Aclaración (18-sept-2007): Estoy beteando este fic. Apenas voy por el primer capítulo (como se habrán dado cuenta) hago esta advertencia para los que no han leído el fic y se lo encuentren casualmente por ahí no se desconcierten si ven que este capi no coincide con el segundo (en cuanto a calidad, pues la trama sigue siendo la misma). Todo esto lo hago por ustedes, para darles lo mejor y es que la verdad el fic si que necesitaba una 'mano correctora', ;)

Disclaimer: Ni Naruto ni sus personajes me pertenecen

Summary: Los equipos más jóvenes de Konoha son enviados a una misión en la que enfrentarán innumerables retos y peligros, así como descubrirán el amor. [SasuSaku[NaruHina[NejiTen[ShikaTema[GaaIno


Capítulo I. La Misión

El tiempo había pasado en la aldea de Konoha, que seguía prosperando como si de un mágico hechizo se tratase. Hacía cuatro años que habían logrado que el menor de los Uchiha volviese a casa, no sin cierta dificultad, claro está, los ninjas del equipo siete tuvieron que emplear su poder de persuasión (y unos cuantos puños) para convencerlo de que volviese sin haber derrotado a Itachi aún. Ahora en estos tiempos de 'paz', los antaño genins eran ahora jounins y chuunins.

Sakura observaba el agua correr, así como a los árboles de cerezo que dejaban caer con suavidad sus pétalos al agua. La primavera acababa de comenzar. Sin embargo, la calma nunca es permanente: no había pasado ni media hora cuando cierto rubio interrumpió sus pensamientos de una manera nada pacífica:

- ¡Saaakura-chan¿Qué haces tú sola por aquí? – preguntó Uzumaki Naruto

- ¡Naruto me asustaste! – exclamó la chica, sin prestarle mucha importancia

- ¿Qué te pasa Sakura-chan? pareces distraída – comentó su amigo examinándola con cuidado. Añadió: - ¿No recuerdas que habíamos quedado de vernos con Kakashi-sensei hace media hora?

Fue como si la pelirrosada hubiera salido de un trance. Sacudió su cabeza y escuchó a su amigo, que seguía hablando:

- … el baka de Sasuke ya está ahí. Me dijo que viniera a buscarte… aunque, ahora que lo pienso ¡hagámoslo esperar! – terminó el rubio con expresión divertida al tiempo que entrelazaba sus manos.

Sakura, mientras tanto, le daba vueltas a aquello que la tenía tan distraída. Malditos hombres, pensó. Y pensar que había estado tan bien… hasta la tarde anterior…

El entrenamiento con Kakashi había terminado.

- Mañana quiero que vengan a las 12 del día, les asignaré una misión, la cual se llevará acabo junto con los demás equipos de Konoha. Es una misión que durará por tiempo indefinido, así que avisen en sus casas – al ver que Naruto abría la boca, añadió con resignación – será mejor que te vengas preparado con ramen, porque te será muy difícil conseguirlo durante la misión.

-¡Debo ir a conseguirlo hoy mismo! – exclamó el rubio como si se tratase de lo más urgente del mundo, los 3 ninjas restantes se imaginaron a Naruto empacando una descomunal cantidad de ramen instantáneo – Ya era hora Kakashi-sensei, no hemos hecho ninguna misión decente en más de dos meses.

Los otros 2 integrantes del equipo miraron con reproche a su maestro.

- Tampoco se ilusionen - respondió este – no va a ser una misión muy peligrosa.

Siguieron discutiendo por un rato más, hasta que el Uchiha habló:

- Bien, si eso es todo me voy, tengo cosas más importantes que hacer.

-Voy contigo Sasuke-kun – se ofreció Sakura

- Como quieras – respondió su compañero con indiferencia

-¡Sakura-chan, no se olviden de mí! – alegó el ninja hiperactivo

-¿No tenías que quedarte con Kakashi-sensei? – lanzó la pelirrosa, pues quería quedarse a solas con el Uchiha

-No - respondió Naruto con inocencia - ¿verdad Kakashi-sensei

Sakura miró fijamente a su senseiy todos los miebros del equipo 7 conocían a la perfección aquellas miradas, así como lo que ocurría cuando alguien osaba hacer caso omiso de ellas. Kakashi sopesó la situación…

- Ahora que lo recuerdo Naruto, quería pedirte que me ayudaras a organizar mis novelas de "IchaIcha Paradise".

-¿Por qué yo Kakashi-sensei - Cuestionó el Uzumaki con cascadas en los ojos.

-… y después te invitaría a comer ramen – dijo a continuación su maestro. El ojiazul esbozó una sonrisa de oreja a oreja.

