DIALOGOS—

"PENSAMIENTOS"

LOS PERSONAJES NO ME PERTENECEN SIN EMBARGO LA ADAPTACION ES MIA Y NO PERMITO SU USO SIN MI PREVIA AUTORIZACION

Capitulo 8

no se olviden de ir mañana— agrego Sakura arreglando sus zapatos para retirarse de la escuela. La semana por fin habia llegado a su fin

¡Por su puesto que no! — agrego Hinata sonriente y muy emocionada por el plan del día siguiente

¿A dónde iremos mañana? — pregunto Akkun llegando con el resto de los chicos mientras abrazaba por el cuello a Takemichi

Es el cumpleaños de Ino — siseo Hinata sonriéndole. —por cierto, ¿ya compraron su regalo? —

¿Eh?... pues… —Akkun comenzó a rascarse la mejilla nervioso. Por supuesto que recordaba la fiesta, pero habia olvidado el motivo de celebración —claro que si— mintió avergonzado, habia olvidado por completo el cumpleaños de la Yamanaka —pero si quieres acompañarnos hoy a buscar algo a la plaza por mi esta bien—

Hinata solo sonrió antes de negar con la cabeza —esta bien— ya podía imaginarse que algo así pasaría. Taakemicchi también tenia cara de haberlo olvidado.

Sakura solo suspiro mientras que al igual que Hinata negaba con la cabeza. Con lo descuidados que eran los 5 le sorprendía que hubieran llegado a ultimo grado.

¿no quieres ir con nosotros Sakura? — pregunto la de cabello melocotón volteando a verla

No puedo, tengo que comprar el regalo de Ino, bueno pagarlo en realidad—

entiendo— susurro —¿y tu Emma? — decidió preguntarle al ver que la rubia no habia dicho ni una sola palabra desde que llegaron.

no puedo voy a acompañar a Sakura— agrego la rubia

Sakura enarco una ceja —¿A si?

La rubia asintió —tenemos muchas cosas de que hablar— dijo antes de cogerla de la mano y salir de la escuela. Ni siquiera dándole el tiempo a la pelirosa para despedirse de sus amigos.

—¿de verdad quieres hablar conmigo? — pregunto Sakura una vez que Emma la soltó para que pudiera abrir las puerta de su carro y que ambas pudieran entrar en el.

Emma imito la acción de Sakura sentándose en el asiento de copiloto y abrochandose el cinturón

es de Baji y… de Mitsuya también—

Sakura apretó el volante antes de encender su carro y tomar camino —¿Baji y Mitsuya?, ¿Qué acaso no planean dejarme nunca en paz?, ¿así son de acosadores siempre? —

Emma solo sonrió —les gustas mucho a ambos—

Aja, ¿hacen esas cosas raras siempre que quieren llevarse a alguien a la cama? —

Baji si. Mitsuya es diferente— menciono con sinceridad mientras bajaba el vidrio de su puerta. Uno de sus dedos comenzó a enredarse en su cabellera rubia despreocupadamente mientras que ella observaba los edificios que se iban quedado detrás.

No me gusta el rumbo que esta tomando esta conversación— repuso seria la Haruno. Abriendo la ventana para el aire fresco golpeara contra su rostro.

te juro que no voy a interferir por ninguno de ellos dos. — añadió con sus ojos amarillos mirándola — Pero solo quiero saber, ¿te gusta alguno? — pregunto. Y es que Sakura le agrada y mucho, la estaba empezando a considerar su amiga y no le gustaba lo que estaban haciendo ambos chicos. De Baji era de esperarse, el era así, mucha acción y poco razonamiento. Pero de Mitsuya le sorprendía.

Quería acabar con este jueguito que ambos parecían tener.

¿Qué si le gustaba alguno?

Sakura resoplo. —Mistuya me llamaba la atención al principio—

¿Ya no? —

Sakura negó con la cabeza

puedo preguntar porque dejo de gustarte? —

Ya lo estas haciendo Emma — respondió con burla —¿te parece poco que me dejo sola en una pseudo fiesta? —

no te dejo sola, te dejo con Baji—

Sakura soltó una risa seca —peor aún—

no creo que lo hiciera con mala intención—

Tal vez no— murmuro apretando con fuerza el volante —pero nunca tuvo la decencia de explicar—

el te ha buscado, ¿lo has dejado? —

No me refiero a después Emma, ese día me busco muchas horas después. No se porque actuó de esa forma. Pero si actúa así la primera vez que salimos, ¿Qué podía esperarme después? — pregunto antes de mirarla —hay cosas que no debes de ignorar y para mi esa fue una de ellas— menciono antes de regresar su vista al camino.

—¿y Baji? — pregunto —¿el… te gusta?

Sakura soltó un largo suspiro —mañana tenemos una cita

Emma pareció sorprendida ante eso —¿Qué?

Sakura entonces la miro aprovechando que el semáforo estaba en rojo —¿Qué?

¿no te ha llamado para cancelar?

Sakura entonces enarco una ceja —¿va a cancelarme? —

No— rápidamente negó la rubia regresando su vista al frente. Afortunadamente el semáforo se puso en verde o Sakura seguiría viéndola y ella se pondría nerviosa.

Estaba sorprendida. Se suponía que Baji tenia que alejarse de Sakura.

¿y te gusta Baji? —

Sakura apretó los labios —no— contesto después de largos minutos.

Aja! — replico la rubia —¡te atrape!, ¡te gusta! — señalo. Nadie se tardaría en contestar esa pregunta si no estuviera pensándolo. Y si lo pensaba era porque habia duda.

—No— volvió a replicar la pelirosa —a mi me gusta alguien mucho, su nombre es Sasuke—

¿Uno de los lideres de Konoha? —

Sakura suspiro —si—

¿entonces porque saldrás con Baji? —

porque el…— bufo —digamos que se lo gano. Pero te juro que después de esa salida no volveré a verle mas—

Emma solo sonrió. Algo le decía que Sakura no seria capaz de cumplir ese juramento. —si claroooooo— alargo de forma divertida mientras una risilla escapa de sus labios

.

.

.

.

Baji carraspeo su garganta una vez frente al apartamento de Sakura. Habia planeado su cita de forma meticulosa desde el principio hasta el final. Y si las cosas salían bien ambos terminarían en la misma cama, pero esta vez no dormirían.

