Mi sacrificio Tu amor

CAPITULO IV: La Declaración

Rin estaba muy emocionada nunca su señor se había molestado en enseñarle algo personalmente, regularmente se lo ordenaba al señor Yaken, pero esto era algo especial y aunque sabia que no era nada en plan romántico no dejaba de pensar lo bien que lo pasaría esos días sola con su señor, por su parte Sesshomaru recuperando el don del habla:

Sessho: muy bien comencemos

Rin: por supuesto dígame que tengo que hacer?

Sessho: comenzaremos por lo más básico

Rin: muy bien, comencemos

Sesshomaru comenzó a explicarle a Rin todos los movimientos básicos de defensa, por supuesto disfrutando de cada momento en el que debía corregir alguna postura porque esto era excusa para poder sentir su aroma mas de cerca y sentir todos los deliciosos cambios que producían su cercanía a su protegida.

Ya había pasado poco mas de una semana y Sesshomaru se encontraba asombrado de la facilidad con la que Rin aprendía , no había duda de que su pequeña tenia sangre de guerrera, además de gozar de un cuerpo sumamente flexible que le permitía realizar movimientos complicados.

Todo iba de maravilla estaba complacido no solo con la dedicación de Rin a sus enseñanzas sino también que en este tiempo pudo conocer muchas facetas completamente ocultas de su protegida como por ejemplo como dormía, las cosas que realmente le gustaba comer, lo decidida que podía ser cuando se proponía algo, pero como no todo puede ser flores y miel, un buen día apareció un youkay a entorpecer su descanso:

Youkay: pero mira nada mas lo que tenemos aquí

Rin¿Quién eres tu?

Youkay: eso no te interesa, solo debes saber que tu vas a ser mi venganza

Rin: pero de que demonios me hablas

Youkay: jajaja no te preocupes te lo diré yo no soy como el cobarde de tu amo que mata por la espalda sin decir nada

Rin: no se de que me hablas

Youkay: veras hace mucho tiempo tu señor mato a mi hermano sin ninguna razón a traición

Rin: mentira el no es así

Youkay: has silencio y escucha, el lo mato delante mió, se de lo que hablo, durante años lo he seguido y he hecho que lo vigilen y por fin después de tanta búsqueda he encontrado el punto débil del gran lord del Oeste

Rin: de que hablas? No te entiendo?

Youkay: jajaja que chica tan tonta pues hablo de ti, solo ante ti, cambia su forma de ser, solo por ti es capas de tragarse su orgullo y borrar sus odios.

Rin: estas muy equivocado si piensas que te será tan fácil derrotarme, además mi señor sabe bien que yo estoy dispuesta a dar mi vida por el.

Youkay: jajaja me partes el corazón, pero vas a morir por mi venganza así el morirá de desolación por perder a la persona que mas quiere como me a sucedido a mi durante todos estos años planeando su caída.

Rin se encontraba en un shock este ser se encontraba completamente loco, la quería matar pero lo que mas la impacto fue lo que le afirmaba, que ella era lo mas querido para su señor, eso era imposible el nunca le había demostrado nada

A todas estas el monstruo se encontraba a punto de tacar a Rin cuando sintió algo que le quemaba en su espalda y no era otra cosa mas que el látigo de Sesshomaru:

Sessho: como te atreves asqueroso demonio a tratar de poner tus asquerosas manos en Rin !GRRRRRRRRRRR!

Youkay: entonces si era cierto ella es tu punto débil, tu la amas

Sessho: calla ! Eso es algo que no te incumbe

Youkay: jajaja que bajo has caído traicionar tu rasa, tu sangre y mezclarte con esa clase inferior

Sessho: vasta no voy a permitir que escupas mas tonterías ahora vas a morir y le vas a hacer compañía al inútil de tu hermano.

