Syaoran Li/Saga Darklight

Kaleido Star

La fantástica interpretación

Nota del autor: "Todo lo que tiene un comienzo, un final tendrá". Palabras que se hicieron célebres en cierta película, nos traen al final de nuestra historia. Les agradezco de corazón que hayan seguido el paso a esta, mi humilde historia, teniendo en mente que sin su apoyo y ánimos, terminarla hubiese sido muy complicado. Aquí acaba la travesía de Sora; más no la última historia de Kaleido Star que verán de mí en la red.

¡Muchísimas gracias!

En la espera del último desafío, Sora y Ken desean cumplir las expectativas de Fool y así poder ejecutar la técnica de ensueño. Para ello deberán superar a May y Leon, que también lucharán por hacer sus sueños realidad.

-Allá vamos… "Ken"

-…para que así el público… "Leon"

-…pueda darnos… "May"

-…la mejor de las ovaciones. "Sora"

-Dos ángeles contra dos demonios – exclamó Layla desde su asiento -. Seré interesante saber quien es la pareja con más aptitudes…

-"Esto se decidirá hoy, no hay mañana para quien ceda terreno el día de hoy" – eran las palabras que daban vueltas en la cabeza de Kalos, quien no perdería de vista lo que estaba a punto de suceder.

-Ellos dos darán… "Marion y Rosetta"

-…realidad aquel sueño… "Anna y Mya"

-…que cautiva a todo corazón… "May"

-…apasionado por el escenario. "Sarah"

-No pierdan la esperanza – dijo Yuri pendiente desde las gradas-

-"El destino ha decidido que su enfrentamiento se lleve a cabo sobre el escenario… Sora, Ken, espero que estén preparados para esto" – decía Fool sacando de su baraja la última carta; el bufón invertido, la misma que sacara cuando Sora y Layla realizaron la técnica fantástica.

Ante la atenta mirada de Leon, May ascendió al trapecio más alto del escenario. Una vez arriba, miró fijamente a Sora, quien sujetaba con fuerza la mano de Ken, como si quisiera impedir que éste se alejara de su lado (temiendo que resbalara). Idealizó en su mente lo que podrían hacer con Leon teniendo que improvisar ante una pareja que no estaba preparada para una situación como esa. A decir verdad, May no estaba convencida de que Sora y Ken lograran algún avance en los tres días de práctica transcurridos; es más, era evidente que Sora tenía miedo por la seguridad de Ken sobre los trapecios, él apenas estaba dando sus primeros pasos en ellos; sobre todo aquel trapecio del ángel que era único en el mundo. Sin embargo, algo en su interior le decía que ellos dos darían pelea para demostrarles lo que la persistencia y coraje de un ser humano pueden lograr. Deseando que Leon comprendiera su acrobacia, May se deslizó del trapecio para tomarlo con ambas manos. Comenzó a impulsarse de atrás para adelante, cuando pensó que era el empuje adecuado, soltó sus manos para enrollar su cuerpo, quedando en una posición fetal. Era como ver venir una bola de seda girando por el aire; Leon y apenas tuvo tiempo de acertar la estrategia que su compañera había ideado, por lo que giró su cuerpo de forma que May quedara a sus espaldas. El público exclamó con temor viendo la osadía de Leon."No podrá verla…" ó "Ambos caerán…" era la clase de murmullos que recorrían las butacas del escenario, no obstante seguían atentos la acción.

-"Sé que puedo atraparla, sólo necesito impulsarme con fuerza…" – se dijo Leon calculado el tiempo que faltaba para que May llegara hacía él -. ¡Ahora!

Con tremenda facilidad, Leon salió despedido del trapecio en un ángulo agudo, buscando quedar en la misma trayectoria de May. Seis metros… cinco metros… cuatro metros… tres metros… dos metros… un metro… ¡plac! (el sonido de un par de manos que se encuentran en el aire)

-¡Te tengo! – gritó Leon cuando se encontró con May en el aire, sin mucho tiempo que perder le dijo -. Espero que estés lista.

