Disclamer: Ni Harry Potter, cuya autora es J. K. Rowling, ni el fic, propiedad de Avesta, me pertenecen. Esta traducción cuenta con permiso de la autora.

Se avecinan Problemas

La mayor parte del día, Tyson se dedicaba a que Hermione se sintiera como en casa. Era increíble que citara a sus amigos a verlo, incluso a ella. Durante un rato, Hiro estaba observando donde su prima se podría quedar. Kai y Kenny llegaron después. Rápidamente, Tyson decidió alardear sobre como disfrutaría ella al estar acompañada de él, mientras la chica se instalaba en el dojo.

–Hermione y yo pasaremos un gran tiempo de calidad juntos. ¡Ya la veo beybatallar y con la gran probabilidad de que sea pronto Campeona Mundial como yo! –Tyson golpeó su puño con el aire. Kai entornó sus ojos con desaprobación

–Pero Tyson, ¿Qué pasa si ella no quiere jugar? –preguntó Kenny, su amigo lo vio con amargura.

– ¡Jefe! ¿De que estás hablando? ¡Claro que a Hermione le gustaría! ¿A que persona no le cautivaría este deporte?

–Bueno, no te doy tantas esperanzas, ella nos comentó a Max y a mí que ella no se cree buena para el Beyblade, porque apenas si sabe manejarlo. –Respondió Rei, apoyando al Jefe, en lugar que al moreno. Sin embargo, esto infló más su ego

– ¡Entonces yo le enseñaré! ¡Y después de muchas lecciones con su excelente profesor, ella será la mejor! –sus amigos estaban prestando tanta atención a su compañero, que no se percataron que la joven caminaba hacia ellos

– ¿Quién será la mejor? –cuestionó Hermione, haciendo que Tyson pegara un brinco. Él la vio y una gran sonrisa se dibujo en su rostro

–Tú, por supuesto –agregó al ver el rostro inexpresivo de la chica –Tú serás la mejor beyluchadora después de que te enseñe a ti –y comenzó a reír, mientras que ella solamente asintió con la cabeza, preguntándose cual sería "el gran plan" de su primo.

Kenny, tosió para interrumpir al nipón, cosa que desvió la mirada del joven de la gorra a su compañero. Tuvo una idea: presentarles a Kai y al Jefe con su prima.

–Hermione, este es Kenny, mejor conocido como el Jefe, y ese chico, es Kai y no lo molestes, porque él te matará si lo haces –comentó Tyson, cosa que enfadó al ruso

–A las únicas personas que estrangularía, sería por ejemplo, a ti, Tyson, por no mantener su bocaza cerrada –en ese momento, el estómago del nipón soltó un gruñido

– ¡Déjalo para después, ahora tengo hambre! –todos se carcajearon ante la respuesta, en cuanto a Hermione, estaba pensado en otra persona "Ron y Tyson se parecen un poco" Desde que él y Hiro se quedaron con su abuelo, cada uno se preparaba lo suyo, pero en realidad el de la gorra no tenía idea alguna sobre cocinar

– ¡Tengo mucha hambre, necesito comida! –expresó, mientras sus vísceras hacían ruido. Incluso, los demás, ya tenían ganas de comer algo

– ¿Quién de ustedes sabe cocinar? –interrogó Rei, antes de que su compañero repitiera lo tan falto de nutrientes estaba. Todos giraron su cabeza a la chica.

Ella no había prestado atención porque estaba pensado acerca de sus resultados de sus TIMOS. Notó que todos los ojos de sus acompañantes se posaban en ella

– ¿Eh… cocinar? –dijo la inglesa, pero su primo intervino

– ¡No, ella no va a cocinar! ¡Ella se encuentra de vacaciones, y no necesita ser su esclava!

–Tyson, en realidad yo no tenía esa idea –respondió la joven, sonriendo y yendo con rapidez a la cocina, para preparar algo de comer. Tyson entró después de la chica, seguido de Kai y Rei, que entraron para ayudarla en algo.