- Mientras tanto, Sasuke y Sakura iban atravesando el parque; Sakura casi corría para tratar de alcanzar a su compañero, que daba pasos agigantados.

- Sasuke-kun… ¿puedes esperar? – Hacía tiempo que Sakura quería preguntarle algo al Uchiha; y es que todos los que los habían visto juntos últimamente habían notado que algo pasaba entre ellos 2; sin embargo unas semanas antes, el Uchiha había vuelto a mostrarse frío y distante con ella.

- ¿Qué quieres? – espetó con parquedad el muchacho

- Yo quería preguntarte algo… Sasuke… ¿T-te importo? – un breve sonrojo apareció en las mejillas de la pelirrosada

Sasuke la miró con desconcierto. Y se decidió a hablar.

- Mira Sakura, yo… - la verdad es que el pobre chico tampoco sabía que decirle. Era obvio, todos sus compañeros habían notado las miradas de complicidad entre él y Sakura, así como lo condescendiente que él se había portado hacia su compañera, después de todo, ya tenían 19 años, por el amor de dios, sin embargo; él aún no olvidaba su venganza y sabía que no podía, no debía comprometerse con nadie si quería seguir firme en sus convicciones y evitar que alguien que amaba saliera herido… nuevamente.

-… En este momento, tengo otras cosas en las que debo enfocarme; debo hacerme más fuerte – se decidió a responder el Uchiha

- Sasuke-kun – dijo Sakura ya eres fuerte…

- No lo entiendes – espetó el Uchiha tratando de contener su exasperación – nunca lo has entendido. Nunca has deseado algo tan fervientemente como yo deseo consumar mi venganza. Sakura, yo …

- Claro – interrumpió Sakura con una media sonrisa – Tu venganza, tú, tú y tú… ¿acaso los demás no te importan?

-Yo soy así Sakura, así me conociste… deberías estar acostumbrada a ello ¿no? – replicó el Uchiha con frialdad - y si no tienes más que decirme…

Sasuke hizo ademán de dar media vuelta y marcharse. Sin embargo, Sakura, en medio de su desesperación hizo acopio de todo su valor y fue tras él.

- ¡Espera Sasuke-kun

-¿Ahora qu…? – no pudo decir nada más, pues Sakura, que había reunido todo el valor posible rodeó con sus brazos el cuello del Uchiha y aprisionó sus labios con los suyos. Al principio Sasuke, debido a la sorpresa no supo cómo reaccionar, más, en un instante de locura, se dejó llevar, tan sólo por unos segundos pero lo hizo y pudo sentir la suavidad de los labios de su compañera, el tibio roce de su aliento, su respiración entrecortada, la lengua de ella, que buscaba jugar con la suya… Y unos instantes después, reaccionó separándose de la Haruno:

-¡Sakura¿Qué pretendes?

-Sasuke-kun ¿no te importo por lo menos un poco? - cuestionó con incredulidad

-No – respondió el Uchiha sin mirarla, al tiempo que daba media vuelta y dejaba a una Sakura totalmente desconcertada, con ganas de llorar, y arrojarle una piedra a la cabeza a cierto Uchiha mezquino claro está.

Sakura volvió a la realidad y los nervios la invadieron al recordar una vez más los hechos de la tarde anterior. ¡Lo había besado¿Qué haría cuando lo viera¿Qué debía hacer¿Actuar con normalidad, como si nada hubiera ocurrido¿Fingir indiferencia hacia él?

-¡Sakura-chan! – insistió su rubio amigo – ¡debemos irnos que no he comido nada desde el desayuno!... aunque pensándolo bien, fue hace dos horas.

-Está bien Naruto… no hagamos esperar más a Sasuke-kun – lo dijo recalcando la última sílaba y haciendo que Naruto se estremeciera y se lamentara de la suerte del Uchiha.

-¿Cómo estás Sasuke-kun? – saltó alegremente su compañera una vez que hubieron llegado junto a su amigo.

Sasuke la miró con desconcierto, aunque no por mucho tiempo, pues volvió a adoptar su pose indiferente.

-Baka, aquí está Sakura-chan – dijo Naruto con malicia, pues él mismo había notado algo entre sus compañeros – No tenías que haberte preocupado tanto por ella.

-No estaba preocupado – aclaró el Uchiha con tono casual – yo sólo…

-¿Tu sólo qué Sasuke-kun? – inquirió la pelirrosa con interés

Sasuke abrió la boca para contestar, pero no pudo terminar, pues en ese momento llegó Kakashi con dos horas de retraso, como era su costumbre.

