Todos los personajes que aparecen en este fics son propiedad exclusiva de Rumiko Takahashi, pero teniendo en cuenta que no voy a sacar ningún bien económico con esto solo lo hago pura diversión.

Aviso importante quiero dar las gracias a todos ustedes que entraron y que me han leído este humilde servidor el lunes e recibido más 255 visitantes y personas que han visto este fics 751 el martes de ayer recibí 130 visitantes y 433 que han visto este fics y dando un total visitantes 385 y visto 1184 gracias por agradecimiento a todos ustedes hoy adelante el ultimo capítulo lo iba poner el final hasta el viernes yo estoy muy contento que me lean otra vez mil gracias.

Fin la venganza un nuevo comienzo parte V.


Oh, Dios mío!". -Yuka pensó mientras intentaba con mucha fuerza contener las náuseas.

Ella lo había imaginado de otra manera, siempre había pensado que sería muy romántico ser llevada por los tejados en los fuertes brazos de un hombre guapo. Pero la altura y la velocidad con la que se movía hicieron que su estómago se revolviera sobre sí misma. Su banana split obviamente había cambiado de opinión y quería volver a subir. Además, estaba preocupada por su amiga, que tenía que competir sola contra tres luchadores completamente dementes. ¿No podían esas locas ver que Ranma sólo tenía ojos para una mujer? Hasta un ciego podría verlo.

"¡Uf!". -fue todo lo que pudo decir cuando por fin lograron bajar.

"¿Estás bien?". -preguntó Ranma, todavía apoyándola mientras se balanceaba un poco.

"¡Sí, claro, ve a buscar a Akane ahora!". -ordenó, y luego se hundió en el suelo.

Un fuerte grito de guerra sonó desde el ruinoso estacionamiento y al momento siguiente escucharon una risa espantosa. Ranma tembló de rabia y corrió tan rápido como sus piernas le permitieron. Pero el edificio era casi como un laberinto, trató de escuchar de dónde venían los sonidos pero el eco le dificultaba distinguir la dirección exacta.


"Te he advertido, Tendo. Tuviste tu oportunidad, pero no podías mantener tus manos fuera de mí Ran-Chan y ahora vas a pagar por ello". -escuchó gritar a UKYO.

"¿Qué le diste a mí amado Ranma? Seguro que lo tienes bajo algún oscuro hechizo, bruja". -afirmó Kodachi.

"¡No Shampoo no permitir que una chica tan fea como tú me robe mí Airen!".

"¡Cuidado Ukyo!". -aún podía oír los gritos de Akane y al doblar la siguiente esquina su corazón casi se detuvo.

Empujó a Ukyo fuera de la trayectoria del fuego, pateó el Bonbori de Shampoo por la ventana más cercana y atrapó la cinta de Kodachi con su muñeca izquierda. Ranma pudo ver claramente los lados afilados de la cinta cortando su carne, haciendo que la sangre corriera por su brazo.

Por lo demás, sin embargo, parecía bastante ilesa, todo lo contrario que Shampoo y Kodachi. "Qué pasaba aquí". -el pelo, habitualmente largo, de la amazona estaba cortada en ángulo a la altura de la nuca y también había restos de harina y otros alimentos por todo su cuerpo "al igual que en el de Kodachi" que debían haber provenido de las bombas de okonomiyaki de Ukyo. "¿Acaso había escuchado mal lo que dijo? ¿Estaba Ukyo de lado de Akane después de todo y tratando de protegerla?". -el grito de guerra de Shampoo lo sacó de sus pensamientos.

"¡Ahora vas a morir!". -gritaba Shampoo.

" ¡Detente!". -gritó a todo pulmón.

"¡Ranma!". -inmediatamente, unas sorprendidas chicas gritaron como un coro, ninguna de las cuatro chicas se movió, parecía como si las hubiera congelado eso solo podían significar problemas para Shampoo y Kodachi, estaban paralizadas y sus miradas estaban sobre Ranma, las dos autoproclamadas prometidas ellas no sabían que hacer, sabían a conciencia que estaban en peligro.

De un salto se había colocado frente a las dos chicas con furia, protegiendo a su prometida y a su amiga Ukyo de ellas. Estaba cansado de ellas, cansado de ser acosado por ellas, cansado de que creyeran que podían decidir sobre él y sobre todo, estaba cansado de que atacaran a su Akane. Nunca quiso hacerles daño, pero si tenía que hacerlo les enseñaría a la fuerza que no le interesaban.