Observo el reloj en su muñeca. Eran las 11 de la mañana en punto. Toco el timbre y espero.

Después de un par de segundos la puerta se abrió. Pero no era Sakura quien le habia abierto era Ino.

¿vienes a robarme a Sakura? — pregunto la Yamanaka enarcando una ceja. Sakura le dio un leve empujón para abrirse camino en la puerta

nadie te esta robando nada cerda— completo la pelirosa. Baji entonces observo que Sakura vestía una playera de tirantes negras junto con una chaqueta delgada del mismo color, jeans y tenis negros.

Inconscientemente ambos se habían combinado pues el usaban la misma gama de colores. El sonrió, tal vez el destino quería mandarles un mensaje.

es mi cumpleaños Sakura, deberías pasar todo el dia conmigo— repuso la Yamanaka cruzándose de brazos

Sakura sonrió —luego te lo compensare. Además, tu ya te vas, ¿no? y perdona pero no tengo ganas de emborracharme desde temprano

Ino le mostro la lengua en un gesto infantil antes de sacarla del apartamento —esta me las pagas, usare el carro hoy—

Ino— replico Sakura y Baji entonces cogió de la mano a Sakura

viajaremos en mi moto— dijo el para evitar que ambas pelearan y porque verdaderamente ese era su plan. Sakura abrazándolo en todo el camino no sonaba nada mal

Sakura sintió sus mejillas enrojecer ante el toque de Baji. Y fue entonces que Ino se dio cuenta

"lo bueno es que a la frente no le gusta" pensó con una idea maliciosa formándosele en la mente

oye Baji — llamo — hoy es mi cumpleaños, habrá una fiesta asegúrate de que Sakura este a las 7 y— sonrió antes de mirar a Sakura—por supuesto que tu también estas invitado— dijo antes de cerrar la puerta de golpe. No dándole tiempo suficiente a Sakura para que reaccionara

Sakura abrió ligeramente la boca zafándose del agarre del azabache —eso no es necesario— completo Sakura.- Ino esta loca. —

¿Por qué?, me da mas tiempo de estar contigo— murmuro el llevando sus manos a su rostro

Sakura se dio cuenta de las intenciones que tenia el azabache por tocarla y se alejo ligeramente —ni siquiera sabes si te gustara estar conmigo— menciono esquivando su roce y soltando su mano

Baji sonrió pasándose la lengua por los dientes —ya tengo muy claro que así será—

.

.

.

¿seguro que sabes lo que haces? — pregunto Sakura con una ceja enarcada. Ya era tarde y ahora estaban en una feria ambulante. Cerca de un lago. Estaban en un puesto de tiro al blanco. De esos que te dan un rifle cargado de balines para que tires figuras de plastico y ganes un premio.

confía en mi nena— repuso el azabache

Sakura solo sonrió antes de negar con la cabeza —con que no pierdas tu dinero en balde es mas que suficiente—

Baji sonrió —te ganare el premio mas grande— dijo al ver un peluche de conejo de gran tamaño. Pero Sakura observo como el veía insistentemente otro de los premios mas grandes que habia.

De sus magníficos tres disparos logro darle en el blanco a 0.

Sakura solo negó con la cabeza al ver que Baji sacaba otra de sus monedas para pagarle al vendedor. Fue entonces que ella le quito el rifle

déjame que yo lo intente— añadió. Baji simplemente se hizo a un lado cruzándose de brazos y tanto el como el señor del puesto quedaron sorprendidos al ver que los tres disparos impactaban perfectamente en los blancos mas difíciles.

¿Cómo? — pregunto Baji sin cerrar la boca por el asombro. Sakura simplemente se encogió de brazos —mi padre me enseño a cazar desde muy temprana edad— siseo

El señor trago nervioso al ver como habia ganado ridículamente fácil—¿quieren el conejo? —

No— interrumpió Sakura adelantándose a que el azabache contestara—queremos el otro la chamarra— dijo y el señor asintió antes de bajársela.

¿la chamarra? — pregunto extrañado —eso no te quedara—

no es para mi— contesto una vez que la tuvo entre sus manos —toma— dijo antes de extendérsela

Baji enarco una ceja curioso

venga, no te hagas el desinteresado, vi como la veías—

¿Así que me estabas viendo?— acuso de forma divertida

Sakura sintió sus mejillas enrojecer —oh cállate, solo estaba viendo tu mala puntería y lo note—

Baji sonrió antes de cogerla y ponérsela —¿Cómo me veo? — cuestiono dándose una vuelta para lucirla

decente— Respondió ella sin borrar la mueca de diversión de su rostro. El azabache entonces tomo su manos pegándolas a su pecho —¿Q-que crees que haces? — cuestiono ella con las mejillas encendiéndosele

Planeaba hacer que me agradecieras con un beso cuando te ganara el premio—

Sakura sintió la sangre acumularse en sus mejillas —pues con un gracias esta bien—

pero yo no quiero agradecerte de esa forma—

Baji…— susurro al sentir como el azabache acercaba su rostro solo a escasos centímetros de ella

—¿Por qué siempre de tu boca sale el no pero tu cuerpo dice otra cosa? — pregunto al ver como a pesar de su cercanía y de que no la tenia abrazando ella no se alejaba

Ush eso es por…. — y fue cuando los labios de Baji comenzaron a cernirse sobre los de ella en un beso lento y tortuoso. Su aliento golpeo contra sus labios y su lengua se introdujo en su cavidad de una forma casi cariñosa. Y tan pronto vino el beso tan pronto se retiro.

Fue Baji quien se alejo y le sonrió —porque te gusto— aseguro guiñándole el ojo

—¡Ush! — Sakura frunció el ceño dando un paso mas hacia atrás y cruzándose de brazos molesta —estas muy equivocado, solo quería comprobar si besabas tan mal como lo recordaba —

Aja, ¿Cuándo vas a admitir que te gusto? —

Sakura se encogió de hombros antes de comenzar a caminar —Jamás— dijo y Baji solo sonrió antes de seguirle el paso

—¿quieres un refresco?