Youkay: eso lo veremos

Sessho: Rin protégete

Rin: si mi señor

La pelea fue larga pero como Rin esperaba gano Sesshomaru sin mayor esfuerzo, a lo cual salio a su encuentro ya que parecía un ángel cayendo del cielo con un gran reflejo tras de si producto de la explosión del cuerpo del youkay, pero para sorpresa y terror de ambos una ráfaga de ataque salio del espirito del monstruo e impacto directamente en Rin y se pudo oír claramente una voz que decía:

Voz: bien hecho acabaste con mi vida pero yo acabe con tu razón de existir jajaj… ahora sufre lo que sufrí yo para la eternidad

Sessho: nooooooo! Rin maldición porque pasa esto ahora

Sesshomaru corrió desesperadamente hacia el cuerpo inerte de Rin, estaba prácticamente congelada, casi no podía percibir vida en ella, lo cual lo dejaba sin aliento debía ayudarla ya que con ese ataque no podía utilizar al colmillo sagrado para revivirla porque moriría inmediatamente, desesperado buscaba en el aire rastros de azufre que lo condujeran hacia unas aguas termales para atemperar su cuerpo.

A los pocos minutos la encontró y se dirigió desesperadamente hacia el sitio indicado, maldiciendo en su interior por su descuido que le estaba costando muy caro, en cuanto llego no dudo en sumergirse junto a ella en el agua desesperado frotaba su piel helada como el mismo hielo que cubría su corazón, que ahora lloraba intensamente con a sola idea de perderla.

Pasados algunos momentos de gran angustia logro que el cuerpo de la joven tomara algo de temperatura y sus signos vitales se normalizaran, pero aun no estaba bien y por mas que quisiera no podía dejarla en el agua porque mas tiempo porque podría envenenarse.

Y así como de la nada recordó algo que su madre le dijera una vez sin gran importancia, y era que la mejor fuente de calor era el propio cuerpo, decidido extendió una frazada de las pertenencias de Rin, tragando en seco porque esa seria la primera vez que la vería desnuda sus manos temblaban simplemente no podía quitarle su ropa, pero un gemido de la misma lo hizo desechar cualquier duda o tonta inseguridad y procedió a desvestirla.

Debía admitir que tenia sus sentimientos a flor de piel y que si la misma despertara en ese mismo momento se asombraría de verlo llorar con la sola idea de perderla, una ves terminada su labor y sin mirarla mucho la coloco en el sitio que había dispuesto a tal efecto saco una delgada tela y la cubrió, para después proceder a desvestirse y colocarse sobre su pequeña.

Al contacto con su piel le espanto lo fría que aun estaba, no sabia como seguía viva pero no importaba el le daría si era necesario su propia vida, tomo otra frazada y la coloco sobre su cuerpo y atrajo a Rin protectoramente entre sus brazos. Al cabo de unas horas noto como su temperatura se iba normalizando, cosa que lo calmo pero por otra parte no deseaba alejarse de ella, todo su ser estaba volcado en cuidar ese pequeño ser humano que se encontraba entre sus brazos ahora aferrada a su cuerpo cual peluche fuera y esto lo asustaba, nuca había sentido algo tan fuerte, este sentimiento lo llenaba por completo y lo relajaba, así fue como poco a poco relajado por el aroma d Rin se fue durmiendo placidamente bajando todas sus defensas y enfocando toda su energía en cuidarla.

Así fue como los recubrió la mañana abrazados, con un nuevo aroma formado por lo dos. Al salir los primeros rayos de sol Rin despertó, se sentía plácidamente extraña no sabia donde estaba pero no quería abrir lo ojos se sentía adolorida pero a la vez relajada, una encantadora tibieza cubría todo su cuerpo.

Rin: pensando- un segundo que esta sobre mi, no se pero se que conozco este aroma , OO no puede ser será…..

Rin abrió lentamente sus ojos para ver la mas hermosa visión de su vida a su lado estaba Sesshomaru con la mas dulce sonrisa que nunca hubiera visto, además se dio cuenta de algo que la hizo ruborizarse de los pies a la cabeza estaba desnuda al igual que el, y no le hizo falta descubrirse ya que a poca distancia podía ver su ropa, pero que había sucedido?

De repente sintió como su señor se movía y la atraía hacia el para unirse en un abrazo que le trasmitía mucha ternura y amor, no eso debe ser tonterías de mi corazón se decía Rin para tratar de calmarse.