-Siempre lo he estado – respondió ella regalándole una sonrisa. Rápidamente, con la ayuda del impulso que Leon llevaba, envió a May de regreso al trapecio del cual había saltado. Su intención era llegar a ella cuando esta alcanzara el trapecio con sus piernas. May cumplió con su parte, enganchándose al trapecio con firmeza en espera de Leon; extendió sus manos lo más que pudo, esperando poder aguantar el peso de Leon... ¡plac! (de nuevo el sonido de un par de manos que se encuentran en el aire)

El público se levantó para ovacionar aquella temeraria acrobacia, más si se pensaba que no había red de protección que los protegiera.

-Asombroso – dijo Sora impresionada por lo que acababa de ver.

-Nosotros podemos superarlos – se apresuró a decir Ken decidido a no sucumbir ante May y Leon -. ¿Estás lista Sora?

-Sólo si tu lo estas – le dijo sonriendo al tiempo que soltaba su mano -. Confía en el escenario.

-Lo haré.

Como una ligera pluma llevada por el viento, Sora saltó del trapecio, haciendo que este ascendiera por el contrapeso que May y Leon generaban situados al otro extremo. Dio una media vuelta en el aire, con ambos brazos extendidos, arropada por la seda de su traje. De inmediato Ken supo lo que Sora deseaba hacer, ya que lo había hecho una vez en la obra de "Drácula", así pues también él se dejó caer esperando estar seguro de saber lo que Sora estaba pensando. En efecto así fue… debido a la estructura del trapecio, este giraba conforme el movimiento que se desarrollaba sobre el mismo, lo cual daba la oportunidad de alcanzar los trapecios más bajos (donde estaban Leon y May) aprovechando la naturaleza de los mismos. Ambos comenzaron a dar medios giros mientras descendían, intercambiando miradas cada vez que les era posible. Sora sabía de las aptitudes natas de Ken, sólo era necesario guiarlo adecuadamente para realizar las acrobacias, fueran estas arriesgadas o no. Estando muy próximo el primer trapecio, Ken extendió sus brazos para poder alcanzarlos, algo que consiguió sin mayores dificultades, ahora lo importante estaba en no perder de vista a Sora, quien continuaba dando medios giros, lo cual la hacía ir más rápido. Sintiendo que era el momento adecuado, Sora interrumpió su rutina para encontrarse con Ken, quien le ofrecía su mano para que ella la tomara. Una vez ambas manos hicieron contacto, lo que nadie esperaba sucedió…

-Impúlsame por favor – escuchó a duras penas Ken por el tono susurrante de Sora, conciente de tener la fortaleza física necesaria, no dudó ni un segundo en obedecer la petición de su querida Sora.

-Te esperaré al otro lado ¿de acuerdo?

-Eso lo sé – volvió a susurrarle Sora.

Ken había impulsado a Sora hacía arriba para que ella llevara a cabo la pose angelical que tanto trabajo le costó aprender del joven Yuri en Paris. A su vez Ken hizo de nuevo del trapecio su trampolín, y con una destreza semejante a la de Leon, se impulsó lo suficiente para salir despedido con cierta velocidad, lo cual le permitiría llegar al trapecio ubicado al centro de la estructura; mientras que Sora continuaba su ascenso angelical (esos bellos movimientos que hizo cuando el sol aparecía en el horizonte). Conciente del papel que jugaba en la actuación de Sora, Ken repitió con rapidez su movimiento, esta vez buscando el trapecio al otro extremo, ya que había recuperado su balance al ellos dejar su posición. A su vez Sora descendía con soltura, viendo claramente a Ken sobre el trapecio frente a ella. En realidad no estaban realizando nada nuevo, simplemente era la interpretación de la técnica angelical, sólo que el papel de Leon era representado por Ken con mucha facilidad, hecho que llamó la atención del público ¿cómo era posible que ese chico igualara lo que el Dios de la Muerte hacía con Sora?

-La constelación de Virgo está expulsando ese esplendor que por tantos años ha ocultado – decía Fool viendo detenidamente su bola de cristal -. Sin darse cuenta está a punto de concebir esa acrobacia que fue reservada para ellos dos y nadie más… requiere de una pequeña ayuda por parte de Sagitario. ¡Sora! De ti depende que el joven Ken Robbins sienta la magia de estar en un escenario.

-Increíble – exclamó Mya ante lo realizado por Ken y Sora -. No puedo creerlo… su interpretación ha sido idéntica a la de Leon, sin necesidad de haberla practicado antes.

