Holaaaaaaaaaaaaa. este fic es uno de los primeros que hice pero apenas lo subi espero que sea de su agrado.


En el expreso de hogwarts

Eran las 10:15 am de una hermosa mañana de finales de verano, los calidos rayos del sol se reflejaban contra una locomotora de color escarlata, En el anden 9 ¾ se escuchaban los murmullos de muchos chicos con sus familias, los que regresaban al colegio lo hacian muy felice y los que iban por primera vez lo hacian muy nerviosos. Cerca del vagon principal donde va el maquinista se encontraba un chico muy lindo; era delgado de cabello negro y ajos azul celeste, y se notaba que iba a ser bastante guapo cuando creciera, no tendria mas de 11 años ; ya estaba vestido con la tunica del colegio y parecia estar bastante malhumorado, iba acompañado de su madre y su hermanito.

-Muy bien Sirius ¡Que guapo te ves asi!- le dijo se madre que era una mujer bastante mayor como para tener hijos de esa edad, era una mujer muy guapa de cabello largo negro y espeso, muy delgada y que vestia una tunica de seda rosa muy fina. Le arreglo el cuello de la camisa y aliso su tunica – Haste un poco para alla junto al escudo del colegio para que pueda tomarte otra foto- dijo ella en tono meloso, el chico se limito a moverce un poco a la izquierda y a sonreir vagamente cuando su madre levanto su gran camara y apunto hacia el.

- ¿Esto es realmente necesario?- protesto el

- Vamos Sirius no seas quejumbroso, sabes que tomo estas fotos para que tu padre pueda ver como te veias al ir a Hogwarts, y si el no hubiera trabajado hoy en ese "asunto del ministerio"- dijo esto mas alto para que todos alrededor pudieran oirla, miro su reloj y dijo –Bien cariño estare aquí otros 10 o 15 min, recuerda que hoy tengo una reunion muy importante con los Lenstrange y tengo muchas cosas que hacer todavía, espero que Narcisa llegue pronto porque isno me temo que tendra que esperarla tu solo.

-¿Por qué tengo que viajar con ella?-

-Porque quiero que alguien cuide de ti mientras llegas al colegio. Es buena chica o a poco te cae mal-

Sirius nego con la cabeza

- Ya lo vez. Ademas no quiero que te juntes con impuros o con mediopuros en tu 1er dia- dijo asqueada – recuerda que ser un Black te hace de la realeza y no creo que te gustaria manchar tu buen nombre-.

Sirius sonrio débilmente solo para seguirle la corriente a su madre aunque no le agradaba que hablara de esa manera, como si hubiera algo de malo en los mediopuros o en los impuros. Su vecino el señor Morrison era impuro, pero era muy agradable, su elfo domestico obedecia las ordenes sin chistar, algo que pocas veces Kreacher hacia y ademas su casa lucia mejor, mucho mas cuidada y mas bonita que la "noble y ancestral" casa de los Black. Sirius era amigo de Eriol su hijo menor, que este años aun no iba a ir a Hogwarts, cuando ella descubria que habia estado con ellos lo reprimia majestuosamente. "Traidor a la sangre" lo llamaba cada que iba a la casa de los Morrison asi que le prohibio visitar a Eriol.

-¿Por qué tardara Narcisa tanto?- pregunto un niño pequeño de cabellos y ojos café oscuro

-Pero como se tarda esa niña- se que jo su madre – le dije que debia llegar temprano, no puede ser , no me dara tiempo de hacer nada-.

-¿Qué no es esa que esta ahí?- dijo Sirius alzando su cabeza, sonrio bastante al ver a sun prima que ademas de ser muy amable con ellos era rubia alta y sonrojada. Pero su felicidad se apago cuando vio que ella iba acompañada del idiota de su novio: Lucius Malfoy.

Era un joven muy guapo, rubio platinado que (según) tenia suficiente dinero como para retirarce ahora mismo, lo cual hacia que fuera muy pedante, engreido y grosero, que se sentia dueño del mundo. Lucius era igual que el padre y los tios de Sirius muy orgulloso de la "pureza de su sangre" por lo que se sentia capaz de mandar sobre los impuros. Bajo su influencia Narcisa tambien se portaba como el, por lo que a Sirius no le agradaba en lo mas minimo.