Sessho: despertaste, estas bien?

Decía mientras enterraba su cabeza en su cuello para poder sentir mas su aroma, haciendo un leve gruñido que alteraba los ya descontrolados sentidos de la joven

Rin: s. qu sucedió? Por que estamos así? Decía sumamente roja

Sessho: recordando la situación en que estaban también se ruboriza al ver a Rin a los ojos- veras ayer antes de morir el youkay que nos ataco, lo que quedaba de su esencia se unió para formar un ataque que casi te mata.

Rin no terminaba de entender que era lo que estaba pasando, pero lo que mas le intrigaba era el hecho de que mientras su señor hablaba la atraía mas hacia si cerrando cada vez mas el espacio que había entre ellos, se sentía muy bien pero no entendía que era lo que sentía en ese momento, Sesshomaru prosiguió:

Sessho: debo decir que por primera vez tuve miedo

Rin: OO que pasa esta llorando –pensando-

Sessho: snif! No sabes lo que temí no poder salvarte, ya que no podría traerte de vuelta con mi colmillo sagrado, pensé que te perdería.

Rin: no lo entiendo mi señor bien sabe que a mi no me importaría morir por usted, no debió preocuparse por una inútil humana como yo

Decía escondiendo su rostro en el regazo de el mientras algunas lágrimas comenzaban a correr por sus mejillas, sin quererlo Sesshomaru se altera y atrae nuevamente sus ojos a los de el que en ese momento eran una ventana a todo lo que escondía en su interior:

Sessho: nunca vuelvas a decir eso, tu no eres una simple humana eres mi pequeña Rin la chica mas dulce, fuerte y decidida que he conocido

Rin: perooo….

Sessho: pero nada Rin quiero decirte algo muy importante que me esta pasando, la verdad no se como lo tomes pero no puedo guardarlo mas, necesito que lo sepas.

Rin: pensando- Por kami será posible que mis presentimientos sean ciertos, esa mirada me deja ver tantas cosas que por años estuvieron encerradas en su dura capa de hielo, pero que me pasa por que temo, nada de lo que me diga puede ser tan malo, nada-

Mientras Rin se perdía en sus pensamientos Sesshomaru comenzaba a incorporarse, llevándola en su regazo, con voz grave pronuncio su nombre atrayendo su atención una vez más, para comenzar con su pequeña declaración:

Sessho: veras Rin realmente no se que es lo que me esta pasando contigo, yo nunca había tenido estos sentimientos por nadie

Rin: cada vez mas roja si era posible- Por kami si esto es un sueño que no me despierten-

Sessho: ciertamente yo he vivido muchas cosas pero esto es algo nuevo para mi, si hasta he tenido que pedir consejo al torpe de Inu

Decía con una mirada de reproche propio

Rin: OO pensando- es cierto el esta aquí con migo jaaaa

Sessho: pero pequeña no llores déjame acabar-

Decía mientras secaba las lágrimas tiernamente con sus manos para terminar con su pequeño rostro entre estas.

Rin: me voy a morir ºº

Sessho: pequeña lo que intento decirte es que no se de que forma te has metido en mi corazón, tu olor tu dulzura todo de ti me vuelva loco, el solo hecho de pensar que alguien pueda separarte de mi me hace perder la razón.

Rin:-pensando- no lo puedo creer por fin, el me quiere snif, snif lo que dijo el monstruo es real, me ama

Sessho: se que es un atrevimiento de mi parte decirte todo esto pero no podía esperar mas, se que nunca demostrarte nada de esto que te digo, pero ahora que he realmente vivido un tiempo junto a ti he logrado esclarecer todo lo que se debatía en mi y tu mi pequeña has vencido sobre todos mis odios y pesares. Además se que soy un imprudente por decir esto ahora pero si quieres alejarte de mi lo entenderé.

