Capítulo 6:
Relatos de un pasado y presente.

Domingo 8 de Septiembre 12:00 P. M. New Holyday Plaza.

Los rayos del Sol volvieron a cubrir la bella ciudad de Nueva York, después que fuera cubierta por oscuridad, tan profunda como un abismo y densa como la misma niebla. Nadie se imaginaba que en Central Park dichos acontecimientos tuvieron origen, y mucho menos que Ash Ketchum quien se creía muerto en la terrible tragedia en el año 2001 estaba con vida. Son muchas cosas que asimilar, así como el hecho de que Jake, compañero sentimental de Ráchele también estaba vivo . . . muchas cosas debían decirse.

Ash: Llegamos justo a tiempo.

Misty: Es verdad, no quiero ni imaginar lo que hubiera pasado si Charizard y los demás no eran atendidos de inmediato. (Se encontraban internados en el Centro Pokemon por las graves heridas en su cuerpo, en parte sanadas por el extraño poder encerrado en Ash)

Bruck: Este es un día memorable.

Ash: ¿Por qué lo dices?

Bruck: Como que por que lo digo, has regresado después de casi un año y además . . . - Bruck le hizo señas con la mirada a donde se encontraban Jake y Ráchele muy bien acomodados - . . . alguien más regresó a casa.

Ash: Es verdad, ah como extrañaba esto.

Misty: Lo que importa es que estás de regreso.

Ash (un poco decaído): Eso lo sé, pero a la vez no me siento satisfecho de lo que he realizado hasta la fecha..

Misty: ¿A qué te refieres?

Ash: Todo este tiempo hemos tenido una tarea muy clara con Selebi.

Antes de proseguir, Misty interrumpe sus palabras ya que deseaba despejar una duda que resonaba en su cabeza.

Misty: Por cierto Ash, ¿qué estuviste haciendo todo este tiempo?

Ash: Entrenando.

Misty: Entrenando, ¿para qué?

Jake: Para los tiempos que se aproximan.

Ash: Esta en lo correcto. Selebi salvó nuestras vidas pues tenía un propósito muy claro para nosotros.

Jake: Necesitaba de nuestra ayuda para poder controlar el inmenso poder que estaba a punto de renacer.

Misty/Bruck: ¿Poder?

Ash: Si . . . verán, como ustedes saben Selebi es capaz de viajar a través del tiempo espacio sin ninguna dificultad. Gracias a ello pudo sentir que hubo una ruptura en el tiempo, al cual ocasionó un terrible desequilibrio entre las fuerzas del bien y el mal.

Misty: ¿y cuál fue ese resultado?

Ash: La aniquilación total de la raza humana.

Misty: No puede ser posible.

Jake: Aunque no puedas creerlo es verdad. Selebi nos mostró los sucesos que ocurrirían, dejando como resultado la devastación total del planeta, incluyendo también a los pokemons que se opusieran a ella.

Bruck: Increíble.

Ash: Y todo esto nos conduce a este día.

Jake: Todo dará inicio al atardecer.

Ash: El principio del fin . . .

Estas palabras conmocionaron a Misty, Bruck y Ráchele. Nunca hubieran imaginado que algo de tal magnitud estuviera muy cerca de suceder. La pregunta ahora era que es lo que ellos debían hacer.

Jake: Ash estuvo entrenando muy duro junto a Selebi para que pudiera descubrir cual era su verdadero poder.

Misty: Pero Ash no tiene poderes, ¿o si?

Ash: mira esto.

Con un solo movimiento de su mano, Ash hizo que un vaso que se encontraba en sobre la mesa de cedro llegara directamente a él. Cuando esto ocurría, nuevamente un aura azul cubrió su cuerpo, no tan fuerte como en el parque, pero si con la misma calidez.

Ash: Selebi me ayudó a descubrir los poderes psíquicos que existen dentro de mí, recuérdalo; soy el Elegido.

Misty recordó la aventura vivida en las Islas Naranja . . . }

FLASH BACK

-Oh elegido, en tus manos reúne sus tres tesoros combinados y doma a la bestia de los mares.

-Pero como sabremos quien es el Elegido.

-lo dice en la leyenda "sola su canción fallará y la tierra se convertirá en ceniza", Ash significa ceniza.

