OK hola soy Rail-Tezca y esta historia fue escrita por Maki Tasui y un Servidor, es un Shomen Ai, y por lo tanto Homo fóbicos Fuera, jijiji

Editada por Maki y Publicada por Mi, jijiji lo que maki escribió aparece con letra itálica y lo mío con letra normal, entre comillas es pensamiento ok, creo que son todas las aclaraciones.

Bueno sin más disfrútenla.

-FORBID LOVE-

Ren mira el horizonte algo aburrido por la tranquilidad de ese lugar, todos nadan divertidos, pero a él jamás le ha gustado el sol, ni la arena, lo único bueno de eso es que ve a ese chico especial con su enorme sonrisa mientras construye un castillo de arena.

"Es lindo, lastima que también muy torpe"

Horo-Horo fue salpicado entonces por su hermana, que jugaba en el mar con Tamao, y salió disparado tras de ella, vengativo

-Pilikka, esta me la pagas!

-Ven por mi hermano!

Ren mira todo entretenido por la persecución hasta que llegan hasta él y lo ensucian

-Fíjense en que hacen par de... hielos...!

-Óyeme Rentado, No le hables así a mi hermana, oíste...!

-Yo le hablo como se me de la gana...

Pilikka se carcajeó de la rapidez de su hermano para enfadarse

-Cabeza de hielo...

Horo, enfurecido, se acercó a Ren y lo empujó con una mano, Ren cayó en la arena

-Cabeza de tiburón

Pilikka cayó al suelo, muerta de la risa, y Horo se contagió de la risa de su hermana. Ren se levanto furioso y empujo a Horo hasta tirarlo en la arena, donde empezó a patearlo

-Quien te crees chico listo...? No sabes con quien te metes, Holo-Holo...!

Tirado encima de su castillo de arena, Horo no dejaba de reír mientras se protegía con ambas manos de las patadas de Ren, con las cuales empezaba a cubrirse de arena poco a poco

-Qué no tienes un apodo más original? ya deja de decirme Holo-Holo, ni tiene gracia Rentado...!

Ren está furioso y esta vez arremete con fuerza, toma a Horo de las greñas y lo mete al mar, sin dejarlo respirar. Esta vez, Horo ya comenzaba a tomarse en serio el enojo de su "amigo", pero en cuanto Ren lo sumergió en el agua, harto de la situación, se revolcó como pudo en la arena, lo que provocó que Ren cayera al mar junto a él, ayudado por las olas del mar. Salió a la superficie y tomó aire con la boca abierta, al tiempo que comenzaba a reírse a carcajadas, pues Ren había quedado todo despeinado por el agua

"Es un idiota, no sé como me gusta"

Pensaba Ren mientras trataba de arreglar su húmedo cabello.

-Te odio Horo...

Dijo con voz seca y regreso a su lugar en la playa molesto a tomar sol para secarse. Horo se quedó riendo en el mar, y de seguro habría continuado así toda la vida, si no es porque una ola enorme lo revolcó. Pilikka se le quedó viendo, pero Horo no salió a la superficie: la ola lo había arrastrado. Los gritos histéricos de Pilikka llamaron la atención de Ren, quien al percatarse de eso supuso que era una broma de Horo

"Ese pelele no sabe distinguir una broma de un mal chiste, esta asustando a su hermana"

Pilikka corrió al agua, tratando de encontrar a su hermano, pero pasó un minuto entero y Horo no salía del agua una broma no tomaría tanto tiempo. La ainu trataba de distinguir el azul del cabello de su hermano del azul del mar. Ren al percatarse del tiempo transcurrido no dilato en correr a ver que pasaba

"Estupido Horo"

Ren salto al agua en busca del ainu y lo encontró inconsciente y enredado en unas algas. Yoh correteaba a su hermano hao, distrayendo a todos los demás con sus juegos así que Pilikka era la única que estaba al tanto de la situación, además de Ren. Al principio el ainu había tratado de salir a la superficie, pero las plantas acuáticas lo habían arrastrado al fondo, por eso ahora estaba inconsciente. La piel de Horo se sentía fría a pesar del calor del día y el mar cálido. Ren saco el cuerpo de Horo a la superficie, y viendo que no respiraba, suspiró "Idiota" empezó a aplicar presión en el pecho pero nada, resignado tapo la nariz de Horo y empezó a darle respiración de boca a boca. Pilikka corrió al lado de los chicos

-Horo...?