Rin: º/º

Sessho: aunque he de admitir que me gustaría ser el hombre que te ame y te acompañe hasta el último de tus días, solo quiero que me respondas si tengo aunque sea una pequeña oportunidad de conquistarte

Rin no podía creer lo que estaba pasando, el, su señor, el hombre que mas amaba en el mundo, por el cual había derramado tantas lagrimas estaba allí abriendo su corazón exponiéndose a que se lo despedace y mas importante rogando por ser el hombre al que ella ama, era un sueño y si era asi que no le despierten nunca.

Sessho: ese silencio quiere decir no verdad- decía mientras sus ojos se ensombrecían y un amargo sabor llenaba su boca.

Como por inercia Rin extendió sus brazos alrededor del cuello de Sesshomaru cerrando el espacio casi nulo que los unía dejándola a la altura de hablarle al oído con una vocecita mas que dulce, era llena de felicidad que le mandaba pequeñas descargas de energía a todo el cuerpo de el pobre youkay de hielo

Rin: Sesshomaru, mi querido señor

Sessho: Rin….

Rin: Shhhh! No hables déjame a mi

Sessho: esta bien

Rin: con una diminuta sonrisa- he de decir que mi vida junto a ti no a sido fácil, he vivido casi siempre sola y he pasado grandes sustos de muerte, la mayoría de las cosas que se me ha enseñado el señor Yaken. Y como tu mismo dices es un atrevimiento el que me digas tus sentimientos ahora y más en las circunstancias en las que nos encontramos- decía completamente roja.

Cada palabra de Rin era como latigazos para el gran guerrero vencido por su más grande temor, pero para sorpresa de este sintió como su pequeña tomaba entre sus pequeñas manos su rostro y instaba a mirarla directamente.

Rin: pero he de decirte que no tienes el deber de convertirte en el ser que mas ame, que no tienes esa oportunidad

Rin sintió como dejaba de respirar y se volvía cada vez más pálido

Rin: con una brillante sonrisa - y eso es porque desde hace mucho tiempo lo eres, eres mi razón de vivir y hoy me haz hecho la mujer mas feliz del mundo al demostrarme que no soy un punto nulo en tu vida

Sesshomaru volvió a la vida con esas palabras y en sus ojos se podía ver la llama del amor por esa mujer que lo consumía y sin darse cuenta por primera vez en muchos años sonrió desde el fondo de su ser y la atrajo contra si para hablarle:

Sessho: no sabes lo feliz que me haces, casi me matas sabes- escucha una risita picara de Rin- pero si lo que me dices es verdad quiero entonces pedirte otra cosa que es muy importante para mi.

Rin: si dime que será?

Sessho: quiero saber si aceptarías ser mi esposa, ser la madre de mis hijos y la mujer que yo mas ama en este mundo

Rin no creía lo que escuchaba tantos años rezando por que llegar este momento y hay estaba el, el hombre de sus sueños declarándosele, se separo un poco de el y le respondió mirándolo fijamente a los ojos.

Rin: por supuesto que si, yo he vivido toda mi vida para este momento

Decía para volver a aferrarse con mas sentimiento a su señor.

Continuara….

¿Qué tal quedo? Jiji déjenme deshiles que creo van a haber mas capitulos de este fic de lo que pensaba, se que no soy una virtuosa escribiendo como Zetus u otros que son mi inspiración, pero espero me dejen sus comentarios agradezco cada palabra que me dejen. Por otra parte quiero darles un avance de lo que tendremos en los próximos capítulos, el siguiente será muy interesante porque pondremos a Sesshi a prueba, además ese Lemon prometido se acerca y como no, un final feliz, pero si tienen alguna idea díganmela así podremos hacer mas interesante el tema de la historia.

Besos, se despide su amiga

Aome º/º

PD: Lamento muchísimo no publicar el capitulo antes, se que algunos de ya lo leyeron pero es que estuve muy, pero que muy ocupada, y caí en la tontería de que quería cambiar algo pero como ven solo fue unas pocas pinceladas P.

SE ME OLVIDAVA MUCHISIMAS GRACIAS POR SU APOLLO, ME SIENTO SUPER FELIZ, ESPERO SUS IDEAS JIJIIJIJI Secreto que les parece el primer beso a ala vista.