-Eso es porque Sora está con él – añadió Anna apoyando la opinión de Mya.

-Se ven tan bien juntos – dijo Sarah dando un largo suspiro -. Sabía que ese par de chicos algún día harían algo sensacional.

-Sé que lo conseguirán – dijo Rosetta con ambas manos sobre su pecho -. Su amor es capaz de conseguir superar las barreras más inalcanzables.

-¡Tú puedes Sora! ¡Jonathan y yo te estamos apoyando! – gritaba animadamente Marion sosteniendo a Jonathan entre sus brazos -. Verdad que sí Jonathan – la foca asintió con la cabeza.

Sora y Ken continuaba realizando más movimientos sobre los trapecios, bajo la atenta mirada de Leon, quien por alguna razón no podía reaccionar, estaba intrigado por saber si ese chico sería capaz de terminar la técnica angelical al lado de Sora. También a May le era difícil tratar de reaccionar ante aquella puesta en escena, mejor dicho, sobre los trapecios por parte de ellos dos. Quería borrar de su mente esas ideas que minutos atrás ensuciaron su mente con orgullo y un cierto desprecio ante su oponente. Una vez más Sora le estaba superando en un desafío, porque verles interpretar la técnica angelical con esa facilidad que ni siquiera Leon poseía, la hizo sentir acongojada. Sacando fuerzas de su debilidad, May agarró a Leon de la mano, le dirigió una singular mirada de cariño y dijo:

-No podemos quedarnos atrás, esto apenas está comenzando – fueron sus palabras.

Por un instante Leon creyó ver en la mirada de May la misma expresión que Sora y Sophie ponían cada vez que un reto se les presentaba. Quería creer en ella, en ese espíritu de no rendirse nunca… lo de menos sería obtener el papel protagónico en la siguiente obra; lo que le interesaba ahora era disfrutar del escenario al lado de May sin importarle nada más. "Muchas gracias Sophie"

Sin esperar a que terminaran sus amigos la técnica angelical, Leon y May pusieron manos a la obra en su siguiente acrobacia. Algo que habían aprendido de sus experiencias pasadas era que no había nada que estuviera fuera de su alcance; olvidando el dolor que sintieron en algún momento cuando estaban sobre el escenario, dejaron que fuera el corazón el guía, el director de la orquesta. ¿Bastará eso para convertirse en ángeles? ¿Cuánta distancia hay entre un ángel y un demonio? Ellos demostrarían que un ángel caído tiene redención.

-May, recuerdas la técnica que practicamos en Francia para fortalecer tus músculos – le preguntó a su pareja, tomándole por sorpresa.

-Por supuesto que si, aunque no la utilizamos, conseguimos hacer de ella una acrobacia digna de ser mostrada al público – respondió May viendo las intenciones de Leon.

-Vamos a hacerla, ¿de acuerdo?

-Prometo que daré lo mejor de mí – asintió May jovialmente.

-"Sora también te ha cambiado… es una chica muy especial…" – se limitó a pensar Leon antes de dar paso a su acrobacia. Mientras tanto; Sora terminaba de dar su último giro antes de regresar al lado de Ken a tiempo para presenciar una actuación inédita.

-Tauro y Escorpión han recibido la luz que Sagitario brinda con su cariño por el escenario que la mantiene con la esperanza de un escenario sin competencias; esa oscuridad que los cubría ha dejado de existir… un poco más… solo un poco más…