Llamó. Al ver que no despertaba, corrió buscando ayuda mientras, en la nublada mente de Horo comenzaba a entrar la luz. Ren hizo gala de sus maniobras y esperando que Horo reaccionara daba respiración al chico. De pronto, Horo sintió como el agua quería salir de sus pulmones, y comenzó a toser, recuperando el aire. Ren lo miro complacido.

-Tonto hielito... Fíjate que haces para la próxima, nos diste un susto

-Ca..-callate que No lo hice a propósito para espantarte, quién crees que soy?

-Lo sé, tonto..

Exhausto, Horo se tiró en la arena, al lado de Ren, quien miro a Horo sonriente. Horo abrió los ojos y se encontró las doradas pupilas de Ren mirándolo fijamente. A pesar de casi haberse ahogado, el ainu exhaló una sonrisa

-Se puede saber qué tanto me estás mirando?

-Que estés bien, que más se te puede ver tonto?

Dijo Ren indiferente y volteando a otra parte por el sonrojo que tenia

"Es un menso cómo puede gustarme"

-NO SOY TONTO!

Gritó el ainu, sintiendo cómo se enojaba de nuevo. Ren sonrió ante la molestia del chico y volteo a verlo con aire pedante

-Tienes razón no hay que insultar a los tontos

Con la mano izquierda, le dio un zape a Ren en la nuca

-Toma, para que me dejes en paz

Ren se volteo molesto y estaba apunto de golpear a Horo...

-Si no fuera por que te acabas de ahogar te golpearía tan fuerte que hasta a tus antepasados les dolería

Horo acercó mucho su cara a la de Ren y gritó a todo pulmón

-Qué, crees que necesito de tu compasión? ven acá y pelea, si eres hombre!

Ren sonrió maquiavélicamente y empujo a Horo que estaba débil, cayendo encima de él

-Ves Horito no puedes ni con tu alma, menos con el gran Tao

Ren se levanto y regreso al lugar en la sombra en el que había estado al principio

-Jajaja... "gran" sí como no, chaparro...

Horo había seguido a Ren, y ahora esperaba con los brazos cruzados la reacción del chino. Ren volteo a ver a Horo

-No te rindes jamás, Horo? ya madura!

Dijo Ren empujando a Horo y tirándolo fácilmente al suelo, se acercó al oído de Horo y le dijo en voz baja

-Necesitas descansar más, al rato jugaremos Holo-Holo

Aprovechando la cercanía, Horo tomó a Ren por el cuello Y le dijo en el mismo tono de voz

-Ya te dije que no soy Holo-Holo, Rentado

Ren se zafó del ainu y levantándose bruscamente ignoro el comentario, no estaba de humor para tontas peleas, se había preocupado mucho por salvar a Horo y este no dejaba de darle lata. Cuando llegaron los demás corriendo preocupados por Horo

-Estas bien Horo?- preguntó Yoh

-Si, el cabeza de hielo esta bien, solo algo débil, pero eso no es novedad en él- murmuró el chino

-Si no te preocupes Yoh. Tengo que tomar un poco de aire, eso es todo

Dijo el ainu, ignorando el comentario de Ren y fulminándolo con la mirada. Ren ignoró la mirada de Horo pero una más fría apareció en escena. La de Anna

-Bien, quédate aquí Horo y no des problemas, Ren cuídalo, los demás sigamos con lo nuestro

-Por qué tengo que cuidar a esta escoria?

-CUAL ESCORIA!- gritó el ainú, y Ren lo miró

- Tú

Anna contestó la pregunta de Ren sin hacer caso de la discusión

-Porque tu lo salvaste. Eso te pasa por buena gente

Dijo la itako mientras daba media vuelta y se alejaba con el grupo

-Genial, eso me pasa por salvar escorias como tú

Ren se encontró de pronto comiendo arena, después de que Horo lo tirara al suelo por su último comentario