-¿quién yo?

-Si Ash.

-No, no es posible . . .

FIN FLASH BACK

Misty: Jamás pensé que volvería a escuchar estas palabras.

Ash: Al principio me fue difícil adaptarme a los cambios presentados en mi vida, pero poco a poco con la ayuda de Selebi, la sabiduría adquirida a lo largo de nuestros viajes y sobre todo, el deseo de volverte a ver . . . hicieron que lograra cumplir mi objetivo.

Jake: Así fue.

Eso hizo que todos guardaran un momento de silencio, hasta que Ráchele lo rompe tomando la palabra.

Ráchele: Pero por qué tuviste que desaparecer todo este tiempo. Esto también va para ti Jake.

Jake (sonriendo): La respuesta es simple; Ash necesitaba estar concentrado en su entrenamiento sin ser molestado o distraído por nada ni nadie. Y en mi caso era necesario que estuviera pendiente de que no hubiera improvistos en los hechos que debían suceder. Recuerda que en esta vida nada está escrito . . .

Ash: Es por ello que nuestra esperanza es fuerte.

Jake: Si no intentamos hacer algo, quizás el futuro previsto suceda, o quizás no.

Ash: Es por ello que Selebi consideró que nuestra aparición debía ser precisamente en este tiempo.

Jake: Pero gracias a esto fue que me topé contigo Misty.

Misty recuerda como fue que conoció a Jake en Central Park.

Jake: No teníamos pensado que tú vendrías a Nueva York. Cuando le conté esto a Ash, el se puso muy feliz, pero a la vez triste porque no deseaba que te involucraras en este asunto, pero ya era demasiado tarde.

Ash: Es por ello que desde ese instante comencé a vigilar cada paso que dabas.

Misty (apenada): ¿todos?

Ash: Por supuesto que respeté tu intimidad, pero siempre procuré estar cerca de ti.

Misty (un poco mejor): Entonces eso explica . . .

Ash: El sueño que tuviste en Times Square.

Misty: ¿entonces no lo fue?

Ash: En parte lo era y en parte no.

Misty: Explícate.

Ash: Verás, con la ayuda de mis poderes psíquicos pude entrar en tus pensamientos, de esa forma pude dar vida a ese momento que compartimos juntos.

Bruck: Y estoy seguro que tuviste algo que ver con su desmayo, ¿no es así Ash?

Ash: Esta vez te defraudo amigo; quien hizo eso fue Selebi.

Bruck: Ya veo . . .

Ash: También él siempre está cerca de mí.

Dicho esto, un resplandor dorado se hizo presente ante ellos. Una luz que los cegó por completo. Era doloroso tratar de ver ante tanta claridad. Breves instantes más tarde la luz se dispersó por completo, tomando su lugar un pokemon pequeño, de colores verde menta y musgo. Con alas de Hada, y unos ojos azules en verdad hermosos.

"Veo que Ash les habla de mí"

Ash: Les contaba como siempre estás cerca de mí para protegerme.

"Es verdad, es mi deber hacerlo."

Ash: Creo que ahora todos tenemos un deber que cumplir.

"Así es, y les estaré agradecidos si pueden ayudarnos"

Esto último refiriéndose a Misty, Bruck y Ráchele.

Misty: Sin duda alguna ayudaremos.

Bruck: no podemos quedarnos con los brazos cruzados.

Ráchele: Opino lo mismo que ellos, además no pienso perder de vista a Jake por ningún motivo.

Ash: Bueno, creo que cada quien tiene sus motivos.

Jake: Nosotros también los tenemos.

Misty: Antes que nada, podrían tener la amabilidad de decirnos ¿a que nos estamos enfrentando?

Ash: Esperaba que hicieras esa pregunta, pero creo que Selebi es quien puede responderla. Te escuchamos.

"Como es sabido por ustedes este mundo cuenta con un si número de pokemons Legendarios, incluyéndome entre ese grupo. Articuno, Zapdos, Moltres, Dragonite, Lugia, Ho oh, Entei, Raikou, Suicune . . . creo que ya me han entendido"

Todos asienten con la cabeza.

