Capitulo 13: Única… y tal vez última vez

0

0

0

0

De repente se oyeron voces:

-Noooo!

-House!

Acto seguido se escuchó un disparo.

-Mierda… hemos llegado tarde… -Murmuró Thompson.


Unos minutos antes…

House permanecía tendido en el suelo, tratando de racionalizar el dolor que le corroía todo el cuerpo. Si lograba salir de aquel atolladero tenía claro que acabaría con todas las reservas de vicodinas del hemisferio norte y seguro que no serian suficientes…

-Es hora de ir terminando el juego –Dijo William sonriendo, al fin todo sucedía como tenia planeado.

-Recuérdame que la próxima vez que quiera jugar me vaya ha hacer puenting. Es más relajante.

-No habrá próxima vez, esto es jaque mate.

Apenas había conseguido recuperarse cuando William se le echó encima, con ambas manos alrededor de su garganta y con intenciones realmente poco éticas.


Wilson miró horrorizado lo que sucedía a tan solo un par de metros de él. Tenía que darse prisa… Se estiró todo lo que le permitieron sus doloridas muñecas, a fin de cuentas¿Que más le daba partirse una con tal de evitar una tragedia? Frustrado tiró con fuerza, irónicamente las esposas no cedieron ni un milímetro, pero la tubería a la que estaban amarradas crujió… Al final, consiguió separar la distancia que le distanciaba de la pistola.

Ahora tenía que pensar en como cogerla y eso no iba a ser tarea fácil… y lo que era aún más, se dio cuenta de que había algo que no encajaba en aquel lugar.


Aquello era demasiado y sabia que iba a perder la consciencia de un momento a otro por la falta de oxigeno, pero no podía permitirse eso, no cuando había tanto en juego, estaba claro que no podía librarse de Williams, pero al menos podía ganar tiempo hasta que la policía llegara para rescatar a Wilson. Trató de enfocar algo con su mirada para retrasar lo inevitable pero en aquel momento todo lo veía borroso.
James no lo dudó ni un segundo mas, apoyó firmemente su pie sobre la pistola y la empujó en dirección hacia el cuarto ocupante de la habitación.

-Suéltale! –Dijo Cuddy encañonando el arma en dirección hacia William. Este miro con sorpresa a la chica.

-Vaya… creía que un cojo viniendo a salvar a su amigo era bastante patético, pero creo que una damisela en apuros queriendo salvar al cojo es aun más patético si cabe –Le respondió apretando con mas fuerza el cuello del médico.

-SUELTALE! –Volvió a repetir nerviosa. Las manos la temblaban…

William sonrió.

-Sabes que? No creo que vayas a dispararme…

En esos momentos House dejó de forcejear y su cuerpo quedó completamente inmóvil sobre el pavimento.

-NOOO!

-House! –Gritó aterrado Wilson.

Acto seguido se escuchó una detonación y la puerta se abrió de golpe dando paso a unos policías boquiabiertos. El mundo pareció detenerse ahí.

William cayó al suelo llevándose las manos a su pierna que comenzó a fulgurar sangre, quien miró sorprendido a la decana, que aun sostenía entre sus manos el arma humeante.

-Pero que…? –Alcanzó a decir Thompson.

William no perdió ni un segundo, y aprovechando aquel momento de confusión se incorporó a gran velocidad, sin duda era el momento idóneo para poner los pies en polvorosa… pero apenas comenzó su huida cuando cayó desplomado al suelo con dos agentes encima de él.

Cuddy tiró el arma nerviosa como si su metal ardiera, aun no podía creer que hubiera disparado a alguien…

Rápidamente corrió hacia donde yacía House, arrodillándose a su lado. Le colocó la mano sobre su pecho realmente atemorizada, eran demasiadas experiencias juntas y ninguna de ellas buena.

-No respira! –Dijo titubeante y alarmada.

No sabía que hacer, por momentos la imagen que estaba presenciando la había colapsado sus conocimientos médicos…

Wilson la miró tan preocupado que apenas se percató de que Thompson se acercó a él.

-Cuddy! Comienza el rcp! –Gritó mientras el sargento le quitaba las esposas.

-Pida una ambulancia!

-Ya esta en camino.

Los agentes terminaron de detener a William quien miró expectante a ambos médicos.

-Bueno… al menos estoy satisfecho sabiendo que sufrirás su perdida.

Wilson no pudo contenerse y se abalanzó hacia él, pero el sargento le retuvo a tiempo.

-Doctor! No es el momento! Trate de ayudar a su amigo…


En esos momentos la decana unió sus labios con los de House, siempre supo que acabaría haciéndolo algún día y aunque hubiese parecido una lógica absurda e imposible tiempo atrás, en aquel momento todo era tan irreal que hasta lo mas improbable podía ocurrir… aunque jamás pensó que sería bajo aquellas circunstancias… o quizás, que aquella vez podía convertirse en la única y última.

Aquel pensamiento la humedeció los ojos pero los cerró con dureza y finalmente comenzó a insuflar aire en los pulmones del médico. Acto seguido unas manos se apoyaron firmemente sobre el esternón del médico.

-1,2,3…..-Dijo Wilson comenzando a presionar con fuerza.

-…18,19,20

-No responde.

-Otra vez!

-1,2,3…

-Vamos House!

-6,7…

La decana no pudo soportar más la presión y no pudo retener las lágrimas, que ahora caían húmedamente sobre sus mejillas.

-…18,19 No te rindas Greg!

-Pero donde demonios esta esa ambulancia!


¿Fin? Era broma… xD Bueno, adelantaros que el próximo capitulo será el último… ¿será un final feliz¿Un final triste¿Cómo queréis que sea? Aun estáis a tiempo de decidirlo… Manden un review con la palabra feliz o triste con el botón azul de debajo jejeje. Que sutil soy, verdad? xD Pero enserio, no se que final poner...