-Hola Siriusito- le dijo melosamente -¡Caramba! Como has crecido y ¡Que guapo te estas poniendo!- le dijo al mismo tiempo que pellizcaba una de sus mejillas.

-Hola Narcisa- dijo Sirius.

- Regulin como haz estado?- le dijo dandole unos cuantos besos en las mejillas al hermanito de Sirius

-Hola chicos- Dijo Lucius

- Muy bien- dijo su madre- creo que ahora ya puedo irme mas tranquila, portate muy bien Sirius, no les causes muchos problemas y en cuanto te asignen casa me escribes ¿entendido?-

- Si madre- le dijo Sirius (a la señora Black le gustaba que sus hijos le llamaran madre)

- Bien se los encargo mucho- dijo a Narcisa y Lucius- Me gustaria despedirlo pero no tengo tiempo-.

-Si tia no te preocupes- dijo ella

-Adios, cuidate- dijo su madre besando a Sirius y a narcisa , después atraveso la barrera.

-Genial, ¿Qué les parece si buscamos un compartimento y guardamos los baules?- dijo Lucius.

- Si vamos- dijo Narcisa.

Caminaron al tren y encontraron un compartimento vacio, Lucius puso el baul de Sirius, de Narcissa y el suyo propio en la estantera de arriba.

Narcisa y Lucius salieron del tren, aun faltaban 15 minutos para que este se fuera por lo que decidieron caminar y platicar un poco por el anden, Sirius no tuvo m,as remedio que seguirlos.

-¿Estas nervioso chico?- pregunto Lucius.

- Un poco- dijo el desganado (aunque en realidad se moria de nervios)

- Yo no me preocuparia mucho si fuera tu- dijo Lucius- eres un Black seguramente te tocara Slytherin-

- No se, no creo-

-Vamos, no me digas que te gustaria estar en Hufflepuff o en Ravenclaw, todos saben que a esas casas solo van los inútiles y los sangre sucia-dijo despectivamente Lucius señalando a una niña pelirroja y a su familia.

-¡ Vaya quien pensaria que hay un tren secreto en esta estacion!- dijo un hombre pelirrojo de brillantes ojos verdes- Siempre he tomado el tren aquí y nunca vi nada fuera de lo normal-

-Que curioso- dijo una mujer muy delgada- esa barrera luce tan solida-.

-Pueden dejarme aquí si quieren- dijo la chica jalando su carrito-

-Claro que no- le dijo su padre- Nos quedaremos aquí hasta que te vayas.

-Nunca pense que fueran tantos- dijo una niña de cabello café oscuro con voz entrecortada y expresión de terror- ¡Ay Lily esto es tan extraño! ¿Que tal si algo malo te pasara? o si ellos te hicieran… no se actuar raro o si te maldicen o…- pero su hermana no la dejo terminar.

-No te preocupes Peti, prometo escribirte todos los dias para que sepas que todo esta bien.

Eso no convencio mucho a la niña pero al menos consiguió que se callara.

-¡AY GENTE FEA!- dijo Lucius con enfado-esa clase de gente no deberia aprender magia-.

-Si que horror- dijo Narcisa abrazando a su novio- ese es precisamente el tipo de personas con las que no debes juntarte Siriusito-.

Sirius se limito a decir que si con la cabeza, caminaron oro poco por el anden, Lucius saludaba a muchos chicos (todos sangre limpia por supuesto). Narcisa hablaba acerca del estupendo verano que paso en España y Sirius se quejaba de su estupido elfo domestico.

-¿ Y porque no lo reemplazan?- le dijo Lucius.

-Mi madre cree que aun es util-dijo Sirius.

-Si entiendo, mi madre tambien cree que Dobby es util pero aun es muy pequeño, mi padre le habia dicho que debio haber esperado a que su madre lo educara un poco mas, pero mamá cree que aprendera rapido- dijo Lucius que muy disimuladamente y como no queriendo la cosa, empujaba a un muchacho como de 13 años contra un poste de la estacion, Narcisa se rio con muchas ganas y Sirius ni lo pelo – Es totalmente inepto y si aun no lo golpeo lo suficiente es porque no me he decidido-.