"Pero cuando fue el tiempo de mi nacimiento, no vine solo a este mundo: Como una entidad dotada de grandes poderes psíquicos, se pensó en mantener el equilibrio"

Misty: ¿equilibrio?

"Si, todo en esta vida está en equilibrio gracias la existencia del bien y el mal en proporciones iguales. Dicho equilibro se rompe cuando una de los dos poderes se corrompe y convierte en más fuerte que su contraparte"

Bruck: No entiendo.

"Es simple. Siendo yo dotado con una grandiosa inteligencia, corazón bondadoso, y poderes psíquicos, era necesario que alguien fuese mi contraparte, mi opuesto, mi equilibrio"

Ráchele: Quiere decir que existe un ser igualmente poderoso como lo eres tu solo que con el corazón invadido por la maldad.

"Exacto. Pero me temo que él es mucho más poderoso que yo, por ello está a punto de cumplir con sus ambiciones a menos que hagamos algo para impedirlo."

Misty (intrigada): Cuál es el nombre de este pokemon

Ash (interviniendo): Su nombre es Jirachi.

Bruck: En mi tiempo como criador pokemon jamás he oído de él.

Ash: Eso es porque no se ha presentado ante los humanos, bueno, no hasta ahora.

Bruck: Insinúas que ha hecho alianza con humanos.

Ash: Me temo que si.

Jake: Esto es lo que le hará más fácil las cosas, utilizando a los humanos como herramientas para cumplir su propósito.

Misty: Acabar con nosotros.

Ash: Así es.

Bruck: Esperen un momento, se me está ocurriendo una suposición descabellada. Dime Ash, ¿este pokemon tuvo algo que ver con lo suscitado hace un año?

La pregunta enmudeció la habitación. Una atmósfera sepulcral envolvía cada respiración agitada, era como si se encontraran en un sauna de gases venenosos. Viendo las caras de sus amigos, Ash no tuvo otra opción que hablar.

Ash: Es difícil de creer, pero tienes razón Bruck

Misty: Oh no!

Bruck: Me lo temía.

Ráchele: ¡Que horror!

"Jirachi es un pokemon al que no le importa lo que deba hacer para eliminar los obstáculos del camino."

Misty: Y eso significa . . .

Ash: Significa que lo hizo porque sabía que yo estaría en uno de esos vuelos. Estaba conciente de que era uno de sus mayores obstáculos en el camino a la aniquilación de nuestra raza. Y para no dejar huella alguna de sus colaboradores, organizó toda la operación a través de su hombre de confianza.

(NDA: Sólo quiero recordar que esto sólo es ficción, respetando la memoria de quienes perecieron en ese terrible día).

Jake: Después de que cumplió con su labor, Jirachi se deshizo de él como lo ha hecho a lo largo de su existencia con aquellos que alguna vez le sirvieron.

Misty: Que crueldad.

Bruck: No imaginaba a un pokemon con semejante maldad en su corazón.

Ash: Deberás creerlo amigo, será muy importante que lo hagas.

"Porque su más poderoso aliado sigue al lado de Jarichi"

Misty: Lo conocemos.

Ash: Oh si, lo conoces muy bien Misty.

Ante ellos apareció una imagen holográfica proyectada por Selebi, en la cual se alcanzaba a una figura sombría, de pelo castaño azabache, vestido de traje formal color naranja. En compañía de un Persian sostenía en su mano derecha una copa de Whisky. En ese instante Bruck y Misty no tenían la menor duda de con quien trataban.

Misty: ¡Giovanni!

Bruck: Era de esperarse.

Ráchele: Estamos hablando de Giovanni, el mismísimo Jefe del Equipo Rocket.

Ash: El mismo.

Ráchele: ¡Vaya!

Jake: Lo que significa . . .

"Que cuenta con un gran número de personas que lo ayuden a cumplir con su misión, más bien, con su deber" - añadió Selebi.

Ash: Exacto, y me temo que ya se han dado cuenta de nuestra presencia.

Misty: ¿Por qué?

Ash: Jarichi puede sentir la presencia de Selebi o la mía. Hace poco fue necesario que entráramos en acción, no creo que haya pasado desapercibido para él. Eso nos lleva a un pequeño dilema.

Jake: Seguro esto alterará los planes de Jarichi y querrá que se lleven a cabo de inmediato, y eso es lo que debemos impedir.