-¡Llegas tarde! – reclamaron Naruto y Sakura al mismo tiempo

-Lo siento, verán, lo que sucede es que me perdí por el camino de la vida…

-¡Mientes! – respondieron sus alumnos

-Bueno chicos, les informaré de que trata la misión, como ya les había dicho, ustedes no estarán solos en la misión; los acompañarán los chicos de Asuma, Kurenai y Gai.

-¿Y a ellos en dónde los vamos a ver, sensei? – preguntó Sakura

-Ahora mismo iremos a reunirnos con ellos en el bosque, donde se les dará lo necesario para su supervivencia, pues será una misión de varios días.

-¡Vamos ya entonces! – gritó Naruto con impaciencia

Al llegar al lugar en el que habían quedado, notaron como todos los equipos restantes ya estaban ahí.

-¡Qué sorpresa Kakashi! Por primera vez, llegas a tiempo – dijo una sonriente Kurenai

-Lo sé, por eso mismo me tomé la precaución de citar a mis alumnos con dos horas de antelación.

El equipo 7 le dirigió a su sensei una mirada que haría que el mismísimo Itachi saliera gritando como nena asustadiza.

-Ya que estamos todos aquí les explicaré de que va la misión – comenzó a explicar Asuma – el propósito de la misión es que todos ustedes trabajen en equipo para lograr la supervivencia del grupo. Si durante la misión alguien se pierde o muere…

-¿No dijeron que era una misión? A mí me parece un entrenamiento de supervivencia – interrumpió Sasuke.

-¡Oh la energía de la juventud! – exclamó Gai con lágrimas en los ojos – tranquilo joven Uchiha, todavía no hemos terminado de explicarles. La razón para que esta misión se realizase es que últimamente Tsunade-sama se ha percatado de que los ninjas más jóvenes se preocupan por su propia supervivencia y no por el bienestar del grupo. Y saben cuán importante es el trabajo en equipo…

-¡Si, ya sabemos todo eso¿Pero cuál es el objetivo¡¿A quién tenemos que matar?!- exclamó el ninja más hiperactivo de la aldea.

- Como les decía –continuó Asuma un poco molesto por la interrupción- si uno muere, la misión se considerará fallida, el objetivo es averiguar qué les pasó a un grupo de ninjas pertenecientes a la aldea oculta de la niebla; se dice que se les vio por última vez cerca del país del viento, hay 2 teorías: La primera es que el país del viento esté conspirando nuevamente en contra de la alianza que hay entre los países fuego-agua, ya que últimamente Tsunade-sama ha tenido algunas diferencias con el Kazekage de la arena, éste no ha estado de acuerdo en muchas cosas ó la segunda teoría dice que últimamente también se ha visto rondando por ese país una organización que ya ustedes conocen. Hablo de Akatsuki.

Una vez que el profesor hubo terminado, un tenso silencio se apoderó de los presentes, todos dirigiendo miradas (que pretendían fueran disimuladas) a Sasuke, que tenía un brillo distinto en la mirada.

-Bueno chicos –dijo Kurenai- ya que Asuma les ha explicado como están las cosas les entregaré a cada uno una mochila con las provisiones necesarias para el viaje. Pueden partir cuando estén listos.

Dicho esto los cuatro senseis partieron de ahí.

-¡Hay que ir ya¡A matar a los malos! – exclamó Naruto

-Que problemático – dijo Shikamaru con desgana

-¡Espera idiota! Primero hay que trazar a un plan, no podemos ir llamando demasiado la atención, pues aunque estemos lejos no podemos confiarnos – reprochó Sasuke

-¡Sasuke-kun! Tu siempre tan listo –dijo Ino abrazando a Sasuke para molestar a Sakura.

Para sorpresa de todos Sakura no le dijo nada a Ino, al contrario, se acercó a Lee y le dijo con malicia:

-Lee-san¿puedo estar contigo?, es que a tu lado me siento segura

-¡Claro Sakura-san, tú ya sabes que te protegeré hasta la muerte!

Sasuke, como todos los demás, en un principio contempló la escena con incredulidad; más, no por nada era considerado un genio. Se dio cuenta que las intenciones de Sakura eran, sobre todo, ponerlo celoso.

'Dos pueden jugar este juego' pensó el Uchiha, 'debo encontrar a alguien con quien regresarle la jugada a Sakura, no es que me importe, es sólo para demostrarle que entiendo lo que está haciendo. Pero ¿quién? Ino, demasiado molesta; creo que lo haré con la prima de Neji, es callada. Sólo por diversión'. Y con estos pensamientos, el Uchiha partió, junto con los demás, a la misión.


Jaide112