarlo,no quería enfrentarse a la furia de Draco,podía ser más aterrador que Harry Potter si se enojaba totalmente en serio,no gracias,y si bien sus amigos habían estado interrogandolo hasta el cansancio,siempre lograba safarse y argumentar sobre que era su vida privada,mucho después dejaron de intentar sacarle informacion directamente,aunque no por eso murió la curiosidad.

Decir que le disgustaba sería mentir,pero ya habían especulado sobre un supuesto Sugar Daddy que tenía por ahí, esos regalos eran un estilo de vida bastante caro como para ser regalos de alguien común y corriente.

— Cariño,insisto,necesitas más que vieja ropa de tu primo el mequetrefe,no vas a cambiar mi opinión, así que ponte derecho.

Otra de las consecuencias de salir con un sangre pura era que desbordaba elegancia,y aunque no fueran una pareja pública,el rubio gustaba de arreglarlo como a un maniquí,y aunque no le gustaba del todo ir de compras,esos ojos chispeantes de felicidad y amor,sinceramente eran irresistibles,esos gestos,sabia bien,era la forma de Draco de demostrar su amor,después de todo,el chico creció lleno de lujos,cosas que si bien Harry no podía darle,al otro no parecía importarle en lo más mínimo.

Draco le había confesado a Harry que quería compensar en parte,esos años que sobrevivió en esa familia de mierda, y que lo consentirá tanto como para malcriarlo si es posible.

Salió del probador,ahora con una camisa de corte chino más casual sin dejar de ser elegante,en tonos oscuro con detalles dorados,muy Griffyndor para su gusto pero a Harry le quedaba todo tan bien,era imposible no reconocerselo,un pantalón negro recto para complementar,dándole una figura larga y recta,haciéndolo más varonil en su pura opinión, nada de esa ropa holgada y fuera de estilo,esa la quemaría.

— ¿Satisfecho?— Dijo el moreno(ahora rubio por el glamour)con una ceja alzada,pero se sintió algo más motivado al ver un brillo de deseo en la mirada grisácea,y esos labios ligeramente entreabiertos,con el cuerpo inclinado hacia el,el lenguaje corporal de su pareja lo delataba,aunque este lo dejo más claro al levantarse y chasquear los dedos para decir un fuerte "nos lo llevamos" al dueño de la tienda,quien apareció para culminar el pago,los dejó ir con una sonrisa en el rostro y con una recomendación de volver a visitarlo

Estaba con bolsas que a penas podían cargar en las manos,y aún así Draco parecia no tener un límite,no quería reventar la burbuja de felicidad de su novio,pero debían volver antes de que sus brazos de cayeran.

— Draco...— le advirtió.

— Está bien,bien,vamos ya.

Se rindió el rubio (pelirrojo por el glamour) al escuchar la voz demandante de su pareja,tomándolo del brazo para caminar felizmente por la acera del callejón Diagon,habían escapado un poco antes del toque de queda para salir un rato,los amigos de ambos los cubrían bastante bien,Theodore era el único amigo que conocía del romance con Harry,este le había confesado que era asexual, lo cual era bastante irónico por que leía a diario bastante literaria erótica y cuestionable,pero no era quien para juzgar.

Su cita había finalizado con una cena en algún restaurante caro de Londres,riendo algo entusiasmados por el vino,comiendo del plato del otro,y esas cosas que hacía las parejas,besándose de vez en cuando,acariciandose mientras escuchaban música de violín,¿restaurante italiano acaso? No importaba,era fantástico.

.

.

.

.

— Mi padre ya sospecha sobre que estoy saliendo con alguien a sus espaldas,y por alguna razón también sospecha que es hombre.— Le comentó,preguntándose si lo gay se le nota demasiado, no tan preocupado como pensaba que estaría ,el niño-que-vivió parecía más intrigado por esto que su novio por la situación. — Me dijo que eres mala influencia, no sabe quien eres aun,imagina si lo supiera.

Lo típico,echarle la culpa a las amistades de tu hijo por que él ya no quiere aceptar todo lo que le dices,en el mundo muggle sería equivalente a echarle la culpa a la televisión,pensó Harry.

— No tienes que decírmelo,ya puedo casi recrearlo en mi mente,pero no te preocupes, siempre podemos casarnos para arrebatarte de las manos de tu estirado padre. — Le sugirió, aunque parecía más bien una promesa,el chico de la cicatriz repetía constantemente que no debía preocuparse por la opinión de su padre,reafirmando su poder sobre él con marcas en la pálida piel,palabras,acciones que podían denotar un afán de posesión,pero confortaba bien al rubio,Harry era el típico chico de "¿y cuántas veces te dije que no le hagas caso a tú padre?",mala influencia,rebelde,arremetedor,una delicia según Malfoy.

— Claro,muy gracioso. — Rodó los ojos con tinte divertido,pero su pareja no se rió en ningún momento,¿por que no se reía?

— No era broma.— Se puso repentinamente serio,algo resentido,acercándose un poco más a su novio quien parecía atolondrado,para tomar su barbilla.— Eres mío tanto como soy tuyo,¿quien más podrá entendernos? ¿Quien más daría todo por alguien de la forma en que lo hacemos?