Ash: A toda costa hay que detenerlo.

Bruck: Seguro sabes por dónde tenemos que empezar.

Ash: Desde luego.

Ash alcanzó un viejo mapa que se encontraba sobre la mesa, alzó un lápiz que portaba en su bolsillo y comenzó a buscar un sitió dentro del mapa.

Ash: Giovanni tiene una base aquí en Nueva York. Después de investigar un poco con la ayuda de Jake lo encontramos.

Jake: Y ese sitio está justamente aquí.

Jake puso su dedo sobre un punto específico del mapa para que Ash lograra marcarlo. Después de que el mapa fuese visible parea todos, pudieron apreciar claramente la ubicación. Y al parecer los tomó por sorpresa (en especial a Ráchele). No estaba muy lejos de ahí, alojado extrañamente cerca de la Zona Cero. Emergiendo como una de las construcciones más representativas de la ciudad, el edificio Crystal era el lugar perfecto para que el Equipo Rocket tuviera su guarida instalada.

Ráchele: Como han podido hacerlo.

Ash. Giovanni tiene un gran pode corporativo aunque sea difícil de creer.

Bruck: Y vaya que lo es.

Ash: Todo está siendo controlado desde ahí. Y este amigos, este es nuestro objetivo.

Jake: Tenemos que infiltrarnos para poder detener la operación antes de que sea demasiado tarde.

Misty: ¿Y cómo se supone que haremos eso? Porque no creo que sólo sea cuestión de llegar, entrar u cruzar como si nada estuviera pasando.

Ash: Descuida, todo está calculado.

Misty: No entiendo, ¿con qué más contamos nosotros?

Ash: Con esto.

De igual forma como hizo su aparición Selebi en la habitación, tres diminutas motas de luz aparecieron ante ellos. De menor intensidad: una roja, otra amarilla y una azul. Fueron creciendo de apoco hasta alcanzar el tamaño de una pokebola. Su forma era la de un cristal precioso, pulido hasta el punto de reflejar la luz que penetraba por las cortinas arrulladas por la brisa del medio día. Una vez materializados, dichos cristales reposaron suavemente sobre la mesa.

Ash: Misty, recuerdas que en nuestro sueño estaba acompañado.

Misty: Si, lo recuerdo bien, eran tres siluetas más o menos de tú tamaño y la otra era más pequeña. Supongo que una de ellas era Selebi.

"Así es" - respondió el pokemon que prestaba atención al igual que los demás.

Ash: Pues bien, las otras tres siluetas eran Suicune, Entei y Raikou.

¡¿Qué?! Exclamaron Misty, Bruck y Ráchele.

Bruck: imposible, ellos jamás han sido vistos, se cree que son una leyenda.

Ráchele: Jake me había comentado de ellos, pero de igual forma pensé que eran sólo un mito.

Jake: Pues no lo son, ellos son reales.

Ash: Y están de nuestro lado para poder combatir a Jarichi junto con Selebi.

"El destino de estos guerreros siempre ha sido vigilar que el equilibrio entre humanos y pokemon perdure y no sufra cambios bruscos" Selebi hizo una pausa "Y en estos tiempos oscuros ellos son nuestra única oportunidad"

Ash: Esto va más allá de cualquier otra cosa amigos, y cualquier estrategia que esté a nuestro alcance deberá ser utilizada.

Misty: Y esto que tiene que ver con nosotros.

Ash: Verás Misty . . . yo poseo mis poderes psíquicos gracias a la ayuda de Selebi.

Jake: Por mi no hay problema.

Ash: Es cierto . . . Jake cuenta con un aliado que sin duda los sorprenderá.

Jake sólo sonrió ante en comentario hecho por Ash; el aludido prosiguió.

Ash: Así que . . . para que ustedes pueden ayudarnos . . . necesitarán uno de estos.

La idea tomó por sorpresa a los tres chicos. No entendían cual era la relación entre los tres diamantes ante sus ojos y los pokemons legendarios antes mencionados. Viendo la incertidumbre en sus amigos, Ash explicó las cosas con mayor detalle.