Bajando la vista rápidamente para recordar la posición de los trampolines; Leon saltó directamente a un trampolín que estaba a su espalda. Acto seguido May hizo lo mismo, pero su objetivo era el trampolín del medio (aquel de donde Sora comienza la obra). Estando a la misma distancia, ambos adoptaron idéntica posición en el aire: brazos unidos tras la espalda y las piernas un ángulo perpendicular a su cuerpo para amortiguar su entrada al trampolín, dada la velocidad que traían desde lo alto. Con un ritmo increíble, se sincronizaron de tal forma que ambos intercambiaban de trampolín con cada salto que daban sobre ellos, conservando la posición que hicieron antes de bajar, dando no menos de seis giros antes de ser despedidos por el impulso del trampolín. Pasados unos cuarenta segundo con esta rutina, extendieron sus brazos al tiempo que se encontraban en la parte más alta de esa media circunferencia que describían con el salto. Conteniendo la respiración, los espectadores contemplaron como la pareja descendía en posición vertical, tomados de las manos y con la mirada en el trapecio del ángel. Los pies de Leon hicieron contacto con el trampolín antes que May, aprovechando este la oportunidad para darle un impulso suficiente para hacer que ella se elevara con velocidad, y así fue. May no tuvo problema para sobre pasar el trapecio del ángel, teniendo una vista preciosa de todo el escenario; pudo observar como Sora y Ken la seguían atentamente, hecho que la hizo sentir mejor -. "¿Preparada para perder Sora?" –. Irremediablemente siendo atraída por la fuerza de gravedad; May inició el descenso posando su vista en Leon, quien venía tras ella gracias al impulso del trampolín… ambos extendieron su mano derecha… estaban cerca… a punto de alcanzarse… ¡éxito! Sus manos se habían encontrado a la perfección, de la misma forma cuando Layla y Sora se unieron para hacer la técnica fantástica.

-Acaso ellos… - se decía Layla impresionada esperando expectante lo que estaba próximo a suceder -. Leon es capaz de conseguirlo, pero… ¿May también?

Esta vez la intuición de Layla no fue acertada; porque cuando Leon y May se encontraron, sus cuerpos se arquearon en direcciones contrarias, para formar una especie de S estirada (nda: usen su imaginación, es como ver una gráfica de seno); quedando Leon viendo hacía abajo y May hacia arriba. De esta forma, y siguiendo la caída libre, comenzaron a dar vueltas en esta posición; recorriendo de nuevo el camino por el cual habían ascendido. A escasos metros del trampolín principal, con un tremendo impulso, soltaron sus manos, para caer cada uno en los trampolines laterales dando giros veloces. Por un momento todo quedó en silencio, el cual fue aplastado con rapidez por los aplausos y gritos desmesurados por parte del público. Kalos se encontraba observando todo aquello desde la oscura entrada principal de los acróbatas al escenario, el brillo en sus ojos era inconfundible. –"El escenario Kaleido tendrá un futuro brillante…"

-Leon… lo conseguimos… lo hicimos… - decía May entrecortadamente, sentía un dolor intenso por todo su cuerpo, más eso no importaba, había logrado hacer su acrobacia junto a Leon… era lo único que a ella realmente le llenaba de felicidad.

-Una vez más me has demostrado ese ángel que hay en ti – dijo Leon dulcemente, y sin más que decir, se acercó a ella, la cogió entre sus brazos y le dio un tierno beso en los labios. Que la gente los viera era algo indiferente para dos demonios que rompieron ese molde, trayendo consigo el renacer de dos ángeles.

-La estela que cubre este lazo difícilmente podrá ser destruida – dijo Fool con los brazos abiertos, colocado sobre la pareja que se hallaba en el trapecio -. Ha llegado el momento de la verdad… Sora Naegino y Ken Robbins, es tiempo de que conozcan el secreto que envuelve a la técnica de ensueño… como espíritu del escenario mi deber es velar por los recuerdos más preciados de las estrellas que suben a ÉL; ahora les pido ¡hagan de este el mejor de los recuerdos! El secreto de la técnica es…

Una ligera brisa proveniente del mar acarició el cabello de Sora, cuyo rostro denotaba mucha felicidad, Fool había desaparecido, dejando el camino abierto para dar vida a la técnica de ensueño.

-Pase lo que pase, viviré sin arrepentimientos – exclamó Ken acariciando con ternura el rostro de Sora -. Porque finalmente logré compartir el escenario contigo…

-Hagamos de este momento nuestro más preciado recuerdo – respondió Sora besando a Ken en la mejilla –. "Mamá… papá, véannos por favor, donde quiera que estén"

"La técnica de ensueño consiste en la fe y la esperanza de un amor que ha nacido gracias a los puros sentimientos de un corazón sincero; un lazo que uniría su destino con aquella destinada a ser la verdadera estrella del escenario… en otras palabras, el no temerle a la muerte es irrelevante, porque el simple hecho de haber conseguido lo imposible para otros; el joven Ken Robbins ha demostrado poseer el espíritu que todo artista necesita llevar dentro de sí… así pues, la técnica de ensueño no es más que una expresión del corazón ante el profundo amor que ese individuo siente por la persona amada. Ambos nacieron bajo la protección del otro, las constelaciones de Virgo y Sagitario continuarán dando glamour al escenario mientras la llama que los mueve permanezca ardiendo en su interior"

