-El Ángel de Luz-

Por: Raven Will

-Anteriormente-

¿Por que? ¿Por que cada noche, ese mismo día, cada año, escucha esas voces? ¿Que motivo tenían esas voces y esas imágenes de visitarlas? ¿Por que en el aniversario de la muerte de su madre?...

Todo era extraño, cada año, el mismo día, el mismo mes, todas las noches por 1 mes, escuchaba esas voces, pero no entendía el idioma, era muy extraño, pero al no entenderlo, podía sentir que eran conocidas esas extrañas voces, pero era mejor olvidar eso y visitar la tumba donde su madre yacía muerta, muerta por su culpa...

Cap. #1. - Cambios Parte 1

Por: Raven Will

Un día nublado, ese era uno de sus días menos queridos, esos días nublados siempre le recordaban el día en que su madre partió de su lado, para ir a un lado de los Ángeles celestiales, ahora estaba sola, no conocía a ningún familiar de parte de con su madre, y de su padre no sabia nada.

Sus pasos eran lentos, no-tenia prisa por llegar al lugar donde su madre se encontraba en es profundo sueño que llamamos muerte. Sus ojos se encontraban perdidos, su alma se encontraba desorientada, bacía, sentía un hueco profundo en todo su cuerpo, como si le hiciera falta esa razón por la que estaba en ese lugar con vida...

Pero no le hacia falta nada, era una chica de 19 años de edad, con un padrastro y un fastidioso pero agradable medio hermano... sí su medio hermano...

Siempre el y ella se habían tratado como hermanos cuando su madre vivía, pero cuando ella falleció, su hermano la deja de tratar como a tal ya que ella se empeñaba en encontrar a su familia, la cual no había hallado en mas de 10 años...

El semáforo marcaba alto a los automóviles, y esto le permitía seguir con su camino, un camino que recorría cada año asía la misma dirección.

Sus ojos son fijados en el enorme cielo nublado, las nubes siempre le representaban a su alma, gris, triste, con muchas gotas de agua guardadas desde ya hacia tiempo, pero debía olvidar todo eso y apresurarse, ya que pequeñas gotas de agua cristalina comenzaban a caer del cielo.

Al fin había llegado a la tumba de su madre, sus rodillas pierden fuerza y cae sobre ellas.

Sus ojos turquesa derraman lagrimas, lagrimas de dolor, tristeza, odio...

Odio por que jamás le revelo de su familia, no conocía a nadie, estaba sola, y más por que ella la dejo a sus 8 años de vida, jamás supo él por que su madre murió, jamás supo el de su abandono, pero debía superarlo...

Las gotas que derramaba las enormes nubes negras no dejaban de caer con furia sobre su ya empapado cuerpo, uniéndose a las pequeñas lagrimas que recorrían el rostro de la chica, pero una sombra detrás de ella pone algo encima, prohibiéndole a las gotas seguir tocando su ya frágil cuerpo...

-Diana, ¿estas bien?- pregunto un joven de cabellera dorada a su media hermana, la cual al escucharlo, se levanta y lo abraza, dejándose desahogar en su cálido pecho, el joven no izo mas que abrazar a su hermana, dándole un poco de consuelo -Tranquila Di, sabes que esta en un lugar mejor, ya tranquila... no llores mas Di, sabes que ella no lo hubiese querido- el joven recarga su barbilla en la cabeza de su hermana y con la mano que sostenía el paraguas, dejándolos al descubierto una vez mas...

Ahora se encontraba en su recamara, sentada en su cama, con sus piernas siendo abrazadas por sus brazos, recargando su cabeza en sus piernas, con su alma perdida en recuerdos vanos, perdidos ya hacían tiempo atrás, en el día en que su madre murió, frente a ella, esas imágenes habían sido bloqueadas y ahora estaban volviendo para atormentarla, esa noche, ese día, ese mes, ese año, en ese lugar... todo, todo lo que había vivido ese día de dolor...

Su madre le había dicho que no saliese de casa ese día, ya que ella saldría con su padre (N/A: El padre de Martín), ella debía quedarse con su hermano en casa, no debian salir para nada, ella y su hermano asistieron.

Cuando sus padres se marcharon, Diana fijo sus ojos al cielo a través de la ventana de su recamara, era una noche con tormenta, por alguna extraña razón se sentía débil, como si una presencia le llamase desde lo lejos, muy lejos de ella pero divisible, una luz intensa le llamaba, la niña siendo hipnotizada, abre la ventana, para después tratar de salir de ella, pero antes de saltar de la ventana de su recamara la cual se encontraba a dos pisos, dos pequeños brazos rodean su cintura jalándola asía dentro de la recamara, para después llorar sin cesar, había visto algo terrible a lo lejos, algo que le cambiaria la vida...

