Nota: Solo decir, que House y todos sus personajes me pertenecieron una vez… hasta que sonó el despertador por la mañana, jajaja. En fin, al final tuve que devolvérselos a Brian & company… que pena, eh?

Es mi primer fanfic, por favor no seáis muy durs conmigo xD. Se trata de un drama/angst sobre todo centrado en House/Wilson/Cuddy, aunque también salen los patitos ¿Cómo iban a faltar? Cuidado con los Spoilerssss, El comienzo parte del final del episodio 3x02: Cain & Able, aunque el resto de la historia es inventada (que para eso están los fanfics jeje)

Por último, me gustaría dedicároslos a todos los fans de esta gran serie, que cada día es incluso mejor! Un saludo a todos!


Capitulo 1: La verdad hace daño

Eran casi las doce de la noche y las luces del departamento de Oncología aun seguían encendidas. En su interior se encontraba una figura conocida como James Wilson. Era un médico muy productivo y cuidadoso, que tal vez, empleaba demasiadas horas extras en el hospital, revisando expedientes y tratamientos para sus pacientes, llenando su mesa de radiografías y ficheros, pasándose hasta altas horas de la noche sin levantar la vista de los papeles de su mesa.

Pero aquella noche era diferente. La mesa estaba libre de papeles y su mirada no estaba clavada en ella, sino que se desviaba hacia la puerta del despacho. Era una mirada perdida y a la vez llena de dolor.

Dicen que la verdad es buena e indispensable, pero en ciertos momentos puede incluso hacer mucho daño. Y aquella tarde, había salido a la luz …

"-Estaba preocupado por ti… si te decíamos la verdad, que resolviste un caso sin ninguna evidencia medica, creerías que eres Dios… y la caída seria peor..

-Dios no cojea."

Al terminar la frase, Gregory House miro a los ojos al que hasta entonces había sido la persona en quien mas confiaba. Fue en aquel momento cuando el joven oncólogo comprendió su error. Esperaba una mirada de reproche o de rabia, pero no vio nada de eso, sino más bien, el más puro vacío.

No sabía bien que le había causado mas daño, si aquella mirada fría que solo un hombre destruido puede tener, o ver como una de las personas mas importantes de su vida le volvió la espalda dando un portazo tras si. En cierto modo, sabia que se lo merecía, no era la primera vez que ponía en juego su confianza. Tras la marcha de Stacy había desacreditado su dolor a síntomas meramente psicológicos pensando en que estaría relacionado con su marcha. Y hace tan solo una semana, House había ido a su despacho para decirle que le había dolido la pierna con la preocupación tatuada en su rostro, aun así, le había vuelto a desacreditar haciéndole creer que era de la edad, asegurándole que la Ketamina había funcionado ¿Cómo era posible que hubiera estado tan ciego? Era evidente que el dolor estaba regresando y aun así le dijo que había funcionado, tal vez ni el mismo quería enfrentarse con la realidad, pero cuando aquella tarde lo vio salir cojeando de su despacho supo que House ya no volvería a ser el mismo…

Al menos algo le reconfortaba y era pensar que esta vez, la vicodina no seria un problema. Miró con ironía el talonario de recetas, el que su amigo tantas veces había codiciado para conseguir sus preciadas pastillas, una vez incluso llegando a chantajearle con tirarle el secador de pelo por la ventana, sonrió momentamente recordándolo.

Entonces fue cuando lo vio, el rastro de la receta anterior marcado en el talonario donde se podía leer:

Vicodina 5500

-Dios mío… que es lo que has hecho House…

Decidido cogió las llaves del coche y su chaqueta, saliendo a toda prisa del despacho….


Wilson llego al apartamento de, hasta entonces su mejor amigo… El umbral de la puerta le recordaba buenos momentos, como las bromas que se habían gastado el y House cuando vivieron juntos. Alzó la mano para llamar pero se detuvo, tampoco estaba muy seguro de lo que le iba a decir, finalmente se decidió y llamo a la puerta, pero no obtuvo respuesta. Se preocupó y volvió a llamar hasta que los nudillos le empezaron a doler, y

Justo cuando se iba, alguien abrió la puerta y dijo..

-Que quieres?

Wilson se volvió, era House, como no… aunque el tono de la pregunta era bastante frío y no le gusto. Pero Wilson no se amedrentó y empezó a responderle.