–Tyson, déjala cocinar algo, ella sabe que comer es tu debilidad –dijo Max conociendo bien a su amigo, sabría su respuesta que al poco tiempo dejó ver: una sonrisa en su rostro

–Bien, pero espero que sea mejor que la última vez


– ¡Mire, Profesor, si no le contamos esto lo antes posible a Hermione, ella podría estar en grave peligro! ¡Nosotros debemos comentarle sobre lo que está pasando cuando regrese a Inglaterra! –expresaba un joven de 16 años, de cabello negro alborotado, ojos color esmeralda, que observaban a un anciano que se encontraba enfrente de él.

–Harry, es un riesgo también que se lo mencionemos a la Señorita Granger. Las lechuzas pueden ser interceptadas –respondió el Profesor Dumbledore

– ¡Entonces tengo que ir a Japón! ¡Tengo que proteger a Hermione! –gritó Potter, no creía que el Director no veía el peligro sobre su amiga.

–Harry, tú debes estar aquí bajo protección y…

– ¡Cierto, pero ahora no habló de mí! –Lo interrumpió – ¡Hermione debe estar enterada sobre lo que está ocurriendo aquí! Ella no debe ser capturada…

–Harry…

– ¡Profesor, déme una oportunidad! ¡No es momento de decir lo que debo o no hacer! -vociferó el chico. Estaba claro que los dos hombres de la habitación sabían de lo que estaba hablando Harry. Dumbledore miró con tristeza al Niño-que-Vivió

–Está bien, Harry, puedes ir a Japón, pero necesitas que alguien vaya contigo –el chico se cuestionaba quién, cuando entró Remus Lupin al cuarto.

–Profesor, escuché que alguien estaba gritando, ¿todo está bien? –el Director miró a Harry y sonrió, entonces el joven observó al hombre lobo

–No es nada, Remus; le comentaba a Harry que él irá a Japón

– ¿Con quién? –preguntó Lupin, mientras que los ojos azules de Dumbledore empezaron a brillar

– ¿Con quién? Contigo, por supuesto


En Rusia, un joven de cabellos rojos caminaba por las calles, estaba pensando sobre lo que había pasado en el último Torneo en el cual había participado. No podía ayudarle de nada, así que soltó un gruñido. Se detuvo en medio del parque, tomó su beyblade y lo lanzó

Let it Rip! –su blade voló fuera del su lanzador y cruzó el piso, golpeándose árbol con árbol

Cerrando sus ojos, se sincronizó con los sonidos y los movimientos de su blade, mentalmente. El objeto se dibujaba en sus pensamientos y el lo escuchaba, moverse de izquierda a derecha, a la inversa. Abrió sus ojos cuando el gritó:

¡Wolborg, Ataque Ventisca!

Después de 5 minutos de práctica, Tala, como se llamaba este chico, llamó a su beyblade a sus manos. Se fue, pero antes de salir del parque, se detuvo y miró hacia su izquierda a alguien más: era un joven hombre herido que estaba tirado en la acera, tratando de levantarse, al mirar su buena suerte de encontrarse con alguien.

El ruso miró que el hombre vestía extrañas ropas. Miró su rostro y notó que en su pecho estaba al descubierto, mostrando una cicatriz y unos extraños símbolos tatuados en el cuerpo del extraño. Se acerco con cautela, a ver si él necesitaba ayuda. El pelirrojo vio que el hombre estaba despierto y distinguió en sus ojos grises un dolor que lo acompañaba desde su pasado.

–Por favor… ayúdame –dijo el extraño con voz ronca. Tala lo miró detenidamente, cuando el hombre comenzó a transformarse… en un gran perro de color negro.


Lechucería Hiwatari

–Ok, aquí dando señales de vida

–Como si tuvieras tiempo

–No te burles, Kai. En fin, esperaba que la autora original diera señales de vida. No ha respondido a mi mensaje personal. Tampoco ha actualizado el fic. Es una pena la verdad. Subiré los siguientes dos capítulos, pero no continuaré si Avesta sigue ausente. Por otro lado, los reviews serán contestados en mi blog, siempre y cuando sean anónimos. Mao, se que siempre me apoyas y sigues mis fic, muchas gracias.

En fin, nos vemos