Ash: Escuchen. Después de pensarlo detenidamente con Jake y Selebi llegamos al a conclusión de que no sería justo capturarlos (refiriéndose a Entei, Suicune y Raikou). Así que basados en los conocimientos antiguos brindados por Jake y los poderes de Selebi fueron creados estos tres cristales. Gracias a ellos nos es posible poder convocar a los espíritus de estos tres pokemons, quienes aceptaron sin miramientos en obedecer las órdenes de la persona que portase el diamante. Y es precisamente aquí en donde entran ustedes.

Misty: ¿Quieres que nos hagamos cargo?

Bruck: Hablas en serio.

Ash: Jamás lo había hecho como ahora.

Ráchele: Pero . . . no lo sé . . . es una responsabilidad increíblemente sofocante.

Jake: No temas, por supuesto que no estarán solos, estaremos juntasen todo momento.

"A menos que las cosas deban cambiar . . ."

Ash: Bien, ¿qué me dicen?

Después de meditarlo rápidamente, no había duda alguna de sus decisiones.

Misty/Bruck/Ráchele: ¡Lo haremos!

Ash: Estupendo.

Jake: No esperaba menos de ustedes.

"Bien, ahora que han aceptado ayudarnos, es momento de entregarles los cristales. Ráchele, por tu espíritu de competencia, agilidad y versatilidad has sido elegida para llevar contigo el cristal Trueno, dándote el control sobre Raikou"

"Bruck; por tu carisma, entera dedicación a la crianza y protección de los pokemon y en noble corazón que hay dentro de ti has sido elegido para portar el cristal Magma, acompañando a Entei en esta difícil misión"

"Y por último, Misty. Debido a tu corazón puro e indomable, la fuerza de voluntad que has demostrado a lo largo de tu vida y en incansable deseo que compartes con tus amigos, has sido elegida para llevar contigo el cristal Nieve, destinada a luchar junto con Suicune en esta gesta"

Mientras las palabras aún reverberaban en sus oídos, cada uno tomó el cristal que le correspondía. Embelezados por su magnificencia no podían apartar su vista de ellos. Algo místico los ataría con fuerza hacia ellos, una cálida sensación abordó sus corazones, dándoles la pauta de que no sólo pelearían juntos a ellos, sino que también estaban compartiendo su espíritu.

Ash. Estoy seguro que ellos están felices con esta decisión.

Jake: En especial Suicune.

"El tiempo se está acercando jóvenes entrenadores. Es mejor que se vayan preparando, el ambiente pronto se tornará oscuro"

Ash: Y entonces nosotros tendremos que actuar.

* * * * * * *

Las campanas de la Catedral anunciaban la llegada de una nueva hora. La una en punto se marcaba en el reloj de la torre mientras los monaguillos repicaban con fuerza las sogas que terminaban atadas a las enormes campanas que se dejaban escuchar a lo lejos.

Una figura sombría cruzaba la puerta en ese instante, envestida bajo una capucha negra que enmarcaba su rostro, algo demacrado seguramente por el paso del tiempo. Sin fijarse si alguien lo observaba de su bolsillo extrajo un bello relicario de oro con algunas piedras preciosas incrustadas en los extremos. Era como si esto causara un trance en su dueño, quien lo estuvo admirando por un tiempo, hasta que de nuevo lo guardó en su bolsillo.

-Hoy es el día que había estado esperando.

-Tengo curiosidad por ver lo que el Elegido es capaz de hacer.

-Tiene a un gran rival frente a él.

-Pero sus amigos están a su lado, así que no será una pelea fácil de ganar para el pequeño Jirachi.

-Dentro de poco sabré quien vence.

Súbitamente, la figura sombría desapareció, dejando tras ella una ráfaga de polvo plateada. Nadie lo vio partir, quedando nuevamente el sitio en un sepulcral silencio, sólo interrumpido ocasionalmente por el ruido proveniente de las afueras, evidentemente la vida en Nueva York transcurría sin detenerse. Nadie estaba preparado para lo que estaba a punto de acontecer.

* * * * * * *

Misty: Ash.

Ash: Dime.

Misty: La comida ya está lista, creo que encontrarás delicioso lo que Bruck preparó el día de hoy.

Ash: Ah . . . tengo tiempo de no probar sus platillos. Aún recuerdo una vez cuando preparó un estofado que terminó por darme indigestión.