-El que se merece una buena paliza es Kreacher- penso Sirius enojado – faltan 5 min. ¿Y si ya nos subimos al tren?- dijo al ver su reloj.

-SIRIUS sera un viaje largo y tedioso, ademas aburrido ¿Qué tanta prisa tienes?- dijo Lucius fastidiado.

-Sirius tiene razon Lus- le dijo Narcisa- es mejor subirnos ahora antes de que todos se amontonen y se empujen-.

-Oh, de acuerdo- dijo Lucius vencido-.

Caminaron ahcia su vagon y al parecer el piso era muy interesante porque Sirius no dejaba de miralo cuando algo llamo su atención. Acababa de pasar corriendo por la barrera un niño muy múy palido, tenia una esnormes ojeras debajo de sus bonitos ojos dorados, un mechon de cabello blanco en el flequillo y se veia muy enfermo. Aun asi corria todo lo que le daban las piernas cargando su mochila, una jaula con una lechuza y jalando de un horrible baul oxidado que tenia en dorado las letras RJL en el frente. Sirius lo miro con atención, aquel niño tenia un parche en una de sus mejillas y una de sus manos vendadas (parecia que alguien lo habia golpeado) y se notaba que se le habvia hecho tarde, llevaba la tunica mal puesta y ni siquiera se habia amarrado las agujetas de sus zapatos. Seguramente Lucius tambien lo habia visto porque en cuanto se acerco lo suficiente a el dio un paso mas largo de lo normal provocando que el chico se tropezara y cayera. Algunos chicos de alrededor se rieron, para su mala suerte, al caer, el chico se aplasto la mano vendada y unas lagrimas de dolor (y rabia) se asomaron en sus ojos. Sirius se volteo para ayudarlo, pero Narcisa le dio un fuerte tiron en el brazo y lo subio al vagon.

Eran las 12:30 cuando Sirius se percato de que llevaba mas de ½ hora jugando con una envoltura de chicle que habia en el suelo, se aburria a mas y mejor ya estaba hartandose de la estupida charla de Lucius, que como siempre se pavoneaba de ser el amo y señor del universo, ademas de presumir sus cosas, eso era lo mas desagradable, la familia de Sirius era lo doble de adinerada que los Malfoy. Paso otra ½ hora de horrible tortura cuando decidio que ya no podia mas y se levanto para irse.

- ¿A dónde vas?- le dijo Narcisa cuando se dio cuenta.

- Voy a buscar algo de comer- dijo el – no me dio tiempo de desayunar y ya tengo mucha hambre.-

-Espera- dijo Luicius- ya no tardara en vemir una bruja con un carrito de comida.-

-No- dijo el- ademas me sirve para estirar las piernas poruqe las tengo dormidas-.

Camino por los pasillos del tren esperando encontrar un compartimiento vacio y a la bruja del carrito, de verdad tenia hambre. Vio a sus otras 2 primas Bellatrix y Andrómeda que se peleaban por un numero de la revista "Corazon de bruja" que tenia la foto de un atractivo muchacho rubio, el no quiso meterce en su pelea por lo que siguió caminando. Todos los compartimientos estaban llenos y la bruja del carrito no aparecia en ningun lado, hasta que llego al final del tren, el ultimo compartimiento estaba muy silencioso y parecia estar vacio asi que entro, pero estaba equivocado, en el asiento derecho estaba acostado el chico que llego tarde a la estacion, estaba tapado con una capa vieja y fea, completamente dormido.

- ¿Cómo a cuantos metros crees que estemos?- dijo una voz fuera del compartimiento

-a unos ¿15?-dijo otra

-No yo creo que mas-dijo la 1ª voz- como a 20 o 25.

Sirius se asomo para ver quien hablaba, salio lo mas callado que pudo, en el fondo del vagon (en el mirador) habia 2 chicos asomandose , el tren pasaba por un puente y ellos veian hacia abajo.

-Bueno me toca-dijo un chico de cabello negro y grasiento- veo algo… ¿umh?... Rojo-.

Un chico de cabello negro azabache despeinado, entorno sus ojos color almendra dentro de sus lentes-¿Es ese tejado?-

-Si- dijo el chico de nariz ganchuda

-Bien entonces yo veo algo ¿con?... umh… algo con manchas-.