"¡Escúchenme muy bien ahora, porque si vuelven a intentar acercarse demasiado a Akane o a mí, tendré que infligirles un dolor que nunca se han atrevido a soñar! No me casaré nunca con ustedes dos. No me importa si una estúpida ley amazónica dice que tengo que casarme contigo, Shampoo. Irás a ver a la vieja bruja de tu abuela y le dirás que has fracasado, y te irás a casa y recibirás tu justo castigo, ¿nos estamos entendiendo?". -dijo el muchacho milagrosamente él se había acercado tanto a ella que podía ver la furia en sus ojos.

Ella sintió que su aura de batalla le provocaba pequeñas y dolorosas descargas eléctricas, vio cómo sus temblorosos puños sólo podían contenerse para no golpearla. Todo en él una parte de ella se había asustado de él la hacía temblar de miedo ella lo había visto enojado antes, pero nunca había estado en el extremo de su ira como esa y no sabía si realmente valía la pena incluso antes de venir a Japón, Ranma podía vencerla en una pelea.

¿Debería realmente arriesgar su vida por un hombre al que sólo estaba persiguiendo porque su ley se lo exigía? Shampoo no quería volver a casa sin su premio. Por supuesto que le parecía atractivo, era fuerte y tenía unos ojos hermosos y darle hijas muy fuertes para la tribu, pero después de todo el entrenamiento que recibió desde entonces, ella sabía que ella no era competencia para él. Estaba segura de que incluso podría vencer a la bisabuela si quisiera no había forma de que ni siquiera ella pudiera vencer a un dios.

¿Será que ella lo amaba? No, probablemente no. Después de todo, nunca se había molestado en enamorarla. Era una amazona orgullosa, estaba acostumbrada a que los hombres se rindiera con adoración al suelo donde ella pisaba. ¿Y él? Sólo le prestaba atención cuando tenía hambre. E incluso entonces, estaba más obsesionado con el ramen. Así que no, ella no lo amaba y no, definitivamente no valía la pena que ella diera su vida.

Estaba a punto de echarse el pelo por encima del hombro, como de costumbre, cuando recordó que se lo había cortado. Todo su brillante esplendor había desaparecido y sólo tenía que agradecérselo a esa pequeña bestia salvaje escurridiza. Lo había subestimado, no se había dado cuenta de cómo había cambiado.

Eso no le volvería a pasar. Con los ojos brillantes, fijó a su enemiga mortal y se preparó para atacar cuando sintió un violento choque eléctrico en su costado.

Miró a Ranma y se dio cuenta de que no tenía ninguna posibilidad de venganza. Sin una última palabra, se dio la media vuelta y se marchó ella no volvió a mirar atrás, una semana después, Shampoo, su bisabuela Cologne y Mousse de la tribu de la amazonas se fueron de vuelta a China por haber fracasado por no tener al chico más fuerte del mundo y sus espermatozoide y sus descendencia más fuerte para la tribu.

Había visto exactamente cómo se había preparado para atacar de nuevo. Afortunadamente, parecía que le quedaba una neurona en su cabeza y desapareció. Cuando se volvió hacia Kodachi, se sorprendió al encontrarla inconsciente en el suelo. Quién sabe si ella se había paralizado mientras tanto o si sus palabras le habían dado tal susto...a él le daba igual. Tenía que ver si los otros dos estaban bien o si debería llevarlas al Doctor Tofu.

"¿Están bien?". -preguntó preocupado y estaba a punto de comprobar la muñeca de Akane cuando Ukyo no lo soportó más por sus celos y lanzó sus mini espátulas al lugar donde estaba su prometido y su rival y Ranma en un movimiento muy ágil se levantó con Akane en brazos para esquivar el ataque de la que se supone, era su amiga.

"¿Qué estás haciendo? ¿Estás loca?". -le dijo Ranma con rabia, aun llevaba a su prometida en brazos y congelándose al ver el odio feroz en sus ojos.

"¿Si estoy loca? ella lo tiene todo". -y con eso ella volvió a lanzar una de las espátulas pequeñas, que él atrapó y miró lo que tenía pegado.

Sus mejillas brillaron color rojo cuando vio que era una foto de él y Akane. Mostraba a él apretándola contra una pared con su cuerpo, sus labios fusionados de forma íntima, la pierna derecha de ella curvada alrededor de su cintura mientras su mano había empujado su uniforme escolar hacia arriba para que pudiera descansar sobre su muslo desnudo.