Misty: Ehem . . . disculpa, quien preparó ese estofado fui yo.

Ash (apenado). Disculpa, no quise decir que tuviera mal sabor, es sólo que . . . - Ash no hallaba que decir.

Misty (sonriéndole): Eso ya no importa Ash, lo que importa es que por fin estás de nuevo conmigo . . . quiero decir con nosotros.

Ash (con una voz suave): ya no hay razón para ocultarlo Misty.

Misty (sonrojándose). ¿A qué te refieres?

Ash: Sabes muy bien lo que digo, o sea mis últimas palabras antes de despedidnos hace un año.

Misty recordó aquellas palabras que en su momento la hicieron llorar . . .

FLASHBACK

Y por último, Misty; estuviste conmigo desde el primer día de mi viaje pokemon, me seguías por la excusa de que te devolviera tu bicicleta. Al pasar el tiempo, fuimos creando una gran amistad, aunque casi nunca demostrábamos ser buenos amigos, ya que siempre discutíamos por todo y a todas horas. Al pasar los años, lentamente fue surgiendo un sentimiento muy fuerte por ti, algo difícil de describir, era una emoción más fuerte que tener una batalla pokemon o cualquier otra cosa. Hasta que un día comprendí que ese sentimiento se había convertido en amor, ese amor que yo nunca pude declararte de frente a frente, pero quiero que lo sepas antes de que muera, te amo y siempre te amaré, aunque ya no esté a tu lado, mi espíritu siempre estaré contigo, dándote mi apoyo. Gracias Misty, tu siempre fuiste la persona que le dio sentido a mi vida y lamento que la última palabra que te dije fue adiós, aunque es la mejor palabra para despedirme, adiós Misty

FIN FLASHBACK

Misty: Sabes, sufrí mucho cuando las escuché por primera vez . . . y luego ver volver a Charizard sólo, triste y su rostro lleno de lágrimas, sabía lo que estaba pasando.

Ash: Misty yo . . . no era mi intención.

Misty ignoró su comentario. Pero por alguna razón esto no lo molestó, al contrario estaba deseoso de seguir escuchando lo que ella tenía que decirle.

Misty: Esos días fueron terriblemente deprimentes para mi. Todos intentaron levantar mi ánimo, incluso quienes sólo habían tenido contacto alguna vez a lo largo de nuestros viajes. Tardé mucho en secar mis lágrimas, en comprender que ya no estabas a mi lado, en sentarme a pensar muy bien en lo que deseabas decirme, en lo que significaba para ti. ¿Y sabes qué?

Ash: Si.

Misty: Descubrí que el mismo sentimiento se albergaba en mi corazón. Oculto del mundo, incluso de mí. Quizás era la timidez, quizás no estaba lista, más después de lo ocurrido era imposible seguir ocultando la verdad.

Pikachu y Togepi jugueteaban sobre la cama en la habitación de al lado. Jake y Ráchele platicaban muy a gusto en la sala esperando a que Bruck terminara de servir la mesa. Selebi había desaparecido con la excusa de que era necesario verificar que las cosas aún estaban marchando según lo planeado. De esta forma nadie se percataba de la charla entre Ash y Misty. Algo era ya seguro, las dudas y miedos del pasado se disiparon por completo de sus corazones, ¿tendrían una nueva oportunidad?

Un cálido hormigueo recorrió el cuerpo de Ash. Después de un año estaba junto a Misty, su corazón palpitaba cada vez más rápido. Ahora que estaba calmado pudo observar muy bien lo mucho que Misty había embellecido en su ausencia. Ella era capaz de hacerle olvidar la soledad que soportó en su arduo entrenamiento para obtener sus poderes psíquicos, el cual llegaba a los extremos del total aislamiento para alcanzar la meditación . . . frías veladas bajo el velo de la noche . . . oscuros corredores que desembocaban en callejones sin salida . . . pero cuando todo estaba perdido, siempre aparecía una luz que lo inundaba de calor, revitalizando su espíritu "debo continuar" se alentaba al sentir esa sensación. Y viéndola de esa forma, era obvio que Misty siempre fue esa luz.

