Hola, he llegado aquí con otra tabla, un nuevo reto que me he impuesto, el motivo de este fic es la navidad, siempre me ha gustado esta época así que me decidí a hacer algo para rememorarla y que mejor si ese algo tiene que ver con mi pareja favorita. Espero que les guste.

Los personajes no me pertenecen son de su creadora Rumiko Takahashi.

Simbología

-kkk…- Los personajes hablan

-kkk…- Los personajes piensan

Capítulo I "La fiesta"

17 de Diciembre

La noche caía en el distrito de Nerima, la mayoría de la gente se encontraba placidamente durmiendo, contrario a todo esto era el ambiente en el Dojo Tendo que se encontraba lleno de gente celebrando una gran fiesta de bienvenida al maestro Hapossai que había regresado al Dojo ese mismo día y había pedido "sutilmente" a Soun y Genma prepararle una calurosa bienvenida.

Alejada de todo se encontraba la menor de las hermanas Tendo, quien había decidido permanecer en la terraza observando el hermoso firmamento lleno de estrellas -Ya solo falta una semana para la navidad… el tiempo se ha pasado muy rápido últimamente, me gustaría pasar ese día con Ranma a solas, pero eso es imposible, de seguro Shampoo y las demás querrán pasar la velada con él… ¡je! No sé para que me preocupo, de todas formas Ranma pasará la navidad aquí en el Dojo con los tíos, mi padre, mis hermanas y conmigo…me pregunto ¿Lo hará por mi?-

-Akane- dijo una voz a su espalda

Volteó rápidamente para observar al muchacho de pie en el umbral -Ranma… ¿qué haces aquí?, pensé que estarías con los demás en la fiesta del maestro-

El joven caminó lentamente hasta quedar a un lado de la peliazul -Estaba con los demás, pero me aburro mucho ahí yo solo, el maestro preguntaba por ti así que aproveché de escaparme un rato de la banda de locos… Y tú ¿Qué hacías aquí?- preguntó observando el hermoso perfil de la joven que observaba absorta las estrellas.

-Salí a tomar un poco de aire, eso es todo- dejó de mirar su entorno y bajó levemente su rostro -Deberías volver a la fiesta, se seguro Kodachi, Shampoo y Ukyo te están buscando- expresó con un pequeño aire de tristeza.

Ranma giró su rostro en sentido contrario de donde se encontraba Akane -Me da igual lo que ellas quieran, prefiero estar aquí…- espetó secamente

La muchacha elevó su rostro para observar a su prometido -¿Acaso él me prefiere a mí?- con delicadeza tomó la mano del artista marcial -¡Vamos Akane tu puedes! Si él no da el primer paso, debes hacerlo tú- se animaba mentalmente -Volvamos a la fiesta Ranma, de seguro nuestros padres deben estar borrachos, será mejor que vayamos con los demás- expresó esbozando su particular sonrisa.

Ranma quedó embelesado con el acto de la muchacha, un fuerte rubor se instaló rápidamente en sus mejillas al sentir el cálido tacto de su mano sobre la suya -Si eso es lo que quieres…- espetó dejándose llevar por la chica en dirección al Dojo.

Ninguno de los dos dejaba de mirarse, perdidos en sus propias miradas, cuando estaban en el último peldaño de la escalera escucharon una serie de gritos femeninos provenientes del Dojo. Automáticamente soltaron sus manos y emprendieron carrera a toda velocidad, preocupados de que algo malo pudiese haber sucedido en su ausencia.

Al llegar al lugar se encontraron con todas las luces apagadas -¿Están todos bien?- preguntó Ranma estrechando nuevamente la mano de su prometida para asegurarse de que ella seguía a su lado.

En ese instante Nabiki logró encender la luz que iluminó por completo el recinto -¿Qué fue lo que pasó?- preguntó mirando hacía todos lados.

-¡Miren eso!- expresó Cologne señalando una flecha que había incrustada en una de las paredes, con agilidad saltó sobre su bastón y la retiró -Mira esto futuro yerno- agregó tomando una pequeña nota que había amarrada a la flecha.

Ranma tomó el papel y lo abrió rápidamente, en voz alta comenzó a leer la nota

Hemos secuestrado a Soun y Genma, si quieren recuperarlos deberán venir por ellos.Sólo los futuros herederos del Dojo pueden venir, si involucran a alguien más sus padres correrán peligro.

-¡Shimatta, malditos cobardes!- expresó furioso el ojiazul.

Akane instintivamente se aferró al brazo del joven de coleta -¿Qué haremos Ranma¡No podemos dejar que se lleven a nuestros padres!- dijo con tono de voz triste y furioso a la vez.

El joven observó el rostro de la chica y habló -Iremos tras ellos Akane, nosotros somos los únicos que podemos ayudar a mi papá y al tío Soun… pero ¿Dónde los buscaremos?- preguntó más para si mismo sin saber como hallar a los patriarcas de la familia.

-Mira esto Ranma- espetó Nabiki recogiendo un papel que había caído al piso, la cual al parecer venía junto a la nota de los secuestradores. La mediana de las Tendo observó la fotografía por unos segundos, analizando la situación -Yo conozco este lugar, es el pueblo de Nagoya… tal vez sea una pista- señaló entregándole la fotografía a Akane.

La muchacha olvidó por completo su anterior estado de tristeza reemplazándolo por su acostumbrado carácter -En ese caso debemos partir por buscarlos aquí Ranma… debemos salvar a nuestros padres- expresó con seguridad.

Las demás personas que se encontraban en el lugar no quisieron interferir en el asunto, estaba claro que los únicos que podían hacer algo eran Ranma y Akane, por lo que prefirieron mantenerse al margen de la situación, sin embargo por sus expresiones se notaba que todos estaban muy preocupados.

-Partiremos mañana en la madrugada, esos secuestradores sabrán quien es Ranma Saotome…

Continuará

Notas de la autora:

Aquí esta el primer capítulo, un largo viaje lleno de aventura y romance espera a nuestros jóvenes prometidos ¿Lograrán recuperar a sus padres antes de noche buena?

Espero que les guste la historia…besos a todos

Matta ne

Akane Red