"¿De dónde has sacado eso?". -respondió Ranma con un gruñido.

"¡De Nabiki que se dedica a ganar dinero, y los vende en toda la escuela! ¡Cómo crees que me sentí cuando tuve que ver a mi prometido besándose con otra! Es una humillación para mí tú crees que para mí "TODO" el mundo haya visto como mi prometido se revolcába con una maldita zorra tan barata". -Ukyo no llegó más lejos.

"¡No te atrevas a llamarla así! Siento que te hayas enterado así, debería yo mismo habértelo dicho, pero eso no te da ningún derecho a hablar así de ella". -respondió Ranma molesto como su ex-amiga hablaba de esa manera a su prometida Akane.

"¿Creíste que me iba a quedar sentada y ver cómo te robaba de mí lado?". -dijo Ukyo totalmente dolida y su orgullo estaba pisoteado y herido.

"Ukyo, ella no me robó, nunca te pertenecí. Yo no soy una cosa, alguien pueda poseer". -Ranma recordó cómo Akane, con demasiada frecuencia, tenía que dejar claro ese mismo punto.

Cómo tuvo que convencer a sus admiradores masculinos una y otra vez de que ella no era un premio que se pudiera ganar. Y recordó cómo ella también había luchado por él, cómo se había lanzado entre las Furias por su libre elección.

"Sólo ella, siempre ella". -se le pasó por la cabeza.

"Incluso si fuera a pertenecer a alguien, sería a Akane. Yo ya tomé una decisión y esperaba que tú, siendo mi amiga, la respetaras, Akane un día va hacer mí esposa la madre de mis hijos, "Sólo" ella es dueña de mi corazón y así será siempre, aunque algún día ya no me quisiera si ella llegara a dejarme tampoco estaría contigo porque yo no te quiero de esa forma Ukyo". –dijo Ranma intentando utilizar las palabras correctas para que su amiga entendiera sin hacerle tanto daño, Ranma escuchó al recién mencionado detrás de él respirar sobresaltada, aunque seguía concentrado en su antigua amiga frente a él.

Ella tenía lágrimas en los ojos, pero esta vez no volvería a intervenir su relación.

"¡No es justo, ella lo tiene todo!". -dijo la cocinera de forma infantil. "Ella tiene su familia y con ese enorme dojo, tiene una montaña de pretendientes y amigas. Y ahora ella te tiene a "TI" también y yo no tengo nada". -se burló, dando un pisotón.

"Ukyo, tú tienes a tu padre, tienes tu propio restaurante y a Konatsu que te adora. Y si no fueras tan egoísta y tan ciega, habrías visto que tenías una amiga también que haría cualquier cosa por ti. El tipo de amiga que tú sólo podrías desear".

"¡Oh, sí, y quién sería esa, por favor!".

"Akane". -dijo simplemente, sólo haciéndola enfadar más.

"¡Y qué, en nombre de Kami, te hace pensar que esa es mi amiga!". -respondió Ukyo.

"Está ahí cuando la necesitas, sin que tengas que pedirle de su ayuda. Te defiende incluso cuando tú no lo haces por ella. Ella te protegió mientras tú la atacabas. Y mintió por ti a pesar de que la heriste y eso fue sólo para que no me enojara contigo porque no quería que abandonara por completo la fe de nuestra amistad. Yo me temo que dejé de verte como mi mejor amiga hace mucho tiempo, no después de lo que hiciste en mi boda. Pero Akane, aún no se rindió contigo, te defendió. Si alguna vez recuperas la cordura, te darás cuenta de lo que realmente has perdido, y no me refiero a mí". Respondió Ranma.

Se resbaló por la pared y se quedó sentada en el suelo, demasiado sorprendida por sus palabras como para ponerse de pie. La ira la había abandonado, dejándola con una sensación de vacío.

Ranma se alejó y casi se derrumbó al mirar a su novia. Allí estaba ella, con la sonrisa más grande que él había visto nunca, con los ojos brillando de felicidad y brillando amorosamente hacia él, haciendo que sus rodillas se debilitaran. Sólo unos segundos después, su cerebro volvió a funcionar y se dio cuenta de todas las cosas que le había dicho a Ukyo, sin duda, su cara ahora se iluminaba como un tomate maduro. Antes de que pudiera decir nada, sus ojos se posaron en la sangre de su brazo.