Sakura suspiro —tengo hambre Baji y tengo que irme a cambiarme para la fiesta de Ino. —

te ves bien así—

Sakura suspiro —ni con tus halagos harás que cambie de opinión y te deje acompañarme

pero yo también iré, ¿no es mejor que nos vayamos juntos? —

tu no iras—

si iré y seré tu acompañante—

Baji— Sakura mordió ligeramente su labio inferior —llevamos todo el dia juntos y ya casi oscurece, nuestra cita a terminado—

no, dijimos que seria todo el día y yo quiero todo el día. Yo tenia planes para la noche, pero no me molesta cambiarlos—

¿Qué planes tenías? —

Baji entonces saco de su bolsillo un pedazo de papel —habrá fuegos artificiales en la noche—

¿Tanto es tu deseo por acostarte conmigo? —

Si— admitió encogiéndose de hombros —te deseo—

Sakura rodo los ojos —eres muy directo y no se si eso me gusta—

El azabache suspiro —no me gusta ser mentiroso, al menos contigo no e intentado serlo. Aunque… bueno e usado trucos sucios para conseguir que salgas conmigo— dijo recordando todo lo que habia hecho hasta ahora.

¿lo dices por lo del otro fin de semana?

El negó con la cabeza —yo te cuide porque quería que estuvieras bien, lo de esa vez nada tiene que ver.

¿takoyaki? — pregunto al ver uno de los puestos que despedía un aroma delicioso

Baji asintió y Sakura pidió las ordenes —¿entonces a que te refieres con los sucios trucos que has usado? —

en la Touman hay reglas como ustedes seguro tienen—

Sakura asintió. Si tenían reglas, pero dudaba que fueran las mismas o tan si quiera remotamente parecidas a las de ellos.

pues… hubo una hace tiempo que constaba de "pedir" a una chica. El que la pedía se la quedaba por así decirlo y el resto tenia que alejarse—

—¡Iugh!,— Sakura hizo cara de asco— que horrible regla. Que son, ¿ancianos? La mujer es la que debería decidir—

Baji carraspeo su garganta incomodo —bueno, esa regla técnicamente ya no existe. Mikey me lo dijo porque habia traído muchos problemas—

pues obvio, ¿te imaginas que dos personas estén saliendo y tengan solo que alejarse porque a otro le gusta la chica? Que horror y que bajeza

Si…—

¿y luego?, ¿Por qué me cuentas eso? —

bueno, yo jamás les dije que esa regla ya no existía, al principio porque se me olvido y después por si en algún momento me servía — Baji observo como Sakura enarcaba una ceja —el punto es… es que yo utilice esa regla inexistente para que Mitsuya se alejara de ti y yo pudiera tener algo contigo—

Ah— dijo la pelirosa antes de coger las ordenes, pagar y comenzar a caminar —¿quieres comer cerca del lago? — pregunto como si nada. Como si lo que acabara de decir fuera insignificante

¿no vas a decir nada? —

Sakura entonces cogió asiento en una de las bancas en solitario y se metió el primer bocado a su boca —¿tendría que decir algo? —

¿no estas molesta? —

Sakura solo trago —es algo que ya hiciste, ¿Qué quieres que diga?, ¿Qué eres un maldito por hacer eso?, ¿Qué eres un aprovechado? Son cosas que ya te he dicho y tampoco cambiarían nada, mas bien, ¿Por qué me lo dices ahora?

porque no me gusta mentir. Tal vez lo haga pero mis mentiras solo son temporales, pero contigo no—

¿me estas diciendo que soy diferente? — pregunto ladeando el rostro para verlo

eres única— musito y Sakura por primera vez vio algo muy diferente en Baji, la forma en que su rostro se relajaba cuando decía esas cosas… era… era "mierda" desvió la vista intentando disipar los pensamientos que se formaban en su cabeza.

—y… te lo digo ahora, porque Mikey y todos se enteraron de lo que hice y como escarmiento quieren que me aleje de ti y que Mitsuya vuelva a tener su oportunidad—

Sakura bufo con molestia dejando caer su espalda en el respaldo de la banca —¿ya les dije que son unos imbéciles?, ¿Qué piensan?, ¿Qué soy un juguete?, ¿algo que pueden manipular y decidir por mi?, Mitsuya no tiene ningún tipo de chance conmigo y con lo que me dijiste… ahora menos —

Baji suspiro —siento haberte metido en esto— dijo con sinceridad —pero no lamento todo lo que ha pasado entre nosotros—

juegas sucio— añadió observando el lago con seriedad —pero, cada quien es responsable de sus actos—

lo ameritabas — contesto cogiendo su mano con suavidad sus dedos encima de la banca mientras sus orbes castaños buscaban los verdes de ella.

Skaura mordió su labio inferior dejando de lado su comida, llevo su mano a la mejilla de Baji y la acaricio en silencio —me traes muchos problemas— agrego en un susurro

Baji sonrió —pero te gusto— agrego suspicaz —¿Por qué no me besas si quieres hacerlo? — bromeo al ver como esos orbes jades veían sus labios de vez en cuando

si quisiera besarte lo haría y ya— reto Sakura poniéndose su índice sobre el labio inferior del azabache

pues hazlo nena, yo se que quieres, ¿ o tienes miedo de que te guste y no puedas vivir sin mis besos?

Sakura sonrió y negó con la cabeza y entonces lo inesperado paso. Sakura acerco sus labios con los de el y… fue ella quien comenzó a besarlo de una forma lenta, casi tortuosa.

te dije que si quiero besarte simplemente lo hare— agrego pegando su frente a la de el. Ni siquiera sabia porque lo había besado… tal vez por la sinceridad del azabache, por la cita agradable, por impulso… o tal vez… por algo mas.

.

.

.

MItsuya solo resoplo. No sabia si venir aquí habia sido lo correcto. Ino lo habia invitado cuando ella creyó que el y Sakura podían tener algo, antes de que el maldito de Baji metiera su narizota en sus asuntos.

No sabia que de todas las cosas era lo que en realidad lo habia motivado a venir. Sakura le gustaba si, y mucho. Pero era eso, un gusto.

pero de solo pensar en lo que Baji le habia hecho a el, la persona que se suponía era su amigo la sangre le hervía por la molestia.

