Capítulo 1: Harry Potter es el Profesor Indi

Dos hombres iban volando en un helicóptero, uno iba vestido de marrón oscuro con sombrero de vaquero y el otro iba con el traje de piloto de vuelos de una compañía de viajes. En estos momentos estaban sobrevolando una de las zonas más desconocidas de todos los Andes peruanos, con algunos problemas por las turbulencias producidas por los vientos del Oeste y Sureste.

-Pedro, déjame por aquí- dice el del sombrero señalando un punto llano entre roca maciza.

-Sí, profesor Jones- dice maniobrando maestralmente hasta aterrizar en el llano sin ningún problema.

-Buen aterrizaje, fue mejor que el que hiciste hace dos meses en la Antartida- y sin dejar que el otro hombre respondiera añade- Estate atento, cuando vuelva volveremos a la base.

Se aleja del lugar de aterrizaje y a unos metros se encuentra a sus dos ayudantes que le habían encomendado en esta expedición con un burro detrás cargado con todo lo necesario para el viaje.

-Buenos días, caballeros. ¿Cómo os encontráis?- pregunto el profesor Jones.

-Estupendamente, profesor y listos para partir cuando usted diga- comentaron los dos al unísono.

-Así me gusta que la gente este de buen humor- dijo contento- Pues en marcha.

Al momento estuvieron caminando por un paisaje escarpado, seguido después de una llanura acompañada de un pequeño lago del cual salía un pequeño riachuelo. Durante su viaje hasta allí estuvieron viajando alrededor de cinco horas dejándose sales minerales y agua a través de la transpiración por lo que hicieron una parada en el lago para reponer fuerzas y nutrientes encendiendo una pequeña hoguera con la que hacer una rica comida.

-Señores, esto está de muerte, igual al olor que desprendía mientras se preparaba- comento el profesor Jones después de haberse comido cuatro raciones de comida típica de la región.

-Sólo es comida de nuestro pueblo, pero gracias por el cumplido profesor- dijo uno de los ayudantes.

Al rato se pusieron de nuevo en marcha, dirigiéndose a una de los peñascos que daban al norte del lago.

Al llegar a su destino ya estaba casi anocheciendo, y encontraron una cueva hecha por el hombre en la pared de ésta. Entraron pero antes encendieron unas antorchas ya preparadas. Jones iba por delante guiándolos y murmurando cosas para si mismo mientras los otros se quedaban viendo todo con los ojos abiertos hasta que se pararon en una zona donde había un camino de tierra, donde Jones se paró en seco haciendo que los otros dos se parasen también.

-¿Qué pasa profesor Jones?- preguntó uno de ellos.

-Quedaros detrás mío, mientras yo averiguo que es esto de aquí delante.

Estuvo mirando el lugar con detalle por arriba, hacia los lados y por donde se pudiese sin pisarlo por temor a activar una trampa hasta que se fijó que arriba había una saliente donde podría sujetar su látigo si tenía puntería y suerte para poder pasar sin problemas. Con un par de movimientos de látigo pudo engancharlo al saliente y con un impulso suficiente pasar al otro lado del trozo de tierra sin ningún contratiempo. Pasó el látigo a sus ayudantes, los cuales, el primero pasó como Jones pero el segundo pisó unos milímetros el trozo de tierra haciendo que de ella saliera unos bichillos que se lo comieron vivo tanto por dentro por fuera dejando sólo los huesos. Luego los bichillos fueron a por los otros dos pero Jones con un movimiento certero con la antorcha y un poco de alcohol que había introducido en la boca en los segundos que duró la muerte de uno de los ayudantes alejó a la amenaza. Recogió el látigo y lo guardó.

-Sigamos- comentó Jones una vez pasado el problema.

Esta vez el otro ayudante avanzó con cuidado detrás de Jones.

Otra vez se paró y miró el suelo con interés viendo las señales que había por allí. Se volvió hacia el hombre que tenía detrás y le comentó.

-Pisa por donde yo pise y no pasará nada.

Esta vez por suerte no pasó nada y después de pasar un gran agujero que al final había una serie de pinchos clavados al suelo con ayuda del látigo, llegaron a una sala donde había una estatuilla con forma de dragón hecha de oro puros en un pedestal done una luz le daba de lleno.

Jones se acercó hasta él mientras el otro esperaba atrás, coge de su mochila una figura parecida a la que había allí y con la otra mano sopesa la situación del intercambio nerviosamente y en unos segundos que parecían horas hizo el intercambio muy rápidamente sin dejar que la luz diese en la base del pedestal donde estaba situada, guarda la estatuilla en la mochila y se da la vuelta. Cuando iban a salir de la sala se oye un ruido como de que algo se había roto y algo estruendoso estuviese sucediendo.

-Mierda, ¡a correr!- exclama Jones detrás del ayudante.

Empiezan a correr y ven como una bola gigante de piedra va detrás de ellos. Se paran unos segundos en el agujero donde pasa primero el ayudante, Jones le da la mochila por petición del otro y el ayudante deja abandonado a Jones sin devolverle el látigo obligando a éste a saltarlo con muchas dificultades haciendo que la bola de piedra se acercase peligrosamente. Al final consigue recuperar la compostura, coger el látigo y salir corriendo para ver al poco tiempo al ayudante clavado en una de las paredes con una lanza en la cabeza, con un movimiento de experto coge la mochila y esquiva con un poco de dificultades las lanzas que se iban lanzando a medida que la trampa se activaba. Luego siguió corriendo ya que ahora no era una roca la que le perseguía sino que el techo empezaba a caerse. Con el látigo como la otra vez esquivó la zona de tierra evitando así a la aparición de los bichos y llegando así a la salida que por desgracia empezaba a cerrarse, Jones se tira al suelo y consigue salir pero dejándose el gorro dentro, mete la mano en los segundos previos a que se cerrase la entrada del todo y tentando el suelo recupera el gorro y poniéndoselo mientras que se oía un fuerte ruido en la cueva ya cerrada por una losa.

