-209550-161925

Un centímetro más cerca

Por Syroran Li

N/A: Inspirado por la gran cantidad de autores y fans que son fieles seguidores de esta pareja; así como a la súbita inspiración que "Byousoku 5 Centimeters" trajo a mí, hizo posible que esta historia cobrara vida. Sin más que añadir, los dejo con la pareja más tierna que conociera; antes de que Fate y Nanoha se hicieran presentes. Sólo aclaro que esta historia es un Universo Alternativo a la serie original; así que perdón a quienes haya hecho enfadar. No habrá magia, solamente la magia del amor…

Comenzamos…

Letra en negrilla itálica representa recuerdos

Letra enitálica representa pensamientos

"Ne… Sakura-chan"

"¿Qué sucede Tomoyo?"

"Sabías que los pétalos de cerezo caen a una velocidad de cinco centímetros por segundo"

Cuán lejano parece estar aquel día en que escuché decir a Tomoyo esas palabras. A decir verdad fue un detalle al que no quise prestar mucha importancia, sin embargo nunca iba a imaginar que dichas palabras cobrarían un significado muy especial para el resto de mi vida

"Sabes muchas cosas como esas no"

"Si lo piensas bien, parecen copos de nieve"

"¿Lo crees?" soltando mi mano, Tomoyo aceleró el paso para cruzar al otro lado del puente que divide al Parque Pingüino.

"Sakura; prométeme que iremos juntas el próximo año a observar caer los pétalos de cerezo"

"Es una promesa…"

Promesa que no fui capaz de cumplir…

"Sakura sucede algo"

"Lo lamento… lo lamento mucho en verdad…"

"No tienes por qué disculparte conmigo Sakura-chan, no has hecho nada que me incomode."

"Lo lamento mucho… no podré cumplir la promesa que hice."

"Eh…"

Mi padre, que siempre realizada innumerables viajes de exploración alrededor del mundo gracias a su trabajo, decidió finalmente establecerse para dedicar todo su tiempo a la enseñanza; desafortunadamente ese lugar no fue Tomoeda.

"Hiroshima…"

"Le han ofrecido un empleo a papá en la Universidad de FukuyamaAhora que Touya ingresó a la Universidad de Tokyo, no hay razón para quedarnos más en Tomoeda."

"Entiendo…"

"Pero no quiero… no quiero irme… no quiero dejar atrás todos los recuerdos que tengo en este lugar. No quiero."

Fue muy egoísta de mi parte no dejar a Tomoyo confortarme aquella vez; cuando en realidad era ella quien estaba sufriendo ante la idea de no vernos de nuevo. Siempre fui tan ingenua.

"Entonces te irás…"

"Dentro de dos semanas. Los preparativos del viaje ya están terminados, solamente a la espera de que terminen las clases para no interrumpir el ciclo escolar."

"Era de esperarse."

Siempre supe que era despistada, especialmente para darme cuenta de los sentimientos y emociones de las personas que estaban a mí alrededor. Nunca me percaté de aquella mirada que siempre estaba sobre mí, siempre a la espera, velando y protegiendo mi felicidad. Nunca me di cuenta de lo mucho que significaba para míel simple hecho de recorrer la misma vereda mientras conversábamos sobre cosas triviales. Nunca me di cuenta de lo mucho que significaba para mí… demasiado tarde me di cuenta de aquel dolor en mi pecho

"Perdóname Sakura-chan"

"No te preocupes, sé muy bien que es rara la ocasión en que tu madre puede estar contigo a causa de sus negocios. Además nos volveremos a ver en la escuela esta semana…"

"En verdad lo lamento, en verdad desearía estar camino a tu casa; pero mi madre insistió tanto que no pude negarme."

"Está bien Tomoyo… estaré bien…"

"Lo lamento"

No estaba bien; estaba llorando. No podía explicar porque, pero al ver que mi última oportunidad de crear recuerdos con Tomoyo se escapaba de mis manos, me fue imposible detener mis lágrimas. Esa noche lloré desconsoladamente en mi habitación, sin saber por qué el pecho me dolía tanto. Ahora lo sé.

"Bien, antes de que inicie el último día de exámenes tengo una noticia que darles. Por cuestiones relacionadas con el trabajo de su padre; este será el último día de Sakura Kinomoto en la primaria de Tomoeda" Antes de que alguien reaccionar ante la noticia, Sakura se apresuró a hablar.

"En verdad fue un placer haber compartido éstos últimos 3 con todos ustedes. Muchas gracias."

"Eso es todo."

"Gracias profesor."

Hubo muchas miradas tristes en el salón aquel día, sin embargo la miraba que más anhelaba entrelazar con la mía estaba ausente. Tomoyo nunca se presentó a clases ese día; excusándose posteriormente con el profesor Terada por medio de sus guardaespaldas. Aunque la excusa haya sido otra, estaba segura del por qué no quiso asistir a clases… para no tener que despedirse de mí

"Estoy lista padre."

"Perfecto. Nuestro tren sale dentro de una hora, no podemos llegar tarde a la estación."

"Descuida, ya podemos irnos."

"De acuerdo."

Aquella fue la única vez en la que mi padre y yo permanecimos en silencio al viajar en taxi. Por más que el camino a la estación fuese corto, mi mente se encontraba divagando muy lejos de ahí.

"Pasajeros que esperan abordar el Shinkansen con destino final a Fukuoka, favor de pasar a la plataforma # 3. Les rogamos tener sus pertenencias listas."

"Bueno hija, nuestro tren está aquí, es tiempo de irnos."

"Estoy lista."

"¿Sucede algo hija?"

"No, nada, no sucede nada."

"Ya veo. A propósito¿te despediste de todos tus amigos?"

"De todos ellos…"

"Y de Tomoyo…"

"También…"

Fue la primera vez que mentí a papá.

Continuará…

Apéndice:

Fukuyama: Ciudad ubicada en la prefectura de Hiroshima, dentro de la región de Chugoku

Shinkansen: Tren de alta velocidad que recorre las principales vías ferroviarias de Japón.

Fukuoka: Prefectura ubicada en la región de Kyushu.