¿Mitsuya? — Takemichi lo llamo y el de cabello lavanda entonces lo vio, a el, su novia, sus amigos y Emma

Hola— murmuro el dedicándoles una sonrisa nerviosa

—¿Por qué estas aquí en la entrada solo? —

Ah— el suspiro —nada mas, estaba esperando coger valor— murmuro rascando su nuca

no muerden— agrego el rubio suponiendo que les tenia miedo a los miembros de Konoha —ven con nosotros — sugirió y el solo les sonrió en señal de aceptar su ofrecimiento.

Emma bufo y se cruzo de brazos. Que Baji siguiera el juego era algo digno de el, pero no de Mitsuya, nunca espero que el caería tan bajo.

no sabia que tu e Ino se conocían— siguió hablando Hina queriendo entablar una conversación con el para que no se sintiera excluido ya que el resto de los chicos aun parecían discutir en el regalo que daría cada quien.

Bueno, era verdad que la primera vez que salieron con Sakura, Ino y Mitsuya se conocieron, pero esa noche no habían intercambiado mas de dos palabras. O… eso recordaba ella.

Mitsuya sonrió, Hinata era una persona linda y muy educada, le sorprendía que alguien como ella pudiera ser la novia del rubio —cuando estuve saliendo con Sakura nos llegamos a ver—

¿Sakura? — pregunto rápidamente confundida —creí que… que el que salía con ella era Baji

pues…— y como si fuera una revelación a todo. La risa de Sakura comenzó a hacer eco. Todos voltearon y observaron como Sakura recién venia caminando, usando un vestido corto y negro. Y a su lado no estaba otro mas que el azabache que habia sido nombrado hace unos segundos.

Emma sonrió —ajaaaaaaaa, el que sale con Sakura es Baji— remarco la rubia lanzándole una mirada de advertencia al de cabello lavanda

chicos— Sakura entonces reparo en ellos —¿Por qué no han entrado? —

te estábamos esperando— susurro Emma antes de comenzar a codearla —pero no sabia que estabas tan ocupada— dijo mientras una pequeña risilla escapaba de sus labios

Sakura solo sonrió antes de encogerse de hombros —estaba intentando librarme de Baji, pero como pueden ver no logre hacerlo— dijo con diversión y era verdad. Le habia inventado un sinfín de excusas al azabache para convencerlo de que no podía ir con ella. y por cada excusa que ella le decía el le inventaba una solución o en su defecto otra excusa por la que el obligatoriamente tenia que acompañarla.

Baji solo sonrió antes de coger a Sakura de la cintura y atraerla hacia el dejando que su rostro se ocultara en el hueco del cuello de ella —te encanta tenerme cerca aunque lo niegues y… te recuerdo que lo de hoy era una cita—

Sakura solo sonrió antes de negar con la cabeza pero sin alejarse de su agarre hasta que le vio. —Mitsuya — respondió al reparar en el de cabello lavanda

Baji entonces dejo de sonreír y observo en la mismo dirección de Sakura —¿Qué haces aquí? —

Cuestiono serio

La mandíbula de Mitsuya se tenso ligeramente y una sonrisa irónica se formo en sus labios—Ino me invito… y a diferencia de ti no soy una persona que le guste fallar — respondió serio

Sakura entonces si se alejo de Baji. La tensión que habia entre esos dos era algo que casi se podía palpar y era el cumpleaños de Ino, no quería arruinárselo con una pelea absurda.

bueno, entonces hay que divertirnos, por Ino —remarco queriendo que eso sonara como una advertencia para los dos

Sakura camino molesta y se les adelanto. Si alguno de los dos se le atrevía a arruinarle el cumpleaños a la rubia se aseguraría de que se arrepintieran el resto de sus vidas. Los cumpleaños eran lo mas importante para ella.

.

.

.

Mitsuya solo fruncía ligeramente su ceño cada que veía como el azabache no perdía ni una sola oportunidad para tocar a Sakura y como a ella ya no parecía molestarle su toque como en la primera vez que se conocieron.

Cada que el azabache le daba un trago a su bebida sujetaba sutilmente la mano de Sakura y ella no lo apartaba. A veces incluso sonreía. Y eso no hacia mas que molestarlo mas. El que tenia que estar con ella abrazándola era el, no el molesto de Baji.

Deja ya el asunto— murmuro Emma a su lado picándole la mejilla para que viera en otra dirección —ella esta bien—

Mitsuya solo tenso ligeramente la mandíbula tomando de golpe el vodka que habia en su vaso —nadie puede estar bien con Baji—

pues ella si. Así que no te metas mas—

No tardara mucho tiempo en destruirla, como el siempre lo hace con todo a su alrededor—

Mitsuya… — siseo en advertencia

¿Por qué te importa? —

porque yo no nunca habia tenido amigas antes. Pero Sakura ahora es una de ellas, no voy a dejar que la arruinen—

si tanto te importa Sakura deberías de estar de mi lado, tu y yo sabemos que la felicidad que pueda tener con Baji solo es efímera—

Emma se encogió de hombros. —en cualquier relación puedes salir lastimado. Cuando te metes en una lo sabes, sabes que puedes acabar con el corazón roto y créeme que ella lo tiene muy claro. Es su decisión. Así como es su decisión decidir con quien quiere estar — dijo y su mirada dorada se encontró con la de Mitsuya. —deja de meterte Mitsuya, se que estas molesto y es tu enojo el que habla. Solo recuerda que las decisiones que se toman cuando uno esta enojado son las peores— dijo antes de dejarlo ahí solo

.

.

.

Baji suéltame— gruño Sakura sin poder disimular la sonrisa que tenia en el rostro

mmmm— murmuro Baji sobre el hombro desnudo de ella. —¿para que? — pregunto antes de plantarle un suave beso sobre su fría piel

no quiero que me vean contigo— dijo ella antes de tomar distancia de el —creerán que somos novios—

No veo lo malo— resoplo el sin borrar la sonrisa de su rostro dejando caer sus brazos a sus costados

Sakura solo negó. Tampoco le molestaría que creyeran eso. Por lo menos ahora… pero sabía que eran sus celos hablando.

No habia rastro de Sasuke por ningún lado. Y eso solo significaba una cosa… el ya habia escogido a la mujer con la que pasaría esta noche… y seguramente ya estaban en eso.