-Entonces seremos un par de escorias, escoria

Con el pie, Horo comenzó a cubrir a Ren con arena. Ren se levanto furioso y tiro al aniu al suelo montándose sobre de él empezó a golpearlo con fuerza nuevamente ambos estaban forcejeando y rodando en la arena hasta llegar a la horilla del mar, donde las suaves olas acariciaron su piel . Harto, Horo detuvo con ambas manos los puños de Ren, Y girando, cambió posiciones con él. Ambos respiraban agitados, y el cabello de ambos se empapó con el agua salada. Ren miro los azules ojos de Horo y se entretuvo en ellos, eran como dos hermosos zafiros obscuros, Llenos de vida

Ya nadie les ponía atención, en el horizonte el Sol comenzaba a ponerse

"Es muy lindo"

Pensó Ren sonrojándose suavemente y sin dejar de ver esos ojos, ambos chicos aguardaban el movimiento del otro. Por su parte, en el pecho del ainu se comenzaba a sentir una calidez que no tenia nada que ver con el clima los dorados ojos de Ren le provocaba tal sensación, aunque lo hiciera enojar tanto

"Es un tierno bobo"

Ren sonrió a Horo y aprecio la perfección del chico. Una ola llegó a la orilla entonces, mojando a ambos chicos. Ren se levantó para recuperar el aire, y cuando abrió los ojos se encontró de frente con los azules-casi-negros del ainu. Estaban a dos milímetros de distancia, y Horo quiso apartarse, pero los músculos no le respondían

-Wo ai ni

Dijo Ren y se aparto con cuidado alejándose nuevamente del peliázul y regresando a la seguridad de la arena. A Horo lo carcomían las dudas.

-Ren, eres un cobarde deja de huir...!

A quien engañaba...! A Horo le encantaba pelear con el chino de los ojos dorados. Ren volteo a ver a Horo, pero su mirada era calida, sus ojos ámbar brillaban extrañamente, no dijo nada y continúo caminando

"Horo, muévete" pensaba para sí mismo Horo-Horo "No dejes que se vaya"

"Dios eso estuvo tan cerca, que bueno que el tonto no sepa chino cantonés... si no estaría frito"

Pensó Ren

Finalmente, el ainu se rindió y corrió hacia Ren, lo tomó de un brazo obligándolo a que se volteara.

-Ren tengo algo que decirte

Los ojos de Horo lo veía fijamente y un sonrojo no pudo ser disimulado, aun que Ren volteo a otra parte intentando ocultarlo. Siguiendo un impulso, Horo murmuró casi imperceptiblemente, para que solo Ren lo oyera

-Ai shiteru, baka-Ren-chan

Y lo abrazó, mientras le decía

-oye, gracias

- P-por?...

Titubeo Ren

"Por iluminar mi vida con tu luz y tu mirar" quiso completar Horo, pero en vez de eso de sus labios salió

-Por salvar mi vida hace rato

-No es nada, bobo, cualquiera hubiera hecho lo mismo

Dijo Ren tratando de sonar indiferente, pero la cercanía de Horo lo hacia sentir muy nervioso

-Ahora, quieres soltarme...?

Horo apretó un poquito más el abrazo, para no dejarlo ir, a pesar de que el sentido común le decía que lo soltase... la respiración de Ren le abanicaba la nuca, Y deseaba en el fondo de su corazón sentir los brazos de Ren alrededor de su cuello

-No... No te soltaré... No quiero dejarte ir... otra vez...

Un momento… había pensado eso, o lo había dicho!

Ren escucho atento las palabras de Horo y se sonrojo más, pero cierta ansiedad se apodero de el y se separo bruscamente del chico mirándolo extrañado y apenado.

-Esto no esta bien Horo, lo siento...

Dijo Ren y salio corriendo hacia el mar, parándose en la orilla con una lagrima en la mejilla. El pobre ainu trató de descifrar la expresión en el rostro de Ren al tiempo que una especie de asfixia le llenaba el pecho

"No está bien, que patético, pero No puede ser"

- Por qué, porqué no está bien?

La voz de Horo lo sorprendió y lo confrontó.

-Qué dirán los demás, que dirá tu hermana, mi familia, todos nos miraran, Horo, No puedo soportar eso, que tal si te equivocas...?

Decía Ren entre sollozos y lagrimas que salían de sus dorados ojos. Horo estaba confundidísimo...

Ren, llorando...!

-Lo siento...

Que tal? Quedó bien, quedo mal? Toda opinión es bienvenida... por favor dejen Review, Gracias.

ATTE. YO es decir Rail-Tezca