-Es esa ardilla de hasta alla?-dijo el chico del pelo grsiento

-Eso-

-Esto es muy aburrido James, mejor me voy- se dio la vuelta y se fue

-Ay bueno- dijo el chico de gafas y agarro un paquete de grajeas Bertie Bott-Quieres?-le ofrcio a Sirius al darce cuenta que estaba ahí

-Si gracias- dijo agarrando un puñado-¿Tambien es la primera vez que vas a Hogwarts?- dijo agarrando mas grageas

-si-dijo el chico que se llamaba James- Ese otro chico el que se acaba de ir tambien y dijo algo sobre quedarce en Slytherin, pero yo no quiero, los magos malvados van a esa casa. Tal vez Griffindor o Hufflepuff no me vendrian nada mal, aunque me han dicho que soy bastante inteligente, Ravenclaw estaria bien-

-Supongo que si- dijo Sirius

-Tango algo mu chido en mi mochila te lo enseño?-dijo James

-Claro-dijo Sirius

-Aunque al otro chico no le agrado-

-No importa enseñamelo- dijo Sirius

De su mochila saco una caja con agujeros, la abrió y adentro tenia una gigantesca cucaracha como del tamaño de una rata.

-Waw- dijo Sirius sorprendido- es asquerosa-dijo sonriendo.

-Pensaba ocuparla en el colegio- dijo el chico de lentes.

-Adelante ay un vagón lleno de chicas-dijo Sirius con cara maliciosa.

Se miraron uno al otro y asintieron, tomaron la gran cucaracha y se pusieron en camino, llegaron a un compartimiento lleno del que salían voces y risas de chicas, abrieron ligeramente la purta y el chico despeinado le di un pequeño empujoncito a su cucaracha que entro volando, pasarían unos 5 segundo cuando se escucho "UNA CUCARACHA" y las demás chicas gritaron, ellos se echaron a correr hacia su compartimiento mientras reian.

-Eso estuvo genial- dijo Sirius entusiasmado.

El otro chico no podia parar de reir y cuando lo hizo dijo- y a todo esto ¿ como te llamas?

-Ah! soy Sirius Black y tu eres… ¿James?-

-Yo soy James Potter, oye ¿jugamos al snap explosivo?-

-Pero no lo despertamos?- dijo Sirius señalando al chico dormido.

-Lleva horas asi- dijo James buscando su baraja- Hace un rato trone varias bengalas del Dr. Filibuster y si entre eso y el griterio de las chicas no desperto no creo que lo haga ahora- dijo encogiéndose de hombros.

Jugaron varias manos de sanp explosivo, James gano casi todas asi que las cartas le explotaban mucho a Sirius, de vez en cuando el chico dormido brincaba por la impresión de alguna explosion muy fuerte y después se volvia a dormir como si nada. Siguieron asi por laaaargo rato hasta que se cansaron de jugar, después se pusieron a platicar. Sirius le contaba de cómo eran su casa y su familia a James, y de que le aburria mucho todo aquello. James por su parte le conto a Sirius de cómo habia pasado sus vacaciones par animar un poco a su nuevo amigo; ya que a pesar de ser de "sangre pura" iba a la escuela como todos los niños muggles, Sirius le dijo que solamente su madre y su padre lo habian educado y que esa era la primera vez que iba a una escuela.

-Es bien divertido-dijo James- los muggles son muy curiosos enseñan deportes, musica literatura y en la clases de biología una vez me toco abrir una rana, fue maravilloso le vimos todas las tripas. La hora del recreo es la que mas me gusta, es un descanso que dan entre clase para almorzar, aunque Tony y yo nos dedicabamos a hacer muchas travesuras, lo malo es que siempre nos metiamos en problemas. Que lastima!-dijo cambiando su tono de voz- el se mudo a Florida hace un año y ya no he sabido de el-.

-Se escucha bien- dijo Sirius-pero ¿Aquí no nos va a tocar destripar ranas o si?-

-No creo aquí solo enseñan cosas relacionadas con magia- luego añadio cuando escucho murmullos en el otro compartimiento- Creo que por fin llego la bruja del carrito-

Se asomaron y efectivamente la señora estaba despachando a los chicos del otro compartimiento

-Que bueno ya tenia mucha hambre-dijo James- se me hace que lo voy a despertar, tal vez le venga bien comer algo- se acerco al chico dormido y dandole unas palmaditas dijo- oye, oye, chsst- el chico solo gruño, James lo sarandeo con fuerza diciendole "despierta" en voz alta

-¿Qué?- dijo el abriendo sus ojos dorados y con voz soñolienta.