El Uchiha siempre hacia lo mismo y a ella le dolía con la misma intensidad cada vez.

Eso no pasara Baji— menciono dejándose caer de brazos — y me voy, tengo que ir a arreglar el asunto del regalo de Ino— resoplo ella cambiando de tema

¿quieres que te ayude? —

Sakura negó —quédate aquí y… no me des problemas— añadió antes de comenzar a alejarse de el y comenzar a abrirse paso entre la gente.

El lugar estaba abarrotado de miembros de Konoha. Casi hasta el punto que parecía que la bodega iba a estallar, claro que cada miembro traía a sus propios invitados. Era por eso que el lugar estaba mucho mas lleno de la habitual.

Desde que había llegado no había visto a Ino y no sabia si la rubia ya se había perdido completamente en el alcohol como cada año lo hacia. Ya hasta parecía una tradición desde su decimo cuarto cumpleaños.

Además… que el humo de la marihuana que había la tenia atareada. Mas que una fiesta esto parecía una competencia por ver quien terminaba inconsciente, ya fuera por el alcohol o lo que sea que estuvieran ingiriendo.

Se abrió paso una vez mas entre la gente hasta que finalmente encontró a la persona que estaba buscando.

Gaara— Sakura llamo a uno de los hermanos Sabaku. El menor de ellos y el capitán de la segunda división.

El pelirrojo solo la miro por breves segundos antes de dejar de lado a cada una de las chicas que tenia abrazadas por la cintura, una de cada lado. Del lado izquierdo una mujer de cabello rubio cenizo y ojos tan negros como la misma noche y del lado derecho una azabache con piel casi tan blanca como la misma nieve. Ambas con curvas de ensueño.

Sakura— musito el. Y Sakura mordido su labio inferior al ver como el pelirrojo parecía tener una lucha interna en un intento de comenzar a carburar sus ideas.

¡Oh vamos Sakura! — Kankuro la abrazo por el cuello y Sakura de inmediato reconoció el olor a ron barato que el castaño emanaba —no nos arruines nuestro momento

Sakura solo suspiro antes de darle un pequeño golpe en la mejilla para que espabilara y la soltara del cuello —no tengo interés en…— observo a ambas chicas —arruinarles la fiesta— añadió antes de regresar su atención al castaño —pero les recuerdo que ustedes eran quienes me ayudarían a darle la sorpresa a Ino—

La sorpresa a Ino— repitió el castaño llevando su mano a su barbilla de forma pensante.

Sakura solo golpeo su rostro con cansancio. Nunca debió confiarle algo tan importante a alguien como Kankuro, el siempre se olvidaba de todo. Menos de por supuesto pintarse su rostro con esa extraña pintura morada que el solía usar todos los días.

Observo como el pelirrojo sacaba un cigarrillo de una sustancia extraña y lo encendía. Sus ojos color agua marina estaban completamente rojos por el alcohol y todo lo que llevaba consumiendo en esta noche.

A estas alturas Gaara ni siquiera sabría de lo que le hablaba.

Déjalos ya Sakura— esta vez quien lo llamo fue Temari. Una chica rubia quien peinaba su cabello en cuatro coletas, de ojos verdes aceitunados que vestía un diminuto vestido negro junto con medias de red y botas de combate —esta noche no harás ni siquiera una persona de ellos dos. No tienes nada de que preocuparte— aseguro la rubia mostrándole la llave que traía consigo —yo ya me hice cargo—

Sakura suspiro un poco mas aliviada y la rubia la cogió del brazo para llevársela —¡Mas te vale que dejes de darle esa mierda a Gaara! — grito caminando con la pelirosa mientras miraba por encima de su hombro a Kankuro

Kankuro solo trago nervioso. Temari podía ser una mujer muy agresiva a veces. No por nada ella fue escogida como vice capitana en lugar de el.

Tus hermanos si que son imbéciles— gruño Sakura mirando por encima de su hombro como el rostro del castaño palidecía y Gaara volvía a hacer lo mismo que estaba haciendo antes de que ella llegara

Temari solo rio negando con la cabeza —de Kankuro te lo acepto, no creo que pueda hacer mucho por el. Pero Gaara es distinto, al menos hoy esta lo suficientemente drogado como para dar miedo— agrego burlesca al ver como su hermano menor parecía entorpecido —¿Cuándo crees que lo volvamos a ver con mujeres? —

Sakura solo tapo su boca con su mano para evitar que el pelirrojo escuchara su risa burlona —nunca— añadió una vez que estaban lo suficientemente lejos como para que alguno de los dos la escuchara. Y es que era cierto, del trio de los hermanos Sabaku, Gaara atemorizaba y no era solo por su físico y esas ojeras que tenia rodeando sus ojos. El aura y la presencia que el despedía era tétrica. Kankuro era el burlón mientras que Temari era la ruda.

Temari también rio. Por supuesto que cuando a su hermano se le bajaron los efectos de la mierda que fuera que Kankuro le hubiera dado Gaara, para su mala suerte volvería a ser el mismo tipo atemorizante

¿tienes todo listo? — pregunto Sakura y Temari le sonrío con complicidad

¿por quien me tomas? — pregunto divertida —para empezar ni siquiera se porque confiaste en el idiota de Kankuro en lugar de mi—

Yo no confié en el — mascullo entre dientes —el se ofreció y fue muy persistente—

Temari rio por lo bajo. Kankuro era un imbécil y uno muy grande si esperaba que con un simple favor como ese Sakura se fijara en el. Claro que no era nada serio, pero desde que la pelirosa lo había curado la ultima vez el castaño pareció desarrollar un gusto por ella.

el todavía piensa que tiene una oportunidad contigo— añadió sonriente la rubia —aunque…— los ojos verdes repararon en el muchacho que había venido con Sakura, alto, fornido y con un aire que desprendía masculinidad —veo que tu ya estas ocupada….- agrego con diversión

Sakura miro en la misma dirección de Temari y observo como Baji no le quitaba la mirada de encima. Sus mejillas se tiñeron de un ligero rosa antes de desviar la vista

pero mira como te pones con una mirada— agrego burlona la rubia al ver la reacción tan aniñada que tenia Sakura —pareces una colegiala—

Jodete Temari— bufo molesta zafándose de su agarre mientras que la rubia solo reía. Sakura se dio media vuelta para seguir su camino y alejarse de ella.