Era cierto,daban todo por el otro,incluso cuando hicieron un complot para el despido de la vaca rosa,cuando recuperaron a los hipogrifos sueltos,cuando iban a atrapar al otro en alguna nueva aventura,se cubrían indirectamente para que nada los conectara,pero siempre estaban en constante apoyo, complicidad,se enseñaban materias mutuamente,se cuidaban cuando alguno estaba enfermo,tal vez deprimido,Harry en el aniversario de la muerte de sus padres,Draco por las exigencias y palabras duras de su padre,por la presión de ser el elegido,el club ese extraño donde aprendían defensa gracias a un posible regreso del señor tenebroso,Draco le creía sobre la muerte de Cedric,le creía cada cosa que salía de la boca de Harry,no solo por que lo amaba,ahí no radicaba la confianza,no confiaba en el por que lo amaba,lo amaba por que confiaba en el.

Si Harry le decia que se tirara de un edificio por que el estaria para atraparlo,lo haría.

Incluso en sus extrañas practicas sexuales con humillación leve de por medio,usando peyorativos,aún predominaba el amor que se tenían,nunca se perdía,tan juntos,dos piezas de una misma unidad,sus almas se entrelazaban a la perfección.

Harry podría morir,Merlin no quiera,no estaba dispuesto a ir lento con él.

— Lastimame, dime que soy tuyo,mi amor. — susurró inclinándose hacia él, complacido con la atención que recibía,esos mimos en su barbilla,en medio de esa fría noche,a las afueras del castillo.— No sé porqué,pero me gusta. — Murmuró sobre los labios ajenos,robándole un casto beso.

— Eres mío.— Gruñó enternecido por el acto tan puro de amor.

— Lo soy,tanto como tú seas mío y tres veces más. — Se deleitó con los besos en el cuello y las caricias en el cabello que le brindaba,estaba dispuesto a entregarlo todo,¿que importaba si eran jóvenes? Tenia todo lo que necesitaba.

Valdría la pena la cara de su padre y el grito que iba a pegar al saber que se había casado con Potter esa misma noche,no lo pensaron,aprovecharon ese tiempo a solas que la vida les había dado,para su suerte solo tenían que ir al registro mágico y escribir sus nombres,saltándose muchos protocolos innecesarios,las personas ni miraron sus nombres,asumieron que era una tontería adolescente que iban a deshacer,y cuando se fijaron en los nombres de los involucrados,ya era muy tarde,estos se habían ido de la mano muy felices.

— Harry James Potter y Draco Lucius Malfoy...¡Por los calzones de Merlín!


¡Amor prohibido! ¡Joven sangre pura de la familia Malfoy y el elegido se unen en sagrado matrimonio bajo el registro mágico!


— No perdieron el tiempo,El Profeta siempre tan cumplidor.— Comentó en voz alta,dejando el periódico a un lado mientras veía la mandíbula de sus compañeros caer cada vez más abajo,los Slytherin tenian algo parecido a un corto circuito.

— ¡Harry! — Exclamó por fin Hermione,luego de sostener a Ron para que no se desmayara,el pobre pelirrojo estaba pálido como el papel al ver que el de pelo negro tenía una enorme (y maquiavélica) sonrisa en el rostro,en el fondo también le molestaba que pensaran que Draco estaba soltero,claro antes de que supieran de su relación,antes solo podía solucionarlo con marcas en la piel,pero ahora todos sabían el porqué de los anillos plateados que llevaba cada uno,que Draco no estaba soltero,tomala Astoria,tomala Pansy,¡Y tómala Theo!

— Oh,discúlpame por no invitarte Hermione,pero discutiremos eso luego,mi esposo y yo tenemos un asunto que atender. — Se levantó de la mesa sin una pizca de miedo o preocupación, escuchando los murmullos y sintiendo las miradas expectantes,sin importarle lo más mínimo, tomó la mano de su amado para besarla y lo llevó con él a dar un paseo por las oficinas de Dumbledore,todo para asegurarse de que supiera que Draco al estar casado legalmente,su padre no tenía potestad sobre este en lo absoluto.

Eso hacía al pequeño Harry malvado de su cabeza bailar de felicidad,con una tonada infantil de "Ahora Draco es nuestro" pero su novio no debía saber sobre sus pensamientos tan poco maduros y poco propios de un hombre ahora casado.

— Recibí una carta de inmediato por flu,me imagino,por lo que leí, que están en muchos problemas.— inquirió el viejo de la barba.— ¿Caramelo de limón?

Ambos jóvenes declinaron con una sonrisa y se miraron con complicidad,esperando la horda de complicaciones que iban a avalancharse sobre ellos.


7395 PLABRAS MARICAAAS

NO PUEDO CREER QUE ESCRIBÍ TANTO NO MAMEN bueno,en fin,espero que lo hayan disfrutado.

No profundicé demasiado en esos eventos peores que sucedieron en este año donde llega la vaca rosa,pero aquí puse que Draco y Harry hicieron algo para hacer que la despidan,queria que sintieran la parte bonita.

Si quieren alguna historia relacionada con este relato me pueden decir,la sea la reacción de Lucius ante este hecho,o de Ron y Hermione,o una platica con Nott entrando al grupo de los Leones ahora que su amigo es esposo de Harry(?

En la segunda parte de esta serie,llamada "Control" vamos a ver las consecuencias de su romance y sobretodo lo solida que es esta pareja tan bonita

Los amo personas que vienen por Facebook

En especial a Ilein Santos,que me pidió un saludo cuando termine este relato,gracias por tu apoyo,muchos besitos