Se da la vuelta y en unos pasos que da se encuentra rodeados de unos indígenas de la región y por un ladrón de tumbas y reliquias que se hacía pasar por arqueólogo.

-Buenas noches, Indiana Jones. Espero que hayas tenido una buena expedición- dice el arqueólogo.

-No tanta como a mi me hubiese gustada, profesor Malfoy- dice con amargura.

-Si eres tan amable de darme la mochila y te podrás irte- comenta éste extendiendo la mano.

Jones se la tiene que dar por estar apuntado por una serie de rifles y escopetas. Draco saca la reliquia de la mochila maravillado por su hermosura y le devuelve la mochila vacía a Indiana Jones. Jones coge la mochila y empieza a correr del lugar a toda pastilla.

-Matadle- dice Draco.

Los indígenas apuntan a Indiana y empiezan a disparar fallando por suerte todos los tiros por la lejanía a que se encontraba pero le empezaron a perseguir mientras le disparaban con lo única efectividad que dieron en el sombrero de Jones.

Después de mucho correr como un loco, vio al final el helicóptero a lo lejos.

-Pedro pon en marcha el helicóptero- gritó éste.

Pedro al oírlo, lo pone en marchar y cuando Jones llega se van volando dejando a sus perseguidores en tierra disparándolos.

Harry Potter había abandonado el mundo mágico después de la muerte de Voldemort, al ver como lo idiolotraban y trataban exageradamente al vencer en una lucha encarnecida con éste. En la batalla se perdieron muchas vidas entre ellas la del profesor Lupin, una de las únicas personas por las que se hubiera quedado en el mundo mágico. Otros que habías sufrido las consecuencias de la guerra fueron Ron y Hermione que se habían vuelto locos por los continuos Crucios que se les habían aplicado.

Estos hechos habían hecho huir a Harry de este panorama adoptando el nombre de un personaje de ficción que le había gustado mucho desde que la vio desde la alacena cuando su primo Dudley la veía en el televisor, ese personaje era Indiana Jones. Con unos simples hechizos hizo creer a los muggles americanos de su existencia y con un complicado hechizo que se había inventado con sus años de experiencia en la biblioteca con Hermione se sabía toda la teoría y práctica sobre Arqueología e Historia que se había escrito y descubierto en estos momentos. Otro de los motivos porque se había cogido esas materias a estudiar fue una de sus visitas a una de las tumbas egipcias en una de las pirámides haciendo saltar accidentalmente algunas de las trampas que había colocadas y saliendo de allí como pudo. Este hecho hizo que Harry se planteara su carrera, su vida y todo lo que había pasado por haber vivido unos momentos de adrenalina a la misma manera que su personaje favorito.

Ahora Harry, se había cambiado de imagen, se tiñó el pelo más claro tirando a un rubio oscuro, se había dejado un poco de barba, el pelo lo llevaba corto y durante las clases en una de las universidades muggles más importantes de CD Washington como profesor de historia llevaba un traje de funcionario y durante sus expediciones llevaba un gorro marrón tipo vaquero, una chaqueta de cuero de color marrón, unos pantalones de algodón de color marrón, un cinturón oscuro con algunos compartimentos para guardar herramientas y otros utensilios como pistolas, su varita y por su puesto su látigo y llevaba también una camisa blanca con algunos botones desabrochados y se llevaba consigo una mochila rectangular y marrón que colgaba de una cinta de su hombro.

En estos momentos estaba dando su primera clase, en una de las aulas más sofocantes de toda la universidad.

-Como iba diciendo las pirámides fueron creadas para albergar los cuerpos de los faraones y sus reliquias para realizar en la otra vida el viaje al más allá...

Entonces es interrumpido por el sonido del timbre dando por terminada la clase.

-Bien, para mañana quiero una pequeña redacción sobre las últimas tumbas que se han descubierto y lo que han hallado en ellas. Hasta mañana.

Mientras decía esto algunas de sus alumnas cerraban los ojos dejando ver en sus párpados las palabras "Love You", antes esto se puso un poco nervioso pero no dijo nada. Según había oído en otros profesores se corría el rumor que él, era un tío muy sexy y sin pareja y esa era una de las razones por la que su clase estaba llena de jovencitas guapas con ropas un poco comprometedoras.

Se fue a su despacho a ordenar el papeleo que tenía antes de su última expedición pero tiene la sorpresa de encontrarse a John, su jefe en la universidad y en el museo que trabajaba en sus expediciones en busca de reliquias para el museo.

-Siento mucho lo de la última expedición. Fue ese Malfoy que últimamente me quita por la fuerza las últimas reliquias relacionadas con el ocultismo de antiguas civilizaciones- comenta Jones al verlo.

-No te preocupes por eso. Sólo venía para comentarte que te ha salido otra expedición a Egipto para investigar unas tumbas recién encontradas.

-Estas seguro que eso es para mi- dice con inseguridad Jones.

-Por supuesto, amigo. Además tendrás compañía femenina, una corporación, "un poco extraña", ha sido la que te ha puesto esa compañera de expedición. Parece ser que esa compañía tiene mucho poder. Pero este no es el punto, ¿quieres ir?

-Por supuesto, sabes que no me pierdo una aventura por nada del mundo, John.

QUE TIPO DE AVENTURA SE ENCONTRARÁ A PARTIR DE AHORA HARRY O TAMBIÉN CONOCIDO COMO INDIANA JONES. ¿QUIÉN SERA ESA COMPAÑERA Y COMPAÑÍA MISTERIOSA?