¡espera frentona! — Temari igualo su paso —ya hablando enserio, ¿Qué ellos no son miembros de la Tokyo Manji? — pregunto mirándolos por encima de su hombro.

Si, ¿y?

Temari sonrío —No, nada—dijo encogiéndose de hombros— con lo lindos que son a mi tampoco me molestaría meterme en problemas por ellos. Son mas lindos que Sasuke—

Sakura solo sonrío negando con la cabeza —nadie es mejor que Sasuke— añadió ella.

Bueno, Sasuke es lindo pero el chico con el que vienes no esta nada mal, yo lo apruebo. Cualquiera que te haga olvidarte de Sasuke es bienvenido—

No es lo que piensas—

La rubia sonrío divertida —no claro que no, solo se besan por diversión—

¿Qué? — pregunto desconcertada Sakura pues.. desde que habían llegado no habia dejado que Baji la besara frente a todos.

Algo escuche hace una semana sobre ti besándote con un chico de cabello oscuro, no le tome importancia porque bueno, hablamos de ti y desde Sasori… — dijo al recordar al pelirrojo —todos sabemos que desde el… te has mantenido sola. Así que es bueno que ignores esa estúpida amenaza. Sasori no es dueño de tu vida—

Sasori no era dueño de su vida.

Que lindo era creer eso.

Temari…— susurro y la rubia observo como el semblante de la pelirosa cambiaba apenas ese nombre era mencionado

Venga, ahí esta la cumpleañera— dijo a rubia agradeciendo al ser todo poderoso que se encontraba arriba. Mejor momento para la aparición de la rubia no pudo haber encontrado.

¡Ino! — grito la pelirosa y la rubia de inmediato volteo. Le dedico una de sus grandes sonrisas y corría hasta ella hasta abalanzársele encima

El olor a vodka de inmediato inundó sus fosas nasales casi embriagándola con solo el aroma

Si viniste—

¿de verdad creías que faltaría? —

pensaba matarte si lo hacías— agrego la rubia mirando hacia atrás —¿temari?, ¿y Baji donde esta?

Gracias por recibirme de esa forma— agrego la rubia cruzándose de brazos

Ino solo le sonrió regresando su vista a Sakura para que le diera una explicación de lo que había pasado con el azabache

Sakura suspiro —esta mas allá—dijo haciendo ademan de indiferencia

entonces, su cita fue un éxito, ¿eh? — cuestiono entre risas codeándola con el hombro

entonces no logre librarme de el por tu culpa— señalo la rubia con su índice sobre su pecho —pero ya, dejemos eso de lado Sakura entonces saco la bandana que se había asegurado de traer con ella —ven acá que te voy a dar tu regalo

¿una noche? —

Si que estas ebria Ino, ya te he dicho que no eres mi tipo. A mi no me gustan las mujeres y si me gustaran tendrían que ser bonitos y que no parecieran un cerdo — bromeo mientras la rubia se dejaba atar esa pañoleta

¡Oye! — se quejo —yo soy hermosa—

como un cerdo— gruño Temari cogiéndola de las manos para comenzarla a dirigir

¡Temari! —

¡Hey ustedes! — grito la rubia a la multitud —¡háganse a un puto lado! — gruño haciendo que todos se fueran abriendo camino para que pudieran pasar sin problemas

Que mandona— susurro Sakura caminando detrás de ellas mientras una sonrisa se formaba en sus labios

¡Al fin! — grito el Uzumaki al reconocerlas —creí que no vendrías nunca - dattebayo— dijo el rubio poniéndose de pie

Hmp— Sasuke también se encontraba a lado de Naruto y Sakura sintió un alivio al ver que estaba aquí. Y no encerrado en una habitación con alguien.

Vestía una camisa blanca que alcanzaba a traslucir parte del tatuaje en su cuello, junto con unos jeans negros.

Ya, ¡quiero ver! — grito la rubia

desesperada como siempre— gruño la pelirosa comenzando a desatar la banda que le cubria los ojos para dejarla ver el regalo que le tenia. Una motoneta estilo los 80 s de color negra con detalles en amarillo que asemejaba destellos.

Dios Sakura…— murmuro la Yamanaka mientras los ojos zafiros le brillaban —¿de verdad es para mi? —

Sakura se encogió de hombros moviendo su mano de un lado a otro restándole importancia -No hagas que me arrepienta y maneja con cuidado, cerda—

—¡Dios!, ¡ahora mismo podria besarte! — grito la rubia abrazándola con fuerza.

Cerda ya te dije que no eres mi tipo— bromeo Sakura alejándola con la mano en su rostro

Ino solo le sonrio con complicidad mientras un destallo de diversión se instalaba en su mirada zafiro. —eso lo se, tu tipo es… los chicos de cabello negro— murmuro con diversión mientras sus ojos miraban por breves segundos a Sasuke.

El Uchiha solo sonrió con superioridad al suponer que era el de quien hablaban.

y de ojos cafés— agrego con diversión viendo como la sonrisa confiada del Uchiha terminaba por desvanecerse. Y por el contrario, su ceño se fruncía mientras veía por encima de su hombro a la gente que había venido con Sakura. Hasta que lo vio, había un hombre de cabello largo como niña negro y …

La mirada ónice llena de molestia chocolate choco contra la confiada de Baji.

Sasuke casi de inmediato desvió la vista. No, Sakura jamás tendría algo con alguien insignificante como el. Con solo considerarlo parecía que la estaba ofendiendo.

¡Ino! — recrimino la pelirosa al ver lo que Ino quería causar

La rubia solo suspiro encogiéndose de hombros antes de cogerla del cuello

Dale Sakura, eres una tonta, ¿lo sabias? — susurro en voz baja para que ella solo la escuchara —tu preocupándote porque Sasuke no piense que tienes a alguien mas y míralo a el— acoto antes de que ambas vieran como el Uchiha comenzaba a perderse en la multitud acompañado de dos mujeres con cuerpo exuberante — el sabe que lo quieres y no le importa restregarte a sus conquistas en tu propio rostro—

Sasuke no sabe lo que yo siento Ino— dijo en un intento de justificar al azabache

Ino solo suspiro negando con la cabeza. Claro que Sasuke sabia, cualquier persona que tuviera un par de ojos se daría cuenta —madura Sakura— gruño la rubia rodando los ojos

Midiri Sikiri— replico la pelirosa zafándose de agarre —no hablemos de esas cosas Ino, es tu cumpleaños, emborrachémonos—

Temari sobo sus manos con emoción —apoyo esa noción— agregó con entusiasmo mientras que el rubio asentía

.