-House, yo…En fin…eeee…Puedo pasar?

-Bueno, no veo por que no…Son las 4 de la mañana, estaba durmiendo, viene mi supuesto amigo a visitarme…eee..le debería dejar pasar o no?

-Por favor..-le corto Wilson.

House se retiro de la puerta, dejando pasar a Wilson. En cuanto este paso miro a su amigo, pero lo que mas le llamo la atención fue su mano, ya que sostenía el fiel bastón

tan característico de él. En seguida sus sospechas se confirmaron, y el sentimiento de culpa se apodero de el..

-Piensas estar mirando todo el rato mi bastón, o vas a pasar al comedor?

-Eee..si, claro..

Pasaron y Wilson se sentó, al igual que House. Después se produjo un silencio incomodo..

-House..Yo.. Siento muchísimo lo de esta tarde, no era mi intención…

El diagnosticador le corto enseguida.

-Si lo era.

Se volvió a producir un silencio tenso.

-Tal vez tengas razón, pero… estaba equivocado y nunca debí hacerlo. Lo siento.

House le miró.

-Ahhh… el gran jimmy boy, que pasa que no podías dormir hasta que no arreglases todo?

-Lo que pretendía era ayudarte, creía que si te cortaba las alas serias mejor medico, no tenias ninguna prueba! Solo quería arreglar las cosas…

-Arreglar el que? Todo no se puede arreglar… ESTO no lo puedes arreglar –dijo señalando su muslo derecho.

Wilson tragó saliva. Había visto una botella de wisky cerca del piano, no era un buen momento, y se dio cuenta de que aquella conversación no acabaría bien, aun así House continuó.

-Además de mal amigo también eres un falso James… Sabes que lo de esta tarde no lo tomaría en consideración, que cosas, "todo el mundo miente" y tu no eres la excepción, sabias que no tenias necesidad de disculparte y aun así lo haces… ¿A que has venido en realidad, doctor Wilson?

El oncólogo se quedo sin habla por unos momentos. Se merecía sin duda aquella flagelación verbal por parte de su…amigo. Pero nunca espero esas palabras tan duras que tanto daño le estaban haciendo.

-House…

-Te dire algo, ahórrame tus monsergas, cuando mas te necesite no estabas y ahora que no te necesito vienes… ¿A que? A tratar de convencerme de que…

-House! Estaba equivocado! Creía que todo era psicológico! Y pensé que me pediste las vicodinas solo porque querías colocarte!

El viejo medico se acerco al oncólogo.

-Crees que estoy fingiendo! Que me encanta llevar bastón?! Pues dime, como se finge la falta de un cuadriceps!

Wilson miro al suelo.

-Solo quería ayudar, no quería que volvieras a caer en la adicción solo porque creías que te había dado un pinchazo en la pierna¿A quien no le daría un pinchazo después de estar todo el día corriendo?! Como iba a suponer que…

-Sabes que? Deja de "intentar ayudarme" y dedícate a otras cosas como flirtear con la primera enfermera que te encuentres, tengo entendido que eso se te da mejor.

Wilson desvió la mirada. No podía creer que aquel que estaba delante fuera su mejor amigo. Volvió a mirar a House, y con una voz quebradiza y débil le respondió.

-Si nuestra amistad significa algo para ti en este momento, dame las pastillas.

-Sabes que no las tomo desde hace dos meses.

-Todo el mundo miente –Dijo Wilson tirando el recetario encima de la mesa.

House rió amargamente.

-Así que has venido para eso?

-No voy a permitir que te autodestruyas, Greg.

House miro a Wilson, mientras sacaba el bote de vicodinas del bolsillo. Wilson en cambio no quitaba ojo de las pastillas.

-No necesito tu "gran" ayuda –Dijo tomándose una pastilla y volviendo a guardar el frasco –Así que puedes marcharte por donde has venido.

Wilson quiso responder pero no podía, simplemente le faltaba aire en los pulmones.

House se dirigió lentamente, cojeando más de lo normal y con visible dolor en la pierna hasta la puerta y la abrió. El oncólogo cogió su chaqueta y atravesó la puerta… poco mas le quedaba por hacer ese día, y se dirigió al bar pensando que el alcohol le ayudaría ha ahogar penas, lo que no sabía era lo que ocurriría después…


¿Continuará¡Solo vuestros reviews y comentarios tienen la respuesta! Desde luego, ayudarían mucho :)