Los rayos del sol comenzaban a penetrar con mayor facilidad, dándole una atmósfera acogedora al escenario; tanto el elenco como los espectadores permanecían de pie; aguardando la interpretación de Ken y Sora; por alguna razón no había tensiones ni temor, al contrario, el sentimiento de esperanza y calidez era el único presente en el escenario Kaleido. En un instante, aquel acto tan esperado dio inicio…

-El escenario nos pertenece ahora - "Sora"

-Es nuestro deber entregarlo todo para que los espectadores traigan a su corazón aquellos recuerdos que signifiquen lo más preciado en sus vidas – "Ken"

-Porque juntos haremos que esa sonrisa vuelva a nacer – "Ken y Sora"

Sin previo aviso, todos los columpios del escenario salieron de sus respectivas posiciones en espera de ser ocupados para la representación. Esa era la respuesta definitiva a lo que ambos soñaban realizar, que más podían pedirle al escenario. Una simple mirada fue suficiente para indicarse el siguiente movimiento en los trapecios; por lo balancearon el trapecio para recibir el impulso adecuado, Sora saltó buscando el columpio más alejado del escenario; una vez en él se impulsó hasta una de las plataformas colocadas a un costado, quedando frente a Ken, quien le aguardaba en el mismo trapecio que estaba compartiendo. Sólo fue cuestión de segundos para que Sora abandonara ese lugar en búsqueda de otro trapecio, esta vez era uno muy conocido por Layla… el trapecio giratorio que le fue muy útil cuando realizaba el fenix dorado en compañía de Yuri. Cogiéndolo con ambas manos, Sora comenzó a girar velozmente haciendo que el trapecio siguiera sus movimientos, una vez que el trapecio iniciara a tomar altura… se soltó describiendo la silueta de un cisne en el aire, moviendo sus brazos de forma que parecieran las alas, encogiendo ambas piernas, asemejando las de esta hermosa ave, para tomar velocidad; y finalmente levantando la vista para buscar a Ken, quien la esperaba en el trapecio principal, sujetado únicamente por sus píes. Ken estrechó la mano de Sora cuando esta hubo llegado hasta él… lo había conseguido… finalmente logró hacer del fenix dorado su propia técnica, pero ahora no era un fenix, se había transformado en un hermoso cisne blanco… un cisne angelical.

-Sora… - Layla no pudo evitar que un par de lágrimas rodaran por su rostro, era un sentimiento que jamás había experimentado, presenciaba como todo lo que ella consiguió hacer en el escenario era fácilmente superado por Sora - …sin importar lo que suceda hoy, tú seguirás siendo mi mayor orgullo.

-Sora nació destinada para esto, el escenario la eligió desde su nacimiento para convertirse en la luz de la esperanza para aquellos que deambulaban en la oscuridad – Kalos mantenía su mirada puesta en Sora, sus expectativas una vez más se estaban cumpliendo -. Puedo confiar en ustedes como los futuros baluartes en quien depositar mis esperanzas para que el escenario Kaleido perdure por mucho tiempo…

Los espectadores les ovacionaron con fervor; aquella en definitiva era una acrobacia propia de ambos, razón que les daba mayores méritos para recibir el cálido aplauso de su parte. Sabiendo que eso no sería lo último que permanecería grabado en la retina de sus ojos, el público presente retomó su asiento con las ansias de ver más de esta pareja; y ellos no los iban a decepcionar. La técnica fantástica, con su temerario desafío a la muerte, miedo que ha desaparecido gracias al infinito cariño que se tienen; si conseguían esto era seguro que conquistarían el corazón del público.

-Tendremos que improvisar – dijo Ken viendo hacia el trapecio del ángel, buscando el trapecio idóneo.

-La vida esta hecha de improvisaciones – dijo Sora abrazándolo con dulzura -. Es eso lo que la hace en verdad interesante.

-¿Preparada? – preguntó Ken.

-Cuando tú lo estés – respondió Sora alegremente.