Cuando sus padres regresaron, diana había corrido a los brazos s de su madre derramando lagrimas, su madre sin comprender le corresponde el abrazo. La pequeña no quería apártese de su madre, la cual la cargo y la llevo a su recamara, dejando solos a los hombres de la casa...

En la recamara de Diana, su madre le estaba ayudando a cambiarse, al quitarle su sudadera, su madre observa la espalda de su hija, viendo 5 símbolos en ella, pero dejo de verlas y le puso la blusa del pijama...

-oye mami, ¿por qué tengo estos dibujos en mi espalda?- pregunto con curiosidad la niña

-veras hija, cuando tu naciste, tu abuela y yo nos encontrábamos en... en mmm... no lo recuerda bien hija, pero en el lugar donde estábamos era algo que sé hacia a cada bebe hermoso que nacía, y tú eras uno de esos bebes hija- le explico su madre

Si esa fue la ultima noche que la vio, ya que lo que vio se cumplió, ella a esa edad solía salir en las mañanas a caminar en el parque que se encontraba frente a su casa, era algo rutinario, pero en este la niña se encontró frente a una especie de felino salvaje, el cual miraba a la niña con esos ojos acechadores, los cuales dejaron paralizada a la niña, el animal se fue acercando poco a poco a la niña, con paso seguro, después el animal abrió su hocico del cual sonó un sonido...

- de engel, hier dit de engel -

El animal después de gruñir estas palabras, se lanza frente a la niña, apuntando sus garras asía ella, pero frente a la pequeña, aparece su madre, siendo una barrera humana evitando la muerte de su hija.

El felino al ver que se había equivocado de objetivo se dirige de nuevo a su objetivo principal, caminando lentamente asía ella, pero unas rocas comienzan a caerle encima, el felino enfurecido levanta su cabeza mirando a un hombre joven de cabellera dorada correr asía su mujer e hija, decidido a defenderlas, el animal sonríe y voltea a mirar a su presa...

- Zij oordeelde aan ons, voor of of voor sleckt -

después de esas palabras, el animal desaparece dejando sola a la niña frente a su madre que moría poco a poco frente a sus ojos, su madre sola le tomaba sus manos con fuerza, como si no quisiese separarse de ella nunca, como si tuviera que defenderla aun agonizando, antes de morir debía decirle su verdadera razón, del vivir de ella...

-¡Diana, Diana!, no me sueltes... hija no me deje... - gemía la mujer, sentía como poco a poco perdía su alma

-ma... mami no te vallas, mami resiste- suplicaba la niña abrazando a su madre

-hija... tengo algo que decirte... debes buscar a tu familia... buscala por que... por que... - la mujer ya no pudo mas, su alma fue libre de su cuerpo, frente a los ojos atónitos de su hija, la cual estaba en un shock total.

EL padre de la niña al llegar al fin a ellas vio lo que había pasado, frente al, su hija y su esposo la cual se encontraba muerta en brazos de la niña, la cual no reaccionaba a su llamado...

¿Por que ahora recordaba todos esos sucesos?... Su madre le había dicho antes de morir que buscara a su familia, pero ella jamás le contó donde vivían ellos, ya hacia tiempo que había mandado una carta a un instituto donde le comunicarían sobre su familia...

Sus pensamientos fueron interrumpidos por un llamado en la puerta...

-Diana, ¿estas ahí?, soy Jenny- se escuchaba una voz al otro lado de la puerta

-pasa Jenny- respondió la chica limpiándose las lagrimas de la cara

Jenny entra a la alcoba de su mejor amiga, cerrando tras de ella la puerta, caminando asía la perdida Diana, la cual estaba recostada en su cama ocultando su rostro en la almohada...

-¿has hablado con Martín sobre el sobre?- pregunto Jenny mirando a su amiga, la cual hundía mas su rostro en la almohada

-no- respondió simplemente Diana sin levantar su cabeza de la almohada

-¿Cómo piensas ir a Londres sin que Martín sepa?- cuestiono la chica mirando como su amiga mostraba su rostro, con él enseño fruncido

-¡Eso no le incumbe!, ¡No es de su incumbencia si boy a Londres a buscar a mis familiares!- contesto con euforia.

