Muchas gracias por los reviews ; ) ...espero sigan disfrutando esta historia!


La brújula lo apuntaba a él, apuntaba directamente hacia Jack. La situación le pareció realmente incomoda así que cerro la brújula y la guardo rápidamente en su bolsillo.

"¿Tenemos algún rumbo?" preguntó Jack impaciente.

"No aún. Pero déjame concentrarme luego en que lo que más deseo es saldar mi deuda contigo encontrando el perla negra y el rumbo aparecerá….Buenas Noches" dijo finalmente volviendo a su cabina y dejando a Jack solo en cubierta algo sorprendido.

Elizabeth entro en su camarote y se recostó de la puerta tras cerrarla algo aliviada. Porque tenía esta brújula que hacerle esto ahora, ya la había hecho pasar por eso mismo antes, entonces fue en ese momento que vino a su cabeza la loca de idea de que debió haberle prestado atención a esa brújula hace mucho tiempo atrás, de cualquier forma te mostraba lo que más querías en el mundo, y aún cuando en aquellos días ella la estaba usando para tratar de encontrar a Will apuntaba a Jack. Coloco la brújula en una mesa cerca de la cama y se fue a dormir.

A la mañana siguiente al despertar tomó la brújula, se concentro lo más que pudo, y deseo conseguir la Perla Negra para ayudar a Jack. Aparentemente pareció funcionar, pues la brújula se detuvo y apunto Este, ahora necesitaba revisar algo, en que parte del barco se encontraba Jack, su camarote estaba al norte de su habitación así que si estaba ahí pues la brújula estaba finalmente apuntando el Perla Negra.

Se apresuro a cubierta y fue en dirección Este del barco, esperando convencida de que Jack estaría ahí, pero no era así. Corrió feliz al puente de mando y dio el nuevo rumbo a sus hombres. Mirando la brújula abierta fija en esa posición, de pronto Jack apareció en cubierta, apenas Elizabeth se dio cuenta le llamo.

"Jack…tenemos rumbo…vamos hacia el Perla Negra" dijo sonriente, consiguiendo del pirata una gran sonrisa también, Jack corrió al puente y cuando intentó mirar la brújula Elizabeth la cerró rápidamente.

"hacia donde nos dirigimos" preguntó Jack levantando una ceja, extrañado por el comportamiento de Elizabeth.

"Este…vallamos a los mapas y revisemos que queda en esa dirección" dijo Elizabeth instándolo a caminar…En el ultimo momento tuvo que cerrar la brújula, luego de haber anunciado a Jack su descubrimiento volvió a mirar la brújula y ahora lo apuntaba nuevamente a él.

"En esa dirección tenemos varias islas. Antigua, Dominica, Martinique…pero si creo que vamos en muy buena dirección" respondió Jack sonriente.

"Jack porque a ti no te sirve la brújula? No es lo que mas quieres en el mundo conseguir la Perla?" preguntó Elizabeth casi curiosa.

"Por supuesto que sí" dijo poniéndose de pie y dirigiéndose a la puerta "Pero es un gran problema cuando otros deseos están también en tu cabeza" dijo finalmente antes de salir de la habitación.

Elizabeth miro nuevamente la brújula y sus agujas apuntaban hacia la puerta por la que acababa de salir Jack. Se sentó en el escritorio algo frustrada, puso la brújula sobre la mesa y no dejo nunca de mirarla, los pensamientos no tardaron en aparecer a raudales, como era posible que todavía estuviera pasando por esto. Aquel día cuando alimento al Kraken con Jack, ella se había excusado a si misma diciéndose que lo había hecho por el bien de todos, por el bien de Will, pero también sabía que ella quería una vida con Will pero mientras estuviera Jack, mientras existiera, tan solo iba siempre a existir ese deseo reprimido, esa lujuria por el. De alguna forma había salvado a Will y su relación con él al asesinar a Jack. Pero hasta ahora no había notado que el problema no se acababa así de fácil, ahora estaba técnicamente sola, y todos esos pensamientos hacia Jack estaban ahí. Tenía que tener cuidado, porque Jack es un pirata, ella no podía demostrar ni un poco su deseo porque estaría perdida, no estaba segura si podría negar otro beso de él, no ahora.


Finalmente llegaron a Antigua, una hermosa isla, muy parecida a Port Royal. Gente elegante paseándose por sus calles, pero realmente ellos no iban a quedarse mucho tiempo, solo iban a hacer trabajo de investigación, para saber si había sido visto un barco de velas negras rodeando el lugar. Además a Jack le parecía ideal reabastecerse en Ron, ya que de antigua salía el mejor ron del caribe, aparentemente.

No fue mucho lo que lograron averiguar, ningún barco con esas descripciones había pasado por aquel puerto, pero si lograron escuchar una historia de un viejo pescador, que una madrugada, hacía dos días, estaba comenzando su día de trabajo recogiendo unas redes y vio pasar un barco totalmente negro, con velas negras y eso le pareció bastante curioso, por un momento se asustó porque pensó que piratas atacarían el puerto, pero simplemente el barco siguió su camino y no se detuvo. Lo miro perderse en la oscuridad.

"Ese definitivamente era Perla Negra" dijo Gibbs hacia Jack y Elizabeth. Ya habían vuelto al barco resueltos a zarpar nuevamente.

"La brújula no estaba equivocada del todo entonces" dijo Elizabeth

"La brújula nunca se equivoca querida" refuto Jack acercando su cara a la de Elizabeth.

"Pero si la brújula apuntó a Antigua. Eso quiere decir que aún están cerca¿no es cierto?" interrumpió Gibbs.

"Eso es cierto. ¿Tras que objeto brillante estará nuestro amigo Hector por estos lados del caribe?" Dijo Jack casi para si mismo

"Quizás vino a buscar algo del buen ron de la zona" respondió Gibbs, Jack lo miro fastidiado.

"Eso lo dudo mucho, piratas como Barbosa solo quieren y buscan una cosa, oro, plata, tesoros" dijo Jack mirando hacia el horizonte. Gibbs asintió y miró como los hombres subían muy descuidadamente el ron al barco, así que acerco a advertirle que tuvieran cuidado. Elizabeth miro a Jack.

"Te ves preocupado Jack" comentó sin dejar de ver al cara de Jack que veia absorto hacia lo lejos. Jack volteo a mirarla pero no se habia dado cuenta lo cerca que estaban.

"Nada de que preocuparse, amor" dijo Jack mirándola con una sonrisa y una mirada sensual. Jack acercó su mano a los cabellos de ella. Elizabeth se perdió en la mirada, pero de pronto escucharon un golpe fuerte voltearon instintivamente, los hombres que cargaban el ron habían dejado caer una caja y ahora Gibbs gritaba y reclamaba a los hombres.

Jack y Elizabeth se miraron nuevamente por un segundo y se alejaron como si nada hubiese pasado.

Partieron pronto hacia otras islas cercanas…pero a pocas horas de viaje se consiguieron con un barco totalmente destruido. Se acercaron lentamente sorprendidos, buscando sobrevivientes, lograron subir a bordo a tres hombres, quienes explicaron que un barco que parecía haber salido de la nada los abordo y robaron todo lo que tenían a bordo y luego destruyeron el barco sin ninguna misericordia.

"¿Crees que haya sido Barbosa?" preguntó Elizabeth a Jack quien lucia confundido

"Estoy seguro de eso querida. La perla puede pasar totalmente desapercibida en la noche con las lámparas apagadas"

"Al menos sabemos que están cerca" comentó Gibbs mirando hacia el mar, hasta donde la poca luz le dejaba ver.