"Ven, te llevaré con el doctor Tofu". -estaba a punto de avanzar hacia ella cuando notó otro movimiento por el rabillo del ojo.

"Yo...espero que me pueda perdonarme algún día, Akane...y que podamos ser amigas algún día. Cuida de mi Ran-Chan Akane". -con las lágrimas en los ojos de Ukyo desapareció sin escuchar ya la respuesta.

"Ukyo...ya lo somos". -murmuró la pequeña artista marcial con tristeza para sí misma, claramente, la simpatía por la cocinera en su voz.

Ranma se limitó a negar con la cabeza, nunca entendería cómo podía esconder un corazón tan grande en su pequeño cuerpo.

"¡Cómo te las arreglaste para luchar contra los tres al mismo tiempo y no ser golpeada! Por lo que veo sólo tienes esa herida y es porque intentabas proteger a Ukyo". -Akane se rió, se veía tan lindo cuando tenía esa mirada de desconcierto.

"Hicieron las tres cosas que me apuntaban, pero no trabajaron en equipo. La mayoría de las veces sus ataques se bloqueaban entre sí o sus armas se enredaban entre sí. Cuando la espátula de Ukyo fue golpeada por la cinta de Kodachi, salió disparada hacia Shampoo y le hizo el nuevo corte de pelo". -ahora se reía a carcajadas, contagiando también a Ranma, que volvía a mirar el gracioso peinado.

En su Akane, el pelo corto definitivamente quedaba mejor, aunque era tan bonita que probablemente cualquier cosa le sentaría bien.

"Además, he estado entrenando sobre todo mi velocidad y mi equilibrio durante los últimos meses, así que probablemente eso también haya ayudado un poco".

"¡Así es, todavía tienes que decirme quién es tu entrenador misterioso!". -volvió a decir impulsando de nuevo su curiosidad.

"Vamos el dr Tofu, tal vez te lo cuente después". -sonrió descaradamente y luego le golpeó en el pecho con un dedo.

"¡Tu turno!". -gritó y saltó por el agujero donde antes debía haber una ventana.

Su corazón dio un vuelco antes de correr tras ella para atrapar a su novia rendida. Pero lo que vio le sorprendió más que nada, en realidad ella había aterrizado en el tejado de enfrente y siguió corriendo, para luego saltar al siguiente tejado. Allí se detuvo, se volvió hacia él y volvió a sonreírle torcidamente. Le sacó la lengua antes de prepararse de nuevo y seguir corriendo. El desafío le arrancó una enorme sonrisa y de un salto la persiguió hasta que se detuvo justo delante de la clínica de dr Tofu, en un tejado rojo, y volvió a mirarlo. Esta vez su sonrisa fue tan cariñosa que sus piernas casi se rindieron.

"Yo también te amo, por cierto".

Sin mucha gracia, tropezó con el siguiente tejado, a sólo una distancia de ella. La miró fijamente como si así pudiera averiguar si realmente había dicho esas palabras o si sólo era su vil imaginación. Pero él podía leerlo claramente en sus ojos, esa ternura, ese afecto que sentía por ella tanto o más. Un agradable calor se extendió por su cuerpo, una alegría imparable parecía casi abrumarlo. Más rápido de lo que ella podía parpadear, él había salvado la distancia entre ellos. La levantó y giró con ella hasta que se rió y le rogó que la bajara de nuevo. Pero él tenía planes muy diferentes. Sus pies aún no tocaban el suelo mientras él la besaba firme e íntimamente antes de saltar al aire con ella luego Ranma gritó.

"¡YO TAMBIÉN TE AMO AKANE TENDO!". -gritó Ranma todo pulmón que probablemente toda Nerima lo oyera.


Cuatro semanas después había un chico volando por los aires de Nerima.

"¡Maldito pervertido todo es. Tú maldita culpa!". -se escuchó un grito de furia de una linda chica con su fiel mazo adentro del consultorio del doctor Tofu y después se ve a Ranma salir volando por el tejado.

"¡No todo es mi culpa marimacho!". -gritaba Ranma desde los cielos de Nerima.

Akane de pie en el consultorio del doctor respira de forma agitada y deja caer su mazo en el suelo. Tofu sentado en su silla sonríe nervioso y una gran gota de sudor resbala por su nuca. La peli-azul tiene un sencillo vestido amarillo que le queda algo rabón ha ganado algo de peso.