.

.

Baji solo sonrió observando como la silueta de la pelirosa se perdía entre la multitud. Suspiro antes de que esa sonrisa de diversión desapareciera y sus ojos cafés con una mirada que reflejaba dureza se encontraran con los lavandas de su amigo. Unos ojos lavandas que por supuesto reflejaban lo mismo que los de el.

¿Qué haces aquí? — pregunto Baji de golpe

Mitsuya solo soltó una risa irónica —eso es lo que yo debería de preguntar Baji, tenemos un trato—

¿Trato? — cuestiono Baji enarcando una ceja dándole un largo trago a su bebida —crei que fui claro—

Mitsuya frunció su ceño —no puedes hacer lo que se te de la gana. Las reglas existen— repuso con seriedad.

Baji soltó una risa irónica —¿No? — pregunto mientras negaba con la cabeza antes que de nueva cuenta sus ojos lo miraran con molestia —¿y que vas a hacer Mitsuya?, ¿golpearme?, yo no voy a decir que sus estúpidas reglas definan mi vida— expreso con molestia —yo no soy una niña asustada como tu, Mitsuya—

Y eso fue todo.

Baji sintió un zumbido en su cabeza. Reparo entonces que ahora estaba en el suelo y su labio ardía casi al punto de quemar. Llevo dos de sus dedos a el y de inmediato se tiñeron de ese liquido rojo que el conocía a la perfección.

Levanto la mirada y se encontró con Mitsuya mirándolo con molestia y el puño levantado. Baji solo soltó una risa seca, al fin había explotado esta maldita situación.

.

.

.

¡Oi una pelea! — grito uno de los chicos que había a su alrededor

Sakura solo suspiro antes de tomar de golpe el líquido purpura que había en su vaso rojo. Con lo alcoholizados que estaban todos ya se habían tardado en que algo así sucediera

—¿Y esos quienes son? —

¡ni idea! Pero le apuesto 5000 yenes al de cabello lavanda—

¿cabello lavanda?

.

.

.

¿No planeas decir nada? — cuestiono Mitsuya antes plantarle un golpe en el labio inferior hasta reventárselo

Baji solo sonrió dejando que el hilo de sangre resbalara por su mejilla —tu ya dijiste todo lo que había por decir— siseo colocando su mano sobre la de el y sonrió. Provocando únicamente que la molestia de Mitsuya incrementara

—¡Mitsuya basta! — grito sakura antes de acercarse a ellos y quitarle las manos a Mitsuya de Baji y empujarlo

¿¡que crees que haces!? , ¿¡no se supone que es tu amigo? —

Mitsuya solo sonrió con ironía pasándose su antebrazo por sus labios para limpiarse el sudor y ponerse de pie –un amigo — dijo de forma irónica —no hace lo que el hizo —

¿hacer que? — pregunto furiosa mientras que Emma y Hinata ayudaban a que el azabache se sentara

Baji tosió y su pecho quemo. Admitiría que Mitsuya pegaba duro.

Baji— Ino también se agacho y paso una de las manos del azabache por su espalda para que la abrazara y se apoyara en ella.

que mierda…— dijo Temari haciendo lo mismo que la Yamanaka del lado contrario

Sakura… lo llevaremos a tu habitación— murmuro Ino y la pelirosa únicamente le asintió con la cabeza sin voltearla a ver. Su mirada estaba puesta en Mitsuya, no creía que el de cabello lavanda se atreviera a golpearlo ahora que ella estaba aquí y que mucho menos la golpeara a ella, pero… es que en realidad no lo conocía. Y no sabia si había consumido alguna sustancia que lo pusiera de una forma poco racional.

Yo no…—

ni lo pienses— interrumpió Ino a Baji al ver sus intenciones —deja de ser tan molesto y deja que Sakura se encargue de resolver esto, tu ya hiciste lo suficiente grandulón— agrego con diversión antes de que ella y Temari terminaran por llevarse a regañadientes al azabache.

Mitsuya solo chasqueo la lengua con molestia al ver que no podría seguir golpeando al azabache —olvídalo Sakura, no es tu asunto — musito intentando pasar de largo de ella.

claro que es mi asunto Mitsuya, estoy harta, esto no puede seguir así— dijo con dureza.

La mandíbula de Mitsuya se tenso —no lo comprendes, no sabes lo que Baji hizo— menciono mientras su mirada purpura se encontraba con la jade de ella —no sabes… no sabes todo lo que el ha estado haciendo—

—¿ hablas de fingir que existía una estúpida regla para alejarte de mi? — pregunto una vez que ambos que se encontraban a la misma altura

Los ojos violetas entonces si fueron un poema. ¿Cómo coño Sakura lo sabia?

¿no te parece hipócrita de tu parte?, tu te alejas… y ahora… quieres que el también se aleje—

¿hipócrita? — siseo apretando los dientes con molestia —hipócrita seria si actuara de la misma forma que el—

tienes razón, si dejas que los demás decidan por ti no eres un hipócrita eso te convierte en un reverendo imbécil

—¡es una estúpida regla!, ¡lo se!, pero Baji es un imbécil, ¿Por qué no lo entiendes? Si no fuera por el, tu y yo estaríamos bien, y aun podemos estarlo— aseguro intentando tocar a Sakura pero ella se retiro para que no alcanzara a hacerlo

no es por eso Mitsuya— dijo de forma cortante

Claro que lo es— aseguro el peli morado un poco mas exaltado de lo que en realidad quería sonar