Sabiendo cual era su mejor opción para llevar a cabo la técnica fantástica; cada uno tomó un rumbo distinto, dirigiéndose en direcciones opuestas del escenario, con el fin de alcanzar los trapecios de cada extremo, ¿serían suficiente para tomar el impulso necesario? Eso lo resolverían después, sus corazones no tenían tiempo para dudar, era aquella la prueba fehaciente de esa confianza que los hizo llegar hasta este punto; sin que nadie ni nada fuese capaz de detenerlos. Rápidamente cada uno asumió su posición, tanto Sora como Ken sujetaron el trapecio con firmeza, sabiendo que sólo podrían darse un impulso debido a lo corto del espacio… se miraron a los ojos… respiraron profundamente… volvieron su vista para ver como el Sol entraba cada vez más al escenario y entonces… se dejaron ir. Llegando el tiempo preciso soltaron los trapecios, fijando su mirada en le otro, mentalizándose muy bien en el punto de encuentro… fue así como la escena antes realizada por Layla y Sora volvía a repetirse, sólo que esta vez los protagonistas eran Sora y Ken.

-Increíble – exclamó Mya -. El que ambos puedan hacer esto es… increíble.

-Era esto lo que Sora nos tenía guardado – añadió Rosetta con lágrimas en los ojos.

-Ese par siempre nos guarda sorpresas – comentó Anna con serenidad.

-Aquellos destinados al escenario podrán llevar a cabo los sueños imposibles – continuó Sarah ante las palabras de sus amigas -. Ellos solamente han seguido los pasos.

-Esto es como magia de verdad – exclamó Marion viendo como esos movimientos tan arriesgados y a la ves llenos de vida eran ejecutados sin problemas por Sora, mientras Ken la seguía con una sencillez difícil de concebir.

-Así que en esto consiste la técnica de enseño – se decía Layla observando detenidamente a Rosetta y las demás chicas -. Han conseguido lo que para muchos hubiese sido una locura… una estrella que carecía de ese sentimiento volvió a la vida gracias a los cuidados y afecto de ese ángel que ha iluminado la vida de todas las personas con las que ha estado. El espíritu de la técnica de ensueño es Sora…

-Layla está en lo correcto – pronunciaba Fool desde su lugar -. El corazón de Sora hizo posible todo esto, el despertar de una estrella dormida, la oportunidad de compartir el escenario una sola vez, las acrobacias y proezas que muchas creerían imposibles han sido retadas y superadas con facilidad, eso fue gracias a que los dos nunca dejaron de creer en sus sueños, lo cual los hizo llegar muy lejos.

Recobrando su atención en el escenario; Fool apreció como descendían con encanto sobre el trampolín principal, tal ligera mota que se desliza por el viento en la brisa veraniega. Sin duda esa había sido la técnica fantástica, brindadora de una fuerza vital y muestra del valor y coraje que un ser humano posee ante la vida y sus dificultades. Y lo más importante, el deseo de Sora se hizo realidad… finalmente logró compartir el escenario junto a Ken; poco le importaba que esa sería la primera y única vez, sin duda sería esa su mejor participación arriba de un escenario.

"El brillo de la verdadera estrella nunca se extinguirá, mientras su ángel guardián la proteja, el futuro que les depara a ambos seguirá creciendo y creciendo, dándole a la imaginación un banquete duradero de bellas imágenes para el recuerdo. Recordando siempre que los sueños son las alas que les ayudarán a volar para conseguir lo imposible"

-El escenario Kaleido vivirá mientras existan ángeles como Sora – fueron las últimas palabras que Kalos volvería a decir aquel día, siendo esta su última meta por alcanzar -. Mi deber ha terminado

Finalmente el Fin.

Con esto hemos llegado al final de nuestra historia. Espero que en verdad hayan disfrutado en leerla, así como yo en escribirla. Son ustedes los que hacen posible todo esto, por lo que la ovación la merecen los lectores y no el escritor. Sigan esperando en un futuro próximo nuevas historias por parte mía, me tomaré unas vacaciones para renovar mis ideas y sentirme tranquilo conmigo mismo. Ya saben a donde pueden escribirme para cualquier duda, reclamo, comentario o sugerencia para lo que se vendré pronto.

¡Muchas Gracias!

© Copyright Syaoran Li Project 2005