-¿Quieres comer algo?-le dijo James- La bruja de la comida ya esta en este vagon.

-Si- dijo incorporandose y bostezabdo a sus anchas- ¿Qué hora es?-

-Son las… casi las 4-dijo Sirius viendo su reloj

-ay falta mucho todavía para llegar al colegio- dijo y se levanto para guardar su capa en el baul se volteo y dijo-¿y quien gano?.

-¿Cómo dices?- pregunto Sirius

-Si, ¿jugaron al snap explosivo no?-dijo setandose- que mal que tenia mucho sueño si no me hubiera gusto jugar con ustedes-

-Si se nota-dijo James- parece que tu no te duermes, te mueres. Haciamos un monton de ruido y no desperaban-

-Mhh es que no me he encontrado muy bien que digamos- comenzo el apenado y nervioso- La semana pasada me cai de un arbol, soy un poco torpe y al caer me lastime la mano- dijo agarrando sus vendaje- y ahora como llegue tarde y me tropece me volvi a apachurrar la mano, ves que me ayudaste a subi mis cosas?- le dijo a James- después llego una señora que me dio una pocion para el dolor y supongo que eso fue lo que me adormilo mas-.

James hizo un gesto con la cabeza.

Llego la señora vendedora y los 3 pidieron cosas, aunque no muchas, querian esperar a la cena que según tenioan entendido, era muy buena en Hogwarts.

-¿Y de donde eres James?-pregunto el chico de la mano vendada mordiendo una rana de chocolate- ah perdona pero es que hace un rato estabamos platicando, Soy Remus Lupin y el es James Potter-.

-Soy Sirius Black y James ya me habia dicho como se llamaba, es un placer Remus-

-Eres un Black?- dijo Remus n poco cohibido- Vaya mi papa me ha dicho que son una familia muy antigua y muy poderosa, y…- pero ya no dijo nada, no queria decirle que su padre pensaba que los Black eran gente muy gandaya.

Sirius asintio con pesadumbre y dijo- Creo que somos desde la edad media- y no añadio mas alzo la vista y dijo- ¿Remus Lupin? Y de que es la "J" de tu baul.-

-Ah eso- dijo sin darle importancia- Es de John y no me gusta ese nombre, asi me decian en la escuela-

James se entusiasmo mucho por aquello- Yo vivo cerca del valle de Godric por donde ay un pueblo muggle y es ahí donde iba a las escuela-.

-Yo soy de Londres-dijo Remus- Mi mama es muggle y fue ella quien me mando a las escuela, no recuerdo bien como se llama pero tenia que vi9ajar en metro-.

-¿Metro?, ¿Qué es un metro?- dijo Sirius. Que al parecer estaba muy divertido por el hecho de que su madre toda su vida lo habia intentado alejar de los impuros y sin querer acababa de conocer a uno.

-Es asi como llaman los muggles al tren que pasa bajo tierra-dijo James

-¿Bajo tierra?, wacala se oye horrible- dijo Sirius.

-No es tan malo como parece pero si hace mucho calor- dijo Remus mientras se comia unas lombrices de gomita, luego se levanto y saco algo de su mochila.

-¿Qué pasa?- le dijo Sirius.

-Se me olvido devolverle su lunascopio a Severus- dijo el

-Pero hace ya mucho que se fue a uno de los vagones de adelante ¿Por qué no se lo das ya en la escuela?-dijo James

-No, creo que mejor se lo doy de una vez, que tal si luego ya no lo veo- dijo Remus amarrandose las agujetas.

A Sirius y a James no les quedo mas que seguir a Remus, en parte para buscar la mascota de James y en parte porque estaban aburridos, a la cucaracha la encontraron en el 3er vagon al que entraron y a Severus el chico del pelo grasiento en el 5º. Remus le dio su lunascopio y una rana de chocolate por haber ayudado a James y a el a subir sus cosas.