Ash: Misty, cuando todo esto termine me gustaría que pasáramos más tiempo juntos.

Misty (sonrojada): Eso es algo que no debes pedirme, pues estoy deseosa de poder hacerlo.

Ash: Este tiempo lejos de todo fue difícil, más creo que era necesario. Más que la batalla contra Jarichi, más que eso. Tenía que encontrarme a mi mismo.

Misty: ¿Y tuviste éxito?

Ash: Claro que si.

Misty: Pues ya no te sientas mal, estás con amigos ahora.

Ash: Lo sé.

Bruck (entrando en la habitación): Siento interrumpirlos chicos pero la comida ya está lista.

Ash: Enseguida vamos Bruck.

Misty: Ven, vamos.

Sin decir más, Misty toma a Ash por el brazo para dirigirse al comedor. Para Ash esta sensación era mejor que obtener cualquier triunfo, mejor que cualquier medalla, inclusive mejor si se le consideraba como el mejor maestro pokemon de la historia. Todo eso no tendría sentido sin Misty a su lado. Y con esa consigna en su mente, luchará hasta el final.

Cuando llegaran al comedor los demás ya estaban allí. Togepi salpicaba a Pikachu con su comida, algo que no fue bien visto por Bruck, quien lo reprendió rápidamente. Ráchele estaba sentada al extremo opuesto de la puerta junto a Jake, quien no deba signos de haber estar alejado por tanto tiempo; su platica estaba llena de entusiasmo, algo sobre portapapeles . . . Bruck hacía señas para que ambos tomaran asiento, lugares especialmente preparados para ellos.

Bruck: Y bien chicos, espero que disfruten del banquete.

Ash: Si tu has sido el cocinero eso está garantizado.

Bruck: Verás que esto te va a gustar amigo.

Ráchele: Tiene que probarlo, ¡está delicioso!

Ash: Veamos que dice mi paladar.

Después de probar el primer bocado algo era seguro . . .

Ash: ¡Oye! Esto sabe bien.

Bruck: Gracias. Es una antigua receta que aprendí mientras visitaba las Montañas Rocosas.

Jake: Te felicito, jamás había probado algo tan exquisito como esto.

Ráchele: Un momento, eso fue lo que dijiste la última vez que te preparé algo, ¿o acaso estabas mintiéndome?

Jake: Bueno . . . yo . . . ayúdame Ash.

Ash: Lo siento, pero ese es un campo en el cual no puedo ayudarte.

Todos, inclusive Ráchele, rieron ante el comentario de Ash. El ambiente era tan tranquilo, no dejaba entrever que dentro de pocas horas estos chicos decidirían el futuro de la humanidad con su corazón y fuerza de voluntad. Selebi los observaba desde las sombras, ocultando su presencia, él mas que nadie deseaba que su misión tuviera éxito.

"En verdad existen cosas valiosas por las cuales luchar. ¿por qué no lo puedes ver hermano?"

Al final de la comida todos estaban satisfechos, con repetición incluida. El reloj en la sala marcaba las dos de la tarde. El cielo irradiaba un azul remarcable, junto a las nubes que deambulaban en el horizonte. Ese era un día perfecto para disfrutarlo afuera.

Ash meditaba sobre las cosas que estaban a punto de suceder. Se preguntaba si sus amigos estaban listos para encarar el desafío, pues Giovanni y Jarichi no eran enemigos como los que han tenido en el pasado; aunque pensándolo bien han atravesado diversas pruebas muy difíciles, pero en todo caso salieron victoriosos por su corazón y espíritu.

"Es tiempo de irnos Ash"

Ash: Tan pronto - dijo este siendo tomado por sorpresa.

"Me temo que si"

Ash: No hay marcha atrás cierto.

"Este es el último favor que te pido . . . mereces ser feliz"

Ash: Descuida, ya soy feliz . . . es sólo que espero poder seguirlo siendo.

"El resultado de nuestra misión lo dirá."

Ash: En marcha.

Tomando sus pokebolas, Ash abandona el balcón dejando solo a Selebi, quien no puede evitar sentirse triste.

"Lo siento Ash, pero las cosas así tendrán que ser . . . a menos que descubras la respuesta antes que él, me temo que no habrá forma de que continúes siendo feliz"

Continuará.