Sakura solo sonrió de forma irónica y negó con la cabeza agachando la mirada al suelo —si a mi me hubieran impuesto esa regla no me hubiera importado Mitsuya. Me hubiera salido de ser necesario, pero yo no hubiera dejado que me manipularan a mi y mucho menos a la persona con la que estaba saliendo, a la persona que confiaba en mi y que deje así sin mas. Baji podrá ser un imbécil y lo que tu quieras, pero tu no eres mejor persona que el y de los dos… tu actuaste mucho peor al dejar que decidieran por mi y que incluso ahora quieres seguir con el juego, yo estoy harta Mitsuya. No voy a dejar que siga esto, así que vete —

no es…— mierda —yo de verdad quería que lo nuestro funcionara. Que tuviéramos una relación real—

Sakura entonces soltó una risa cargada de ironía —¿querías que fueramos novios y ni siquiera podías ser sincero conmigo?, ¿o que?, ¿tu regla también te lo impedía? —

¿Qué? — pregunto desconcertado levantando la mirada

pues si... acaso en su tonta regla decía que no podías contarme lo que estaba pasando? —

Mitsuya solo hizo un gesto con sus labios –no... — murmuro —pero es que... Baji, el no es lo que piensas-—

yo no pienso nada de el. Pero al menos el ha sido sincero desde el principio—

Mitsuya solo soltó una risa seca —¿sincero?, ¿sabes de la apuesta que hizo sobre ti? —

¿hablas de la de acostarse conmigo? — Sakura solo sonrió al ver la cara de desconcierto de Mitsuya —el me ha dicho todo Mitsuya, desde el principio. Y si quieres que escoja entre tu y el entonces…. Te lo digo fuerte y claro para que no queden dudas… Lo elijo a el. —

.

.

.

Deidara bostezo acomodando su cabeza sobre el vidrio de la ventana del asiento de copiloto.

¿vamos a dejar de estar de putos acosadores y entrar? — pregunto con molestia. Llevaban ya un buen rato fuera y no era como que le apeteciera estar aquí en lugar de tener su polla dentro

de un húmedo coño.

Sasori apretó con molestia el volantes y retiro su cinturón de seguridad. Llevaba rato esperando a que Sakura llegara pero Deidara tenia razón, el también estaba harto de esperar. Seguro que ella había llegado antes que ellos —si entraremos— siseo el pelirrojo con tono acido.

Si Sakura creía que las cosas se iban a quedar así sin mas. Si que estaba muy equivocada.

.

.

.

Joder— gruño Bajo colocando un poco de papel en su nariz. Se le habia olvidado la mano tan pesada que Mistuya que tenia. Mira que le había pegado un buen golpe en la nariz y ni hablar de lo que había hecho en su labio. Sentía un pitido en la cabeza, apenas ese zumbido se le pasara saldría de nuevo.

Ahora estaba en la que Ino le balbuceo era la habitación de Sakura. Un diminuto cuarto apenas de tres por tres metros. En el solo había una cama individual pegada a la pared derecha y una mesa que tenia un gabinete en la parte izquierda, también había una pequeña ventana de apenas unos veinte centímetros entre ambas paredes y cortinas de persiana. Ahora se encontraba abierta.

Ino y la otra rubia lo habían traído aquí y el por la conmoción se dejo guiar pero Sakura seguía afuera… afuera con Mitsuya y el tenia miedo de que de alguna forma el quedara fuera del cuadro

La puerta se abrió y Sakura entro por ella —luces como la mierda— murmuro y Baji se tranquilizo al verla ahí con el y no con Mistuya

Baji solo rio negando con la cabeza —¿ni porque estoy lastimado dejaras de insultarme?

¿tu que crees? — pregunto sonriente, dejando la charola de hielo en la pequeña mesa que tenia y comenzando a rebuscar entre los cajones. Cogió un pedazo de gasa y vertió agua oxigenada en el —toma, reemplaza ese trapo con esto, no quiero que sigas perdiendo mas sangre y que quedes mas tonto de lo que ya eres—

Baji solo chasqueo la lengua pero hizo lo que Sakura le indico. Ella sonrió y cogió un pedazo de hielo, quedando recargada en el mueble mientras que Baji quedaba frente a ella en el diminuto pasillo que había separando el mueble de la cama y la mesa

—¿porque pelearon? - pregunto Sakura llevando hielo al labio roto de Baji.

No fue una pelea – Baji solo hizo una expresión de dolor sintiendo el hielo tocar su labio –deje que me golpeara— añadió tranquilizando su rostro.

Sakura entonces lo miro en busca de una explicación —¿y porque dejaste que te golpeara? —

bueno... — Baji entonces le dedico una mirada difícil de leer –si estoy saliendo con la chica que le gusta lo menos que podía hacer era recibir su enojo—

no estamos saliendo Baji— dijo Sakura.

Baji solo sonrió tomando con suavidad las manos de Sakura. Sakura dejo escapar el aire de sus labios al sentir el ardiente toque del azabache sobre ellas, un escalofrió recorrió su cuerpo al sentir como los labios del azabache besaban sus manos con delicadeza

—¿entonces porque yo siento que si? — pregunto antes de que su mirada llena de anhelo se posara en ella

Un silencio se formo entre ellos y Baji pudo observar como Sakura parecía estar pensando sus palabras o que al menos le habían afectado

¿hablaste con el? —

Sakura asintió —lo que hizo estuvo mal—

lo que yo hice fue mucho peor. Le quite a la chica que le gustaba— susurro con el mismo tono y sakura trago nerviosa

No… no le quitaste nada—

Baji le dedico una suave sonrisa —otra vez… mientes. —añadió —tu boca dice algo… pero tu cuerpo reacciona de otra forma… — siseo llevando sus manos a sus codos, dejando que la yema de sus dedos rozaran su antebrazo hasta llegar a su mandíbula y cogerla

Lentamente comenzó a inclinarse, dándole el suficiente tiempo de retirarse si ella así lo quería. Pero nada llego, estaba tan cerca... tanto que podía sentir sus respiración golpeando contra su barbilla.

y cuando solo faltaban un par de centímetros mas. Sakura solo coloco el hielo en el labio del azabache separándolo de los suyos

necesitas el hielo — murmuro Sakura aun con el corazón latiendole al mil por hora.

No— susurro sin dejar de mirarla con la misma intensidad — necesito algo mas – Baji cogió el pedazo de hielo y lo llevo el mismo a sus labios antes de acercarse y esta vez el mismo acortar la distancia que había entre los dos para comenzar a besarla.