-Ah y por cierto James toma- le dijo y le avento un cromo de chocolate.

-¿Wendelyn?- leyo James en el cromo

-Me dijiste que faltaba esa bruja en tu colección ¿no?- dijo Remus sonriendo, pero su sonrisa se opaco y puso cara de desconcierto-¿Qué quieres?- le dijo a una chica detrás de James y Sirius.

Ellos voltearon y se encontraron copn Narcisa, furiosa, con ambas manos en las caderas-Y bien ¿donde ta habias metido?-

-Mmmh… estaba…en- comenzo Sirius.

- Llevo horas buscandote- dijo ella cruzando los brazos- se suponia que ibas a viajar conmigo, se lo prometiste a tu mama-

-Narcissa, etaba aburrido- dijo Sirius defendiendose- Ya sabes que tu novio no me cae nada bien-.

-Si pero esa no es excusa para que te hayas separado,- dijo furiosa- ¿que tal si algo te hubiera pasado? o ¿si te hubieras encontrado con un sangre sucia por el camino?-dijo moviendo un pie- Recuerda que tu madre no queria que te toparas con ninguno en tu 1er dia.-

Remus les lanzo una mirada asesina a Narcisa y a Sirius

-NO HAY NADA DE MALO EN LOS IMPUROS-dijo Sirius enojado.

-Pero que tonterias estas diciendo niño- dijo ella mas enojada- los impuros no deberian estudiar m,agia-.

-¿Y porque no?- dijo Remus viendo fijamente a los ojos de Narcisa

-No son dignos de eso, en realidad no soln dignos de nada; nacieron de muggles, estan contaminados-. Afirmo ella

-Contaminada tienes la cabeza Black- dijo una voz muy varonil.

-Ocupate de tus asuntos Weasley- dijo Narcisa a un joven pelirrojo y pecoso.

-Solamente quiero que dejes de molestar a esto0s niños- le dijo el- y que dejes de decir tantas sandeces-.

-Excelente- dijo ella en tono burlon – me tenia que topar hoy con el "Maximo defe4nsor de los muggles", VAMONOS YA SIRIUS- dijo mientras lo jaloneaba por el pasillo- y espera como te ira cuando le cuente esto a tu madre.

Sirius se jalo fuerte y le dijo- No no quiero-

-Vendras conmigo, aunque tenga que atarte a mi mano- le dijo ella

-No no lo hare y ya puedes comenzar a escribirle a mi madre , porque yo de aquí no me Sirius

-Si quieres que lo vigile un "sangre pura" yo me quedo con el- le dijo el chico Weasley

Narcisa los miro asesinamente- Bien adios niño y no digas que no te lo adverti- dijo y se fue.

Remus comenzo a camjnar hacia su vagon se notaba que estaba enojado, todos lo siguieron

-Oye, no le hagas caso a mi prima- le dijo Sirius.

Remus se paro en seco y apreto los puños y sin voltear dijo – Acaban de insultar a mi familia-

-Pero el que ella piense asi no quiere decir que todos los Black piensen igual—dijo el chico Weasley- Conozco a Narcisa y es muy pedante, y me perdonaras Sirius pero tambien es muy estupida- Se acerco a Remus y le dijo, No te preocupes, ninguno de los que estamos aquí contigo creemos que los impuros sean malos, de hecho todos me conocen aquí por mi gran obsecion por los muggles y creen que estoy chiflado ,pero ¿apoco hay algo malo en coleccionar pilas?-

Remus volteo y sopnrio forzadamente

-Aquí encontraras gente asi de cerrada y ridicula- siguió el – pero lo importante es que debes ignorar esas tonterias, si no los pelas esos comentarios no te afectaran-.

-Supongo que si- dijo Remus mas calmado.

-Bueno los dejo, supongo que no querran viajar con niñera o si?-dijo el chico pelirrojo.

-No ya no somos bebes- dijo James.

-Asi me gusta, hasta luego- dijo el

-Adios- le dijeron los 3.

Remus fue callado el resto del viaje, Sirius y James tampoco decian gran cosa, aunque todos estaban muy nerviosos por llegar el colegio y todos tenian algo en comun, no querian entrar a Slytherin si podian evitarlo.

FIN DE LA PARTE 1