-Diana, aunque Martín sea muy molesto y todo lo que implica, es tu hermano y tiene derecho a saber... no sé tal vez decida acompañarte a Londres-

-Esta bien Jenny, lo intentare, gracias por tu apoyo-

-no hay de que, para eso están las amigas- antes de que Diana pudiera decir algo, Jenny le toma de la mano y la jala al ropero de su amiga -bien, antes de tu partida debes acompañarme a la piscina-

-pero... -

-pero nada, toma tu ropa y vayámonos-

En las regaderas de la piscina se encontraban las dos chicas dispuestas a cambiarse, bueno mas bien Diana ya que Jenny ya estaba lista...

-Diana te espero en la piscina no tardes-

-no ya voy-

Diana comenzó a quitarse la blusa, cuando esta ya estaba en el suelo, ella escucha un crujir en las regaderas y le pareció algo extraño ya que ella estaba sola ahí, Diana camina asía donde escucho el sonido, cautelosamente, cuando iba a dar vuelta en una esquina...

-¡Diana Apúrate!- se escucho un grito asustando a Diana, la cual solo soltó un grito, Jenny al entrar vio algo extraño en su amiga -Wow diana, jamás pensé que te gustaran los tatuajes-

-no me gustan, pienso que es una tontería pintar la piel natural- contesto regresando a su amiga

-¿entonces por que tenias esos tatuajes en la espalda?-

-mmm... no lo sé, desde niña los he tenido-

-bueno como sea, ¡A jugar!-

Mientras tanto en otra parte de la Academia Torrington, un joven de cabellera dorada se encontraba sentado en una banca en la explanada principal de la Academia, mirando a muchas chicas hermosas, típico de Martín Mystery, pero hoy no era eso lo que veía, mas bien esta vez perdía el tiempo mirando a su "media hermana" y su amiga Jenny, las dos caminando rumbo a las habitaciones, por lo que notaba en el rostro de ambas era algo de seriedad, sin tomar mas importancia, sale caminando a su recamara, ya que un nuevo maratón de películas de horror estaban por comenzar...

-¿entonces le dirás?- pregunto Jenny

-no me queda mas remedio, pero antes de decirle preparare mis maletas- contesto la chica dirigiéndose a su ropero

-te deseo suerte amiga- se despidió Jenny saliendo de la habitación dejando sola a Diana.

Bien, ahora solo era cuestión de hablar con Martín, ya no necesitaba comunicarle a su padre que entraría a una nueva Academia en Londres... Todo estaba bien, tal vez ya podría conocer mas de sus orígenes, y tal vez su hermano decidiera acompañarla, pero solo hacia falta que él lo tomara en serio...

Su maleta estaba lista, sus cosas en orden, ya era hora de hablar con Martín Mystery, el hombre con menos atención en el mundo...

¡NO!, No podía ser, ¡El mejor maratón de películas de horror las estaban pasando ese mismo día que tenia libre!, eso era sumamente grandioso, no podía haber nada mejor, Java trayendo las palomitas, una televisión de pantalla plana de 22 pulgadas colocada en el mejor ángulo posible, no podía haber nada mejor...

Java entra a la recamara de Martín con un montón de palomitas, y dos botes grandes de soda... Seria una corta noche, si ya deseaba que empezara eso...

20 minutos después, por fin comienza el maratón...

-¡Martín! querer palomitas- pregunto el caníbal ofreciendo el paquete de palomitas

-no ahora no Java, el comienzo es la mejor parte- contesto el chico emocionado, el cual toma el control y sube mas el volumen

Bien, ya estaba fuera del cuarto de su hermano, solo era decirle que ya no viviría mas en Torrigton, que se iría a Londres, y buscaría a la familia de su madre, lo cual era muy importante para ella y que esperaba su apoyo, si era muy fácil decir tan solo eso...

Diana lentamente va abriendo la puerta...

Lamento la tardansa, pero la prepa me tiene muy ocupada ¬.¬ y no me deja concentrar en el fic, pues aqui esta el primer capitulo del fic, espero les gutes, sobre los Reviews, muchas gracias a...

The Hawk Eye: Amiga me alegra que te alla agradado el prologp, y eso que a mi no me gusto, sobre la pareja si la hay, creo que en este capi lo dice, y si no te diste cuenta pues planeo hacer un MartinxDiana, espero esa pareja te agrade por que a mi me facina!... Espero este capi te alla gustado, esperare tu Review...

GATITOALLSTARZ: Me agrada que te alla gustado, bien aqui este lo demas y espero no te aya aburrido y no me rendire, gracias...

Esperare sus Reviews!, tengo activado el ANONIMO para aquellos que quieran criticar sin que yo sepa o aquellos que no tengan cuenta en la pagina..

Hasta el proximo capitulo!