Disclaimer: Craig Bartlett es el creador y él y Nickelodeon tienen los derechos del programa.


Encrucijada

Tema del The Patakis Week: Elegido por el autor

El gran día había llegado… La gran exposición, podía escuchar cada latido de mi corazón… Había 250 personas reunidas ahí, todos mirando la exposición de fotografía, alabando mis obras… y todos esperando a que empiece mi lectura de poema.

Pero yo iba determinada a todo, decidida a mostrar de qué estaba hecha y que había estado descubriendo que llevaba dentro.

- ¿Estás lista Pataki? Es sold out allá afuera. - Su maestro se acercó, dándole una botella de agua.

- Ojalá realmente me dieran dinero, pero todo esto es gratis. - Sonrió relajadamente mientras daba un gran sorbo de agua.

- Pues tal vez no obtendrás ni un centavo de ellos, pero tendrás renombre.

- Los renombres no pagan deudas.

- ¡Ah pero nunca te gano en una, eh Pataki! - El profesor le dió un codazo amistoso a su alumna, mientras ambos reían alegremente, dejando atrás todos los malentendidos entre ellos.

- Señor Ferrer. - La cabeza de la secretaria se asomó por la puerta del área tras bambalinas. - Ya llegó el estudiante Shortman que estaba esperando, el del extranjero.

- Ah es verdad, lo estaba esperando…

-¡¿ Dijiste Shortman?! - El agua de su boca escapó rápidamente empapando al docente.

- Eh sí, Arnold P. Shortman. Ya regreso con él, no te preocupes, no demoro.

- ¡Por qué!, ¡Por qué!, ¡Por qué! - La chica comenzó a golpear su cabeza contra la pared.

- Helga, ¿Todo bien? No me digas que te pusiste nerviosa. No te preocupes, tu trabajo es mejor que nunca, te has estado conociendo y al final, ya has logrado sacar a ya sabes quién de tu poesía.

- Pues… "ya sabes quién" decidió aparecer justamente hoy…

- ¿Arnold está aquí? - Gritó la pelinegra, llamando la atención de todos los del staff hacia ellas.

- ¡Silencio Pheebs! Faltó que te escucharan en China.

- Lo siento, es solo que no esperaba que dijeras eso.

- Yo tampoco… creo que presentará un trabajo como participante extranjero o algo así.

- Tienes que calmarte, has trabajado muy duro todo el semestre, llegaste muy lejos, no puedes retroceder, no hoy, no te mereces eso.

- ¿Crees que no lo sé? Lo odio tanto en este momento.

- Escucha Helga. - Su amiga la miró duramente. - Entiendo tu shock, es comprensible, pero debes dejarlo AHORA.

- Pero es que yo…

- ¡DIJE AHORA! ¿Sabes?, ser tu amiga todos estos años es desgastante y frustrante.

- ¿Qué?

- Es desgastante y frustrante porque detesto ver cómo has desperdiciado tu gran potencial y talento, cómo la gente te ha pasado por encima, cómo te has ignorado a ti misma por años… Te mereces este momento, este es tu momento. ¡Ve por ellos y demuestra que nadie tumba a Helga G. Pataki! Permítete ser tú misma.

- Tienes razón, ya estoy harta de lloriquear… ¡Iré por todo!

- ¡Esa es mi chica! ¡Adelante!

Ambas amigas se sonrieron y Helga al fin se relajó y sintió tanta autoconfianza como nunca en su vida.

- Y ahora la alumna sobresaliente del semestre, Helga Pataki, que nos leerá su poesía, representando a Estados Unidos.

La gente rompió en aplausos y ella apareció con su mirada azul brillante y una sonrisa sagaz.

- Estoy lista para ser yo… al fin.

FIN


Pues con una mano con fisura y cabestrillo, termino al fin esta saga de reto, totalmente fuera de tiempo, pero me ayudó a reconectarme con la escritura. Espero que aunque fue corta, la hayan disfrutado tanto como yo.