Ya se lo que deben de estar pensando aun no termina Nueva Generación y ya esta comenzando una nueva historia, espero que me entiendan tenia la idea y si no me ponía a escribir se esfumaría, espero que esta historia sea de su agrado, como no he leído La orden del fénix los acontecimientos tratados en este fic son exclusivamente los de los 4 libros anteriores.

Cambio Prologo

1 de Septiembre, un chico pelirrojo, un moreno y una chica castaña, platicaban normalmente, o eso se podría decir, de no ser por que cada uno empuja carritos con baúles, dos de ellos llevaban lechuzas, una grande y blanca como la nieve, y otra pequeña, marrón y escandalosa, además de un gato que no parecía nada contento con el viaje, cualquiera diría que son extranjeros excéntricos no?, pues nuestros amigos, caminaban hacia la barrera sin salida que había entre los andenes 9 y 10, les faltaba poco para chocar pero así sin más la atravesaron.

Cualquier persona normal abría encontrado eso bastante extraño, pero los tres jóvenes que acaban de cruzar la barrera hacia el anden 9 y 3/4 donde un gran expreso color rojo esperaba, eran Brujos.

Y entre ellos iba un Brujo que aparecía en los libros de texto, aquel chico nombrado como el niño que vivió, reconocido por haber vencido al mago oscuro más poderosos de todos los tiempos, y este joven era un chico de 16 años, llamado Harry Potter, pero en estos momentos Harry Potter no nos interesa demasiado.

Junto a él, estaba Ronald Weasley el sexto de los siete hijos del Matrimonio Weasley, era pelirrojo y poseía unos bellos ojos azules, pero en estos momentos Ron Weasley tampoco nos interesa demasiado.

Si platicando con Ron y Harry se encontraba Hermione Granger, hija de Muggles, los que le había acarreado varios problemas en Hogwarts, por que muchos alumnos pensaban que los sangre sucia, apelativo como llamaban a los hijos de padres de no magos, no merecían estar ahí, pero seamos más específicos, Hermione Granger había tenido problemas especialmente con cierto Rubio prepotente, de Sangre limpia y cuya familia tenia poder, ni que decir de dinero.

Hermione era la mejor de su curso, era simpática y amigable, excepto en las temporadas de exámenes, donde hacia perder los estribos a cualquiera que no estuviera obsesionado con los estudios, no era excepcionalmente bonita, estaba entre lo normal en una chica de 16 años, lo que no era normal era su cabello, poseía una melena castaña, rebelde y enmarañada, que por cierto le daban cierta personalidad.

Hermione era de la casa de Gryffindor y se sentía orgullosa de eso, camino al lado de Ron y Harry y entraron al expreso que los llevaría a su escuela, se acomodaron en un compartimiento vacío casi al final del tren, hablaban sobre cualquier cosa, Ron molestaba a Hermione por que ella había rechazado ser Prefecta, aun que era premio anual, la razón por la que Hermione había rehusado ser Prefecta era "¿Como le diré a alguien que no rompa las reglas cuando yo siempre las rompo?", y si desde que Hermione se había hecho amiga de Harry y Ron no había curso en el que no rompieran al menos 5 reglas.

Dentro del expreso de Hogwarts el chico Rubio, Draco Malfoy reía hablando con sus amigos Slytherin, cualquiera que lo mirara en ese momento diría que era un joven encantador, guapo, y alegre, y lo era pero solo con los de su casa, Draco Malfoy era prefecto y había aceptado ser prefecto para fastidiar a los Gryffindor, si encontraba al trío maravilla deambulando por los pasillos, ya se encargaría él de bajarle puntos a Potter y sus amigotes.

Despues de la visita obligada de los Slytherin al compartimento de los Gryffindors y de unos cuantos insultos, llegaron a Hogwarts.

El gran comedor estaba espectacular, los alumnos de primero desfilaron uno a uno para ponerse el sombrero seleccionador y saber a que casa pertenecerían, Harry observaba a todos los chicos que pasaban, Ron como era costumbre se quejaba por que era demasiado tardado y quería cenar, y Hermione tan solo miraba a los chicos, recordando como se había sentido ella misma el primer día que había pisado Hogwarts, y Draco Malfoy miraba con repulsión a los chicos que no eran seleccionados para Slytherin.

Una vez terminada la selección, y unas palabras del director Albus Dumbledore empezaron a cenar, un poco extrañados de que el sombrero seleccionador no fuera retirado, cuando los postres desaparecieron de sus platos el director se levanto y les hablo.

-"Este nuevo año, he querido hacer un pequeño experimento que terminara con el trimestre, solo podrán participar alumnos de 4 en adelante, y esta diseñado para mejorar el trato entre las casas, para fomentar el compañerismo, los Gryffindor, Revenclaw y Hufflepuffs miraron la mesa de los Slytherin como diciendo "Quien puede soportar a esos", claro que ellos contestaron con una enorme sonrisa de superioridad que decía "Nos tienen envidia por que somos mejores".

-"Así que he decidido que cambiaran de casa durante este trimestre, el sombrero se encargara de seleccionar su nueva casa, y el profesor Snape recogerá sus nombres, se les proporcionara un pergamino y una pluma especial, y serán depositadas en esta urna, tiene un hechizo y escogerá a los alumnos que pueden adaptarse a otra casa.

En el gran comedero, todos los alumnos cuchicheaban entre si, mientras ponían sus nombres en el pergamino y lo entregaban a Snape.

-"Claro Hermione estas tan tranquila por que sabes que solo puedes estar en Revenclaw"-

Hermione solo se encogió de hombros mirando el sombrero seleccionador, Harry tenia miedo, mucho miedo de que el sombrero lo colocara en Slytherin.

-"Hermione Granger"- Llamo la profesora McGonagall

Hermione camino hacia el sombrero, pensando en mil cosas

-"Slytherin"- Grito el sombrero, Hermione sintió que el mundo se le venia encima, Harry y Ron la miraron sorprendidos y Draco Malfoy sonreía perversamente

Notas de la autora:

Espero sus Reviews con comentarios y sus sugerencias, esto es tan solo el prologo, espero que les haya gustado.