Advertencia: Este fic, ocurre en un universo demasiado alterno para ser verdad , además de que contiene yaoi, y poquititito rape

Este fic, los dos primeros capítulos, estoy segura de que van a estar algo confusos, pero ya en el capitulo 3 van a entenderle más!.

Voy a dejar espacio entre cada punto para que se vea mas largo

Esta historia ocurre en Líbano, pero aun asi, hagan de cuenta que ahí es la aldea de los apaches vale , se que estoy bien loca, pero no pude cambiar el lugar, por que si no, no quedaba el fic

Los personajes de Shaman King y el libro de Espíritus Rebeldes no me pertenecen, la verdad no estoy segura de quien sean

Espero que les guste, que lo lean y que me dejen reviews please T.T

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

I: Hao el hereje

Yho, era considerado como un príncipe por los habitantes de una aldea solitaria en el norte de Líbano.

Su mansión, situada en medio de las pobres chozas de los aldeanos, parecía un saludable gigante en medio de débiles enanos.

Yho vivía rodeado de lujo, mientras sus vecinos soportaban una penosa existencia.

Lo obedecían y se inclinaban respetuosamente ante el cuando se dirigía a ellos.

Parecía como si el poder de la mente lo hubiera designado su portavoz e interprete oficial.

Su cólera los hacia estremecer y dispersarse como las hojas barridas por el fuerte viento del otoño.

Si abofeteaba a alguien, era una herejía por parte del individuo el moverse levantar su rostro o evidenciar cualquier intento de descubrir el porqué de tamaña ira.

Si sonreía a alguien, este era considerado por los aldeanos como la persona más honrada y afortunada.

El temor y el sometimiento de la gente no era consecuencia de la debilidad: la pobreza y necesidad habían provocado este estado de perpetua humillación.

Hasta las chozas en que vivían y los campos que cultivaban le pertenecían a Yho, quien las había heredado de sus antepasados.

La labranza de la tierra, la siembra de semillas y la cosecha del cereal, todo era realizado bajo la supervisión de Yho, quien, a cambio del esfuerzo realizado, recompensaba a los labriegos con una pequeña porción de trigo apenas les alcanzaba para no morir de hambre.

Con frecuencia, muchos de ellos necesitaban pan, antes de finalizar la cosecha, e iban a pedirle a Yho con lagrimas en los ojos que les adelantara algunas piastras(1) o un poco de trigo; Yho accedía gustoso, pues sabia de antemano que pagarían sus deudas con creces cuando llegara el tiempo de la cosecha.

Así, aquellos hombres permanecían endeudados toda la vida, dejando un legado de deudas a sus hijos, y se sometían a su amo, cuya cólera habían temido desde siempre y cuya amistad y estima habían permanentemente tratado, en vano, de ganar, excepto por su mas fiel seguidor... Len Tao

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Bien pues, espero que les haya quedado en claro que esto es como una pequeña introducción, dejen reviews please T.T