"Ese maldito tonto de Ranma". –murmura furiosa la chica.

"Akane creo que exageraste". -había comentado el buen Doctor Tofu.

"Créame. Dr Tofu, no lo hice ese maldito pervertido me dejó embarazada y se lo tiene bien merecido". -dice Akane con una voz tétrica por las hormonas de su embarazo.

Un nuevo heredero viene en camino el nuevo integrante de la familia Saotome-Tendo fruto de su amor para unir las dos escuelas como uno sólo escuela. Como se habían planeado hace ya mucho tiempo atrás una de sus tantas locuras de sus padres.

EL FIN


Hoy llegamos otro final de este proyecto el final que yo quería tener porque nuestra sensei Rumiko Takahashi nunca quiso terminar la obra de Ranma y no darnos un buen final como Díos manda.

Tambien quiero agradecer los que me siguieron desde el capítulo uno hasta el capítulo seis gracias por sus comentarios.

Hola Alicia: Me da mucho gusto que te haya gustado mi trabajo este fics yo también te mando saludos desde mí pais de México y un saludo a todos del Salvador que me leen gracias.

Hola Elsa2082: No entiendo mucho tu pregunta que le paso Akane bueno voy comenzar el capítulo 4 si hubieran sabido lo que iba a ocurrir mañana bueno el capítulo 5 habían pasado 10 dias desde el callejón tarde o temprano Nabiki lo iba a descubrir el secreto y vender la información a las prometidas de Ranma y atacarla una pelea con Akane no se si esa era la pregunta es otra. También quiero darte las gracias amiga Elsa por tus comentarios y te mando saludos de parte mía Elsa2082.

Hola Benani0125: Me da mucho gusto que me leas y te haya gustado mi trabajo y es un honor muy grande yo tener tus comentarios de usted Benani0125 yo e leído los comentarios que haz hecho en otros fics con mis otros compañeros de otros fics que haz comentado yo espero que tengas un poquito de tiempo para leer mis otros 5 fics que hecho yo gracias y te mando saludos de parte mía Benani0125.

Hola Bayby: Esa misma pregunta me hago yo porque Ranma tiene tanto miedo gritarle a los 4 vientos que ama Akane las únicas veces que Ranma tiene el coraje es cuando está a punto de perderla como aquella vez en el monte Fénix gracias por tus comentarios saludos.

Hola Guest: Claro que si lo voy a terminar como lo publique mi otro fics Nuestro destino es estar juntos capítulo 13 no lo voy publicar estar 100 por ciento seguro yo tener un final yo no quiero dejar a medias hay muchos fics que no lo terminan sus historias lo dejan a medias y lo mas emocionante yo se muchos trabajan tienen escuela o se le va inspiración yo la mera verdad yo no soy un escritor yo escribo por escribir tener un final de Ranma y Akane como yo lo estoy pensando lo estoy escribiendo no se si lo estoy haciendo bien o lo estoy haciendo mal todos ustedes me pueden decir si puedo continuar mi fics aunque lo haga bien o mal gracias por tus comentarios.

Hola Valetomlavy: Gracias por tus comentarios y que te haya gustado el primer capítulo saludos desde México también quiero saludar a todos los Italianos que entraron a leerme gracias.

El fics que estoy trabajando ya tengo 14 capítulos que puse como nombre Te voy a recuperar cueste lo que me cueste amor no lo voy a publicarlo hasta yo tener un final no se cuanto tiempo me tarde para publicarlo al público solo el tiempo lo dirá.

Hoy es 15 de septiembre es la independencia de México hoy celebramos nuestra héroes que nos dieron Patria y Libertad me gustaría dar yo el gritó de nuestra independencia de nuestro país.

¡Mexicanos!

¡Vivan los héroes que nos dieron Patria y Libertad!

¡Viva la Independencia Nacional!

¡Viva Miguel Hidalgo y Costilla!

¡Viva José María Morelos y Pavón!

¡Viva Allende!

¡Viva Vicente Guerrero!

¡Viva Josefa Ortiz de Domínguez!

¡Viva Ranma Saotome!

¡Viva Akane Tendo!

¡Viva el dojo Tendo!

¡Viva el Maestro Happosai el fundador de la escuela de Combate Libre Todo Vale!

¡Viva la Escuela de Combate Libre Todo Vale!

¡Viva Ranma y Akane por siempre!

¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!